You are on page 1of 12

CIENCIAS AGROPECUARIAS

BIOTECNOLOGÍA Y
Tomado de: http:// 3.bp.blogspot.com/_bZzczPfGaOA/S_g6jEOEhQI/AAAAAAAAABg/9exegm51Tm8/s1600/cartaz-biotecnologia1.jpg
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/18/15/af/1815af764c0018310057cd5831de6e8c.jpg

Utilización de microorganismos de
ambientes extremos y sus productos
en el desarrollo biotecnológico
Utilization of microorganisms from extreme environments and their
products in biotechnological development
Rosa María Oliart-Ros1
Ángeles Manresa-Presas2
María Guadalupe Sánchez-Otero3*
RESUMEN uso comercial puede conducir
1
Instituto Tecnológico de Veracruz, La biotecnología representa a la sustentabilidad industrial.
Unidad de Investigación y una alternativa viable para
Desarrollo en Alimentos, M. A. de
el desarrollo industrial sus- PALABRAS CLAVE: microorga-
Quevedo núm. 2779, Veracruz,
Veracruz, México, C.P. 91860. tentable, ya que provee l a s nismos, extremófilos, biotecno-
2
Universitat de Barcelona, Facultat herramientas necesarias para logía.
de Farmacia, Unitat de Microbiolo- adaptar y modificar organis-
gia, Av. Joan XXIII, 27-31, E-08028, mos, productos, sistemas y ABSTRACT
Barcelona, España. procesos naturales para mejo- Biotechnology represents a via-
3
Universidad Veracruzana, Facultad
rar el quehacer industrial, ha- ble alternative for a sustainable
de Bioanálisis, Carmen Serdán e
Iturbide S/N, col. Flores Magón, ciéndolo más rentable, diverso industrial development, as it
Veracruz, Veracruz, México, y amigable con el entorno de lo provides the tools  needed to a-
C.P. 91700. que pueden ser los procesos quí- dapt and  modify organisms,
micos y físicos tradicionales. En products systems, and proces-
*Autor para correspondencia: este sentido, los microorganis- ses to improve industrial activity.
guadsanchez@uv.mx
mos extremófilos constituyen  This makes it more profitable, 
Fecha de recepción: la opción más prometedora diverse and friendly with the
11 de octubre de 2014  como fuente de biomoléculas  environment than the tradi-
con capacidad biocatalizadora, tional chemical and physical
Fecha de aceptación: capaces de soportar condicio- processes. In this regard, ex-
5 de febrero de 2016 nes drásticas de proceso y cuyo tremophilic microorganisms

ISSN 2007-7521. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016) CienciaUAT 79


represent the most promising option as a source y los virus (Madigan y col., 2003). El rol que
CIENCIAS AGROPECUARIAS

of biomolecules with biocatalytic capacity, able juegan los microorganismos en la vida terres-
BIOTECNOLOGÍA Y

to withstand drastic process conditions. In ad- tre es de tal importancia que la vida en la Tierra
dition, their full-scale use may lead to industrial no sería posible sin la presencia de ellos (De-
sustainability. main y Adrio, 2008). Los microorganismos no
solamente fueron las primeras formas de vida
KEYWORDS: microorganisms, extremophiles, bio- sobre la Tierra, por lo que todos los seres vivos
technology. comparten una historia evolutiva con el mundo
microbiológico, sino que además, actualmente
INTRODUCCIÓN sustentan la vida en ella (Madigan y col., 2003;
El desarrollo tecnológico requiere del uso de ca- Demain y Adrio, 2008).
talizadores y otras biomoléculas capaces de ge-
nerar productos con una inversión mínima y en La biomasa microbiana en el planeta conforma
lapsos de tiempo cortos. De manera paralela, se el 60 % de la biomasa total y constituye una re-
debe disminuir el impacto ambiental que genera serva genética dinámica que no ha podido ser
la actividad industrial, y optimizar la utiliza- caracterizada en su totalidad, debido a la difi-
ción y el manejo de los recursos naturales (Ca- cultad de su cultivo en el laboratorio (Kennedy
vicchioli y col., 2011). Al día de hoy, el número de y col., 2011; McMahon y Parnell, 2014). La ma-
enzimas con aplicación industrial es inmenso, yor parte de la vida microbiana que se conoce
sin embargo, muchas de ellas sólo pueden fun- vive en el subsuelo marino y terrestre; estos
cionar bajo limitadas condiciones de tempera- hábitats son un campo lleno de posibilidades
tura, pH y medio de reacción (Sarmiento y col., para el descubrimiento de formas microbia-
2015). nas de vida aún desconocidas (Madigan y col.,
2003).
El descubrimiento de los microorganismos ex-
tremófilos, capaces de vivir bajo condiciones Los microorganismos poseen la mayor diver-
extremas de temperatura, pH, presión, sali- sidad genética y metabólica de los seres vi-
nidad, radiación y sus combinaciones, ha pro- vos (Madigan y col., 2003), lo que, aunado a su
porcionado herramientas invaluables para su pequeño tamaño, su rápido crecimiento y su ha-
aplicación en una amplia gama de procesos bio- bilidad para intercambiar genes, les permite vi-
tecnológicos, permitiendo el manejo racional de vir prácticamente en cualquier nicho ecológico
los recursos naturales (Reed y col., 2013). y adaptarse rápidamente a condiciones ambien-
tales cambiantes. Los microorganismos realizan
El objetivo del presente trabajo fue revisar el uso más fotosíntesis que las plantas verdes y llevan a
de biomoléculas producidas por microorganis- cabo la degradación de la materia orgánica nece-
mos extremófilos en aplicaciones comerciales saria para el sostén de los ciclos vitales, aunque
e industriales, así como en la producción de in- también son los causantes de las enfermedades
termediarios químicos enantioméricamente más importantes de las plantas y los animales, in-
puros. cluidos los humanos (Demain y Adrio, 2008).

