You are on page 1of 2

"Vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin

tratar de abrirlos jamás" (René Descartes)


Con esta frase Descartes lo que dice es que todos filosofamos igual que todos abrimos los ojos.
Hace una comparación con la acción de filosofar como el hecho de abrir los ojos. Es imposible
no tratar de filosofar, igual que es imposible no abrir los ojos, son dos cosas que las hacemos
inconscientemente. Filosofar es un elemento más en nuestra vida cotidiana, es una cosa
elemental que utilizamos en el día a día, incluso no nos damos cuenta de cuando estamos
filosofando. ¿Cuando abrimos los ojos? Cuando empezamos a tener uso de razón, porque
filosofar es pensar, utilizar la razón combinando todo aquello que hemos aprendido y que
sabemos, necesitamos de esto para poder entender y hacernos una idea de lo que nos rodea,
es imposible negarse a filosofar porque las personas necesitamos poder entender las cosas o
creer que las entendemos. No podemos vivir sin filosofar. La filosofía nos ayuda a liberarnos de
prejuicios, abre la mente y nos enseña a pensar, a vivir, aprender y enseñar. Ojo, no hablamos
de la teoría de un filósofo en particular, de ésos que escribieron libros para convencer de la
existencia de un superior, me refiero al conocimiento de saberes y principios que vas sumando
con la experiencia y te guían en la realidad para dar sentido a las cosas, a los sentimientos y a
nuestro paso por la vida. Todos encerramos dentro un filósofo sin haber estudiado la ciencia.

Lo único que necesitamos para convertirnos en buenos filósofos


es la capacidad de asombro
Supongamos que un bebe al ver a un perro se asombra y al escucharlo ladrar intenta definirlo
como guau guau guau. ok por un tiempo el bebe se emocionara al ver un perro y dirá guau
guau y lo más probable es que tu sin ningún asombro le respondas: Si! es un guau guau, y claro
al crecer el bebe se dará cuenta que se llama perro, emite ladridos y no existe solo uno en el
mundo. Y así pasa con tantas cosas en el mundo y al final la vida de tantas personas se vuelve
monótona (no generalizo solo digo que para muchas personas así es).
Por que pasa esto? yo por mi parte veo algo nuevo y parezco un bebe entusiasmada y sin saber
nada de ello, y soy una persona que no le gusta quedarse con la duda así que al saber me
emociono aun mas pero ahí no se acaba eso! Al paso del tiempo y ver otro igual me
entusiasmo de la misma manera!

Un filósofo es justamente eso, un amador del conocimiento, alguien que jamás ha sabido
habituarse del todo al mundo. Para él o ella el mundo sigue siendo algo desmesurado, incluso
algo enigmático y misterioso.

“Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea


posible, de todas las cosas” (René Descartes)
La duda no es un ataque a la verdad, sino todo lo contrario, nos puede ayudar a encontrarla y a
profundizarla. Quien sabe dudar busca, y busca modesta y tenazmente hasta que encuentra la
verdad. La duda, pues, no bloquea la verdad, sino que nos ayuda a encontrarla. La verdad sólo
comienza con la duda. Yo pienso que quien nada duda toda lo ignora sólo el que es capaz de
dudar encontrará la verdad. Siempre he pensado que la duda es un importante principio de
sabiduría. La duda nos hace humildes y busca incesantemente la verdad, además gracias a la
duda se ha conseguido múltiples inventos que han hecho progresar a la humanidad

"El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona"- Aristóteles


Para mí esta frase nos indica como muchas veces afirmamos y tomamos cosas por ciertas, que
en realidad son falsas, esto debido a que al no saber en realidad las cosas nos parece sencillo
decir que son verdaderas, en cambio cuando en realidad queremos saber algo, nos tomamos
el tiempo de analizar a detalle y de reflexionar acerca de eso que buscamos encontrar, ya que
nos parece sumamente difícil afirmar algo sin estar seguros. Es por esto mismo que dudamos,
porque queremos tener una mayor seguridad de que lo que vamos a establecer es real. Al
reflexionar acerca de esta cuestión me di cuenta de cómo siempre es muy importante analizar
las cosas para entenderlas y no solo para saberlas, ya que cuando se entienden las cosas es
cuando en verdad se queda una enseñanza en nosotros, que nos impulsará a la búsqueda de
nuevos conceptos.