You are on page 1of 14
See Causa N° 5709-01-00/16 LICERAN, PABLO DANIEL y otros s/ art(s), 14346 \ (Ley de Proteccién al Animal) Juzgado 4 Régisto Hnos Aires, 1. de marzo de 2017. Dra. Silvina Manes dijo: AUTOS Y VISTOS: 1) Arriban las actuaciones a conocimiento de este tribunal en virtud de los recursos de apelacién interpuestos a fs, 494/496vta. por la Defensa particular y a fs. 497/500vta, por la Fiscalfa contra la resolucién de grado de fs. 486/490vta., mediante Ia cual se dispuso: “I. NO HACER LUGAR a la incorporacién de los cinco (5) cachorros recién nacidos al régimen de visitas otorgado, y EXIMIR A SUS RESPECTIVAS MADRES DEL REGIMEN ACORDADO, no debiendo concurtir a las visitas dispuestas las perras apodadas “Olivia” o “Agatha” y “Nina”, I. NO HACER LUGAR A LA REVOCACION DE LAS VISITAS OTORGADAS... IIL. DISPONER QUE LAS VISITAS se realicen del modo que sigue...” TV. HACER LUGAR A LA PERICIA VETERINARIA respecto de Jos nueve (9) perros que tiene en su poder el depositario Maximiliano Araoz...V. TIENESE PRESENTE...VI. NO HACER LUGAR A LA DECLARACION DE LOS MENORES... VII. RECHAZAR los planteos incoados por la Defensa en funcién del argumento de desigualdad de armas que denuncia en estos actuados. VIII. NO HACER LUGAR A LA EXTRACCION DE TESTIMONIOS a fin de que se extraigan testimonios para que se investigue la posible comisién del delito tipificado en el art. 293 del C.P. ear 2) Corridas las vistas pertinentes, se expidicron las partes en esta instancia, luego de lo cual pasaron los autos a resolver. Y CONSIDERANDO: Recurso de la Defensa Particular: Primera cuestién: admisibilidad de los recursos 3) Ambos recursos fueron interpuestos en tiempo y forma por quienes revisten legitimacién, contra un auto capaz de inrogarle a las recurrentes un gravamen de imposible reparacién ulterior, por lo cual resultan formalmente admisibles las vias intentadas, Segunda cue: agravios De la defensa: 4) Ingresando al tratamiento de la cuestién sometida a estudio, adelanto desde ya que habré de confirmar la resolucién atacada, en cuanto materia de agravio, por los siguientes fundamentos. a) Incorporacién de los cachorros al régimen de visitas (punto I de la dispositiva): Encuentro acertado el criterio de la a quo al no hacer lugar a este agravio, en razén de la ausencia de vinculo afectivo entre la familia Liceran y los cachorros en cuestién, dado que al momento del correspondiente allanamiento y secuestro, éstos atin no existian, motivo por el cual mal puede pretenderse mantener y/o preservar un contacto que jamés tuvo lugar en el pasado. b) Régimen de visitas -términos- (punto III) Tampoco habré de hacer lugar a este agravio por dos razones: En primer lugar, teniendo en cuenta que las visitas fijadas para los dias miércoles en horario invocado como “escolar” por la Defensa afecta al contacto con uno solo de los nueve perros oportunamente secuestrados, entiendo que corresponde a los padres de los menores (uno de ellos el Sede Mt ‘Causa N° 5709-01-00/16 LICERAN, PABLO DANIEL y otros s/ art(s). 14346 (Ley de Proteccién al Animal) sujeto imputado en autos) realizar la ponderacién de intereses correspondientes de acuerdo a sus convicciones personales en materia de crianza a fin de dilucidar la cuestién planteada. Por otra parte, y en cuanto a las consideraciones efectuadas por la recurrente en punto a la dificultad de tener que trasladarse 30 km —de Don Torcuato a Lomas del Mirador- para realizar una segunda visita en el mismo dia con una 1 hora de tiempo para concretar el trayecto en cuestién, Hama notablemente la atencién de la suscripta los términos utilizados por la defensa al afirmar: “Esta parte no ha tenido hasta ahora ébice en colaborar, pero es abusivo tener que culminar una visita y trasladarse 30 km aproximadamente para poder llegar a horario y poder cumplir con [a visita siguiente” (cf. fs. 495vta.). En efecto, parece haber olvidado la defensa que por un lado el régimen de visitas existente en la actualidad encuentra motivo en un supuesto interés exclusivamente suyo, y por otra parte, el bien juridico