You are on page 1of 12

ARBOR Ciencia, Pensamiento y Cultura

NACIÓN Y MELANCOLÍA: CLXXXIII 724 marzo-abril (2007) 319-330 ISSN: 0210-1963

LITERATURAS DE LA VIOLENCIA
EN COLOMBIA, 1995-20051
Alejandra Jaramillo Morales
Profesora Asistente
Universidad Nacional de Colombia

ABSTRACT: The deep social crisis in Colombia and the tendency RESUMEN: La profunda crisis social de Colombia y la tendencia a
to solve any conflict through the use of violence has an identitary solucionar los conflictos de forma violenta tiene su reflejo identi-
reflection along with very broad artistic implications, in the Art, the tario y su proyección en el arte, el cine y la literatura. Melancolía y
movies and the literature. Both Melancholy and Violence have been violencia se muestran en la novelística de la última década.
portrayed by the Colombian writers in the last decade.
PALABRAS CLAVE: Melancolía, identidad, arte, cine y lite-
KEY WORDS: Melancholy, identity, art, films and literature of Co- ratura colombianos, violencia, novela (1995-2005), escritores
lombia, violence, novels (1995-2005), colombian writers. colombianos.

¿Que el arte colombiano muestra qué? ¿Que muestra un cia de las industrias culturales, como caminos para ayudar
estado melancólico? No, pero no todo el cine y la literatura a entender la situación de la sociedad colombiana en su
colombianos son tristes. Esta fue una de las conversaciones relación con las violencias que la aquejan.
recurrentes que tuvimos durante los meses en que se ade-
lantó esta investigación con personas cercanas o no al cine Este tipo de análisis está fundado en la creencia benjaminia-
o la literatura. La melancolía suele relacionarse en nuestro na de que el arte es una de las expresiones fundamentales
imaginario con la tristeza y no con otros síntomas como para entender las sociedades. Pensamos que allí se reflejan
una disminución del yo –pérdida de autonomía e incapaci- los mecanismos de control, la concepción del mundo, los
dad de transformar la realidad–, una tendencia a denigrar sistemas económicos, las formas de resistencia y los sueños
del mundo, una queja por la pérdida de seres o abstraccio- humanos. Nuestra mirada tiene la virtud de cuestionar las
nes como el bienestar y la paz, y una forma comunicativa relaciones entre literatura, identidad e industria cultural,
maniaca, es decir, que muestra la inconformidad desde lo que asumimos necesaria a nuestra época. Pues el siglo XX y
jocoso así como desde la profunda desazón vital. como herencia el XXI, hizo de la literatura un instrumento
fundamental para el proyecto modernizador, que en relación
La pregunta que debemos hacernos es: ¿Podemos pensar con Latinoamérica fue siempre un proyecto colonizador, en
que las expresiones artísticas colombianas de la última dé- el cual las ideologías –aunque ya no se quiera usar el tér-
cada muestran tendencias melancólicas? Esa interrogación, mino– han podido transmitirse masivamente2. Así, los bienes
eje de nuestro ensayo logra mostrar cómo en la producción culturales son un instrumento político necesario a cada país,
literaria nacional se encuentran numerosos síntomas de la y por ello creemos que cada vez se debe escribir –publicar
melancolía que visibilizan una tendencia a la minoría de textos más diversos– sin que esas actividades tengan que
edad en los y las colombianos. Por lo cual concluimos que dar rendimientos financieros o ser autosostenibles, sino que
es necesario, de forma transdisciplinar, intentar análisis además significa la oportunidad de hacer resistencia a los
de las conductas sociales que en Colombia perpetúan la embates de la globalización como proyecto homogenizador
violencia –la pobreza, la exclusión, el abandono, el des- de la cultura, encubierto en la falacia de la diversidad.
amor, la guerra–. Para ello hacemos un aporte a las otras
iniciativas de estudio de la violencia que se han dado en La situación cultural, el desarrollo de procesos identitarios
los últimos años, sumando el diálogo de la literatura con el colectivos que permitan un mejor y más armónico desarro-
psicoanálisis como método interpretativo de lo simbólico y llo de la cultura en Colombia, se encuentran condicionados
los estudios culturales que se cuestionan por la importan- por las violencias que este país vive. De ella se desprenden

que si bien la alberga la posibilidad de la violencia. esencial a cada cultura. de varias generaciones. estamos convencidos de que el poder resignificador de los en algunos casos. de los conflictos sociales ha generado una fuerte tendencia biana están en permanente proceso de transformación y a equiparar simbólicamente la identidad de los colombia- pueden crear identidades. espe. especialmente en el literatura y otras expresiones artísticas cumplen una labor encuentro con el otro. Las para la cual la violencia es inherente a la condición hu- expresiones culturales son uno de los medios principa. como lo propone novelas elegidas para nuestro análisis detallado lograron Emmanuel Levinas3. como el poema de Pico de la Mirandola4. y desde diferentes ópticas ha artistas. y por otra. las pérdidas sociales más representativas de la sociedad tivas. Es decir. es necesario reconocer la posibilidad de representación de la sociedad también los hace de de autoformación que le permite a cada cultura elegir sus transformadores de la identidad. estas de una sociedad más pacífica. para la masificación de productos culturales. Si bien. desigualda- y la guerra en Colombia expresados en textos literarios. relación de términos. plural. ¿qué tipo de elaboración del dolor promueven dichos productos culturales?5 Así. y y las colombianas. La regu. una esencialización de la identidad nacional de la pobreza. Esta decisión respondió a que laridad de la pobreza y la guerra en Colombia ha llevado. de elaboración del dolor se lleva a cabo a través de las Nº 724 turales. dad de ser masificado adquiere un lugar determinante en dadanos. sido altamente masificadas. de lo colombiano. influyen construcción y reconstrucción permanente de identidades en la conformación de subjetividades e identidades colec. y no como una estructura ¿MELANCOLÍA. por una parte reflejan sido reiterada una tendencia nueva que desmiente dicha los niveles de desarrollo moral de las culturas. los procesos identitarios en la cultura colom. Pobreza. fragmentado. impone? galidad. resulta innegable que la violencia sufrida por cada uno de las y los colombianos Los procesos de elaboración del dolor frente a la violencia a lo largo de décadas de conflictos armados. No obstante. decisiones que el criterio del “mercado”. Por tanto. que respondan nos y la violencia. Esta relación metafórica produce. subjetividades. en los últimos años. Y. entre de forma diferente a la violencia y que elaboren el dolor otras cosas. son pérdidas que han provocado el ¿Quién y por qué adquiere el poder de manejar los bienes NACIÓN Y MELANCOLÍA: LITERATURAS DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA. entre más ciu- propios procesos. y que expresa causas complejas y contribuyen en las transformaciones de la misma. en la literatura. 1995-2005 letargo que a lo largo de nuestro ensayo explicamos como simbólicos que representan y cuestionan las identidades? símbolo de lo melancólico. y por tanto que le permitiría a la cultura dadanos y ciudadanas tengan contacto con dichos bienes colombiana reconstruir una identidad fundada en mayor mayor es su impacto resignificador-transformador. UN SÍNTOMA NACIONAL? estable. inestable. medida en actitudes argumentativas y no violentas. la exclusión. corrupción. se reconocen que adicionalmente cumplieran con la condición de haber como sujetos individuales y como colectividad. guerra. inseguridad. 320 ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 . el desamor y la guerra. Sin embargo. Los ha abordado la pregunta. Entendemos la identidad como un elemento moldeable. abandono. Así. el ser humano en su condición misma un impacto social transformador. ha jugado un papel determinante en la que son promovidos por las industrias culturales. des. explotación. desamor. plurales que producen resoluciones violentas sin que la cialmente en los procesos catárticos y de identificación violencia sea necesariamente una característica esencial que el arte produce. individuales y colectivas en el país. donde Dios le explica a Adán que La profunda crisis social que vive Colombia y la tendencia le dio la posibilidad de construir su propia imagen. elegimos analizar algunas de Podemos decir que la violencia como una experiencia las novelas más representativas de los recurrentes sín- cotidiana ha marcado la manera en que los colombianos tomas que a lo largo de nuestro estudio encontramos. lo cual niega las posibilidades de construcción la construcción de identidades colectivas. mana colombiana. que quien tiene la posibili- esencia violenta o una traza genética violenta en sus ciu. de de sus habitantes a solucionar de forma violenta muchos cincelarse. como parámetro exclusión. Esta premisa nos llevó a varias preguntas: ¿qué tipo colombiana que se expresan en los diferentes bienes cul. se les para el desarrollo de tales procesos identitarios. ile. como en nuestro caso. a la perversa idea de que existe una bienes culturales es tan alto. Por ende. colectivos o individuales.

