You are on page 1of 70

NORMA TÉCNICA NTC

COLOMBIANA 5693-2

2009-09-30

ERGONOMÍA.
MANIPULACIÓN MANUAL. PARTE 2: EMPUJAR Y
HALAR

E: ERGONOMICS MANUAL HANDLING. PART 2: PUSHING


AND PULLING

CORRESPONDENCIA: esta norma es una adopción idéntica


(IDT) por traducción de la norma
ISO 11228-2:2007

DESCRIPTORES: ergonomía; manipulación manual;


empujar; halar; limites; población;
frecuencia.

I.C.S.: 13.180

Editada por el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (ICONTEC)


Apartado 14237 Bogotá, D.C. - Tel. (571) 6078888 - Fax (571) 2221435

Prohibida su reproducción Editada 2009-10-09


PRÓLOGO

El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación, ICONTEC, es el organismo


nacional de normalización, según el Decreto 2269 de 1993.

ICONTEC es una entidad de carácter privado, sin ánimo de lucro, cuya Misión es fundamental
para brindar soporte y desarrollo al productor y protección al consumidor. Colabora con el
sector gubernamental y apoya al sector privado del país, para lograr ventajas competitivas en
los mercados interno y externo.

La representación de todos los sectores involucrados en el proceso de Normalización Técnica


está garantizada por los Comités Técnicos y el período de Consulta Pública, este último
caracterizado por la participación del público en general.

La NTC 5693-2 fue ratificada por el Consejo Directivo de 2009-09-30.

Esta norma está sujeta a ser actualizada permanentemente con el objeto de que responda en
todo momento a las necesidades y exigencias actuales.

A continuación se relacionan las empresas que colaboraron en el estudio de esta norma a


través de su participación en el Comité Técnico 20 Ergonomía.

ARP ALFA PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA


ARP BOLIVAR POSITIVA
ARP COLPATRIA SURATEP
ICOLLANTAS UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO
LIBERTY ARP JOSÉ DE CALDAS
LUIS FERNANDO MEDINA LEGUIZAMÓN UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA
MINISTERIO DE PROTECCIÓN SOCIAL UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA

Además de las anteriores, en Consulta Pública el Proyecto se puso a consideración de las


siguientes empresas:

ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO DE COOMEVA


BOGOTÁ. CORONA
AJOVER CHEVRON
ARP ISS ECOPETROL
ASEO TÉCNICO EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN
CAFAM E.P.M.
CAPRECOM ENTIDAD PROMOTORA DE SALUD
CLINICA MEDILASER SERVICIO OCCIDENTAL DE SALUD S.A.
COLCIENCIAS SOS
COLMEDICA ERGO SEGURIDAD
COLMENA ARP ERGOIDEAL
COLSANITAS E.P.S. EXXON MOBIL
COLSEGUROS FÁBRICA DE CALZADO KONDOR LTDA.
COMPAÑÍA DE SEGUROS SEGURID S.A. FAO- OUNU
COMPENSAR FARMISANAR
CONSEJO COLOMBIANO DE SEGURIDAD FASECOLDA
FENALCO SALUD TOTAL.
HOSPITAL MILITAR CENTRAL SALUD Y VIDA E.P.S.
HUMANA VIVIR* SEGURO DE VIDA ALFA
INDUSTRIA COLOMBIANA DE LLANTAS S.A. SEGUROS DEL ESTADO
INSTITUTO DE SEGURO SOCIAL SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE
LA PREVISORA (REGIONAL BOGOTÁ)
LIBERTY SEGUROS DE VIDA S.A. SERVIPETROL
MICHELIN SYNTOFARMA S.A.
MINISTERIO DE COMERCIO INDUSTRIA UNIVERSIDAD DEL ROSARIO
Y TURISMO UNIVERSIDAD DEL VALLE
OFFIMÓNACO LTDA. UNIVERSIDAD MANUELA BELTRÁN.
OFIPARTES UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA
REDES HUMANAS S.A.

ICONTEC cuenta con un Centro de Información que pone a disposición de los interesados
normas internacionales, regionales y nacionales y otros documentos relacionados.

DIRECCIÓN DE NORMALIZACIÓN
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

CONTENIDO

Página

1. OBJETO .......................................................................................................................1

2. TÉRMINOS Y DEFINICIONES .....................................................................................1

3. RECOMENDACIONES.................................................................................................2

3.1 EVITAR TAREAS DE MANIPULACIÓN MANUAL RIESGOSAS ...............................2

3.2 VALORACIÓN DEL RIESGO.......................................................................................2

BIBLIOGRAFÍA......................................................................................................................64

ANEXOS

ANEXO A (informativo)
MÉTODO 1. EMPUJAR Y HALAR: LISTA DE VERIFICACIÓN DE EVALUACIÓN
GENERAL ..............................................................................................................................11

ANEXO B (Informativo)
MÉTODO 2. VALORACIÓN DE RIESGO ESPECIALIZADO Y EVALUACIÓN DEL
RIESGO..................................................................................................................................20

ANEXO C (informativo)
MÉTODOS DE REDUCCIÓN DE RIESGO............................................................................40

ANEXO D (informativo)
ENFOQUE SUGERIDO PARA MEDIR FUERZAS DE EMPUJAR Y HALAR .....................44

ANEXO E (informativo)
APLICACIÓN DE EJEMPLOS PARA LOS MÉTODOS 1 Y 2...............................................46

ANEXO F (informativo)
MÉTODO PARA DETERMINAR DISTRIBUCIÓN DE RESISTENCIA COMBINADA
PARA UN GRUPO DE REFERENCIA PARTICULAR ..........................................................56
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Página

FIGURAS

Figura 1. Modelo de evaluación del riesgo...............................................................................3

Figura 2. Procedimiento de evaluación y estimación del riesgo generalizado -


Método 1 ..................................................................................................................................7

Figura 3. Valoración y evaluación de riesgo especializado – Método 2............................8


NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ERGONOMÍA.
MANIPULACIÓN MANUAL. PARTE 2: EMPUJAR Y HALAR

1. OBJETO

Esta norma presenta los límites recomendados para empujar y halar con todo el cuerpo. Ofrece
orientación sobre la evaluación de factores de riesgo que se consideran importantes en el
empujar y halar manualmente, permitiendo la evaluación de los riesgos para la salud de la
población trabajadora. Las recomendaciones se aplican a la población trabajadora adulta
saludable y ofrecen protección razonable para la mayoría de esta población. Estas directrices
se basan en estudios experimentales de tareas de empujar /halar y niveles asociados de carga
músculo esquelética, molestia /dolor y resistencia /fatiga.

El empujar y halar, según se define en esta norma, se restringe a lo siguiente:

- Ejercicios de fuerza con todo el cuerpo (es decir, mientras se está de pie/caminando).

- Acciones realizadas por una persona (la manipulación por dos ó más personas no hace
parte de la evaluación pero en el Anexo C se presentan algunas recomendaciones);

- Fuerzas aplicadas con dos manos;

- Fuerzas empleadas para mover o sujetar un objeto;

- Fuerzas aplicadas de manera suave y controlada;

- Fuerzas aplicadas sin usar ayudas externas;

- Fuerzas aplicadas en objetos localizados en frente del operador;

- Fuerzas aplicadas en una posición vertical (no sentada).

Esta norma tiene como fin proporcionar información para diseñadores, empleadores,
empleados y demás involucrados en el diseño o rediseño de trabajo, tareas, productos y
organización laboral.

2. TÉRMINOS Y DEFINICIONES

Para los propósitos de esta norma, se aplican los siguientes términos y definiciones:

1 de 65
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

2.1 Fuerza inicial. Fuerza aplicada para poner un objeto en movimiento (es decir, la fuerza
requerida para acelerar el objeto).

2.2 Halar. Esfuerzo físico humano donde la fuerza motriz se halla en frente del cuerpo y se
dirige hacia el mismo a medida que el cuerpo permanece en pie o se mueve hacia atrás.

2.3 Empujar. Esfuerzo físico humano donde la fuerza motriz se dirige al frente de, y lejos de, el
cuerpo del operador a medida que el operador permanece en pie o se mueve hacia adelante.

2.4 Fuerza sostenida. Fuerza aplicada para mantener un objeto en movimiento (es decir,
fuerza requerida para mantener el objeto a velocidad más o menos constante).

2.5 Fuerza de detención. Fuerza aplicada para poner un objeto en descanso.

2.6 Condiciones ambientales desfavorables. Condiciones que proporcionan un riesgo


adicional de lesión

EJEMPLOS Ambiente caliente o frío, piso resbaloso, desniveles, entre otros.

3. RECOMENDACIONES

3.1 EVITAR TAREAS DE MANIPULACIÓN MANUAL RIESGOSAS

Se deben evitar tareas de manipulación manual riesgosas siempre que sea posible. Esto se
puede lograr mediante un apropiado diseño del sitio de trabajo o de la labor, lo mismo que
mediante mecanización o automatización. Por ejemplo, el empujar y halar manual de objetos
pesados en una superficie de trabajo puede evitarse empleando correas transportadoras
eléctricas o un sistema transportador de rodillos inclinado por gravedad.

3.2 VALORACIÓN DEL RIESGO

La evaluación del riesgo consta de los siguientes pasos: identificación del peligro, estimación y
evaluación del riesgo, evaluación del riesgo (véase la Guía 51 ISO/IEC).

El modelo de evaluación del riesgo que se presenta en la Figura 1 se emplea para los
propósitos de esta norma.

2
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Identificación del peligro No existen


(3.2.1) peligros obvios

Peligros presentes

Reducción del riesgo,


Valoración y
por ejemplo,
evaluación del riesgo
con rediseño
(3.2.2)
(3.2.3)

Monitoreo y
revisión
Método 1
Estimación
Riesgo relevante generalizado del Riesgo aceptable
(rojo) riesgo y (verde)
evaluación del riesgo
(3.2.2.1)

Riesgo relevante
(rojo)

Método 2
Estimación de riesgo
Riesgo relevante Riesgo aceptable
especializada y
(amarillo y rojo) (verde)
evaluación
(3.2.2.2)

Figura 1. Modelo de evaluación del riesgo

3.2.1 Identificación del peligro

3.2.1.1 Fuerza

Se emplean fuerzas iníciales para superar la inercia del objeto, cuando se inicia o se cambia la
dirección del movimiento. Las fuerzas sostenidas son aquellas empleadas para mantener el
movimiento del objeto. Por lo general, las fuerzas iniciales son mayores que las sostenidas y,
por lo tanto, deben mantenerse en el mínimo. Se debe evitar la frecuente iniciación, detención y
maniobra del objeto. Se deben aplicar ejercicios de fuerza continuos suaves en el objeto,
evitando movimientos bruscos y de larga duración; se debe evitar las fuerzas sostenidas
puesto que incrementan el riesgo de fatiga muscular localizada o del cuerpo entero.

3
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

3.2.1.2 Postura

La capacidad de ejercer una fuerza se determina en gran medida por la postura que una
persona adopta. Las posturas difíciles (forzadas, mantenidas, prolongadas, antigravitacionales,
entre otras), con frecuencia conducen a disminución de las capacidades para ejercer fuerzas y
a un riesgo incrementado de lesión debido a grandes cargas que se ejercen en las
articulaciones o segmentos del cuerpo. El operador debe adoptar una postura cómoda y natural
al aplicar ya sea las fuerzas de empuje / halar iniciales o sostenidas. El operador debe ejercer
la fuerza con una postura estable y equilibrada que permita la aplicación del peso de su cuerpo
a la carga y minimice así las fuerzas que actúan en la espalda (es decir, la carga compresiva
espinal y las fuerzas tangenciales sagital o lateral) y los hombros. Se deben evitar las posturas
de rotación, inclinación lateral o flexión del tronco ya que incrementan el riesgo de lesión. La
carga en los brazos y hombros se ve influenciada por la postura en relación con la fuerza
aplicada, que también se ve influenciada por la posición de las manos. Por lo tanto, la posición
de las manos no debe ser demasiado alta ni demasiado baja y las manos no deben estar tan
cerca entre sí. Además, los codos deben mantenerse bajos.

Mientras que el levantamiento, sostenimiento y transporte pueden conllevar a cargas


compresivas altas en la columna lumbar del operador, las fuerzas de compresión originadas
por empujar y halar son generalmente muy inferiores. Por otra parte, las fuerzas tangenciales
tienden a ser mayores. En la actualidad, existe conocimiento limitado sobre los efectos posibles
de las fuerzas tangenciales en el riesgo de lesión de espalda y sólo existen unas pocas cifras
de orientación sobre “límites de seguridad” para fuerzas tangenciales. Por estas razones, esta
norma se enfoca en fuerzas compresivas sólo cuando propone límites de seguridad para tareas
de empujar y halar.

3.2.1.3 Frecuencia y duración

Al empujar y halar, se debe considerar tanto la frecuencia como la duración de la fuerza


aplicada. Se debe evitar ejercer fuerzas de larga duración (por ej. por medio de ayudas
mecánicas) a fin de limitar/evitar los efectos de la fatiga muscular. Ejercicios de fuerza bastante
repetitivos causan mayor frecuencia de fuerzas iniciales y se deben evitar.

3.2.1.4 Distancia

Las distancias en las cuales los operadores mueven los objetos pueden ir desde varios pasos
(1 m ó 2 m) hasta muchos metros. Las distancias largas acopladas con grandes fuerzas y
movimientos frecuentes pueden ser fatigantes para los operadores. Entre más larga sea la
distancia, más fatigante puede ser el movimiento para un nivel de ejercicio de fuerza
determinado. Las distancias largas podrían involucrar múltiples movimientos correctivos de
parte del operador, alterando la trayectoria del objeto e incrementando así las demandas de
fuerza y la exposición del operador a cualquier peligro impuesto por el ambiente laboral.

3.2.1.5 Características del objeto

Se debe optimizar la maniobrabilidad del objeto. Si el objeto se encuentra sobre


ruedas/rodachines, estos deben ser adecuados para el objeto (es decir, de material y diámetro
apropiado) y mantenerse en buen estado. Para objetos sin ruedas o rodachines, se debe
reducir la fricción (por ej. se deben considerar superficies con propiedades friccionales bajas o
rodillos). Se debe aplicar la fuerza contra el objeto de manera conveniente y segura (por ej.
deben proveerse manijas cuando resulte apropiado). Un objeto que restringe la visibilidad del
operador presenta peligros especiales cuando se empuja. En estas situaciones puede ser
preferible halar el objeto. Es aconsejable emplear agarraderas verticales largas, cuando sea
posible, a fin de dar a los operarios la oportunidad de agarrar a su altura preferida.

4
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

3.2.1.6 Condiciones ambientales

La superficie sobre la que el objeto se mueve debe ser adecuada para transportar el objeto y
mantenerse en buen estado. Las pendientes, rampas y escalones incrementan el esfuerzo
físico necesario para empujar o halar un objeto, incrementando así la carga de trabajo en el
sistema músculo-esquelético y, consecuentemente, el riesgo de lesión. Las superficies
húmedas o contaminadas pueden presentar peligros particulares para el operador cuando se
aplican fuerzas. La vibración, la inadecuada iluminación y los ambientes fríos y calientes
pueden imponer peligros adicionales para el operador.

