You are on page 1of 2

Hablar del éxito en las empresas, es hablar de eficiencia, eficacia, racionalidad y

sinergia; conceptos que han venido siendo implementados desde hace mucho
tiempo en las organizaciones. Es por esto que el capítulo 1” ¿Qué es la
administración de empresas?” Y el capítulo 2 “Las empresas” responde a
interrogantes de gran importancia en torno a cómo aplicar estos conceptos en las
empresas y como las diferentes teorías administrativas han ido cambiando para
afrontar la globalización. Este precisamente será el objetivo de este ensayo, explicar
la importancia de una administración de empresas adecuada y siempre en pro del
crecimiento y desarrollo.

En el siglo XX el ingeniero Frederick W. Taylor determino que la baja producción de


las empresas se debía a que la responsabilidad de la producción recaía únicamente
sobre los trabajadores sin encontrarse el compromiso de la administración, lo que
provocaba que los trabajadores utilizaran tácticas que restringían
considerablemente su rendimiento para así conservar su empleo y su salario. Fue
por esto que Taylor vio la necesidad de estudiar una técnica que se basara en una
organización racional del trabajo, es decir lograr una mayor eficacia a menor costo,
por medio de una organización sistemática que subdivide las actividades complejas
en actividades más sencillas pero monótonas con el fin de lograr mayor rendimiento.
Teoría que en la actualidad ha ido perdiendo importancia y se han ido adaptando
técnicas de gerencia más eficaces de lograr involucrar a todos los miembros de la
organización ofreciéndole un ambiente laboral bueno e incentivo haciéndoles saber
que si todos luchan tras de un mismo objetivo lograran un mejor resultado que la
suma de lo producido individualmente, creando así un efecto sinérgico. Sin dejar de
lado que hoy en día las empresas más exitosas permiten a sus empleados más
libertad para el desarrollo de sus actividades y promoviendo siempre el trabajo en
grupo.
Por lo cual se puede concluir que cada empresa debe encontrar un sistema
administrativo que le permita tener una estructura organizacional eficiente y más
eficaz en cada una de sus áreas y así encontrar un mayor crecimiento y desarrollo
industrial. Las empresas están obligadas a adaptarse a cada uno de los cambios
que se presentan diariamente y que trae retos que pueden hacer de los entes
económicos organizaciones más competitivas, que brinden a los clientes mayor
satisfacción en un servicio o producto de calidad, mejor infraestructura y bajos
costos que permitan obtener mayores utilidades y satisfacción social en todos los
miembros de una organización.