protegido por la norma es el derecho a la vida de los animales y no la comodidad y/o conveniencia horaria de los imputados. De este modo, en la medida que la recurrente no plantee una imposibilidad material de ejercer un derecho concreto, resulta improcedente su planteo en este orden. c) Presentacién de la esposa y los hijos del imputado (puntos V y vD: Comparto el criterio de la jueza de primera instancia al momento de no escuchar en autos a los convivientes del encausado toda vez que, tal como sostuvo la a quo, ninguno de ellos resulta parte en este proceso. Sah Ello no obsta a que el testimonio de la Sra. Ortiz (en calidad de testigo) sea propuesto por la defensa cuando corresponda, a diferencia de los menores, cuyas declaraciones sélo deben recabarse cuando éstos resulten victimas 0 testigos del delito investigado ~situacién que no tiene lugar en autos, donde la defensa pretende que sean oidos a fin de suplir las grabaciones vedadas judicialmente. d) Extraccién de testimonios (VII): En cuanto al agravio que representa para la recurrente la negativa de extraccién de testimonios en razén de la posible comisién en autos del delito tipificado en el art. 293 del CP, asiste raz6n a la a quo en cuanto a que ello no obsta a que quien considere efectie la denuncia correspondiente. De la fiscal; 5) Revocacién del régimen de visitas (II): Respecto al recurso del Ministerio Piiblico Fiscal, entiendo que carece de un agravio conereto y actual que habilite la revision de esta Alzada, no habiendo plasmado el perjuicio que concretamente le gencraria la subsistencia del régimen de visitas oportunamente acordado. 6) En virtud de todo lo expuesto, propongo: 1) RECHAZAR el recurso de apelacién interpuesto por la defensa particular a fs. 494/496vta.; Il) RECHAZAR el recurso de apelacién interpuesto por la fiscalia a fs. 497/500vta.; III) CONFIRMAR la resolucién atacada, en cuanto materia de agravio; IV) TENER PRESENTE la reserva federal formulada por la defensa. Es todo cuanto digo. Sergio Delgado di Primera cuestién: See Causa N° 5709-01-00/16 LICERAN, PABLO DANIEL y otros s/ art (Ley de Proteccién al Animal) 14346 ‘Adhiero al andlisis de admisibilidad formal efectuado en el volo precedente. Segunda cuestién: 1. La sentencia cuestionada resuelve sobre el régimen de visitas autorizado al Sr. Pablo Daniel Liceran respecto de los perros que le fueran secuestrados. Asimismo, somete al régimen de depositario judicial a los actuales tenedores y es en virtud de ambas regulaciones bajo las cuales se debe analizar la resolucién dictada. En efecto, el status legal de los animales, comprendidos como “personas no humanas” carece de un disefio normativo propio acorde con tal concepcién, Si bien resultan amparados por declaraciones internacionales, como a Declaracién Universal de los Derechos de los Animales (1977), aprobada por 1a Liga Internacional de los Derechos del Animal, lo cierto es que no ha sido regulado por el legistador nacional y ni las provincias, con Ia excepeién de la de Rio Negro (ley 3362/00), ni la legislatura de esta ciudad, han regulado la cuesti6n. La Constitucién Nacional en su art. 41 y la constitucién local en su capitulo cuarto garantizan el ambiente sano y en su art. 27 ine. 5 protege la fauna urbana, La ley 14.346 reprime los tratos crueles a los animales, Se podria decir que s6lo los tratos muy erueles, en tanto su art. 2 al describir las conductas de maltrato animal, permite comportamientos tales como azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos “de simple cstimulo” que les provoquen castigos o sensaciones dolorosas, siempre que sean necesarias, quedando prohibidas s6lo el empleo de instrumentos que las provoquen 342 innecesariamente. © hacerlos trabajar en jornadas excesivas si se les proporciona el descanso adecuado, dado que sélo se reprime dicho exceso cuando se omite proporcionarles dicho descanso. En la audiencia de fs 405/413, sin que atin estuvicra Pablo Daniel Licerdn imputado en autos respecto del delito previsto por la ley 14.346, la juez interviniente rechazé6 la restitucidn de