You are on page 1of 2

Aporte personal para contribuir en una Cultura de Paz

La desvalorización, la pérdida de valores hoy en día es común, desafortunadamente es una


realidad que no la podemos evadir, y es que el vivir en una cultura de paz de ha ido
extinguiendo desde hace muchos, muchos años, esto nos afecta a todos, como padres, como
hijos, hermanos, pero sobre todo como sociedad.

Es preocupante el vivir dentro de una sociedad marginada por la delincuencia, estamos de


rodillas ante nuestros jóvenes consumiendo y siendo esclavos de las drogas, en fin, son
tantas cosas y sobre todo el vivir alejados de Dios.

Pensamos que estamos en este mundo por pura coincidencia, no agradecemos a Dios por la
oportunidad y privilegio que es el poder conocer su gracia mediante esa creación perfecta
que él hizo y somos nosotros.

Yo como ser humano reconozco que soy débil y que mi vida no es la más perfecta, pero
puedo decir que en mi familia me han enseñado a contribuir en la Cultura de Paz,
primeramente mi madre me ha enseñado a agradecerle a Dios y sé que él es el dueño de
nuestra vida.

También me ha enseñado a respetar a los demás y sobre todo a ser compartido y generoso
con el necesitado.

Para contribuir a una cultura de paz yo considero que debo seguir los siguientes pasos:

 Ser justo y sincero ante cualquier situación.


 Respetar los derechos de los demás y respetar a los demás.
 Ser cordial y compartido con las demás personas.
 Ser noble y tener esa valentía personal.
 Cortés con las personas ya que este valor inspira confianza entre las personas.
 Responsable ante mis compromisos.
La paz es el resultado de muchas actitudes, todas estas fundamentadas precisamente en la
caridad, no entendida como limosna, sino como amor. Hay tantas personas que necesitan en
que sea de una palabra de aliento y a veces por ser orgullosos no la damos, no lo hagamos
por hacer un favor, sino por sentirnos bien como personas con valores.