You are on page 1of 1

JUECES Y LA ARGUMENTACIÓN

Edwin Figueroa Gutarra

La construcción de la argumentación de los jueces demanda una correlación de los conceptos


necesarios, para una decisión judicial, los derechos fundamentales no se pueden obviar, todas
las decisiones judiciales tienen que ser con apego a los derechos fundamentales y las propuestas
de las escuelas de la argumentación.
Se puede aseverar que la argumentación y los derechos fundamentales tienen una vinculación
estrecha. Las teorías también han construido importantes estándares para la construcción de
argumentos.
Argumentar es parte de nuestras vidas, porque es lo que hacemos todos los días en diversos
ámbitos tratando de convencer con razones, persuadiendo a nuestro interlocutor que cambie
de idea, pero con lógica, se puede afirmar que las personas argumentamos cuando discrepamos
sobre algún asunto. Si nadie discrepa o formula alguna duda sobre nuestra posición respecto de
un determinado asunto, no ofreceríamos (o no tendríamos por qué) razón alguna para apoyar
nuestro punto de vista sobre algún asunto, y si es en derecho como ya se menciono tiene que
ser siempre teniendo en cuenta la Ley y los Derechos fundamentales.
1. LA ARGUMENTACIÓN JURÍDICA. IMPORTANCIA DE SU FUNCIÓN
Por medio de la argumentación jurídica podemos aprender a construir las razones con las cuales
podemos sostener una decisión con relevancia jurídica. La argumentación constitucional nos
conduce por el escenario de los derechos fundamentales, siendo los interpretes autorizados los
jueces constitucionales1.
La importancia que tiene la argumentación jurídica radica en que ella permita la plasmación de
las justificaciones del juzgador a propósito de su decisión.
Resulta esencial que el juez desarrolle una labor de examen del problema sobre la base de que
su decisión en modo alguno podrá implicar una conducta parcial hacia una de las partes y si
acaso decidiere que una de ellas tuviere la razón y encontrare consistencia respecto de sus
argumentos, entonces deberá justificar idóneamente por qué adoptó esa posición. Argumentar
significa entonces brindar buenas razones y es sobre ellas que se produce la legitimación de la
delicada función de impartir justicia2.

La argumentación son las razones que se da para expresar una decisión es decir convencer al
interlocutor mientras que la interpretación es dar el verdadero sentido o equivalencia a lo que
se refiere o señala la norma. Se podría aseverar que existe una verdadera articulación entre la
argumentación y la interpretación.

2.DERECHO Y ARGUMENTACIÓN

En el derecho la argumentación se dirige a la fundamentación y la motivación del lado valorativo


de una decisión jurídica y sobre como las motivaciones que se hacen valer en la decisión, pueden
provocar convicción, siendo el contenido de la argumentación sobre afirmaciones normativas,
razones válidas, congruentes y suficientes para la validez de una decisión judicial.

1
Revista Oficial del Poder Judicial: Año 6-7,N°8 Y 9/2012-2013

2
GUASTINI, Riccardo. “Problemas de interpretación”. Programa de Formación de Aspirantes. VI
Curso PROFA. Razonamiento Jurídico. Lima, 2005. Pág. 121.

Argumentación Jurídica
1