Microorganismos Se prefiere usar microorganismos o sus produc-


Los microorganismos son un grupo grande y tos para producir compuestos que se podrían
diverso de organismos microscópicos que pue- aislar de plantas y animales, o ser sintetizadas
den llevar a cabo sus procesos metabólicos de químicamente, debido a que los microorganis-
crecimiento, generación de energía y reproduc- mos producen grandes cantidades de metaboli-
ción, de manera independiente de otras células; tos valiosos y cuya producción vía síntesis quí-
esta clasificación incluye a las bacterias, las mica puede ser muy compleja y costosa (Tang y
arqueas, las algas, los hongos, los protozoarios Zhao, 2009). Con ellos se pueden obtener altos

CienciaUAT 80 CienciaUAT. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016). ISSN 2007-7521


rendimientos en la producción de sustancias quí- tas transgénicas capaces de crecer en condicio-

CIENCIAS AGROPECUARIAS
micas, ya que tienen una alta relación área/volu- nes ambientales desfavorables, plantas resisten-

BIOTECNOLOGÍA Y
men, lo que facilita la adquisición de los nutrientes tes a plagas, a enfermedades, cultivos mejorados 
requeridos para sostener altos niveles de bio- y el desarrollo de usos no alimentarios de los cul-
síntesis. Además, pueden llevar a cabo una gran tivos, como la producción de biocombustibles.
variedad de reacciones en diversos ambientes En todos estos procesos participan también los
y medios de cultivo, produciendo compuestos de microorganismos (Tang y Zhao, 2009).
alto valor agregado a partir de materiales bioló-
gicos y sin la generación de residuos tóxicos La biotecnología industrial (biotecnología blan-
(Demain y Adrio, 2008). ca), es la producción sustentable de químicos,
materiales y combustibles a partir de fuentes
Los microorganismos pueden ser manipulados renovables, usando células vivas o sus enzimas
genéticamente con relativa facilidad, in vivo e in como catalizadores industriales (Tang y Zhao,
vitro, para aumentar la producción miles de ve- 2009). Es un campo multidisciplinario que abar-
ces, modificar estructuras y actividades, y fabri- ca las ciencias de la vida, de la química y de la
car nuevos productos (Demain y Adrio, 2008). ingeniería, utilizando conocimientos de ingenie-
Por todo lo anterior, estos organismos son clave ría de procesos metabólicos, ingeniería de prote-
en el desarrollo de tecnologías que requieran de ínas, ingeniería genética, microbiología, bioquí-
sistemas biológicos o sus derivados. mica, química, biología, modelación matemática,
y técnicas como la metagenómica (estudio del
Biotecnología material genético de un conjunto de organismos),
La biotecnología es la utilización tecnológica de  la proteómica (análisis de la estructura y función
sistemas biológicos y organismos vivos o sus de- del conjunto de proteínas expresadas de un geno-
rivados, para la creación o modificación de ma), la metabolómica (estudio de todos los meta-
productos o procesos para usos específicos bolitos producidos en respuesta a un determi-
(ONU, 1992). La biotecnología tiene aplicacio- nado estímulo) (Demain y Adrio, 2008; Tang
nes en áreas relevantes, como la atención de la y Zhao, 2009).
salud (conocida como biotecnología roja), donde
su principal interés se centra en la producción Los procesos que utilizan biotecnología blanca
de fármacos; particularmente, en la búsqueda cubren ya el 5 % de los procesos químicos en todo
de antibióticos para combatir nuevos patógenos, el mundo, siendo los sectores de la química fina
virus, hongos y bacterias resistentes, para me- y de la química básica los que presentan mayor
jorar las propiedades farmacológicas de los ya avance en la transición de los procesos tradiciona-
existentes y para encontrar compuestos más se- les a los procesos con biotecnología (Tang y Zhao,
guros, potentes y de más amplio espectro (Tang 2009). Existen factores que son la fuerza impul-
y Zhao, 2009). También se aplica en el desarro- sora del cambio de proceso tales como: el factor
llo de vacunas más seguras, de antitumorales, de económico, por la reducción significativa de cos-
agentes para disminuir los niveles de colesterol, tos; el desarrollo de la biotecnología, estimulando
de antiparasitarios, bioinsecticidas, vitaminas,  la investigación y el desarrollo de procesos; la sus-
factores de crecimiento, anticuerpos, esteroides, tentabilidad, al permitir una percepción pública
hormonas, en el diagnóstico molecular, en la apli- positiva del quehacer industrial, integrando una
cación de terapias regenerativas, y en el desarrollo reducción en el consumo de energía, en las emisio-
de la ingeniería genética, para curar enfermedades nes de gas invernadero, en la generación de dese-
a través de la manipulación genética, entre otros chos, y en el uso de materiales no biodegradables,
(Demain y Adrio, 2008). con un impacto mínimo a las fuentes de alimentos
y agua (Tang y Zhao, 2009). Además, permiten
La biotecnología verde es aquella aplicada a la la transición de la producción de sustancias
agricultura. Ejemplo de ello es el diseño de plan- químicas de alto valor agregado a partir de

Oliart-Ros y col. (2016). Microorganismos extremófilos en desarrollo biotecnológico CienciaUAT 81


materiales biológicos, en lugar de utilizar com- les, se ha incrementado su termoestabilidad, la
CIENCIAS AGROPECUARIAS

bustibles fósiles (Tang y Zhao, 2009; Otero y tolerancia a la presencia de disolventes orgá-
BIOTECNOLOGÍA Y