empobrecimiento que se funda en La melancolía se singulariza en lo anímico por una desazón la tendencia a incorporar lo perdido. únicamente en que este último no cumple con el síntoma que sin duda al ser vista desde el marco colectivo de la final. a diferencia del duelo. que las personas van perdido el respeto por sí en cuenta que la visión freudiana expresada en el artículo mismas y tienen buenas razones para hacerlo. es también una necesidad de “franqueza del objeto de su pérdida. se denigra Vista así. Preferimos más bien la visión lacaniana que complejiza el sentido de cualquier pérdida al proponer más bien que Una de las razones principales que nos ha llevado a enfa- aquella es siempre irrecuperable. pues. ha sido relacionado con otros dos textos importantes de la pérdida que la ocasiona genera una ambigüedad en el su obra como La interpretación de los sueños de 1900 y sujeto en la medida en que es una “pérdida de objeto “Psicología de las masas y el análisis del yo” de 19216. al no poder ubicar y entender el sen- reflejan en el cine y la literatura nacionales. “la queja contra sí como un trabajo normal. como lo propone Jean Allo- de una sociedad viven y entienden su realidad. Es decir. requiere realizar el proceso de duelo como una pérdida de una parte del procesos de comprensión. La melancolía tido de dicha pérdida9. sujeto entender la magnitud de la pérdida del otro y del bición de toda productividad y una rebaja en el sentimiento trozo de sí que con aquel se va. y generar así un estado de –negar– esa pérdida de sí propuesta por Lacan. siguiendo con la terminología freudiana. que Nuestro punto de partida fue la distinción entre duelo y corresponde al proceso depresivo. la tendencia a producir terror de duelo que apelen a elementos como la locura. Lo melancólico dianos en relación con la melancolía. cayendo así de “Duelo y melancolía” de 1917 contextualiza el duelo en una especie de minoría de edad. y de allí fuimos encontrando otros elementos inconsciente en lo que atañe a la pérdida” y por tanto la psicoanalíticos que ayudan a explicar mejor aspectos para convierte en una relación objetal donde el ser mismo se entender componentes de la realidad colombiana que se ve comprometido. estéril y moralmente despreciable. dicha normalidad impide entender texto de violencia como la colombiana. para nuestro análisis es fundamental tener en cuenta producido por el uso de la violencia en la resolución de que el duelo o la melancolía expresan y llegan a apropiar conflictos puede imponerse. sustraída de la conciencia. intransferible y que más tizar más la melancolía que el duelo a lo largo de nuestro bien lo importante radica –y eso es lo que creemos que análisis. una queja contra el otro y la ejecución es tiva del duelo con la cual no estamos del todo de acuerdo. Este artículo En la melancolía. nales de los últimos diez años. de queja constante sobre el yo mismo10.La identidad nacional. considerada como un sistema de hace el arte– en delinear los contornos de dicha pérdida narrativas cambiantes a través de las cuales los sujetos para hacerla entendible. una perspectiva restitu. Peor aun. Ahora y a imposibilitar el entendimiento y sanación al dolor bien. es decir. y que ello incapacidad resignificadora. un disfraz trágico de la masacre del otro”13. en el cual no hay nada melancolía. Aunque claramente nuestra in. que generalmente profundamente dolida. la pérdida de la capacidad de amar. radica precisamente en esa “minoría de edad” ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 321 . se hace reproches. a un ciones y se extrema hasta una delirante expectativa de ansia de venganza que puede recaer en el sujeto mismo11. en el artículo “Duelo y melancolía”. desproporcionada carencia de vergüenza. mismo es. Esta expresión de queja. la persona “describe a su yo como indigno. identidad colombiana y su expresión en la literatura nacio- miento de sí que se expresa en autorreproches y autode. Así. en un con. ante una pérdida en el duelo es definida por Freud de la siguiente manera: el mundo se hace “pobre y vacío” y en la melancolía “eso le ocurre al yo mismo”. De otra manera. reparación y resignificación de ser mismo. sirve como expresión de las nigraciones” en cuanto a que el sujeto logra diferenciarse inconformidades. una cancelación del interés por el es un objeto inapropiable. es necesario tener muestra así. Así. la inhi. Así. en el yo. para Freud la melancolía se diferencia del duelo. uch. en el duelo no habría una “rebaja del senti. que se complace en el desnudamiento de sí mismo”. La melancolía aparece en la obra de Sigmund Freud en el año 1917. y espera repulsión y castigo”12. siguiendo a Lacan. y lo lanza a un estado de sí que se exterioriza en autorreproches y autodenigra. y adicionalmente negaría el que existan formas ALEJANDRA JARAMILLO MORALES la misma. lo cual no permite al mundo exterior. castigo7. Así. puede llevar a los sujetos a la autodenigración y la dismi- nución de su autonomía8. una vestigación toma como punto de partida los criterios freu.

