You are on page 1of 7

IMMANUEL KANT

Nació el 22 de abril de 1724 en Königsberg (hoy, Kaliningrado, Rusia). Cursó estudios en el
Collegium Fredericianum y en la Universidad de Königsberg. En la escuela estudió sobre todo a
los clásicos y en la universidad, física y matemáticas.

Sus enseñanzas religiosas se basaban más en el racionalismo que en la revelación divina, y le
crearon problemas con el gobierno de Prusia. En 1792 Federico Guillermo II, le prohibió impartir
clases o escribir sobre asuntos religiosos. Acató la orden durante cinco años, hasta la muerte del
rey, y entonces se sintió liberado de su obligación. En 1798, ya retirado de la docencia
universitaria, publicó un epítome donde se contenía una expresión de sus ideas de materia
religiosa.

Está considerado como uno de los pensadores más influyentes de la Europa moderna, del último
período de la Ilustración y de la filosofía universal. Su filosofía se encuentra recogida en Crítica
de la razón pura (1781), en la que examinó las bases del conocimiento humano y creó una
epistemología individual. Diferenciaba los modos de pensar en proposiciones analíticas y
sintéticas. Una proposición analítica es aquella en la que el predicado está contenido en el
sujeto. Denominadas analíticas porque la verdad se descubre por el análisis del concepto en sí
mismo. Las proposiciones sintéticas, en cambio, son aquellas a las que no se puede llegar por
análisis puro. Todas las proposiciones comunes que resultan de la experiencia del mundo son
sintéticas.

En la Metafísica de la ética (1797) expone su sistema ético, basado en la idea de que la razón es
la autoridad última de la moral. Sus ideas éticas son el resultado lógico de su creencia en la
libertad fundamental del individuo, como manifestó en su Crítica de la razón práctica (1788).

En La paz perpetua (1795) propone el establecimiento de una federación mundial de estados
republicanos. Además escribió Historia universal de la naturaleza y teoría del cielo (1755),
Prolegómenos a toda metafísica futura (1783), Principios metafísicos de la filosofía natural
(1786), Crítica del juicio (1790) y La religión dentro de los límites de la razón pura (1793)

TEORÍA DEL ESTADO SEGÚN IMMANUEL KANT

1. ESTADO DE NATURALEZA

Según (Abarca, 2001) el racionalismo que defiende Kant recibe múltiples influencias,
sobre todo de Rousseau y, en menor medida, de Locke y Hobbes. Kant retoma el
concepto de estado de naturaleza, pero lo hace con otra concepción.
El estado de naturaleza no reviste en Kant una naturaleza asocial, ya que en tal estado
se dan ciertamente relaciones sociales como la conyugal y la paternofilial, por lo que es
un estado social, sin discusión alguna.
La condición de animal gregario que presenta el hombre también lo impulsa a buscar el
propio provecho a costa del mal ajeno; por un lado, no puede vivir solo y, por otro, no
deja de comportarse egoístamente.
El estado de naturaleza se caracteriza como aquel en que cada uno se da a sí mismo su
ley. Sin embargo, observa Kant, contra la opinión de Hobbes, no es un estado en que
necesariamente todos estén en guerra, unos contra otros. Como concepto que es, el
estado de naturaleza no se basa en ningún hecho empírico y, por lo mismo, no se
fundamenta en la violencia ni en la maldad de los hombres, tampoco en su bondad.

