You are on page 1of 238

Civilizar

Ciencias Sociales y Humanas

Universidad Sergio Arboleda

Bogotá
CIVILIZAR Colombia Vol. 15 No. 29 pp. 001 - 238 Julio - Diciembre 2015 ISSN: 1657-8953
Civilizar
Ciencias Sociales y Humanas
Director Revista Civilizar Ignacio Restrepo Abondano
Editora Yadira Caballero Quintero
Coordinador Editorial Carlos Andrés Caho Rodríguez
Asistentes Editoriales Joseph Fernando Sánchez Castro
Cindy Lorena Roa Ovalle
Comité Editorial Ph.D. Edwin Cruz Rodríguez. Universidad Nacional de Colombia - Colombia
Ph.D. Santiago Carbo Valverde. Bangor University - Reino Unido
Ph.D. Claudia Marisa Seggiaro. Universidad de Buenos Aires - Argentina
Ph.D. José Tomás Alvarado Marambio. Pontificia Universidad Católica de Chile - Chile
Ph.D. María Teresa Muñoz Sánchez. Universidad Intercontinental - México
Ph.D. Wilson Yesid Suárez Manrique. Universidad Santo Tomás - Colombia
Ph.D. (C). Yadira Caballero Quintero. Universidad Sergio Arboleda - Colombia

Comité Científico Ph.D. Kai Ambos. Universidad de Göttingen - Alemania


Ph.D. Martín Krause. Universidad de Buenos Aires - Argentina
Ph.D. Jorge Oviedo Albán. Universidad de la Sabana - Colombia
Ph.D. Jorge Iván González Borrero. Universidad de Manizales - Colombia
Ph.D. (C) Joaquín Emilio Acosta Rodríguez. Universidad Santo Tomás - Colombia
Ph.D. (C). María Victoria López. Universidad de Buenos Aires - Argentina
Ph.D. Valerie M. Hudson. Texas A&M University - Estados Unidos
Ph.D. Rodrigo Losada Lora. Universidad Sergio Arboleda - Colombia
Ph.D. Farid Samir Benavides Vanegas. Universidad de los Andes - Colombia
Ph.D. (C) Laura Gamboa Gutiérrez. Universidad de Notre Dame - Estados Unidos
Ph.D. María Gisela Pereyra Doval. Universidad Nacional de Rosario - Argentina
Ph.D. (C) Tamara Isabel Saeteros Pérez. Universidad de Barcelona - España
Ph.D. Maríana Bargsted Aravena. Universidad Católica del Norte - Chile

Traducción Carlos Rafael Domínguez

Corrección de estilo Viviana Zuluaga

Diseño carátula Jimmy F. Salcedo Sánchez

Diagramación Maruja Esther Flórez Jiménez

Incluida en SciELO - Scientific Electronic Library Online


Redalyc - UAEM - México
Publindex A2 - Colciencias - Colombia
Latindex - UNAM - México
EBSCO - Fuente Académico Premier
Directory of Open Acces Journals DOAJ - Lund University - Suecia
Index Copernicus International

Versión electrónica: http://www.usergioarboleda.edu.co/civilizar/revista_electronica.htm


Forma de adquisición:
compra, canje o suscripción
Precio unitario de venta al público año 2015 ($ 20.000)
Precio de suscripción anual (dos números) Colombia
($ 40.000)
Exterior (US $ 20)
No incluye gastos de envío
Periodicidad: dos números al año
Correspondencia, suscripciones y solicitudes de canje:
Carrera 15 No. 74-96. Piso 3
Universidad Sergio Arboleda
Dirección de Publicaciones Científicas
Teléfono: 3 25 75 00 Extensión 2260
Correo electrónico: revista.civilizar@usa.edu.co
http://www.usa.edu.co/civilizar/
Formato 21.5 cm x 28 cm
Tabla de contenido

Carta del director


Ignacio Restrepo Abondano,
Universidad Sergio Arboleda, Bogotá, Colombia....................................................................... 9

Editorial
Yadira Caballero Quintero,
Universidad Sergio Arboleda, Bogotá, Colombia....................................................................... 13

DERECHO
Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial
Juan Carlos Martinez Salcedo,
Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia................................................................................ 17

La contratación administrativa electrónica


Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero,
Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia......................................................................... 31

POLÍTICA
La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales
de la Nación en Argentina
Nathalie Goldwaser Yankelevich,
Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina............................................................... 59

Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica en la


construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia
Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón,
Institución Universitaria de Envigado, Medellín, Colombia. ..................................................... 73

ECONOMÍA
Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos,
1995-2008
Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal,
Pontificia Universidad Javeriana, Cali, Colombia..................................................................... 93
6 Tabla de contenido

Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia?


Diana Patricia Niño-Muñoz,
Universidad Sergio Arboleda, Bogotá, Colombia........................................................................ 115

Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios
mexicanos
Bassam Sarkis - Juan José Ocampo,
Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia................................................................................. 137

HUMANIDADES
Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia
Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel
Universidad Militar Nueva granada, Bogotá, Colombia............................................................ 151

Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas


Ricardo Gaete Quezada,
Universidad de Antofagasta, Antofagasta, Chile........................................................................ 165

Stock profesional, eficiencia educativa y segmentación: análisis de los procesos


de formación profesional en Chile
Carlos Rodríguez Garcés - Víctor Castillo Riquelme,
Universidad del Bío-Bío, Concepción, Chile. ............................................................................. 183

FILOSOFÍA
Freud como lector de Nietzsche. La influencia de Nietzsche en la obra de Freud
Leandro Drivet,
Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Concepción del Uruguay, Argentina;
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET),
Buenos Aires, Argentina.............................................................................................................. 199

¿Posee la ética un fundamento objetivo? Reflexiones desde Wittgenstein al problema


de explicar los juicios de valor
Jean Paul Sarrazin,
Universidad de Antioquía, Medellín, Colombia.......................................................................... 217

RESEÑA
Claudio Calabrese (2014). Heidegger. Desde la experiencia del pensar.
Debajo y a través de los altos abetos
Tamara Saeteros,
Fundación Universitaria Cervantina San Agustín, Bogotá, Colombia........................................ 229

Normas de publicación................................................................................................................ 233


Table of contents

Letter from the director


Ignacio Restrepo Abondano,
Universidad Sergio Arboleda, Bogotá, Colombia....................................................................... 11

Editorial
Yadira Caballero Quintero,
Universidad Sergio Arboleda, Bogotá, Colombia....................................................................... 13

LAW
Law codification, legal interpretation and judicial discretion
Juan Carlos Martinez Salcedo,
Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia............................................................................. 17

Electronic administrative engagement


Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero,
Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia......................................................................... 31

POLITIC
Fashion and female figures: Topics to read Domingo Sarmiento at nation
founding moments in Argentina
Nathalie Goldwaser Yankelevich,
Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina.............................................................. 59

Marriage, family and unitarianism: Sociopolitical constraints of catholic doctrine


in building political and legal identity of the family in Colombia
Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón,
Institución Universitaria de Envigado, Medellín, Colombia. .................................................... 73

ECONOMY
Efficiency analysis of the manufacturing industry in five south american
Countries, 1995-2008
Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal,
Pontificia Universidad Javeriana, Cali, Colombia..................................................................... 93
8 Table of contents

Corporate social responsibility of tobacco industry in Colombia: Is it a Strategy?


Diana Patricia NiñoMuñoz,
Universidad Sergio Arboleda, Bogotá, Colombia....................................................................... 115

Negotiating with other cultures: how colombians negotiate accordinmg to


mexicam businessmen
Bassam Sarkis - Juan José Ocampo,
Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia............................................................................. 137

HUMANITIES
Activities and time management of young people who neither study nor work in Colombia
Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel
Universidad Militar Nueva granada, Bogotá, Colombia............................................................ 151

Social responsibility in the governance and management of the chilean state universities
Ricardo Gaete Quezada,
Universidad de Antofagasta, Antofagasta, Chile........................................................................ 165

Professional stock, educational efficiency and segmentation: Process analysis of


professional training in Chile
Carlos Rodríguez Garcés - Víctor Castillo Riquelme,
Universidad del Bío-Bío, Concepción, Chile. ............................................................................ 183

PHILOSOPHY
Freud as Nietzsche´s reader. Nietzsche´s imfluence on Freud´s work
Leandro Drivet,
Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Concepción del Uruguay, Argentina;
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET),
Buenos Aires, Argentina…........................................................................................................… 199

Does ethics have an objective basis? Reflections from Wittgenstein on the


problem of explaining the value judgments
Jean Paul Sarrazin,
Universidad de Antioquía, Medellín, Colombia.......................................................................... 217

REVIEW
Claudio Calabrese (2014). Heidegger. From the experience of thinking. Under
and through the tall firs
Tamara Saeteros,
Fundación Universitaria Cervantina San Agustín, Bogotá, Colombia....................................... 229

Publication guidelines.................................................................................................................. 233


Carta del director
La paz y la educación
Ignacio Restrepo Abondano

Como bien se sabe, educar tiene su raíz última latina en el verbo educere, que significa “hacer
salir”, “sacar”. Al analizar este concepto, la educación se convierte en el proceso mediante el cual se
“saca” del educando –poco a poco– todo aquello que lo vuelve un ser humano digno, capaz de vivir
en sociedad; por tanto, sociable, amigable, servicial, veraz, honrado, dueño de sus pasiones, en una
palabra, digno en su sentido más profundo.

Es lo que los educadores serios de siempre han llamado “formación” del alumno, de la persona
en sí misma. Pero para quienes la educación no tiene un hondo significado, esta es solamente instruir
en matemáticas, en sociales, en lenguaje y en tantas otras materias como las que los ministerios de
Educación incluyen en el pénsum de la escuela, del colegio y aún de la universidad. Nadie puede negar
que la instrucción es absolutamente necesaria, pero para quien no está formado, la instrucción cae en
el vacío y después por ello encontraremos los ladrones de cuello blanco, los narcotraficantes, los que
difunden la pornografía, los pederastas, los hackers, los usureros, los que organizan “pirámides” y
toda clase de personas indeseables que hacen invivible cualquier país.

Si buscamos aquellas sociedades modelo, de las cuales no hay muchas en el mundo, sabemos
que existe una relación directa entre los niveles de educación y el sosiego, el equilibrio y en una
palabra, pueblos que viven en paz.

Colombia es un país que no ha sabido vivir en paz. Si analizamos nuestra historia política luego
de la guerra de independencia, hallamos, a partir de la noche septembrina, todo tipo de disensiones
políticas que para la segunda mitad del 1800 se convierten en verdaderas batallas desde el Olimpo
Radical y por lo menos hasta 1905. Lo que no significa que los desacuerdos no hayan continuado,
hasta llegar a 1930 cuando se desata la violencia interpartidista, y luego, la violencia llevada a cabo
por bandoleros, primero y después por guerrilleros de toda pelambre hasta nuestros días.

Falta, o no conocemos, quien haya hecho la historia pormenorizada de la educación en Colombia


y su relación con la violencia en el país. Pero sí sabemos por muchos otros índices, la precariedad
general de nuestra educación y de profesores idóneos para formar e instruir a dirigentes y más aún
a clases medias e inferiores, sobre todo en el campo, cuyos habitantes son carne de cañón para los
movimientos de forajidos y para las hordas que en los comienzos de la República, engrosaron los
llamados “ejércitos”, antes de que se profesionalizara la carrera militar en la nación. Y sabemos
que si bien Jacobo Arenas era una persona instruida, ‘Tiro Fijo’ y la mayoría de sus secuaces –con
algunas excepciones–, nunca pisaron una escuela que merezca ese nombre.
10 Carta del director

La paz, se firmen o no los acuerdos de La Habana, está muy lejos de establecerse en Colombia,
mientras no tengamos bases sólidas en educación. Y si bien existe algún conocimiento sobre la
necesidad de formar, deberán pasar varios años antes de que esta convicción constituya una masa
crítica en el país. Y muchos años para que la educación sea masiva en el campo y la ciudad y así
tengamos un cimiento consistente para una verdadera paz.
Letter from the director
Peace and education
Ignacio Restrepo Abondano

As it is well known, education has its ultimate root in latin educere, meaning “to get out”,
“ to draw”. In analyzing this concept, education becomes the process by which one takes out of
the learner –little by little– whatever makes him a worthy human being, able to live in society;
hence, sociable, friendly, helpful, truthful, honest, master of his/her passions; in short, worthy in
its deepest sense.

This is what serious educators have always called “formation” of the learners, of the persons
rhemselves. But for those for whom education has no deep meaning, this is only instruction in math,
social sciences, language and many other subjects such as the ministries of education include in the
school, college or even university syllabus. No one can deny that instruction is absolutely necessary,
but for those who are not highly trained, instruction falls flat, and so we find white collar thieves,
drug traffickers, disseminators of pornography, pedrasts, hackers, usurers, those who run pyramid
schemes, and all kinds of undesirable people who make any country unlivable.

If we look for those model societies, of which there are not so many in the world, we know
that there is a direct relationship between levels of education and quiet, balance, and, in short, people
who live peacefully.

Colombia is a country that has failed to live in peace. If we analyze our political history after
the war of independence, we find, since the September Night, all kinds of political dissensions that
for the second half of 1800 become true battles since Radical Olympus and at least until 1905. And
this does not mean that differences have not continued until 1930 when the interparty violence breaks
out, and then, the violence carried out first by bandits, and then by guerriillas of all kinds until today.

It is missing, or we do not know who has written a detailed history of education in Colombia
and its relationship to violence in the country. But we do know, from many other registers, the general
precariousness of our education and of qualified teachers to form and train leaders and, even more,
middle and lower classes, especially in the countryside, where people are cannon fodder for the
outlaw movements and hordes which at the beginning of the Republic, swelled the so-called “armies”,
before the military career was professionalized in the nation. And we know that while Jacobo Arenas
was an educated person, ‘Tiro Fijo’ and most of his henchmen –with some exceptions,– never set foot
in a school worthy of the name.
12 Letter from the director

Peace, whether Havana agreements are signed or not, is far from being established in Colombia,
until we have a solid foundation in education. And while there is some knowledge about the need
to educate, it takes a few years before this conviction constitutes a critical mass in the country. And
many years more for mass education to be a reality in cities and in the countryside so we have a
consistent foundation for true peace.
Editorial

Yadira Caballero Quintero


Editora
Editorial

Yadira Caballero Quintero


Editora
Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015

Codificación del derecho, interpretación


de la ley y discrecionalidad judicial1

Law Codification, Legal Interpretation and Judicial


Discretion
Recibido: 27 de enero de 2014 - Revisado: 16 de junio de 2015 - Aceptado: 19 de octubre de 2015

Juan Carlos Martínez Salcedo2

Resumen
El Código Civil francés de 1804 se erigió como la obra cumbre del movimiento
de la codificación. En su elaboración, la Comisión Redactora debió dar cabida
a los intereses yuxtapuestos de una sociedad francesa marcada por la diferencia
y la heterogeneidad. Portalis fue el encargado de presentar ante el Consejo de
Estado el proyecto de Código Civil que, si bien fue modificado durante su
aprobación, sirvió como insumo necesario para la elaboración de un Discurso
Preliminar que justifica la imprescindible articulación entre interpretación de
la ley y discrecionalidad judicial, relación que se analiza aquí, sin perder de
1
Este documento forma parte de la
vista el momento en el cual ambas son propuestas y su importancia para la etapa preliminar de la investigación
sistematización del derecho. doctoral del autor, titulada “Uso de
signos distintivos ajenos en la publi-
Palabras clave cidad comercial”, inscrita en la línea
de investigación “Internet, comercio
Codificación, Código de Napoleón, interpretación de la ley, discrecionalidad electrónico, telecomunicaciones e in-
judicial. formática”, del Grupo de Estudios en
Internet, Comercio Electrónico, Tele-
comunicaciones e Informática de la
Abstract Facultad de Derecho y del doctorado
The 1804 French Civil Code stands as the masterpiece of the encoding en Derecho de la Universidad de los
Andes, Bogotá, Colombia.
movement. In its development, the Drafting Committee had to accommodate 2
Abogado de la Universidad de la
the juxtaposed interests of a French society marked by difference and Sabana, Bogotá, Colombia, espe-
cialista en Derecho Contractual por
heterogeneity. Portalis was asked to submit the draft Civil Code to the State la Universidad del Rosario, Bogotá,
Council which, although it was modified during its approval, served as a Colombia y magíster en Derecho
necessary input for the elaboration of a Preliminary Speech that justifies the Privado por la Universidad Carlos III
de Madrid, Madrid, España. Profesor,
essential link between legal interpretation and judicial discretion, a relation Doctorando en Derecho, Facultad de
discussed here, without losing sight of the moment in which both are proposed Derecho de la Universidad de Los
Andes, Bogotá, Colombia.
and their importance to the systematization of law. Correo electrónico:
jc.martinez12@uniandes.edu.co
Keywords Para citar este artículo use: Martínez,
Codification, Napoleonic Code, legal interpretatiom, judicial discretiom. J. (2015). Codificación del derecho,
interpretación de la ley y discreciona-
lidad judicial. Revista Civilizar Cien-
cias Sociales y Humanas, 15(29),
XX-XX.
18 Juan Carlos Martinez Salcedo

Introducción frente a Portalis, permeadas siempre por la rama


del derecho a la cual dedican principalmente sus
El Discurso Preliminar al Código Civil estudios. Por eso encontraremos doctrinantes
francés, pronunciado ante el Consejo de Estado clásicos del derecho civil, del derecho penal, de
por J. M. E. Portalis, recoge los principales la teoría jurídica y del derecho internacional.
dogmas y fundamentos filosóficos que guiaron
a la Comisión Redactora en la elaboración del Antecedentes históricos del Código
proyecto que se le encargó sobre el Código Civil de 1804
Civil. El Discurso Preliminar nos presenta
a un autor en el que destaca su formación La aparición del Código Civil de 1804
jurídica que reivindica, entre otros aspectos, la constituye un punto de inflexión en la configu-
estructura del conocimiento jurídico, cómo se ración del derecho civil en una Francia revul-
define dentro del sistema civil, cómo se produce siva y cansada tras una larga revolución. Hasta
y cuál es el papel que le corresponde al juez al ese momento, el derecho civil carecía de unifor-
aplicar y hacer cumplir la ley. midad y articulación dentro del territorio, por la
coexistencia de un gran número de normas1 cu-
Portalis también le da lugar al papel yos efectos estaban circunscritos a una determi-
del derecho natural, de la naturaleza como nada provincia, ciudad o aldea, que se sumaba a
fuente del conocimiento jurídico. Tanto es las diferentes fuentes de las que emanaban sus
así, que en su Discurso, las referencias a las preceptos (Cruz-Ponce, 1991, p. 39).
instituciones jurídicas van siendo incorporadas
paulatinamente, siempre en relación con Al Código Civil se llega tras dos periodos
un punto de partida común: el matrimonio de evolución claramente identificables que,
y la familia, así como también el rol que siendo desiguales en extensión, contribuyeron
cumple la propiedad, a tal punto que son sus de gran manera a la construcción y a la
consideraciones sobre este derecho las que le transformación de las instituciones jurídicas
permiten diferenciar y justificar aquello que que serían acogidas después por la Comisión
es concerniente al derecho civil de lo que le Redactora (Carbonnier, 1960, p. 57).
pertenece al derecho mercantil (Van Roermund,
2014, p. 155). El primero, reconocido como antiguo
periodo, se extiende desde la Francia
Por tanto, en el presente documento nos galorromana2 hasta la caída de la monarquía, el
proponemos hacer un estudio sobre la elabora- 14 de julio de 1789. Sus notas caracterizantes
ción del derecho, los postulados del movimiento son la fragmentación territorial de sus normas,
de la codificación y la necesaria interpretación la diversidad de fuentes –devenidas del
de la ley, utilizando un método de investigación derecho romano, canónico, ordenanzas reales o
cualitativo. De conformidad con lo expuesto, nos costumbres3–, la naturaleza confesional de sus
centraremos en estas cuestiones, haciendo algu- instituciones, la jerarquía de las personas y de
nas menciones a los antecedentes del Código las tierras (desigualdades) y la salvaguarda de
Civil, para entender el porqué de sus normas y la propiedad (p. 58)4.
el origen de sus instituciones; también haremos
algunas alusiones a la concepción que sobre el Pues bien, en la Francia prerrevolucionaria,
derecho natural y sobre la razón tenía Portalis. este sistema de privilegios y desigualdades
que prevalecía incrementó el descontento y la
Para lograr este propósito, abordamos reticencia popular frente al sistema jurídico.
distintas fuentes doctrinales que nos han ayudado El derecho no era otra cosa que un conjunto
a realizar una revisión de sus propias lecturas de leyes amoldadas a las necesidades no

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial 19

incluyentes de algunos sectores privilegiados de consagraron principios como la seguridad


la sociedad, que se constituían como verdaderos jurídica y legalidad, estructurados en tres
obstáculos de acceso y aprehensión general de artículos, del 7 al 98, en los que sobresale la
los postulados normativos que legitimaban un prescripción legal para poder acusar, detener
absolutismo que rayaba en lo despótico5. o juzgar a un ciudadano, el sometimiento
de las decisiones judiciales al imperio de la
Los antecedentes descritos son la obertura ley, la necesidad y reciprocidad de la pena, la
del segundo periodo, conocido como derecho prohibición de los efectos retroactivos de la
intermedio, que se extiende desde el inicio de la ley y la presunción de inocencia (Fernández
revolución hasta el Consulado6. Sus postulados Muñoz, 1991, p. 58).
provocaron un resquebrajamiento de las
instituciones del derecho civil francés por su En el ámbito del derecho civil, las
incompatibilidad con el ideario revolucionario, aspiraciones revolucionarias debieron esperar
que defendía principios como la libertad y la un poco más tiempo para su concreción.
igualdad (Mazeaud et al., 1959, p. 67). Explican los hermanos Mazeaud et al. (1959)
que “La orden de redactar un Código Civil, dada
Ante este panorama, era cuestión de desde 1790 por la Asamblea Constituyente, y
tiempo que se estableciera un verdadero sistema reiterada por la Constitución de 1791, no tuvo
jurídico como bandera de reivindicación social7. ningún resultado” (p. 66).
Este se estructura a partir de disposiciones
alejadas del particularismo jurídico, cuya Sin embargo, durante el periodo interme-
complejidad fuera reducida en tal magnitud, dio se promulgaron algunas leyes civiles que
hasta el punto que sus disposiciones deberían resultaron innovadoras frente al derecho anti-
acoger un modelo “simple y preciso que guo y que permitieron establecer algunas insti-
estuviera al alcance de la comprensión de todos tuciones de importancia, tales como: el divorcio
los ciudadanos […] que revelara su sentido sin y la adopción en el derecho de familia; la parti-
necesidad de jueces y abogados” (Cremades & ción sucesoral igualitaria, que se extendió a los
Gutiérrez-Masson, 1997, p. 15). hijos naturales; la proscripción de la jerarquía
de tierras y de personas y la organización de los
El primer logro de la Revolución francesa, oficios y las corporaciones para dar lugar a la
y una de sus principales consecuencias, fue libre competencia (p. 66).
la Declaración de los Derechos del Hombre y
del Ciudadano, promulgada el 26 de agosto de La natural evolución dio lugar a que,
1789, cuyos preceptos son concordantes con la en julio de 1883, la Convención Nacional
Constitución francesa del 3 de septiembre de encargara a Cambacérès un proyecto de
1791, en la que ya se hacían algunas referencias Código cuyo fin se dirigía a la promulgación
al reconocimiento del imperio de la ley y la de un verdadero sistema de derecho civil. Su
igualdad de los ciudadanos ante esta. fracaso se hizo notorio al ser rechazado por
ser demasiado restrictivo en sus premisas. El
Dentro de los postulados de la Declaración jurista francés, acogió los comentarios hechos
se destaca la salvaguarda de los mencionados al primero, para presentar un nuevo proyecto a
principios revolucionarios, reivindicando la la Convención quien también lo rechazó, esta
igualdad de todos los hombres ante la ley y vez, por considerar muy amplio su contenido
la libertad (de cuyas disposiciones deviene (Cremades & Gutiérrez-Masson, 1997, p. 19).
la supresión de los privilegios feudales, las
distinciones nobiliarias entre los sujetos, la Durante el Directorio, el mismo jurista
abolición de la esclavitud, etc.). También se presenta ante el Consejo de los Quinientos otro

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


20 Juan Carlos Martinez Salcedo

proyecto de Código Civil que no alcanza a dis- son una muestra del protagonismo que tuvo
cutirse. No obstante el revés de los tres proyec- el Código Civil como instrumento jurídico de
tos de codificación, estos intentos son verdade- ordenación social, puesto a disposición de los
ros antecedentes del texto de 1804 (Carbonnier, ciudadanos franceses, para erradicar el poder
1960, p. 60). absoluto que venía concentrándose en algunos
pocos privilegiados.
El Código Civil de Francia
En este orden de ideas, el Código Ci-
La labor encomendada por Napoleón a la vil francés ha sido, a lo largo de la historia
Comisión Redactora, constituida por Tronchet, del derecho, una de las piezas claves y obras
Bigot de Préameneu, Malleville y Portalis, me- maestras en el establecimiento de los derechos
diante el Decreto de los Cónsules del 24 termi- de los ciudadanos, no solo franceses, sino del
dor del año VIII –12 de agosto de 1800–, en- mundo entero, donde sirvió como inspiración
contró un camino allanado gracias a los trabajos para la promulgación de sus propios cuerpos
anteriormente discutidos, que sirvieron para de- legislativos9.
cantar los objetivos que debían perseguirse con
el nuevo Código (Cabrillac, 2009, p. 66). En su alocución, Portalis (1997) no solo
da cuenta de la estructuración del Código, sino
Tras su promulgación, el 30 del ventoso también de los preceptos fundamentales en torno
del año XII –21 de marzo de 1804–, se instaura a la significación del derecho y de las leyes para
un verdadero sistema de derecho civil que el ciudadano y para el Estado. La prudencia
consagra un cúmulo de normas referidas a un que se exigía de aquella Comisión Redactora
orden jurídico que se integra como un todo a la se hizo patente en los postulados del Discurso,
sociedad francesa. Para Carbonnier y Portalis, cuya necesidad era un límite infranqueable
quien fuera, este último, designado para en razón de la heterogeneidad de la sociedad
pronunciar el Discurso Preliminar al Código francesa, que era el resultado de mezclas entre
Civil francés, “tras la lectura de Montesquieu diferentes pueblos, unos conquistados y otros
y su exilio, había captado el sentido de la libres (p. 28).
relatividad y la mutabilidad y había heredado
cierta predisposición a aceptar el capital Reconocer la diferencia de la sociedad
postulado revolucionario de la secularización francesa era un axioma imprescindible para
del derecho” (Carbonnier, 1960, p. 62). la posterior aceptación de su obligatoriedad y
observancia. Portalis (1997) tenía presente que
Esta particular circunstancia se refleja en los distintos pueblos que convergían en Francia
el memorable Discurso Preliminar al Código abogaban por la salvaguarda y permanencia
Civil francés, pronunciado por Portalis ante el de sus propias normas, dejando claro que
Consejo de Estado, durante la presentación del “la experiencia demuestra que los hombres
proyecto del Código Civil. En él, el autor logra cambian más fácilmente de dominación que de
amalgamar un verdadero discurso dogmático leyes” (p. 28).
y filosófico, que ha sido objeto de rigurosos
estudios científicos desde sus inicios hasta Con base en lo anterior, pareciera que se
nuestros días, que indagan sobre el verdadero estuviera intercediendo por mantener la fuerza
alcance de sus postulados. vinculante de las leyes y ordenanzas que rigen
a una sociedad, cuando dichas normas son
Por tanto, la importancia del Discurso percibidas como obligatorias y legítimas por
Preliminar no se circunscribe a una mera ex- el ciudadano. Incluso si su sistema de gobierno
posición de motivos. En efecto, sus contenidos ha sido modificado o si dicha sociedad se

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial 21

encuentra bajo el influjo de distintos regímenes La ley hecha para la generalidad de los hom-
jurídicos. bres debe corresponderse también al término
medio en las ideas y opiniones. No debía aspi-
Este parecer halla sentido en el Discurso rar a crear costumbres sino a reflejarlas. Y de
aquí que el Código hecho para una sociedad
de Portalis (1997), para quien las leyes no son
fatigada por los excesos y utopía de la Revo-
meros actos de poder, sino todo lo contrario,
lución respondió de la manera más adecuada
“actos de prudencia, justicia y razón” (p. 32). a las aspiraciones de su tiempo (p. 62; desta-
Todo parecería indicar que la Comisión Redac- cado nuestro).
tora procura un derecho cuyo fundamento sea
la razón10, pues solo así se lograría una correcta Por ende, el mayor logro de la Comisión
integración de aquella sociedad desagregada en
Redactora no fue otro que admitir la diferencia
naciones y pueblos que, por igual, buscan la de-
como paladín de moderación. Esto le permitió
fensa de sus propios postulados11.
construir un proyecto de Código Civil que
tendría como propósito consolidarse como
Estas razones son las que justifican que
una norma de derecho civil adaptada a las
el Código Civil admita como insumos para la
necesidades puntuales de los ciudadanos a los
elaboración de sus postulados a les coutumes,
cuales se dirigía.
el derecho romano, las ordenanzas reales y
las leyes de la revolución12. Por tanto, que las
instituciones jurídicas acogidas por la Comisión En cuanto a su estructura, el proyecto del
Redactora encuentren sus antecedentes en Código Civil que se expuso ante el Consejo de
diferentes escenarios jurídicos, da cuenta de Estado estaba organizado en tres libros, antece-
que el Código es el producto de un proceso didos por un título preliminar: “Del derecho y
evolutivo del derecho civil francés13, que de las leyes”. En estas disposiciones se recogían
responde adecuadamente a las necesidades de aquellos preceptos filosóficos y dogmáticos que
su propio tiempo (Castan Tobeñas, 1957, p. 29). estuvieron siempre presentes durante su elabo-
ración. No obstante, al contrastar el proyecto
Planiol y Ripert (1981) defienden las con el texto definitivo de 1804, se puede verifi-
bondades del Código y su acomodación a car que muchos de aquellos postulados fueron
los propósitos y necesidades de la sociedad suprimidos durante su etapa de aprobación.
francesa, lograda por la moderación y la Carbonnier (1960) justifica esta supresión, “no
prudencia de sus redactores: por disconformidad doctrinal sino por el hecho
de que un cuerpo codificado no es lugar apto
Tuvo la buena fortuna de ser hecho en para su emplazamiento” (p. 13).
un momento excepcionalmente favorable para
una redacción equitativa de las leyes civiles. Así las cosas, las disposiciones que se
Ello le dio su cualidad dominante, el espíritu de eliminaron del proyecto de Código, tuvieron
moderación y de prudencia que ha asegurado un lugar en el Discurso Preliminar de Portalis,
su duración. […] Es una ley de transacción. constituyéndose en un criterio informador e
Ha salido de la Revolución y ha respetado el interpretativo que permite conectar armónica-
espíritu igualitario, pero al mismo tiempo ha mente las partes que daban vida al Código Ci-
abandonado todas las ideas quiméricas, todas vil. Por tal razón, aquellas premisas fundamen-
las medidas violentas de la Asamblea de la tales, vigentes aun en los tiempos que corren,
Revolución; no es reaccionista (p. 35). sobre la irretroactividad de la ley, la seguridad
jurídica, el orden público, la igualdad ante la
Colin y Capitant (2002) coinciden con ley, entre otras, deben ser objeto de observación
Planiol y Ripert al defender los provechos del cuidadosa por el operador jurídico al aplicar el
Código: derecho al caso específico.