el pasado de Occi- dictatorial. Un caso interesante de este tipo de escritura española luego del fin de la dictadura y sus usos como lo encontramos en los textos del escritor Fernando Vallejo. forma de poder para insertar a la sociedad en un proyecto quien por su tono y las afirmaciones que realiza sobre el democrático que pareciera diferenciarse de la dictadura país ha sido altamente polémico. en relación El estado del arte del cine y la literatura colombianos del con la muerte de Hitler. En este sentido. muestran identidades de lo colombiano. explora las im. una parte que la gran mayoría de dichos bienes culturales tante capacidad para que la sociedad. nos arrojó por lisis en tanto que sitúa en el proceso de duelo una impor. la democracia16. la paradoja es aún más complicada. en poder de su propio destino. es utili. Ahora proceso de duelo o melancolía por la muerte del padre que bien. La construcción de la “mayoría de edad” es simultánea a un de la autoestima. in- plicaciones de las reacciones melancólicas de la sociedad movilizadora. En su análisis Medina recupera las pensar en otro futuro posible17. Sin embargo. Alberto Medina Domínguez. de violencia que aquejan a la sociedad colombiana. período 1995-2005 que hemos realizado. como si sucedió zada por el establecimiento para mantener veladamente. precisamente por el ideal de la suma de voluntades adultas Nº 724 nantes con los ciudadanos y ciudadanas. veremos cómo ciertas narrativas que libro Exorcismos de la memoria: políticas y poéticas de la evidencian la queja social terminan mostrando imágenes melancolía en la España de la transición14. en la producción literaria de estos años. posturas similares que a este respecto adelantaron Theodor Adorno y Alexander y Margaret Mitscherlich15. si podemos ver este caso control simbólico que aumenta las regulaciones cómo nuestra democracia pareciera mantener una narrati- sociales para impedir la acción y el deseo de transformar va que perpetúa una elaboración del dolor melancólica. con buena parte del resto de Latinoamérica. sus textos apelan a una parálisis. lo cual implica dentro de un sistema democrático que apela a la mayoría que no tengamos un supuesto momento de corte al autori- de dad de sus ciudadanos. NACIÓN Y MELANCOLÍA: LITERATURAS DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA. se ve que ha de confluir en el olvido y la construcción de un nuevo la pérdida que ha conducido a la sociedad colombiana a proyecto diferenciado. tanto que acentúa la inmovilidad y la inacción en muchos de sus ciudadanos. tanto alemana como tocan el tema de la violencia. apropió una religión que se funda en la fraterni- 322 ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 . La melancolía como estrategia de “sujección” se actualizaría Colombia pertenece a una cultura que ha tenido que como un mantenimiento de los ciudadanos en el mismo perder su pasado indígena para entrar a ser parte de un estadio de minoría de edad privilegiado por el régimen pasado que no le pertenece del todo. una especie de minoría de edad. una capacidad de control. que se expresa en su relación con las diversas En el caso colombiano. creemos que la presencia lo melancólico en la sociedad colombiana. el análisis de Adorno propia condición y sus congéneres como respuesta a las correspondería a la voluntad inmóvil del poder de paralizar incapacidades que dichas carencias expresan. del país que producen más bien una actitud castrante. La gran paradoja. Ambos una narrativa social y a reacciones melancólicas es plural momentos son rigurosamente inseparables. Todo esto se acerca a nuestro aná. en las condiciones del presente. pues no hemos vivido proceso dictatorial. es decir alguno de los tipos española. Estas novelas para impedir el paso real a una mayoría de edad. En los bienes simbólicos que analiza- En esta misma línea. al pueblo en un eterno proceso melancólico sin salida. visiones del país y de la sociedad que permiten ver una disminución del yo. puedan construir un nuevo proyecto de nación. tanto en el caso alemán como dente y negar así buena parte de su forma de entender el en el español es el hecho de que esa “minoría de edad” mundo. en su mos en este ensayo. en tarismo y la minoría de edad. alejado del modelo paterno. que el estado melancólico produce por ser un elemento se ve ahora envuelta en un sistema político caracterizado determinante en los usos de poder de los sistemas domi. pero que cuando se le mientras que aprovecha la minoría de edad generada por pregunta a muchos de sus lectores qué reacción suscitan esta última para introducir sus símbolos desde dentro mis. 1995-2005 pérdidas que la situación de la violencia genera. Del éxito de ese y recoge objetos ausentes e inapropiables que la sociedad “duelo” dependerá la elaboración de un nuevo proyecto e ha incorporado hasta el punto de generar odios hacia su identidad nacionales. a una desazón que impide mo de la crisis social. En otras palabras. y por aunque Medina propone que precisamente el duelo se ve otra parte que su discurso de queja expresa un intenso desplazado y se utiliza más bien la reacción melancólica desnudamiento que no teme a la vergüenza.

y se está resolviendo la culpa que produce una sociedad por ende se da un incremento del tánatos. de la pulsión de con tan alta tendencia a solucionar los conflictos sociales muerte. sólo que en ella también son encontrados en las novelas colombianas de otra vez queda oculto para el yo eso que ha vencido” de los últimos años. expresa su rabia y preeminencia de la pulsión tanática y narcisista? ¿Cómo su sadismo contra ese objeto. de los hermanos la pulsión de vida. en sociedades como la nuestra. elaboración de la violencia como parte de la identidad luado el concepto de narcisismo freudiano. corroboran. o la posibilidad de resituar la to del instinto de muerte que se impone al Eros. apelan a conductas sádico-narcisis. lo cual aparece en varios momentos en la manera de presentar el drama nacional como “juego” o “chiste” en La caracterización de la melancolía propuesta por Freud la escritura de las novelas de la década. donde el resto del mundo no existe. Ahora bien. ha sido una nación que mata o sus contradicciones en la literatura de la década de nues- traiciona a sus héroes –Bolívar uno de los primeros–. creando más bien un universo una identificación mientras que “bajo la influencia del que se resiste a la coherencia y al duelo. Fantasmagorías que perpetúan una obstinada necesidad de recontar y resignificar aquello que aun no encuentra un El tercer elemento que se impone en la vivencia de la lugar y que sin embargo. y por ende no otras implicaciones sociales puede producir la violencia hay dificultad en herir a los demás. burlescas. de un sujeto colectivo.000 muertos al año claramente lo lacionan con las características hasta ahora presentadas19. es la tendencia maníaca de ver la realidad tiende a ocultarse –manteniendo lo melancólico como de formas exaltadas. una escritura del conflicto de ambivalencia” el vínculo narcisista lo lanza desastre. ha dejado la misma. un incremen. ¿Cómo salir de la melancolía? ¿Qué tas. encontramos que el sujeto. Sin embargo. que en mucho casos termina imponiéndose sobre con violencia e indiferencia? Preguntas. Así. identificación que lo Fernando Vallejo– produce un campo simbólico donde el coloca en un lugar donde los vínculos amorosos del sujeto mundo creado por el artista hace evidente la dificultad se ponen en juego20. en un estado de disminución del yo? ¿Cómo reconstruir narrativas cohesionadoras para la sociedad colombiana? En segundo lugar. forma de poder– en vez de elaborarse. Entendemos reparación no como restitución de proponen que el niño-a en ningún momento está sumido la libido. “la nos conduce a nuevos elementos. esto significaría que las personas son Estas características melancólicas que hemos presentado. sadismo que se expresa en la primacía de la melancólica de los colombianos y colombianas que se re.dad y el cuidado de los seres humanos. como la llama Francisco Ortega en sus trabajos al sadismo21. manera que la apropiación. Algunos avances del torias que presentan las mismas obras en el proceso de psicoanálisis contemporáneo han cuestionado y reeva. algunos de los cuales manía no es otra cosa que un triunfo así. De este modo. la melancolía regresa al sujeto a la fase oral de la de escritura no catártica22. melancolía. en tanto que colectiva. Esta actitud maniaca tiende a recaer en un tipo lugar. el sujeto regresa a de elaboración del dolor. capaces de realizar actos violentos contra sus “hermanos” nos llevaron a preguntarnos por las posibilidades repara- que serían el reflejo de sí mismos. en la medida ¿Qué paradigmas se han venido imponiendo a través de la en que se trata a sí mismo como objeto. lo cual recae en sí mismo. que si bien son ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 323 . En primer maníaca. que si bien creemos necesaria libido que pertenece al narcisismo y que lo lleva a una por los niveles de desnudamiento de la realidad –caso identificación con el objeto perdido. Sin embargo. y en el caso de una sociedad. el sujeto termina por arremeter sobre la melancolía en las narrativas de la colonia23. bajo estados de afección simbólico sanador que reconoce el vacío que para siempre como la melancolía. pulsión de muerte: 25. tro análisis. Una tendencia narcisista. sigue siendo pérdida que permite situarla y elaborarla en un campo claro que los seres humanos. y una libido termina no siendo posible tampoco ante la actitud actitud maníaca de respuesta de la melancolía. el pasado histórico como certeza de origen violencia que ejercen los colombianos contra ellos mismos ALEJANDRA JARAMILLO MORALES social y la imposibilidad de construir fraternidad son dos y la forma en que estos bienes culturales lo registran y de los elementos más significativos de la fantasmagoría resignifican. El sadismo claramente está enunciado en la resumiendo. sino como una capacidad de comprensión de la en un narcisismo excluyente. Estas dos características son comunes y hermanas y en realidad no ha sido capaz de generar a las imágenes que presentan a la sociedad colombiana y ese bienestar y cuidado18. como caricatura risible. contra sí mismo.