Nielsen, 2010). nicos y la enantioselectividad, entre otras carac-


terísticas (Singh, 2010).
La biotecnología industrial ha tenido un efecto
preponderante en industrias, tales como, la pe- Una actividad constante de la biotecnología ha
troquímica, minera, de alimentos y ambiental sido la búsqueda de nuevos microorganismos
(Demain y Adrio, 2008). De particular impor- productores de enzimas capaces de resistir las
tancia ha sido el desarrollo y producción de condiciones drásticas de los procesos indus-
biocombustibles (bioetanol, biobutanol y el bio- triales. Se ha estimado que menos del 1 % de los
diésel) que promueven la disminución en el uso microorganismos que habitan el planeta han sido
de combustibles fósiles al utilizar desechos cultivados y estudiados en el laboratorio. En ge-
vegetales como materia prima. El biodiésel se neral, las condiciones de los medios de cultivo
prepara a partir de grasas en forma de triglicé- imponen presiones de selección sobre los mi-
ridos o ácidos grasos libres, por un proceso de croorganismos, impidiendo el crecimiento de
transesterificación con alcoholes de cadena una gran cantidad de ellos, por lo que pudiera
corta. Los insumos provienen de aceites ve- haber alrededor de 50 millones de especies bac-
getales, grasas animales, aceites de cocina de terianas por descubrir y que son una fuente
desecho, y aceites microbianos (Tang y Zhao, potencial de enzimas nuevas (Singh, 2010). Una
2009). La transesterificación con enzimas li- excelente opción son los microorganismos que
políticas aisladas de microorganismos lleva viven en medios ambientes que son considera-
consigo una mayor eficiencia catalítica, en com- dos por el hombre como extremos, denominados
paración con los procesos químicos tradiciona- extremófilos (Madigan y Marrs, 1997; Rothschild
les (Demain y Adrio, 2008; Tang y Zhao, 2009). y Mancinelli, 2001; Canganella y Wiegel, 2011).

La amplia aplicación de las enzimas para las  Existen métodos que permiten el acceso a todo
industrias química, farmacéutica y de alimen- el conjunto de microorganismos de un entorno
tos crea una fuerte demanda de biocataliza- dado, tales como, la metagenómica, que es el aná-
dores que tengan propidades nuevas y mejora- lisis funcional y de secuencias de los genomas
das. En general, las enzimas tienen requeri- de los microorganismos en una muestra am-
mientos muy específicos de pH y tempera- biental (Singh, 2010). Esta técnica permite
tura para funcionar de manera óptima, y nor- entender, entre otras cosas, la diversidad genéti-
malmente estos requerimientos son diferen- ca de una comunidad, su estructura poblacio-
tes de los que se encuentran en las industrias nal y sus roles ecológicos. Para ello, es necesa-
(Tang y Zhao, 2009). En este sentido, la tecno- rio el aislamiento del DNA total de una mues-
logía del DNA (ácido desoxirribonucleico) re- tra, la constitución de una biblioteca genómi-
combinante ha dado un gran impulso a la bio- ca o genoteca y la secuenciación de porcio-
tecnología a través del desarrollo de nuevos nes del DNA y/o buscar fenotipos específicos
sistemas de expresión para la sobreproduc- cuando los vectores son expresados en un micro-
ción de enzimas en la cantidad y de la cali- organismo huésped (Stewart, 2012). En este
dad que la industria demanda, modificando sentido, instituciones como el Instituto Tecnoló-
las rutas biosintéticas y las características gico de Veracruz y la Universidad Veracruza-
bioquímicas de las moléculas a través de na realizan investigación conjunta para el des-
técnicas de mutagénesis y evolución dirigida cubrimiento, caracterización y mejora de micro-
(Demain y Adrio, 2008; Tang y Zhao, 2009). organismos termófilos y biomoléculas produci-
De esta manera, se han generado enzimas con das por ellos (Castro-Ochoa y col., 2005; Sán-
modificaciones en su actividad, en la capa- chez-Otero y col., 2008; Quintana-Castro y
cidad de utilizar sustratos no convenciona- col., 2009; Pinzón-Martínez y col., 2010; Sán-

CienciaUAT 82 CienciaUAT. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016). ISSN 2007-7521


chez-Otero y col., 2010; Sánchez-Otero y col., (Cavicchioli y col., 2011), entre otros, revelando la

CIENCIAS AGROPECUARIAS
2011; Espinosa-Luna y col., 2016. gran biodiversidad y el gran potencial biotecnoló-

BIOTECNOLOGÍA Y
gico de la microflora mexicana.
Microorganismos extremófilos
Los microorganismos extremófilos tienen como Las condiciones físico-químicas de estos am-
hábitat natural ambientes que antiguamente se bientes distan de los valores en los que la vida
consideraban demasiado hostiles para permitir de muchos organismos es posible. El agua líqui-
la supervivencia de organismos vivos. Se clasifi- da, el suministro de energía y el control de la
can en base a la condición física o química extre- misma y las condiciones de óxido-reducción
ma del ambiente donde se desarrollan: termófi- ambientales son indispensables para la vida,
los (temperatura óptima de crecimiento supe- por lo que los extremófilos deben vivir den-
rior a 45 °C); dentro de éstos se encuentran los tro de esos parámetros o bien ser capaces de
hipertermófilos (temperatura óptima de creci- mantenerlos regulados intracelularmente (Ro-
miento superior a 80 °C); psicrófilos (tempera- thschild y Mancinnelli, 2001). Por ejemplo, los
tura óptima de crecimiento por abajo de 10 ºC); psicrófilos sintetizan enzimas con modificacio-
acidófilos (pH óptimo de crecimiento por abajo nes bioquímicas que les permiten funcionar
de 5); alcalófilos (pH óptimo de crecimien- a bajas temperaturas, así como moléculas que
to por arriba de 8); halófilos (habitan en medios reducen el punto de congelación del agua den-
hipersalinos, de 5 % a 30 % de sal); osmófilos tro de la célula; los acidófilos y alcalófilos pose-
(viven a altas presiones osmóticas); radiófilos en mecanismos de regulación del pH intracelu-
(resisten altos niveles de radiación); metalófilos lar para mantenerlo en valores cercanos a la
(toleran altas concentraciones de metales pe- neutralidad a través de diversas adaptaciones
sados); piezófilos (antes llamados barófilos, en las membranas celulares y en los transpor-
requieren o toleran presión hidrostática de tadores de iones transmembranales (Reed y
40 atm a 60 atm) (Antranikian y col., 2005; Ferrer col., 2013); la membrana celular de los termófi-
y col., 2007; Jia y col., 2013; Reed y col., 2013). los contiene ácidos grasos saturados, mantiene
a la célula lo suficientemente rígida para sobre-
Los hábitats donde viven los extremófilos inclu- vivir a elevadas temperaturas. Las proteínas
yen manantiales calientes, sistemas hidroter- de los termófilos son especialmente estables,
males submarinos poco profundos o sistemas ya que poseen un mayor número de puentes de
de aberturas termales abisales, tierras y mares hidrógeno entre sus aminoácidos, poseen me-
polares fríos y glaciares alpinos; lagos salinos y nor flexibilidad, un menor número de giros en su
ambientes con valores de pH extremos, sea ácido estructura, tienen una carga superficial mayor
(zonas de solfataras, minas) o alcalino (fuentes y pocos aminoácidos termolábiles hacia el ex-
carbónicas, tierras y lagos alcalinos); y con re- terior, en comparación con sus contrapartes me-
lativa frecuencia, en zonas que combinan dos o sófilas (Rothschild y Mancinnelli, 2001; Gomes
más factores extremos, como alta temperatura y y Steiner, 2004).
condiciones ácidas, en los manantiales ácidos y
calientes de zonas volcánicas, o baja temperatura El descubrimiento de los extremófilos ha abier-
y alta presión, en los fondos marinos (Madigan y to una nueva panorámica en las ciencias na-
Marrs, 1997; Rothschild y Mancinelli, 2001; Can- turales al extenderse los límites en los que es
ganella y Wiegel, 2011). En México, se han aislado posible la vida. Se ha favorecido el surgimiento
bacterias y arqueas extremófilas de pozos petro- de nuevas hipótesis sobre el origen de la vida,
leros (Miranda-Tello y col., 2004), aguas termales dado que las condiciones en las que habitan
(Castro-Ochoa y col., 2005; Pinzón-Martínez y los extremófilos semejan a las que debieron
col., 2010), zonas desérticas (Souza y col., 2006), existir cuando surgieron las primeras célu-
suelos alcalinos (Valenzuela-Encinas y col., 2008; las. Asimismo, ha estimulado la búsqueda de
Ruiz-Romero y col., 2009), zonas volcánicas las condiciones más extremas que pueden