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


22 Juan Carlos Martinez Salcedo

Y es que las cosas no podrían ser de Código y atenerse pasivamente a lo que estas
otra manera, pues se trataba de un Código prevén” (Caroni, 2013, p. 59). Esta concepción
que, en tanto ley, es vinculante para todo el no es otra cosa que el reconocimiento de pleni-
conglomerado social, que “considera a los tud del movimiento codificador, en el que “el
hombres en masa, nunca como particulares, Código llega a comprender todo el derecho: el
no debe ocuparse de los hechos individuales pasado, recogiendo todo el derecho nacional, el
ni de los litigios –concretos– que separan a los entonces presente, y el futuro, previendo hasta
ciudadanos” (Portalis, 1997, p. 44). sus propios cambios y posibles lagunas” (Nar-
váez, 2012, p. 156).
Por ello, no puede distinguir la ley al sujeto
al que se aplica, resultando vinculante para Por ende, el concepto de Código debe ne-
todos los ciudadanos, sin distinción entre los cesariamente asociarse al de plenitud, al reco-
hombres (hombres, niños, mujeres y ancianos)14 nocerse como completo, sistemático, unívoco
e incluso, comprende a los extranjeros que y autónomo: esto implica que sus postulados
se encuentren en el territorio, siendo esta no admiten interpretaciones; y si bien, acepta
vinculación la que supone el sometimiento a la la existencia de fuentes subsidiarias, estas solo
soberanía del Estado (Ferrante, 2013, p. 31). pueden tener cabida en la medida en que no
pongan en tela de juicio su supremacía (Caroni,
Hacer efectiva la obligatoriedad de la 2013, p. 30).
ley implica su previo conocimiento, lo cual
exige que las disposiciones normativas se den La codificación es la tipificación de las
a conocer al conglomerado social mediante conductas sociales que han de regularse, dejando
algún mecanismo idóneo a tal fin. Por ende, al jurista solo un espacio de mera adecuación de
una vez hechas públicas, las obligaciones la ley al caso sub examine, sin que tenga cabida
impuestas por el soberano cobran plenos efectos algún ejercicio hermenéutico, a tal punto que
hacia futuro, ligando a todos los asociados las zonas grises del derecho, deben mantenerse
desde ese mismo instante, proscribiendo del como tal o remitirse al legislador para que allí
ordenamiento jurídico su aplicación retroactiva se acoja la solución particular.
por considerarse perjudicial para el ciudadano.
Estos postulados tan radicales que
Los procesos de codificación frente a caracterizan a la codificación no están presentes
la interpretación judicial del derecho. en el Discurso Preliminar, en el que, por el
contrario, Portalis reconoce la imposibilidad
Los procesos de codificación15 abogaban en cabeza del legislador para acoger en la
por otorgar al derecho un orden técnico y norma todas las situaciones sociales posibles
sistemático, que abandonara la fragmentación y otorgarles a cada concreto una solución
normativa para dar paso al reconocimiento de particular16. Esta es la razón para contemplar
la ley positiva como única –o al menos, como en la ley descripciones generales que contengan
principal– fuente del derecho, que le permita principios normativos desde donde el operador
dar respuestas armónicas y justas a la sociedad. judicial pueda descender las respuestas
jurídicas de aquellos casos específicos, lo que
En tal sentido, los procesos de codifica- supone consentir la posibilidad de interpretar el
ción modifican “radicalmente el papel tradi- derecho a partir del espíritu del legislador.
cional asignado al jurista, redimensionándolo
y prácticamente devaluándolo. El antiguo in- Hernández Jiménez (2014) reconoce
térprete se transforma en un simple exégeta, como causa de la disonancia entre los postulados
en principio solo debe explicar las normas del del movimiento de la codificación y el Discurso

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial 23

Preliminar la supresión que hiciera el Consejo quien durante la aplicación de esos principios,
de Estado del artículo 9 del texto definitivo del de una manera sabia y razonada, deberá aplicar
Código Civil. Este artículo la ley a los casos precisos.

[…] habilitaba el juicio de equidad frente a la […] la misión de la ley es fijar a grandes ras-
existencia de lagunas normativas, razón por la gos las máximas generales del derecho, esta-
cual la exégesis se limitó a la utilización del blecer los principios fecundos en consecuen-
artículo 4 del mismo compendio, que exigía cias y no descender al detalle de las cuestiones
la aplicación de la ley, so pena de incurrir en que pueden surgir en cada materia, [así pues,
denegación de justicia (p. 142). le corresponde] al magistrado y al jurisconsul-
to, penetrados del espíritu general de las leyes,
Aunado a lo anterior, Portalis, en tanto […] dirigir su aplicación (p. 36).
jurista que era, observaba las dificultades y las
limitaciones que debía afrontar la magistratura El rol de Portalis no solo destaca ante
para impartir justicia, durante los tiempos que la necesidad de reconocer estas dificultades
antecedieron al Código Civil. Es pertinente traer que rodearon su encargo18, también lo hace
a colación que las facultades interpretativas por intentar ofrecer verdaderas respuestas a
de los jueces habían sido coartadas con semejantes pretensiones. Si el Discurso es visto
fundamento en un decreto orgánico del 16/24 desde esta perspectiva, se puede colegir que
de agosto de 1790, que imponía al operador su retórica justifica apropiadamente el papel
judicial la obligación de remitir al legislativo del magistrado. En este orden de ideas, un
las cuestiones dudosas o ambiguas contenidas adecuado sistema de derecho civil es “el mayor
en la ley cuando estas debían aplicarse al caso bien que los hombres pueden dar y recibir; son
sub judice17. la fuente de las costumbres, el palladium de la
propiedad y la garantía de toda paz pública y
Con ello, el juez carecía de las facultades particular” (p. 31), siendo requisitos sine qua
interpretativas necesarias para adecuar la norma non, el otorgarle un papel protagónico idóneo,
al caso concreto, más aún, debía dilatar la y no mayor al que realmente debe ostentar el
resolución del conflicto hasta tanto el legislador derecho civil, como instrumento de moderación
no hubiere abordado la cuestión remitida y, del poder desde su observación y acogida y no
además, el litigio debía zanjarse con base en el de fundar y mantener un gobierno.
disposiciones hechas a posteriori para el caso
específico. Para lograr el propósito es necesario acudir
al juez. Justamente corresponde al magistrado,
Portalis (1997) en su Discurso manifiesta mantener y abogar por el verdadero rol del
su rechazo abierto a la coartación del papel del derecho civil: es que, como explica Hervada
juez en la aplicación del derecho, pues esto solo (2000), la función del jurista no puede ser otra
puede ser causa de mayor inseguridad jurídica. que el discernimiento y la determinación de
Estas podrían ser las razones que llevaron a lo justo –del derecho– en los casos concretos,
dos tipos de ciencias claramente definidas, labor asignada al juez, quien es aquel que
la ciencia del legislador y la ciencia del juez. determina y ordena con autoridad lo debido en
La obligación del primero es buscar siempre el caso específico (p. 72).
los principios más favorables al bien común,
a través de una norma positiva, de carácter Portalis (1997) admitió ese papel
general y abstracto, que sirve al magistrado innegable del juez en el Código Civil. Y lo
para esclarecer aquellas situaciones que puedan hace, a partir de la estaticidad de la ley frente
presentarse en la convivencia social. A su vez, al derecho, que es dinámico, no pudiendo ser
la segunda ciencia gobierna al magistrado, otro sujeto más que el magistrado, “la voz del

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


24 Juan Carlos Martinez Salcedo

derecho”, quien debe encargarse de imprimirle positiva podía ser “completa y omnicomprensi-
dicho dinamismo. Y es que es así, sin que pueda va; toda ley –por claro que fuera su texto– debía
ser de otra manera, porque “el oficio de la ley ser interpretada por el jurisconsulto para darle
es fijar, con amplitud de miras, las máximas una aplicación concreta y específica” (Zelaya
generales del derecho, establecer principios Etchegaray, 1991, p. 261).
fecundos y consecuencias, y no el de descender
al detalle de las cuestiones que puedan nacer Así las cosas, en Portalis (1997) bien
sobre cada materia” (p. 36). puede reconocerse dos tipos de interpretación,
una por vía de doctrina y otra por vía de
Es lo precedente la causa que legitima el autoridad, estando el primero permitido y el
oficio del jurista. Un operador jurídico que debe segundo prohibido para el juez. Mientras la
reconocer el espíritu de la ley, para luego sí, dar doctrina busca “captar el verdadero sentido de
aplicación efectiva de esta al caso concreto en las leyes, en aplicarlas con discernimiento y en
procura de lo que es debido a cada quien; por suplirlas en los casos que no han regulado” la
tanto, corresponde al magistrado un verdadero autoridad solo puede “resolver las preguntas
ejercicio de razonamiento práctico en orden a y las dudas por vía de reglamentos o de
la adjudicación del derecho concreto, en el que disposiciones generales” (p. 42).
han de integrarse elementos racionales que van
más allá del mero razonamiento subsuntivo El favorecimiento de la seguridad
(Suárez-Rodríguez, 2010). jurídica y del principio de legalidad a
partir de la interpretación judicial
Es pertinente aceptar en el jurista el
papel fundante del derecho –la jurisprudencia La seguridad jurídica es un dogma del
es verdadera fuente de derecho–, que no derecho, cuyo fundamento es la consagración
puede confundirse con la elaboración formal, positiva de la ley, aquella “situación peculiar
propiamente dicha, de la ley. El legislador se de un individuo como sujeto activo y pasivo
vale de la sociología jurídica para identificar las de relaciones sociales cuando estas relaciones
cuestiones que han de ser reguladas, pero es el se hallan previstas en un estatuto objetivo,
juez, quien lleva al caso práctico la situación conocido y generalmente observado” (Millas-
tipificada, y la califica a la luz del precepto Jímenez, 1961, p. 238).
normativo. Sin embargo, no puede olvidarse
que en la labor hermenéutica, el juez es proclive Este principio propende por la certeza
a una indebida aplicación de la ley, en tanto –como estado del conocimiento– que tiene el
resultado de un proceso deductivo, en dichos sujeto de derechos respecto de las cuestiones que
casos, la integridad del derecho (como sistema) le son prohibidas, que le son permitidas o que le
protege al administrado, pues el juez no tiene son obligatorias. Esta certeza es consecuencia
potestad para despegarse del imperio de la ley. de un argumento de autoridad de quien ostenta
Para Portalis (1997) “las cuestiones que se le el poder legislativo, lo cual permite suponer que
ofrecen no le permiten olvidar jamás que, si hay cualquier modificación incoada sobre el sistema
cosas que quedan al arbitrio de su razón, no las jurídico estará sometida a procedimientos
hay que queden puramente al de su capricho o predeterminados, de manera previa y clara por
voluntad” (p. 39). el derecho. La seguridad jurídica se manifiesta
a través del principio de legalidad, que ha de ser
Expuesto lo anterior, ha quedado patente entendido como:
la certeza que tenía Portalis de la imposibilidad
de reconocer al Código como norma única y […] el fundamento jurídico en virtud del cual
completa del derecho civil, pues ninguna norma los ciudadanos y todos los poderes públicos

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial 25

están sometidos a las leyes y al derecho […] particular (invadiendo la esfera judicial), pues
implica el fundamento o la base que resguar- justamente, dichos casos han de resolverse a
da a todos los ciudadanos para que se respeten partir de, ahora sí, un ejercicio de razonamiento
sus derechos y se impongan sanciones solo por práctico-prudencial que concluye con un acto
las conductas que el legislador haya calificado
de adjudicación del derecho.
como punibles y que al ser delito conllevan una
pena, ante el incumplimiento de las obligacio-
nes que los rige (Orduz-Barreto, 2010, p. 103). Si en algo puede perdonarse la intempe-
rancia en comentar y discutir es en la jurispru-
Los postulados de la seguridad jurídica dencia. No se vacilará en creerlo, si se reflexio-
y el principio de legalidad salvaguardan el na en los innumerables hilos que llegan a los
imperio de la ley, cuyo objeto es definido por el ciudadanos, sobre el desarrollo y la progresión
legislador, desde la consagración de principios sucesiva de las materias de que el magistrado
que propendan por el interés general y el bien y el jurisconsulto están obligados a ocuparse,
social; es indiscutible que debe ser el juez el sobre el curso de los acontecimientos y las cir-
encargado de adecuar dichos principios a los cunstancias que de tantas maneras modifican
casos concretos, pero, según plantea Portalis las relaciones sociales, sobre la acción y la reac-
(1997), el poder judicial “necesita ser dirigido, ción continua, en fin, de todas las pasiones y los
en esa aplicación, por ciertas reglas […] diversos intereses. Ese que censura las sutilezas
que nunca pueda la razón de ningún hombre y los comentarios, se convierte, en una causa
prevalecer sobre la ley, razón pública” (p. 50). propia, en el comentarista más sutil y fastidioso
(Portalis, 1997, p. 37; destacado nuestro).
Al reconocerse los linderos observables
por el juez, sus decisiones deben estimarse Por tanto, seguridad jurídica y principio de
como instrumentos de dinamización del dere- legalidad no pueden, según Portalis, estimarse
cho, en cuyo texto se compilan “usos, máximas como sometimiento exclusivo del juez a la ley.
y reglas” con un propósito claro: la homogenei- La norma es un límite infranqueable, pero es
zación en la aplicación del derecho; que el caso solo eso, un límite dentro del cual el derecho, en
particular sea juzgado a partir de las mismas tanto sistema, en tanto todo, permite discurrir en
consideraciones y dentro de los mismos precep- su espíritu, en la costumbre, la equidad (como
tos respecto de otros análogos, aun tratándose ley natural), para coadyuvar en la concreción
de casos difíciles. Al respecto Portalis (1997) de la justicia en el caso contradictorio y gris,
expone que: pareciendo confirmar la ya mencionada
“leyenda negra” con la que ha sido categorizada
Se reprocha a quienes profesan la jurispru- la Escuela de la Exégesis (Botero-Bernal, 2015).
dencia haber multiplicado las sutilezas, las
complicaciones (de cuestiones, controversias Conclusiones
y resoluciones) y los comentarios. Este repro-
che puede ser fundado. Pero, ¿en qué ciencia
Es indudable la importancia de Portalis y
no se está expuesto a merecerlo? ¿Debe acu-
sarse a una clase particular de hombres de lo de sus aportaciones al Código Civil francés de
que no es más que una enfermedad general del 1804. Un Código permeado por instituciones
espíritu? (p. 37). jurídicas que aún siguen vigentes y tienen la
misma trascendencia desde cuando vieron la
Con estos preceptos, ya no le es dable luz, y es que en definitiva, lo antiguo también
al juez negarse a resolver casos difíciles (y fue nuevo alguna vez.
con ellos, verse abocado a un supuesto de
denegación de justicia), tampoco el remitir al En su obra, encontramos un estudio cla-
legislador para que acoja una solución sobre el ro y novedoso respecto de la interpretación del

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


26 Juan Carlos Martinez Salcedo

derecho y el conocimiento científico del dere- mera exégesis del Código, sino que admite
cho. Si bien es cierto que sus postulados están una verdadera y efectiva interpretación. Si
amalgamados con el iusnaturalismo de la épo- bien es cierto que la exégesis ha sido presen-
ca, acogidos por un positivismo motivado por la tada como una teoría que niega por completo
diferencia de la sociedad francesa, reconocida la discrecionalidad judicial, luego de un deta-
en el establecimiento de distintas naciones que llado estudio del Discurso Preliminar, hemos
comparten un territorio. de llegar a otro lugar, aquel en el que, en sus
orígenes, permite vislumbrar cierta cercanía
Portalis, como miembro de la Comisión con el iusnaturalismo racionalista, aun cuan-
Redactora, abogó por un código que resultara do con posterioridad, cobrarían relevancia
compatible con el derecho antiguo y el derecho autores mucho más radicales, que buscaron
intermedio, acogiendo desde diferentes oríge- apartarse por completo, para posicionarse en
nes, instituciones que resultaran aplicables a las la orilla del positivismo legalista, tal cual hoy
necesidades sociales del momento, salvaguar- lo conocemos.
dando los principios revolucionarios de liber-
tad, igualdad y fraternidad. Notas

Y es que esto era menester, dada la frag- 1


Laurent citado por Cruz Ponce (1991,
mentación de la sociedad francesa, construida a p. 40), da cuenta de la existencia de sesenta
partir de la unión de pueblos libres y conquista- sistemas de derecho civil de índole general –
dos, que se reconocían como verdaderas nacio- que pertenecían a una provincia– y trescientos
nes, todas ellas, confluyendo en un único Esta- de índole local –que solo eran obligatorios en
do, el francés, que por tanto, debía garantizar una ciudad, villa o aldea determinada–.
sus intereses, de un modo homogéneo.
2
Antecediendo incluso a las invasiones
Estos retos particulares estaban presentes bárbaras del siglo II, los hermanos Mazeaud
en la elaboración del Código Civil, una obra que reivindican el edicto del emperador Caracalla,
termina proclamándose como el preludio del mo- de 212, como aquel que permite la integración
vimiento de la codificación, cuyos preceptos están del derecho galorromana (Mazeaud, Mazeaud,
dirigidos a regir al Código como norma única, su- & Mazeaud, 1959, p. 56).
prema, completa y autónoma, que no admite in-
terpretación, solo su aplicación al caso concreto. 3
Colin y Capitant (2002) explican que “el
derecho de la monarquía francesa en vísperas
Sin embargo, Portalis, sabio jurista, era de la revolución no era uniforme […]. El reino
consciente de que lo que se pretendía de dicha se dividía en dos regiones, que correspondía en
norma resultaba imposible, pues el derecho es- su extensión, poco más o menos, al norte y al
crito es estático mientras que la sociedad es di- mediodía, los países de costumbres y los países
námica. Por ello, sus postulados debían cobrar de derecho escrito” (p. 10).
movimiento, cuestión que solo era viable al ad-
mitirse que el Código, aun cuando fuente prima- 4
No es pretensión de este artículo hacer
ria, debía acompañarse de otras secundarias res- un estudio profundo de la evolución del derecho
pecto de las cuales, magistrado y jurisconsulto, francés desde el pluralismo del bajo medioevo
deben realizar un verdadero proceso interpreta- hasta la edad moderna, cuya cúspide tuvo lugar
tivo que permita su aplicación al caso concreto. con la expedición del Código Civil de 1804. Al
respecto, sugerimos acudir al documento Del
Así las cosas, la codificación en Porta- mito y de la razón en la historia del pensamiento
lis no limita la aplicación del derecho a una político, de García Pelayo (1968).

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial 27

5
López Oliva (2011) expone que “El anotar que el Code “había aportado desde los
despotismo, es un régimen que no reconoce ni tiempos humildes de su vida en las gacetas
obedece las leyes y menos si no le convienen; es un completo ‘vocabulario y un repertorio de
más, las leyes son estructuradas por el régimen fórmulas protocolarias’ que, con independencia
monárquico en este caso, de acuerdo a sus de proyectos nacionales y traducciones más o
conveniencias; el despotismo limita y dificulta menos directas, fue el idioma exquisito que muy
la consagración del principio de Seguridad pronto hablaron las clases jurídicas. Un derecho
Jurídica y ‘el desarrollo de la soberana potestad civil de individuos propietarios que trafican con
pública’” (p. 124). sus bienes y viven bajo la disciplina (paterna
y estatal) de la unidad doméstica, destilado en
El Consulado fue una forma de gobierno
6 breves proposiciones legales con numeración
que reemplazó al Directorio, que va desde el corrida” (p. 1775); en este sentido, consúltese
18 de brumario de 1799 hasta 1804 cuando Botero-Bernal (2015).
Napoleón Bonaparte es designado emperador
(Norvins, 1846, p. 256). 10
Portalis (1997) reconoce el cimiento
del derecho en la razón universal y no en la
7
Leclair (2002) se preguntaba por las obediencia al soberano, como plantean los
razones que pudieran explicar el por qué contractualistas. Aunque la razón en Portalis
un código que ha de ser catalogado como pareciera estar condicionada por el derecho
revolucionario podía, sin embargo, reivindicar natural: “El derecho es la razón universal,
el conservadurismo, la tradición y la autoridad. suprema razón fundada en la naturaleza misma
La respuesta la encontró, en gran medida, en de las cosas. Las leyes son o solo deben ser el
el contexto social, político y económico de la derecho reducido a reglas positivas, a preceptos
Francia de 1800 y que desarrolla en su escrito particulares” (p. 46).
Le Code Civil des Français de 1804: une
transaction entre révolution et réaction (p. 46). 11
De la Escuela de la Exégesis, que tuvo
lugar ente 1804 y 1880, se ha dicho a lo largo
8
El artículo 7 de la Declaración de de la historia que es legalista; sin embargo,
los Derechos del Hombre y del Ciudadano, algunos autores han venido reivindicando una
consigna que “Ninguna persona puede ser visión renovada de la historia del derecho, en
acusada, detenida y encarcelada, sino en los la que se aboga por una exégesis diferente, que
casos determinados por la ley, según las formas se acerca al iusnaturalismo racionalista. En tal
prescritas en ella. Los que solicitan, facilitan, sentido, Hespanha (2012) atribuye como causa
ejecutan o hacen ejecutar órdenes arbitrarias, de tal acusación, a una “leyenda negra” que
deben ser castigados; pero todo ciudadano nació del libro L’ecole de l’exégèse en droit
llamado o requerido en virtud de lo establecido civil, de Bonnecase (1919), en el que, dada
en la ley, debe obedecer inmediatamente: se la situación del momento, “el juicio sobre el
hace culpable por la resistencia”. legalismo y sobre la Escuela de la Exégesis
ganaba un significado político” que permitía
9
La influencia del Código de 1804 ha la coexistencia ideológica entre quienes
sido afirmada por grandes doctrinantes. Petit intercedían por un nuevo orden y los que lo
(2008) reconoce que las primeras traducciones hacían por un Estado democrático (pp. 44-45).
al español del Code “carecieron de intención
jurídica (la vía de publicación contribuyó Las costumbres le aportaron al Código
12

además al efecto), más su mera existencia algunas instituciones referidas a la incapacidad


documenta el pago del tributo debido a la de la mujer casada, la potestad marital, la
supremacía lingüística francesa”; para luego comunidad de bienes entre cónyuges y algunas

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


28 Juan Carlos Martinez Salcedo

reglas sobre sucesiones; el derecho romano pueda parecer, apenas está acabado cuando
aportó instituciones jurídicas sobre el régimen miles de cuestiones inesperadas se le ofrecen al
de propiedad, el de obligaciones y contratos y el magistrado. Pues las leyes, una vez redactadas,
régimen dotal; de las ordenanzas reales devienen permanecen tal como han sido escritas. Los
algunas instituciones sobre el estado civil, hombres por el contrario, no descansan nunca;
las donaciones, testamentos y restituciones; siempre actúan” (p. 36).
finalmente, de las leyes de la Revolución se
acogen instituciones sobre la mayoría de edad, 17
El temor a la innovación judicial nació
el matrimonio y el régimen hipotecario (Castan con anterioridad a la misma codificación: por
Tobeñas, 1957, p. 28). decreto orgánico del 12/24 de agosto de 1790
se reservó en la Asamblea Legislativa no solo el
Si bien es cierto que el derecho reconocía
13
derecho de dictar disposiciones de índole general
la existencia de instrumentos privilegiados sino también el de interpretar la ley (tít. II, art. 12).
empleados para ejercer el dominio y propender por Apareció así la institución del référé legislativo
la unificación de los territorios, es innegable que para remitir en consulta (imperativa) al Tribunal
el Código Civil, en tanto fruto del discernimiento de Casación, los casos dudosos que no podían
de ilustres juristas, “logró una síntesis entre cubrirse mediante la ley (Menicocci, 1992, p. 39).
las viejas costumbres y los nuevos principios,
símbolo de la nueva sociedad y encarnación 18
Reiteramos aquí que, hacia 1804,
de la modernidad a través de la igualdad civil, los territorios conquistados por el imperio
la laicización y la defensa de la propiedad. francés dejaban constancia de la diversidad
[…] caracterizado por una concepción unitaria de naciones (culturas, costumbres, religiones
del derecho y como ‘ley natural positivada’ y y ascendencias) que cohabitaban en un mismo
ahistórica” (Besabe Martínez, 2010, p. 58), así territorio (exceptuándose a los territorios
se evidencia en el Discurso de Portalis, y en los de colonias), respecto del cual se pretendía
postulados por él defendidos. establecer un único sistema jurídico civil, en el
que tuvieran cabida todos los pueblos. Así, el
14
Ferrante (2013) da cuenta de la riesgo latente de caer en el establecimiento de
concepción liberal del Código francés, al observar normas que no reconocieran la diferencia, era
el principio de igualdad que determina “la una preocupación en quienes fueron encargados
unidad del sujeto del derecho, representado en el de redactar el Código Civil.
ciudadano francés, y no ya –de caso en caso– por
el nombre, o el eclesiástico, o el burgués, a cada Referencias
uno de los cuales hacían referencia disciplinas
civilistas diferentes” (p. 59). Besabe-Martínez, N. (2010). Del imperio a la
federación: La idea de Europa en Francia,
El movimiento codificador, considerado
15
1800-1848 (Tesis Doctoral). Universidad
el antecedente más próximo del positivismo Complutense de Madrid, España.
jurídico, se consolida con la promulgación
del Código Civil francés, su texto cumbre, Botero-Bernal, A. (2015). El positivismo jurídico
precedido por el Código prusiano de 1794 y en la historia: las escuelas del positivismo
subseguido por el Código austriaco de 1811 jurídico en el siglo XIX y primera mitad
(Hernández Jiménez, 2014, p. 141). del siglo XX. En J. L. Zafra-Zamorano &
A. Nuñez-Vaquero (Eds.), Enciclopedia de
16
Para Portalis (1997), mientras la filosofía y teoría del derecho (Vol. 1, pp.
sociedad es dinámica, la ley es estática, por 63-170). Mexico: Universidad Nacional
tal razón, “un código, por muy completo que Autónoma de Mexico.