catorce perros que habjan sido secuestrados como medida cautelar y los entregé en custodia a Maximiliano Araoz, Maria Teresa Raglewski y Roxana Alcia Moreno, conforme lo dispuesto por la fiscatia en el legajo de investigacién. La juez sostuvo que “la medida dispuesta deviene el medio mis idéneo y menos restrictive de los detechos involucrados, puesto que, con las visitas que hoy se autorizaron y la particular formacién y cuidados brindados por los actuales depositarios judiciales, entiende correctamente asegurado el bienestar de los canes y los intereses del imputado” afiadiendo que en caso de resultar condenado el imputado “los perros de referencia podrian ser pasibles de embargo, confiscacién 0 decomiso (art. 23 del CP y 334 del CPP)”. Por ello, dispuso la visita de una hora de Liceran y su familia cada quince dias a cada domicilio en el que los animales se encuentran, visitas de una duracién maxima de una hora (fs. 412 vta.). Los conflictos que se suscitaron al momento de cumplir con las visitas ordenadas por la magistrada originaron Ia resolucién que hoy se cuestiona, la que rechazé la revocacién del régimen de visitas solicitada por la fiscalia, hizo lugar a la pericia veterinaria de los perros que posee el depositario Araoz y rechazé la declaracién de los menores solicitada por la defensa. En dicha resolucién destacé, asimismo, los deberes que les impone el régimen de depositario judicial a los tenedores actuales de los Se N° $709-01-00/16 LICERAN, PABLO DANI (Ley de Proteccién al Animal) Caw animales, més allé de tratarse de un régimen de visitas acordado a personas (el imputado y su familia). Se trata de perros de una raza denominada “potencialmente peligrosa” por la ley 4078, En efecto, el art. 3 de dicha norma define cuales son los perros peligrosos y sefiala a las razas American Staffordshire Terrier y Pit bull incluidos los cruces entre las razas mencionadas 0 con otras tazas. Toda vez que once perros y cinco cachorros dados en custodia son de la raza American bully, cruza entre as dos razas citadas con otras, corresponde que los actuales depositarios judiciales cumplan con las medidas dispuestas en la norma citada con. excepeidn del registro si los domicilios estuvieran radicados en esta ciudad dado que atin no ha sido implementado en nuestro territorio. 2. Incorporacién_de_los_cachorros_al_denominado régimen de visitas: La conelusién de la juez, quien rechaza las visitas de los cachorros en razén de la ausencia de vinculo afectivo, resulta contradictoria con las premisas utilizadas. Si tenemos en cuenta que: 1. La juez dio en cardcter de depésito judicial la tenencia de las perras «Nina? y “Olivia”; 2. Los cachorros son sus descendientes, es decir forman parte del bien que dio cn custodia en tanto fruto de éste y 3. Otorgé el Iamado régimen de visita en beneficio de Licerén y su familia, mal puede concluirse que existiria s6lo un vinculo afectivo a tutelar con las perras madres y no con sus cachorros que, ademds, son propiedad no afectada por la medida cautelar del aqui imputado, como fruto de las perras de su propiedad. Asimismo, desde la concepeién de “seres sintientes” que sostuvo la magistrado en su decisién, resulta razonable que los cachorros de una perra, mascota de los menores, estén alcanzados por el vineulo afectivo que une a éstos con la madre de los mismos, En concreto, si estamos pensando en seres sintientes y en personas no humanas corresponde asimilar que el embarazo, parto y nacimiento de los cachorros de las perras “Olivia” y “Nina” generan los mismos lazos afectivos en las personas vinculadas a ellas que los que si se ha decidido amparar mediante el régimen de visitas. Descartar que los nifios tengan sentimientos hacia los cachorros hijos de las perras con las que tienen lazos afectivos no se encuentra debidamente fundado. Adviértase que la fiscalia no ha argumentado respecto del agravio que ocasionarian las visitas de la familia y del imputado a los cachorros. Sdélo ha descripto el cardcter luctativo de la actividad que realiza Licerén -la que en los limites de la habilitacién se encuentra autorizada-. El valor de 20.000 pesos que se afirma que podrfan tener los cachorros, cuya comercializacién tampoco se encuentra vedada, en modo alguno impide que puedan ser queridos por los nifios que tienen azo afectivo con las perras que los parieron. Por ello, corresponde revocar lo dispuesto en el punto I de la resolucién de f3. 