Oliart-Ros y col. (2016). Microorganismos extremófilos en desarrollo biotecnológico CienciaUAT 83


llegar a ser compatibles con alguna forma de industriales y biotecnológicas, ya que son ex-
CIENCIAS AGROPECUARIAS

vida, haciendo más plausible su búsqueda fuera tremadamente termoestables y generalmente


BIOTECNOLOGÍA Y

del planeta Tierra (Hough y Danson, 1999; Ro- resistentes a la acción de agentes caotrópicos,
thschild y Mancinnelli, 2001). desnaturalizantes, detergentes, solvente sorgá-
nicos, y a la exposición a valores extremos de
La gran biodiversidad existente entre los mi- pH (Sarmiento y col., 2015). La realización de
croorganismos extremófilos y su capacidad para procesos biotecnológicos a elevadas tempera-
sintetizar proteínas y enzimas (extremoenzi- turas tiene muchas ventajas. El incremento en
mas), capaces de funcionar bajo condiciones la temperatura tiene una influencia significa-
extremas, ha abierto un prometedor panorama tiva en la biodisponibilidad y solubilidad de los
en la biotecnología, ya que gran parte de los compuestos orgánicos, en la disminución en
procesos industriales ocurren bajo condiciones la viscosidad y en el incremento en el coefi-
extremas de temperatura, presión, fuerza iónica, ciente de difusión de los compuestos orgánicos
pH y solventes orgánicos. Además, las extre- (en especial substratos hidrofóbicos poco solu-
moenzimas pueden ser usadas como un mo- bles, como hidrocarburos y grasas alifáticas),
delo para diseñar y construir proteínas con por lo que las velocidades de reacción son más
nuevas propiedades de interés para determi- altas (Van-Den-Burg, 2003). Esto es especial-
nadas aplicaciones industriales, a través de la mente importante en procesos que involucran
manipulación genética de microorganismos el manejo enzimático de lípidos y de efluentes
(Haki y Rakshit, 2003; Eijsink y col., 2004; Jia industriales ricos en aceites. En la industria de
y col., 2013; Reed y col., 2013). los alimentos, las lipasas termoestables se re-
quieren para el procesamiento enzimático de
Se han obtenido y caracterizado extremoenzi- algunos lípidos, como la manteca animal y el
mas provenientes de diferentes grupos de aceite de palma, que son los principales mate-
microorganismos extremófilos, muchas de ellas riales utilizados en la producción de ácidos gra-
se aplican actualmente en procesos industriales sos libres, pero se encuentran en estado sólido
sustentables, como la síntesis enantioselectiva a las temperaturas normales en las que se lle-
de fármacos (Littlechild, 2015). Al ser biodegra- van a cabo estas reacciones (Haki y Rakshit,
dables, su empleo es amigable con el ambiente, 2003; Hasan y col., 2010).
tienen una alta estabilidad bajo condiciones
extremas (lo que elimina la necesidad de modi- El ejemplo más conocido de aplicación de una
ficar las condiciones a lo largo de los procesos), enzima termoestable es la de la enzima Taq
permiten la utilización de materia prima sin polimerasa aislada de Thermus aquaticus, que
procesar (lo que reditúa en una mayor efi- significó un avance trascendental en la biolo-
ciencia), permiten una reducción de costos y gía molecular, al permitir la automatización de
generan pocos productos secundarios y mate- la tecnología de Reacción en Cadena de la Poli-
riales de desecho (Reed y col., 2013). merasa (PCR), que permite la amplificación de
fragmentos de DNA en unas cuantas horas, lo
Aplicaciones de las extremoenzimas cual representó una gran ventaja para laborato-
Las principales industrias que se han visto be- rios e industrias (Reed y col., 2013).
neficiadas con el uso de extremoenzimas son las
productoras de detergente, la alimentaria, la De las enzimas termofílicas, las lipasas se en-
textil, la peletera, la papelera y la farmacéuti- cuentran dentro de las más prometedoras para
ca (Van-Den-Burg, 2003; Hasan y col., 2010) las aplicaciones industriales, ya que presentan
(Tabla 1). Los termófilos y los hipertermófilos son diversas ventajas: una mayor estabilidad termo-
los grupos de extremófilos más estudiados; las dinámica a altas temperaturas y la capacidad
enzimas que han sido aisladas de ellos han sido de llevar a cabo reacciones de hidrólisis y de
objeto de diversas investigaciones y aplicaciones síntesis en presencia de disolventes orgánicos

CienciaUAT 84 CienciaUAT. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016). ISSN 2007-7521


Tabla 1. Clasificación de los microorganismos extremófilos y ejemplos de aplicación de sus enzimas

CIENCIAS AGROPECUARIAS
(Van-Den-Burg, 2003; Hasan y col., 2010).

