You are on page 1of 1

Introduccion

El estudio del tráfico vial es el punto de partida para el conocimiento del


comportamiento de una carretera, avenida, calle, etc. Atreves del cual a través del cual
nos informamos de la capacidad de la vía pública, así como también otros factores
importantes.
La investigación que se presenta a continuación ha sido realizada en la calle alfa. Los
olivos analizando el flujo de vehículos en ambos sentidos de circulación por un equipo
de 5 estudiantes, en un intervalo de hora de 8:00 a.m. – 4:00 p.m. Para poder monitorear
un conteo aproximado de los vehículos que transitan en dicha en los dos sentidos de
norte a sur, de sur a norte obteniendo un resultado muy alto tomando en cuenta que
no unas de las calles principales de nuestra capital.
Los elementos del sistema de transito tales como carreteras, vialidades, calles,
intersecciones, terminales, entre otros, están sujetos a ser solicitados y cargados por
volúmenes de tránsito, los cuales poseen características espaciales (ocupan un lugar) y
temporales (consumen tiempo). Al proyectar una carretera o calle, la selección del tipo
de vialidad, las intersecciones, los accesos y los servicios, dependen fundamentalmente
del volumen de tránsito o demanda que circulará durante un intervalo de tiempo dado,
de su variación, de su tasa de crecimiento y de su composición. Los errores que se
comentan en la determinación de estos datos, ocasionará que la carretera o calle
funcione durante el periodo del proyecto, bien con volúmenes de tránsito muy
inferiores a aquellos para los que se proyectó, o mal con problemas de
congestionamiento por volúmenes de tránsito altos muy superiores a los proyectados.
Los cambios importantes y positivos en la economía del país, hacen por demás
predecible la existencia de cambios en la cantidad y destino de los flujos vehiculares. A
partir del año 2004 a la fecha se han observado fuertes inversiones, en el área
metropolitana de Lima y Callao, incrementándose sustantivamente el parque
automotor y por ende cambios en la vialidad de los principales ejes viales y en la
movilidad urbana. La inversión privada se ha concentrado en centros comerciales y
edificaciones multifamiliares que han configurado nuevos centros de servicios. A estos
cambios hay que sumarle la nueva infraestructura vial, la expansión urbana en la
periferia y otros de significativa importancia, notándose a los ojos del ciudadano común,
mayor tiempo en los viajes cotidianos, mayor congestión vehicular y el sensible
decaimiento de las velocidades en todos los modos de transporte.