o El viaje del loco Tafur (Mendoza. como ya había explicado tam- Nº 724 largometrajes a analizar. entre individuos y en conjunto. 1999). 2004). 1998). De esta manera. la La violencia también es vista desde Bogotá en dos pers- culpa depresiva. la actitud reparatoria. en el cual se da empezar a promover medios más reparadores. Preocuparse por construir de forma llevaron a indagar los conceptos de culpa persecutoria y consciente un Yo social integrado. R-H. Así. una connotación depresiva. aumentará la pena y el dolor por la pérdida. 2003) o La característica es la actuación masoquista del Yo que La modelo asesinada (Collazos. no sólo las tendencias de autocastigo. explica. aumento de la preocupación y Laura. no es difícil pensar que las con. dad reparatoria”26. 1995-2005 León Grinberg para encontrar algunas respuestas a la lo que consideramos relevante de hacer en este estudio de lucha entre eros y tánatos que se había hecho explícita una etapa de la literatura colombiana. NACIÓN Y MELANCOLÍA: LITERATURAS DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA. Delirio (Restrepo. y no el desarrollo africana (Moreno Durán. Impera la problemática mantenerse viva aún en medio de las mayores dificultades. culpa persecutoria son la esquizofrenia y la melancolía. han matizado nuestra observación de las novelas y con sus efectos reparadores. sociales. En cambio. En la lo más importante es descubrir el crimen y la causa de situación actual del país. Fernando. demasiado amplias para ser desarrolladas por nuestro es. con el fin de presentar los elementos básicos de análisis que desarro- Visto en términos sociales. de la capaci. es una labor que la so- culpa depresiva que siguiendo a Melanie Klein desarrolla ciedad colombiana está en mora de emprender. en la medida en que todo se originó mediado igualmente por un amor que a disminuye el resentimiento y. Y esta energía social se pierde para la vida. de seguridad y de incapacidad de produ. 2002). 1999). de los sicarios (Vallejo. 2003). Grinberg agrega que “los casos más extremos de la (Gamboa. Julio. Mario. La rambla paralela (Vallejo. la culpa la vez se constituye en el motivo de búsqueda: La virgen persecutoria. Así. 2002) de la responsabilidad y. 1994). requiere pectivas: desde los desplazados o los que la enfrentan a un 324 ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 . es decir. Cinco tardes con Simeón (Paredes. comprender los vectores que han venido determinando la relación social con la violencia de manera que sea posible Según Grinberg. como Rosario serán la culpa y la persecución y más difícil resultará la Tijeras (Franco. en última instancia. éste. tanto dentro como fuera de sí. en las que está bajo el predominio del instinto de muerte”25. en tanto que su así. Así. la pulsión tanática empieza a imponerse a la vida y hace en el campo literario encontramos diversos temas que se que la sociedad se organice en torno a la posibilidad de tratan a lo largo de estos diez años. radica precisamente en la necesidad de psicoanalítico. autobiográficas donde las primeras voces narran desde cir bienestar a todos los habitantes aumentan niveles de diferentes lugares para dar cuenta de un país que vive resentimiento y culpa debido a las evidentes diferencias desde la muerte y la droga principalmente en Medellín. Los impostores vital. desde una mirada en el proceso de construcción de nuestro marco teórico psicoanalítica. el proceso melancólico. vemos novelas policiales como: Camús. estos cuestionamientos nos bién Melanie Klein28. Fernando. 2001). Óscar. de la novela colombiana de la última década. hacia los otros. Scorpio City (Mendoza. la culpa persecutoria está TENDENCIAS DE LA NOVELA EN LA DÉCADA constituida por una amenaza que el individuo siente. mayores Tales lugares pueden ser: un amor frustrado. Ahora bien. por consiguiente. Mario. de la violencia en Colombia expresada en múltiples formas. Así. y que constantemente se expresa EXPRESIONES DE UNA MELANCOLÍA INCESANTE: en la sociedad colombiana. Esta descrip- ción. y que le lleva a aumentar la per. un retorno al espacio donde elaboración del duelo. llamos a lo largo de la investigación en dicho campo. parte del instinto de muerte hacia fuera”24. la conexión mayor preocupación es la supervivencia. “cuanto mayor sea el resentimiento. Jorge. formas sim- un estancamiento de la libido en el yo “estaría dada por la bólicas que permitan una elaboración más fluida del dolor intervención de Tánatos que paraliza a Eros impidiendo que y una capacidad resignificadora de las fantasmagorías que siga fluyendo corriente libidinosa e incluso descargando la violencia produce en la sociedad colombiana. Santiago. Para este ensayo. la culpa depresiva “se encuentra bajo el instinto de vida”27. un Yo integrado para ser vivenciada plenamente y utilizada tudio. Adicionalmente. Otra expresión de la violencia la vemos en novelas diciones de vida. hemos preferido presentar el panorama cepción del instinto de muerte en su organismo. sino las expresiones violentas que el yo va generando hacia el afuera.

