You are on page 1of 4

1.

Marihuana

Es la droga “ilegal” preferida por los usuarios. Los efectos al fumar marihuana incluyen
falta de coordinación física, taquicardia, somnolencia y depresión. La Fundación por
un Mundo Libre de Drogas (FMLD), señala que el humo de la marihuana contiene
alrededor de 70% más de sustancias causantes de cáncer que el humo del tabaco.

2. Cocaína

Es un estimulante del sistema nervioso, genera una fuerte adicción. El efecto


inmediato de la cocaína se presenta en síntomas como la paranoia, enojo y ansiedad,
los riesgos son: ataque cardiaco, falla respiratoria y apoplejía, que pueden causar la
muerte repentina.

3. Inhalables

Se observó un incremento de 1.4%, en 2002, a 2.4% en el 2008. Son causantes de


irritación de las mucosas nasal y bucal. El Consejo Nacional
de Educación para la Vida y el Trabajo (coneVyT), órgano de
la Secretaría de Educación Pública (SEP), indica que, los
síntomas inmediatos de esta adicción pueden ser la anorexia,
mareos, sueño y cambios en la percepción del entorno. Los
daños más graves son la ceguera, infarto cerebral, pérdida de
memoria y problemas cardiacos.
4. Alcohol

La prevalencia respecto al consumo de alcohol alguna vez, fue de 65.1%, 65.3% en


hombres y 64% en mujeres. Los efectos inmediatos del alcohol son la euforia y
deshinibición, mareos, náuseas, vómitos y una sensación repentina de bienestar. El
consumo excesivo de alcohol también causa daños permanentes al cerebro, que se
presentan como convulsiones y delirios, además de dificultar la absorción de las
vitaminas B, E, A, K y C.

5. Tabaco

El hábito de fumar perjudica a casi todos los órganos del cuerpo. Ha sido vinculado a
las cataratas y neumonía. El tabaco reduce la esperanza de vida ya que causa cáncer
de pulmón, laringe, riñón, vejiga, estómago, colon, cavidad oral y esófago.

6. Tranquilizantes

Son medicamentos utilizados para tratar el estrés,


ansiedad y auxiliares para conciliar el sueño. A corto
plazo generan aislamiento, cansancio, disminuyen la
reacción emocional, y cambian el estado anímico. A largo
plazo el uso de tranquilizantes genera cambios en el peso
y el apetito, dificultad para conciliar el sueño, alteración
de los periodos menstruales, y una necesidad fuerte
hacia su consumo.
7. Anfetaminas

Son un tipo de droga, estimulante del sistema nervioso y que por lo general se
presenta en cápsulas o pastillas. Aumenta el estado de alerta y genera
comportamiento agresivo y violento. Su consumo causa daños psicológicos, como
agitación, euforia, confianza y energía momentáneas, y también daños fisiológicos,
como taquicardia, insomnio, hipertensión, sudoración y trastornos digestivos. Lo más
común es generar pérdida del apetito.

8. Éxtasis

De acuerdo a reportes de la Secretaria de Seguridad Pública (Ssp), en México se


consumen al año alrededor de 400 kilogramos de éxtasis. A diferencia de los
alucinógenos, esta droga no produce trastornos sensoriales. Potencializa la capacidad
de memoria, tiene efectos antidepresivos y analgésicos, es utilizado para "aguantar
más". Esta droga contrario a lo que podría pensarse puede causar la muerte
repentina, ya que lleva a la deshidratación y daño cerebral.
9. Heroína

Los efectos inmediatos al consumir heroína son: boca seca, piel rojiza y pesadez del
cuerpo y produce alteraciones del sistema nervioso central. El consumo de esta droga
puede incluir aborto espontáneo, colapso venoso y enfermedades infecciosas por el
uso de jeringas entre las que pueden estar la hepatitis y el VIH/SIDA.

10. LSD

Es una droga altamente alucinógena, y contiene sustancias químicas que alteran el


estado de ánimo. Causa daños en el sistema nervioso central. Los efectos
alucinógenos pueden durar hasta 12 horas, lo que causa mayor sensibilidad. Puede
ser causa de muerte, esquizofrenia y paranoia, quien la consume está
constantemente angustiado.