You are on page 1of 5

SECRETARÍA DE INVESTIGACIÓN, INNOVACIÓN Y EDUCACIÓN SUPERIOR

ESCUELA NORMAL DE DZIDZANTÚN


DZIDZANTÚN, YUC.
C.C.T. 31DNL0003V

Ensayo sobre la eutanasia: puntos a favor


y en contra.

Asignatura
Producción de textos académicos

Alumno:
Edwin Jesús Martín Estrada

Grado y grupo:
6° “B”

08 de marzo de 2018
La eutanasia: puntos a favor y en contra. Ventajas y desventajas.

La eutanasia es una acción polémica y de la que se ha dado mucho de qué hablar a lo largo
del tiempo desde la aparición del método para otorgar, como su nombre etimológico
menciona, una “buena muerte”. Es un tema por el cual necesitamos hacer un sinfín de
reflexiones tanto morales, sociales y humanas, como jurídicas, legales y sobre el derecho de
un individuo a escoger su propio destino, o dicho de manera más significativa, de seguir su
libre albedrio. Por consiguiente, se puede decir que el objetivo de esta es acabar con la vida
de un familiar o un ser vivo de una manera más adecuada y relajante, que evite el
sufrimiento de la persona con enfermedad grave.

A partir de aquí se empieza con el entorno controvertible que empaña a este acto para que
se pueda mencionar los choques entre lo moral, lo social o en ocasiones lo religioso, pero
por otra parte es bien sabido que actualmente entra en juego el papel jurídico y legal de la
persona que elija esta acción. Es por ello que en el presente ensayo se pretende destacar
diferentes posturas sobre el tema en mención, proponiendo aspectos tanto positivos como
positivos que debaten sobre el tema, enjuiciándolo como una realidad actual que juega entre
la moral, la decisión propia del ser en elección y los aspectos de dogmas de fe que se
levantan en contra de estas decisiones.

Es correcto y preciso iniciar con el conocimiento que se requiere sobre el significado del
tema, por lo que es conveniente mencionar los orígenes de esta palabra y los conceptos que
engloba. La Real Academia Española nos dice que la eutanasia es el “acortamiento
voluntario de la vida de quien sufre una enfermedad incurable, para poner fin a sus
sufrimientos”, propiciando que se levanten diversos entendimientos en cuanto al
significado se refiera, ya que puede ser sinónimo de ella el suicidio asistido, muerte digna o
muerte apropiada, donde cualquier individuo que alcance a escuchar alguno de estos,
pudiera confundir ciertamente el propósito u objetivo preciso de lo que es la eutanasia,
dotándole un aspecto de misericordia o en viceversa, un asesinato o falta de moral hacia el
prójimo.

Dentro de los aspectos positivos a defender podemos encontrar una diversidad de puntos
que asoman para respaldar la utilización de este método para evitar el continuo sufrimiento
de la persona con padecimientos. Este viene siendo uno de los principales puntos a
defender, ya que al tener esta como un método de suicidio asistido, se puede parar el dolor
del paciente y así contraponerse a un dolor continuo si la enfermedad que padece no lo deja
vivir tranquilo en su día a día. Esto podemos respaldarlo, tal y como dice el escritor griego
Menandro en una de sus obras: “Una vida que tiene que luchar constantemente por la vida
no es una vida”. En esta podemos ver reflejado que el continuar luchando por vivir
continuamente y seguir cansado de ello, con padecimientos y males que llevan al dolor, no
puede ser mencionado específicamente como una vida digna o una vida con el significado
que esta involucra.