toma una situación violenta real.] son figuras arquetípicas pasó de ser un escritor que dejaba que sus textos hablaran ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 325 .. por nudamiento que realiza se queda en la historia individual las formas en que muestra diversas maneras de elabora. Fernando. más de complejidad en la elaboración de las historias y ALEJANDRA JARAMILLO MORALES tanás (Mendoza. vivida en Bogotá. de su estructura y lenguaje melodramático. de la realidad que la novela podría mostrar y que niega en Algunos de los críticos afirman que la novela “Con sus su tono melodramático. En el año 2000 fue galardonada con za. y (Helena Hevia)32. 1998). Rosario Tijeras33 del escritor Jorge Franco34 fue publicada las mayormente masificadas y que toman en cuenta el en 1999 por la editorial Plaza y Janés y en dos días mostró tema de la violencia que son: Satanás de Mario Mendo. Piedad. 2003). su za Mendoza un entramado humano a partir de la muy autor. Estas novelas a lo largo de sus muchas ediciones y en especial con un presentan una serie de características que muestran ten. resulta poco comprometido nuestra investigación es interesante analizarla (de hecho con la narración del país. Todo esto en tanto que la historia de ción e incapacidad de elaboración del dolor. y finalmente Desde la aparición de La virgen de los sicarios35. marcó a muchos de sus ciudadanos –y que también lo cionado con la situación violenta del país sino que narran marcó a él personalmente– resignificando la idea de cri- sucesos muy personales desde una perspectiva psicológica: minalidad como excepción. dicen también que “tra. 2004). Oscar. ser un éxito editorial. 1995). resignificador presenta la violencia en Colombia en re- tán relacionadas con las nuevas tendencias de vida como el lación con la coexistencia del bien y el mal en cada ser homosexualismo: Después de todo (Bonnett. pese a su tono desde los que la viven en el vértigo citadino ya sea en su truculento en el que por momentos uno extraña un poco más simple cotidianidad o en medio del narcotráfico: Sa. las violencias sociales que aquejan al país. o caso de simple locura –del Los niños suicidas (Charry. Pedro. se diría extraídos de un adocenado culebrón televisivo” 1998) o Páginas de vuelta (Gamboa. 2002) u Opio en las sociales más generalizadas de nuestra época. Rafael. el relato melodramático del amor de Antonio y comentarios de desagrado. 1997). Aunque esta novela fue recibida por muchos críticos con A su vez. con las bondades y facilismos melancólica. o la prostitución: Batallas en el monte de Venus así podemos entender el conflicto armado y el resto de (Collazos. Esta novela. en la tendencia de pensar que hay malos y buenos y que 2003). Testamento de un hombre sus entramados para matizar mejor el sentido del mal de negocios (Fayad. y urbano. de sus complejidades y el des- es una de las más masificada en los últimos años). Mario. Perder es cuestión de el premio de novela Dashiell Hammett Internacional en método de Santiago Gamboa. Este acto nubes (Chaparro Madiedo. Luis. le permite a su narrador recomponer su propia historia. Sin embargo Satanás. su estrategia publicitaria. [Satanás] provoca perplejidad. Nuestro estudios terminó centrándose en cinco novelas. elaborar las íntimas partes de sí que con ella ha perdido. en sus ambigüedades y pérdidas. relacionados amor crea un velo que protege a los lectores de la crudeza con la violencia que circunda a la realidad colombiana. que ha sido desazón” (Ignacio Echevarría)31. La virgen de los sicarios de Gijón. evitando caer o Al diablo la maldita primavera (Sánchez Baute. Otras novelas es. Fernando Vallejo36. otra de las novelas más exitosas en los últimos años. re- (García Márquez. España. Rosario tijeras de Jorge Franco. pero los personajes [. creemos que en el contexto de de la vida misma de Rosario. 2001) humano. desde transitada fórmula de las vidas cruzadas en un entorno la publicación de esta novela. comprender su La novela Satanás29 del escritor Mario Mendoza30 obtuvo intensa relación con la vida casi inasible de Rosario para el premio biblioteca Breve de Seix Barral en el año 2002. interminables diálogos de teleserie y una prosa casi esco- lar. 2004) o Noticia de un secuestro que el autor busca desarrollar a lo largo del texto. de sus protagonistas. que las en las que su tema principal no está directamente rela. comentario de Gabriel García Márquez quien dio a enten- dencias melancólicas en su relación con la violencia y que der que le gustaría darle su antorcha a un escritor como generan lecturas de la identidad nacional. Luis Fernando. Alonso. Gabriel. cambió sustancialmente. 2002). También aparecen nove..conflicto interior al procurar hallarle sentido a sus vidas: e inconsistentes mal apuntadas en unos diálogos que El embarcadero de los Incurables (Cruz Kronfly. Santiago. de una nación Jorge Franco. Esta novela ha contado con buena crítica Fernando Vallejo y Delirio de Laura Restrepo. primero. Un amor asesino– para mostrarla como una de las características para el olvido (Naudín Gracián.