3.2.1.7 Características individuales

Las destrezas y capacidades individuales, el nivel de capacitación, la edad, el sexo y el estado


de salud son características importantes que se deben considerar cuando se realiza una
evaluación del riesgo (véase el numeral 3.2.2.2). Es probable que la destreza y la experiencia
beneficien al operador cuando realiza la tarea y reducen el riesgo de lesión. La capacitación
puede incrementar el nivel de destreza y habilidad para realizar una tarea. El calzado de los
trabajadores debe proporcionar adecuado soporte y tracción para el ambiente donde ocurre la
tarea.

3.2.1.8 Organización laboral

La organización en general del trabajo realizado por un operador puede modificar el riesgo de
lesión. Las tareas físicas realizadas diferentes a empujar y halar pueden contribuir a la fatiga
del operador y la carga biomecánica durante el curso del día laboral. Todas estas tareas
merecen su propia valoración y evaluación de riesgo.

Se debe entender que los peligros impuestos por el empujar y halar de objetos con frecuencia
provienen de la combinación o interacción de los diversos factores de riesgo, por ej., grandes
fuerzas sostenidas por distancias largas. Además, los operadores deben estar capacitados en
cómo realizar cada tarea y cómo reconocer sitios de trabajo, tareas y condiciones de equipo
peligrosos. Igualmente, los operadores deben ser conscientes de los procedimientos
necesarios y los canales de comunicación a través de los cuales informar y corregir dichos
peligros. El equipo y las instalaciones deben tener un mantenimiento regular y adecuado para
un uso seguro y el equipo defectuoso o dañado debe retirarse de uso de inmediato. Todas las
partes involucradas deben ser conscientes de los procedimientos seguros de operación y
mantenimiento. El proceso de compra del equipo debe basarse en requisitos de tarea claros y
por tanto conllevar a la selección de equipo adecuado para el sitio de trabajo y condiciones de
tarea específicos.

3.2.2 Valoración y evaluación del riesgo

El método de estimación del riesgo adopta un enfoque multidisciplinario que da consideración


adecuada a las capacidades biomecánicas, fisiológicas y psicofísicas. El método biomecánico
considera los ejercicios de fuerza en relación tanto con capacidades de resistencia individual y
el riesgo de lesión, por ej. se considera la compresión de la columna lumbar en relación con su
resistencia de acuerdo con la edad. El método fisiológico tiene en cuenta el gasto de energía y
los límites de fatiga. El método psicofísico tiene en cuenta las percepciones de los trabajadores
de esfuerzo aceptable, fuerzas y molestia.

El procedimiento de evaluación del riesgo identifica dos métodos para estimar y evaluar los
riesgos que surgen en las tareas de empujar y halar.

5
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

El Método 1 proporciona una lista sencilla de verificación para la estimación del riesgo y tablas
psicofísicas con las cuales evaluar rápidamente una tarea. La lista de verificación tiene en
cuenta no sólo la valoración del riesgo y los valores de umbral sugeridos, sino además la
identificación de los pasos para reducir el nivel del riesgo. Las tablas psicofísicas proporcionan
el medio para determinar fuerzas iniciales y sostenidas aceptables teniendo en cuenta la altura
de la manija, la distancia a la que se mueve el objeto y la frecuencia de tareas de empujar/halar
para hombres y mujeres. Puede ser suficiente llevar a cabo el Método 1, realizando la acción
apropiada o adoptando soluciones prácticas para garantizar que el riesgo general de lesión es
bajo. Si la lista de verificación no es suficiente y la situación o la población no se pueden tratar
mediante las tablas psicofísicas del Método 1, entonces se debe emplear el Método 2.

Si bien el Método 2 adopta un enfoque de tres zonas para determinar el nivel de riesgo (verde,
amarillo y rojo), la valoración general que se deriva del Método 1 requiere una clasificación de
riesgos con base en dos niveles, ya sea aceptable (verde) o no aceptable (rojo). Las tres zonas
de riesgo se definen de la siguiente manera:

a) Zona verde (riesgo aceptable)

El riesgo de enfermedad o lesión es insignificante o se encuentra en un nivel


aceptablemente bajo para la población entera de operadores. No se requiere ninguna
acción.

b) Zona amarilla (riesgo condicionalmente aceptable)

Existe riesgo de enfermedad o lesión que no se puede ignorar para la población entera
de operadores o parte de ella. El riesgo debe estimarse más detenidamente, analizarse
junto con factores de riesgo contributivos y se le debe hacer seguimiento tan pronto
como sea posible mediante el rediseño. Cuando no es posible el rediseño se deben
tomar otras medidas para controlar el riesgo.

c) Zona roja (no aceptable)

Existe riesgo considerable de enfermedad o lesión que no puede ignorarse para la


población de operadores. Es necesaria la acción inmediata para reducir el riesgo (por ej.
rediseño, organización laboral, instrucciones y capacitación para el trabajador).

3.2.2.1 Método 1. Enfoque generalizado de estimación y evaluación del riesgo

El Método 1 (véase la Figura 2 y el Anexo A) adopta un enfoque de lista de verificación para


identificar y determinar el nivel apropiado de riesgo para tareas de empujar y halar.

El literal A.1 de la lista de verificación se emplea para registrar la información relacionada con la
labor. El literal A.2 proporciona orientación sobre fuerzas aceptables con base en datos
psicofísicos, en conjunto con un examen de seis categorías de riesgo (véase el literal A.2.1): la
tarea; características de carga; ambiente laboral; capacidad individual; organización laboral y
otros factores.

Con base en la evaluación general realizada en el literal A.2, se emplea el literal A.3 para
registrar una evaluación global del nivel del riesgo (es decir, verde/rojo) que surge de la tarea.
Cuando se realiza un juicio en cuanto al nivel general de riesgo, se debe prestar consideración
inicialmente a las fuerzas aceptables y cuando se exceden las fuerzas iniciales o sostenidas en el
90 % de la población de operarios, la tarea debe clasificarse como de alto riesgo (es decir
ROJO). Si no se exceden las fuerzas iniciales y sostenidas, pero se identifican numerosos
factores de riesgo a partir de la lista de verificación (véase el literal A.2.2), entonces el nivel de

6
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

riesgo debe clasificarse también como ROJO. Para fuerzas iniciales y sostenidas menores que
las especificadas y cuando está presente sólo una pequeña cantidad de factores de riesgo, la
tarea puede considerarse como de bajo riesgo (es decir VERDE), aunque se debe hacer todo
esfuerzo por reducir el nivel de riesgo de aquellos factores que permanecen. Cuando existe duda
acerca de la importancia relativa de los factores de riesgo del literal A.2.2 ó la cantidad de
factores de riesgo presentes, la tarea se debe evaluar siempre como ROJA ó aplicar el Método 2.

No todas las preguntas de cada categoría pueden ser pertinentes para la tarea y es importante
darse cuenta que los factores de riesgo de cada una de las diferentes categorías puede estar
interrelacionada y podrían tener gran influencia cuando se encuentran en combinación. Por lo
tanto, es importante que no se considere cada factor de riesgo por aislado al realizar un juicio
general del nivel de riesgo.

Cuando el nivel de riesgo se considera alto, se deben emprender pasos para identificar la
causa del problema y determinar qué acción realizar para reducir el nivel de riesgo. A.4 permite
priorizar las medidas de reducción del riesgo. Después de la implementación de las medidas de
reducción del riesgo, se debe monitorear la tarea y reevaluarla si la labor cambia. Si la tarea y/o
la población trabajadora no encajan en los supuestos de las tablas psicofísicas, se debe
implementar el Método 2.

MÉTODO 1, Véase el Anexo A

Paso 1. Completar A.1.

Paso 2. Completar la lista de verificación presentada en la Tabla A.3 y determinar las fuerzas iniciales y
sostenidas de acuerdo con el literal A.2.2:

a) Determinar la altura de la manija;

b) Determinar la distancia a la que se empuja o hala;

c) Determinar la frecuencia de empuje/halado, tanto iniciales como sostenidas;

d) Determinar la población trabajadora, es decir todos los hombres (emplear límites para hombres) o todas
las mujeres o hombres/mujeres mezclados (emplear límites para mujeres);

e) Consultar las Tablas A.5 a A.8 para hallar fuerzas iniciales y sostenidas aceptables que se acomoden al
90 % de la población usuaria prevista;

f) Determinar/medir fuerzas iniciales y sostenidas reales (véase el Anexo D).

Paso 3. Comparar fuerzas aceptables (véanse las Tablas A.5 a A.8) y medidas y determinar factores de riesgo
presentes a partir de la lista de verificación. Se clasifica el nivel de riesgo general (véase el literal A.3) de la
siguiente manera:

- Si las fuerzas reales (iniciales o sostenidas) son mayores que las recomendadas, se clasifica el riesgo
como ROJO.

- Si las fuerzas reales (iniciales o sostenidas) son menores que las recomendadas, pero existe un
número predominante de factores de riesgo presentes, se clasifica el riesgo como ROJO.

- De otro modo, se clasifica el riesgo como VERDE

Paso 4. Se prioriza y se emprenden acciones para reducir los riesgos (véase el literal A.4) o se aplica el
Método 2.

Figura 2. Procedimiento de evaluación y estimación del riesgo generalizado – Método 1

7
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

3.2.2.2 Método 2. Enfoque especializado de estimación y evaluación del riesgo

El Método 2 (véase el Anexo B) adopta un procedimiento para determinar los límites de fuerza
de empujar y halar con todo el cuerpo de acuerdo con características específicas de la
población y la tarea. El Método 2 se divide en cuatro partes y se debe aplicar de acuerdo con la
Figura 3:

a) Parte A. Límites de fuerza muscular;

b) Parte B. Límites de fuerza esquelética;

c) Parte C. Máximas fuerzas permitidas;

d) Parte D. Límites de seguridad.

La Parte A determina los límites de fuerza con base en mediciones de resistencia estática y ajusta
esas fuerzas de acuerdo con las características de la población (es decir, edad, sexo y estatura) y
los requisitos de la tarea (es decir, frecuencia, duración y distancia recorrida de empujar/halar). El
procedimiento adoptado en la Parte B tiene en cuenta las tareas de empujar/halar que conllevan a
grandes fuerzas compresivas en columna lumbar y ajusta fuerzas de empujar/halar de acuerdo con
límites de compresión de la columna para la edad y el sexo.

Límites de fuerza Límites de fuerza


con base en la con base en la
resistencia muscular resistencia muscular
(parte A) (parte B)

Paso 1 Paso 1
Límites básicos Límites de resistencia
de fuerza compresiva
FB FC
(B.1.1) (B.2.2)

Paso 2 Paso 2
Ajustes a límites Límites de
básicos de fuerza fuerza de acción
FBR FLS
(B.1.2) (B.2.3)

Hallar fuerza limitante


(parte C)
F L = Min (F BR, F LS )

Límite de seguridad
(parte D)
FR = mr x F min

Figura 3. Valoración y evaluación de riesgo especializado – Método 2


8
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

3.2.2.2.1 Parte A. Límites de fuerza con base en la resistencia muscular, FBR

La Parte A adopta un procedimiento de dos pasos para determinar los límites de fuerza
ajustados a las características de la población (Paso 1) y la tarea (Paso 2).

Paso 1. Límites básicos de fuerza, FB. Se determinan los esfuerzos máximos de resistencia
estática para empujar/halar de la población de usuarios prevista teniendo en cuenta la edad, el
sexo y la estatura (diríjase a los literales B.1.1 y B.1.2).

Paso 2. Se determina FBR ajustando los límites básicos de fuerza, FB, de acuerdo con la
distancia, d, y la frecuencia, f, de la tarea de empujar/halar (véase el literal B.1.3)

F Br = F B [1 − m d (d ) − m f ( f )]
en donde

FB es el límite básico de fuerza;

md es el multiplicador de distancia de recorrido (véase la Tabla B.11 ó B.12);

d es la distancia de recorrido (en metros) de la tarea de empujar/halar;

mf es el multiplicador de frecuencia de la tarea (véase la Tabla B.11 ó B.12);

f es la frecuencia (número de veces por minuto) en que se repite la tarea durante el curso de un día
laboral.

3.2.2.2.2 Parte B. Límites de fuerza esquelética, FLS

La Parte B presenta los límites de fuerza con base en las características de resistencia
compresiva de la columna lumbar. En el Anexo B se describe el procedimiento, el cual adopta
un enfoque de dos pasos:

1) valoración de los límites de resistencia compresiva, FC, teniendo en cuenta la edad y


sexo de la población de usuarios y

2) evaluación del límite de fuerza de acción, FLS, que corresponde al límite de resistencia
compresiva, FC de una acción especifica de empujar y halar en el sitio de trabajo. La
fuerza real medida en el sitio de trabajo no debe exceder FLS, garantizando que no se
excedan los límites de resistencia compresiva de la columna lumbar.

Paso 1. Se determina FC teniendo en cuenta la edad y sexo de la población usuaria prevista.

Paso 2. Se determina la FLS que corresponde al límite de resistencia compresiva, FC, en una
acción específica de empujar o halar (empleando el literal B.2, Figura B.3). Se identifica la
relación entre

- FLS y

- las fuerzas de acción observadas en el lugar de trabajo.

Las fuerzas de acción medidas en el lugar de trabajo no deben exceder el límite de fuerza de
acción (FLS).

9
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

3.2.2.2.3 Parte C. Fuerza limitante, FL

La Parte C incluye la selección de la fuerza mínima ya sea de

a) Límites de fuerza basada en los músculos, FBr, o

b) Límites de fuerza basada en el esqueleto, FLS.

FL = min .(FBr , FLS )

3.2.2.2.4 Parte D. Límite de seguridad, FR

A fin de evaluar el riesgo, la fuerza resultante real se compara con un límite de seguridad, FR,
calculado a partir de la fuerza limitante mínima, Fmin y un multiplicador de riesgo, mr, tal que

FR = mr x Fmin

en donde

mr = 0,85 representa el límite superior de la zona “verde”;

mr = 1,0 representa el límite superior de la zona “amarilla”;

Luego se compara la fuerza real con FR para la evaluación final. Se emplea la fuerza inicial real
si la distancia de empujar o halar de la tarea es menor, o igual a 5 m y se utiliza la fuerza
sostenida real si la distancia es superior a 5 m.

Observe que las actividades de empujar y halar pueden inducir fuerzas tangenciales altas en la
columna lumbar. En comparación con las fuerzas compresivas espinales, se conoce poco
acerca de los “límites de seguridad” para fuerzas tangenciales espinales. Por consiguiente,
esta norma trata las fuerzas compresivas espinales y la resistencia muscular sólo cuando se
evalúan los límites para empujar y halar.

