You are on page 1of 1

«Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su...

producción o
construcción.»
En la presente frase Paulo Freire nos da a entender que no basta con enseñar los contenidos
prestablecidos por las autoridades de Gobierno. Toda práctica educativa es política, que
reproducen, legitiman, cuestionan o transforman las relaciones de poder prevalecientes en la
sociedad; la educación nunca es neutral, está a favor de la dominación o la emancipación.
Sostiene que la práctica de gobierno es conservadora se busca, enseñar los contenidos, ocultar
la razón de ser de un sinnúmero de problema sociales; en una práctica educativa progresista se
procura al enseñar los contenidos, evidenciar los problemas. La primera busca acomodar,
adaptar a los educandos al mundo dado, la segunda busca inquietar a los educandos
desafiándolos para que perciban que el mundo es un mundo dándose y que, puedes ser
cambiado, transformado. El educador debe tener un compromiso ético oilítico por la
construcción de un mundo más justo. No puede perder su capacidad de indignación, no puede
ser indiferente ni neutral frente a las injusticias, la opresión, la discriminación y la explotación;
debe mantener y promover la esperanza en la posibilidad de superación del orden injusto.
La educación, debe ser planteada al educando como un desafío por parte del educador quien
tiene la función de crear un pensamiento y una reflexión crítica en el educando, que tiene como
fin despertar en él la curiosidad, la cual debe funcionar como motor de la investigación que el
propio educando ejerce sobre si mismo para un desarrollo de la propia cultura y conocimiento.
Es por este motivo que el educador debe pensar en una reflexión crítica sobre la práctica que
desarrolla al momento de otorgar posibilidades de aprendizaje al educando que bajo su tutela
supone un crecimiento en el aprendizaje. Este aprendizaje no consiste tan solo en la
"transferencia" de conocimiento, si no que incumbe las vivencias dentro de las aulas, en los
patios a la hora de los recreos, en los pasillos y en todo lugar en donde se produzcan
interrelaciones entre los profesores y alumnos, y entre los mismos alumnos.
Es muy importante, que como docentes no seamos meros transmisores de una educación
conservadora, llena de desigualdades, machista, exclusiva, ser meros objetos repetidores de las
intenciones políticas educativas del gobierno y/o sistema imperante. Debemos cambiar ese chip,
debemos ser maestros similares al perfil de Freire. Debemos enseñar la realidad, como algo que
es cambiante, inacabado, indeterminado.
Mi práctica pedagógica la realizo teniendo en cuenta la realidad, el contexto, tratando de
resolver problemáticas de la localidad mediante proyectos de aprendizaje, mediante una
práctica que privilegia la pedagogía de la pregunta y no una de la respuesta.