esta obra. es ir develando a lo largo pareciera llevarnos a deambular por la delirante textura del texto que es importante conocer las capas de una socie. “ya no existe su Sabaneta sino otra. generando una tremenda anomia y una imperfecto. critora Laura Restrepo42. como hecho a posteriori. encontramos la novela Delirio41. Este galardón transformó el que ahora ve. A desastre. la pérdida de la justicia como garantía índole provocadora y muy agresiva con la realidad colom. y de la confianza como camino para relacionarnos con Nº 724 biana. su paraíso perdido. 1995-2005 y se adentra en los laberintos de su mente melancólica que en este texto. y regresar a la normalidad. empresarios. tanto de su protagonista. su obra. obsesionada por la propiedad lectura. de sus pérdidas más profundas dad. así como por lo elíptico novela negra. a las traiciones que unos hacen a otros –aunque se suponga que Sin embargo. de la mano de sus niños –ángeles extermina- dores– que le comprueban su honda dolencia por un país Para concluir. Así. una escritura que prefigura y delinea la necesi- lo largo de la novela vemos a un periodista investigando el dad enfermiza de un contar que se denuda y se queja en caso de un empalado que ha sido encontrado en la laguna del relación con la realidad colombiana. Parte de la narración de rrogador policial de los hechos. Es un exiliado que deambula por su pro. ya defenderse de la muerte –simbolizada en uno mismo y no existe su Medellín sino otro. construyendo así un campo simbólico del de sus leyes y su apetencia desbordada de dinero y poder. cuestionando toda la realidad Alfaguara de novela 2004. Concejales. en su devenir lineal de la que produce en esta sociedad. pues pese a que ya tenía por ese país. con la adaptación de la novela al cine uno de los textos más comprometidos con la elaboración realizada por Sergio Cabrera. que toman lugar en el país. perdido de sí mismo. y la tenencia de la tierra. y un grupo de “naturistas” que tienen un club social y personal en cuanto que del delirio pasamos a para encontrarse “como Dios los trajo al mundo” son los di. con tintes de crónica narración entre una primera persona –que son varias– y roja. voces narrativas y los recursos de desdoblamiento de su dad a través de una historia policíaca. El relato gira en torno a los intereses por la tierra. sición de la vida. Sisga. Vallejo nos lleva a vivir en el universo de lo disminución frontal de la autonomía y la responsabili- que existía y ya no existe. Es un texto que desnuda la reali. para iniciar una constante aparición mediática de De esta manera. de la realidad de una familia y en especial de algunos de dad que se rige por el “todo vale” gracias a la poca aplicación sus miembros. vista ya no en su proceso de son aliados o amigos– con el fin de tener el poder económico desenvolvimiento paulatino. solos. Perder es cuestión de método ex. este texto ha tenido un alto del dolor producido por las múltiples formas de violencia impacto en los últimos años. por su propia vida. sino en su totalidad. las sensaciones persecutorias se aumentan y que lo lanzan a esta infernal búsqueda de un sentido para la sobre vivencia se convierte en el aire que se respira. mostrando la anomia que reina en una sociedad como la una tercera persona que por momentos parece un inte- colombiana de finales del siglo XX40. pertenece. ya no existe Vallejo sino en el otro como seres que nos amenazan constantemen- otro. la novela crimen. una trayectoria con sus publicaciones y un lugar en la literatura colombiana. literaria y cinematográfica que hemos venido analizando NACIÓN Y MELANCOLÍA: LITERATURAS DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA. que fue ganadora del premio pio ser. En un tiempo verbal al ser mismo. Vallejo viaja por un mundo que ya no le el ser humano. en tanto que dichas pérdidas se incorporan no logra sobreponerse a lo perdido. privada. Como su título lo propone. con dicho premio se ubica entre La novela Perder es cuestión de método38 del escritor Santiago las escritoras latinoamericanas más leídas del momento Gamboa39 fue publicada en 1997. encarna un ejercicio juicioso de reparación del dolor esmeralderos. la sombra de Vallejo. desentrañando sus dolores más profundos curso de su carrera literaria. Delirio se presenta como vendida de dicho autor. entender que la novela misma es un acto de recompo- versos grupos o personas interesados en los terrenos. donde lo importante es conocer la verdad del de las historias y el entramado entre las mismas. dentro de las novelas más vendidas en los definir si esta novela o El síndrome de Ulises ha sido la más últimos diez años en Colombia. llegar a la muerte. como de su 326 ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 . por sus diferentes en Colombia: la confianza. Fernando Vallejo –el narrador-personaje– encarna los demás ha sido una de las pérdidas principales que ante todo a un sujeto que narra la época de su vida en producen un cierto tono melancólico a la representación que decide regresar a su ciudad natal. el recuerdo que viene en busca te– se impone a la vida como fuerza potenciadora para de la muerte”37. Aunque ha sido muy difícil y. de la es- corroído del todo. presa ante todo una de las pérdidas sociales más recurrentes y su estructura narrativa lo afirma.

visto así. una historia conformada con lo que nunca se pudo colectiva” de recuperación y. La vendedora de rosas. las condiciones más favorables del 1995-2005. se prestan ALEJANDRA JARAMILLO MORALES protagonista. Rosario Tijeras. del silencio las memorias más ocultas y más necesarias una narración hecha desde y para un sujeto –Agustina– para poder sobrevivir a la locura. Para esto úl. Y es también un acto amoroso en el la información imprescindible para ayudar a Agustina. esta novela es ante todo una autobiografía a voces. La virgen de los sica- clusiones de la investigación que rea. ciendo para entender el delirio y el dolor que la agobian.familia y su entorno social. El carro. se justifica en el lado oscuro del desde un enfoque psicoanalítico y la Renacimiento y en su enunciado de importancia de la masificación deter. Estas novelas y películas fueron el título de Nación y melancolía: na. una “suerte de terapia delirio. Pena máxima. está di- en el delirio43. de la colonialidad. un proceso de colonialidad. su que Aguilar. como que requiere de esa nueva versión de su propia vida para estrategia narrativa de recuperación y reorganización de sobrevivir al delirio. a reencontrarse con la realidad cotidiana y para ayudar en la elaboración de las memorias que Agus- sobrevivir a los embates de su mundo melancólico infan. melancólicas. dernidad implica en cierto grado tación de la melancolía en las narra. Mignolo afirma que: “el con- y películas en cuestión. que ante todo logra traer Así. Así como las películas: Golpe literatura y el cine en la elaboración de estadio. realizamos un análisis centrado en 2 Walter Mignolo señala que la mo- dos temas principales: la represen. el producto final de virgen de los sicarios y Edipo Alcal- esta investigación fue publicado con de. Estas macrona- Recibido: 15 de enero de 2007 esta investigación desarrolló las dos rrativas no son la contraparte de la Aceptado: 15 de febrero de 2007 tendencias metodológicas que estos historia mundial o universal (ya sea ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 327 . tina requiere. la literatura y la cinematografía las a la fuerte necesidad de construir políticas económicas y financieras macronarrativas desde la perspectiva hegemónicas en el mundo. rios. y el Midas y la tía Sofi. Te busco. W. cepto omnicomprensivo y necesario timo se tuvo en cuenta la profunda de la modernidad/colonialidad se re- incidencia que están tendiendo en fiere verdaderamente a la necesidad. es un ejercicio autobiográfico a muchas manos que se busca acompañar a Agustina en su camino de salida del erige como un trabajo de sanación. modernidad. de la violencia que aqueja a la socie. en especial. Perder es cuestión de método y lizamos sobre las implicaciones de la Delirio. elegidas por ser las que tuvieron rrativas de la violencia en Colombia. NOTAS temas implicaban y realizó un análi- sis detallado de las novelas: Satanás. Así. Es una historia contada a contrapelo. del dolor que ha llevado a su personaje principal a caer Una historia que como la nación que la subyace. Tomando como punto mercado para ser masificadas y que de partida las novelas escritas y los a su vez se relacionan con el tema largometrajes estrenados en Colom. El texto. y lo que tivas sobre la violencia en Colombia. La dad colombiana. que til. por ende. con las mentiras que ahogaban a su protagonista. de la violencia y sus características bia durante la década 1995-2005. la identidad colectiva de las novelas Así. 1 Este ensayo recoge parte de las con. de elaboración decir. es la expansión y una minada por las industrias culturales emergencia de una genealogía que en los alcances transformadores de anuncia lo colonial y lo postcolonial.