3.2.3 Reducción del riesgo

Se puede lograr la reducción del riesgo minimizando o excluyendo los peligros ocasionados por
la tarea, el objeto (u objetos) manipulados, el lugar de trabajo, la organización laboral o las
condiciones ambientales, ejemplos de lo cual se presentan en el Anexo C.

10
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ANEXO A
(informativo)

MÉTODO 1. EMPUJAR Y HALAR: LISTA DE VERIFICACIÓN DE EVALUACIÓN GENERAL

A.1 PASO 1

Se completa la Tabla A.1 y luego, si la respuesta es “Sí”, la Tabla A.2

Tabla A.1

Descripción del trabajo: ¿Se requiere una evaluación?


(es decir, ¿existe potencial de riesgo o lesión y los
factores se encuentran más allá de los límites de
las directrices?)
a
Sí/No
a
Encierre en un círculo según sea apropiado

Tabla A.2

Operaciones comprendidas en esta evaluación Diagramas (otra información):


(descripción detallada):

Lugares:

Personal involucrado:

Fecha de evaluación:

A.2 PASO 2 - Evaluación de factores de riesgo potenciales

A.2.1 Lista de verificación

Se completa la lista de verificación de la Tabla A.3.

11
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla A.3

Sugerencias/posible acción remedial


Riesgos y problemas potenciales
SI (posibles cambios que se deben realizar
Preguntas a considerar NO (tome notas en borrador en esta columna para
al sistema/la tarea, carga, lugar de
(=riesgo) preparar la posible acción remedial que se
trabajo/espacio, ambiente, comunicación
debe emprender)
requerida)
Evaluación de la tarea - ¿Existen…
- Movimientos muy acelerados para iniciar, detener o
maniobra la carga?
- Manijas/acoples por fuera del intervalo de altura vertical
de la cadera al codo de la población de usuarios?
- Movimientos de rápida velocidad (más de 1,2 m/s)?
El uso de las manos para sostener una carga liviana detrás del
cuerpo se encuentra fuera del alcance de esta norma y se
debe evitar.
La carga o el objeto que se va a mover…
- No tiene buenas manijas/acoples?
- ¿La carga es inestable?
- ¿Se encuentra restringida la visión sobre/alrededor de la
carga?
Si se encuentra sobre rodachines/ruedas…
- ¿La carga excede la capacidad nominal de los
rodachines/las ruedas?
- ¿La superficie del suelo se encuentra en malas condiciones
o crea problemas para la operación de los rodachines/las
ruedas?
- ¿Los rodachines giratorios son inadecuados/inapropiados
para la adecuada maniobrabilidad?
- ¿Son necesarios frenos para detener de manera segura el
movimiento de la carga? (si hay frenos - no presentan
riesgo)
Continúa. . .

12
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla A.3 (Continuación)

Sugerencias/posible acción remedial


Riesgos y problemas potenciales
SI (posibles cambios que se deben realizar
Preguntas a considerar NO (tome notas en borrador en esta columna para
al sistema/la tarea, carga, lugar de
(=riesgo) preparar la posible acción remedial que se
trabajo/espacio, ambiente, comunicación
debe emprender)
requerida)
El ambiente laboral – Existen…
- espacios confinados/pasillos angostos?
- espacio inadecuado para girar/maniobrar?
- una ó mas restricciones en la postura/posicionamiento
corporal?
- pisos surcados/deteriorados/resbalosos?
- rampas/pendientes/superficies desniveladas?
- peligros de tropiezo?
- deficientes condiciones de iluminación?
- condiciones de calor/frío/humedad?
- fuertes movimientos de aire?

Capacidad individual- ¿La labor…


- requiere capacidades inusuales?
- representa peligro para personas con algún problema
de salud?
- representa peligro a mujeres embarazadas?
- demanda información/capacitación especial?

Otros factores
- ¿El movimiento se ve entorpecido por la ropa o el
equipo protector personal?

13
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla A.3 (Final)

Sugerencias/posible acción remedial


De donde podrían provenir los problemas?
SI (posibles cambios que se deben realizar
Organización del trabajo NO (tome notas en borrador en esta columna para
al sistema/la tarea, carga, lugar de
(=riesgo) preparar la posible acción remedial que se
trabajo/espacio, ambiente, comunicación
debe emprender)
requerida)

Gestión y asuntos organizacionales - ¿Existe…


- deficiente mantenimiento/limpieza de carritos/carretillas/
superficies del piso?
- deficiente conciencia general de los procedimientos de
operación/mantenimiento?
- deficiente comunicación entre los usuarios del equipo y
los compradores?

14
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

A.2.2 Determinación de fuerzas iniciales y sostenidas

Se determina lo siguiente:

a) Altura de la manija;

b) Distancia a la que se empuja o hala;

c) Frecuencia de acciones de empujar/halar, tanto iniciales como sostenidas;

d) Población trabajadora, es decir todos los hombres (se emplean límites para hombres) o
todas las mujeres u hombres/mujeres (se emplean límites para mujeres);

e) Por medio de las Tablas A.5 a A.8 se hallan las fuerzas aceptables iniciales y
sostenidas que se acomoden al 90 % de la población de usuarios prevista;

f) Se determina/mide las fuerzas iniciales y sostenidas (véase Anexo D).

A.3 PASO 3

Se clasifica el riesgo general de lesión como ROJO/VERDE (véase la Figura 2, Paso 3). Como
guía para la clasificación de dicho riesgo, se comparan las fuerzas aceptables (véanse las
Tablas A.5 a A.8) con las fuerzas medidas:

a) Si las fuerzas reales son superiores que las recomendadas, se clasifica el riesgo como
ROJO;

b) Si las fuerzas reales son menores que las recomendadas, pero existe una cantidad
predominante de factores de riesgo presentes, se clasifica el riesgo como ROJO;

c) De otro modo, se clasifica el riesgo como VERDE.

Si, luego de la acción remedial, la evaluación general es ROJO o es difícil de determinar el


nivel de riesgo, se toman medidas para reducir el riesgo o se implementa el Método 2.

A.4 PASO 4

Se determinan las medidas de reducción de riesgo empleando la Tabla A.4


Tabla A.4

Medidas para reducción del riesgo que se deben Fecha en la que se debe emprender la acción
tomar, en orden de prioridad:
1
2
3
4
5
Fecha de reevaluación:
Nombre del evaluador: Firma:

Se emprende la acción y se verifica que tenga el efecto deseado.


15
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

A.5 FUERZAS MÁXIMAS ACEPTABLES

Véanse las Tablas A.5 a A.8

Tabla A.5

Empuje con dos manos. Fuerza inicial máxima aceptable. 90 % de la población


Altura de N
manija Frecuencia de empuje
10/min 5/min 4/min 2,5/min 1/min 1/2 min 1/5 min 1/8 h
cm 0,1667 Hz 0,0833 Hz 0,0667 Hz 0,042 Hz 0,0167 Hz 0,0083 Hz 0,0033 Hz 3,5x10-5 Hz
m f m f m f m f m f m f m f m f m f
2 m distancia de empuje
144 135 200 140 220 150 250 170 260 200 310 220
95 89 210 140 240 150 260 170 280 200 340 220
64 57 190 110 220 120 240 140 250 160 310 180
8 m distancia de empuje
144 135 140 150 210 160 220 180 260 200
95 89 160 140 230 160 250 190 300 210
64 57 130 110 200 140 210 160 260 170
15 m distancia de empuje
144 135 160 120 190 140 200 150 250 170
95 89 180 110 220 140 230 160 280 170
64 57 150 90 190 120 200 130 240 150
30 m distancia de empuje
144 135 150 120 190 140 240 170
95 89 170 120 220 150 270 180
64 57 140 110 190 120 230 150
45 m distancia de empuje
144 135 130 120 160 140 200 170
95 89 140 120 190 150 230 180
64 57 120 110 160 120 200 150
60 m distancia de empuje
144 135 120 120 140 130 180 150
95 89 140 120 160 130 200 160
64 57 120 100 140 110 170 130
m hombres
f mujeres
Para una población trabajadora donde todos son hombres, se emplean límites para hombres; para una población
donde todas son mujeres o están mezclados hombres/mujeres, se emplean límites para mujeres. No se
recomiendan alturas bajas de manija.

16
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla A.6

Empuje con dos manos – Fuerza sostenida máxima aceptable – 90 % de la población


Altura de N
manija Frecuencia de empuje
10/min 5/min 4/min 2,5/min 1/min 1/2 min 1/5 min 1/8 h
cm 0,1667 Hz 0,0833 Hz 0,0667 Hz 0,042 Hz 0,0167 Hz 0,0083 Hz 0,0033 Hz 3,5x10-5 Hz
m f m f m f m f m f m f m f m f m f
2 m distancia de empuje
144 135 100 50 130 80 150 100 180 110 220 140
95 89 100 50 130 70 160 90 190 100 230 130
64 57 100 40 130 60 160 80 180 90 230 120
8 m distancia de empuje
144 135 60 50 130 70 150 80 180 110
95 89 60 50 130 80 150 90 180 110
64 57 60 50 120 70 140 80 180 110
15 m distancia de empuje
144 135 60 40 110 40 130 70 160 90
95 89 60 40 110 40 130 70 160 100
64 57 60 40 110 40 130 70 150 90
30 m distancia de empuje
144 135 60 40 120 60 160 80
95 89 60 40 120 60 160 90
64 57 60 40 110 60 150 80
45 m distancia de empuje
144 135 50 40 100 50 130 80
95 89 50 40 90 60 130 80
64 57 50 40 90 50 130 70
60 m distancia de empuje
144 135 70 30 80 40 110 60
95 89 70 30 80 40 110 60
64 57 70 30 80 40 100 60
m hombres
f mujeres
Para una población trabajadora donde todos son hombres, se emplean límites para hombres; para una población
donde todas son mujeres o están mezclados hombres/mujeres, se emplean límites para mujeres. No se
recomiendan alturas bajas de manija.

17
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla A.7

Halado con dos manos. Fuerza inicial máxima aceptable. 90 % de la población


Altura de N
manija Frecuencia de halado
10/min 5/min 4/min 2,5/min 1/min 1/2 min 1/5 min 1/8 h
cm 0,1667 Hz 0,0833 Hz 0,0667 Hz 0,042 Hz 0,0167 Hz 0,0083 Hz 0,0033 Hz 3,5x10-5 Hz
m f m f m f m f m f m f m f m f m f
2 m distancia de halado
144 135 140 130 160 160 180 170 190 190 230 220
95 89 190 140 220 160 250 180 270 210 320 230
64 57 220 150 250 170 280 190 300 220 360 240
8 m distancia de halado
144 135 110 110 160 160 170 170 210 200
95 89 150 140 230 160 240 190 290 210
64 57 180 150 260 170 270 200 330 220
15 m distancia de halado
144 135 130 100 150 130 160 150 200 170
95 89 180 100 210 140 230 160 280 180
64 57 200 110 240 150 260 170 310 190
30 m distancia de halado
144 135 120 120 150 140 190 170
95 89 160 130 210 150 260 180
64 57 180 130 240 150 300 190
45 m distancia de halado
144 135 100 100 130 140 160 160
95 89 140 130 180 150 230 180
64 57 160 130 210 150 260 190
60 m distancia de halado
144 135 100 100 110 110 140 140
95 89 130 120 160 130 190 160
64 57 150 130 180 140 220 170
m hombres
f mujeres
Para una población trabajadora donde todos son hombres, se emplean límites para hombres; para una población
donde todas son mujeres o están mezclados hombres/mujeres, se emplean límites para mujeres. No se
recomiendan alturas bajas de manija.

18
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla A.8

Halar con dos manos. Fuerza sostenida máxima aceptable. 90 % de la población


Altura de N
manija Frecuencia de halar
10/min 5/min 4/min 2,5/min 1/min 1/2 min 1/5 min 1/8 h
cm 0,1667 Hz 0,0833 Hz 0,0667 Hz 0,042 Hz 0,0167 Hz 0,0083 Hz 0,0033 Hz 3,5x10-5 Hz
m f m f m f m f m f m f m f m f m f
2 m distancia de halar
144 135 80 50 100 80 120 100 150 110 180 150
95 89 100 50 130 80 160 100 190 110 240 140
64 57 110 40 140 80 170 90 200 100 250 130
8 m distancia de halar
144 135 60 60 100 90 120 100 150 130
95 89 60 60 130 90 160 100 190 130
64 57 70 50 140 80 170 90 200 120
15 m distancia de halar
144 135 60 40 90 60 100 80 130 110
95 89 70 40 120 60 140 80 170 110
64 57 70 40 120 60 150 70 180 100
30 m distancia de halar
144 135 70 50 90 70 130 100
95 89 70 50 120 70 170 100
64 57 70 50 130 60 180 90
45 m distancia de halar
144 135 50 50 80 70 100 90
95 89 60 40 100 60 140 90
64 57 60 40 110 60 150 80
60 m distancia de halar
144 135 60 40 60 50 90 70
95 89 70 40 90 50 120 70
64 57 80 30 90 50 120 60
m hombres
f mujeres
Para una población trabajadora donde todos son hombres, se emplean límites para hombres; para una población
donde todas son mujeres o están mezclados hombres/mujeres, se emplean límites para mujeres. No se recomiendan
alturas bajas de manija.

19
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ANEXO B
(Informativo)

MÉTODO 2. ESTIMACIÓN DE RIESGO ESPECIALIZADO Y EVALUACIÓN DEL RIESGO

Se puede emplear el Método 2 para calcular límites de fuerza básica cuando se empuja o hala
y dar cuenta de las características demográficas y antropométricas de la población de usuarios
prevista.

En especial, estas características incluyen distribuciones de

- edad,

- sexo y

- estatura.

Básicamente se emplea el Método 2 para calcular límites de fuerza cuando se empuja o hala

a) En alturas de manija absolutas seleccionadas,

b) Para poblaciones objeto especificadas

El Método 2 incluye el siguiente enfoque por pasos.