486/490 via, e incorporar a los cachorros de las perras “Olivia” y “Nina”, mascotas de los menores, al régimen de visitas ya autorizado. 3. Lugar y horario del “régimen de visitas”: El régimen de visitas autorizado para la exhibicién de los bienes dados en guarda, es decir, los animales secuestrados o personas no humanas, dado el caracter de “seres sintientes” que les ha admitido y el de personas humanas de los demas involucrados, debe respetar los Sean, Seo, ts Me, 28 Ob, Bimara do LApelecions on lo Panel, Gontravenconal y do Falke See MI Causa N° 5709-01-00/16 LICERAN, PABLO DANIEL y otros s/ art(s). 14346 | (Loy de Proteceién al Animal) siguientes pardmetros: a. Debe resguardar los intereses de los deposi jos pero sin afectar el interés supetior del nifio que, en el caso, obliga a que el horario de visita acordado no interfiera con sus compromisos escolares. La Conveneién sobre los derechos del nifio, que nuestro pais ha suscripto, obliga al Estado a respetar los derechos alli reconocidos. Impone que ningin nifio puede ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio y, en especial, en su art. 28 reconocen el derecho del nifio a la educacién, la que se debe fomentar en sus distintas formas. No advierto cémo podriamos fomentar su edueacién imponiendo un horario de visita de sus mascotas que coincide con su actividad escolar y menos atin, sostener que se trata de tuna simple opeién librada a su voluntad. De esta manera, imponer las visitas en un dia habil en horario escolar implica en realidad una prohibicién de realizar el contacto solicitado y por ello debe ser revocada, b. La custodia de algunos animales fue dada en carécter de depositatio judicial a personas que se domicilian en extrafia jurisdiccién En efecto, conforme el informe de fS. 483 tres de los depositarios se domicilian en Caffuelas, La Matanza y Vicente Lépez, Provincia de Buenos Aires, Debe ordenarse la custodia en el ambito de esta ciudad y no en ajena jurisdiceién en la que, ademés, no se ha dado intervencién al juez de rogatorias competente. Por ello, considero que los depositarios deberén fijar domicilio dentro del ambito de esta ciudad auténoma de Buenos Aires y debe 545 intimérselos a tal fin bajo apercibimiento de designar nuevos depositarios judiciales. Por los fandamentos brindados y con los alcances sefialados propongo revocar el punto III de la resolucién cuestionada. 4, De la presentacién efectuada por Ja Sra. Laura Ortiz y de los hijos menores del imputado: El testimonio de la Sra. Ortiz en caracter de testigo y el de sus hijos menores es claramente pertinente dado que si bien no convivian con los animales presuntamente maltratados, asistian diariamente a la casa de su abuela donde se encontraban los perros. No puede negarse a los nifios el derecho a ser ofdos en una causa en la que se resuelve sobre la suerte de sus mascotas, Adviértase que el art. 12 de Ia convencién sobre los derechos del nifio afirma que: “los estados parte garantizarin al nifio que esté en condiciones de formarse un juicio propio del derecho de expresar su opinién libremente en todos los asuntos que afecten al niffo, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niffo, en funcién con la edad y madurez del nifio. Con tal fin se dard en particular al nifio oportunidad de ser escuchado en todo procedimiento judicial 0 administrativo que afecte al nifio, ya se directamente o por medio de un representante o de un érgano apropiado, en consonaneia con las normas de procedimiento le la ley nacional”. Corresponde, por lo tanto, que sean escuchados. En orden a lo expuesto, propongo 1. Hacer lugar al recurso de apelacién presentado por la defensa a f8. 