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Codificación del derecho, interpretación de la ley y discrecionalidad judicial 29

Cabrillac, R. (2009). French private law since García-Pelayo, M. (1968). Del mito y de la razón
the napoleon code. Revista de Derecho, en la historia del pensamiento político.
22(2), 65-73. Madrid: Editorial Revista de Occidente.

Carbonnier, J. (1960). Derecho Civil (Trad. M. Hernández-Jiménez, N. (2014). Poder sobe-


Zorrilla Ruiz, Vol. 1). Barcelona: Bosch. rano y poder disciplinario. La codifica-
ción desde una visión foucaultiana. Re-
Caroni, P. (2013). Lecciones de historia de la vista de Estudios Sociales, 48, 139-150.
codificación (Trads. A. Mora Cañada & doi:10.7440/res48.2014.11
M. Martínez Neira). Madrid: Universidad
Carlos III de Madrid. Hervada, J. (2000). Lecciones propedéuticas de
filosofía del derecho. Pamplona: EUNSA.
Castan-Tobeñas, J. (1957). Los sistemas
jurídicos contemporaneos del mundo Hespanha, A. M. (2012). Tomando la historia en
occidental (2da ed.). Madrid: Instituto serio. Los exégetas según ellos mismos.
Editorial Reus. Revista Forum, 2(3), 13-51.

Colin, A., & Capitant, H. (2002). Derecho Leclair, J. (2002). Le Code Civil Des Français
Civil. Introducción, personas, estado de 1804: Une Transaction entre révolu-
civil, incapaces (Vol. 1). Mexico D. F.: tion et réaction. Revue  Juridique Thé-
Editorial Jurídica Universitaria. mis, 36. Recuperado de https://papyrus.
bib.umontreal.ca/xmlui/bitstream/hand-
Cremades, I., & Gutiérrez-Masson, L. (1997). le/1866/1429/Code%20civil%20des%20
El proyecto de un código civil y la revolu- Fran%C3%A7ais%20de%201804.pdf
ción. Discurso preliminar al Código Civil
Francés. Madrid: Editorial Civitas S. A. López-Oliva, J. O. (2011). La consagración
del principio de seguridad jurídica como
Cruz-Ponce, L. (1991). El Código Civil francés. consecuencia de la revolución francesa de
En Instituto de Investigaciones Jurídicas. 1789. Prolegómenos Derecho y Valores,
(Ed.), Bicentenario de la revolución 14 (28), 121-134.
francesa (pp. 39-46). Mexico D. F.:
Universidad Nacional Autónoma de Mazeaud, H., Mazeaud, L., & Mazeaud, J.
México. (1959). Lecciones de Derecho Civil (Trad.
L. Alcalá-Zamora, Vol. 1). Buenos Aires:
Fernández-Muñoz, D. E. (1991). Las Ediciones Jurídicas Europa-America.
repercusiones de la Revolución francesa
en el área del derecho penal. En Instituto Menicocci, A. (1992). Notas sobre “Metodos
de Investigaciones Jurídicas (Ed.), de interpretación y fuentes en derecho
Bicentenario de la Revolución Francesa privado positivo”, de François Geny.
(pp. 47-58). Mexico D. F.: Universidad Investigación y Docencia, 15, 37-44.
Nacional Autónoma de México.
Millas-Jímenez, J. (1961). Filosofia del Derecho.
Ferrante, R. (2013). Los orígenes del modelo Santiago: Editorial Universitaria.
de codificación entre los siglos XIX y XX
en Europa, con particular atención al caso Narvaez, J. R. (2012). El Código Civil en
italiano, Revista de Derecho Provado, 25, México: entre la forma y la tradición.
29-53. Precendentes, 1, 149-178.

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


30 Juan Carlos Martinez Salcedo

Norvins, J. M. (1846). Historia de la Revolución Francesa. Recuperado de http://www.ju-


Francesa, del consulado, del imperio y de ridicas.unam.mx/publica/librev/rev/der-
las dos restauraciones hasta la caída de hum/cont/30/pr/pr23.pdf
Carlos X (Vol. I). Barcelona: Imprenta y
Libreria de la viuda e hijos de Mayol. República Francesa. Ley del 21 de marzo de
1804. Código Civil de los Franceses.
Orduz-Barreto, C. (2010). El principio de lega-
lidad en la ley penal colombiana. Criterio Suarez-Rodríguez, J. J. (2010). La determinatio
jurídico garantista, 2 (2), 100-107.  en el proceso de adjudicación: una visión
prudencial del razonamiento jurídico.
Petit, C. (2008). España y el Code Napoleón. Díkaion  19 (2). Recuperado de http://
Actas de Derecho Civil, 6(4), 1773-1840. dikaion.unisabana.edu.co/index.php/
dikaion/article/view/1785/2393
Planiol, M., & Ripert, G. (1981). Tratado
elemental de derecho civil (J. M. Cajica, Van Roermund, B. (2014). The code civil
Trans.): Cardenas Editor y Distribuidor. between enlightenment and restoration.
The heritage of portalis. Diametros: An
Portalis, J. E. M. (1997). Discurso Preliminar Online Journal of Philosophy, 40, 149-
al Código Civil Francés. (Trads. I. 175. doi:10.13153/diam.40.2014.634
Cremades & L. Gutiérrez-Masson).
Madrid: Editorial Civitas S.A. Zelaya-Etchegaray, P. (1991). Portalis y el
sentido del texto (sobre la interpretación
República Francesa. Declaración de los Dere- de la Ley). Revista Chilena de Historia del
chos del Hombre y del Ciudadano (26 Derecho, 14, 259-266. doi: 10.5354/0719-
de agosto de 1789). Asamblea Nacional 5451.1991.24833

Civilizar 15 (29): 17-30, julio-diciembre de 2015


Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015

La contratación
administrativa electrónica1

Electronic administrative engagement


Recibido: 09 de septiembre de 2014 - Revisado: 29 de junio de 2015 - Aceptado: 28 de agosto de 2015

Juan Pablo Sarmiento E.2


Carolina Mariño Manrique3
Constanza Forero Tapiero4

Resumen
Este artículo pretende describir la evolución de la contratación administrativa
electrónica en Colombia tomando como referencia el desarrollo de una 1
Este documento es resultado de
agenda transnacional que procura la implementación de la tecnología y las investigación financiada por la Di-
rección de Investigación, Desarrollo
comunicaciones en la gestión de las compras públicas, buscando determinar e Innovación de la Universidad del
sus fortalezas y debilidades actuales. Así, se argumenta que la expansión de Norte, Barranquilla, Colombia.
las normas de contratación pública electrónica no garantiza que estas sean
2
Abogado de la Pontificia Univer-
sidad Javeriana, Bogotá, Colombia.
efectivamente implementadas en las entidades públicas, en la medida en que Doctor y magíster en Derecho de la
deficiencias en la gestión de la información pueden impedir el acceso a los Universidad de los Andes, Bogotá,
Colombia. Profesor de la Universidad
datos relevantes de los procesos de contratación pública. del Norte, Barranquilla, Colombia.
Correo electrónico:
Palabras clave jpsarmiento@uninorte.edu.co,
jua-sarm@uniandes.edu.co
Gobierno electrónico, contratación administrativa electrónica, tecnologías de 3
Ingeniera industrial del Politécnico
la información y las comunicaciones. Grancolombiano, Bogotá, Colombia.
Máster en Ingeniería Industrial en
Universidad del Norte, Barranquilla,
Abstract Colombia. Profesora de la misma uni-
This paper aims to describe the evolution of electronic administrative versidad.
engagement in Colombia with reference to the development of a transnational Correo electrónico:
imarino@uninorte.edu.co
agenda that seeks the implementation of technology and communications in the 4
Abogada de la Universidad de La
management of public purchases seeking to determine their current strengths Sabana, Bogotá, Colombia. Cursando
maestría en Procesos de Integración
and weaknesses. Thus, it is argued that the expansion of the rules of electronic Regional de la Universidad de Bue-
public enhancements does not guarantee that these are effectively implemented nos Aires, Argentina. Este documen-
to forma parte del trabajo realizado
in public institutions, to the extent that deficiencies in information management en la estancia de investigación en la
can prevent access to relevant data of pùblic engagement processes. Universidad del Norte, Barranquilla,
Colombia, dentro del programa de
Keywords maestría en mención.
Correo electrónico:
Electronic governance, electronic administrative engagement, information and constanzaft@hotmail.com
communication technologies. Para citar este artículo use: Sarmiento,
J., Mariño, C., & Forero, C. (2015).
La contratación administrativa elec-
trónica. Revista Civilizar Ciencias
Sociales y Humanas, 15(29), XX-XX.
32 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

Introducción desarrollando y están por desarrollarse; y c) la


conservación del actual régimen del derecho de
El desarrollo que han tenido las las obligaciones y contratos privados, pues el
tecnologías de la información y las comercio electrónico y su aplicabilidad jurídica
comunicaciones (TIC) desde finales del siglo XX en todo tipo de transacciones son simplemente
ha reformado significativamente la estructura un nuevo soporte y medio de transmisión de
económica, social y política contemporánea, las voluntades “negociales” o “prenegociales”
convirtiéndolas en herramientas por medio (Rincón, 2006, p. 34).
de las cuales el ciudadano se relaciona con la
comunidad y el Estado. Las TIC son una nueva El caso español es un ejemplo de
“sociedad red”1 (Castells, 1996). Impactan este entorno electrónico y del diseño de un
y transforman los factores que determinan sistema garantista de los derechos de los
el crecimiento económico de los países, ciudadanos. En esta experiencia europea, la
centrándolo principalmente en el conocimiento, Ley de Administración Electrónica (ley 11 de
las ideas y la innovación, desplazando los 2007) resalta las limitaciones establecidas en
rendimientos del sector real y de los productos la Constitución y en el resto del ordenamiento
financieros2. Por supuesto, lo señalado también jurídico al e-government, debiendo ajustarse a
depende del nivel de penetración de las TIC unos principios mínimos: respetar y asegurar
en las comunidades, que se puede precisar el derecho a la protección de datos de carácter
de acuerdo con los siguientes indicadores: a) personal; garantizar que en ningún caso el uso de
Internet, b) telecomunicaciones, c) ordenadores medios electrónicos pueda erosionar el principio
personales y d) comercio electrónico. Estos de igualdad y la existencia de restricciones o
indicadores serán los que establezcan el uso discriminaciones para los ciudadanos que se
masivo de los medios electrónicos (Rincón, relacionen con las administraciones públicas
2004, p. 434). por medios no electrónicos; reconocer el
principio de accesibilidad a la información y a
El ciudadano que conforma esta nueva los servicios por medios electrónicos, es decir,
sociedad tiene un rol activo en su relación que se utilicen sistemas que permitan obtenerlos
con el Estado, pues el poder que le confiere de manera segura y comprensible, diseñados
la información le permite ejercer un control para todos los soportes, canales y entornos;
efectivo sobre las actuaciones públicas y establecer sistemas y soluciones tecnológicas
participar en la formulación de políticas y interoperables, que posibiliten la cooperación
lineamientos gubernamentales que antes eran entre todas las administraciones públicas; y que
reservados exclusivamente a la administración se exija al menos el mismo nivel de garantías
pública. En este sentido, las TIC plantean y seguridad que se requiere para la utilización
nuevos desafíos al ordenamiento jurídico de medios no electrónicos en la actividad
y al Estado que se basan en los siguientes administrativa; que se respete el principio de
principios jurídicos de aplicabilidad al entorno proporcionalidad, de modo que solo se exijan
electrónico: a) equivalencia funcional de los las garantías y medidas de seguridad adecuadas
actos electrónicos, esto es, la equivalencia a la naturaleza y circunstancias de los distintos
funcional de los actos jurídicos celebrados trámites y actuaciones; que se asuma el principio
a través de medios electrónicos respecto de de responsabilidad y calidad en la veracidad y
aquellos actos jurídicos suscritos en forma autenticidad de las informaciones y servicios
manuscrita; b) neutralidad tecnológica, que ofrecidos a través de medios electrónicos; que se
supone que las normas puedan abarcar las respete el principio de neutralidad tecnológica
tecnologías que propiciaron su reglamentación, y de adaptabilidad al progreso de las técnicas
así como las tecnologías que se están y sistemas de comunicaciones electrónicas

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 33

garantizando la independencia en la elección de De hecho, el gobierno abierto ha condu-


las alternativas tecnológicas por los ciudadanos cido a que 144 países se comprometan, como
y por las administraciones públicas; que la objetivo del milenio, a implementar procesos
introducción de las nuevas tecnologías ayude políticos más igualitarios, que permitan la par-
a reducir de manera sustancial los tiempos y ticipación real de todos los ciudadanos utilizan-
plazos de los procedimientos administrativos; y do las nuevas tecnologías como un instrumento
que se fortalezca el principio de transparencia para promover el desarrollo económico y social
y publicidad del procedimiento, por el cual el de los países4. El siglo XXI empezó entonces
uso de medios electrónicos debe facilitar la con la obligación de institucionalizar una rea-
máxima difusión, publicidad y transparencia lidad socioeconómica, lo que se materializó
de las actuaciones administrativas (González, en primera instancia con la implementación
2009, p. 144). de estrategias y políticas públicas proyectadas
consensualmente, entendiendo que la integra-
Las TIC incluyen cambios en el acceso de ción regional coadyuvaría a reducir las brechas
los ciudadanos a la información estatal y bene- en infraestructura y desarrollo de las TIC. Esto
fician así la evolución de las instituciones jurí- condujo a la aplicación, también dentro de una
dico-administrativas, que garantizarían la trans- agenda regional e internacional, de procedi-
parencia, moralidad, economía y celeridad en la mientos concretos que impactarán la estructura
prestación de los servicios públicos y el acceso de los Estados.
a la información de los ciudadanos, siempre que
el país adecúe sus procesos en infraestructuras En efecto, como resultado natural del de-
electrónicas sostenibles (Rincón, 2006, p. 311). sarrollo de las TIC y los compromisos interna-
Surge así una nueva forma de gobernanza, en la cionales que los Estados adquirieron en torno
que el gobierno y el ciudadano interactúan en la a la transparencia, gobernanza y rendición de
formulación del devenir público, utilizando las cuentas, la contratación estatal avanza paulati-
TIC como plataforma de este nuevo escenario: namente hacia el gobierno abierto. Esto supon-
el e-government3. dría un importante cambio, pues no bastaría con
la publicación o acceso a la información, sino
No obstante, para hablar de e-govern- que se requeriría, como se expuso en líneas an-
ment, es necesario replantear las aproximacio- teriores, de la transformación de la administra-
nes iniciales, que lo asimilaron a la simple co- ción y la sociedad.
nectividad de la administración. Así, siguiendo
a César Calderón (2012), resulta indispensable Por supuesto, América Latina no es in-
diferenciar al gobierno electrónico (también lla- diferente a esta tendencia. En las agendas de
mado administración electrónica) del gobierno todos los gobiernos del subcontinente se ha
abierto. El primero hace referencia a la aplica- incluido la tecnificación de los procesos admi-
ción de las TIC y sus herramientas, a los pro- nistrativos, considerando por demás, que esta
cedimientos administrativos preexistentes. Se tendencia favorece la transparencia, la eficien-
trata pues, de la simplificación y tecnificación cia, la publicidad y la rendición de cuentas. Es
de procesos administrativos, pero no se altera por ello que el gobierno electrónico conduce a
la administración ni se reforma el ejercicio del un proceso de reingeniería de la contratación
poder; el gobierno electrónico facilita la vida a pública por medios electrónicos. Se trata en-
los ciudadanos, aunque no transforma la socie- tonces de la aspiración de modernizar la ad-
dad. Por oposición, afirma el autor citado, “con ministración pública en relación con sus ad-
gobierno abierto se habla fundamentalmente de quisiciones, que empieza por generar canales
valores, de repensar administraciones y gobier- y formas de comunicación entre el ciudadano-
nos, sus procedimientos y sus dogmas” (p. 27). empresario y los gobiernos y sus entidades

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


34 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

públicas por medios electrónicos, con el obje- dano-Estado) que requiere de una regulación de
to de poner a disposición de la comunidad la aspectos conexos como el uso de la información
mayor cantidad de información sobre contra- en línea, el régimen de registros y datos electró-
tación pública y que, como se presentará más nicos, los mecanismos de control de la gestión
adelante, transita poco a poco hacia etapas más pública, la gestión de trámites y procedimientos
complejas que hacen que las partes del contra- expeditos, la firma electrónica y otros aspectos
to (y la comunidad en general) interactúen por que han ido delimitando la formulación del go-
medios remotos de comunicación para final- bierno electrónico8.
mente poder, en una fase más avanzada, cele-
brar la transacción de modo seguro (Laguado Esta transformación del Estado también
& Suárez, 2007, p. 28). supone compromisos en materia de transparen-
cia. En efecto, la región ya había suscrito, des-
Así, se tiene que uno de los aspectos de 1996, la Convención Interamericana contra
centrales del gobierno abierto corresponde la Corrupción (CICC) como instrumento legal
a la contratación administrativa electrónica, que impulsaba la introducción de mecanismos
que requiere, para su eficacia, de normas y de jurídicos para combatirla. En desarrollo de esta
conectividad, tanto de las entidades públicas convención, se fomentaron cambios sustancia-
como de los ciudadanos, que trasciende la les que sirvieron de engranaje en el proceso de
simple publicación de la información de las transformación de los gobiernos de la región9.
convocatorias y los contratos celebrados en Los principales convenios internacionales so-
páginas de acceso abierto. La Unión Europea bre corrupción10 se sustentan en la necesidad
propuso la contratación pública electrónica de crear un statu quo que facilite el desarrollo
como un término general utilizado para de un buen gobierno que reduzca la corrupción,
designar la sustitución de los procedimientos por lo cual introducen obligaciones atinentes a
basados en soporte papel por el tratamiento y la adopción de regulaciones relacionadas con el
la comunicación mediante las TIC a lo largo acceso a la información pública, la participación
de toda la cadena de contratación pública ciudadana y compromisos específicos para los
(González, 2009, p. 142). Estados en materia de contratación pública, a
los cuales los gobiernos han dado cumplimiento
Los países de América Latina y el Caribe con la implementación de medios electrónicos
se obligaron a trazar una ruta conjunta que sir- en los procedimientos internos de contratación,
viera de marco a la ejecución de políticas que denominado e-GP (electronic government pro-
“promovieran una administración más eficien- curement).
te, eficaz y transparente a todo nivel” (Decla-
ración de Florianópolis, artículo 5°)5. Esto dio El e-GP11 supone varias etapas, que pasan
paso al planteamiento de estándares comunes de la fase informativa a la operativa, luego a
que conectan los principales ámbitos de la so- la transaccional (Laguado, 2005) y se extiende
ciedad con el uso de las TIC6 y, finalmente, a la transformación en línea, para culminar
a la implantación de un régimen jurídico que en la fase de democracia en línea. Como se
sirviera de escenario para el establecimiento y constata, se trata de una ambiciosa agenda,
desarrollo del e-government, que involucra los cuya eficacia quiere evaluarse en el presente
principios y deberes a los cuales deben sujetar- estudio, pero cuyas ventajas son evidentes:
se el Estado y el e-ciudadano7 en el ejercicio y mejora la transparencia del procedimiento y,
reconocimiento de sus derechos. en consecuencia, se fortalecen los principios de
igualdad, imparcialidad y seguridad jurídica;
Lo dicho conduciría a la profundización se disminuyen costos para las personas
de una democracia activa de doble vía (ciuda- naturales y jurídicas licitadoras y para la

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 35

propia administración pública, se potencia la Electronic government procurement en


competitividad interna e internacional del país, la práctica chilena y brasileña. ¿Por
se otorga mayor celeridad al procedimiento y qué lograron mayores resultados?
se impulsa el mercado único comunitario al
emplear instrumentos y técnicas interoperables Como se explicará enseguida, Colombia
(González, 2009, p. 140). siguió de cerca experiencias y diseños
institucionales como el canadiense, el chileno
Con el marco analítico planteado, se y el brasileño. Adoptó inicialmente un sistema
procederá entonces a realizar un estudio como el canadiense, llamado Gobierno en
descriptivo y crítico del estado actual de la Línea, donde se pretendía establecer un sistema
contratación administrativa electrónica, como completo e integral, por medio del cual el Estado
expresión o resultado de la e-gobernanza. Este prestaría sus servicios al público a través de la
examen se hará sobre el diseño institucional red, en el marco de lo que se llamó Agenda de
desplegado en el país, tomando como referencia conectividad (Rincón, 2006, p. 327)12.
experiencias comparadas de la región que
han sido modelos influyentes en nuestro No obstante, con el paso de los años
diseño y que además, cuentan con las mismas y la necesidad de hacer más eficientes y
restricciones jurídicas y operacionales, para transparentes los procesos de publicación de
luego arribar al desarrollo local de la materia y concursos públicos y mecanismos de selección
evaluar así, cómo se han implementado dichas del contratista, Colombia optó por adoptar
normas en el sistema electrónico de compras herramientas en línea que han sido acogidas en
públicas. países como Chile y Brasil. En estos casos, se
tomaron medidas y se crearon portales de acceso
Esto último se evidenciará en el estudio abierto, que liberan y expanden la participación
de la plataforma que actualmente opera, que de proponentes en medios electrónicos.
contiene toda la información sobre los contratos
administrativos y sistematiza los trámites de Aunque, como se verá, los modelos de
las entidades públicas en contratación estatal. compras públicas electrónicas implementados
De esta manera, se evaluará el sistema a partir por Chile y Brasil han alcanzado niveles opera-
de su aplicación, analizando la información tivos y transaccionales notables para la región,
suministrada por Colombia Compra Eficiente, muy a pesar de las similitudes entre estos países
que comprende el periodo 2004-2013, y y Colombia en el diseño jurídico del concurso
desde allí, se ofrecerán alternativas sobre la público abierto en medios electrónicos. Quizá,
gestión de la información que puede sugerir la diferencia radica en que la transformación
transformaciones en la utilización y divulgación que se constata en estas experiencias formó
de los datos que son publicados y puestos a parte de un proceso de gran envergadura que
disposición de las entidades públicas y los modificó la estructura del Estado y en la cual,
ciudadanos. concurrieron factores determinantes comunes
como lo fueron, la lucha contra la corrupción y
A continuación se presentarán las prácticas la participación de la sociedad civil, que pudie-
chilena y brasileña como casos donde la ron haber resultado mucho más eficaces que la
implementación del e-GP ha alcanzado niveles estrategia de Gobierno en Línea y la Agenda de
operativos y transaccionales importantes, luego conectividad.
se expondrá el caso colombiano, donde se
constata un abismo entre las normas relativas a En el caso de Chile, los escándalos de
la contratación administrativa electrónica y su corrupción que en el año 2002 involucraban
efectiva aplicación. al Ministerio de Obras Públicas, priorizaron

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


36 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

la reforma del Estado que ya había iniciado su y obras utilizando únicamente los sistemas
camino en el año 1997 con el Plan Estratégico electrónicos o digitales que establezca la
de Modernización de la Gestión Pública dirección de compras y Contratación Pública”
publicado por el Comité Interministerial de (Ley 19.886 de 2003).
Modernización de la Gestión Pública creado
en la presidencia de Eduardo Frei. El plan en De acuerdo con lo dispuesto por esta ley,
comento tuvo como principal logro la nueva plataforma electrónica del Sistema
de Compras Públicas cuenta con la capacidad
[…] poner en marcha el Programa de Reforma para soportar todos los procesos transaccionales
del Sistema de Compras y Contrataciones, el de las compras15. Como se evidenciará, esta
cual logra conseguir fondos para lanzar una experiencia ha sido seguida de cerca por la
prueba piloto de una plataforma electrónica; práctica colombiana. No obstante, se trata de
se licita e implementa así la primera versión una plataforma electrónica que no consigue
del software de lo que será ChileCompra (Na- los grados operativos y transaccionales que ha
ser, 2011, p. 27).
alcanzado Chile. Según Volosin (2010).
Para Santos, el proceso de modernización […] al comienzo, con la aplicación del Plan
del sistema de compras públicas chileno estuvo Estratégico 2003-2007, el sistema se orien-
marcado también por factores claves como la taba solo al mercado de bienes y servicios a
influencia de actores sociales como los think través del portal www.chilecompra.cl. Luego,
tanks; así como por la necesidad de modificar con el Plan Estratégico 2008-2010, el proyec-
parcialmente el ordenamiento jurídico por los to se amplió a licitaciones a través de Merca-
“acuerdos comerciales suscritos con la Unión do Público, y al mercado de productos de uso
Europea y el Alca y la participación de las corriente mediante ChileCompra Express, una
grandes cámaras empresariales” (Santos De, tienda electrónica que ofrece artículos que in-
cluyen desde suministros de impresoras hasta
2011, p. 15).
combustibles y pasajes de avión, previamente
licitados mediante convenios marco adjudica-
En la experiencia chilena, la reforma se dos por la DCCP, y ChileCompra Libros, que
materializa con la entrada en vigencia en el opera del mismo modo pero cuyo catálogo es
año 2003 de la Ley de Bases sobre Contratos específicamente para libros, música, periódi-
Administrativos de Suministro y Prestación de cos, etc. (p. 11).
Servicios (ley No. 19.886) conocida como Ley
Compras Públicas, cuyo principal objeto era el El desarrollo de la contratación pública en
de “uniformar los procesos administrativos de Chile ha avanzado hacia un modelo interactivo
contratación de suministros de bienes muebles en el cual los datos abiertos se dirigen
y servicios necesarios para el funcionamiento especialmente al estímulo de la participación
de la administración pública”13. Con el de la micro y pequeña empresa, cuyo éxito se
propósito de promover la transparencia y refleja en que para el año 2013 hayan recibido
la eficacia en la contratación, se fomentó la en adjudicación el 44,6 % de las contrataciones
institucionalidad mediante la creación de la hechas a través de ChileCompra y la mediana
Dirección de Compras y Contratación Pública empresa el 13,9 %16. Es tal vez esta herramienta
(ChileCompra), el Tribunal de Contratación la que distancia la práctica colombiana de la
Pública y el Sistema Electrónico de Compras chilena (Dirección ChileCompra, 2013).
Públicas14, por el cual, según lo prescribe esta
norma, a todas las entidades públicas cobijadas En Brasil, la primera fase de moderni-
por la ley, se les impuso la obligación de “cotizar, zación del sistema de contratación pública
licitar, contratar, adjudicar y desarrollar todos se abrió paso, al igual que en Chile, como re-
sus procesos de adquisición de bienes, servicios sultado del impacto que generó en la opinión