B.1 PARTE A. DETERMINACIÓN DE LÍMITES DE FUERZA CON BASE EN LA


RESISTENCIA MUSCULAR

B.1.1 Paso 1

Cálculo de Límites de fuerza básica

B.1.1.1 Resumen del procedimiento

El procedimiento para calcular los Límites de fuerza básica, FB, son los siguientes:

a) Se reúne información de entrada (véase el literal B.1.1.2);

b) Se ajustan los datos de fuerza a las distribuciones por edad y género de la población
objeto (véase el literal B.1.1.3);

c) Se ajustan los datos de fuerza a distribuciones de estatura de la población objeto (véase


el literal B.1.1.4);

d) Se determina FB (véase el literal B.1.1.5)

B.1.1.2 Reunión de información de entrada

Véase la Tabla B.1

20
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.1. Reunión de información de entrada

Entrada Descripción Ejemplos gráficos

1 Se determina la Por ejemplo: 1.2 m


altura absoluta de
la manija, habs

habs

1,2

2 Se determinan las Características de grupo %


características del objeto:
grupo objeto - distribución por estatura
- distribuciones por edad y
sexo X1

% %

X2 X2

3 Se determinan Distribuciones de
distribuciones de resistencia del grupo de hr
resistencia del referencia:
grupo de - es decir, mujeres e
referencia con jóvenes
base en hallazgos d
experimentales. - cuando se empuja o hala
- a alturas relativas de c
Véase la Figura hopt
B.1 manija seleccionadas, hr
(a-e)
b
a
^
F

4 Se aplica el El ajuste demográfico


(%) (%)
“procedimiento de conlleva a distribuciones
distribución sintéticas de acuerdo con
sintética” como se el Anexo F.
^ ^
describe en el F F
Anexo F.
a) Mujeres jovenes b) Población objeto

X.1 estatura
X.2 edad
F̂ resistencia física, N
habs altura absoluta, m
hopt altura de trabajo relativa óptima
hr altura de manija relativa, %

21
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

e
d Y
Y 800
1 600 c
700
1 400 c 600

1 200 500
b
1 000 400
300
800
b 200
600
100
a
400
0
a X
200 -100
0 20 40 60 80 100 120 140
0
0 20 40 60 80 100 120 140 X

a) Empujar b) Halar

Convenciones

X altura de trabajo relativa, %

Y resistencia, N
a
5.a percentil
b
50.a percentil
c
95.a percentil

Figura B.1 Percentiles de resistencia que dependen de las alturas de trabajo relativas (véase la Referencia [7])

B.1.1.3 Ajuste de fuerzas a la edad y sexo de los usuarios previstos

Se ajustan las distribuciones de resistencia del grupo de referencia (mujeres) a las características
de la población prevista de usuarios. Esta transformación se aplica a las distribuciones de
resistencia en todas las alturas de trabajo relativas y produce un conjunto de nuevas distribuciones
de resistencia, modificadas en posición y forma, es decir, la distribución normal ya no se aplica. Las
distribuciones resultantes están conformadas por una combinación de distribuciones normales
ponderadas, cada una de las cuales refleja su subgrupo en edad y género.

Este procedimiento, denominado como el “procedimiento de distribuciones sintéticas” se


presenta en el Anexo F. Por lo general, este procedimiento incluye tres acciones básicas como
se resume en la Tabla B.2.

22
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.2 Ajuste de resistencia a edad y género

Acción Descripción Ejemplos gráficos

1 Se determina la El perfil demográfico de una


población población objeto se presenta % %
objeto mediante su distribución por
edad y sexo.

X X
2 Se seleccionan Distribuciones de resistencia
distribuciones del grupo de referencia: hr
de resistencia - es decir, mujeres jóvenes
del grupo de
referencia. - cuando se empuja o hala e
- a alturas relativas de manija d
seleccionadas, hr (a-e)
c
hopt
b
a
^
F

3 Se aplica el Este procedimiento produce


“procedimiento un conjunto de distribuciones hr
de distribución de resistencia en alturas de
,
sintética” de manija seleccionadas, hr
acuerdo con el ajustadas a la población e
Anexo F. objeto. d
c
hopt
b
a
^
F

X estatura

F̂ resistencia física, N
hopt altura de trabajo relativa óptima
hr altura de manija relativa, %

B.1.1.4 Ajuste de resistencia a distribuciones de estatura

Las distribuciones de resistencia deben reflejar los efectos de la estatura lo mismo que de la
edad y el género. Se ajustan las distribuciones de resistencia derivadas en el literal B.1.1.3 a
distribuciones de estatura particulares de poblaciones de usuarios específicas, es decir, la
resistencia al empuje cambiará cuando se cambie de poblaciones altas a medianas o más
bajas. Esto se describe en la Tabla B.3.

23
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.3 Ajuste de la resistencia a la distribución por estatura

Acción Descripción Ejemplos gráficos


1 Se selecciona la Se selecciona la altura absoluta
altura absoluta de la manija de interés, por ej.,
de la manija 1,2 m por encima del suelo.
habs

1,2

2 Se reorganizan Se dirige a las alturas relativas hr


las de manija seleccionadas. Se
distribuciones toman todas las distribuciones e
de resistencia de resistencia ajustada y se %
habs d
obtenidas en la combinan en una única gráfica.
Tabla B.2 a – e: alturas de trabajo relativas hopt
c
opcionales b
^
F

1,2
25 % a
^
F

3 Se predicen Se predicen estaturas para cada hr


estaturas. altura de trabajo relativa, es
decir: e
- cuando se trabaja a
d
habs= 0,5 m por encima del 2m
suelo hopt
c
- a una altura relativa de trabajo, b
hr = 25 % hestatura
a
- entonces la estatura (ó un 100 %)
conlleva a hestatura = 2 m ^
F

4 Se determinan Se hallan frecuencias de todas


los las estaturas predichas – por ej.
multiplicadores la probabilidad de encontrar una
de ponderación persona de 2m de altura podría
a partir de las ser 0,001. e.j. 0,001
distribuciones Esta probabilidad es el factor de
de estatura. ponderación aplicable a la
distribución por resistencia hestatura hestatura
correspondiente.

5 Se ponderan las Se multiplica cada distribución


distribuciones por resistencia por su
% %
de resistencia probabilidad de estatura. Esto
da como resultado un conjunto
de distribuciones ponderadas
^ ^
F F

hestatura

6 Se calcula una Se suman todas las % %


función de distribuciones ponderadas. Esto
distribución da como resultado una función
combinada de distribución combinada.

^ ^
F F

F̂ resistencia física, N
habs altura absoluta, m
hopt altura de trabajo relativa óptima
hr altura de manija relativa, %
hestatura estatura, m; hestatura = 100 (habs/ hr) m
24
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

B.1.1.5 Determinación de límites de fuerza

Se pueden hallar límites de fuerza adoptando un enfoque de percentil como se describe en


EN 1005-3[11]. En la Tabla B.4 se presenta un esbozo del procedimiento.

Tabla B.4 – Determinación de límites básicos de fuerza, FB

Acción Descripción Ejemplos gráficos


1 Se refiere a los resultados de Se continúa con la función %
la Tabla B.3 de distribución combinada:

^
F

2 Se halla el límite básico de Se determina un límite de


fuerza, FB percentil que incluye
%
capacidades de fuerza de
una mayoría definida (85%)
de la población de usuarios
prevista. 15
^
F

FB
F̂ resistencia física, N
FB límite de fuerza básico

B.1.1.6 Ejemplo que demuestra los efectos de los límites de fuerza con base en los
músculos

a) Escenario

1) Actividad: empuje

2) Población:

i) estadounidense (A)

ii) japonesa (B)

3) Altura de trabajo absoluta: 1.5 m

b) Suposiciones

1) Resistencia física: distribuciones de resistencia idéntica en ambas


nacionalidades

2) Límites de carga: 15a percentil

Este ejemplo calcula los Límites de fuerza básica, FB, cuando se empuja. Estos límites se
refieren a las poblaciones estadounidenses y japonesas, las cuales difieren bastante en
distribuciones de estatura. Se supuso que las distribuciones de resistencia de ambas naciones
eran idénticas.

Cada una de las dos nacionalidades encierra una variedad de subpoblaciones pre-definidas
especificadas en particular por una mezcla de edad y género.
25
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Véase la Figura B.2.

1
2
3

1
2
3

Convenciones

A estadounidense

B japonesa

X mezclas de edades 1 junior

2 todas las edades

3 senior

Y mezclas de géneros 1 mezcla 1

2 mezcla 2

3 mezcla 3

Z Límites de fuerza básica, FB, N

NOTA Véase en el literal d) una explicación de las mezclas.

Figura B.2. Límites de fuerza adaptativa con base en los músculos variando dentro de una población de
usuarios y entre dos poblaciones de usuarios diferentes

c) Mezclas de edades

Este ejemplo identifica tres mezclas de edades, agrupando la población trabajadora en


general:

1) Junior – cúmulos de población en grupo de edad (edad < 20 años);

2) Todas las edades – distribuciones iguales en todos los tres grupos de edades
(edad < 20 años, 20 años ≤ edad< 50 años y 50 años ≤ edad < 65 años);

3) Senior – cúmulos de población en grupo 3 de edad (50 años< edad ≤ 65 años).

26
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

d) Mezclas de sexos

Cada una de las anteriores mezclas de edades produce tres proporciones diferentes
entre hombres y mujeres:

1) Mezcla 1: hombres a mujeres = 0:100 %

2) Mezcla 2: hombres a mujeres = 50:50 %

3) Mezcla 3: hombres a mujeres = 100:0 %

Una combinación de las mezclas anteriores de edad y género además da como


resultado una serie de 3 x 3 como se muestra en la Figura B.2.

e) Cálculo de Límites de fuerza básica, FB

1) en la posición de cada elemento de la serie y

2) para las dos poblaciones, estadounidense y japonesa.

f) Interpretaciones

Los resultados que se muestran en la Figura B.2 demuestran cuantitativamente la


amplia adaptabilidad de esta clase de límite de fuerza. Los límites no sólo reflejan
perfiles demográficos determinados, sino que también dan cuenta de variaciones en las
distribuciones de estatura.

En cuanto a los perfiles demográficos, los límites de resistencia en ambas naciones


disminuyen con

El incremento de edad y

El incremento de la representación de las mujeres.

La Figura B.2 demuestra claramente la manera en la que las dos nacionalidades determinan
los límites de fuerza como un efecto de las diferentes distribuciones de estatura.

B.1.2 Límites de fuerza pre-calculados

Este numeral ofrece un conjunto de Límites de fuerza básica, FB que se pueden emplear para
omitir el procedimiento presentado en el literal B.1.1. Los ejemplos seleccionados se refieren a
situaciones normativas cuando se empuja o hala.

Los Límites de fuerza básica pre-calculados, FB, se pueden encontrar de la siguiente manera:

a) Primero, se selecciona el subgrupo de las Tablas B.5 y B.6 que mejor se aproxima a la
población objeto;

b) Luego se hallan los límites de fuerza pre-calculados en las Tablas B.7 a B.10.

27
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.5 Perfiles de subgrupo de población que varían en edad y género y reflejan todas las edades
de la población adulta trabajadora

Distribución por género


a
proporción hombre a mujer Visualización Subgrupo de población No.
%

0:100 1

0 % : 100%

25:75 2

25 % : 75%

Distribución natural 59:41 3

59 % : 41%

75:25 4

75 % : 25%

100:0 5

100 % : 0%
a

15-19
20-49
50-64

X edad
Y sexo

28
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.6 Perfiles de subgrupo de población que varían en edad y género y reflejan la población
adulta mayor trabajadora (50-64 años)

Distribución por género


proporción hombre a mujer Visualizacióna Subgrupo de población No.
%

0:100 6

0 % : 100%

25:75 7

25 % : 75%

Distribución natural 59:41 8

59 % : 41%

75:25 9

75 % : 25%

100:0 10

100 % : 0%
a

15-19
20-49
50-64

X edad
Y sexo

29
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.7 Límites de fuerza básica, FB, cuando se EMPUJA, dando cuenta de la altura de trabajo
absoluta, hw, y el subgrupo de población – población trabajadora de Europa Central, usuarios
PROFESIONALES

Límites de fuerza básica, FB


Altura de
trabajo N
absoluta, hw Subgrupo de población No.a
m
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

2,05 40 54 87 111 165 35 46 71 81 110

1,9 72 87 120 146 205 66 78 104 114 146

1,75 93 108 142 171 239 87 98 127 139 176

1,6 111 125 159 190 266 103 115 146 159 201

1,45 125 138 172 204 287 117 128 160 174 220

1,3 135 147 180 214 301 126 138 170 185 234

1,15 141 153 185 218 310 133 144 176 192 242

1,0 144 156 187 221 312 136 146 178 194 244

0,85 144 155 185 218 308 135 145 176 191 241

0,7 139 150 180 213 299 131 141 171 186 233

0,55 132 142 172 203 282 123 133 161 175 218

0,4 120 131 160 189 260 113 122 148 160 198

0,25 106 116 144 171 232 99 107 131 141 173

NOTA 1 Distribución por edad y sexo de acuerdo con los 12 estados miembros europeos, 1993.
NOTA 2 Distribución por estatura de acuerdo con la Referencia [8]
NOTA 3 Distribución por resistencia de acuerdo con la norma DIN 33411-5 [7]
NOTA 4 Las soluciones técnicas podrían transformar por completo la tarea o por lo menos mejorar la
condición para ella.
NOTA 5 Aunque se presenten estos datos no es aconsejable trabajar por encima de la altura del hombro.
NOTA 6 Estos datos son límites de fuerza no recomendados
a
Diríjase a las Tablas B.5 y B.6

30
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.8 Límites de fuerza básica, FB, cuando se HALA, dando cuenta de la altura de trabajo
absoluta, hw, y el subgrupo de población – población trabajadora de Europa Central, usuarios
PROFESIONALES

Límites de fuerza básica, FB


Altura de
trabajo N
absoluta, hw Subgrupo de población No.a
m
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

2,05 14 22 42 57 91 11 17 32 38 56

1,9 40 50 74 92 132 36 44 62 70 92

1,75 61 72 98 119 167 56 65 86 95 122

1,6 78 90 117 141 197 73 82 106 116 147

1,45 93 104 132 158 221 87 97 122 133 168

1,3 105 116 143 171 240 98 108 134 146 184

1,15 113 123 151 180 252 106 115 142 155 195

1,0 118 128 156 185 259 111 120 147 160 201

0,85 120 130 158 187 261 113 122 148 161 202

0,7 119 129 156 185 257 111 120 146 159 198

0,55 114 124 152 179 247 107 116 141 153 189

0,4 107 116 143 169 231 100 108 131 142 175

0,25 96 106 132 156 212 89 97 119 128 157

NOTA 1 Distribución por edad y género de acuerdo con los 12 estados miembros europeos, 1993.
NOTA 2 Distribución por estatura de acuerdo con la Referencia [8]
NOTA 3 Distribución por resistencia de acuerdo con la norma DIN 33411-5 [7]
NOTA 4 Las soluciones técnicas podrían transformar por completo la tarea o por lo menos mejorar la
condición para ella.
NOTA 5 Aunque se presenten estos datos no es aconsejable trabajar por encima de la altura del
hombro.
NOTA 6 Estos datos son límites de fuerza no recomendados
a
Diríjase a las Tablas B.5 y B.6

31
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.9 Límites de fuerza básica, FB, cuando se EMPUJA, dando cuenta de la altura de trabajo absoluta, hw,
y el subgrupo de población – población trabajadora de Europa Central, usuarios DOMÉSTICOS

Límites de fuerza básica, FB


Altura de
trabajo N
absoluta, hw Subgrupo de población No.a
m
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

