You are on page 1of 3

Cultura de paz

La cultura de la paz consiste en una serie de valores, actitudes y


comportamientos, que rechazan la violencia y previenen los conflictos, tratando de
atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la
negociación entre las personas y las naciones, teniendo en cuenta un punto muy
importante que son los derechos humanos, pero así mismo respetándolos e
incluyéndolos en esos tratados. Esta fue definida por resolución de la ONU, siendo
aprobada por la Asamblea General el 6 de octubre de 1999 en el Quincuagésimo
tercer periodo de sesiones, Acta 53/243.
En este documento titulado Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura
de Paz, la Asamblea General hace alusión y pone énfasis en la Carta de las
Naciones Unidas, en la constitución de la Organización de las Naciones Unidas
para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y en la Declaración Universal de los
Derechos Humanos, y reconociendo que "la paz no es solo la ausencia de
conflictos".
Está conformada por 9 Artículos e incluye un Programa de Acción con Objetivos,
estrategias y agentes principales y una Consolidación de las medidas a adoptar
todos los agentes de la paz, pertinentes en los planos Nacional, Regional e
Internacional, en el cual se habla de medidas para promover una Cultura de la
Paz por medio, principalmente, de la educación.
En dicho documento se hace un llamado a todos los (individuos, grupos,
asociaciones, comunidades educativas, empresas e instituciones) a llevar a su
actividad cotidiana un compromiso consistente basado en el respeto por todas las
vidas, el rechazo a la violencia, la generosidad, el entendimiento, la preservación
ambiental y la solidaridad.
Como ahorrar la energía eléctrica.

Ahorra en la factura de la luz con la tarificación nocturna

Ahorrar electricidad en casa


Una de las medidas menos conocidas y que supone un ahorro de hasta un 40%
en nuestra factura de luz, es cambiar a la tarificación nocturna. Sólo has de
cumplir el requisito de no vivir en un inmueble de más de 20 años, y ser un
consumidor con menos de 15kW de potencia contratada. ¡Te harán el cambio sin
ningún coste!
Esta tarificación se basa en un periodo punta y un periodo valle:
El periodo punta, es un 20% más caro de la tarifa base, y el horario es de 12 a 22
en invierno, y de 13 a 23 en verano.

El valle, con un ahorro de un 47% sobre la tarifa base, es de 22 a 12 en invierno y


de 23 a 13 en verano.

Si pones la lavadora por la noche, tienes un termo que puedas poner por la noche,
o trabajas fuera de casa, esta es tu tarifa sin duda. Sólo has de tener mucho
cuidado con los horarios de cocina antes de las 22 en invierno o de las 23 en
verano, por lo que hazlo mejor por la mañana o a un día vista, ya que el horno o la
vitrocerámica pueden impedirte ahorrar todo lo que podrías. Lo mismo con el
stand by de los aparatos electrónicos.
Ahorra electricidad en verano

De cara al verano, es clave tomar ciertas costumbres, como mantener ventanas


abiertas o ventilar por la noche, cuando bajan las temperaturas, y cerrar durante el
día, y aprovechar a comer fresco, cocinando menos y gastando menos. En el caso
de contar con aire acondicionado, lo ideal es a 24 grados, o no bajar de los 22. Si
descendemos a 21 grados, aumenta considerablemente el gasto.
Ahorra electricidad en invierno

En invierno, airear no más de 5 minutos y optar por diferentes trucos para


mantener el calor, como los paneles reflectantes para los radiadores (hacen
rebotar el calor proveniente de su parte trasera mejorando la eficiencia de la
calefacción en un 30%), o instalar perfiles aislantes en bajopuertas, son algunas
de las opciones que van a optimizar la calefacción y controlar el gasto.
El Stand By no supone un ahorro energético

El Stand by supone un gasto energético innecesario

En cuanto a los aparatos electrónicos y electrodomésticos, el famoso stand by


supone un gasto energético innecesario que notamos en la factura. Un televisor
toda la noche en stand by, puede llegar a gastar igual que 2 hrs en
funcionamiento. Por eso, es indispensable desenchufar aquellos que no vayamos
a usar (incluyendo cargadores de móvil) o usar regletas para apagar totalmente
varios a la vez. Algunos aparatos, los que tienen transformadores, consumen
electricidad sólo con estar enchufados y pueden suponer unos 50 euros de gasto
innecesario al año.
Ahorra electricidad con bombillas led o de bajo consumo

Ni que decir tiene que optar por bombillas LED o de bajo consumo (pueden reducir
hasta en un 80% el consumo en electricidad), y fijarnos en la etiqueta energética
de los nuevos electrodomésticos que vayamos a adquirir, son aspectos
indispensables si queremos ahorrar dinero en nuestra factura eléctrica y, de paso,
consumir energía de forma más sostenible (recuerda reciclar las bombillas de bajo
consumo porque contienen mercurio). Evitar los ‘electrodomésticos vampiro’
(como el microondas, o un televisor de tubo), que consumen mucho encendidos, e
incluso apagados pero enchufados, son medidas sencillas y que suponen un gran
ahorro.