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 37

pública los casos de corrupción que en el año tado en diciembre de 2000, con el decreto 3.697
de 1993, llevaron al declive del mandato de del año 2000”, el cual señala el autor, “fue sus-
Fernando Collor de Mello y a la expedición de tituido posteriormente por el decreto No. 5.450
la Ley de Compras Públicas No. (8.666). Sin de 2005, que trata el mismo asunto” (Citado por
embargo, esta reforma fue también el resulta- Alves & Souza, 2011, p. 5).
do de una política e-government que impulsó el
gobierno federal de Brasil, que tuvo como sus En este mismo año, el decreto 5.504 es-
primeros proyectos destacables, según Alves y tableció como obligatorio para las entidades
Souza (2011), además de la reforma al sistema públicas o privadas que recibieran dinero del
de compras públicas, la implementación de la gobierno federal, ejecutar por medio del pregão,
declaración del impuesto de renta por Internet, preferiblemente en su versión electrónica, toda la
las urnas electrónicas y Comprasnet17. adquisición de obras, bienes y servicios, lo cual
constituyó un detonante en la implementación de
En consonancia con la mencionada ley, este sistema de contratación. Debido a que se tra-
se impulsó la modernización del gobierno ta de un Estado federado, cada Estado (26) y el
federal, por medio del Sistema Electrónico de distrito federal cuentan con un portal de compras
Compras en Ambientes Virtuales, el Sistema públicas, pero es especialmente el portal del dis-
Unificado de Registro de Servicios Generales trito federal: www.comprasnet.gov.br20 el que ha
y el Sistema Integrado de Administración de puesto a Brasil a la vanguardia regional en mate-
Servicios Generales (SIASG), implementados ria de contratación electrónica. Su éxito consiste
estos últimos por la instrucción normativa en el avance hacia un sistema interactivo en el
5/199518 del Ministerio de la Administración que cualquier ciudadano puede participar activa-
Federal y Reforma del Estado, con el propósito mente en todo el proceso de contratación públi-
de ejercer supervisión a los proveedores de la ca, o simplemente, tener acceso y fiscalizar las
administración pública llevando un registro de actuaciones contractuales de la gestión pública.
los mismos y clasificándolos según criterios de
evaluación basados en su capacidad jurídica, El portal además sirve como plataforma
financiera y fiscal. para el ejercicio activo del gobierno abierto,
que con los pilares de transparência, credibi-
La Ley de Compras Públicas abarcó la lidade, prestação de contas e participação ha
contratación de todas las entidades de la admi- permitido la implementación de aplicativos
nistración del gobierno federal, de los Estados, creados por la sociedad civil, tales como Repu-
del distrito federal y de los municipios, y esta- tação S. A. y Reclamações BR, con los que el
bleció en su artículo 22 la subasta (leilão) como ciudadano puede respectivamente, por medio
una modalidad de contratación pública junto del primero, hacer un completo seguimiento a
con la competencia, la lista de precios, la invita- las propuestas formuladas por los concejales de
ción, la licitación y el concurso19. Sin embargo, la Cámara Municipal de São Paulo y, mediante
no determinó ningún procedimiento a través de el segundo, ejercer un seguimiento estadístico
medios electrónicos. Fue mediante la ley No. minucioso de las quejas de los consumidores de
10.520 de 2002 que se introduce en el ordena- las principales marcas que se comercializan en
miento jurídico brasileño la posibilidad de uti- el mercado brasileño.
lizar como soporte las TIC, como plataforma
en la contratación, al determinar que la subasta Todo el proceso de contratación se eje-
inversa o pregão podía realizarse haciendo uso cuta en línea, pudiendo el proveedor recibir
de estos recursos. Para Fernández (2002) “la su- en su correo electrónico personal las opciones
basta a la inversa electrónica o pregão eletrôni- que tiene para participar en procesos de contra-
co usando como base el Internet, fue reglamen- tación, según su perfil, así como tener acceso

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


38 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

directo a todas las instancias del mismo. Una un sistema eminentemente informativo sobre los
vez cerrada la cesión pública de contratación, se trámites, procesos y normas.
genera mediante el portal un informe de cotiza-
ción electrónica, en el que se detallan todos los Con esta línea se abrieron paso normas que
eventos de la cesión. buscaban el aligeramiento de la gestión pública
al permitir a las entidades emplear documentos
Según estadísticas del Ministerio de electrónicos o medios tecnológicos y dirigidas
Planificación, durante el año 2013 se ejecutaron también a facilitar las actividades de los ciuda-
contrataciones de bienes y servicios por valor danos, dándole valor probatorio a los mensajes
de 68,4 billones de reales, en un total de 223,2 electrónicos de datos, la supresión de trámites y
mil procesos o contrataciones, aumentando el reconocimiento de la firma electrónica21.
el porcentaje en un 5,8 en relación con el año
2012. El 30 % de este valor total ejecutado Como se mencionó, la Agenda de
en contrataciones públicas se adjudicó a la conectividad incorporó una política pública más
pequeña y mediana empresa y el 60 % del consistente para alcanzar el e-government. No
número de procesos o contrataciones realizadas obstante, este sistema contaba con defectos que
correspondió a la modalidad por subasta a la limitaron su eficacia; así, aunque se implementó
inversa electrónica o pregão eletrônico, lo cual el programa Ami Compartel, y se pretendía
refleja la primacía que tiene esta modalidad de llegar a localidades remotas en el país, no se
contratación administrativa en el ordenamiento ejecutaron programas de capacitación a las
jurídico brasileño y, por demás, aporta elementos comunidades, y la población beneficiaria de
de juicio para evaluar las deficiencias prácticas este y otros programas, ignoraron las ventajas
del sistema colombiano de compras públicas. que tendría el acceso a la información pública
y la interacción con las entidades públicas por
La experiencia colombiana, ¿rezagada estos medios. De esta forma, se priorizó el
en el estático gobierno electrónico? componente electrónico, se dotó a las personas
de escasos recursos de medios electrónicos y
La implementación de los lineamientos tecnológicos, pero no se les capacitó sobre el
del e-government en Colombia se ha desplegado uso de las TIC (Rincón, 2006, p. 347).
en el marco de la agenda transnacional antes
descrita. El gobierno ha buscado alinearse con Sin embargo, para dar cuenta del verdade-
los estándares de una “gobernanza” que se ro panorama de la contratación pública electró-
fundamenta en una nueva manera de formular nica en Colombia, dividiremos este título en dos
las políticas públicas y en una administración partes, a saber: las compras públicas electrónicas
efectiva y transparente en su gestión. Comienza en las normas, donde se hará la descripción más
en 1995 con la estrategia denominada “Gestión general de las “fases” que se han propuesto en
pública orientada a resultados” que se consigna en el ordenamiento jurídico colombiano para hacer
el documento CONPES 2790 de 1995, en el que efectiva las transacciones electrónicas y la rendi-
se propuso el fortalecimiento de la participación ción de cuentas; en una segunda parte, constata-
ciudadana y el mejoramiento de las capacidades remos el gran abismo que existe entre las normas
institucionales con la puesta en marcha del sobre la materia y su implementación.
Sistema Nacional de Evaluación de Gestión y
Resultados, el programa “Trato Hecho” como Las “fases” de la contratación pú-
herramienta de control ciudadano y la aplicación blica electrónica en las normas
del Sistema de Información Normativa y de
Procesos de la Administración Pública-SINPRO, A partir del año 2000 se inicia una fase
(CONPES 2790 de 1995, p. 13), concebido como normativa que se desarrolla en coordinación con

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 39

la agenda regional sobre e-government, usando El Consejo Nacional de Política Econó-


como plataforma la Agenda de Conectividad mica y Social (Conpes) complementó el de-
para las Américas. Plan de acción de Quito22. sarrollo de la contratación pública electrónica
Colombia establece como política de Estado la mediante los documentos Conpes 3186 de 2002
también denominada Agenda de conectividad, –que recomendó la creación de un Sistema
la cual tiene como objetivo “masificar el uso Electrónico Integral de Contratación Pública en
de las tecnologías de la información y las el que instruye que no solo se publique la infor-
comunicaciones –TIC– y con ello aumentar mación de los procesos contractuales, sino se
la competitividad del sector productivo, posibilite el desarrollo de los mismos– y Con-
modernizar las instituciones públicas y socializar pes 3248 de 2003 que agrega la implementa-
el acceso a la información” (Organización de ción de un Sistema Integrado de Contratación
los Estados Americanos-OEA, 2002). Para la Pública que promueva la modernización de la
consecución de este propósito establece como gestión contractual por medio de mecanismos
estrategia la implementación del Gobierno electrónicos, los cuales debieron desarrollarse
en Línea de la Agenda de conectividad23 por el Ministerio de Comunicaciones, según
definida como la política por la cual el Estado lo instruyó el Conpes 3249 del mismo año,
facilita la gestión en línea de los organismos se ordenó la creación del Comité Nacional de
gubernamentales y apoya su función de servicio Contratación Pública, que aparece posterior-
al ciudadano, para cuyo propósito se crea el mente en el decreto 3620 de 2004.
portal www.gobiernoenlinea.gov.co.
En el Plan Nacional de Desarrollo (2003-
La ejecución de la estrategia está contenida 2006) aprobado por la ley 812 de 2003, se in-
en el plan de acción de la circular presidencial troduce el e-government en la columna verte-
02 de 200024, que por primera vez introduce bral del accionar público, por lo menos en las
en el ordenamiento jurídico colombiano el normas, al establecer el fortalecimiento de la
concepto de “contratación pública en línea”, estrategia Gobierno en Línea como parte de un
indicando que esta debe implementarse en programa nacional de renovación de la admi-
la última fase de un cronograma detallado y nistración pública. Esta estrategia conduce a la
específico de la estrategia Gobierno en Línea, creación de la Comisión Intersectorial de Polí-
que debía culminarse en el primer semestre ticas y de Gestión de la Administración Pública
de 2002, usando como base el mencionado y se ordena la centralización de la información
portal. Se establece así una estrategia específica gubernamental en el portal www.gobiernoenli-
que pretendía avanzar del portal meramente nea.gov.co a través del decreto 3816 de 2003 y
informativo con el que ya se contaba. la ley 962 de 2005, respectivamente25.

Por otra parte, la directiva presidencial Con base en los anteriores preceptos
12 de 2002 ordena a las entidades de la rama legales, fue configurándose la base normativa
ejecutiva publicar en el portal todos los que en Colombia reguló el e-government. Su
documentos relacionados con los procesos de desarrollo normativo estructuró y promovió la
selección de contratistas, haciéndose extensiva contratación pública electrónica, como resultado
esta obligación a las contrataciones de todas de una iniciativa que puso a las TIC como
las entidades públicas incluyendo las del orden orientadoras de la gestión gubernamental26,
territorial por disposición del decreto 2170 de y que tuvo sus cimientos en la Cumbre del
2002, pero solo cuando las entidades contaran Milenio, y cuyos preceptos son arraigados
con los medios tecnológicos para hacerlo, lo como política regional mediante la Agenda de
cual adquirió el carácter de obligatorio por el conectividad y otros instrumentos legales ya
decreto 2434 del año 2006. citados en este documento.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


40 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

Se despliega así una fase que comienza en con plazo de implementación en 2008 por
el año 2006 en el marco de una agenda regional parte de las entidades del orden nacional y
que busca afianzar los compromisos de moderni- en 2009 por las del territorial, en la cual se
zar el Estado mediante el diseño e implementa- habilita la comunicación de dos vías entre
ción de estrategias de gobierno electrónico27. En entidades, ciudadanos y empresas, con la
este sentido, se expidió la ley 1150 de 2007 por consulta a bases de datos e interacción con
la que se modifica el Estatuto General de Con- servidores públicos; 3) La fase de transac-
tratación de la Administración Pública introdu- ción en línea, que debe estar finalizada en
ciendo herramientas que avanzan hacia la fase 2009 por parte de las entidades del orden
transaccional de contratación al permitir el uso nacional y en 2010 por las del territorial, en
de instrumentos como la subasta inversa y “otros la cual se proveen transacciones electróni-
mecanismos autorizados por el derecho priva- cas; 4) La fase de transformación en línea,
do, siempre y cuando en desarrollo del proceso que debe estar finalizada en el 2010 por
de enajenación se garantice la transparencia, la parte de las entidades del orden nacional y
eficiencia y la selección objetiva” (Ley 1150 de en el 2011 por las del territorial, donde se
2007, Art. 2º), que ordena la centralización de la realizan cambios en la forma de operar de
totalidad de la contratación pública en el Sistema las entidades para organizar los servicios
Electrónico de Contratación Pública (Secop), di- alrededor de necesidades ciudadanas, con
señado bajo la dirección del Programa de Reno- Ventanillas Únicas Virtuales y mediante el
vación de la Administración Pública. uso de la intranet gubernamental y 5) La
fase de democracia en línea, que debió es-
Con el decreto 1151 de 2008 se pretendió tar finalizada en el 2010 por parte de las
culminar la implementación del Gobierno en entidades del orden nacional y en el 2012
Línea en el año 201228, mediante la consecución por las del territorial, en la cual se incenti-
progresiva de cinco fases: va a la ciudadanía a participar de manera
activa en la toma de decisiones del Estado
1) La fase de información en línea, con pla- y la construcción y evaluación de políticas
zo de implementación en 2008, en la cual públicas (art. 5).
las entidades habilitan sus sitios web para
proveer en línea información básica de su Lo anterior, podría resumirse de la manera
gestión; 2) Fase de interacción en línea, que presenta la gráfica 1.

Gráfica 1
Fases de implementación del Gobierno en Línea

Decreto  
Fase  de   Fase  de   Fase  de   Fase  de  
Información  en   2693/2012,  
interacción  en   transacción  en   transformación   democracia  en  
línea   elementos  
línea   línea   en  línea línea  
transversales  

Establece  
Con  plazo  de   Debía  estar   Debía  estar   Debió  estar   porcentajes  
implementaci =inalizada  en   =inalizada  en   =inalizada  en   de  
ón  en  2008   2009  por   2010  por   2010  por   implementac
Con  plazo  de   por  parte  de   parte  de  las   parte  de  las   parte  de  las   ión,  
implementaci las  entidades   entidades  del   entidades  del   entidades  del   dependiendo  
ón  en  2008   del  orden   orden   orden   orden   del  orden,  
nacional  y  en   nacional  y  en   nacional  y  en   nacional  y  en   =ija  como  
2009  por  las   2010  por  las   2011  por  las   2012  por  las   plazo  
del  territorial   del  territorial   del  territorial del  territorial   máximo  el  
2017  

 
Fuente: elaboración propia con base en el decreto 1151 de 2008.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 41

Sobre estas fases profundizó el artículo pero se alejan de forma sustantiva del desarrollo
7º del decreto 2693 de 2012 del Ministerio de transacciones y transformación en la forma
de Tecnologías y las Comunicaciones, que en que operan las entidades públicas.
al reglamentar la ley 1450 de 2011, indica
que la fase de transacción, dentro de la cual En efecto, los tratados de libre comercio
se desarrolla la contratación pública, tiene suscritos con Estados Unidos, Canadá y México, la
como instrumentos para su avance los “actos Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA,
administrativos electrónicos, la autenticación por su sigla en inglés)32, la Unión Europea y
electrónica, las firmas electrónicas y digitales, los países que componen el llamado Triángu-
notificación electrónica, pago por medios lo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras),
electrónicos, expedientes electrónicos y contienen la obligación de disponer de informa-
archivos electrónicos” (Decreto 2693 de 2012, ción33 relacionada con el proceso de contrata-
Art. 7) y añade una sexta fase al desarrollo del ción administrativa mediante medios electróni-
e-government. cos, pero incluyen también, en mayor o menor
medida, la exigencia de una plataforma que
Esta sexta fase “elementos transversales”, permita ejecutar en ella el proceso de contrata-
introduce un estadio en el que las entidades ción pública en línea, característica propia del
interactúan activamente entre sí buscando sistema de contratación transaccional que debió
identificar las necesidades del sistema y implementarse en el año 2010, según los presu-
crear valor agregado que permita mejorarlo puestos normativos que ya se indicaron.
permanentemente. Con la creación de la Agencia
Nacional de Contratación Pública –Colombia Es así como estos acuerdos comerciales
Compra Eficiente– por medio del decreto promueven la implementación de las TIC en el
4170 de 2011, se profundiza la articulación de sistema de compras públicas colombiano, invo-
e-procurement hacia una etapa transaccional que lucrando preceptos que van desde publicar en
junto con la implementación de la subasta a la medios electrónicos la información “normativa”
inversa en su modalidad electrónica29 prepara las que se vincula con el proceso de contratación
bases para el cumplimiento de las obligaciones (leyes, reglamentos, sentencias y decisiones ad-
contraídas por Colombia en los tratados de libre ministrativas) como lo establece el tratado sus-
comercio suscritos en cumplimiento del Plan de crito por Colombia con Estados Unidos, hasta la
Desarrollo (2010-2014)30. aplicación completa del proceso de contratación
por este medio, como lo regula el acuerdo con la
Con todo, aún hoy, las normas más Unión Europea, que comprende determinaciones
recientes que regulan la materia (decreto 734 de específicas de contratación mediante la modali-
2012, derogado por el decreto 1510 de 2013) dad de subasta electrónica34.
parecen limitadas a la fase de información
en línea, y restringen las transacciones, la En conclusión, las disposiciones conteni-
transformación en línea y las demás fases das en estos acuerdos constituyen un impulso a
del Gobierno en Línea, y de igual manera, la transformación que experimenta el sistema de
circunscriben el alcance de los tratados de libre contratación electrónica de Colombia, pues le
comercio y de integración regional que imponen imprimen la necesidad de mejorar la fase mera-
obligaciones específicas en compras públicas mente informativa y hacer una transición efec-
para el país31. En realidad, el sistema tradicional tiva a un sistema transaccional, pero no le gra-
parece obsoleto respecto al estado normativo ban elementos que permitan el avance hacia una
actual, en tanto, se evidencia, las disposiciones plataforma dinámica dirigida a las necesidades
más actualizadas se limitan explícitamente a la de los ciudadanos como sucede con los modelos
sistematización y publicación de la información, regionales desarrollados por Chile y Brasil.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


42 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

El abismo entre las normas de con- contractual de las entidades públicas que
tratación pública electrónica y su reportan información al sistema.
implementación.
Dicha solicitud se hizo formalmente
Rincón y Sánchez (2004) opinan que la con un derecho de petición y se respaldó con
“esfera externa” del gobierno electrónico es la una visita a las oficinas de Colombia Compra
que presenta mayores avances en Colombia. Eficiente, en donde dieron respuesta, señalando,
Sin embargo, para los autores, esta esfera entre otras cosas, debilidades del sistema de
se manifiesta en los siguientes canales de información, que se concretan en no contar con
comunicación e interacción: páginas web, un mecanismo que facilite identificar la nación
portales –o ventanilla única de servicios de origen del contratista, lo que representa un
públicos–, correo electrónico –no obstante, el riesgo para el país al incumplir las exigencias
tiempo de respuesta, la calidad y la utilidad del de publicidad que se estipulan en algunos de
mismo infortunadamente aún no son los más los tratados de libre comercio, en las cuales se
apropiados–, listas de distribución –envío de resalta la obligación de emitir reportes sobre la
circulares y documentación a ciudadanos que dinámica de las compras cobijadas en ellos.
las suscriben–, foros web y foros de noticias,
chats, encuestas y estadísticas e intranets. El panorama resulta desalentador, en
tanto que la base de datos suministrada parece
Con todo, los mismos autores resaltan que confirmar parte de las afirmaciones de la
las posibilidades reales de suministro de infor- Contraloría General de la República en informe
mación y transacciones en línea siguen siendo un que publicó en agosto de 201336. En dicho
proceso lento que se ha enfocado en la “interac- informe, la Contraloría señaló
ción unidireccional”, es decir, que la vía de aten-
ción se da en un solo sentido, y ha omitido proce- […] inconvenientes tales como, información
sos de comunicación directos en tiempo real, que fuera de tiempo, contratistas repetidos, cifras
darían cuenta de una “interacción bidireccional”, mal digitadas, identificación de contratistas
que supone una verdadera implementación del e- errónea, objetos incomprensibles, números
de contratos repetidos, modalidad de contra-
government (p. 9).
tación equivocada y solicitud permanente de
prórrogas para el envío de la misma se evi-
Para superar el análisis formalista del denciaron en todos los ministerios. Esta ob-
complejo normativo que regula la contratación servación arroja una alerta roja en términos de
pública electrónica, ejecutamos un estudio riesgo, pues es precisamente esta coyuntura
de la plataforma que actualmente opera y que el origen para las diferentes vertientes de co-
contiene toda la información sobre los contratos rrupción (Contraloría General de la Repúbli-
administrativos y sistematiza los trámites de las ca, s.f., p. 23).
entidades públicas en esta materia. Para lograr
esto, se solicitó a Colombia Compra Eficiente Lo anterior demuestra que la formación
la información que ha administrado entre los de la base de datos, la heterogeneidad de fuentes
años 2004 y 2013, en la medida en que esta que alimentan las mismas y las inconsistencias
entidad gestiona todos los datos disponibles de la información que se registra allí hacen
sobre los contratos administrativos que son imposible efectuar un diagnóstico fiable sobre la
enviados por cada entidad contratante35. Como concentración de la contratación administrativa
respuesta a la solicitud en mención, se obtuvo en Colombia, el estado de todos los contratos
una base de datos en la que se evidencia una y la identidad del adjudicatario, entre otros
notable debilidad de diseño que imposibilita elementos mínimos de publicidad. Tanto para
hacer análisis confiables sobre la actividad esta investigación como para cualquier entidad

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 43

o particular que quisiera realizar veeduría a la Por lo general, las bases de datos contienen
contratación estatal en Colombia, resultaría porciones de información que no reflejan la
bastante difícil extraer algún resultado confiable realidad que intentan resumir y en muchas
sobre la concentración de la contratación ocasiones incluso alteran esta, presentando
pública o cualquier otro diagnóstico. inconsistencias, que las más de las veces se
incrementan cuando interviene una diversidad de
La base de datos que brindó Colombia fuentes y agentes en la conformación de la base.
Compra Eficiente, muestra inconsistencias en
diseño, como ya se mencionó, que de manera Inclusive, Hernández, Ramírez y Ferri
importante pero no exclusiva, impactan en la (2004) sostienen que mientras los datos erróneos
alimentación de la misma. Esta base se nutre crecen de manera lineal a medida que aumenta
de la información obtenida de las diferentes la cantidad de los mismos, las inconsistencias
entidades del sector público, esto incluye a lo hacen de una forma exponencial. Como
cada una de las agencias, alcaldías municipales, lo hemos identificado, la base de datos que
instituciones educativas, asociaciones, contiene la información de las compras públicas
concejos, centros, Empresa Social del Estado, en Colombia no es la excepción7, son muchas las
Empresa de Servicios Públicos, personerías, irregularidades que se presentan y el impacto no
direcciones y departamentos administrativos solo afecta investigaciones académicas como
del Estado. esta, sino que impide una veeduría ciudadana
adecuada e interfiere con el seguimiento de
De acuerdo con el análisis desplegado en procesos administrativos nublando el panorama
la base de datos, la cantidad de instituciones de transparencia, seguimiento y control que
registradas en el Portal Único de Contratación debe acompañar a los procedimientos de
asciende a 5.955, razón por la que resulta contratación del Estado. Es por esto que resulta
necesario establecer procedimientos sobre el importante ceñirse a la metodología de bases de
tratamiento de la información de las compras datos para garantizar la veracidad y fiabilidad
públicas para que sea uniforme y consistente. Lo de la información, así como la disponibilidad y
precedente implicaría no solo una capacitación a accesibilidad a la misma y mitigar las amenazas
todo responsable de transmitir esta información a las que está expuesta.
sino también la creación de restricciones de la
base de datos que disminuya la ocurrencia de Luego de diseñar la base de datos, se
errores del digitador. debe aplicar un proceso de preparación de la
información que contendrá, esto incluye la
Las bases de datos, como la que extracción de diversas fuentes, la limpieza y
suministró Colombia Compra Eficiente para depuración, la transformación en algunos casos,
este estudio, se definen como “un conjunto la consolidación, el cargue y alistamiento para la
de datos organizado de forma adecuada para toma de decisiones y, finalmente, la actualización
facilitar la gestión de los mismos” (Carbonell & periódica de los datos (Date, 2001).
Villagrá, 2004). Para ello, la base de datos debe
diseñarse, alimentarse y procesarse de manera El mecanismo de extracción de la
que responda a las necesidades por las cuales información es uno de los más relevantes
fue creada, que contenga información relevante procesos relacionados con el diseño, desarrollo
y que permita ingresar y extraer información y aprovechamiento de las bases de datos. Hay
segura, robusta y sólida, términos que en grupo diferentes maneras de obtener la información;
conforman lo que comúnmente se conoce como estas dependen fundamentalmente del medio
calidad de datos o calidad de la información en el que esta se genere y del tipo de dato que
contenida en la base de datos. contenga. Cuando la información se halla en