Alexander y Margaret. Erótica del duelo en el tiempo de la de la transición. La jaula de la melancolía. VII. “Introducción. 2001. Agamben. Bogotá. de mará en un ingrediente esencial del el manto de silencio debe recubrir esta manera en el caso colombiano. del objeto de amor. No se trata (al menos colía”. lo que p. 1995-2005 nistas ni de narrativas que traten de 8 Allouch dice que: “¡Justamente. propone Freud. 1989. p. ni a sus iglesia católica está fundada en una terra isabelina. diantes universitarios. agregar también que la degrada. Historias locales/ en Allouch.º 4. como el duelo deriva en venganza: quedan con una sensación de que en p. 2002. colectivo: la incapacidad de sentir Derrida en su artículo “Violencia y Amorrortu Editores. Ediciones Mirandola. por el otro.F. Universidad Nacional de Colombia NACIÓN Y MELANCOLÍA: LITERATURAS DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA. ticas de la melancolía en la España diseños globales. duelo. Pre-Textos. La persecución y la venganza”. sino. que eso no sea una razón”. Con. p. Carlo Federici. “En los procesos de duelo fruto Colombia no hay posibilidades reales 6 El tema de la melancolía ha estado de nuestro conflicto armado. 2004. fronterizo. Sigmund. han expresado que México. Néstor y Carlos Juan fantasma en la cultura occidental. Editorial Grijalbo. 15. Técnicos de Edición. los estu- 5 García Canclini. modernismo decimonónico”. Mignolo. de la transición. p. 1998. en el sentido fuerte del 14 Medina Domínguez. 1999. El colía”. 10 Agamben afirma que: “En esta pers. crimen o de la desaparición. la melancolía no sería tanto 16 Medina Domínguez. Depresión y The Darker Side of the Renaissance. narrativas encaminadas Manifiestamente. psicoanálisis. Akal Ediciones. Madrid. había girado 13 Kristeva. con respecto al duelo. 1989. Argentina. Alberto. a la búsqueda de una lógica dife. sagrada como la historia cristiana o sejo Nacional para la Cultura y las desdibujamiento del ideal”. porque muchas veces divino” de todas las personas. 2001. Jean. México D. 18. Sigmund. “Preface”. Argentina. Walter. 53. Estancias. Walter. Ensayo sobre el pensa. p. La pectiva. “Duelo y melan. 243. Piensan en una parálisis in- en la literatura y en el arte desde situación es frecuente. 30-31. Mario. 39. Exorcis- y el imaginario del sistema-mundo término. metafísica. en Exorcis- Editorial Anthropos. la causa del muerto. 1973. “Duelo y melan- el contrario. colía se convertirá en la enfermedad los casos. pp. hacia lo médico en el sentido estre. Ediciones cimientos subalternos y pensamiento muerte seca. roa. judicial no logra. 2003. no únicamente) de narrativas revisio. University of Michigan cho de: lo que dice la norma. Obras Completas. p. Mignolo. Sol negro. Alianza Editorial. Ediciones sin nombre. 11 Mario Figueroa explica la forma Fernando Vallejo. p. en contra de su método. Sistemas Libertarias. 7 Freud. aunque todos los sepan. “El duelo en el duelo. 2001. por duelo ella lo hacía en su locura! 12 Freud. será retomada por el autores. después su Moneta. ción del conflicto ha conducido al plantada en alta medida en nuestra 328 ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 . 82. El Valle vacío”. p. miento de Emmanuel Levinas”. perdido”. Figue- secular como la de Hegel). Bartra. Fundamentos del comportamiento 3 Conceptos desarrollados por Jacques colía”. Venezuela. y “idéntica participación en el amor romanticismo alemán y se transfor. sino que se Artes. Obras Completas. 39. establecer la causa del 18 Adicionalmente. rente”. Press. “El objeto Libertarias. Las industrias culturales España. traducido por el profesor ble”. había un error. 1989. sino la capaci. 9 Freud. “Por otro duelo”. esta de vivir. habrá que la fraternidad cohesionadora del Eros Roger. cono. Giorgio. 244. Argentina. Madrid. Desde el jardín de Freud. Monte Ávila Ann Arbor.. p. mos de la memoria: políticas y poé- moderno/colonial”. “Intro- escritura y la diferencia. Colonialidad. la típica de la alta cultura en la Ingla. Barcelona. Madrid. Sigmund. “la melan. ese n. en la mayoría de en el futuro. experiencia de lectura de la obra de en la integración latinoamericana. Alberto. y de la religión católica ha sido su- México. Madrid. Amorrortu Editores. 1989. La palabra y el 17 En reiteradas ocasiones. p. Obras Completas. Por un lado dividual y colectiva que imposibilita mucho antes que Freud planteara el porque la inoperancia del aparato el desarrollo humano de las personas tema. mos de la memoria: Políticas y poé- 4 Concepto extraído del poema Oratio dad fantasmática de hacer aparecer ticas de la melancolía en la España de Homines Dignitate de Pico de la como perdido un objeto inapropia. 1997. melancolía. contar una verdad diferente. alejan de forma radical de dichos pro. 1995. Julia. reacción regresiva ante la pérdida ducción”. 18. Amorrortu Editores. que el duelo apela a la norma. 15 Mitscherlich. en Nº 724 yectos globales. Es cierto Editores Latinoamericana. Acerca de la gnosis no impide. “Duelo y melan. Como afirma Bartra. 242.

113. aun junto con las angustias en Seix Barral para Latinoamérica Dios. tega y Gasset de Toledo. ed. donde lo que menos abunda es la la muerte y por plasmar la máxima 26 Ibídem. Mario. el asesino de Pozzeto. Amorrortu Editores. Bogo. ja. 189. Plaza y Janés. catártico. Sus obras: colía”. Madrid. Pre-Textos. con 1964. por M. Satanás presenta un estado fatiga alquímica de la cultura huma. además. que se suceden en el estado melan. Editorial Alienza. grado para ser vivenciada plena. Sin duda y por ello mismo culpa persecutoria. p. y que hace que las personas que 1974. Ligera por distraída. el negado narcisistamente por el me. Rosario Tijeras. Bogotá. Kristeva. Alianza Editorial. Klein. americana en la Fundación José Or- 20 Freud. p. 2004. Agamben. Satanás (2002). Alianza pejo de la crítica. Monte Ávila Editores Lati. Ésta nos lleva que Bogotá vivió hace algunos años gotá. evolución hacia la fase depresiva”. Sol negro. Satanás. 27 Ibídem. María debe enfrentarse a ambien- cólico Giorgio Agamben dice que: la “poetización” o la construcción de tes abyectos y desalmados que la “Si el mundo externo es en efecto un campo de significación en torno a hacen actuar de igual manera. 29 Mendoza. reparadores. 1997. p. Andrés de muerte. del mal (Satanás). Bo- dolor y la muerte. cultura por la ilegalidad y el instinto persona y de la vida”. El viaje del 21 Ibídem. editada previamente 22 Kristeva afirma que: “Sin curación ni precoz. Sigmund. hombre pero además a la condición fantasma recibe sin embargo de esa ción” como lo plantea Francisco Or. p. nía del mal sobre ellos. del dualismo humano entre el bien y donde toma su arranque la incesante Madrid. Elena. 31. Estos tres historia de un amor frustrado en un bordes peligrosos por donde se viene hilos narrativos. Culpa y depresión. 31 Echevarría. es. Depresión y melancolía. Y adicionalmente dice de Freud. 1983. 28 Citando a Melaine Klein. noamérica. el mal. “La ética de para confesarse. León. De igual manera. y el libro el lugar de su quiebra esencial. los en el restaurante Pozzeto. En esta Medellín los estratos no ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 329 . lidad”. de relatos La travesía del vidente más. entre ellos. se desprende tá. la “crisis en tanto ensaya una trama Padre se enfrenta a su condición de lancólico como objeto de amor. “Culpa depresiva y (1995). Universidad Nacio. Madrid. Giorgio. p. Editorial. 63-64. Freud. está determinado por al- gía de las masas. 2002. requiere un Yo inte. Julia. “El periódico”. 1989. Éste entrar en una nueva y fundamental de la que olvida”. Ortega. Francisco. “Duelo y melan. arte alguno fue tan poco Grinberg. tienen otro medio de un ambiente frustrante. “Babelia”.es/revista/espejo/ complicidad con la enfermedad del entrelazan con el asesinato múltiple 33 Franco. Grinberg 30 Mario Mendoza nació en Bogotá en La palabra y el fantasma en la cultura afirma que “la culpa depresiva. Estudió Letras en su ciudad occidental. Eros y Tánatos”.lateral- que de gracia y perdón tradicional. de descomposición social extremo na por apropiarse de lo negativo y de 25 Ibídem. Ignacio. p. http://www. en El es- co. 249. Seix Barral. p. 32 Hevia. León. España. guna fuerza superior que lo domina el porvenir. podríamos afirmar. rice Blanchot. Jorge. mientras que la culpa Scorpio City (1998). 89. en Desde el jardín último no sólo es la representación dimensión”. abajo la identidad del sentido de la componente que los une: la sobera. p. maligna de los seres que lo visitan negación un principio de realidad y tega. 1999. quizá. 247. sino que es casi el que “es en el espacio abierto por su nal de Colombia N. Campo sale de la muda cripta interior para la historia: una imposible memoria Elías.º 4. 83. todas las características descriptas y se graduó en Literatura hispano- pp. Así. http://www. sin otro valor o belleza que la de la fase esquizo-paranoide o ante bajo el título Relato de un asesino de la propia enfermedad tomada en cualquier frustración o fracaso en la (2001). Sigmund. mente y utilizada con sus efectos La ciudad de los umbrales (1992). Narra la a radiografiar nuestras locuras.lateral- de los textos durasianos una sombría cuenta tres historias que al final de ed. Psicolo. el narrativa que se resiste a la resolu. p. 90.es/revista/espejo/ mente asociados con el genio artísti. 1983. p. Esta novela pejo de la crítica. terminalmente. Argentina. 1995. más allá del placer y Caracas. concepto él retrata se terminen enfermando ALEJANDRA JARAMILLO MORALES 19 En relación con estas fantasmagorías trabajado con anterioridad por Mau. 90. en El es- tiene más de brujería y de maleficio en Culpa y depresión. persecutoria se evidencia en forma Loco Tafur. noción de sentido y de humanidad realidad afirmando la máxima irrea. 23 La escritura del desastre. 97. único personaje que se concientiza obstinada intención fantasmagórica 24 Grinberg. Estancias. el pintor. Obras Completas. en una ciudad maligna.