Otro punto a favor viene siendo el aspecto jurídico que esta implica. En este, el autor
Marcelo Palacios señala que es preciso recordar que a menudo se olvida o soslaya que la
expresión el derecho de todas a la vida implica inequívocamente el derecho de cada
persona a la suya, incluyendo su final, no el de otros ( individuos, sociedad, Estado) a
decidir sobre ella. Aquí claramente se puede mencionar que en el aspecto legal, es el
individuo quien tiene total plenitud de ejercer su vida tal y como él quiera, incluyendo
aspectos de su final y su forma de llevar su “descanso eterno”. Autores como Herranz, Kass
y Hendin han señalado que la eutanasia suele reclamarse por unos sujetos, que se
consideran autónomos en sentido filosófico, para otros que se encuentran en condiciones
objetivas de vulnerabilidad, logrando determinar que todos estamos dispuesto de ejercer
nuestra libertad y de obtener poder sobre nuestra vida y las decisiones que necesitamos
tener para dirigirla a donde nosotros queramos, proporcionando nuestros derechos para
tratar de sobrellevar las situaciones que se nos presenten.

A pesar de estos grandes argumentos a favor, existen puntos objetivos que siempre entraran
en un eterno debate sobre si la eutanasia es adecuada o inadecuada, concreta o inconcreta
en cuanto a lo correcto desde los puntos de vista morales, religiosos y sociales. Podemos
empezar con el tema religioso, que es el que más alboroto ha levantado en conrea de esta
práctica. La religión siempre se basa en la palabra santa que es la biblia donde podemos
encontrar textos que segregan esta práctica a lo mundano, lo indebido y lo pagano. En la
enciclica Evangelium Vita menciona lo siguiente: "la eutanasia es una grave violación de la
ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de la persona
humana.” Se opone a este tema porque sería para ellos un asesinato deliberado donde el
afectado fue impulsado a cometer la muerte de otro ser vivo, faltándole a la ley de Dios.

De aquí en estos puntos partimos a las actitudes sociales y morales que de igual manera ven
en la eutanasia algo que va en contra de lo humano o lo positivamente permitido en la
sociedad. Desde el punto de vista médico, nos dice que este debe preserva a la vida los que
están a su servicio, por lo que llevar a cabo esto, rompería con sus compromisos morales y
éticos que se propuso al iniciar su carrera en turno. Finalmente, modifica el principio rector
del ordenamiento de dignidad de la vida humana. El principio fue descrito precisamente
para evitar la menor protección jurídica de quien se encontraba en situaciones de
dependencia. Con la legalización de la eutanasia se procede a atribuir dignidad o privar de
la misma a vidas concretas, para luego retirar la misma igualdad jurídica. Por ultimo
podemos ver el punto de vista social donde se menciona que la inmoralidad intrínseca de la
eutanasia compromete la vida común, ya que el hecho mismo de quitarle la vida a alguien,
aunque sea a petición suya, es inaceptable y tendría consecuencias terribles.

Como pudimos ver y observa, actualmente existen diversos tipos de destino que podemos
elegir sobre nuestra vida y decisiones respecto a ella y diferentes posturas que llegan ser
extremistas pero lo importante sobre todo es que la muerte sea digna para el enfermo y que
solo sea posible si además de los medios técnicos para aliviar el dolor físico se crea un
ambiente humano con la cercanía de los seres queridos, la ayuda espiritual y afectiva que
necesita el enfermo, la compasión no es la que quita la vida sino la que la cuida hasta su
final natural.

Para muchos es rechazable el privar a cualquier persona del asumir lo más serenamente
posible su proceso de muerte. Por ello, ante un enfermo terminal, con dolor físico o
sufrimiento moral, lo más justo es acompañarle respetando siempre tanto la vida como la
muerte.
Referencias Bibliográficas:

1. Dietrich Von Engelhardt. ActaBioethica. Santiago, Chile, 2002, pp. 55-66.


2. Serrano Ruiz-Calderón JM. Eutanasia y vida dependiente. Eiunsa. 2001
3. Pagina web : http://www.redessvida.org/publicaciones-red-latinoamericana-de-
sacerdotes-y-seminaristas-por-la-vida/245-la-eutanasia