que no es el del individuo. la falta de un poder que por encima de las voluntades particulares garantice el derecho. 2. (Abarca. 2001) el estado de naturaleza no es ajurídico. El derecho en el estado de naturaleza expone un patrón de conducta para el actuar externo. El estado civil se contrapone. Como afirma (Abarca. Es un derecho no asegurado por ningún órgano de poder. lo que induce a pensar que se fundamenta en un estado de autonomía. La falta de certeza es su característica esencial. Kant llama derecho privado al derecho no tutelado por el poder coactivo del estado. no se deriva de la razón y no explicita ni manifiesta sus leyes. públicamente acordada. no en el sentido de que un estado posea leyes y el otro no. Según (Rossi. 2000) lo específico del estado civil es el derecho público. basta con que exista la amenaza de que los derechos sean violados. EL CONTRATO ORIGINARIO . El derecho público. en el estado de naturaleza cada uno es su propio juez y al mismo tiempo el ejecutor de sus veredictos. tal autonomía no adquiere un carácter inteligible. Lo interesante del planteo kantiano es que el estado de naturaleza no es opuesto al estado de sociabilidad. que para muchos. En otras palabras. al estado de naturaleza. Además. En él ocurre que cada uno se da a sí mismo su ley. un sistema de leyes para una pluralidad de hombres que precisan de ellas para participar del Derecho”. 2001) el estado de naturaleza es tal porque es incierto y ningún individuo puede tener seguro su derecho. como también lo denomina. En ese estado no es necesario que predominen las hostilidades. el estado civil. en él ya existen ciertos derechos que se caracterizan por ser provisorios. en cambio. Se caracteriza por la imposibilidad de asegurar y realizar lo que se haya reconocido justo. Kant verá una necesidad de tipo racional en la superación del estado de naturaleza por el estado propiamente dicho o. no obstante. motivado por la ausencia de una autoridad pública que pueda determinar o establecer lo que compete a cada uno. es lo que impulsa la creación del estado civil y lo que definirá su función. 2001) Derecho privado y derecho público Como afirma (Abarca. es aquél que surge con la aparición del estado y es “el conjunto de aquellas leyes que necesitan de publicación general para establecer un estado jurídico. sino al estado civil. Se diferencian. y por consiguiente entrar en un estado en que todo lo que debe reconocerse como lo suyo de cada cual es determinado por la ley y atribuido a cada uno por un poder suficiente. el derecho público es el vehículo por el cual el estado es sujeto jurídico o al menos objeto de leyes jurídicas que lo posibilitan. como en el estado civil. situación que atenta contra toda pretensión de validez universal. 1994) “Es menester salir del estado natural. sino porque un estado está dotado de un poder coercitivo que puede garantizar la integridad de los derechos con respecto al otro que carece de ese poder. en el que cada cual obra a su antojo y convenir con todos los demás en someterse a una limitación exterior. (Kant. Según (Rossi. Así. En otros términos. tiene la función básica de fortalecer y resguardar al derecho privado. La contradicción que existe en el primero es la existencia de una sociedad que exige la garantía de unos derechos pero que es incapaz de garantizarlos. es menester ante todo entrar en un estado civil”. sino un poder exterior. de esa manera. 2000) el filósofo alemán pone énfasis especialmente en el estado de naturaleza como un estado de guerra potencial. pero lo hace sin que llegue a convertirse en un orden real de la vida social.

Kant tratara una perspectiva o dimensión de análisis inédita. dirigidas y conectadas necesariamente con una visión histórica concreta de los estados o con una teoría política sobre el mismo. Las ideas de Kant no sirven como justificación del estado ni tampoco para su comparación con otro mejor o peor. de la filosofía y del conocimiento. y como se le presentan a Kant. 1995) “Afirma que la formulación del contrato kantiano cumpliría dos de las exigencias que ya están presentes en el contrato rousseauneano: que la asociación proteja los bienes de cada hombre. forjada al calor y como derivación de su visión global del saber. No obstante. (Terra. del derecho y de la política que evidentemente serán su aplicación o desarrollo. (Kant. puede hallarse en cualquier contrato social. y ni siquiera de la construcción de un modelo digno de imitar o de realizar. como hacen Locke o Hobbes. Y en este caso su construcción es la arquitectura del concepto mismo de estado al margen de las variables temporal-espacial. Kant se plantea el tema de la legitimidad del estado. si sirven para la comprensión del estado como concepto. A diferencia de las disertaciones iusnaturalistas (derecho natural) o empíricas vistas. No se trata tampoco de una descripción de estado o de los estados históricamente existentes. pero no para juzgarlo o compararlo. es un deber incondicionado y primero. dado que constituye un fin en sí mismo: “La reunión de muchos en algún fin común. Estamos en presencia de . Kant explica que el contrato fundante no es un factum. Sin embargo. 3. es la unión de las voluntades particulares en una voluntad general. sino de fundarlo racionalmente. Kant sostiene “Que si una revolución logra su cometido y es capaz de instaurar una nueva constitución. desconectada de toda realidad histórica y del mundo sensible. no le hacen incurrir en un abordaje similar al de sus antecesores. la idea de tal celebración tiene un infinito valor de practicidad: obligar a todo legislador a promulgar sus leyes como si ellas emanaran de la voluntad de todo un pueblo. y por lo tanto es un absurdo rastrear o buscar históricamente un documento que acredite la celebración de dicho pacto entre el pueblo y el gobernante como fundante de la constitución. Al respecto. No se trata entonces de explicar el estado. mientras que el fundamento del Estado como estado de derecho pertenece al plano eidético. pero la asociación que es fin en sí misma. Todo lo contrario. por tal motivo la idea fundante no es la de un pueblo pactando con su gobernante. teoría del estado. parece relevante la distinción kantiana entre el origen del Estado y su fundamentación. y que la autonomía sea posible” Pero se debe tener en cuenta que el contrato originario kantiano no puede comprenderse como un pacto de asociación. la ilegitimidad de su origen no libra a los súbditos de la exigencia de prestarle absoluta obediencia”. y su génesis no puede ser otra más que el ejercicio de la fuerza. La formulación del contrato es la idea por la cual un pueblo se constituye en Estado. como voluntad unificada de un pueblo. Sin embargo. El origen del Estado sólo puede comprenderse a partir de una dimensión histórica. es decir. o dicho en otros términos. y de toda teoría política sobre la mejor forma de gobierno. y en este caso no hay justificativo alguno para realizar una revolución. KANT Y EL CONCEPTO DE ESTADO Los postulados teóricos de la filosofía política tal. es decir. que constituya una comunidad”. 1964) Afirma categóricamente que el contrato que establece una constitución es de una índole muy particular. sino para fundarlo en su validez abstracta y a priori. sólo hallable en una sociedad que se encuentre en condición civil.