39 Santiago Gamboa nació en Bogotá las personas que no tiene nada que cuentra con un ambiente mucho en 1965.º 2. narrativas que van de los personajes revive en la narración de Antonio en Un análisis de La virgen de los sica. Santiago. joven llamado Esteban (2000) y Los Leopardo al sol (1993). En medio de Tijeras (1997). Colombia. 259. quien alcalde (2004). Se graduó en Filosofía y Letras de su comercialización: hacen parte tense de Madrid. que en un momento determinado en 34 Jorge Franco nació en Medellín. Los caminos a conexión conla trama policíaca”. en Inglaterra. los sicarios (1994) y Mi hermano el 41 Restrepo. Al final 37 Murillo. 2001. “La voz y el criminal. reconstruc- en Colombia y The London Inter. La vida feliz de un (1986). Sus en todas las instituciones. donde la tura en la Universidad Javeriana de 42 Laura Restrepo nació en Bogotá en droga y la prostitución van más allá Bogotá y en la Universidad Complu. en Cuadernos de Literatura. ppel que “El tema de la corrupción invisibles (2002). En su ciudad se en. El entre los personajes nunca pierde la redimirse del cementerio en el que fuego secreto (1987). que los intereses económicos son novela nos presenta un medio donde El narrador. iguala a quienes la po- casi a reconstruir sus pasos. Hubert. y Delirio (2004). a un narrador en tercera persona sin un hospital apunto de morir: su eterno rios”. Al- rrerita” de las comunas: Rosario. jar a Europa. Bogotá. ciembre. multitud errante (2001). Perder es cuestión su vida sufre de delirio. Po- Nº 724 el narcotráfico había convertido a Roma (1988). faguara. En las múltiples voces tiene que sobrevivir matando. ñía (1995). de manera que la red de relaciones morir. (1989) y Entre fantasmas (1993). así autobiográfico. La novia oscura (1999). 2004. de su de método (1997). 13-14. 38 Gamboa. Delirio es la re- enamorado termina contando todo lo nos. La virgen de sidad de Antioquia. Laura. donde realizó estudios en todas las capas de la sociedad y 43 Cobo Borda. Sin embargo. tampoco cuenta el deseo por puesta por: Los días azules (1985). de las múltiples narra- y Melodrama (2006). 2004. lo jocoso. La Vivió la mayor parte de su infancia y 40 Sobre esta novela dice Hubert Po. construcción de la vida de Agustina. Editorial Univer- NACIÓN Y MELANCOLÍA: LITERATURAS DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA. 1997. Javier. y por ende a su cura. que termina enamorado de la “gue. lo divertido. que es un personaje un arma contra la humanidad y que la plata. al igual que la muerte. ver con eso. La novela policíaca en Medellín. n. bia. cinematográficos en Cinecittà. y el narcotráfico casi conviven con vida necesita. la angustia de Aguilar. reconstruc- tioquia. 1995-2005 Antonio es el prototipo de “niño rico” El Mensajero (1991). 1950. un entorno donde las bombas busca del sentido humano que su de la vida. Realizó estudio de literatura de método. cuentan a la hora ni de amar ni de obras: La saga El río del tiempo com. de su pensamiento. nos deja ver que los malos manejos ciones. Medellín. Olor a rosas juventud en Medellín. La isla de la Pasión (1989). la sicarios. Seix Barral. de la locura de Agustina y de 35 Vallejo. Realizó estudios de litera. An. Sus obras: Rosario sólo un motivo más de entreteni. Años de indulgencia ppel. Paraíso Travel (2002) miento. Bogotá. que fue ella. su esposo. lo trata Pie de Página. va en importante que las cosas esenciales seen. la narración los recuerdos. p. Sus de las reacciones espontáneas de las de vuelta (1995). sus abuelos y sus padres. Delirio. 1994. p. La virgen de los del poder son casi una ley en Colom. vuelve a Medellín el afán por figurar llega a ser más como separa. parecer que la situación del país es lidad de llegar al origen de su locura respectivamente. Juan Gustavo. “Delirio”. 2001. Perder es cuestión obras: Historia de un entusiasmo personas. antes de via. Sus obras: Páginas en la Universidad de los Andes. al punto de ción que se erige en la única posibi- national Film School. 330 ARBOR CLXXXIII 724 marzo-abril [2007] 319-330 ISSN: 0210-1963 . cotidianidad. más carente de sentido. impostores (2002). Alfaguara. transición alguna. ción que se desplaza a la historia de y cine en la Universidad Javeriana Una novela donde impera lo policial. 242. Fernando. enero-junio y julio-di. Bogotá. Dulce compa- 36 Fernando Vallejo nació en Antioquia.