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


44 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

medios físicos es vulnerable y puede ocasionar causas de los errores encontrados, los cuales
problemas para su incorporación en la base y pueden llegar a ser atribuidos en la mayoría de
su procesamiento, pero también puede sufrir los casos a la escasa capacitación de quienes
pérdidas y alteraciones. capturan la información, la falta de unicidad de
criterios al respecto, la ausencia de restricciones
Por esta razón, los métodos de extracción y limitaciones para la entrega de la información
de información para bases de datos que y el déficit de estandarización y automatización
involucran el uso de equipos y recursos del proceso (Date, 2001; Hernández et al., 2004).
TIC aportan seguridad y confiabilidad a la
información extraída. Si bien en la actualidad Como se enunció arriba, después de la
el Secop permite consultar los términos y limpieza de los datos, estos pueden someterse
condiciones de las licitaciones y demás ofertas a transformaciones con el objetivo de dar
de contratos públicos y, en algunos casos, respuesta a asuntos no considerados durante
presentar propuestas por medios electrónicos, el diseño, lo que representa cierta dificultad de
mucha de la información relativa al contrato interpretación directamente en la base. Así pues,
está en físico y debe ser cargada al sistema de datos como fechas pueden ser trastocados e
manera manual, exponiendo los datos a errores incluso los valores que tomen algunas variables
humanos de digitación, lectura e interpretación, cualitativas pueden ser transformados en
e incluso a amenazas propias del manejo en línea variables de nivel representadas por números,
de la información, al no disponer de recursos todo esto con fines de explotación estadística:
idóneos38; esta información debe además tolerar hallar relaciones entre los datos que no son
los diversos medios de cargue, muchos de los identificables a simple vista; esto conduce a la
cuales se componen de diferentes hojas de aplicación de técnicas estadísticas que resaltan
cálculo y de diferentes programas con distintas las características de la información obtenida.
actualizaciones y funciones, lo que agrega Sin embargo, en algunos casos, este proceso
fragilidad a la información y pérdida de datos39. además de concentrarse en las transformaciones
o adaptaciones de la base con fines propios,
Siguiendo con lo expuesto por Date puede ser útil para identificar errores que fueron
(2001), los datos deben limpiarse, esto implica pasados por alto.
la búsqueda de valores sospechosos o errados y
de toda la información faltante. Es en este paso, En este estudio encontramos por ejemplo,
previo a la alimentación de la base de datos que el campo que contiene la fecha de cargue
definitiva de la que dispondrá el usuario final, en del contrato en el sistema del Secop para
el que deben realizarse las acciones correctivas, algunas celdas comprende además de la fecha,
y para el caso puntual de la contratación la hora en el mismo campo, esto entorpece el
pública en Colombia, hay una clara ausencia de proceso de análisis de una línea de tiempo,
procesos de este tipo, pues queda expuesta la y fue identificado mientras se aplicaba una
“contaminación” de la información, la omisión transformación con el objeto de unificar los
de valores e incluso la presencia de valores formatos de las fechas, proceso que, como se
errados que permanecen en la base como huellas está exponiendo, debió aplicarse antes de cargar
de pruebas realizadas40 que posteriormente la base final de consulta para el usuario.
no se depuraron y se presentan al usuario que
consulta como un dato más. El proceso de carga de los datos no es
menos importante. Sin embargo, si los pasos
Date expone también que este proceso anteriores se aplicaron correctamente, en este
de limpieza permite evaluar el paso anterior y no debería generarse una merma o detrimento
poner de relieve inconsistencias e incluso las en la información. De acuerdo con Date (2001),

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 45

en este paso se realizan tres actividades, a saber: cuando el único mecanismo de verificación con
desplazamiento de los datos ya transformados el que se cuenta es la revisión individual de los
con destino a la base final que será consultada contratos objeto de estudio, que por su elevado
por el usuario, validación y verificación de la número hacen de esta labor incontestable.
integridad de los datos, que de no aplicarse
provoca la aparición de datos inválidos o, como Nevado (2010) resalta las principales
son denominados por Cannolly y Begg (2005), ventajas de las bases de datos y entre ellas
“corrompidos” y, finalmente, la construcción de están: la integridad de los datos, la coherencia
índices necesarios y útiles para las consultas. de los resultados y la mayor seguridad en la
información contenida. Estas ventajas se logran
La base en análisis presenta falencias con la aplicación correcta de la secuencia ya
evidentes en los dos primeros elementos men- presentada. Al emplear la base de datos de
cionados, principalmente en el desplazamiento Colombia Compra Eficiente notamos que dichas
o movilidad de la información hasta la base, al ventajas se convierten en desventajas, pues los
consultar con Colombia Compra Eficiente, no datos están siendo indiscutiblemente afectados
se tiene claridad sobre la ruta que sigue la in- por inconsistencias durante las diferentes fases
formación, pero a juzgar por los hallazgos de la de manejo de información de la base de datos.
base de datos obtenida, las entidades envían la
información con un destino central en el que se Conclusiones
unifica, evidentemente, evadiendo algunos de
los más significativos procesos descritos arriba. En este estudio se tomaron dos aspectos
En razón a la cantidad de usuarios que gene- como ejes de análisis. El primero, las transfor-
ran y movilizan la información, en diferentes maciones de la administración pública desde la
medios, momentos y usando múltiples recursos implementación de las TIC como medio para la
para tal propósito, consideramos que el proceso gestión administrativa y la gobernanza. Cierta-
de cargue es una de las debilidades más fuertes mente, la transformación de la gestión pública
de la base y requiere de acciones inmediatas. trasciende la simple disposición de informa-
ción y la realización de trámites administrati-
Date establece que el último paso para vos por medios electrónicos, para convertirse
la preparación de los datos en la base es la en una oportunidad para ejecutar cambios de la
actualización de los mismos, en razón a que sociedad, fortalecer la gobernanza y profundi-
es un proceso cíclico. La base proporcionada zar la democracia. Con estos lineamientos los
por Colombia Compra Eficiente presenta sistemas electrónicos de compras públicas es-
debilidades en este aspecto, sobre todo por la tán llamados a constituirse en una herramienta
falta de un indicador de actualización relativo a efectiva para la promoción de la participación
la fecha del último estado atribuido al contrato. ciudadana en la gestión pública y en la cons-
trucción de procesos administrativos abiertos,
Como se viene exponiendo, los hallazgos eficientes y transparentes.
de la base de datos reflejan debilidades que
conllevan la pérdida de información relevante Brasil y Chile se destacan por tener prácti-
e incumplimiento de normas sobre la gestión cas valiosas en la experiencia regional en mate-
de la misma. La obtención de conclusiones ria de TIC. Los procesos adelantados por dichos
estadísticas se dificulta con la información países se originaron en respuesta a escándalos
truncada e incompleta que contiene la base de corrupción que propiciaron la participación
y además, las principales fallas en comento de la sociedad exigiendo prácticas transparen-
representan un riesgo a la hora de establecer tes, situación que tuvo como consecuencia,
conclusiones respecto de los datos, más aún, modificaciones legales y adquisición de com-

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


46 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

promisos internacionales que favorecieron la 2


Para Rivera (2003) la “nueva economía se
transformación del Estado. El caso colombiano venía denominando desde la década de los ochen-
parecería seguir el mismo camino. No obstante, ta para referenciar el cambio de una economía
resulta sorprendente que a pesar de la gran can- impulsada por los servicios en lugar de la manu-
tidad de normas que se han expedido sobre la factura. La nueva economía del conocimiento se
materia y los compromisos internacionales ad- caracteriza […] porque: 1) Las ideas del consu-
quiridos por el país y pese a las recientes refor- midor, la información y la tecnología son parte
mas y actualizaciones aplicadas a la plataforma del producto. 2) Es una economía digital. 3) Es
Secop, la ausencia de transaccionalidad en línea molecular, designando la inmaterialización de las
prueba el abismo existente entre las disposicio- corporaciones. 4) Es en red, que constituye una
nes y la implementación de las mismas. gran masa de relaciones. 5) Hay una creciente eli-
minación entre la intermediación y el productor.
Ciertamente, una revisión concienzuda y 6) El sector económico preponderante es el resul-
especializada de la información facilitada por tado de la convergencia entre industrias de la com-
Colombia Compra Eficiente permite constatar putación y la comunicación” (p. 23).
que, con seguridad, los órganos de control, las
veedurías ciudadanas y las mismas entidades 3
El e-government, opina Rincón Cár-
públicas originadoras de la información denas (2006), implica la transformación de la
no tienen claridad de los contratos que han función gubernamental al introducir nuevos
adjudicado y celebrado. Resulta preocupante, y valores de comunicación, cooperación y parti-
lamentablemente funcional para la corrupción cipación interactiva para la toma de decisiones
y la colonización ilegal del Estado, que la gubernamentales, de tal forma que modifican
información sobre contratación estatal se estrategias de transparencia, desempeño y ren-
encuentre oculta y, peor aún, no pueda ser dición de cuentas al interior del gobierno.
develada de ninguna manera.
4
Declaración del Milenio, aprobada por
Notas la Asamblea General de las Naciones Unidas
el 19 de septiembre del año 2000. En esta
1
Una sociedad red, explica Castells declaración los países miembro tuvieron como
(2006), es aquella estructura social compuesta referencia para las decisiones relacionadas con
de redes potenciadas por las TIC basadas en la implementación de las TIC, lo instruido en
la microelectrónica. Es una estructura social la Declaración Ministerial 2000 del Consejo
en la medida en que los acuerdos organiza- Económico y Social de las Naciones Unidas
tivos humanos sobre producción, consumo, (A/55/3 ADV.MIMEO), cuyo documento en su
reproducción, experiencia y poder se expre- versión definitiva se publicó como: Documentos
san mediante una comunicación significativa Oficiales del Consejo Económico y Social,
codificada por la cultura. No obstante, las re- 2000, Suplemento No.1 (E/2000/99).
des se hacen más eficientes a partir de la base
tecnológica actual, en tanto que fortalecieron 5
Esta declaración parecería constituir la
la flexibilidad –capacidad de las redes para primera manifestación política regional de tomar
reconfigurarse en función de los cambios del las TIC como eje de desarrollo social y económi-
entorno, manteniendo su objetivo–, adaptabi- co. Otras declaraciones regionales que establecie-
lidad –se expanden o reducen con pocas alte- ron estrategias definitivas para la implementación
raciones– y capacidad de supervivencia –son del gobierno electrónico en América Latina fue-
capaces de funcionar en medio de una amplia ron: Declaración de Itacuruçá (octubre de 2000),
gama de configuraciones, resistir ataques a sus Declaración de Río de Janeiro de las TIC para el
nodos y códigos y superar amenazas–. Desarrollo (junio de 2001), Declaración de Báva-

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 47

ro: América Latina y el Caribe (enero de 2003) te, por el factor humano. Aclara Rincón Cárde-
y Declaración de Principios para el Nuevo Mile- nas (2006) que “La Agenda de conectividad,
nio: Construir la Sociedad de la Información: Un como política estatal, copia muchos aspectos
Desafío Global para el Nuevo Milenio (Ginebra del modelo canadiense, pretendía vincular de
2003-Túnez 2005). Paralelamente, la Comisión manera rápida a la comunidad con las nuevas
Europea convoca una reforma estructural de los tecnologías de la información y la comunica-
Estados con el objeto de instaurar una gobernan- ción. Si se verifican sus objetivos, lo menos
za basada en la participación de los ciudadanos en que se puede decir de ellos es que eran los más
la elaboración de políticas públicas mediante el propicios para crear un verdadero escenario de
acceso a información actualizada y en línea. Esta conectividad en Colombia. Sin embargo, el de-
gobernanza se fundamenta en los siguientes prin- sarrollo de diferentes estrategias que componen
cipios: participación, responsabilidad, eficacia y esta política olvidaron un componente básico
transparencia. La directriz prevé la implemen- en todo el proceso, el factor humano. Y es que
tación de una gobernanza en el ámbito mundial no basta estar acorde con los adelantos tecnoló-
desde estos parámetros. La gobernanza europea, gicos, es absolutamente necesario que una co-
un libro blanco, (Comisión Europea, 2001). Pos- munidad pueda asimilar y comprender las tec-
teriormente la Comisión Europea anunció el lan- nologías, para que pueda utilizarlas” (p. 346).
zamiento de los planes de acción e-Europa 2002, Lo expuesto, tampoco tuvo en cuenta
e-Europa 2005, e-Europa 2010. Desde esta línea que el ciudadano debía considerarse como eje
pero con un énfasis circunscrito al desarrollo de central del actuar administrativo. Con todo,
las telecomunicaciones, entendidas estas como la administración no reestructuró al Estado ni
un elemento esencial para propagar la integración rediseñó los procesos de atención al individuo
regional, surgió el Libro azul: políticas de las te- para darle acceso al ciudadano al servicio
lecomunicaciones para las Américas, con el pro- público. Tampoco garantizó transparencia y
pósito primario de promover la privatización y li- acceso a mecanismos de control de los procesos
beralización del mercado de las comunicaciones públicos (workflow), ni evitó la dispersión de los
de manera regional y cuyas últimas versiones se servicios electrónicos de las entidades públicas
ampliaron para incorporar la implementación de –ubicuidad del portal colombiano– (Rincón &
las TIC y los acuerdos de la Organización Mun- Sánchez, 2004, p. 11).
dial del Comercio sobre servicios básicos de te-
lecomunicaciones. Sus compromisos se articulan 8
El acercamiento mediante iniciativas
por los países que forman parte de la Comisión de carácter regional a materias específicas con
Interamericana de Telecomunicaciones (Citel), tareas concretas en el marco del gobierno elec-
es decir, por todos los miembros de la Organiza- trónico, empieza a mediados de la década del
ción de los Estados Americanos (OEA), por ser 2000, sobre el particular véanse la Carta Ibe-
un organismo adscrito a esta entidad. Para más roamericana de Gobierno Electrónico aprobada
información véase: Declaration of Mexico, In- por la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes
ter-American Telecommunication Commission, de Estado y de Gobierno, resolución número
11 de marzo de 2010, disponible en: ww.citel. 18 de la Declaración de Santiago, noviembre
oas.org. de 2007, Chile; Plan de Acción Regional eLAC
2007 aprobado en la Conferencia Preparatoria
Agenda de conectividad para las Américas
6
Regional Ministerial de América Latina y el
y Plan de acción Quito, agosto de 2002. Caribe para la Cumbre Mundial sobre la Socie-
dad de la Información, junio de 2005, Brasil; y
Como se explicará más adelante, el pro-
7 Plan de Acción Regional sobre la Sociedad de
grama de Agenda de conectividad no tuvo los la Información eLAC 2010, Declaración de La
resultados deseados en Colombia, precisamen- Granja, Foro Ministerial de la Unión Europea

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


48 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

con América Latina y el Caribe sobre la Socie- objetivos de adopción de decisiones y de


dad de la Información, marzo de 2010, España. otorgar información sobre la organización, el
funcionamiento y los procesos de adopción
Se trata de la CICC adoptada y abierta a
9 de decisiones de su administración pública”);
la firma de los Estados miembro de la OEA, el el acuerdo suscrito por los bancos mundiales
29 de marzo de 1996, por la cual se derivaron de desarrollo –Banco Asiático de Desarrollo,
para los países que la han suscrito obligaciones Banco Europeo para la Reconstrucción y el
permanentes como la creación de una autoridad Desarrollo, Grupo del Banco Interamericano
central responsable de ejercer la función de de Desarrollo y Grupo del Banco Mundial y
asistencia y cooperación internacional en materia Convención de la Unión Africana para Prevenir
de corrupción, la tipificación penal de delitos y Combatir la Corrupción–, vigente a partir del
relacionados con actos corruptos e implementar 1° de junio de 2010, por el cual se estableció
mecanismos que alienten a los organismos de la entre estas entidades la obligación de inhabilitar
sociedad civil a participar en la gestión pública. con la no participación en contratos de ninguno
Este compromiso es fuente de mutación de los de los bancos de desarrollo vinculados, a
ordenamientos legales domésticos, véanse las la persona natural o jurídica que incurra en
evaluaciones y recomendaciones permanentes prácticas corruptas. En el año 2010 el Banco
que ejerce el Mecanismo de Seguimiento Mundial anunció la primera aplicación del
de la Implementación de la Convención acuerdo al sancionar con inhabilidad por un
Interamericana contra la Corrupción de este periodo de doce años a la empresa Kwaplah
acuerdo multilateral. A la fecha 32 países han International, Inc. por prácticas corruptas
ratificado o se han adherido al convenio. En el en proyectos financiados por esta entidad,
año 2011 Colombia designó a los ministerios del lo cual se hace extensivo a las instituciones
Interior y de Justicia, la Fiscalía General de la financieras que suscribieron el acuerdo; y Open
Nación y la Contraloría General de la República Government Partnership, el propósito de este
como autoridades centrales para esta convención. grupo conformado inicialmente por Brasil,
Estados Unidos y México es promover un
Nos referimos en particular al Convenio
10 Estado transparente mediante la participación
contra la Corrupción de Agentes Públicos efectiva de la ciudadanía.
Extranjeros en las Transacciones Comerciales
Internacionales de la Organización para la 11
Opinan Font y Ballesteros (2004, p.
Cooperación y el Desarrollo Económicos que 73) que desde el punto de vista económico,
entró en vigor el 15 de febrero de 1999; el la adquisición de bienes y servicios por parte
Convenio Penal sobre Corrupción del Consejo de las administraciones públicas ha tenido
de Europa, en vigencia desde el 1 de julio de siempre un tratamiento diferenciado por dos
2002; la Convención contra la Delincuencia motivos: por su propia importancia en términos
Organizada Transnacional de las Naciones de magnitud y por la necesidad de dotar de la
Unidas en vigencia desde el 14 de diciembre máxima transparencia, competencia y, en último
de 2005; el Convenio Civil sobre la Corrupción extremo, eficiencia a estas compras, ya que
del Consejo de Europa, vigente desde el 1 de si no se efectúan con transparencia, se puede
noviembre de 2003; la Convención contra la degenerar en favoritismos y clientelismos y,
Corrupción de las Naciones Unidas, vigente por tanto, en corrupción y falta de eficacia en el
desde el 14 de diciembre de 2005 (de la gasto público.
que se destaca en sus artículos noveno y
décimo: “la obligación de establecer sistemas En la práctica canadiense, el programa
12

apropiados de contratación pública, basados de Gobierno en Línea estuvo acompañado de


en la transparencia, la competencia y criterios mecanismos que facilitaron su implementación,

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 49

entre otros, SchoolNet, VolNet –Apoyo a la Red el “Sindicato de la Industria de la Construcción


del Sector de Voluntarios–, Strategis –página Civil del Estado de San Pablo y un grupo de
donde el gobierno publicaba información para legisladores” (Santos De, 2011, p. 32).
la búsqueda de nuevos mercados internacio-
nales– y Export Source –portal web donde se 18
La naturaleza jurídica de la instrucción
publicaba oportunidades de negocios en nuevos normativa, es la de establecer en su contenido
mercados, coordinados con agregados comer- pautas para el procedimiento por medio del cual
ciales de delegaciones canadienses en otros paí- se va a ejecutar el mandato de una ley brasileña,
ses– (Rincón, 2006, pp. 327-328). en este caso, se refiere a los artículos 34 y 115
de la ley 8.666 de 1993, reglamentados después
Contenido de la ley 19.886 de 2003.
13
en su integridad por el decreto 3.722 de 2001.
El reglamento de esta norma entró en vigencia
el 24 de octubre de 2004 mediante el decreto 19
El precepto legal textualmente indi-
supremo 250, en cuya formulación participó ca: “São modalidades de licitação: I - conco-
la sociedad civil con más de mil propuestas rrência; II  -  tomada de preços; III -  convite;
o planteamientos según indica la misma IV - concurso; V - leilão”. (Ley 8.666 de 1993).
disposición.
20
Su precedente es el SIASG, el cual
14
ChileCompra es un sistema de compras sirvió de soporte para la creación posterior de
y contratación de bienes y servicios asimilable Comprasnet. En principio tuvo una naturale-
a un mercado electrónico, basado en una za eminentemente informativa, pero en el año
plataforma de comercio, donde participan todos 2000 adquiere el carácter transaccional.
los órganos públicos, excepto las entidades
estatales que por ley no estén adscritas al 21
Se expiden la ley 527 de 1999 –Ley
sistema. Este sistema obliga a que toda la de Comercio Electrónico–, decreto ley 1250
documentación relativa a un proceso de compra de 1995 –decreto antitrámites– y ley 489 de
tiene que estar publicada en Internet. El proceso 1998. Para Rincón Cárdenas (2003), la ley
de contratación, en todas sus etapas, se realiza 527 de 1999 pretendía dotar al país de un
por medios electrónicos utilizando formularios instrumento jurídico de impulso a las TIC, y
dinámicos que tienen plena validez legal, desde especialmente al comercio electrónico. Sin
la creación de una solicitud de adquisición hasta embargo, esta ley, opina el autor, no es por
la recepción de la factura electrónica y el pago sí misma una herramienta que integre todos
(Barahona, Elizondo & Jiménez, 2010). los cuestionamientos que suscitan las nuevas
tecnologías.
El servicio transaccional alude a la
15

prestación de servicios por medios electrónicos, 22


En efecto, la Agenda de conectividad
superando la simple presentación de contenidos para las Américas. Plan de acción de Quito
en las páginas web (Rincón & Sánchez, 2004). de 2002 es el desarrollo de la Declaración
del Milenio que se celebró en el año 2000.
El informe expone que el 91 % de los
16
Este documento define la conectividad como
proveedores que se han adjudicado al menos la capacidad interna de una sociedad para
un negocio con el Estado es mipe (Beláustegui, comunicarse con su entorno mundial mediante
2011, p. 46). el empleo de las telecomunicaciones, las
TIC y los productos de sus industrias de
Para otros autores como Santos De,
17
contenidos. Este plan de acción fue presentado
en este proceso de modernización tuvieron un por el gobierno ecuatoriano en su calidad de
papel destacado las agremiaciones civiles como presidente de la Citel, estableciendo tres pasos

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


50 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

para la implementación de las TIC en la región: 27


Es este el objeto principal de la Decla-
evaluación, planificación y valoración de la ración de Santo Domingo celebrada en el año
situación en cada Estado. 2006 por los Estados miembro de la OEA, la
cual sirvió de fundamento para la posterior ex-
Contenido en documento Conpes 3072
23 pedición en 2007 de la Carta Iberoamericana de
de 2000. Establece seis estrategias para la im- Gobierno Electrónico, que funda los derechos
plementación de la Agenda de conectividad, y condiciones del gobierno electrónico, aco-
entre las que se encuentra la aquí desarrollada tando la necesidad de simplificar los procedi-
Gobierno en Línea. mientos e implementar acciones que brinden
seguridad a los datos electrónicos en general.
El plan de acción se despliega en la
24 Ya previamente en el año 2005 en la Cumbre
directiva presidencial 02 de 2000, fija tres fases a Mundial sobre la Sociedad de la Información se
implementar en el portal www.gobiernoenlinea. había aprobado el Plan Regional de Acción de
gov.co: a) información en línea a los ciudadanos América Latina y el Caribe denominado eLAC
para ser terminada el 31 de diciembre de 2000; 2007 en el que se habían señalado como metas
b) ofrecer servicios y trámites con fecha de para el desarrollo del gobierno electrónico el
terminación el 31 de diciembre de 2001 y impulso de la contratación electrónica, la firma
c) contratación en línea para ser implantada electrónica, la preservación de la información
hasta el 30 de junio de 2002. Dispone también y medios de pago electrónico, y que dio paso
un manual de Políticas y estándares para también a la expedición de la ley 1341 de 2009
publicar información del Estado en Internet. en la cual se utiliza como principio orientador
Se reglamenta el programa Gobierno en Línea la sociedad de la información basada en las TIC
mediante la ley 790 de 2002. y la formulación de las políticas públicas que
regirán el sector de las TIC en desarrollo de lo
El artículo primero del decreto 3816
25 cual crea la Agencia Nacional del Espectro. En
de 2003 modificado por el decreto 3043 de la Declaración de Lima “por la que se aprue-
2008 consagró “El objeto de la comisión ba el plan de acción eLAC 2015 se orientan los
se concentra en alinear las estrategias y los compromisos en materia de contratación elec-
programas de producción de información, crear trónica involucrando las micro, pequeñas y me-
mecanismos de control de la gestión pública, dianas empresas –mipymes–”.
mejorar las relaciones con el ciudadano y con
sus proveedores y optimizar las inversiones
28
Esta norma cobijó a todas las entidades
del gobierno evitando las duplicidades en que conforman la administración pública, en
producción”. los términos de los artículos 2° de la ley 962 de
2005 y 39 de la ley 489 de 1998.
La contratación electrónica o, en
26

su más estricto sentido, la manifestación


29
Véase decreto 1510 de 2013.
del consentimiento electrónico a través de
medios electrónicos, se observa como una 30
Aprobado mediante la ley 1450 de 2011.
herramienta indispensable en el contexto del
intercambio comercial globalizado que depende 31
Los decretos reglamentarios de contra-
necesariamente del uso y acceso a las TIC, le tación pública, establecen que en el Secop se
concede validez a la contratación electrónica debe publicar la siguiente información: el aviso
en entornos abiertos y cerrados, bien sea por de la convocatoria pública; el proyecto de pliego
medio de Internet, intercambio electrónico de de condiciones y la indicación del lugar físico o
datos o por cualquier otro medio electrónico electrónico en que se podrán consultar los estu-
(Rincón, 2004b). dios y documentos previos; las observaciones y

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 51

sugerencias al proyecto a que se refiere el punto que van a ejecutar todas las entidades cubiertas,
anterior y el documento que contenga las apre- como lo dispone el tratado celebrado con Canadá.
ciaciones de la entidad sobre las observaciones Es también característico de estos acuerdos, el
presentadas; la lista corta o la lista multiusos deber de cooperación en la implementación de
del concurso de méritos; el acto administrativo las TIC para el mejoramiento de los sistemas de
general que dispone la apertura del proceso de contratación.
selección; la invitación a ofertar que se formule
a los integrantes de la lista corta o multiusos del 34
El artículo 186 del acuerdo regula las
concurso de méritos; el pliego de condiciones subastas electrónicas, instaurando obligaciones
definitivo y la constancia de envío de informa- para las entidades públicas cubiertas: “1) la obli-
ción a la Cámara de Comercio para la licitación gación de informar previamente y a cada parti-
pública; el acta de la audiencia de aclaración cipante: el método de evaluación automática,
de los pliegos de condiciones y en general, las incluyendo la fórmula matemática, que base en
aclaraciones que se presenten durante el proce- los criterios de evaluación establecidos en los
so de selección y las respuestas a las mismas; el pliegos de condiciones y si esta se utilizará en la
acta de la audiencia de revisión de la asignación clasificación o reclasificación automática duran-
de riesgos previsibles; el acto administrativo de te la subasta, así como la obligación de informar
suspensión del proceso; el acto de revocatoria los resultados iniciales de la calificación de las
del acto administrativo de apertura; las aden- ofertas, si el contrato se adjudicará sobre la base
das a los pliegos de condiciones; el informe de de la oferta más ventajosa; [y] 2) el tratamiento
evaluación; el informe de verificación de los re- que se dará a las ofertas y la adjudicación de los
quisitos habilitantes para acceder a la subasta contratos”.
inversa en la selección abreviada de bienes y
servicios de características técnicas uniformes 35
El decreto 4170 de 3 de noviembre de
y de común utilización; y el acto administrativo 2011 estableció las siguientes funciones de
de adjudicación del contrato. En los casos de li- Colombia Compra Eficiente: a) formulación
citación pública, también el acta de la audiencia de políticas, planes y programas buscando
pública de adjudicación y el acta de declaratoria optimizar la oferta y demanda en el mercado;
de desierta de los procesos de selección. b) racionalización normativa para una mayor
eficiencia de las operaciones; c) desarrollo y
32
El EFTA solo es vinculante entre difusión de las políticas, normas e instrumentos
Colombia con Liechtenstein y Suiza, toda vez para facilitar las compras y promover la eficiencia;
que Noruega e Islandia no han realizado el d) coordinación con otras entidades públicas para
trámite interno correspondiente para incorporar el cumplimiento de sus objetivos; e) elaboración
el acuerdo a su ordenamiento jurídico. de estudios, diagnósticos y estadísticas para
mejorar la efectividad del sistema; f) absolución
33
En general, todos los acuerdos de consultas sobre la aplicación de las normas
suscritos por Colombia establecen obligaciones y expedir circulares sobre la materia; g) apoyo
propias de un sistema de contratación pública al gobierno en las negociaciones internacionales
electrónica en su fase informativa (como es la sobre el tema; h) diseño, organización y
de publicar los avisos de contratación futura por celebración de acuerdos marco de precios; i)
estos medios), para lo que se preparó el portal desarrollo del sistema de compras electrónicas;
www.colombiacompra.gov.co; sin embargo, j) apoyo a los oferentes para facilitar y mejorar
en este sentido debe adaptarse para cumplir su participación; k) difusión de mejores prácticas
con obligaciones complementarias como la de y coordinación de los programas de capacitación
contar con vínculos directos que lleven a todos con otras entidades; y l) apoyo a las entidades
los avisos electrónicos de contratación futura territoriales en la gestión de compras.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