sino también y con la misma fuerza para la dinámica jurídico-política. fundamentalmente de la idea de la libertad y de la idea de la autonomía. Kant (1964) expresa formalmente el principio de la libertad del siguiente modo: “Nadie me puede obligar a ser feliz según su propio criterio de felicidad (tal como se imagina el bienestar de otros hombres). en cuanto hombre. según una posible ley universal (es decir con el derecho de los demás)” Por tanto el autor afirma: “Al miembro de la comunidad en cuanto hombre. Por tanto. le corresponde este derecho de la libertad. legitimidad y efectividad. ESTADO CIVIL El axioma político kantiano por excelencia es la identificación de Estado como estado de derecho. Una de las nociones más importantes de la cosmovisión kantiana sería el postulado de la libertad. Esta idea sin embargo se deduce a partir de otras. pues como se ve no es de la experiencia de donde puede deducirse la idea de Estado. Visto de este modo. Con respecto a la constitución civil. como una pura idea a priori. (Abarca. igualdad e independencia civil son precisamente los derechos “innatos e inalienables” del ciudadano (tal como los llama en el tratado Sobre la paz perpetua o bien. El tema de Kant entonces es deducir el concepto de estado como una operación lógico formal desconectada de toda temporalidad y de toda realidad histórica. en cuanto ciudadano Kant resalta que éstos no son dados por el Estado ya constituido. mientras no violen el principio formal de ir en contra de la libertad de los demás. claro está. en tanto la condición civil es pensada en términos jurídicos. siempre que al aspirar a semejante fin no perjudique la libertad de los demás. Se construye así el estado como una pura categoría abstracta. en cuano hombre b) La igualdad entre los mismos y los demás. este no sólo es fundante para la vida moral. los “atributos jurídicos inseparables de su naturaleza de ciudadano”. en cuanto súbditos c) La autonomía de cada miembro de una comunidad. sino que son principios por los cuales el Estado como Estado de Derecho tiene existencia. es decir al margen de toda causalidad del mundo sensible. como los llama en Principios metafísicos del derecho. sino que cada cual debe buscar esa condición por el camino que se le ocurre. una correcta constitución es aquella que “asegura la . sino el simple concepto del estado en sí. para lograr así que su libertad coexista con la de los otros. Una auténtica constitución debe partir de dicho axioma. 2001) Libertad. un estado puro. 4. González Vicen lo dice de esta manera: “El estado de la filosofía kantiana no es el estado como fenómeno histórico y realidad concreta en el tiempo. a) La libertad de cada miembro de la sociedad. etc. puesto que es un ser capaz de derecho en general” De este modo. opiniones y actitudes. Estamos en presencia de algo muy parecido y que se acerca a ciertas dimensiones del Derecho. es digno de apreciar como la idea de comunidad kantiana se reviste de un sentido de heterogeneidad que es condición de posibilidad para incluir la diversidad de pensamientos. presente o futuro. la libertad alcanza una pluralidad de matices: libertad de pensamiento. por tal motivo como Estado jurídico se basa en los siguientes principios a priori: a) La libertad de cada miembro de la sociedad. de religión. Es en este aspecto que la dimensión jurídica alcanza su punto máximo. o como dice Kant el “Estado en general” o el “Estado en la idea””.