BIOTECNOLOGÍA Y
Table 1. Extremophile microorganisms classification and some applications of their enzymes (Van-
Den-Burg, 2003; Hasan y col., 2010).

Tipo Microorganismos Enzimas Aplicación

(Pinzón-Martínez y col., 2010). Por ello, se las pieles, entre otras aplicaciones (Hasan y col.,
han aplicado en la industria alimentaria para 2006).
la hidrólisis de grasas, particularmente en
productos lácteos; en la industria textil, para Debido a su excelente capacidad para realizar
la remoción de impurezas del algodón antes reacciones específicas regioselectivas, en pre-
del procesamiento y teñido; en la industria sencia de solventes orgánicos, las lipasas ter-
peletera para retirar la grasa subcutánea de moestables se usan en la síntesis de compues-

Oliart-Ros y col. (2016). Microorganismos extremófilos en desarrollo biotecnológico CienciaUAT 85


tos quirales de interés farmacéutico. A través psicrófilas se han utilizado también en la indus-
CIENCIAS AGROPECUARIAS

de reacciones de esterificación, interesterifi- tria de los alimentos, por ejemplo para la extrac-


BIOTECNOLOGÍA Y

cación y transesterificación, en presencia de ción y clarificación de jugos de frutas con pecti-


solventes orgánicos, las lipasas participan en nasas, y en el caso de las proteasas, como adi-
la síntesis de compuestos enantioméricamente tivos en la industria de alimentos congelados
puros, que se recomiendan particularmente en para el ablandado y la potenciación del sabor
el campo de los farmoquímicos y sus interme- en carnes refrigeradas (Cavicchioli y col., 2011;
diarios sintéticos, también llamados bloques Reed y col., 2013).
de construcción quiral, debido a la diferencia en
las propiedades biológicas de dos enantióme- En el área ambiental, las lipasas, oxidasas,
ros (Gotor-Fernández y col., 2006). Por otro peroxidasas y catalasas de termófilos y psicró-
lado, los procesos biocatalíticos son más efi- filos, se han utilizado como alternativa a los
cientes, se acompañan de menos reacciones métodos fisicoquímicos de biorremediación de
secundarias y son ambientalmente aceptables, sólidos y aguas residuales contaminados con
en contraste con los métodos químicos con- hidrocarburos, aceites y lípidos (Hasan y col.,
vencionales que utilizan catalizadores a base 2006).
de metales pesados (Gavrilescu y Chisti, 2005).
La combinación de procedimientos químicos Algunas enzimas de alcalófilos y acidófilos se
con métodos biocatalíticos puede resultar una han utilizado en la producción de detergentes y
excelente estrategia para la producción de la en el procesamiento de almidón. De manera par-
industria farmacéutica y de productos quími- ticular, algunas enzimas alcalófilas, tales como
cos finos en general (Simon y col., 2013). xilanasas, lipasas y proteasas, ya se producen
a gran escala para ser utilizadas en diferentes
Una aplicación muy exitosa de las enzimas ter- aplicaciones, como en el depilado del cuero, que
mófilas y alcalófilas ha sido como aditivos de se lleva a cabo a pH entre 8 y 10, y en la recu-
los detergentes biológicos, para la remoción de peración de plata a partir de placas de rayos X,
depósitos orgánicos en la ropa, como grasas y donde la proteólisis ocurre a pH 10 (Horikoshi,
aceites. Se han utilizado enzimas del tipo de las 1999; Wiegel y Kevbrin, 2004).
amilasas, proteasas, celulasas y lipasas, que ade-
más de ser activas a las altas temperaturas y en Productos de los extremófilos y su aplicación
las condiciones alcalinas de las aguas de lavado, biotecnológica
son resistentes a los componentes de los mismos El estrés provocado por las drásticas condicio-
(Hasan y col., 2010). Las enzimas de los psicrófi- nes ambientales ha seleccionado aquellas pobla-
los, que catalizan reacciones a bajas tempera- ciones de microorganismos capaces de sin-
turas, tienen también un gran potencial de tetizar compuestos que protegen a la célula
aplicación en la biotecnología y la industria. del estrés ambiental en un amplio rango de sa-
Por ejemplo, la aplicación de enzimas hidrolí- linidad o temperatura. Estos productos, de-
ticas, como proteasas, lipasas, amilasas y celula- nominados “extremolitos” o solutos compatibles,
sas, en la formulación de detergentes, ofrecen mantienen el balance de agua y protegen a las
lagran ventaja de reducir el consumo de ener- macromoléculas biológicas. Desde el punto de
gía y el deterioro de las telas al llevar a cabo el vista químico son moléculas diversas; en los
lavado en frío (Cavicchioli y col., 2011; Sarmiento organismos mesófilos las más frecuentes son:
y col., 2015). La aplicación de proteasas y que- aminoácidos (prolina), azúcares (trehalosa),
ratinasas psicrófilas en el depilado de pieles y betaínas (glicina betaína), ácido aminosulfó-
cueros representa un ahorro de energía, al elimi- nico (taurina) (Bonaterra y col., 2005); mientras
nar el calentamiento y la necesidad de utilizar que los termófilos sintetizan altas concentra-
compuestos químicos que impactan en el am- ciones de derivados de myoinositol (DIP),
biente (Cavicchioli y col., 2011). Las enzimas en el caso de las Thermotogales, o diglicerol

CienciaUAT 86 CienciaUAT. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016). ISSN 2007-7521


fosfato (DGP y cDGP) acumulado por algu- son capaces de acumular hasta el 60 % del peso

CIENCIAS AGROPECUARIAS
nas arqueobacterias termófilas y metanógenas seco de poli-hidroxi-alcanoato (PHA), como