52 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

36
El informe en comento expone la mente el valor real del contrato, por ejemplo, al
concentración de la contratación estatal; esa escribir “mil” con coma se tiene 1.000 pero si
investigación no se realizó sobre todas las la hoja de cálculo utilizada asigna las comas a
entidades públicas del país, solo se aplicó a los decimales, el valor se reduce a un peso. Si
ocho ministerios, el Instituto Colombiano se emplean dos comas, para escribir un millón
de Bienestar Familiar y las corporaciones (1.000.000) la hoja de cálculo interpreta este
autónomas regionales, con sus entidades valor como un error. En los campos de fechas,
adscritas, vinculadas, gerencias y oficinas que como por ejemplo la fecha de creación en el Se-
suman un total de 263 sujetos de control. Según cop, se presentan pocas inconsistencias y son
el informe citado, sesenta contratistas concentran fáciles de identificar, la falla más evidente es la
el 42 % de la contratación de las 263 entidades confusión entre el año y el mes de la creación.
analizadas. Véase Contraloría General de la En el nombre o razón social del
República, Informe ejecutivo contratación 2012- contratista, así como en el número de
2013, metodología y resultados equipo ‘A’. documento o NIT la inconsistencia principal es
la ausencia de uniformidad de la información,
37
Dentro de las inconsistencias observa- así bien, un mismo proveedor puede estar
das en la base de datos se resaltan las relativas creado con nombres que son sustancialmente
a la falta de información, se presentan muchas distintos para la base de datos. Por ejemplo,
celdas vacías en todos los campos, con mayor para el proveedor José Humberto López Santos,
frecuencia en los que contienen el NIT de la en- existen en un mismo año, cuatro nombres que
tidad contratante, el nombre o la razón social son reconocidos como diferentes por la base de
del contratista, el tipo de documento del contra- datos, todo esto a causa del uso de las tildes:
tista, el número de documento o NIT, el número Jose Humberto Lopez Santos, José Humberto
de contrato, la fecha de la firma del contrato, Lopez Santos, José Humberto López Santos,
el valor del contrato, los valores de adiciones, Jose Humberto López Santos.
el departamento y municipio del contratista, la Se ha encontrado también que en algunos
fecha de inicio de ejecución y el plazo de ejecu- casos este lugar es diligenciado con el mismo
ción. Al hacer las verificaciones sobre las posi- nombre del contratante, con datos adiciona-
bles causas de esta ausencia de información se les como la cédula y texto que no corresponde
encuentra que la falta de NIT del contratante no al nombre o razón social, como por ejemplo:
se asocia a una entidad particular ni a un tipo de “Ulises Eugenio Martinez Mora, propietario del
modalidad o estado de contrato, por lo que es establecimiento de comercio Servicentro Esso
evidentemente una falla en el diligenciamiento Avda Terc”. En el tipo de documento se halla-
de la información. Por otra parte, en los demás ron irregularidades con la asignación del mismo,
campos mencionados se liga la carencia de in- lo cual representa una falla grave de la base de
formación con el estado del contrato, para los datos, pues la única manera de verificar el tipo
contratos en estado “asignado” no se cuenta con de documento es accediendo a cada contrato o a
esta información. la información publicada del contratista. Es así
Al continuar con el examen de la base de como se tienen cédulas de ciudadanía que apa-
datos, también hallamos que en los campos que recen marcadas como NIT de extranjería, NIT o
contienen valores, como por ejemplo la cuan- cualquier otra opción distinta de la real. En aque-
tía, hay diferentes formatos, verbigracia el uso llos años en los que la contratación fue baja, se
alternativo del signo pesos, la palabra “pesos”, llevaron a cabo los correctivos pertinentes pero
las siglas m/ce y divisas como el dólar USD. en aquellos con un alto número de contratos, esto
Por otra parte, se observan inconsistencias en no fue posible.
el uso de puntos y comas, lo cual puede alterar Sobre el número del documento del con-
los valores, incrementar o reducir significativa- tratista tampoco hay uniformidad ni unicidad, al

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 53

parecer el campo habilitado para el diligencia- blica electrónica. Cuadernos de Gobierno


miento de esta celda no tiene las restricciones y Administración Pública, 1(2), 159-180.
necesarias, lo que permite que cada encargado lo
diligencie según su propio criterio, puntos, co- Araguàs, I. (2012). La regulación de la Admi-
mas, barras y otros caracteres que obstaculizan nistración electrónica y sus principios
los análisis y que no son fácilmente corregibles. rectores. Revista Catalana de Dret Pú-
Por último, en el campo asignado para el depar- blic, 45, 215-237. Recuperado de http://
tamento o municipio del contratista se reportan www.raco.cat/index.php/RCDP/article/
irregularidades, la principal es la falta de diligen- viewFile/260638/347821
ciamiento seguido por la asignación del criterio
“otros países” a proveedores que son locales. Asamblea General de las Naciones Unidas.
(2000). Suplemento No. 1 (E/2000/99)
Se propone a modo de ejemplo el proceso
38
(Documentos Oficiales del Consejo Eco-
número SMAMG-LP-001-2014 en el que se nómico y Social). Nueva York: Autor. Re-
dispone de un correo electrónico privado y de cuperado de http://www.unisdr.org/files/
un dominio público (yahoo.com), sobre el cual resolutions/N0148752.pdf
no se puede ejercer vigilancia ni control para la
prevención de accesos maliciosos y alteración Barahona, J. C., Elizondo, A. M., & Jiménez,
de la información, lo que pone en riesgo la G. (2010). Hacia un modelo de compras
transparencia del proceso y la veracidad de la electrónicas costarricense. San José de
información recolectada por ese medio. Costa Rica: Incae. Recuperado de http://
www.gobiernofacil.go.cr/egob/gobierno-
39 De acuerdo con la información dispo- digital/Modernizacioncompraspublicas/
nible en el Secop se pueden publicar documen- documentoscompraspublcas/hacia_un_
tos relativos al proceso de contratación en los modelo_de_compras_electronicas_costa-
siguientes formatos: PDF, Excel, MP3, Auto- rricense_v3-1.pdf
CAD, imágenes TIFF, PowerPoint y ASF. Dis-
ponible en: https://www.contratos.gov.co/puc/ Beláustegui, V. (2011). Las compras públicas
preguntasFrecuentes.html sustentables en América Latina. Estado
de avance y elementos clave para su de-
40
Se evidencia contaminación por prue- sarrollo (Res Interamericana de Compras
bas, la base no se limpió antes del envío y se Gubernamentales, documento de trabajo
encuentran pruebas desde el año 2009 con una No. 3) Recuperado de http://www.oas.
entidad ficticia llamada “zentidadprueba”. org/es/sap/dgpe/pub/compras2.pdf

Referencias Calderon, C. (2012). El desafío hacia el


gobierno abierto en la hora de la
Alves, T. R., & Souza, C. A. (2011). Compras igualdad. Santiago de Chile: Comisión
Eletrônicas Governamentais: Uma Ava- Económica para América Latina y el
liação Dos Sites de E-Procurement dos Caribe -CEPAL.
Governos Estaduais. Revista Electronica
de Sistemas de Informaçao, 10(1), 1-25. Camargos M., & Morais De, J. (2003). Com-
pras governamentais: políticas e pro-
Aparecido, V., Pineda, C., Romeu, J., & Juárez, cedimentos na Organização Mundial
G. (2014). Nuevas perspectivas en la ges- de Comércio, União Européia, Nafta,
tión de las administraciones públicas una Estados Unidos e Brasil (CEPAL, Serie
visión comparada de la contratación pú- Estudios y Perspectivas No. 1). Recu-

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


54 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

perado de http://repositorio.cepal.org/ Documento CONPES 3186. Recuperado


bitstream/handle/11362/4830/S036392_ de http://colombiacompra.gov.co/sites/
fr.pdf?sequence=1 default/files/normativas/conpes3186.pdf

Cancelo Á. (2015). Diez años de Contratación Consejo Nacional de Política Económica y So-
Pública Electrónica. Reflexiones y pers- cial-[CONPES]. (20 de octubre de 2003).
pectivas de la puesta en práctica de la Documento CONPES 3248. Recuperado
contratación electrónica desde Euskadi. de http://www.mintic.gov.co/portal/604/
Contratación administrativa práctica: articles-3499_documento.pdf
revista de la contratación administrativa
y de los contratistas, 137, 144-153. Consejo Nacional de Política Económica y So-
cial-[CONPES]. (20 de octubre de 2003).
Cannolly T., & Begg C. (2005). Sistemas de Documento CONPES 3249. Recuperado
bases de datos. Madrid, España: Pearson. de http://www.mintic.gov.co/portal/604/
articles-3500_documento.pdf
Carbonell L., & Villagrá C. (2004). Introducción
a las bases de datos Access 2003. Alicante, Contraloría General de la República. (s.f.). In-
España: Universidad de Alicante. forme ejecutivo contratación 2012-2013,
metodología y resultados equipo ‘A’.
Castells, M. (1996). The Information Age: Recuperado de http://www.contraloria.
Economy, Society, and Culture. Oxford, gov.co/documents/10136/78918891/
Inglaterra: Blackwell Publishers. Presentacion-Informe-Ejecutivo-PUBLI-
CIDAD-7-0.pdf/929c39c9-a116-4769-
Comisión Europea. (2001). La gobernanza ab09-5cd3edbd680d
europea, un libro blanco. Bruselas: Diario
oficial de las comisiones europeas. Date C. (2001). An introduction to database
systems (Trad. J. Vázquez, 7a ed.). Mas-
Compromiso de Túnez de 2005. Construir la sachusetts, Estados Unidos: Addison
Sociedad de la Información: Un Desafío Wesley Longman Inc.
Global para el Nuevo Milenio (Segunda
fase), noviembre de 2005. Declaración de Florianópolis del 2000. Uso de
las tecnologías de la Información y de las
Consejo Nacional de Política Económica y comunicaciones (TIC) para el desarrollo.
Social-[CONPES]. (21 de junio de 1995). CEPAL, junio de 2000. Santa Catarina,
Documento CONPES 2790. Recupera- Brasil.
do de http://www.cioh.org.co/index.php/
component/docman/doc_download/233- Declaración de Itacuruçá del 2000. El derecho
documento-conpes-2790 al acceso universal a la información en el
siglo XXI: los desafíos éticos, jurídicos y
Consejo Nacional de Política Económica y socioculturales de la Sociedad de Infor-
Social-[CONPES]. (09 de febrero de mación para la América Latina y el Caribe.
2000). Documento CONPES 3072. UNESCO, octubre de 2000. Estado de
Recuperado de http://www.mintic.gov.co/ Río de Janeiro, Brasil.
portal/604/articles-3498_documento.pdf
Declaración de Río de Janeiro de 2001. Con-
Consejo Nacional de Política Económica y ferencia Regional Ministerial de América
Social-[CONPES]. (31 de julio de 2002). Latina y el Caribe Preparatoria para la

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 55

Segunda Fase de la Cumbre Mundial de Fernández, C., & Campos, C. (2004). Governo
la Sociedad de la Información, junio de eletrônico e transformação da adminis-
2001. Estado de Río de Janeiro, Brasil. tração pública. En A. Chahin, et al. (Ed.),
E-gov.br: a próxima revolução brasilei-
Declaración de Bávaro de 2003. Conferencia ra: eficiência, qualidade e democracia: o
Ministerial Regional de América Latina governo eletrônico no Brasil e no mundo
y el Caribe preparatoria para la Cumbre (pp. 102-108). São Paulo: Prentice Hall.
Mundial de la Sociedad de la Información,
enero de 2003. Punta Cana, República Font, A., & Ballestero, F. (2004). El despertar del
Dominicana. e-Procurement en las Administraciones Pú-
blicas. Revista de economía, 813, 73-88.
Declaración de Principios para el Nuevo
Milenio de 2003. Construir la Sociedad González, A. (2009). La contratación pública
de la Información: Un Desafío Global electrónica. Cuadernos de Derecho Pú-
para el Nuevo Milenio (Primera fase de blico, 37, 139-175.
la Cumbre Mundial sobre la Sociedad
de la Información), diciembre de 2003. Hernández J., Ramírez M., & Ferri C. (2004).
Organización de las Naciones Unidas. Introducción a la minería de datos, Madrid,
Ginebra. España: Pearson.

Declaración de Santiago de 2007. Carta Laguado, G. (2005). Política pública y el nuevo


Iberoamericana de Gobierno Electrónico. marco regulatorio de la contratación pú-
XVII Cumbre Iberoamericana de jefes blica electrónica en Colombia. Universi-
de Estado y de Gobierno, noviembre de tas, 54(110), 147-190.
2007. Santiago, Chile.
Laguado, R., & Suárez, G. (2007). Manual de
Declaración de México de 2010, Inter-American contratación pública electrónica para
Telecommunication Commission, marzo América Latina, Bases conceptuales,
de 2010. Recuperado en: ww.citel.oas.org modelo legal, indicadores, parámetros
de interoperabilidad (CEPAL, Colección
Declaración de La Granja 2010, Foro Ministerial Documentos de Proyectos). Recuperado
de la Unión Europea con América Latina de http://archivo.cepal.org/pdfs/2007/
y el Caribe sobre la Sociedad de la S2007302.pdf
Información, marzo de 2010. España.
Martínez, R. (2015). La contratación pública
Dirección ChileCompra (2013). Informe Mipe, electrónica: análisis y propuesta de trans-
proveedores micro y pequeños empre- posición de las Directivas Comunitarias
sarios en ChileCompra. Recuperado de de 2014. Valencia: Tirant lo Blanch.
http://www.chilecompra.cl/phocadownload/
Noticias/informe%20mipe%20web.pdf Medina, T. (2010). La apuesta europea por la
contratación pública electrónica como
Domínguez-Macaya, J. (2015). La insisten- buque insignia de la Administración
cia de la UE en la Contratación Pública electrónica, Revista Aranzadi de derecho
Electrónica y sus correspondientes de- y nuevas tecnologías, 22, 69-83.
cepciones. Contratación administrativa
práctica: revista de la contratación admi- Moreno, J. A. (2015). Análisis comparado de
nistrativa y de los contratistas, 137, 7-19. los recientes avances en contratación

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


56 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

pública electrónica en América latina. vicios Público. Boletín Oficial del Esta-
Contratación administrativa práctica: do No. 150. Jefatura del Estado, junio
revista de la contratación administrativa de 2007.
y de los contratistas, 138, 12-14.
República de Chile. Ley 19.886 de 2003. Ley de
Naser, A. & Concha G. (2011), Panorama de Bases sobre Contratos Administrativos
Gobierno Electrónico en la región: re- de Suministro y Prestación de Servicios.
sultados e impactos. El desafío hacia el Diario Oficial de 30 de julio de 2003.
gobierno abierto en la hora de la igual- Congreso de la República, julio de 2003.
dad, Comisión Económica para Amé-
rica Latina y el Caribe-(CEPAL). (pp. República de Colombia. Decreto 2170 de
11-26). 2002. Por el cual se reglamenta la ley 80
de 1993, se modifica el decreto 855 de
Nevado, M. (2010). Introducción a las Bases de 1994 y se dictan otras disposiciones en
Datos Relacionales. España: Visión libros. aplicación de la Ley 527 de 1999. Diario
Oficial No. 44.952. Presidencia de la
Organización de las Naciones Unidas-[ONU], República, octubre de 2002.
Comisión Interamericana de Telecomu-
nicaciones-[Citel] & Organización de los República de Colombia. Decreto 3816 de 2003.
Estados Americanos-[OEA]. (2005). Libro Por el cual se crea la Comisión Intersecto-
azul: políticas de telecomunicaciones para rial de Políticas y de Gestión de la Infor-
las américas. Autor. Recuperado de https:// mación para la Administración Pública.
www.citel.oas.org/en/SiteAssets/About- Diario Oficial 45.429. Presidencia de la
Citel/Publications/BlueBook_e.pdf República, diciembre de 2003.

Organización de los Estados Americanos- República de Colombia. Decreto 3620 de


[OEA]. (2002). Agenda de conectividad 2004. Por el cual se crea la Comisión
para las américas y plan de acción de Intersectorial de Contratación Pública.
Quito. Recuperado de http://programa. Diario Oficial No. 45.727. Presidencia de
gobiernoenlinea.gov.co/apcaafiles/92e2 la República, noviembre de 2004.
edae878558af042aceeafd1fc4d8/quito-
plan-of-action-sp_1.pdf República de Colombia. Decreto 2434 del año
2006. Por el cual se reglamenta la Ley
Patiño, R. (Ed.). (2009). Régimen de comercio 80 de 1993, se modifica parcialmente el
exterior, temas de actualidad. México Decreto 2170 de 2002 y se dictan otras
D.F: Porrúa; UNAM. disposiciones. Diario Oficial No. 46.334.
Presidencia de la República, julio de
Punzón, J., & Sánchez, F. (2005). El uso de las 2006.
nuevas tecnologías en la Administración
Pública: La contratación pública electró- República de Colombia. Decreto 1151 de 2008.
nica prevista en la Directiva 2004 / 18/ Por el cual se establecen los lineamientos
CE. Revista de derecho de las Teleco- generales de la Estrategia de Gobierno
municaciones e infraestructuras en red, en Línea de la República de Colombia,
8(24), 63-96. se reglamenta parcialmente la Ley 962
de 2005, y se dictan otras disposiciones.
Reino de España. Ley 11 de 2007. De acceso Diario Oficial No. 46.960. Presidencia de
electrónico de los ciudadanos a los Ser- la República, abril de 2008.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


La contratación administrativa electrónica 57

República de Colombia. Decreto 3043 de 2008. el acceso y uso de los mensajes de datos,
Por el cual se modifica y adiciona el De- del comercio electrónico y de las firmas
creto 3816 de 2003. Diario Oficial No. digitales, y se establecen las entidades de
47.087. Presidencia de la República, agos- certificación y se dictan otras disposicio-
to de 2008. nes. Diario Oficial No. 43.673. Congreso
de la República, agosto de 1999.
República de Colombia. Decreto 4170 de 2011.
Por el cual se crea la Agencia Nacional de República de Colombia. Ley 790 de 2002. Por la
Contratación Pública –Colombia Compra cual se expiden disposiciones para adelantar
Eficiente–, se determinan sus objetivos y el programa de renovación de la adminis-
estructura. Diario Oficial No. 48.242. Presi- tración pública y se otorgan unas facultades
dencia de la República, noviembre de 2011. Extraordinarias al Presidente de la Repúbli-
ca. Diario Oficial No. 45.046. Congreso de
República de Colombia. Decreto 734 de 2012. la República, diciembre de 2002.
Por el cual se reglamenta el Estatuto
General de Contratación de la Adminis- República de Colombia. Ley 812 de 2003. Por
tración Pública y se dictan otras disposi- la cual se aprueba el Plan Nacional de
ciones. Diario Oficial No. 48.400. Presi- Desarrollo 2003-2006, hacia un Estado
dencia de la República, abril de 2012. comunitario. Diario Oficial No. 45.231.
Congreso de la República, junio de 2003.
República de Colombia. Decreto 1510 de 2013.
Por el cual se reglamenta el sistema de República de Colombia. Ley 962 de 2005. Por la
compras y contratación pública. Diario cual se dictan disposiciones sobre raciona-
Oficial No. 48.854. Presidencia de la Re- lización de trámites y procedimientos ad-
pública, julio de 2013. ministrativos de los organismos y entidades
del Estado y de los particulares que ejercen
República de Colombia. Decreto ley 1250 de funciones públicas o prestan servicios pú-
1995. Por el cual se suprimen y reforman blicos. Diario Oficial No. 46.023. Congreso
regulaciones, procedimientos o trámites in- de la República, septiembre de 2005.
necesarios existentes en la Administración
Pública. Diario Oficial No. 42.137. Presi- República de Colombia. Ley 1150 de 2007. Por
dencia de la República, diciembre de 1995. medio de la cual se introducen medidas para
la eficiencia y la transparencia en la Ley 80
República de Colombia. Ley 489 de 1998. Por de 1993 y se dictan otras disposiciones ge-
la cual se dictan normas sobre la organi- nerales sobre la contratación con Recursos
zación y funcionamiento de las entidades Públicos. Diario Oficial No. 46.69. Congre-
del orden nacional, se expiden las dis- so de la República, julio de 2007.
posiciones, principios y reglas generales
para el ejercicio de las atribuciones pre- República de Colombia. Ley 1341 de 2009. Por
vistas en los numerales 15 y 16 del artí- la cual se definen principios y conceptos
culo 189 de la Constitución Política y se sobre la sociedad de la información y la
dictan otras disposiciones. Diario Oficial organización de las Tecnologías de la In-
No. 43.464. Congreso de la República, formación y las Comunicaciones –TIC–,
diciembre de 1998. se crea la Agencia Nacional de Espectro y
se dictan otras disposiciones. Diario Ofi-
República de Colombia. Ley 527 de 1999. Por cial No. 47.426. Congreso de la Repúbli-
medio de la cual se define y reglamenta ca, julio de 2009.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


58 Juan Pablo Sarmiento - Carolina Mariño Manrique - Constanza Forero Tapiero

República de Colombia. Ley 1450 de 2011. administración colombiana. Revista Ci-


Por la cual se expide el Plan Nacional vilizar, (7), 1-26. Recuperado de http://
de Desarrollo, 2010-2014. Diario Oficial www.usergioarboleda.edu.co/civilizar/
No. 48.102. Congreso de la República, archivo_publicacion_7.htm
junio de 2011.
Rivera, E. (2003). Nueva Economía, Gobierno
República Federativa del Brasil. Decreto 5.504 Electrónico y Reforma del Estado, Chile
de 2005. Estabelece a exigência de a la luz de la Experiencia Internacional.
utilização do pregão, preferencialmente Santiago de Chile: Flacso.
na forma eletrônica, para entes públicos
ou privados, nas contratações de bens Romero, J. E. (2012). Derecho Internacional de
e serviços comuns, realizadas em las Contrataciones Públicas Electróni-
decorrência de transferências voluntárias cas. San José de Costa Rica: Universidad
de recursos públicos da União, decorrentes de Costa Rica.
de convênios ou instrumentos congêneres,
ou consórcios públicos. Diario Oficial del Romeu, J. R., Juárez, G., & Pineda, C. (2014a).
5 de Agosto de 2005. Presidencia de la La Contratación Pública Electrónica
República, agosto de 2005. como medio para hacer efectiva la Trans-
parencia Administrativa. Revista de estu-
República Federativa del Brasil. Ley 8.666 dios locales. Cunal, 168, 52-74.
de 1993. Ley general de contratación
pública. Boletín Oficial del 22 de junio de Romeu, J. R., Juárez, G., & Pineda, C. (2014b).
1993. Congreso Nacional, junio de 1993. Efectos de la implantación de un sistema
público de contratación por medios elec-
República Federativa del Brasil. Ley 10.520 de trónicos y su incidencia en el panorama
2002. Ley de comercio, establece el modo español: más allá de un cambio de for-
de hacer una oferta en la modalidad de mato. Trabajo presentado en congreso In-
subaste. Boletín Oficial del 18 de julio de ternet, Derecho y Política Una década de
2002. Congreso Nacional, julio de 2002. transformaciones de la Universitat Oberta
de Catalunya, Barcelona.
Rincón, E. (2003). Gobierno electrónico: Una
aplicación al gasto público. Estudios Saavedra, J. (2011). Reformas en los Mecanis-
Socio-Jurídicos, 5(2), 120-155. mos de Compras Públicas y las mipymes.
Buenos Aires: Universidad Nacional San
Rincón, E. (2004). Últimos retos para el Martin.
derecho privado: las nuevas tecnologías
de la información. Revista de Estudios Santos De, M. (2011). La economía política de
Socio-Jurídicos, 6(2), 430-500. las reformas de los sistemas de compras
públicas en América Latina y el Caribe.
Rincón, E. (2006). Manual de Derecho de Buenos Aires: Universidad Nacional San
Comercio electrónico y de internet. Martin.
Bogotá: Centro Editorial Rosarista.
Volosin, N. (Ed.). (2010). Promoviendo las com-
Rincón E., & Sánchez, C. (2004). Gobierno pras públicas electrónicas para el desa-
electrónico, en el contexto local de la rrollo. Buenos Aires: Poder Ciudadano.

Civilizar 15 (29): 31-58, julio-diciembre de 2015


Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015

La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a


Domingo Sarmiento en momentos fundacionales
de la nación en Argentina1

Fashion and female figures: Topics to read Domingo


Sarmiento at nation founding moments in Argentina
Recibido: 24 de noviembre de 2014 - Revisado: 24 de junio 2015 - Aceptado: 29 de septiembre de 2015

Nathalie R. Goldwaser Yankelevich2

Resumen
En el presente escrito se afirma que en la primera mitad del siglo XIX, la mujer
estuvo invisibilizada en la fundación de la nación en Argentina, qua sujeto de
derechos políticos. Sin embargo, la intelligentsia de aquella época la notaba factor
de transformación de nuevas tendencias aunque también de conservación de
ciertas costumbres. Domingo F. Sarmiento ha dejado testimonios insoslayables
del lugar de las figuras de la mujer en relación con la moda no solo en cuanto
a estilos, indumentaria y costumbres, sino también en novedades culturales,
sociales y políticas. La moda, a su vez, participó de la problemática de la época:
la tensión entre la civilización y la barbarie, las diferencias entre los sexos y su 1
Artículo desarrollado en el marco
del proyecto posdoctoral financiado
vínculo problemático sobre la igualdad y la libertad. por el Consejo Nacional de Investiga-
ciones Científicas y Técnicas (Coni-
Palabras clave cet) titulado “Diferencia sexual en los
discursos político-ideológicos funda-
Argentina, siglo XIX, Domingo Sarmiento, modas, costumbres, figuras de la cionales de la nación en el Río de la
mujer. Plata y Nueva Granada, 1835-1853.
Las figuras del ‘hombre’”, Buenos
Aires, Argentina.
Abstract 2
Doctora en Ciencias del Arte por la
In this paper l it is stated that in the first half of the nineteenth century, the Universidad de París I Panthéon Sor-
woman was invisible in the foundation of the nation in Argentina, qua subject bonne, París, Francia; y doctora en
Ciencias Sociales de la Universidad
of political rights. However, the intelligentsia of that time notices she was de Buenos Aires, Buenos Aires, Ar-
a factor of transformation of new trends but also of conservation of certain gentina. Magíster en Comunicación
y Cultura; y licenciada en Ciencia
customs. Domingo F. Sarmiento has left inescapable evidence of the place of Política de la Universidad de Buenos
figures of women not only in terms of styles, clothing and customs, but also Aires. Ayudante regular de la materia
Historia del Arte y del Diseño (Facul-
in cultural, social and political developments. Fashion, in turn, was part of tad de Arquitectura, Diseño y Urba-
the problems of the time: the tension between civilization and barbarism, the nismo, Universidad de Buenos Aires).
differences between the sexes and their problematic relationship of equality Correo electrónico:
nathalie.goldwaser@gmail.com
and freedom. Para citar este artículo use: Goldwa-
ser, N. (2015). La moda y sus figuras
Keywords de mujer: tópicos para leer a Domin-
Argentina, XIX century, Domingo Sarmiento, fashion, customs, figures of go Sarmiento en momentos funda-
cionales de la nación en Argentina.
women. Revista Civilizar Ciencias Sociales y
Humanas, 15(29), XX-XX.
60 Nathalie Goldwaser Yankelevich

Como toda moda, que crea su propia satu- y apariencia de la realidad; en la historia
ración, mata su objeto antes de haber tenido política de la Argentina decimonónica, por el
tiempo suficiente para enunciarse claramente. contrario, formó parte de aquellos discursos
Michelle Perrot que crearon y fundaron las bases del Estado, la
nación y la ciudadanía. La moda evidencia no
Las configuraciones alrededor de las re- solo las concepciones y funciones de la mujer
laciones entre los sexos explicarían un aspecto en tanto figuras presentes en los discursos
de la historia de una nación. Afirmación contun- decimonónicos, sino también su proyección
dente pero no siempre de fácil demostración. en cuanto a los aspectos políticos de la nación
Estas relaciones pueden observarse a través argentina en ciernes.
de los documentos históricos que aluden a la
moda, las costumbres de la época y su politiza- En el juego de aparición/desaparición de
ción, no solo aquellos de corte periodístico sino las ideas políticas y de las concepciones de la
también los literarios. moda, no siempre pero con frecuencia enlazado
con las figuras de la mujer y las costumbres,
Revisaremos aquí muy sucintamente al- leemos la persistencia de temas no saldados
gunos estudios contemporáneos que analizan el por nuestra época. En síntesis, creemos que la
papel que desempeñó la moda y las costumbres invocación a estos conceptos en el Río de la
respecto de la política, no solo en nuestro con- Plata se convierte en una arista original para
tinente sino también en Europa, dado que en poder reconstruir un aspecto de la historia
aquella época la observancia, influencia e imi- política argentina, y a la vez nos permite rastrear
tación de algunos países del “viejo mundo” te- cuáles son las herencias que el imaginario de la
nían un lugar preponderante a la hora de diseñar época nos legó.
la propia postura.
Para ello, tomaremos algunos ejemplos
Vale la pena adelantar que por moda representativos de textos pertenecientes a Do-
entenderemos no solo los efectos producto del mingo F. Sarmiento para poder reportar cómo
vestir, la indumentaria y usos, sino además una pensó los elementos que debían componer su
práctica ligada a la incorporación de lo novedoso, proyecto político de nación republicana utili-
las nuevas tendencias en materia política, zando observancias hacia la moda, la indumen-
literaria, artística y cultural, en oposición a las taria, las costumbres y las figuras de la mujer
costumbres. Mientras estas últimas se vinculan a que aparecen en sus obras.
una repetición rutinaria de una eterna imitación
conservadora; la moda, en nuestro sentido, es Por último, quisiéramos reflexionar sobre
también una imitación pero inesperada, que se ese lugar que obtuvo la moda, la coquetería y
enlaza y asocia con el pasado, con el presente las costumbres públicas, la articulación con
y con el porvenir. La consideración del papel la diferencia de los sexos y su relación con la
de la moda, en tanto incorporación de lo nuevo, política. Sostenemos que estas operaciones son
es esa combinación entre lo que se deja y se constitutivas de nuestras culturas y sociedades
retoma del pasado, las exigencias del presente y, por lo tanto, históricas e historizables,
y su indefectible transformación en el futuro, posibles de reconstruirlas a través de los
si quiere permanecer siendo moda en lugar de discursos político-ideológicos fundacionales de
convertirse en su opuesto, la costumbre. la “nación” en Argentina.

