You are on page 1of 3

CAPITULO I: Márgenes y límites de la libertad

1.1. ¿Qué es un margen?

Un margen es aquello que define todo el espacio disponible para que


ocurra un determinado suceso o acontecimiento.
Hablando particularmente de los márgenes de la libertad, estos se refieren
a los lugares donde podemos ejercer plenamente nuestra libertad,
explícitamente hace referencia al territorio de los Estados, los cuales
regulan los comportamientos de cada individuo para asegurar que todos
puedan ejercer su libertad lo mejor posible, sin atentar contra la libertad de
los demás.
Sin embargo, no solo los territorios de un Estado marcan los márgenes de
la libertad, sino también las instituciones que hay dentro de estos, pues en
cada una se regula de distinta manera la libertad.
El hombre ha evolucionado miles de años desde la barbarie hasta la
civilización pues necesita de los márgenes que esta ofrece para poder
asegurar y desarrollar su libertad.
¿Qué es la libertad natural?

Es aquella libertad prístina, aquella de la cual gozamos los hombres por


propia condición humana; llena de bondad, inocencia y pureza. Las
características principales del hombre natural es el deseo de supervivencia,
y carecen de importancia las necesidades morales, intelectuales y sociales.
Por lo que el uso de su libertad se enfoca a cubrir sus necesidades
básicas, y su felicidad está limitada a ellas y a su bienestar propio. En
cambio, en la actualidad los hombres al intentar cubrir más “necesidades”
(comodidades) se llenan de insatisfacción y desdicha, ejerciendo una
libertad prefabricada por la sociedad.
La esclavitud es encontrase en una situación en la que no puedes hacer
nada y dependes de otros para poder lograr tu objetivo. Es así como la
sociedad por medio del incremento de nuestras necesidades humanas
quebranta nuestra libertad natural. Los lujos y comodidades que tenemos
en la actualidad nos llevan a la decadencia moral y a la perdida de la
libertad, provocando que distorsionemos el verdadero fin del hombre y nos
hagan amar nuestra esclavitud.
Además, si bien la mayoría de los límites establecidos por la sociedad son
necesarios, los paradigmas sociales que esta impone no lo son, pues
buscan que todos actúen de acuerdo a un molde ya definido, impidiendo
que seamos quienes queremos ser, obligándonos a acoplarnos a su
sistema.
En otras palabras, los hombres estamos oprimidos por la civilización, por
todo lo que esta nos ofrece y nos demanda. Por esto es necesario
implementar la libertad y las virtudes del hombre natural a la sociabilidad,
esto implica fidelidad a la naturaleza en el interior de la asociación política.

Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Este estado de restauración
que intenta combinar la libertad y las virtudes
del estado natural con la sociabilidad, implica
una fidelidad a la naturaleza en el seno de la
asociación política.
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z
Z