BIOTECNOLOGÍA Y
(Lenzen y Schwarz, 2006). en el caso de Haloferax mediterranei (Hezayen
y col., 2000).
Desde el punto de vista biotecnológico estos
compuestos son interesantes para la estabiliza- Otro grupo importante de biopolímeros son los
ción de macromoléculas, enzimas y como protec- exopolisacáridos (EPS), compuestos de alto pe-
tores celulares por su respuesta al estrés hídrico so molecular que los microorganismos secre-
(Margesin y Schinner, 2001). Uno de los más tan al medio ambiente y que pueden actuar co-
frecuentes es la ectoína, que en el caso de Halo- mo adhesinas favoreciendo la asociación entre
monaselon-gata puede incrementar sus niveles microorganismos. Estas biomoléculas son uti-
en un 50 %, cuando la concentración de NaCl lizadas en diversas áreas industriales, ya que
es del orden del 20 %, lo que permite estabilizar pueden actuar como emulsificantes, espesantes,
la actividad enzimática de lipasas, amilasas, antioxidantes y quelantes (Freitas y col., 2011).
celulasas o proteasas (Sauer y Gallinski, 1998). Diversos microorganismos extermófilos, tales
La trehalosa es un osmolito que puede ser uti- como, los halófilos de los géneros Haloterrigena
lizado como crioprotector, o bien el diglicerol y Halomonas, termoacidófilos de los géneros
fosfato, producido por Arqueolobus fulgidus, Sulfolobus y Thermococcus y termófilos del
que es un potente estabilizador de proteínas género Bacillus, producen biopolímeros con
frente a la temperatura (Margesin y Schinner, propiedades emulsificantes y antioxidantes
2001). Otro de los productos utilizados como (Squillaci y col., 2016).
moléculas para el reconocimiento celular son
las lectinas, especialmente la concanavalina A, Biotensoactivos y emulsionantes
producidas por arqueobacterias halófilas que La colonización de hábitats altamente salinos y
se usan como indicadores de las modificaciones con alto contenido de material oleoso, como los
de la superficie celular en la detección de células yacimientos petrolíferos, ha actuado como a-
malignas (Lei y Chang, 2007). gente de presión selectiva sobre microorga-
nismos productores de biotensoactivos (Khire,
Biopolímeros 2010). Estos compuestos anfifílicos que tienen
De gran interés biotecnológico en la industria far- la capacidad de solubilizar fases inmiscibles,
macéutica o alimentaria son los biopolímeros ex- son producidos por bacterias en hábitats con
tracelulares de diversos microorganismos extre- un alto grado de salinidad, hidrofobicidad y
mófilos, como el poli-gamma-D-glutámico (PGA) temperatura. Se han detectado tensoactivos
con propiedades de espesante y humectante producidos por microorganismos termófilos
(Kunioka, 1997), o la capa S de las arqueobac- tales como Bacillus stearotermophilus o bien a
terias, que contiene una glicoproteína situada partir del termófilo halófilo Methanobacterium
en la parte exterior de la célula y que tiene la thermoautotro phicum. En el otro extremo de
propiedad de autoensamblarse, formando una la escala está Arthrobacter protophormiae, mi-
malla altamente regular, que ha despertado croorganismo psicrófilo aislado de la Antár-
gran interés en la nanotecnología (Sára y col., tida Khire, 2010).
2006).
Otra estrategia para proteger a la célula y
En lo concerniente al desarrollo alternativo permitir la emulsificación de nutrientes en hábi-
de los plásticos y de nuevas aplicaciones en tats psicrófilos, es la acumulación de material
el campo de la biomedicina, se han utilizado extracelular alrededor de la célula. Estas ma-
muy poco los organismos extremófilos, po- trices extracelulares están formadas por diversos
siblemente debido a las dificultades de su materiales, como exopolisacáridos, y por vesí-
manipulación, a pesar de que, algunos de ellos culas derivadas de la membrana externa. Debi-

Oliart-Ros y col. (2016). Microorganismos extremófilos en desarrollo biotecnológico CienciaUAT 87


do a que tienen una alta capacidad emulsionante, era tecnológica, la biotecnología, que tiende
CIENCIAS AGROPECUARIAS

poseen un gran potencial biotecnológico en al diseño de nuevos organismos adaptados


BIOTECNOLOGÍA Y

la industria farmacéutica y cosmética (Frias a los cambios del planeta y que debieran
y col., 2010). beneficiar a todos.

Ha sido demostrado que, para hacer frente a las CONCLUSIONES


extremas condiciones de su hábitat, los extre- El desarrollo de procesos biotecnológicos em-
mófilos han desarrollado diversas estrategias pleando microorganismos extremófilos y las
tanto a nivel intracelular como extracelular, biomoléculas provenientes de ellos, ofrece una
que comprenden la biosíntesis de productos alternativa viable para el desarrollo susten-
singulares para la protección de la célula, y table. Es necesario entonces, encaminar es-
de macromoléculas biológicas como enzimas fuerzos por parte de la comunidad científica
y polímeros extracelulares que, en conjunto, para apoyar la búsqueda de nuevas fuentes
les ofrecen ventajas para su desarrollo en con- de extremófilos, así como el desarrollo de téc-
diciones de baja actividad de agua, elevada nicas que impliquen la modificación genética,
salinidad, pH, temperatura, entre otros (Roths- estructural y funcional, de las biomoléculas
child y Mancinnelli, 2001). Esta versatilidad de provenientes de estos microorganismos para
los sistemas biológicos ha sido fuente de su aplicación a gran escala, lo que finalmen-
inspiración y soporte para el avance de la cien- te redundará en el beneficio de las generacio-
cia, permitiendo el nacimiento de una nueva nes presentes y futuras.