El objetivo del presente artículo es Siguiendo la obra de Joan Scott (2012), nos
poder dar cuenta de que la moda lejos de ser interrogamos: ¿cómo ha sido vista la diferencia
inmutablemente un fenómeno frívolo, distorsión sexual, en tanto fenómeno indeterminado, en

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales 61
de la Nación en Argentina

este periodo y qué rol cumplió la moda en esas literatura en el siglo XIX (2013), el proceso
configuraciones? de emancipación política del Río de la Plata se
asocia con el surgimiento de un nuevo medio (el
Los conceptos políticos, la diferencia periódico), la consolidación de un dispositivo
de los sexos y la moda social que opera una renovación constante de
objetos y prácticas (la moda) y la continuidad
Varios estudios demuestran que durante entre dos formaciones discursivas del periodo
el siglo XIX “el ser y el parecer se debían (la Ilustración y el Romanticismo). Afirma que
corresponder”, que la feminidad era una cuestión estos tres elementos se legitimaron sobre el
de apariencias1, que la mujer era el “sexo débil” soporte de lo novedoso, siendo “lo nuevo” el
y que su frivolidad se debía al desinterés por objeto de reflexión permanente en la época de
la cosa pública. Al menos ese era el estereotipo la naciente era republicana.
que durante el siglo XIX se pregonaba.
“Con los experimentos liberales de co-
La relación entre los sexos y entre las con- mienzos del siglo XIX, las élites hispanoameri-
diciones sociales se evidenciaba en parte por la canas se vieron obligadas a redefinir sus vínculos
vestimenta. No solo marcaba el sexo biológico con la tradición española y a actuar sobre la base
(por lo tanto, en la mayoría de los casos el traves- de las nuevas realidades políticas” (Goldgel,
tismo –de ambos sexos– era penado por la ley, en 2013, p. 16). De este modo, las costumbres y la
otros penado por la moral), sino además el estatus tradición no iban de la mano. Las costumbres se
económico, la ideología, la religión, la naciona- convirtieron en una arena de lucha y transfor-
lidad y el poder. “Tener el pantalón puesto”, por mación2. Lo nuevo como imitación de algo ya
ejemplo, es una expresión del siglo XVII pero existente en otro lugar pero de lo que no se tiene
que perdura hasta la actualidad e implica afirmar experiencia, tuvo su espacio material en la moda
que quien lo posee es el que detenta el poder, la confundiéndose con el concepto “progreso”. Y el
decisión última. En este sentido, Christine Bard periódico era la plataforma ideal para reflexionar
en Historia política del pantalón (2012) rastrea acerca de las transformaciones culturales.
desde el siglo XVII, hasta el siglo XX, es vínculo
entre la política y el vestir. Las élites hispanoamericanas se hicieron
eco del ideal europeo: el consumo y la moda
Esta autora es la que anota precisamente fueron con frecuencia defendidos como medios
que desde la antigüedad, la diferenciación para alcanzar la vida civilizada. En el Río de
de las apariencias según el sexo es una ley la Plata, por ejemplo, fue la Generación del
fundamental por la que velan las autoridades ’37 notoriamente la que tuvo la preocupación
religiosas y políticas. Así lo demuestra a través por forjar una nación “civilizada” desde los
de un pasaje de La Biblia (Deuteronomio 22: modelos de la modernidad occidental. Las ideas
5): “Una mujer no llevará ropas masculinas y de civilización y progreso tenían la impronta del
un hombre no se pondrá ropas de mujer, quien pensamiento francés, dada entre los años 1830
actúa de esta manera es una abominación para y 1848. Estas corrientes lograron desplazar la
Yavé, tu Dios”. La confusión de los sexos forma influencia del utilitarismo traído de Inglaterra a
parte de los grandes miedos en Occidente desde través de Jeremy Bentham3.
la Edad Media (Bard, 2012, p. 16).
Siguiendo a Goldgel (2013), hay un es-
No solo en Europa, también del otro lado tereotipo del letrado como guardián y adminis-
del océano. Más particularmente en el Río de trador del orden de los signos y esto implicaba
la Plata. Para Víctor Goldgel en Cuando lo incluso que no siempre los intelectuales de la
nuevo conquistó América. Prensa, moda y época, ante la lucha entre civilización y bar-

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


62 Nathalie Goldwaser Yankelevich

barie, estuvieran del lado de la primera. Agre- la Generación del ’37 como lo fueron: La moda.
gamos que, en muchos casos, la élite ilustra- Gacetín de música, literatura, costumbres y poe-
da cumplió la tarea de ser traductora de estas sía (editada semanalmente en Buenos Aires des-
nuevas tendencias extranjeras, adaptándolas de finales de 1837 hasta abril del año siguiente)
a las realidades locales. Para Susan Hallstead y el periódico quincenal El Iniciador (que surge
(2004) en la producción literario-periodística en Montevideo tras el cierre de aquella y el exi-
de la Argentina decimonónica, la alusión a las lio de varios de sus miembros por la persecución
modas extranjeras –principalmente europeas– del gobierno de De Rosas)5. Es decir, no solo el
como parte del proyecto nacional puede ser vis- género periodístico fue transmisor de estos po-
ta como una forma alternativa de propaganda sicionamientos, sino también existen menciones
nacionalista (p. 54). Algo similar sostiene Root en géneros literarios tales como las novelas ro-
(2014) al aseverar que la moda ocupó un campo mánticas, las autobiografías y los ensayos políti-
de batalla de significantes, en particular a los jó- cos. En este estudio nos detendremos en algunos
venes patriotas les permitió distanciarse de las escritos de Domingo F. Sarmiento.
reliquias del colonialismo español.
Las fuentes primarias: la vestimenta
Según Masiello (1997) el Romanticismo en el conflicto político
habilitó el espacio de la imaginación, abriendo
camino al discurso sobre lo femenino y la Un breve contexto histórico-político.
atracción hacia la figura de la mujer. También
señala que es a partir del Romanticismo Como todos los periodos históricos, el que
venido de Europa que se puede entender por nos ocupa no fue sin turbulencias. Pretender re-
qué las mujeres en la imaginación política de sumirlo resulta una empresa ardua y quimérica.
los hombres del siglo XIX, simbolizaban las No podremos, entonces, ser exhaustivos para la
virtudes de la nacionalidad y ponían en cuestión presente publicación. Para ser sintéticos, duran-
las injusticias sociales. Una de nuestras hipótesis te la primera mitad del siglo XIX en el Río de
que hemos investigado4 sostiene que cuando se la Plata, las novedades en política como en cos-
pone la atención en el romanticismo político tumbres eran frecuentes y complejas.
se olvida la función de la mujer, y cuando se
recuerda la función de la mujer se desatiende el Una figura política se destaca durante
contexto político de aquella corriente. ese periodo: Juan Manuel de Rosas quien fuera
gobernador de Buenos Aires en dos ocasiones:
Molina (2005) considera que si insistían entre 1829 y 1832, y desde 1835 hasta 1852, en
en la ropa femenina era porque la mujer debía ambos casos con poderes extraordinarios sobre
desempeñar un rol cardinal como reproductora la provincia; asumiendo además la representa-
de las costumbres democráticas en el seno ción de todas las demás frente a los países ex-
de la familia pero, al decir de la autora, “la tranjeros.
igualdad de derechos no remitía a ella sino al
sector masculino adulto” (p. 160). Creemos El aspecto central de gobierno rosista va a
que aquella invocación problematiza la noción ser la paulatina transición hacia la instauración
de igualdad (política) y que ese conflicto se del federalismo. Recordemos que en esta etapa
vislumbra precisamente a través del papel que aún no había sido consolidado un Estado nación
ejerció la moda en esos discursos. argentino que nucleara a todas las provincias en
una unidad política más grande.
Aquella insistencia se puede corroborar en
las dos publicaciones más prominentes sobre la En 1835, Juan Manuel de Rosas iba a dar
temática de esta juventud romántica argentina de comienzo a su segundo periodo como gober-

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales 63
de la Nación en Argentina

nador de la provincia de Buenos Aires elegido educación por la patria, además de ser motivo
por la Sala de Representantes; el mismo, iba de orgullo y de exaltación del orden federal (pp.
a prolongarse durante dos décadas, utilizando 20-21).
una fórmula novedosa que lo dejaría en una evi-
dente condición de poder acumulado: no solo En el plano del poder de policía, hará uso
la designación se hacía por el término de cinco de la Sociedad Popular Restauradora (más co-
años (lo cual implicó modificar la ley electoral nocida como Mazorca), ala radicalizada de sus
dictada en 1823), sino que se depositaba “toda seguidores, que se encargará de reprimir con
la suma del poder público” de la provincia a De ferocidad la disidencia a la figura del “Restau-
Rosas con la única condición de que conserva- rador de las Leyes”.
ra, defendiera y protegiera la religión católica
apostólica romana; y sostener también la causa En un clima de creciente violencia e
de la federación. inestabilidad política, De Rosas inicia su
nuevo mandato con el firme objetivo de crear
Una de las novedades institucionales de un orden interno, para lo cual, va a hacer uso
la época, y que va a reflejarse fuertemente en la de una dura persecución a los opositores a su
forma de vestir, será el plebiscito de 1835 cele- gobierno, calificándolos a todos ellos –a pesar
brado solamente en Buenos Aires para obtener de las nítidas diferencias que se pueden apreciar
la opinión de todos los ciudadanos respecto del entre los unitarios, federales no rosistas o los
otorgamiento de aquel poder a De Rosas, los re- jóvenes de la Asociación de Mayo– de “salvajes
sultados fueron aplastantes. e inmundos unitarios”.

El consenso no solo se evidenció en tér- La Generación del ’37 y la mujer.


minos institucionales, además se erigió una
nueva modalidad para expresarlo6. Para unifor- En aquel contexto, muchos de los oposi-
mar las opiniones bajo la causa de la “Santa Fe- tores al rosismo serán asesinados, algunos de
deración”, en el plano de lo visible, el rosismo ellos lograron tomar el camino del exilio (prin-
impone el uso obligatorio de la divisa punzó, cipalmente en Montevideo y, como lo hiciera
“una forma de vestir federal”, que incluía el Sarmiento, en Chile) para continuar desde allí
tradicional poncho y chaqueta, utilizado básica- su enfrentamiento con el conductor de la políti-
mente por los sectores populares pero también ca nacional, tal es el caso de los integrantes de
mediante sombreros, guantes o peinetas con la la Generación del ’37, entre los que se encon-
estampa de De Rosas, o bien la exhibición de traban, Esteban Echeverría (padre fundador),
objetos de uso cotidiano como vajillas, mone- Juan B. Alberdi, José Mármol y, aunque desde
deros y relicarios con su retrato (Ternavasio, la provincia de San Juan, también se suele in-
2009, p. 203), todo ello supuestamente reflejaba cluir a Domingo F. Sarmiento7.
la adhesión a la causa del federalismo.
Dicha generación, en un escenario de
Para Marcelo Marino (2013) el vestido y censura y exilio durante el régimen de De
sus accesorios fueron fundamentales en la im- Rosas, hizo contribuciones al mundo de las
posición del discurso político y en el funciona- ideas filosófico-políticas que fueron esenciales
miento de los mecanismos de control puestos a la hora de la formación del Estado nación,
en marcha con De Rosas. La eficacia del dis- la ciudadanía y otras instituciones modernas
positivo de la cinta color rojo punzó hizo que en el territorio argentino. Pero el interés por la
se transformara en el elemento indispensable Generación del ’37 –grupo cuyo pensamiento
e ineludible en la práctica del vestir cotidiano, oscila entre la razón ilustrada y la razón
porque encarnó un programa de formación y de romántica– no solo se debe a su “reflexión

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


64 Nathalie Goldwaser Yankelevich

explícita sobre la nación” y la nacionalidad Dado que han sido ya muy estudiados los
(Halperín-Donghi, 2004), sino además por dos periódicos en mención9, esta exposición la
ser los primeros pensadores de la élite que centraremos en las observaciones hechas por D.
incorporaron en su escritura a la mujer, muchas F. Sarmiento (1811-1888), en particular aque-
veces, en el epicentro de sus discursos en llas en las que relaciona la vestimenta, las cos-
vinculación directa con cuestiones que remitían tumbres, las modas y la cuestión política de su
a la esfera de lo político. tiempo.

Nos interesan los textos escritos por hom- Cabe destacar en esta línea, la investiga-
bres de élite porque allí es factible observar “el ción de Susan Hallstead (2004) en la que exa-
poder del lenguaje, donde la mujer aparece como mina en los primeros números de El Progreso
soporte mudo, como partícipe de un intercambio –periódico dirigido por Sarmiento durante su
que sin embargo no protagoniza” (Arfuch, 2008, exilio en Santiago de Chile– cómo la descrip-
p. 131). Aquellos hombres se caracterizaron por ción de modas extranjeras (Sarmiento se ocupa
haber tenido un lugar prominente en la historia mayormente, pero no en exclusiva, de la moda
de Argentina; por su ideología republicana y li- femenina) formó parte de la constitución tem-
beral, han adscripto al novedoso pensamiento prana de los conceptos de “cultura” y “civiliza-
romántico europeo (en particular al de Francia, ción” en oposición a “barbarie”. La autora de-
Inglaterra, Alemania y España)8; han asumido el muestra que el sanjuanino modelaba una noción
binomio “civilización-barbarie” para interpretar de identidad argentina a través del uso de las
su presente e intentar transformarlo; y, por últi- modas junto a una determinada concepción del
mo, pretendiendo “escribir en nombre de”, a su cuerpo y la voz femeninos.
vez, han tratado cuestiones que afectaron direc-
tamente a la condición de la mujer. No obstante, además de exponer y resal-
tar la función política que la moda cumplía en
Dado que el régimen rosista, lejos de aquellas literaturas; pretendemos también de-
propugnar por la instalación de una República mostrar cómo mediante una temática supues-
desde el ejercicio de la libertad de inteligencia tamente frívola (y en apariencia despojada de
creadora, se basaba en el enfrentamiento, la las discusiones polémicas y “serias” para la
censura de pensamiento, la persecución y la construcción nacional), Sarmiento reflexiona-
imposición de costumbres (Botana, 1997), ba sobre dos conceptos caros para la política:
muchos de los discursos de la Generación del la libertad y la igualdad. Recorrido que puede
’37 fueron crípticos al intentar escapar a las explicarse precisamente vinculando las figuras
reglas de la censura. de la mujer con el tema de la moda, dado que
ellas evidencian a las claras estos conceptos
Los colores políticos para la República porque encarnan un universal particular (Frais-
posible se, 1996)10.

Para Goldgel (2013) las publicaciones La Sarmiento, traductor de una tran-


Moda… y El Iniciador eran frívolas pero no por sición.
eso inofensivas. Lo frívolo tenía como función
hacer leer lo serio, esto es, crear un público De su vida privada se conocen varios
lector que solo más adelante tendría la capacidad detalles porque el propio Sarmiento se encargó
de leer bien (p. 134). La moda no era solo un de dejarlos por escrito. De ellos, aprovecharemos
señuelo para atraer lectores o convencerlos de aquellos pasajes que establecen el vínculo
sus ideas. La moda tenía como virtud su relación directo entre sus pareceres de la vida privada y
estrecha con los avances del siglo. el objetivo político de su autobiografía porque

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales 65
de la Nación en Argentina

al decir del autor, la “historia colonial de su […] los primeros síntomas con que las revo-
familia” es en parte también la historia política luciones sociales que opera la inteligencia hu-
de su patria. mana en los grandes focos de civilización, se
extienden por los pueblos de origen común,
se insinúan en las ideas, y se infiltran en las
Lo que sigue es la transición lenta y penosa de
costumbres. […] El tiempo iba a llegar en que
un modo de ser a otro; la vida de la República
había de mirarse de mal ojo y con desdén la
naciente, la lucha de los partidos, la guerra ci-
industriosa vida de las señoras americanas,
vil, la proscripción y el destierro. A la historia
propagarse la moda francesa, y entrar el afán
de la familia se sucede, como teatro de acción
en las familias de ostentar holgura (Sarmien-
y atmósfera, la historia de la patria (Sarmien-
to, 1953/1850, p. 190).
to, 1953/1850, pp. 197-198).

Esta frase no encierra solo una metáfora. Para Sarmiento, las nuevas ideas se
Es también una declaración política acerca plasman primero en las costumbres y repercuten
del papel que tienen las costumbres en la luego en el cambio de situación política y social
consecución de un objetivo. La historia que de un pueblo. Sin embargo, esta referencia a las
reivindica es la que gira alrededor de su hermanas (y a otros miembros de la familia) es
madre y hermanas. En Recuerdos de provincia en Sarmiento el pretexto y la oportunidad para
aparecerá esta evidencia de la articulación entre trocar su autobiografía en un ensayo netamente
costumbres, modas y progreso. Con la excusa político y performativo:
de referirse al cambio que habían hecho en las
habitaciones de su casa sanjuanina, Sarmiento Estas ideas de regeneración y de mejora
personal, aquella impiedad del siglo XVIII,
comenta que “hubo una revolución interior que
¡quién lo creyera! entraron en casa por las ca-
costó dos años de debates, y a mi madre gruesas bezas de mis dos hermanas mayores. No bien
lágrimas, al dejarse vencer por un mundo se sintieron llegadas a la edad en que la mujer
nuevo de ideas, hábitos y gustos que no eran siente que su existencia está vinculada a la
aquellos de la existencia colonial” (Sarmiento, sociedad, que tiene objeto y fin esa existencia,
1953/1850, p. 190). empezaron a aspirar las partículas de ideas
nuevas de belleza, de gusto, de confortable,
Sobre sus hermanas carga la evidencia que traía hasta ellas la atmósfera que había sa-
del paso de un mundo colonial a otro nuevo, cudido y renovado la revolución (Sarmiento,
moderno. Sarmiento pretende explicar el paso 1953/1850, p. 191; destacado nuestro).
del tiempo como un movimiento ineluctable de
la historia en el que la mujer está indefectible- Pero aquí, nótese que para Sarmiento si bien
mente implicada. Son ellas las que –con una re- la mujer “siente” su vinculación con lo social, el
volución interior– “se dejan vencer por un mun- cambio (la revolución en ella) se da solamente en
do nuevo de ideas” (Sarmiento, 1953/1850, p. la faceta de la coquetería y la estética.
190). El republicano Sarmiento desliza uno de
los puntos dilemáticos en el que se debatieron Facundo o la pelea por los colores
estos hombres: las nuevas ideas a las que ads- de la civilización y la barbarie.
cribían y su contradicción con el apego al terru-
ño, a la vida cotidiana. Anticlerical y moderno, Ampliamente estudiado, aunque sin ago-
en la escritura de Sarmiento se escurre la am- tar sus interpretaciones, Facundo civilización y
bigüedad en que estaban sumidos los hombres barbarie se redactó según el propio Sarmiento
del siglo. Esta ambigüedad será evidente en la en un espacio de pocos días –fruto de un arreba-
tópica de las costumbres de la cual la mujer es to romántico–, publicado como folletín en 1845
una de las principales protagonistas. El párrafo en las páginas de El Progreso11. Fue el libro em-
anterior continúa así: blemático de una era y de una generación en la

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


66 Nathalie Goldwaser Yankelevich

historia argentina (e hispanoamericana). Supo Frente a estos dos colores, aparece la


no solo resumir en las páginas de su obra todos “cucarda colorada”, que para él se traduce en
los temas centrales del pensamiento social, cul- “terror, sangre, barbarie”. Y rastrea de manera
tural y político de la nueva generación argenti- geohistórica el recorrido de la cinta colorada.
na, sino también dar una interpretación general Concluye que: al principio, fue un color de los
–la primera– de la historia argentina. entusiastas que terminó uniformando la opinión,
que gracias a las nuevas modas se abandonó pero
Al decir de José Ingenieros, “Facundo que el poder de policía se encargó de recordar
es el clamor de su cultura moderna contra el el motivo de su uso. Para él solo hay un país
crepúsculo feudal” (1928, pp. 5-6). No obstante, europeo culto en el que el colorado predominó,
lejos de ser un decadente, Sarmiento sentirá la se refiere al gorro frigio del liberto adoptado
necesidad de explicar el presente por el pasado; por la Revolución francesa. El resto que emplea
única manera de reflejar el porvenir. Y en este este color grana, colorado o púrpura –desde
vaivén, la moda, la indumentaria, con sus colores Argelia, Túnez, Turquía, Marruecos, Japón,
y formatos, tendrán un papel insospechado. El España y su monarquía que izaba una bandera
capítulo octavo de Facundo… denominado colorada, pasando por Chile y sus caciques de
“Ensayo”, con la excusa de arremeter contra la Arauco con mantas y ropas coloradas porque
insignia punzó, asevera: “este color agrada mucho a los salvajes” hasta
llegar a los ejércitos de De Rosas que visten de
Cada civilización ha tenido su traje, y cada colorado– tiene un vínculo común: adscribir a
cambio en las ideas, cada revolución en las ins- un régimen de violencia política y oponerse a
tituciones, un cambio en el vestir. Un traje la ci- la República, es decir, al sistema de la libertad.
vilización romana, otro la Edad Media; el frac
no principia en Europa sino después del rena-
cimiento de las ciencias; la moda no la impone
Otra situación en la que enlaza la
al mundo, sino la nación más civilizada; de frac indumentaria con esta disputa política sucede
visten todos los pueblos cristianos, y cuando el en el capítulo en el que muere Facundo y asume
sultán de Turquía, Abdul Medjil, quiere intro- el poder De Rosas. Y allí aparecen las mujeres,
ducir la civilización europea en sus Estados, en particular “la influencia de las negras”
depone el turbante, el caftán y las bombachas, a favor de su gobierno, ellas encarnarían el
para vestir frac, pantalón y corbata. pre-texto a través del cual el autor demuestra
que el gobierno del tirano ha sido apoyado y
Los argentinos saben la guerra obstinada que legitimado por quienes deberían haber luchado
Facundo y Rosas han hecho al frac y a la por la libertad. A falta de soldados, estaba lleno
moda. El año 1840 un grupo de mazorqueros de “negras entusiastas vestidas de hombres para
rodea en la obscuridad de la noche a un indivi-
engrosar las fuerzas. La adhesión de los negros
duo que iba con levita por las calles de Buenos
Aires (Sarmiento, 1967/1845, pp. 120-121)
dio al poder de [De] Rosas, base indestructible”
(Sarmiento, 1967/1845, p. 225).
Porque si –como dice el sanjuanino– toda
civilización se expresa en trajes, y cada traje Viajes.
indica un sistema de ideas entero, los colores
de la nación argentina cívica que él pretende Por último queremos referir dos mencio-
construir son los que contienen las ideas nes sobre la moda, la indumentaria y las cos-
fundamentales para la República: dos cintas tumbres políticas y sociales de dos territorios
celestes y una blanca, que simbolizan a la completamente diferentes: Francia y Perú. En
revolución de la independencia argentina y que Viajes a Europa, África y América, expedición
significan “¡justicia, paz, justicia!” (Sarmiento, pedagógica que realiza Sarmiento, escrito en
1967/1845). 1851 en el género epistolar, se encuentran tex-

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales 67
de la Nación en Argentina

tos ocupados en religión y educación, hábitos y como el abandono del sentido de enajenación
eventos sociales. por parte del poseído). Si aquello era una
dramatización escandalosa, no obstante los
El sanjuanino describirá su estadía en París. bailes proveen una imagen positiva porque
Entre las cosas que le llaman profundamente la
atención están los “placeres públicos” porque […] la sociedad se igualiza, las clases se
estos ejercen “influencia sobre las costumbres pierden, la mujer de clase ínfima se pone en
de la nación” (Sarmiento, 1996/1846, p. 122). contacto con los jóvenes de alta alcurnia, las
modales se afinan, y la unidad y homogenei-
Para el autor, Francia “sus ideas y sus modas,
dad del pueblo queda establecida; el público
sus hombres y sus novelas. Son hoy el modelo y se constituye, y una miaja de gloria cae tam-
la pauta de todas las otras naciones” (p. 123). Y bién a los pies de la mujer del bajo pueblo,
para responder a la pregunta por si se pretendía entre los placeres con que aturde su miseria, o
en aquella época, en aquel imaginario, imitar o su vileza. […] aquel lujo y aquel gusto en fin
emular, Sarmiento con sagacidad nos aclara: prodigado en el lugar que el roto o la hija del
artesano de París llama suyo por un momento,
[…] y empiezo a creer que esto que nos sedu- concluyen por ennoblecer su espíritu, iniciar-
ce por todas partes, esto que creemos imita- lo en la civilización, y hacerle aspirar a una
ción no es sino aquella aspiración de la índole condición mejor (p. 124; destacado nuestro).
humana a acercarse a un tipo de perfección,
que está en ella misma y se desenvuelve más o Este es el movimiento que se inicia, aunque
menos, según las circunstancias de cada pue- se aspira a que rebalse el espacio placentero
blo […] (p. 123). del baile, para que se derrame en la sociedad.
Allí está de nuevo, la mujer que testimonia un
Esta reflexión, se la sugieren los bailes pasaje, que protagoniza una sociedad-otra, una
públicos de París, en tanto establecimientos modernidad homogeneizante de las diferencias
públicos. “Compónense estas de todas las clases de sexo, clase, cultura, raza. Y como pensador
de la sociedad, más o menos ínfimas según el de la modernidad, Sarmiento no puede dejar
día; […] Damas mui comme il faut [decentes] afuera aquella otra esfera, el mundo privado. A
asisten como espectadores” (pp. 124-125). esta esfera le reserva un párrafo elocuente:

A partir de aquí comienza una exquisita París es por otra parte poco ceremonioso en
descripción de una persona en particular entre materia de costumbres privadas, y sería largo
los asistentes del baile: La Rigolette, una de las recorrer la escala que media entre la prostituta
artistas que trabajaba en los bailes de época. y la mujer casada, entre cuyos extremos se en-
Para culminar en una observación acerca de la cuentran gradaciones del matrimonio, admi-
tidas por la sociedad, justificadas por las di-
igualación de las condiciones sociales:
versas condiciones, y por tanto respetadas. De
aquí nace a mi juicio la cultura de las mujeres
La Rigolette váse agitando, animándose, per- en Francia, la gracia infinita de la parisiense, y
diendo el sentido y las formas humanas. […] el vestir igual, en su, caprichosa variedad, de
Es la fiebre, la convulsión del placer, la enaje- todas las clases de la sociedad. De aquí viene
nación del poseído, que ha dejado de presidir también aquella injerencia de la mujer en to-
a los movimientos del cuerpo, y se abandona a dos los grandes acontecimientos de la histo-
otra alma que la suya que está haciendo cosas ria de esta nación (Sarmiento, 1996/1846, pp.
sobrehumanas, no soñadas (p. 124). 125-126; destacado nuestro).

