You are on page 1of 1

1.

- En primer lugra cabe destacar que estamos frente a un contrato de finaza y que Jose con 17
años de edad ante la ley se le considera según el Art. 25 del CCYC persona menor de edad ya que
no ha cumplido los 18 años de edad, por lo que Jose es incapaz, ante esta situación la vendedora
puede ir contra el fiador de esta compra que en esta situación seria Angel ya que según el art.
1576 del CCYC, el fiador no puede excusar su responsabilidad en la incapacidad del deudor.-

Incapacidad del deudor:

Del art. 1576 se deriva que el fiador al no es parte en el contrato celebrado entre el acreedor y el
deudor afianzado, el contrato de fianza es válido porque se celebró entre el acreedor y el fiador,
ambos con capacidad para la celebración. También la ley le otorga solamente al incapaz la facultad
de pedir la nulidad del contrato, el fiador no tiene legitimación para solicitarla.

La nulidad del contrato principal por causa de incapacidad para la celebración únicamente la
puede solicitar la parte incapaz y ninguna otra

2.- El Sr. Juan en este caso donante ante la frustración del cargo impuesto es la revocación:

ARTÍCULO 1569.- Revocación. La donación aceptada sólo puede ser revocada por inejecución de los
cargos, por ingratitud del donatario, y, en caso de habérselo estipulado expresamente, por
supernacencia de hijos del donante. Si la donación es onerosa, el donante debe reembolsar el valor
de los cargos satisfechos o de los servicios prestados por el donatario.

La norma habilita la revocación de donaciones y enumera, en términos taxativos, las causas que
habilitan la extinción de la donación. En ese marco de regulación, dispone tres causales:
inejecución de cargos, ingratitud del donatario y supernacencia de hijos.

ARTÍCULO 1570.- Incumplimiento de los cargos. La donación puede ser revocada por
incumplimiento de los cargos. La revocación no perjudica a los terceros en cuyo beneficio se
establecen los cargos. Los terceros a quienes el donatario transmite bienes gravados con cargos
sólo deben restituirlos al donante, al revocarse la donación, si son de mala fe; pero pueden impedir
los efectos de la revocación ofreciendo ejecutar las obligaciones impuestas al donatario si las
prestaciones que constituyen los cargos no deben ser ejecutadas precisa y personalmente por
aquél. El donatario que enajena los bienes donados, o imposibilita su devolución por su culpa, debe
resarcir al donante el valor de las cosas donadas al tiempo de promoverse la acción de revocación,
con sus intereses.

3.-