2,05 N/A N/A N/A 1 54 N/A N/A 1 1 31

1,9 24 28 38 47 84 20 24 33 38 55

1,75 39 44 55 65 112 35 39 51 56 78

1,6 54 59 70 80 136 49 53 65 71 99

1,45 66 71 82 92 156 61 65 77 83 117

1,3 76 81 91 101 170 70 74 86 92 130

1,15 83 87 97 106 179 77 81 92 98 139

1,0 86 90 100 108 182 80 83 94 100 141

0,85 86 90 99 107 179 80 83 93 99 139

0,7 82 86 94 103 171 76 79 89 95 132

0,55 75 78 86 94 157 69 72 81 86 119

0,4 66 68 76 83 137 60 63 71 75 101

0,25 53 56 63 69 114 48 51 58 62 81

NOTA 1 Distribución por edad y género de acuerdo con los 12 estados miembros europeos, 1993.
NOTA 2 Distribución por estatura de acuerdo con la Referencia [8]
NOTA 3 Distribución por resistencia de acuerdo con la norma DIN 33411-5 [7]
NOTA 4 Entre los usuarios domésticos está la población más joven y mayor no trabajadora
NOTA 5 Las soluciones técnicas podrían transformar por completo la tarea o por lo menos mejorar la
condición para ella.
NOTA 6 Aunque se presenten estos datos no es aconsejable trabajar por encima de la altura del hombro.
NOTA 7 Estos datos son límites de fuerza no recomendados
a
Diríjase a las Tablas B.5 y B.6

32
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.10 Límites de fuerza básica, FB, cuando se HALA, dando cuenta de la altura de trabajo absoluta, hw, y
el subgrupo de población – población trabajadora de Europa Central, usuarios DOMÉSTICOS

Límites de fuerza básica, FB


Altura de
trabajo N
absoluta, hw Subgrupo de población No.a
m
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
2,05 N/A N/A N/A 1 22 N/A N/A N/A 1 10
1,9 9 12 18 24 48 8 10 15 18 30
1,75 23 26 35 42 74 20 23 31 35 50
1,6 36 40 49 56 97 32 36 45 49 69
1,45 47 51 60 68 116 43 47 56 61 85
1,3 57 61 70 77 131 52 56 65 70 98
1,15 64 67 76 83 140 58 62 71 76 107
1,0 68 71 79 87 145 62 66 75 80 111
0,85 69 72 80 87 146 63 66 75 80 111
0,7 67 70 78 85 142 62 65 73 78 107
0,55 63 66 73 80 133 58 60 68 73 99
0,4 56 59 66 72 119 51 54 61 65 87
0,25 47 49 56 62 102 42 45 51 55 72
NOTA 1 Distribución por edad y género de acuerdo con los 12 estados miembros europeos, 1993.
NOTA 2 Distribución por estatura de acuerdo con la Referencia [8]
NOTA 3 Distribución por resistencia de acuerdo con la norma DIN 33411-5 [7]
NOTA 4 Entre los usuarios domésticos está la población más joven y mayor no trabajadora
NOTA 5 Las soluciones técnicas podrían transformar por completo la tarea o por lo menos mejorar la
condición para ella.
NOTA 6 Aunque se presenten estos datos no es aconsejable trabajar por encima de la altura del
hombro.
NOTA 7 Estos datos son límites de fuerza no recomendados
a
Diríjase a las Tablas B.5 y B.6

B.1.3 Paso 2

Ajuste de Límites de fuerza básica

B.1.3.1 Generalidades

Se deben realizar los ajustes a los Límites de fuerza básica, FB, de acuerdo con la tarea del
lugar de trabajo real que se va a realizar. Esto se logra con el siguiente procedimiento.

a) Se determina la distancia de recorrido, d, en metros, sobre la cual se empuja o hala el


objeto.

b) Se identifica la frecuencia de la tarea, f, (empuje/min o halar/min) en el curso del día


laboral.

c) Se ajusta FB de la siguiente manera:

FBr = FB [1 − md (d ) − mf ( f )] = FB m(d, f )

33
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

en donde

FB es el límite básico de fuerza;

md es el multiplicador de distancia de recorrido (véase la Tabla B.11 ó la Tabla B.12);

d es la distancia de recorrido (m) de la tarea de empujar/halar;

mf es el multiplicador de frecuencia de tarea (véase la Tabla B.11 ó la Tabla B.12);

f es la frecuencia (veces/min) con la que se repite la tarea en el curso de un día laboral.

Los límites de capacidad resultante, FBr´

- reflejan las características demográficas y antropométricas de la población de usuarios


prevista (véase el literal B.1.1 ó B.1.2),

- se ajustan a los requisitos de lugar de trabajo reales.

B.1.3.2 Multiplicador, m , para poblaciones mezcladas

Si la población objeto incluye una mezcla de hombres y mujeres, se aplica un multiplicador


promedio, m :

1
m= ( pm ⋅ mm + pf ⋅ mf )
100

en donde

pm es el porcentaje de hombres;

mm es el multiplicador de hombres;

pf es el porcentaje de mujeres;

mf es el multiplicador de mujeres.

Tabla B.11 Multiplicadores de distancia de recorrido < 5 m (se emplean para evaluación de fuerzas iniciales)
(adaptado de la Referencia [9])

Distancia md Frecuencia mf
m Hombres Mujeres veces/min (Hz)
<5 0,3 0,23 0,2 (0,0033) 0,15
0,5 (0,0083) 0,20
1 (0,01667) 0,25
2,5 (0,042) 0,30
4 (0,0667) 0,33

34
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.12 Multiplicadores de distancia de recorrido ≥ 5 m (se emplean para evaluación de fuerzas
sostenidas) (adaptado de la Referencia [9])

Distancia md
Frecuencia mf
m Hombres Mujeres
5 0,18 0,27 10/min (0,16667 Hz) 0,49
10 0,26 0,39 5/min (0,0833 Hz) 0,48
15 0,31 0,46 4/min (0,0667 Hz) 0,47
20 0,34 0,51 2,4/min (0,04 Hz) 0,43
25 0,36 0,55 1/min (0,01667 Hz) 0,36
30 0,38 0,58 1/2 min (0,0083 Hz) 0,30
35 0,40 0,61 1/5 min (0,0033 Hz) 0,22
40 0,42 0,63 1/10 min (0,001667 Hz) 0,18
45 0,43 0,65 1/20 min (0,000833 Hz) 0,14
50 0,44 0,67 1/40 min (0,000417 Hz) 0,11
55 0,45 0,68 1/60 min (0,000278 Hz) 0,09
60 0,46 0,70 1/120 min (0,000139 Hz) 0,07
65 0,47 0,71 1/240 min (0,000069 Hz) 0,05
1/360 min (0,000035 Hz) 0,04

B.2 PARTE B. LÍMITES DE FUERZA CON BASE EN LA RESISTENCIA ESQUELÉTICA

B.2.1 Generalidades

Además de los límites de fuerza con base en los músculos, FB y FBr, el enfoque de esta norma
tiene en cuenta los límites de fuerza compresiva espinal. Este enfoque incluye dos pasos:

a) Calcular los límites de fuerza compresiva de columna lumbar;

b) Hallar los límites de fuerza de acción.

B.2.2 Paso 1. Calcular límites de fuerza con base en la resistencia compresiva

La resistencia espinal humana depende de la edad y el género (véase la Figura B.3). Por
consiguiente, los límites espinales deben depender de perfiles demográficos. Para este
propósito, el enfoque demográfico es comparable con el de los límites de fuerza muscular
(véase el literal B.1).

Los límites de columna lumbar cambian con las diferentes poblaciones de usuarios. La
Tabla B.13 proporciona una variedad de límites de columna lumbar pre-calculados generados
para un conjunto de situaciones pre-seleccionadas, incluidas:

- dos grupos de edades diferentes – la población adulta “físicamente activa” de EEUU y la


población senior “físicamente activa” de EEUU;

- un conjunto de proporciones especificadas entre hombres y mujeres.

Los límites pre-calculados de la Tabla B.13 cambian de manera “natural” con perfiles variantes
de poblaciones objeto.

Se debe dirigir a la Tabla B.13 para ver límites de columna lumbar pre-calculados o emplear el
siguiente procedimiento para calcularlos:

35
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

- se inicia con los datos de resistencia compresiva de la Figura B.3 u otros datos validados;

- se hallan las regresiones que describan efectos de edad en tanto hombres como
mujeres;

- se introducen clases de edades;

- se calculan parámetros de distribución (percentiles o promedio y desviación estándar)


de resistencia compresiva en cada clase de edad;

- se generan distribuciones logarítmicas de resistencia compresiva en todas las clases de


edades;

- se obtiene un perfil demográfico de población objeto empleando los anteriores intervalos


de edad;

- se hallan multiplicadores de ponderación que den cuenta de la ponderación


demográfica de cada clase de edad;

- se multiplica cada distribución de clase de edad por su “propio” multiplicador de


ponderación;

- se suman todas las distribuciones de clase de edad ponderadas para obtener las
distribuciones de resistencia espinal total tanto en hombres como en mujeres;

- se integran las distribuciones de resistencia totales con la resistencia creciente a las


funciones de distribución de resistencia total de hombres y mujeres;

- se determina la 15.a percentil para hallar los límites de resistencia compresiva de la


columna lumbar.

Y 1
Y
1 17 000
4
15 x 10 15 x 10
4

4
1 x 10 1 x 10
4

5 000 5 000

0 0
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 X 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 X

a) Mujeres b) Hombres

Convenciones
X edad, años
Y resistencia compresiva, N
1 intervalos de percentil: 15.a percentil a 85.a percentil

Figura B.3 Resistencia compresiva de columna lumbar


[1], [6]
(incluidas regresiones y parámetros de distribución de clases de edades)

36
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.13 Límites de fuerza con base en la resistencia compresiva pre-calculada que varían con las
poblaciones de usuarios seleccionadas

Proporción Límites de fuerza compresiva de columna lumbara


Hombres:mujeres Adultos activos Seniors activos
% Hombres: 20-64 años Hombres y mujeres:
Mujeres: 18-64 años 56-64 años
0:100 2,8 2,0
25:75 3,0 2,1
Natural 3,3 2,3
75:25 3,6 2,6
100:0 3,9 3,1
a
Población objeto: EEUU, 2000.

B.2.3 Paso 2. Determinar los límites de fuerza de acción

Un segundo paso determina las limitaciones de fuerzas aplicadas externamente de tal manera
que no se excedan los límites de la columna lumbar.

En el momento de la publicación de esta norma, el procedimiento presentado en la Tabla B.14


es válido.

Tabla B.14 Procedimiento para determinar límites de fuerza de acción

Se determina la estatura de la 5.a, 50.a y 95.a percentil de EJEMPLO


la población de usuarios prevista.
h,m

1,5

Se selecciona o mide la altura de trabajo absoluta, hw EJEMPLO

hw

Se predice u observa la postura de trabajo más común EJEMPLO


para las tres percentiles seleccionadas

Continúa . . .
37
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla B.14 (Final)

Se deriva el ángulo de articulación del hombro, EJEMPLO


∠SJ, para las tres percentiles seleccionadas.

Se halla el ángulo de fuerza ∠F, para las tres


percentiles seleccionadas.
SJ

F
F
hJ

Se seleccionan gráficas apropiados para las tres


percentiles seleccionadas relacionando cargas Véase la Figura B.4
compresivas de espina lumbar con actividades en
el lugar de trabajo real.

Se determinan los límites de fuerza de acción, EJEMPLO


FLS, empleando la gráfica seleccionada para las
FC
tres percentiles seleccionadas.
Se halla el valor mínimo de FLS: 6
F = 10°
(
FLS = min . FLS15 , F LS , FLS 95 ) 4
F = 20°

2
F = 0°
0
0 200 FLS 95
400 600 F
hg = 1,4 m
SJ = 20°

Y estatura, m
hg altura de agarre, m
hw altura de trabajo absoluta, m
F fuerza de acción, N
∠F ángulo de fuerza, grados
FC carga compresiva, kN
FLS límites de fuerza de acción, N
∠SJ ángulo de articulación de hombro, grados

38
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

FC
FC
6
2
F = 40°
F = 20°
1,5 4
F = 30° F = 50°
1 2
0,5 F = 30°
0
F = 40° 0 100 200 300 400 500 600 F
0
0 100 200 300 400 500 600 F hg = 0,9 m
hg = 0,9 m SJ = 40°
SJ = 30°

FC
FC
2
F = 20° F = 30° 6
1,5
F = 20°
4
1 F = 30°
0,5 2
F = 10° F = 10°
0
0 100 200 300 400 500 600 F 0
0 100 200 300 400 500 600 F
hg = 1,1 m
SJ = 20° hg = 1,1 m
SJ = 20°

FC
2
F = 20° FC
1,5
6
1
F = 10° F = 10°
0,5 4
F = 20°
F = 0°
0 2
0 100 200 300 400 500 600 F
F = 0°
hg = 1,4 m
0
SJ = 0° 0 100 200 300 400 500 600 F
hg = 1,4 m
SJ = 0°
a) Empujar b) Halar

Convenciones
F fuerza de acción, N
FC carga compresiva en L5/S1, kN

Figura B.4. Cargas compresivas de columna lumbar dependiendo de fuerzas de acción en actividades de
empujar o halar seleccionadas[2]

39
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ANEXO C
(Informativo)

MÉTODOS DE REDUCCIÓN DE RIESGO

C.1 INTRODUCCIÓN

El conocimiento científico hace énfasis en la importancia de un enfoque ergonómico para retirar


y reducir los riesgos asociados con empujar o halar. La ergonomía se enfoca en el diseño de
trabajo y su acomodación a las capacidades humanas físicas y mentales (véase la norma ISO 6385).
Un enfoque ergonómico considera las tareas por entero, teniendo en cuenta una serie de
factores pertinentes, incluida la naturaleza de la tarea, las características del objeto
manipulado, el ambiente de trabajo y las limitaciones y capacidades individuales.

C.2 MANIPULACIÓN REPETITIVA

Cuando se quiere evitar lesión proveniente de empujar o halar, es pertinente preguntar si se


pueden eliminar estas tareas del todo. Se debe considerar un sistema de manipulación
mecánica en vez de uno manual cuando las tareas de empujar/halar son peligrosas y las
mejoras técnicas al sistema manual son limitadas.

No obstante, la introducción de la automatización o la mecanización puede crear nuevos


riesgos. Todos los equipos deben tener adecuado mantenimiento, ser compatibles con el resto
del sistema de trabajo, ser eficaces, estar diseñados apropiadamente y ser de fácil operación.
Los trabajadores deben estar capacitados de forma adecuada para emplear el equipo de
manera segura y efectiva. Se deben indicar en el equipo instrucciones de operaciones y
asuntos relacionados con la seguridad.

C.3 DISEÑO DEL TRABAJO – TAREA, LUGAR DE TRABAJO Y ORGANIZACIÓN


LABORAL

C.3.1 Tarea

C.3.1.1 Generalidades

La carga física colocada en la espalda y hombros cuando se empuja o hala puede


incrementarse a causa de uno o más de los siguientes ítems:

- incremento en las fuerzas

- empleo de posturas complicadas (torsión, inclinación lateral o tronco flexionado);

- distancias largas de movimiento;

- largas duraciones de trabajo;

- altas frecuencias de movimiento.