REFERENCIAS
Antranikian, G., Vorgias, C. E., and Bertoldo, C. butions of microorganisms to industrial biology.
(2005). Extreme environments as a resource for Molecular Biotechnology. 38(1): 41-55.
microorganisms and novel biocatalysts. Advances in Eijsink, V. G. H., Björk, A., Gaseidnes, S., Sirevag, B.,
Biochemical Engineering/Biotechnology. 96: 219-262. Syntad, B., Van-Den-Burg, G., and Vriend, G. (2004).
Bonaterra, A., Camps, J., and Montesinos, E. Rational engineering of enzyme stability. Journal of
(2005). Osmotically induced trehalose and glycine Biotechnology. 113(1): 105-120.
betaine accumulation improves tolerance to desic- Espinosa-Luna, G., Sánchez-Otero, M. G., Quinta-
cation, survival and efficacy of the postharvest na-Castro, R., Matus-Toledo, R. E., and Oliart-Ros, R.
biocontrol agent Pantoea agglomerans EPS125. M. (2016). Gene Cloning and Characterization of the
FEMS microbiology letters. 250(1): 1-8. Geobacillus thermoleovorans CCR11 Carboxyles-
Canganella, F. and Wiegel, J. (2011). Extre- terase CaesCCR11, a New Member of Family XV.
mophiles: from abyssal to terrestrial ecosystems Molecular biotechnology. 58(1): 37-46.
and possibly beyond. Naturwissenschaften. 98(4): Ferrer, M., Golyshina, O., Beloqui, A., and Golys-
253-279. hin, P. N. (2007). Mining enzymes from extreme
Castro-Ochoa, L. D., Rodríguez-Gómez, C., Vale- environments. Current Opinion in Microbiology.
rio-Alfaro, G., and Ros, R. M. (2005). Screening, 10(3): 207–214.
purification and characterization of the thermoalka- Frias, A., Manresa, A., de-Oliveira, E., López-Igle-
lophilic lipase produced by Bacillus thermoleovorans sias, C., and Mercadé, E. (2010). Membrane vesicles:
CCR11. Enzyme and Microbial Technology. 37(6): a common feature in the extracellular matter of
648-654. cold-adapted antarctic bacteria. Microbiology Ecolo-
Cavicchioli, R., Charlton, T., Ertan, H., Omar, S. gy. 59(3): 476-486.
M., Siddiqui, K. S., and Williams, T. J. (2011). Biote- Freitas, F., Alves, V. D., and Reis, M. A. (2011).
chnological uses of enzymes from psychrophiles. Advances in bacterial exopolysaccharides: from
Microbial biotechnology. 4(4): 449-460. production to biotechnological applications. Trends
Demain, A. L. and Adrio, J. L. (2008). Contri- in Biotechnology. 29(8): 388-398.

CienciaUAT 88 CienciaUAT. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016). ISSN 2007-7521


Gavrilescu, M. and Chisti, Y. (2005). Biotechno- Lei, H. Y. and Chang, C. P. (2007). Induction of

CIENCIAS AGROPECUARIAS
logy a sustainable alternative for chemical industry. autophagy by concanavalin A and its application in

BIOTECNOLOGÍA Y
Biotechnology Advances. 23(7): 471–499. antitumor therapy. Autophagy. 3(4): 402-404.
Gomes, J. and Steiner, W. (2004). The biocatalytic Lenzen, G. and Schwarz, T. (2006). Extremolytes:
potential of extremophiles and extremozymes. Food natural compounds from extremophiles for versatile
Technology and Biotechnology. 42(4): 223-225. applications. Applied Microbiology and Biotechnology.
Gotor-Fernández, V., Brieva, R., and Gotor, V. (2006). 72(4): 623-634.
Lipases: useful biocatalysts for the preparation of Littlechild, J. A. (2015). Archaeal enzymes and
pharmaceuticals. Journal of Molecular Catalysis B: applications in industrial biocatalysts. Archaea.
Enzymatic. 40(3): 111–120. 2015: 1-10.
Haki, G. D. and Rakshit, S. K. (2003). Developments Madigan, M. T. and Marrs, B. L. (1997). Extremo-
in industrially important thermostable enzymes: a philes. Scientific. American. 276: 82–87.
review. Bioresource Technology. 89(1): 17-34. Madigan, M. T., Martinko, J. M., Stahl, D., and
Hasan, F., Shah, A. A., and Hameed, A. (2006). Clark, D. P. (2003). Brock biology of microorganisms.
Industrial applications of microbial lipases. Enzyme USA: Pearson Education, Inc. 694 Pp.
and Microbial Technology. 39(2): 235–251. Margesin, R. and Schinner, F. (2001). Potential of
Hasan, F., Shah, A. A., Javed, S., and Hameed, A. halotolerantandhalophilicmicroorganismsforbiotech-
(2010). Enzymes used in detergents: lipases. African nology. Extremophiles. 5(2): 73-83.
Journal of Biotechnology. 9(31): 4836-4844. McMahon, S. and Parnell, J. (2014). Weighing the
Hezayen, F. F., Rehm, B. H. A., Eberhardt, R., and deep continental biosphere. FEMS Microbial Ecology.
Steinbüchel, A. (2000). Polymer production by two 87(1): 113-20.
newly isolated extremely halophilic archaea: appli- Miranda-Tello, E., Fardeau, M. L., Thomas, P.,
cation of a novel corrosion-resistant bioreactor. Ramirez, F., Casalot, L., Cayol, J. L., ..., and Ollivier, B.
Applied Microbiology and Biotechnology. 54(3): (2004). Petrotoga mexicana sp. nov. a novel thermo-
319-325. philic, anaerobic and xylanolytic bacterium isolated
Horikoshi, K. (1999). Alkaliphiles: some applica- from an oil-producing well in the Gulf of Mexico.
tions of their products for biotechnology Microbio- International Journal of Systematic and Evolutionary
logy and Molecular Biology Reviews. 63(4): 735–750. Microbiology. 54(1): 169–174.
Hough, D. W. and Danson, M. J. (1999). Extremozy- ONU, Organización de las Naciones Unidas (1992).
mes. Current Opinion in Chemical Biology. 3(1): 39-46. Convenio sobre Diversidad Biológica de 1992. [En
Jia, B., Cheong, G. W., and Zhang, S. (2013). Multi- línea]. Disponible en: http://www.cbd.int/doc/legal/
functional enzymes in archaea: promiscuity and cbd-es.pdf. Fecha de consulta: 2 de septiembre de
moonlight. Extremophiles. 17(2): 193-203. 2014.
Kennedy, J., O’Leary, N. D., Kiran, G. S., Morrissey, Otero, J. M. and Nielsen, J. (2010). Industrial
J. P., O’Gara, F., Selvin J., and Dobson, A. D. (2011). Systems Biology. Biotechnology and Bioengineering.
Functional metagenomic strategies for the discovery 105(3): 439-460.
of novel enzymes and biosurfactants with biotechnolo- Pinzón-Martínez, D. L., Rodríguez-Gómez, C.,
gical applications from marine ecosystems. Journal of Miñana-Galbis, D., Valerio-Alfaro, G., and Oliart-Ros,
Applied Microbiology. 111(4): 787-99. R. M. (2010). Thermophilic bacteria from Mexican
Khire, J. M. (2010). Bacterial surfactants and their thermal environments: Isolation and potential appli-
role in Microbial Enhanced Oil Recovery (MEOR). cations. Environmental Technology. 31(8-9): 957-966.
En R. Sen (Ed.), Biosurfactants. Advances in expe- Quintana-Castro, R., Díaz, P., Valerio-Alfaro, G.,
rimental medicine and biology series (pp. 146-157). García, H.S., Oliart-Ros, R. (2009). Gene cloning,
USA: Springer. expression and characterization of the Geobacillus
Kunioka, M. (1997). Biosynthesis and chemical thermoleovorans CCR11 thermoalkaliphilic lipase.
reaction of poly (amino acid)s from microorganisms. Molecular Biotechnology. 42 (1): 75-83.
Applied Microbiology and Biotechnology. 47(5): Reed, C. J., Lewis, H., Trejo, E., Winston, V., and
469-475. Evilia, C. (2013). Protein adaptations in archaeal