. derecho de coacción. lo que en términos del filósofo podemos denominar “la representación del como sí”. en tanto esta igualdad del súbdito ante la ley convive con la desigualdad de las distintas posiciones y posesiones de la sociedad civil: “Pero esa igualdad de los hombres dentro del Estado. en cuanto súbditos del mismo.se ubica dentro de la esfera de la sociedad civil y encuentra legitimación en las propias diferencias naturales. en cuanto ciudadano. Bajo la idea de voluntad general o unificada de todo el pueblo. Desde esta TEORÍA DEL ESTADO: IMMANUEL KANT 9 perspectiva surge el núcleo de la teoría política representativa kantiana. en cuanto súbditos. o por bienes externos referidos a la felicidad”. . Pero una ley pública que determine en todos los casos. la temática de la desigualdad . Por otra parte. La voluntad unificada del pueblo es también para Kant (1964) una idea a priori de la razón. lo que debe serle permitido o prohibido al ciudadano es el acto de una voluntad igualmente pública. Los ciudadanos pasivos son aquellos que carecen de propiedad y en consecuencia viven de la prestación de servicios. la circunstancia de que uno sirva (como jornalero) y el otro pague el salario. libertad de todos mediante leyes que permiten a cada uno ser dueño de buscar lo que se imagina que es lo mejor. es decir. sólo los propietarios son y pueden ser ciudadanos activos. “Todo derecho depende de leyes. el derecho de los demás súbditos asociados” b) La igualdad en cuanto súbditos “Su fórmula sería: cada miembro de la comunidad tiene. sea por ventajas corporales o espirituales de un individuo sobre los demás. se tiene en cuenta que esta idea de voluntad general como autoridad legislativa no supone que a los ciudadanos se les asigna la tarea de legislar. así como las mujeres y los niños.que por otra parte no es un problema . de ella emana todo derecho y nadie puede violentarla” El concepto de autonomía kantiano posee una profunda influencia Rousseaniana. depende mucho de la salud de la voluntad del otro (del pobre con respecto al rico). el hecho de que alguien tenga que obedecer (como el niño al padre o la mujer al varón) y otro mandar. Kant distingue entre ciudadanos activos y pasivos. c) La autonomía de un miembro de la comunidad. “De tal manera. Es decir. siempre que con ello no dañe la libertad legalmente universal. etc. en tanto el legislador crea y decreta las leyes como si estas emanaran de una voluntad general. convive perfectamente bien con la mayor desigualdad dentro de la multitud y el grado de propiedad. del que sólo se exceptúa el jefe de la misma” En este punto con respecto a la temática de la igualdad. subyace la idea de la obediencia a sí mismo. iguales entre sí. es decir. y bajo ningún punto de vista puede ser interpretada desde la regla de la mayoría. a la cual interpreta como el despotismo de la mayoría. con respecto de los demás. se podría juzgar a Kant como uno de los grandes pensadores de la burguesía. Y por último para Kant. De ahí los juicios más acérrimos del filósofo a la democracia. concediendo derechos políticos exclusivamente a los primeros. como colegislador. según el derecho todos son. Pero.