494/496vta. 2. Rechazar el recurso de apelacién presentado por la fiscalia a fs. 497/500 via. 3. Revocar los puntos I, III y VI de la resolucién de fs. 486/490 vta. 4, Ordenar que sean ofdos los hijos menores de edad de a sefiora Ortiz. en mec {Sry nasa do Apelaciones on lo Ponal, Gontranencional y deltas” Sede IM Causa N° 5709-01-00/16 LICERAN, PABLO. (Ley de Proteccién al Animal) EL y otros s/ art(s) Ja forma ritualmente prevista. Es mi voto. ELDr, Jorge Atilio Franza dije CONSIDERANDO: PRIMERA CUESTION: ADMISIBILIDAD Adhiero al andlisis de admisibilidad efectuado por mi distinguida colega preopinante, la Dra. Silvina Manes. SEGUNDA CUESTION: DE LOS RECURSOS DE LAS PARTES ‘También coincido con la solucién a la que arriba la Dra. Manes, sin embargo es necesario que efectiie las siguientes precisiones. En el pasado reciente he tenido oportunidad de indicar que «.entiendo que no quedan dudas del cardcter de persona no humana gue ostentan los animales, y que en razén de ello tienen derechos inherentes a dicha categoria de sujetos de derecho, entre los cuales se destacan los de llevar una vida digna, sin apremios fisicos ni psiquicos...”" Asi las cosas, considero que los animales deben ser alcanzados por los derechos previstos en el ordenamiento juridico con la misma extensién que la aplicable a tos seres humanos, precisamente por su cardcter de “personas no humanas”. De esta manera, en el caso particular nos encontramos frente a una denuncia por maltrato animal radicada contra Pablo Daniel Liceran, * Causa N° 18491-00-00/14 RESPONSABLE DE ZOOLOGICO DE BUENOS AIRES s! Ley 14.346, Sala II, CAmara PCyF CABA, sta. el 14/12/2016. EXb a raiz de la eval se iniciaron las presentes investigaciones, En el transcurso de éstas se dispuso el secuestro cautelar de los caninos Presuntamente maltratados y su alojamiento en distintos hogares (conf. 3. 69/71vta.), lo que motivé la solicitud de la defensa de un régimen de visitas para el encausado y su familia, el que fue concedido el 24/08/2016 (conf. fs. 405/413), Ahora bien, entiendo acertada la solucién propuesta por mi colega en tanto protege los derechos de las victimas de los presentes hech los animales. Si la investigacién encausada por el MPF tiene como base Ia presuncién del maltrato que Liceran les habria provocado, deviene légica la sustraccién de aquéllos del entorno en el cual habitaban. Al mismo tiempo, también considero razonable el régimen de visitas instaurado en tanto rige sobre el encausado la presuncién de inocencia, por lo que no debe coartérsele el derecho de ver a caninos con los cuales puede haber entablado un vinculo afectivo. En consecuencia propongo al acuerdo: I. RECHAZAR el recurso interpuesto a fs. 497/500vta. por el Fiscal de grado, Dr. Juan Rozas; Il RECHAZAR el recurso de apelacién incoado por la defensa técnica de Pablo Daniel Licerén a fs. 494/496vta.; III. CONFIRMAR la resolucién de fs. 486/490via. dictada el 29 de septiembre de 2016 por la Jueza de grado, Dra. Maria Lorena Tula del Moral, en todo cuanto fuera materia de agravio; y IV. TENER PRESENTES las reservas formuladas, Asi voto. En virtud de las consideraciones expuestas precedentemente, este Tribunal, por mayorfa, RESUELVE: 1. RECHAZAR el recurso interpuesto a fs. 497/500vta. por el Fiscal de grado, Dr. Juan Rozas. Cimara de Apelaciones en lo Penal, Gontravencion | | See | | ‘Causa N° 5709-01-00/16 LICERAN, PABLO DANIEL y otros s/ art(s), 14346 (Ley de Proteccién al Animal) IL. RECHAZAR el recurso de apelacin incoado por la defensa técnica de Pablo Daniel Licerdn a fs. 494/496vta. TI. CONFIRMAR la resolucién de f3. 486/490vta. dictada el 29 de septiembre de 2016 por la Jueza de grado, Dra. Maria Lorena Tula del Moral, en todo cuanto fuera materia de agravio. TV. TENER PRESENTES las reservas formuladas. Registrese, notifiquese aflas partes y oportunamente remitase al juzgado de origen. Sergio, Detgade Sez dp Carita \ \ juer de Camara Ante mi SEBASTIAN BAY ‘Secretario de Camar= Interino En / /2017 se remitieron las actuaciones a la Fiscalia de Camara Sudeste a los efectos de notificar la resolucién dictada en autos. Conste.