Por consiguiente, la tarea debe diseñarse de tal manera que se eviten estos factores de riesgo.
Las actividades para las tareas de empujar/halar también deben variarse de modo que
permitan adecuado tiempo de recuperación.

40
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

C.3.1.2 Impacto de la postura y dirección de la fuerza en fuerzas máximas de empujar y


halar

Los ejercicios de fuerza deben considerarse siempre en relación con la postura. Las posturas
inadecuadas pueden incrementar la fuerza requerida a medida que incrementan la carga de
trabajo postural o disminuyen la estabilidad postural (por ej. al empujar un objeto al tiempo que
se inclina el tronco hacia adelante se incrementa la carga compresiva en la columna lumbar y
se disminuye la estabilidad postural). Al cambiar de postura para adaptarse a la aplicación de
fuerza prevista (es decir, haciendo uso de la posición y de la distribución de la masa de los
segmentos del cuerpo) se puede disminuir la fuerza requerida (por ej. las posturas verticales
mientras se empuja un objeto con frecuencia conllevan mayores demandas de fuerza y
disminuyen la estabilidad en comparación con la inclinación hacia adelante).

De manera ideal, la altura de la manija y la configuración del objeto empujado o halado debe
minimizar los componentes de fuerza vertical y proporcionar un ejercicio de fuerza casi
completamente horizontal. Además son necesarias condiciones seguras del piso y un buen
acople entre el calzado del trabajador y el piso para permitir que el trabajador se adapte y
mantenga una postura eficaz.

No obstante, las grandes fuerzas o las alturas de manija inapropiadas conllevarán al


incremento de los componentes de fuerza vertical. Por esta razón, para la aplicación del
Método 2, las fuerzas iniciales y sostenidas de entrada son las fuerzas resultantes medidas que
se requieren para empujar o halar el objeto en cuestión (véase el Anexo E).

C.3.2 Lugar de trabajo

El lugar de trabajo debe estar diseñado de manera tal que no contenga riesgos para las tareas
de empujar y halar[12].

- Las áreas de trabajo deben ser lo suficientemente largas para permitir espacio
adecuado para maniobrar. Un espacio suficiente es un prerrequisito para realizar el
trabajo de manera eficiente y en posturas de trabajo apropiadas.

- Las superficies del piso o suelo deben estar niveladas, limpias y sin quiebres a fin de
evitar accidentes potenciales de resbalamiento o tropiezo.

- Las pendientes o rampas deben ser de baja inclinación para evitar accidentes o grandes
fuerzas.

- Se deben restringir las alturas de apilamiento para mejorar la visibilidad.

- Las puertas deben abrirse automáticamente en vez de manualmente a fin de reducir la


frecuencia de los empujes y tracciones iniciales.

C.3.3 Organización laboral

El trabajo debe organizarse de tal manera que

- la composición, frecuencia y duración de la tarea permita el tiempo de recuperación


fisiológica adecuado para el trabajador y

- el trabajador tenga cierto grado de autonomía en la manera cómo puede organizar la


tarea.

41
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Los asuntos anteriores para tareas de empujar/halar están incorporados en los límites de
fuerza sicofísicos presentados en el Anexo A. También se deben evaluar tareas adicionales
realizadas por el trabajador y, si es necesario, evaluar las demandas metabólicas y requisitos
de recuperación para todas las tareas. El enriquecimiento del trabajo, el incremento del trabajo1
y la rotación laboral pueden cumplir una función clave en la provisión de niveles de
recuperación, variedad y mantenimiento de los resultados de producción. Estas tareas deben
incluir el uso de grupos de músculos diferentes.

El trabajador debe poder ajustar la tasa o ritmo de su trabajo a sus propias capacidades. No se
recomienda trabajar con una tasa o ritmo estrictamente fijo. A fin de reducir la distancia de las
cargas que se van a empujar o halar, se recomienda que las áreas de almacenamiento estén
ubicadas cerca de las áreas de producción. En la norma ISO 11226 se hacen
recomendaciones concernientes a posturas de trabajo.

C.4 DISEÑO DEL OBJETO, HERRAMIENTAS O MATERIAL MANIPULADO

El objeto que se va a manipular puede constituir un riesgo debido a su tamaño o forma. Al


determinar si el objeto representa un riesgo, se debe dar adecuada consideración a la manera
y circunstancias en las que se manipula el objeto; por ejemplo, se deben considerar las
recomendaciones posturales, la frecuencia y duración de la manipulación, el diseño del sitio de
trabajo y aspectos de la organización laboral tales como los esquemas de incentivos y el
trabajo a destajo.

Además, puede haber riesgos físicos o químicos que también deben indicarse, por ej., el objeto
puede tener bordes afilados, ser demasiado caliente o frío al tacto o estar contaminado, o
puede contener materiales o sustancias que son peligrosas si se derraman.

C.4.1 Acoples y manijas

Un buen agarre manual o acople con el objeto que se empuja o hala resulta esencial si se
quieren evitar accidentes con respecto a la manipulación y con frecuencia está determinado por
las características del objeto. Las manejas deben estar ubicadas a una altura y a una distancia
de separación adecuada. Por ejemplo, las manijas de un carrito deben ubicarse entre la cadera
y la altura del codo (entre 90 cm y 115 cm), véase (Referencia [12]). El diámetro de las
agarraderas manuales debe ajustarse al tamaño de las manos de tanto hombres como mujeres
- preferiblemente entre 3,0 cm y 4,5 cm de diámetro. La manija o asa debe tener longitud
adecuada para permitir variación en el agarre para maniobra y manipulación de la carga. Se
debe proveer mínimo 6 cm de espacio libre alrededor del asa para permitir espacio adecuado
para una mano con guante liviano. El diseño debe posibilitar un intervalo seguro de posturas
corporales o ángulos de articulaciones.

El mecanismo operante debe minimizar la carga estática (duración de mantenimiento de una


postura para un período de tiempo sostenido), debe optimizar la cantidad de fuerza necesaria y
debe posibilitar suficientes períodos de recuperación al trabajador. Por consiguiente se debe
evitar la necesidad de presionar o sostener controles durante un período sostenido.

En la mayoría de los casos, los riesgos para la salud asociados con empujar un objeto son
menores que los riesgos de halarlo. El operador debe llevar calzado apropiado para proteger el
pie y lograr acople adecuado con la superficie del piso. El calzado y el adecuado
mantenimiento y limpieza de la superficie del piso deben reducir los riesgos de resbalamiento.

1
ENRIQUECIMIENTO: consiste en hacer más estimulante el trabajo para el empleado e INCREMENTO, en
aumentar las tareas para que no sea monótono.
42
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

C.4.2 Ruedas y rodachines

Los carritos y otros equipos con ruedas deben tener ruedas o rodachines adecuados (por ej.
con el tamaño y composición adecuados). La selección de rodachines para equipo con ruedas
tales como carritos y carretillas es uno de los factores más críticos para garantizar fuerzas
aceptables y condiciones seguras de manipulación. Los rodachines/ruedas deben tener
capacidad nominal para la carga. Los rodachines giratorios deben estar ubicados en el extremo
de empuje de la carga para una adecuada maniobrabilidad. El equipo debe lubricarse con
regularidad y mantenerse adecuadamente de acuerdo con las especificaciones del fabricante.
Los buenos rodamientos, el diámetro de rueda mayor, el material de la rueda, el ancho y el
perfil adecuados para la superficie sobre la cual se desplazarán pueden ayudar en conjunto a
reducir las fuerzas de empujar/halar.

C.4.3 Manipulación por dos o más personas

La manipulación por dos o más personas puede posibilitar una operación que está más allá de
la capacidad de una persona o reducir el riesgo de la operación para esta persona. La carga
que un equipo puede manipular con seguridad es menor que la suma de las cargas que los
miembros del equipo podrían soportar individualmente. La manipulación por dos ó más
trabajadores requiere que cada persona tenga adecuado acoplamiento, visión y espacio físico
para sus pies y cuerpo alrededor de los objetos y a lo largo de la trayectoria que se va a
recorrer. Se debe considerar el movimiento mecanizado para situaciones de manipulación por
múltiples personas que no cumplen las condiciones anteriores.

C.5 DISEÑO DE AMBIENTE DE TRABAJO

Las condiciones ambientales generales, incluida la iluminación, ruido y clima deben estar
dentro de un nivel tolerable. Se recomienda aplicar la norma ISO 7730[3] para requisitos de
confort térmico. Se debe tener cuidado extra si el trabajo debe hacerse a temperaturas
extremas. Por ejemplo, las temperaturas o humedad altas pueden causar una fatiga rápida;
trabajar a bajas temperaturas requiere guantes para evitar el entumecimiento de las manos,
pero puede conducir a una perdida de la destreza manual. La circulación del aire (en interiores
y exteriores) es también un factor que influye en la temperatura corporal. La rápida circulación
de aire enfría el cuerpo y se debe evitar tanto como sea posible. Sin embargo, en muchos
climas cálidos o condiciones de trabajo la rápida circulación del aire puede ser deseable.

Es importante que haya suficiente luz para que el trabajador pueda ver con claridad qué esta
haciendo y además evitar posturas de trabajo deficiente. Los niveles de ruido altos pueden
imposibilitar escuchar advertencias e incrementar el esfuerzo laboral.

Para trabajo en exteriores, se deben tener en cuenta los efectos de las condiciones climáticas
cambiantes. Las condiciones húmedas, heladas o resbalosas pueden presentar un riesgo
particular para las tareas de empujar/halar.

C.6 CAPACIDADES DE LOS TRABAJADORES

El trabajo debe adaptarse a las capacidades físicas y mentales de los trabajadores. El


trabajador debe estar consciente de la posibilidad de los riesgos que involucra el trabajo y sus
propias posibilidades y responsabilidades para reducir estos riesgos. Para tareas más
exigentes, los trabajadores deben estar apoyados por una educación y capacitación adecuados
y, si es necesario, monitoreo médico y ayudas técnicas.

43
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ANEXO D
(informativo)

ENFOQUE SUGERIDO PARA MEDIR FUERZAS DE EMPUJAR Y HALAR

Este enfoque se aplica solo a carros, carritos o carretillas que son empujados por operadores
humanos en situaciones industriales. El procedimiento descrito presenta los pasos para tomar
medidas de fuerza correctas. Las fuerzas de halar por lo general serán las mismas que las de
empuje. Se miden las fuerzas de halar si los carros, carritos o carretillas están diseñados para
ser halados.

a) Se usa un calibrador de fuerza mecánico o electrónico a fin de tomar las medidas. Se


siguen las instrucciones del fabricante para emplear el calibrador. Se debe asegurar que
las fuerzas medidas no excedan la capacidad del calibrador. Preferiblemente, las
fuerzas deben medirse en las tres direcciones de manera simultánea. Cuando se midan
las fuerzas en una sola dirección (es decir, fuerza motriz primaria), entonces también se
debe registrar el ángulo de la aplicación de la fuerza.

b) Se carga el carro, carrito o carretilla con el peso máximo que debe transportarse en
condiciones normales. Se debe asegurar que la condición de la carga sea segura. La
carga no debe moverse o caerse cuando el carro, carrito o carretilla se mueve.

c) Se toman las medidas de empujar y halar en la manija del carro, carrito o carretilla. Se
selecciona un punto de medida en la manija. Se determina si la medida de empuje o la
de halar es más fácil de tomar o más exacta. Esto dependerá de la naturaleza de la
manija y las superficies contra las cuales el calibrador va a reaccionar. Las fuerzas de
empujar o halar deberían ser las mismas. Si la manija es horizontal, el punto de
medición se localiza en el punto medio de la manija. Si la manija es vertical, se localiza
el punto de medición en la mitad del armazón entre las manijas. Se selecciona un
accesorio de calibrador que de un punto de empuje estable en la manija. Si la superficie
del empuje no es estable, adhiera una placa de empuje a la manija o al armazón. La
superficie de empuje no debe deformarse cuando se empuje contra el calibrador. Se
usa un gancho accesorio para medidas de fuerzas de halar.

d) Se toman tanto la medida de fuerza inicial de empuje como la de fuerza sostenida de


empuje. La fuerza inicial es la fuerza mínima requerida para iniciar el movimiento del
carro, carrito o carretilla. La fuerza sostenida es la fuerza mínima requerida para
mantener el carro, carrito o carretilla en movimiento.

e) Se toman dos condiciones para la fuerza inicial. Se ubican los rodachines en línea con
la dirección de movimiento del carro, carrito o carretilla para la primera condición. Se
ubican los rodachines en ángulos rectos en relación con la dirección del movimiento
para la segunda condición. La fuerza de empuje debe enderezar los rodachines para
mover el carro, carrito o carretilla. La condición de ángulo recto producirá fuerzas
mayores en comparación con la condición en línea.

Los trabajadores pueden enderezar primero los rodachines por medio de halar o
empujar rápido lateral en el carrito antes de empujarlo hacia su destino. Se puede medir
la fuerza lateral inicial requerida para enderezar los rodachines giratorios en vez de la
fuerza de empuje de enderezamiento con los rodachines en ángulos rectos.

44
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

f) Se sostiene el calibrador con firmeza contra la manija o placa de empuje. No se debe


tirar bruscamente el calibrador. Se hala o empuja el carrito, carretilla o carro a mínimo 1 m
en 3 s para la medición de fuerza sostenida. Esta velocidad es igual a una caminata
lenta. Se toman 2 s ó 3 s para alcanzar esta velocidad cuando se mide la fuerza inicial.
Se lee la fuerza del calibrador a medida que el carro, carrito o carretilla empieza a
moverse. No se empuja o hala a mayor velocidad de 1 m/10 s. Si es necesario, se
marca una distancia de 1 m ó más en el piso y se toma la medida con un cronómetro a
fin de ser exactos. Se repite el proceso de medición hasta que se hayan realizado
mínimo tres mediciones consistentes. Se prefieren cinco a siete mediciones. Las
mediciones consistentes no deben diferir entre sí en más de aproximadamente 15 %. Se
registran las mediciones. Se toma el pico o medición de fuerza máxima de las
mediciones de fuerza inicial consistentes.

g) Se ubican los rodachines giratorios en la dirección en línea para medir la fuerza


sostenida. Se coloca el carro, carrito o carretilla en movimiento y se aplica la fuerza
sostenida mínima para mantenerlo en movimiento. Se repite el proceso de medición
hasta que se hayan realizado dos mediciones consistentes. Se registran las mediciones.
Se calcula un promedio de las mediciones de fuerza sostenida consistentes.

45
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ANEXO E
(informativo)

EJEMPLOS DE APLICACIÓN PARA LOS MÉTODOS 1 Y 2

Este anexo proporciona ejemplos para la aplicación de los métodos. La Figura E.1 ilustra el
movimiento de empuje involucrado.