b) por el modo de gobernar el pueblo (sin importar quién es el que gobierna). La división de poderes se constituye como el corazón del modelo republicano. en tanto es el poder que administra y ejecuta la obligación de ajustarse a la ley. en primer lugar coordinados entre ellos como otras tantas personas morales. que uno es el complemento necesario de los otros dos para la completa constitución del Estado. No obstante.3) La democracia (en la que la soberanía es poseída por todos los que conforman la sociedad civil). aristocracia y democracia. así como las mujeres y los niños. LA DIVISION DE PODERES Kant distingue entre ciudadanos activos y pasivos. Los ciudadanos pasivos son aquellos que carecen de propiedad y en consecuencia viven de la prestación de servicios. puesto que en él residiría la soberanía en sentido fuerte al identificar. ellos también están subordinados entre sí. pero que tiene su principio propio. de suerte que el uno no puede al mismo tiempo usurpar la función del otro al cual presta su concurso. equivale al ejercicio del poder por parte del príncipe. La conclusión estaría dada por el poder judicial en tanto juzga y sentencia lo que es conforme al derecho.2) La aristocracia (en la que sólo algunos pocos relacionados entre sí ejercen el poder) a. concediendo derechos políticos exclusivamente a los primeros.se con la voluntad TEORÍA DEL ESTADO: IMMANUEL KANT 10 unificada del pueblo. (Kant I. respectivamente. Es decir. que pueden clasificarse según dos criterios: a) por las personas que poseen el supremo poder del estado. pero en segundo lugar. están. . sólo los propietarios son y pueden ser ciudadanos activos. La clasificación según el sujeto que ostenta la soberanía: autocracia. la nobleza o el pueblo. Resulta obvio que la segunda alternativa rechaza de lleno la división de poderes. ellos se unen el uno con el otro para darle a cada súbdito lo que corresponde” El poder soberano es entendido por Kant desde una idea de totalidad que incluye la dinámica de los tres poderes en tanto éstos se complementan y articulan entre sí. en tanto contiene el primado de la ley universal. superponiendo consecuentemente el poder legislativo con el ejecutivo. . La primera forma hace alusión a la forma de la soberanía y se expresa de tres maneras posibles: a. 1994) “Los tres poderes en el Estado. 6. es decir que él manda en calidad de persona particular. muchas veces el filósofo asimila al detentador del poder supremo con el regente del Estado. pues. Cabe resaltar que para nuestro filósofo sólo existen dos formas de gobierno independientemente de los regímenes: la república y el despotismo. en tercer lugar. 2001) Kant distingue las formas de estado. En el esquema de la división de poderes existiría una superioridad del poder legislativo. es decir. La premisa particular estaría dada por el ejecutivo. incluso podemos hablar de una subordinación y mediación silogística. La premisa universal estaría dada por el poder legislativo. bajo la condición de respetar la voluntad de una persona superior.5.1) La autocracia (en la que la soberanía la posee uno solo) a. FORMAS DE ESTADO (Abarca.

discusión que si desvelaba a otros autores. . Más exactamente debe concluirse que el tema de la rebelión esta fuera del mundo lógico formal kantiano y en ese escenario es inadmisible. Kant no cree que el Estado deba tener como objetivo la felicidad de sus ciudadanos. ¿qué entiende Kant por despotismo? Para él la forma despótica de gobierno se caracteriza por la utilización de la voluntad pública como si fuera la propia y particular voluntad del gobernante. Por eso. No hay lugar aquí entonces para un derecho de resistencia a la opresión. en especial entre el ejecutivo y el legislativo. lo que no sucede si nos transportamos a otros escenarios. se refiere a los distintos modos de utilización del poder estatal y se basa en la forma de la constitución. se da una adecuada separación de poderes y la idea de representación. que para Kant es el acto de la voluntad general por el que una masa se convierte en pueblo. pues la ley como norma abstracta y genérica debe ser obedecida por todos. 7. las leyes del Estado no pueden plantearse el bien común como equivalente de la felicidad de todos.1) o republicana. Si así fuera. Una segunda opción para caracterizar las formas de un estado. El estado debe asegurar a los ciudadanos el disfrute de sus derechos pero no debe inmiscuirse en las actividades individuales. En el modo republicano. El estado ha cumplido su función cuando ha asegurado la libertad de todos.2) despótica. entonces lo justo según Kant será lo legal. el Estado estaría robando a los individuos su autonomía para decidir sobre las mejores vías para alcanzar su felicidad. en cambio. Desde la perspectiva formal. ni velar por sus intereses individuales. Pero. que es el punto de vista del derecho (del estado de derecho) no hay nada que pueda ser superior a la ley. o b. Si no hay fines. Para Kant los fines del estado se reducen únicamente a la tutela del derecho. FINES DEL ESTADO A diferencia de Rousseau. Según esta caracterización la constitución sólo puede ser: b. Ésa es más bien una aspiración que cada uno de ellos debe satisfacer. por ejemplo el de la realidad histórica en donde sí se puede juzgar con otros parámetros de justicia un proceso revolucionario. A este despotismo se llega por la no separación de poderes.