Oliart-Ros y col. (2016). Microorganismos extremófilos en desarrollo biotecnológico CienciaUAT 89


extremophiles. Archaea. 2013: 1-14. Singh, B. K. (2010). Exploring microbial diversity
CIENCIAS AGROPECUARIAS

Rothschild, L. J. and Mancinnelli, R. L. (2001). for biotechnology: the way forward. Trends in Biote-
BIOTECNOLOGÍA Y

Life in extreme environments. Nature. 409(6823): chnology. 28(3): 111-116.


1092-1101. Souza, V., Espinosa-Asuar, L., Escalante, A. E.,
Ruiz-Romero, E., Alcántara-Hernández, R., Cruz- Eguiarte, L. E., Farmer, J., Forney, L., …, and Elser, J.
Mondragon, C., Marsch, R., Luna-Guido, M. L., and J. (2006). An endangered oasis of aquatic microbial
Dendooven, L. (2009). Denitrification in extreme biodiversity in the Chihuahuan desert. Proceedings
alkaline saline soils of the former lake Texcoco. of the National Academy. 103(17): 6565–6570.
Plant and Soil. 319(1-2): 247-257. Squillaci, G., Finamore, R., Diana, P., Restaino, O.
Sánchez-Otero, M. G., Valerio-Alfaro, G., Garcia- F., Schiraldi, C., Arbucci, S., …, and Morana, A. (2016).
Galindo, H. S., and Oliart-Ros, R. M. (2008). Immobi- Production and properties of an exopolysaccharide
lization in the presence of Triton X-100: modifications synthesized by the extreme halophilic archaeon
in activity and thermostability of Geobacillus ther- Haloterrigena turkmenica. Applied Microbiology and
moleovorans CCR11 lipase. Journal of industrial Biotechnology. 100(2): 613-623.
microbiology & biotechnology. 35(12): 1687-1693. Stewart, E. J. (2012). Growing unculturable
Sánchez-Otero, M. G., Quintana-Castro, R., Mo- bacteria. Journal of bacteriology. 194(16): 4151-4160.
ra-González, P., Márquez-Molina, O., Valerio-Al- Tang, W. L. and Zhao, H. (2009). Industrial
faro, G., and Oliart-Ros, R. M. (2010). Enzymatic biotechnology: Tools and applications. Journal Biote-
reactions and synthesis of n-butyl caproate: este- chnology. 4(12): 1725–1739.
rification, transesterification and aminolysis using Valenzuela-Encinas, C., Neria-González, I.,
a recombinant lipase from Geobacillus thermol- Alcántara-Hernández, R. J., Enríquez-Aragón, J. A.,
eovorans CCR11. Environmental Technology. 31 Estrada-Alvarado, I., Hernández-Rodríguez, C., …,
(10): 1101-1106. and Marsch, R. (2008). Phylogenetic analysis of the
Sánchez-Otero, M. G., Ruiz-López, I. I., Avila- archaeal community in an alkaline-saline soil of
Nieto, D. E., and Oliart-Ros, R. M. (2011). Significant the former lake Texcoco (Mexico). Extremophiles.
improvement of Geobacillus thermoleovorans CCR11 12(2): 247-254.
thermoalkalophilic lipase production using Van-Den-Burg, B. (2003). Extremophiles as a
Response Surface Methodology. New Biotechno- source for novel enzymes. Current opinion in micro-
logy. 28(6): 761-766. biology. 6(3): 213-218.
Sára, M., Egelseer, E. M., Huber, C., Ilk, N., Ples- Wiegel, J. and Kevbrin, V. V. (2004). Alkalither-
chberger, M., Pum, D., and Sleytr, U. B. (2006). mophiles. Biochemical Society Transactions. 32(2):
S-layer proteins: potential application in nano (bio) 193-198.
technology. En B. H. Rehn (Ed.), Microbial biona-
notechnology: biological self-assembly systems and
biopolymer-based nanostructures (pp. 307-338).
U.K.: Horizon Scientific Press.
Sarmiento, F., Peralta, R., and Blamey, J. M. (2015).
Cold and hot extremozymes: industrial relevance
and current trends. Frontiers in Bioengineering and
Biotechnology. 3: 148.
Sauer, T. and Gallinski, E. A. (1998). Bacterial
milking: a novel bioprocess for production of compa-
tible solutes. Biotechnology and Bioengineering.
57(3): 306-313.
Simon, R. C., Mutti, F. G., and Kroutil, W. (2013).
Biocatalytic synthesis of enantiopure building
blocks for pharmaceuticals. Drug Discovery Today:
Technologies. 10(1): e37-e44.

CienciaUAT 90 CienciaUAT. 11(1): 79-90 (Jul - Dic 2016). ISSN 2007-7521