Figura E.1. Empuje de una jaula con cuatro ruedas sobre una distancia de 10 m con dos manos

E.1 EJEMPLO 1

E.1.1 Método 1

E.1.1.1 Información de entrada

- Pico medido de fuerza inicial ejercida: 125 N

- Promedio medido de fuerza sostenida: 30 N

- Pico medido de fuerza de detención: -90 N

- Altura de manija absoluta: 1.45 m

- Distribución por género: 25 % hombres, 75 % mujeres

- Distancia de recorrido: 10 m

- Frecuencia de trabajo: 1/min (y tiempo de acción > 3 s)

46
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

E.1.1.2 Aplicación

a) Se hallan las tablas apropiadas del Anexo A que encajan con la información de entrada
presentados por encima de la altura de la manija (1,45 m), la distancia de recorrido
(10 m) y la frecuencia de trabajo (1/min). Se utiliza la población femenina como la
población límite.

- Altura de manija = 1,45 m: se emplea altura de manija de 1,44 m

- Distancia movida = 10 m: en las tablas, se observan las distancias de 8 m y


15 m; se interpola, si es necesario.

- Frecuencia de trabajo = 1 /min

b) Diríjase a la Tabla A.5 para encontrar fuerzas iniciales que se acomodan al 90 % de la


población femenina;

- para distancia de empuje de 8 m, el límite de fuerza es 160 N;

- para distancia de empuje de 15 m, el límite de fuerza es 140 N.

c) Diríjase a la Tabla A.6 para encontrar fuerzas sostenidas que se acomodan al 90 % de


la población femenina:

- para distancia de empuje de 8 m, el límite de fuerza es de 70 N;

- para distancia de empuje de 15 m, el límite de fuerza es de 40 N.

Empleando la distancia más protectora de 15 m y comparándola con las fuerzas medidas de


125 N para el pico de fuerza inicial y 30 N para la fuerza sostenida promedio, la fuerza inicial
real de 125 N es menor que la capacidad del 90 % de las mujeres para producir una fuerza
inicial de 140 N y la fuerza sostenida real de 30 N es menor que la capacidad del 90 % de las
mujeres para producir una fuerza sostenida de 40 N. Como consecuencia, el riesgo se clasifica
como VERDE.

E.1.2 Método 2

E1.2.1 Información de entrada

a) Parte A. Límites de fuerza con base en la resistencia muscular

1) Paso 1. Límites de fuerza básica, FB (véase el literal B.1.1)

- Altura de manija absoluta: 1,45 m

- Edades: todas por debajo de 50

- Distribución por género: 25 % hombres, 75 % mujeres

2) Paso 2. Ajustes a los Límites de fuerza básica, FB (véase el literal B.1.3)

- Distancia de recorrido: 10 m

- Frecuencia de trabajo: 1/min ( y tiempo de acción > 3 s)

47
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

b) Parte B. Límites de fuerza con base en la resistencia esquelética

1) Paso 1. Límites de fuerza con base en la resistencia compresiva, Fc (véase el


literal B.2.1)

- Edades (las mismas que las anteriores)

- Distribución por género (la misma que la anterior)

2) Paso 2. Límites de fuerza de acción, FLS (véase el literal B.2.2)

- Ángulo de articulación del hombro (<SJ): 0°

- Ángulo de fuerza (<F): 10°

c) Parte C. No aplicable

d) Parte D. Límites de seguridad (véase el numeral 3.2.2.2.4)

- Pico medido de fuerza inicial ejercida: 125 N

- Promedio medido de fuerza sostenida: 30 N

- Pico medido de fuerza de detención: -90 N

E.1.2.2 Procedimiento

a) Parte A Límites de fuerza con base en la resistencia muscular

1) Paso 1. Límites de fuerza básica, FB

Los ejercicios de fuerza estática máximos de empujar/halar de la población de


usuarios prevista se determina teniendo en cuenta la edad, el género y la
estatura (véase el literal B.1.2).

Empleando los subgrupos de población de las Tablas B.5 y B.6 y los límites de
fuerza pre-calculados en las Tablas B.7 a B.10, se puede encontrar que el límite
de fuerza básico, FB, para la población y la altura de la manija determinadas es
138 N (véase la Tabla B.7).

2) Paso 2. Ajustes a los Límites de fuerza básica, FBr

Los límites de fuerza con base en los músculos, FBr, se determinan mediante
ajuste de los Límites de fuerza básica, FB, de acuerdo con la distancia, d, y la
frecuencia, f, de la tarea de empujar/halar (véase el literal B.1.3).

Con la información de entrada se puede hallar a partir de la Tabla B.12 (para una
distancia de empuje de más de 5 m) que

mf (multiplicador de frecuencia de tarea) = 0,36 y

md (multiplicador de distancia de recorrido) = 25 % x 0,26 + 75 % x 0,39 = 0,36.

48
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Empleando la fórmula

FBr = FB [1 − md (d ) − mf ( f )]

Se puede calcular que en este ejemplo de caso el límite de fuerza ajustado es

FBr = 138 (1 − 0,36 − 0,36 ) ≈ 39 N

b) Parte B. Límites de fuerza con base en la resistencia esquelética

1) Paso 1. Límites de fuerza con base en la resistencia compresiva, FC

Se determinan los límites de resistencia compresiva teniendo en cuenta la edad


y género de la población de usuarios prevista. Con la información de entrada, se
puede hallar a partir de la Tabla B.13 que el límite de fuerza compresiva, FC, es
3,0 kN

2) Paso 2. Límites de fuerza de acción, FLS

Se determinan las fuerzas de acción observadas en el sitio de trabajo. FLS no


debe exceder FC de la columna lumbar.

A partir de observaciones, sabemos que <SJ es 0° y <F es 10°. En la Figura B.4


leemos que, para empuje con una FC de 3.0 kN, FLS debe ser más de 600 kN.

c) Parte C. Fuerza limitante

El límite de fuerza con base en la resistencia muscular (FBr = 38,6 N) es menor que el
límite de fuerza con base en la resistencia esquelética (FLS> 600 N), de modo que
FL ≈ 39 N.

d) Parte D. Límite de seguridad

Se calcula un límite de seguridad, FR, a partir de la fuerza limitante mínima, Fmin, y un


multiplicador de riesgo, mr, tal que

FR = mr x Fmin

en donde

mr = 0,85 representa el límite superior de la zona “verde”;

mr = 1,0 representa el límite superior de la zona “amarilla”;

mr > 1,0 representa la zona “roja”.

Por tanto, el límite rojo/amarillo en este caso es 39 N, y el límite amarillo/verde es 33 N.

Puesto que la distancia de empuje es más de 5 m, la fuerza sostenida real que se va a emplear
para la evaluación (y no la fuerza inicial). En este caso, la evaluación es verde, puesto que la
fuerza sostenida real (30 N9) es menor que el límite amarillo/verde de 33 N.

49
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

E.2 EJEMPLO 2. APLICACIONES NORMALIZADA Y AVANZADA. MÉTODO 2

E.2.1 Generalidades

En los aviones de líneas comerciales deben empujarse y halarse los carritos en los pasillos de
la aeronave cuando se sirven los alimentos. en vuelos de distancia corta el servicio puede
ocurrir mientras la aeronave asciende o desciende.

Para el empuje de un carrito de tamaño completo de 90 kg en una pendiente de 5°, se midió


una fuerza de acción de 230 N. Se determina si esta fuerza es aceptable para la probable
población que atiende en el vuelo de la aerolínea a una tasa de 80 empujes por día.

E.2.2 Información de entrada

a) Parte A. Límites de fuerza con base en la resistencia muscular

1) Paso 1. Límites de fuerza básica, FB (véase el literal B.1.1)

- Altura de manija absoluta: 1,02 m

- Edades: todas por debajo de 50

- Distribución por género: 20 % hombres, 80 % mujeres

2) Paso 2. Ajustes a los Límites de fuerza básica, FB (véase el literal B.1.2)

- Distancia de recorrido: <5m

- Frecuencia de trabajo: 80 empujes/8 h = 0,17-min

b) Parte B. Límites de fuerza con base en la resistencia esquelética

1) Paso 1. Límites de fuerza con base en la resistencia compresiva, FC (véase el


literal B.2.1)

- Edades (las mismas que las anteriores)

- Distribución por género (la misma que la anterior)

2) Paso 2. Límites de fuerza de acción, FLS (véase el literal B.2.2)

- Ángulo de articulación del hombro (<SJ): 20°

- Ángulo de fuerza (<F): 20° -30°

c) Parte C. No aplicable

d) Parte D. Límites de seguridad (véase el numeral 3.2.2.2.4)

- Pico medido de fuerza inicial ejercida: 230 N

50
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

E.2.3 Aplicación del Método 2 empleando la información de entrada de las tablas


precalculadas

Se presentan dos ejemplos del Método 2. El primero utiliza los límites de fuerza precalculados
a partir de las tablas presentadas en el Anexo B. El segundo se aplica a los procedimientos
detallados de cálculo presentados en los literales B.1.1 y B.2. Los límites de fuerza resultantes
reflejan el perfil demográfico y antropométrico específico de la población prevista que atiende el
vuelo.

a) Parte A Límites de fuerza con base en la resistencia muscular

1) Paso 1. Límites de fuerza básica, FB

Los ejercicios de fuerza estática máximos para empujar/halar de la población de


usuarios prevista se determina teniendo en cuenta la edad, el género y la
estatura (véase el literal B.1.1).

Los subgrupos de población de la Tablas B.5 para uso profesional conducen al


subgrupo 2 como el más cercano a la condición real. Para una altura de trabajo
de 1,0 m (caso más cercano a la tarea real), los límites de fuerza precalculados
de la Tabla B.7 (empujes, uso profesional) produce una FB de 156 N.

Al aplicar el procedimiento de cálculo detallado presentado en el literal B.1 se


produce una FB de 157 N, la cual refleja la situación demográfica de la población
real.

2) Paso 2. Ajustes a los Límites de fuerza básica, FBr

FBr, se determina mediante ajuste de FB, de acuerdo con la distancia, (d), y la


frecuencia, (f), de la tarea de empujar/halar (véase el literal B.1.3).

Con la información de entrada se puede hallar a partir de la Tabla B.11 (para una
distancia de empuje de menos de 5 m) que

mf (multiplicador de frecuencia de tarea) = 0,15 y

md (multiplicador de distancia de recorrido) = 20 % x 0,3 + 80 % x 0,23 = 0,24

Empleando la fórmula

FBr = FB [1 − md (d ) − mf ( f )]

Se puede calcular que en este ejemplo de caso el límite de fuerza ajustado es

FBr = 156 (1 − 0,24 − 0,15 ) = 95 N

b) Parte B. Límites de fuerza con base en la resistencia esquelética

1) Paso 1. Límites de fuerza con base en la resistencia compresiva, FC

Se determinan los límites de resistencia compresiva teniendo en cuenta la edad


y género de la población de usuarios prevista. Con la información de entrada, la
Tabla B.13 da como resultado FC = 3,0 kN.

51
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Al calcular FC mediante el procedimiento detallado en el literal B.2 se obtiene


FC = 3,9 kN. El procedimiento de cálculo detallado aquí refleja mejor la
demografía de los auxiliares de vuelo alrededor de los 25 años de edad.

2) Paso 2. Límites de fuerza de acción, FLS

Se determinan las fuerzas de acción observadas en el sitio de trabajo. FLS no


debe exceder FC de la columna lumbar.

A partir de observaciones de la tarea, sabemos que <SJ es 20° y <F es 20° a


30°. En la Figura B.4 leemos que, para empuje con una FC de 3,0 kN, FLS debe
ser más de 600 N.

c) Parte C. Fuerza limitante

El límite de fuerza con base en la resistencia muscular (FBr = 95 N) es menor que el


límite de fuerza con base en la resistencia esquelética (FLS> 600 N), de modo que
FL = 95 N.

d) Parte D. Límite de seguridad

Se calcula el límite de seguridad, FR, a partir de la fuerza limitante mínima, Fmin, y un


multiplicador de riesgo, mr, tal que

FR = mr x Fmin

en donde

mr = 0,85 representa el límite superior de la zona “verde”;

mr = 1,0 representa el límite superior de la zona “amarilla”;

mr > 1,0 representa la zona “roja”.

Por tanto, el límite rojo/amarillo en este caso es 95 N, y el límite amarillo/verde es 80 N.

En este caso, la evaluación es ROJA, puesto que la fuerza sostenida real (230 N) excede el
límite rojo/amarillo de 95 N.

E.2.4 Aplicación del Método 2 empleando la información de entrada de las mediciones


de fuerza específicas

a) Parte A Límites de fuerza con base en la resistencia muscular

1) Paso 1. Límites de fuerza básica, FB

Capacidades de resistencia estática máxima para empuje de carritos


(empleando un grupo de ensayo de 440 mujeres y 80 hombres).[10]

Puesto que la distribución de edad y género difiere entre el grupo de ensayo y


las dos aerolíneas (véase la Figura E.2), se calculó una distribución de fuerza
sintética para las dos aerolíneas (véase la Figura E.3) empleando el enfoque
presentado en la norma EN 1005-3:2002, Anexo B.[11]

52
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

La distribución sintética muestra una fuerza de empuje máxima de 215 N para la


15.a percentil de las aerolíneas 1 y 2.

2) Paso 2. Ajustes a los límites de fuerza básica, FBr

FBr, se determina mediante ajuste de FB, de acuerdo con la distancia, (d), y la


frecuencia, (f), de la tarea de empujar/halar (véase el literal B.1.3).

Con la información de entrada se puede hallar a partir de la Tabla B.11 (para una
distancia de empuje de menos de 5 m) que

mf (multiplicador de frecuencia de tarea) = 0,15 y

md (multiplicador de distancia de recorrido) = 20 % x 0,3 + 80 % x 0,23 = 0,24

Empleando la fórmula

FBr = FB [1 − md (d ) − mf ( f )]

Se puede calcular que en este ejemplo de caso el límite de fuerza ajustado es

FBr = 215 (1 − 0,23 − 0,15 ) = 131 N

Convenciones

A distribución por edad y sexo C5 grupo de ensayo de hombres


B frecuencia, % C6 grupo de ensayo de mujeres
C1 hombres 5 x 4 aerolínea 1 D1 jóvenes (< 25 años)
C2 mujeres 5 x 4 aerolínea 1 D2 adultos mayores (>40 años)
C3 hombres 5 x 4 aerolínea 2 D3 intermedios (25-40 años)
C4 mujeres 5 x 4 aerolínea 2

Figura E.2 Distribución de edad y género dentro de dos aerolíneas y un grupo de personas de ensayo

53
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

A
100 %

90 %
D1
80 %
D2
70 %

60 %

B 50 %

40 %

30 %

20 %

10 %

0%
100 200 300 400 500 600
C

Convenciones

A fuerzas de empuje máximas a la altura de la manija del carrito


B frecuencia acumulada, %
C fuerza, N
D1 aerolínea 1
D2 aerolínea 2

Figura E.3. Frecuencia acumulada sintética de fuerzas de acción máximas de las dos aerolíneas

b) Parte B. Límites de fuerza con base en la resistencia esquelética

1) Paso 1. Límites de fuerza con base en la resistencia compresiva, FC

Se determinan los límites de resistencia compresiva teniendo en cuenta la edad


y género de la población de usuarios prevista. Con la información de entrada, la
Tabla B.13 da como resultado FC = 3,0 kN.

2) Paso 2. Límites de fuerza de acción, FLS

Se determinan las fuerzas de acción observadas en el sitio de trabajo. FLS no


debe exceder FC de la columna lumbar.

A partir de observaciones de la tarea, sabemos que ∠SJ es 20° y ∠F es 20° a


30°. En la Figura B.4 leemos que, para empuje con una FC de 3,0 kN, FLS debe
ser más de 600 N.

c) Parte C. Fuerza limitante

El límite de fuerza con base en la resistencia muscular (FBr = 131 N) es menor que el
límite de fuerza con base en la resistencia esquelética (FLS> 600 N), de modo que
FL = 131 N.

54
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

d) Parte D. Límite de seguridad

Se calcula el límite de seguridad, FR, a partir de la fuerza limitante mínima, Fmin, y un


multiplicador de riesgo, mr, tal que

FR = mr x Fmin

en donde

mr = 0,85 representa el límite superior de la zona “verde”;

mr = 1,0 representa el límite superior de la zona “amarilla”;

mr > 1,0 representa la zona “roja”.

Por tanto, el límite rojo/amarillo en este caso es 131 N, y el límite amarillo/verde es 111 N.

En este caso, la evaluación es roja, puesto que la fuerza sostenida real (230 N) excede el límite
rojo/amarillo de 131 N.

55
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

ANEXO F
(Informativo)

MÉTODO PARA DETERMINAR DISTRIBUCIÓN DE RESISTENCIA COMBINADA PARA UN


GRUPO DE REFERENCIA PARTICULAR

El método 2 como se describe en el numeral 3.2.2.2 y el literal B.1.1.3 adopta un procedimiento


especial para sintetizar las distribuciones de resistencia de cualquier población de usuarios
opcional empleando las distribuciones de resistencia de referencia de mujeres jóvenes. Este
procedimiento modifica en especial el conjunto completo de distribuciones de resistencia de
referencia provisto en todas las alturas de trabajo relativas. Aquí se presenta un ejemplo que
demuestra estas modificaciones para una distribución de referencia seleccionada. Este
procedimiento sigue muy de cerca el “método de distribución sintética” original de acuerdo con
la norma EN 1005-3[11]. Su esquema de cálculo incluye dos pasos principales que se describen
en detalle.

F.1 PARÁMETROS DE ENTRADA

F.1.1 Fuerza

El procedimiento requiere primero parámetros de distribución de fuerzas isométricas máximas


como se observan en un grupo de referencia particular (véase la Figura F.1).

a) Grupo de referencia:

- mujeres;

- 20 años ≤ edad ≤ 30 años.

b) Parámetros de distribución:

- promedio de fuerza, F ;

- desviación estándar del grupo de referencia, σ.

Por lo general, cada grupo de referencia debe ser parte de la misma población objeto para la
que se calculan límites; por ej. los europeos, norteamericanos, el mundo o algún agrupamiento
combinado. Las fuerzas de referencia pueden medirse de manera directa o se pueden hallar en
la literatura o en la Tabla F.1.

56
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

%
100

1 350

50

0
0 500 1 000 X

Convenciones

X resistencia, N

Empuje: F = 228,0 N; σ = 84,8 N

Figura F.1. Ejemplo de parámetros de distribución

57
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla F.1. Parámetros de distribución de resistencia máxima de mujeres jóvenes (alemanas)


en edades entre 20-30 años

F σ
Actividad
N N

Trabajo de la mano – agarre mecánico con


270,0 54,1
una mano

OW = 10 %

Trabajo del brazo- en posición sentada, un


brazo:

- X + + Hacia arriba (+z) 56,0 18,4

Hacia abajo (-z) 86,0 33,2

Y Hacia afuera (+x) 63,5 26,2

Hacia adentro (-x) 83,4 24,6


-
Empuje (+y)
+
- Con espaldar 303,0 81,0

Z - Sin espaldar 75,5 42,7

- Halar (-y)
-
- Con espaldar 242,0 44,9

- Sin espaldar 65,7 33,5


Trabajo con todo el cuerpo – de pie

- Empujar 228,0 84,8

- Halar 161,0 45,7

Trabajo con pedal – en posición sentada,


30° con espaldar

- Acción de la rodilla 282,0 96,5


120°
- Acción de la pierna 528,5 157,6
30°

120°

Aproximación: Si no hay datos disponibles del grupo de referencia, se pueden emplear parámetros de
distribución de la población femenina adulta.

58
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

F.1.2 Demografía de los usuarios

Además se debe analizar la población de usuarios prevista. Este análisis se concentra en


subgrupos como se especifica por edad y género de acuerdo con las siguientes categorías:

a) mujeres

nf1 : edad < 20 años

nf2 : 20 ≤ edad ≤ 50 años

nf3 : edad < 50 años

b) hombres

nm1 : edad < 20 años

nm2 : 20 ≤ edad ≤ 50 años

nm3 : edad > 50 años

nf, % nm , %

100 100

50 50

0 0
1 2 3 X 1 2 3 X

a) mujeres b) hombres

Convenciones

X grupo de edad

nfi, nmi representaciones de subgrupos que reflejan el perfil demográfico de la población de usuarios prevista

nf1 = 1,6%; nf2 = 31,6 %; nf3 = 7,6 %

nm1 = 2,0 %; nm2 = 43,8 %; nm3 = 13,4 %

Se verifica que todos los nfi y nmi totalicen el 100 %

NOTA Población: CE (12 países miembros)

Figura F.1 Ejemplos de análisis de la población de usuarios prevista

59
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

F.2 PROCEDIMIENTO

En un segundo paso, con un procedimiento especial se calculan los límites de fuerza en


especial ajustados a las poblaciones de usuarios especificadas en el literal F.1. En los literales
F.2.1 al F.2.4 se presenta el procedimiento.

F.2.1 Parámetros de distribución sintética de subgrupos

Los promedios de fuerza y las desviaciones estándar de todos los demás subgrupos, i, se
definen mediante los parámetros de referencia (F , σ ) presentados en F.1 y algunos
multiplicadores apropiados (αxx, sxx) expresando relaciones entre edad y género (véase en la
Tabla F.2 un ejemplo y la Tabla F.3).

a) Mujeres

- promedio de fuerza: F fi = F x α fi

- desviación estándar: σ fi = σ x s fi

b) hombres

- promedio de fuerza: F mi = F x α mi

- desviación estándar: σ mi = σ x s mi

en donde

i = 1,2,3 es el grupo de edad;

αxx, sxx son los multiplicadores de subgrupo;

(F, σ ) son el promedio de fuerza y la desviación estándar del grupo de referencia, según se
especifica en el literal F.1.

Tabla F.2. Ejemplo de determinación de promedios de fuerza y desviaciones estándar

Grupo de edad 1 2 3

F fi 172,8 180,0 167,4

σ fi 61,8 60,0 57,6

F mi 351,0 388,8 306,0

σ mi 94,2 99,0 108,0

f mujeres
m hombres
i grupo de edad, 1, 2 ó 3
F promedio de fuerza
σ desviación estándar

60
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Tabla F.3. Multiplicadores de subgrupo que sintetizan las distribuciones de resistencia del subgrupo

Promedio de fuerza Desviación estándar


α xx s xx
Grupo de edad 1 2 3 Grupo de edad 1 2 3
Mujeres α fi 0,96 1,00 0,93 Mujeres sfi 1,03 1,00 0,96
Hombres σ mi 1,95 2,16 1,70 Hombres smi 1,57 1,65 1,81

F.2.2 Distribuciones logarítmicas

En niveles de fuerza inferiores (por ej. F = 63.5 N, σ = 26.2 N) cualquier aproximación a lo


normal arroja resultados cada vez más deficientes en percentils inferiores (1 %). En este caso,
las distribuciones logarítmicas son más realistas. Una transformación sencilla ofrece un
conjunto nuevo de parámetros de distribución logarítmica.

Mujeres F fi = In (F fi )
F fi + σ fi
σ fi = In
F fi

Hombres F mi = In (F mi )
F mi + σ mi
σ mi = In
F mi

Fuerza variable x = ex

Los siguientes pasos se aplican a los parámetros anteriores de la misma manera que lo hacen
para distribuciones normales lineales.

F.2.3 Generación de nuevas funciones de distribución de subgrupos de hombres y


mujeres

a) Mujeres:

1 x
DFfi ( x ) =

2
e-0,5z fi dz
σ fi 2π −∞

en donde

x − F fi
zfi =
σ fi

x es la fuerza variable

b) Hombres

1 x
DFmi ( x ) =
∫e
2
-0,5zmi
dz
σ mi 2π −∞

en donde

x − F mi
zmi =
σ mi

x es la fuerza variable

61
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

Véase un ejemplo en la Figura F.3.

DFfi (x), %
DFmi (x), %

100

50 b

0
1 500 1 000 X
Convenciones
X fuerza, N
a
Mujeres
b
Hombres

Figura F.3. Ejemplo de generación de nuevas funciones de distribución

F.2.4 Ponderación y combinación de todas las distribuciones de subgrupo

Esto se expresa mediante la ecuación

nfi DFfi ( x ) + nmi DFmi ( x )


DF ( x ) = ∑
j
100

en donde nfi, nmi son los porcentajes de todos los subgrupos.

Véase un ejemplo en la Figura F.4

62
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

DFfi (x), %
DFmi (x), %
DF(x), %

100

80

60

40

20

0
1 500 1 000 X

Convenciones
X fuerza, N

Figura F.4. Ejemplo de generación de nuevas funciones de distribución

F.3 RESULTADOS

DF(x) es la función de distribución de resistencia combinada de todos los subgrupos


dependiendo de la fuerza x. Su forma refleja con mucha precisión el perfil demográfico de
cualquier población objeto en particular. Por lo general estas funciones de distribución
sintéticas remplazan las distribuciones de referencia originales de mujeres en todos los demás
pasos de cálculo del método 2.

DF(x), %

100

80

60

40

20

0
1 500 1 000 X

Convenciones
X fuerza, N

Figura F.5 Ejemplo de resultado

63
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

BIBLIOGRAFÍA

[1] JAGER, M. Belastung und Belastbarkeit der Lendenwirbelsaule im Berufsalltag - Ein


interdisziplinarer Ansatz fur eine ergonomische Arbeitsgestaltung; Forlschrittberichte VDl,
Reihe 17, Nr. 208, VDI-Verlag, Düsseldorf, 2001

[2] JAGER, M., JORDAN, C., THEILMEIER, A and LUTTMANN, A Dortmunder


Lumbalbelastungsstudie 2: Ermittlung und Beurteilung vergleichbarer Tatigkeiten
hinsichtlich der Korperhaltung und der Wirbelsaulenbelastung bei verschiedenen
beruflichen Tatigkeiten; Hauptverband der gewerblichen Berufsgenossenschaften, St.
Augustin, 2001

[3] ISO 7730, Ergonomics of the Thermal Environment - Analytical Determination and
Interpretation of Themal Comforl Using Calculation of the PMV and PPO Indices and Local
Thermal Comforl Criteria

[4] SNOOK, S.H. and CIRIELLO, V.M. The Design of Manual Handling Tasks: Revised
Tables of Maximum Acceptable Weights and Forces, Ergonomics 1991, vol 34, no. 9,
1197-1213

[5] SCHAEFER, P., BOOCOCK M., KAPITANIAK, B., SCHAUB K.H., MEYER F. Push & Pull
by ISO 11228/2 Force Limits Adjustable to Age, Gender and Stature Distributions,
International Ergonomics Association Conference, CDROM 00905.pdf, Seoul, 2003

[6] ROSENBERG, S. Human Lumbar Spine - Structural Stabilities and Load Limits, PHD
Thesis (under publication), Inst. of Ergonomics, TU München, Boltzmannstr. 15,85747
Garching, Germany, 2004

[7] DIN 33411-5, Physical Strength of Man - Parl5: Maximale Isometric Action Forces, Values

[8] JÜRGENS, H.W., AUNE, lA, PIEPER, U. (1989): Internationaler Anthropometrischer


Datenatlas. Schriftenreihe der Bundesanstalt für Arbeitsschutz Feb.587. Dortmund:
Bundesanstalt für Arbeitsschutz.

[9] MITAL, A, NICHOLSON, AS., AYOUB, M.M. A Guide to Manual Materials Handling, 2nd
edition, Taylor and Francis London, Washington, OC, 1997.

[10] GLlTSCH, U., OTTERSBACH, H.-J., ELLEGAST, R., HERMANNS, l., FELDGES, W.,
SCHAUB, K.-H., BERG, K., WINTER, G., SAWATZKI, K., Voss, J., GOLLNER, R.,
JAGER, M., FRANZ, G. Untersuchung der Belastung van Flugbegleiterinnen und
Flugbegleitern Beim Schieben und Ziehen van Trolleys in Flugzeugen, BIA-Report, St.
Augustin, 2004.

[11] EN 1005-3:2002, Safety of Machinery - Human Physical Performance - Part 3:


Recommended Force Limits for Machinery Operation.

[12] Eastman Kodak Company, Kodak's Ergonomic Design for People at Work, Second
Edition, John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, NJ, 2004, pp. 240, 553-557.

[13] International Data on Anthropometry. Occupational Safety and Health Series # 65, ILO,
Geneva, 1990, 113 pp. ISBN 92-2-106449-2.

64
NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 5693-2

[14] JAGER, M. and LUTTMANN, A The load on the lumbar spine during asymmetrical bi-
manual materials handling. Ergonomic, 1992, Vol. 35, 7/8, 783-805.

[15] JAGER, M., LUTTMANN, A and LAURIG, W. Lumbar Load During one-handed
bricklaying. International Journal of Industrial Ergonomics, 8 (1991) 261-277.

[16] For PC-tools for the work with synthetic distributions see the IAD- Toolbox korpertiche
Arbeit (physical workload) German Page:
http://www.arbeitswissenschaft.de/lnstitutlinfoprodukte.htm

[17] HOOZEMANS M.J.M., KUIJER P.P.F.M., KINGMA l., VAN OlEEN, J.H., DE VRIES,
W.H.K., VAN DER WOUDE, L.H.v. et al. Mechanical loading of the low back and
shoulders during pushing and pulling activities. Ergonomics 2004,47(1):1-18).

[18] EN 614-2:2000, Safety of Machinery - Ergonomic Design Principies. Part 2: Interactions


between the Design of Machinery and Work Tasks.

[19] ISO 14121: 1999, Safety of Machinery. PrincipIes of Risk Assessment.

[20] ISO/IEC Guide 51: 1999, Safety Aspects - Guidelines for Their Inclusion in Standards.

[21] ISO 6385, Ergonomic Principies in the Design of Work Systems.

[22] ISO 7250, Basic Human Body Measurements for Technical Design.

[23] ISO 11226, Ergonomics. Evaluation of Static Working Postures.

65

Related Interests