Ya el párrafo da indicios de lo que va a Párrafo elocuente: nos muestra a un Sar-


desplegar: en aquel baile se borran, desaparecen miento absorto en la contemplación de la “ci-
las diferencias (“pierden las formas y sentidos” vilización” parisina, opuesta a la “barbarie”

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


68 Nathalie Goldwaser Yankelevich

americana. Y como parte de ella, una condición ámbitos del mundo público pero a través de una
de la mujer que la “habilita” por sobre “las de- vestimenta especial. Un traje en cuyo origen se
bilidades de su sexo” a tener influencia en los encuentra la historia de la madre patria (España)
acontecimientos de la historia de la nación, tal antes de ser colonizadora de Hispanoamérica,
como sigue el párrafo. pero que continúa aquí, en Lima ahora una
de sus colonias, bajo otro cariz. Cual pliegues
Por último, y con intenciones comparati- de la historia, este traje tiene en Lima otro
vas, tomamos otro ejemplo en que la mujer lo- significado, ha sido redefinido en su práctica y
gra obtener libertad. Nos referimos a las obser- adoptado para adaptarse a tiempos diferentes a
vaciones que hiciera Sarmiento de la figura de los de su invención. Así, la saya les permite a
la mujer limeña denominada “la tapada”. Aquí las mujeres enfrentar las condiciones públicas
encontraremos, no el escritor melancólico de los de acción. La tapada vuelve a su casa, agrega el
tiempos de la infancia, la época de la colonia, autor, y tomando los vestidos europeos, entra en
sino aquel preocupado por la emancipación e todas las condiciones de la vida ordinaria. Pero
interrogándose por cómo mantener el ser nacio- esta mascarada, este carnaval de Lima es eterno
nal en su formato original y único. Cómo evitar
pasar de la colonización a la imitación europei- […] y en un baile como en un entierro, en las
zante sin mediaciones. Sarmiento es consciente sesiones de las Cámaras como en la fiesta de
de este contraste: “Desgraciadamente la civiliza- un santo, las tapadas se presentan indistinta-
ción y el progreso de las ideas, abren cada día mente, siempre impenetrables, siempre de-
honda brecha a la originalidad antigua, y el co- jando adivinar con la increíble estrechez de la
lorido desaparece en presencia de la moda y de saya, […] otras seducciones [que] la coquete-
los usos europeos” (Sarmiento, 1848, pp. 9-10). ría femenil sabe (Sarmiento, 1848, pp. 9-10).
Sin embargo, en Lima hubo una excepción a esta
regla que, al parecer, es general en los países ibe- En el caso de las tapadas, sus vestimentas
roamericanos de su tiempo: servirían para cambiar lo que ellas eran por lo
que deseaban ser, en otras palabras, cambiar
En Lima había alcanzado la mujer a gozar por su condición habitual (tal como sucedía en el
lo menos dos horas en el espacio de un día, “carnaval parisino”). La tapada estaba muy
de aquella absoluta independencia que para su lejos de la angélica idealización, ¿con qué
sexo han predicado en vano los sansimonia- finalidad lo manifestaban? Nos arriesgamos
nos. Esto se hacía y aún se hace hoy, merced a interpretar las funciones de ese sistema de
a un traje que los españoles adoptaron de los representaciones, que conforma la tapada,
árabes por espíritu religioso, y que las lime- como la expresión de la seducción, la libertad
ñas convirtieron en dominio por galantería. y el juego, pero fundamentalmente del ejercicio
Las mujeres de Lima visten de ordinario a la
de poder intervenir y desafiar la opinión pública
europea; pero cuando quieren ser libres como
las aves del cielo, solteras o casadas llevan la
y, en cierto modo, hacerse oír.
saya, cubren su cabeza y rostro con el manto,
dejando descubierto apenas un ojo travieso y ¿Podemos pensar que la figura de la mu-
burlón, y desde ese momento todos los víncu- jer es imaginada como una intrusa porque man-
los sociales se aflojan para ellas, si no se desa- da cuando obedece, ordena cuando ruega e im-
tan del todo (Sarmiento, 1848, p. 9; destacado pera humillándose? ¿Cómo es esa intrusión? La
nuestro). tapada conforma un mito: puede ser el eterno
retorno a la época colonial y, por lo tanto, la ne-
La absoluta independencia, la libertad gación de la realidad circundante y del presente.
que obtiene la mujer, y que la hemos visto en su Puede ser la negación de realidades evidentes.
viaje a París en los bailes y salones, en las aldeas Lo femenino también asegura la perpetuidad de
de América del Norte; aquí se da en todos los un modo de vida que instauró la Arcadia colo-

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales 69
de la Nación en Argentina

nial. Entonces, Lima ingresaría a un paradigma to, como un teatro de acción de la historia de la
que no necesariamente caracterizaría al atraso: patria. De esta manera, a través de sus hermanas
es colonia, es española, es morisca, es autorita- primero, de otras damas después, aparecerá la
ria, es conservadora. Pero a su vez, lo femenino tercera posición, la de la figura del pre-texto, la
incorpora, utiliza, redefine las costumbres, las mujer como excusa para criticar e intentar trans-
habitudes provenientes de las naciones moder- formar la sociedad, la cultura y la política de su
nas. Para Sarmiento: “Una ciudad montada bajo tiempo y hacer una proclama por la libertad y la
este pie de gusto y costumbres [...] no era de ex- igualdad que en principio no ve en la relación de
trañar que no hubiese dado hasta entonces sín- los sexos entre sí (véase Goldwaser, 2010, p. 83).
tomas armados de participar del espíritu de la
independencia que agitaba a las otras naciones En cuanto al momento en el que va to-
americanas” (Sarmiento, 1848, p. 10). mando una posición de mayor distancia respec-
to a la condición de la mujer, identificamos dos
Final: el ser y el parecer “tonalidades” en sus intervenciones: una, que
aparenta ser de denuncia y de persuasión para
Obtener la libertad o aparentar practicarla con el lector; la otra, mucho más reflexiva y
son dos movimientos presentes en los escritos de quizá menos coyuntural en el que se dedicará
Sarmiento. Este tópico lo notamos en específico a describir “estados generales” de la mujer en
en el uso literario que el autor hace respecto a distintas partes del mundo.
las figuras de la mujer. Según Sarmiento, “las
mujeres son las soberanas de las costumbres del Para el primer caso, la cultura de su
hogar”. La figura de la mujer obtiene, nada más y “patria chica” (la provincia de San Juan) será
nada menos, que una significación vital en tanto el flanco para apuntar el atraso en su sociedad.
se la relaciona con la moda y las costumbres, ya Allí observa que la mujer culta (es decir, aquella
que ella materializaría en la cotidianidad la vida que tiene capacidad/libertad de leer “como los
democrática y la civilidad. hombres”/al igual que ellos) es una impropiedad
o, en nuestras palabras, una intrusión para la
Concluimos entonces que aquí se presenta sociedad (de los hombres).
una paradoja de triple faz: el antiguo régimen
asociado con la barbarie (las que leen son raras Entre la colonización y la verdadera
en su época) se transforma en la modernidad emancipación política, se encuentra la figura de
en un espacio donde es posible que la mujer la mujer bisagra, la que cambia su condición de
se convierta en vanguardia en materia de ser “ornamento”, a un sujeto soberano. Recién
enseñanza. Pero esta posibilidad choca con la allí, puede obtenerse su consentimiento para
existencia concreta de rasgos de alienación al que finalmente sean los hombres quienes la
consumo, a la moda y a la frivolidad, también representen de manera legítima. Mientras que
propios de la modernidad. Las mujeres entonces en el primer momento sarmientino, lo intru-
participan de tres posiciones, por un lado, como so también era identificado en las costumbres
objetos de la ilustración; por el otro, como modernas ejercidas por sus jóvenes hermanas,
intrusas en un mundo para transformarse luego y que trastornaban incluso aquellos elementos
en bisagras entre los pro y los contra de ambos sagrados; aquí, la intrusa es la madrastra Espa-
mundos. A través de la mujer se escenifica la ña que usurpa tierras vírgenes implantando pre-
tensión dialéctica del momento. ocupaciones humillantes y costumbres aciagas
en las vidas de “nuestras mujeres”. Por ende,
Así es que se justifica que la historia de la figura objeto de (la) ilustración será la prota-
su familia y la suya propia sea construida como gonista que podría subvertir el estado de cosas
una homologación o, como escribiera Sarmien- del mundo cotidiano. Sarmiento se pondrá más

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


70 Nathalie Goldwaser Yankelevich

refinado en sus observaciones y apuntará que en los sujetos establecían con el tiempo y con la
el Estado moderno también persisten elementos historia. En la modernidad, argumentó Reinhart
del sistema colonial. Koselleck (1985, p. 257), el ‘pasado presente’ (la
experiencia) pierde peso frente al ‘futuro vuelto
Lo que distinguiría a la República posre- presente’ (la expectativa); el abismo que se abre
volucionaria del orden colonial es el espacio pú- entre ambos hace que el presente empiece a
blico, con la novedad del acceso de las mujeres ser vivido como un tiempo de continua ruptura
al mismo y su relación menos directa, pero no o transición, en el cual priman lo nuevo y lo
impugnada, con el hogar. Esta transformación inesperado” (Goldgel, 2013, p. 24).
se daría en parte, tanto para Sarmiento como
para otros pensadores de la cofradía romántica 3
Para el caso argentino se lo asoció al
de la Generación del ’37, con la insistencia en gobierno de Bernardino Rivadavia y el empleo
la moda, para nada frívola, aunque sirvió de ex- en la enseñanza universitaria del derecho
cusa para atrapar lectores y no ser censurados; (Myers, 2004, p. 168).
para nada apolítica, porque cumplió la función
de transmitir novedades y tendencias de todos 4
Ampliamente desarrollada en la tesis
los órdenes; para nada superficial, porque preci- doctoral inédita titulada: Figuras de la mujer en
samente era necesario cambiar la apariencia de los proyectos nacionales. Literatura y política
ser algo impuesto, por el ser nacional. en el Río de la Plata y Nueva Granada (1835
– 1853) publicada por la Universidad París 1
Pero ese ser nacional debía ocurrir en Panthéon Sorbonne.
un mediano plazo. Tal como lo proclamara
el padre de la primera Constitución nacional 5
Los redactores eran, entre otros, Andrés
argentina, Juan B. Alberdi, la moda participa de Lamas (uruguayo), Miguel Cané y el mismo
la indecisión que afecta todas las cosas sociales. Alberdi. Fundado el 15 de abril de 1838 y su
Así como no se tiene modas dominantes – último número apareció el 1º de enero de 1839.
escribirá Alberdi en un artículo del Gacetín La
Moda en 1837– no se tiene ideas, ni costumbres 6
Confróntese Root (2014).
dominantes. Y esto implica no poseer un
“punto común”, ¿más próximo a la igualdad o 7
Algunos miembros de esta agrupación
a la homogeneización? Así, hemos intentado se formaron en universidades, muchos de
demostrar cómo la moda y su discurso, no ellos en la Universidad de Buenos Aires, laica
solo ha sido funcional a debates de mayor e iluminista a diferencia de las universidades
envergadura para la política y la construcción coloniales del resto del país. En 1838, una vez
del Estado nación, sino también un tópico que censurado el Salón Literario en la Librería
permitió introducir la complejidad política de Argentina de Marcos Sastre (órgano de
pensar e instaurar la igualdad. formación de la generación), muchos de ellos
debieron exiliarse. Algunos han hecho su viaje
Notas inicial al mundo de la “civilización occidental”.
Aquel fue un periodo prolífico en materia
1
Véanse Higonnet (1993) y Bard (2012). bibliográfica tanto en producción como en
traducción e importación, así como también
“Durante la primera mitad del siglo XIX
2
en fundación de periódicos, gacetas y diarios.
la novedad desempeñó un papel central tanto Sin ninguna hipérbole, estas publicaciones
en los esfuerzos por fundamentar la legitimidad eran herramientas de combate directo contra
política de las naciones hispanoamericanas las ideas opresivas y conservadoras del sistema
como en la reformulación del vínculo que colonial y rosista.

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


La moda y sus figuras de mujer: tópicos para leer a Sarmiento en momentos fundacionales 71
de la Nación en Argentina

Para abordar el tema “tiempos antiguos”-


8
Bourdieu, P. (Ed.) (1993). Espacio social y
“tiempos modernos/nuevos” remitimos en es- poder simbólico. En Cosas Dichas (pp.
pecial a los capítulos V “La historia del pasado 127-142). Barcelona: Gedisa.
y la historia del porvenir” y VI “El punto de
partida” de Botana (1984). Fraisse, G. (1996). La diferencia de los sexos,
[Trad. H. Pons]. Buenos Aires: Manantial.
9
Confróntese Batticuore (2005), De
Torres (1995), Goldgel (2013), Masiello (1997), Goldgel, V. (2013). Cuando lo nuevo conquistó
Root (2014), entre tantos otros. América. Buenos Aires: Siglo XXI.

10
“Concluyamos que esa es la suerte de Goldwaser, N. (2010). Civilización, mujer y
las mujeres: estar por un lado fuera del campo barbarie. Una figura dislocante en el discurso
conceptual, y por el otro, bajo los fuegos de la político de la Generación del 37 argentina.
representación imaginaria, aunque sean los de La manzana de la discordia, 5, 79–93.
la moda. En el mejor de los casos, contribuyen
a la representación simbólica […] ‘Las mujeres Goldwaser, N. (2013). Figuras de la mujer en
están de y a la moda’ se entiende tanto en el los proyectos nacionales. Literatura y po-
sentido propio como en el figurado. Las mujeres lítica en el Río de la Plata y Nueva Gra-
son ya el objeto de la moda. Y como objetos a nada (1835 – 1853). (Tesis de Doctorado
la moda, se entenderá tanto el hecho de ser las inédita). Universidad de Buenos Aires,
preferidas de los medios” (Fraisse, 1996, p. 13). Argentina; Université Paris 1 Panthéon
Sorbonne, Paris.
Tres meses más tarde se publicaría
11

en forma de libro con el título Civilización Hallstead, S. (2004). Políticas vestimentarias


y barbarie. Vida de Juan Facundo Quiroga sarmientinas  : tempranos ensayos sobre
y aspecto físico, costumbres y hábitos de la la moda y el buen vestir nacional. Revista
República Argentina. Iberoamiercana, 70(206), 53-69.

Referencias Halperín-Donghi, T. (2004). Una nación para


el desierto argentino. Buenos Aires:
Arfuch, L. (2008). Mujeres y escritura(s). En Editores de América Latina.
L. Arfuch, Crítica cultural entre política
y poética (pp. 125-142). Buenos Aires: Higonnet, A. (1993). “Las mujeres y las
Fondo de Cultura Económica. imágenes. Apariencia, tiempo libre y
subsistencia” y “Mujeres e imágenes.
Bard, C. (2012). Historia política del pantalón. Representaciones. En G. Fraisse y M.
Buenos Aires: Tusquets. Perrot (Dirs.), El siglo XIX. La ruptura
política y los nuevos modelos sociales
Batticuore, G. (2005). La mujer romántica. Lec- (Tomo 7, pp. 267-313). Madrid: Taurus.
toras autoras y escritores en la Argentina:
1830 -1870. Buenos Aires: Edhasa. Ingenieros, J. (1928). Los iniciadores de la
Sociología Argentina: Sarmiento, Alberdi
Botana, N. (1984). La tradición republicana. y Echeverría. Buenos Aires: Editorial
Buenos Aires: Editorial Sudamericana. Pablo Ingenieros.

Botana, N. (1997). La libertad política y su Marino, M. (2013). Impresos para el cuerpo. El


historia. Buenos Aires: Sudamericana. discurso visual del rosismo y sus inscrip-

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


72 Nathalie Goldwaser Yankelevich

ciones en la construcción de la aparien- y aspecto físico, costumbres y hábitos


cia. En L. Malosetti & M. Gené (Comps), de la República Argentina, Santiago de
Atrapados por la imagen. Arte y política Chile: Imprenta del Progreso.
en la cultura impresa argentina (pp. 19-
45). Buenos Aires: Edhasa. Sarmiento, D. F. (1848). Discurso presentado
para su recepción en el Instituto Histórico
Masiello, F. (1997). Entre civilización y barba- de Francia. Recuperado de http://www.
rie. Mujeres, Nación y Cultura literaria proyectosarmiento.com.ar
en la Argentina moderna. Rosario, Ar-
gentina: Beatriz Viterbo. Sarmiento, D. F. (1953). Recuerdos de Provin-
cia, Buenos Aires: Kapeluz.
Molina, E. (2005). Civilizar la sociabilidad en
los proyectos editoriales. Del grupo ro- Sarmiento, D. F. (1959). Textos Fundamentales
mántico al comienzo de su trayectoria (Tomo I, Selección L. Franco & O. Ama-
(1837 - 1839). En G. Batticuore, K. Ga- ya). Buenos Aires: Compañía General Fa-
llo & J. Myers (Comps.), Resonancias bril Editora.
Románticas. Ensayos sobre historia de la
cultura argentina (1820 - 1890) (pp. 151- Sarmiento, D. F. (1967). Facundo. Buenos Ai-
166). Buenos Aires: Eudeba. res: Centro Editor de América Latina.

Myers, J. (2004). Ideas moduladas: lecturas ar- Sarmiento, D. F. (1996). Viajes (J. Fernández
gentinas del pensamiento político euro- Coord. y Ed., 2da ed.). Madrid, Paris,
peo. Estudios Sociales, 14(26), 161-174. México, Buenos Aires, Sao Pablo, Río de
Janeiro, Lima: ALLCA XX; EDICIONES
Rodriguez-Lehmann, C. (2008). La ciudad le- UNESCO.
trada en el mundo de lo banal. Las cró-
nicas de moda en los inicios de la forma- Scott, J. (2012). Las mujeres y los derechos del
ción nacional. Retóricas Banales. Moda, hombre. Buenos Aires: Siglo XXI.
Política y Nación, 16(32), 203-226.
Ternavasio, M. (2009). Historia de la Argentina
Root, R. (2014). Vestir la nación. Buenos Aires: 1806 – 1852. Buenos Aires: Siglo XXI.
Edhasa.
Torres De, M. I. (1995). ¿La nación tiene cara de
Sarmiento, D. F. (1845), Civilización y mujer? Mujeres y nación en el imaginario
barbarie. Vida de Juan Facundo Quiroga letrado del siglo XIX. Montevideo: Arca.

Civilizar 15 (29): 59-72, julio-diciembre de 2015


Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015

Matrimonio, familia y unitarismo: condicionantes


sociopolíticos de la doctrina católica en la construcción de
la identidad política y jurídica de la familia en Colombia1

Marriage, family and unitarianism: sociopolitical constraints


of catholic doctrine in building political and legal identity of
the family in Colombia
Recibido: 11 de agosto de 2014 - Revisado: 11 de junio 2015 - Aceptado: 23 de septiembre de 2015

Víctor Julián Moreno2


David Alberto Londoño3 1
Este artículo se desprende de la tesis
Juan Edilberto Rendón4 “Un nuevo modelo político y jurídico
de familia en el Estado social de de-
Resumen recho colombiano”, la cual fue apro-
bada en el año 2013como requisito
El artículo explora las tensiones presentes entre la perspectiva unitaria de familia de grado en la maestría en Estudios
y matrimonio tradicional en Colombia, y las tendencias jurídicas que están Políticos de la Universidad Pontificia
Bolivariana, Medellín, Colombia.
diversificando esta versión, hasta el punto de establecer un escenario de crisis 2
Magíster en Estudios Políticos y
conceptual social, cultural y jurídico respecto al paradigma mismo de familia. Se abogado, coordinador del Grupo de
desarrolla: i) descripción del concepto doctrinal católico de familia; ii) influencia Investigación Auditorio Constitu-
cional de la Facultad de Derecho,
de la doctrina católica en el esfuerzo unitarista; iii) regeneración; iv) hegemonía Ciencias Políticas y Jurídicas; y do-
sociojurídica del paradigma de la religión católica como característica sociojurídica cente de la Institución Universitaria
de Envigado.
hegemónica; v) relación entre la doctrina católica y lo que expresa el ordenamiento Correo electrónico:
jurídico colombiano en cuanto a la familia; vi) el debate jurídico y jurisprudencial victorjuliancol@hotmail.com
que se ha generado en cuanto al paradigma unitarista de la familia; y por último Doctor en Ciencias Sociales, Niñez
3

y Juventud, investigador de la línea


vii) modificación del paradigma familiar en el contexto jurídico. estudios éticos, estéticos y comuni-
cativos del Grupo de Investigación en
Palabras clave Psicología Aplicada y Sociedad de la
Facultad de Ciencias Sociales y do-
Familia, identidad política y jurídica, iglesia católica, Regeneración. cente de la Institución Universitaria
de Envigado.
Abstract Correo electrónico:
dalondono@correo.iue.edu.co
The article explores the tensions between the unitary perspective of family and 4
Candidato a doctor en Filosofía,
traditional marriage in Colombia, and legal trends that are diversifying this investigador del Grupo de Investi-
version, to the point of establishing a conceptual stage of social, cultural and legal gación Auditorio Constitucional de
la Facultad de Derecho y Ciencias
crisis related to the veyy family paradigm. It develops this way: i) Description Políticas y docente de la Institución
of catholic doctrinal concept of family; ii) influence of the catholic doctrine in Universitaria de Envigado, Medellín,
Colombia.
the unitarian effort; iii) regeneration; iv) socio-legal hegemony of the paradigm Correo electrónico:
of catholic religion as a hegemonic socio-legal characteristic; v) the relationship jerendon@correo.iue.edu.co
between Catholic doctrine and what is expressed by the Colombian legal system Pata citar este artículo use: More-
regarding the family vi) the legal and jurisprudential debate that has been generated no, V., Londoño, D., & Rendón, J.
(2015). Matrimonio, familia y unita-
regarding the unitary paradigm of the family; and finally vii) the familiar paradigm rismo: condicionantes sociopolíticos
change in the legal context. de la doctrina católica en la construc-
ción de la identidad política y jurídica
de la familia en Colombia. Revista
Keywords Civilizar Ciencias Sociales y Huama-
Family, political and legal identity, catholic church, regeneration. nas, 15(29), XX-XX.
74 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

Descripción del concepto doctrinal familiar se refiere. No se toma partido ni a favor


católico de familia en perspectiva ni en contra, sino que se le describe como uno
sociocultural de los elementos más importantes en lo que
respecta a la discusión sobre el significado
La familia es una institución celosamente mismo del concepto de familia, el cual es uno
concebida y protegida por la iglesia católica a de los debates más sustanciales que hay en la
lo largo de toda su literatura. Es una institución actualidad, tanto en términos del derecho civil
tan fundamental que antecede al Estado, y como del derecho constitucional. La postura
puede conservarse a pesar de él. En esencia, de la iglesia católica –que fue la que tuvo
la importancia de la familia radica en ser el hegemonía jurídica durante tanto tiempo en
primer nicho personal y social a través del cual Colombia– debe ser incluida y debidamente
pueden aprehenderse tanto las estructuras de la caracterizada.
cultura y la vida en sociedad, como el dogma
institucional de la fe, de la verdad revelada y Así pues, se destaca en dicha concepción
de la tradición. Esto no es de extrañar, pues la la trascendencia de visualizar la familia como
religión misma es una de las estructuras más la primigenia fórmula de asociación natural y
relevantes de cohesión sociocultural. De ahí que el matrimonio como soporte de la familia. Se
las prácticas familiares, en todas las culturas le trata en algunos documentos eclesiásticos,
con una arraigada profesión religiosa, son las tales como: Arcanum divinae sapientiae, Casti
encargadas de conservar tales tradiciones. connubii, Humanae vitae, Familiaris consortio
(FC), Donum vitae y Carta gratissimam sane.
La noción de familia va estrictamente El criterio para referirlos no se encuentra en
ligada a la del matrimonio y mediante esta la autoridad eclesiástica que poseen, sino en
institución se procura atender el llamado la pertinencia sociojurídica que revisten para
divino de amarse y procrear. De tal manera comprender el relieve de la familia como
que el sacramento del matrimonio es descrito concepto unificador, a la vez jurídico y religioso.
como una apertura a la vida. Dar y recibir vida;
mantener la fidelidad y alcanzar la santidad a La iglesia católica –entendiéndola desde
través de la abnegación y el servicio. su dimensión doctrinal, es decir, desde la
impersonalidad de sus presupuestos– tiene una
Por medio de la familia, aprenden los noción propia, definida y defendida de familia.
seres humanos a identificar y apropiarse de las Puesto que para ella, la familia es una realidad
reglas sociales más significativas. La familia es querida por Dios desde el principio, cuando
la primera sociedad natural porque en ella se después de haber creado al hombre a su imagen
conoce la autoridad. Es un camino de caridad, y semejanza como varón y mujer, los bendijo
de santidad, de procreación. Es por ello que y les dio la orden de unidad, fecundidad y
resulta tan evidente la posición inflexible de la dominio de la naturaleza (Génesis, 1: 26-28)1.
doctrina religiosa en renunciar a sus principios Se trata de una realidad doctrinal que debe
y a la forma de concebirla. El fundamento por el reconocerse, aceptarse y salvaguardarse como
cual se explica la familia tiene sus raíces en los institución divina y natural, y que debe ser
escritos más emblemáticos de todo el discurso criterio de unidad, por extensión, de los Estados
confesional. y de la sociedad civil. Para la iglesia, la familia
es un sujeto de prevalente atención pastoral y
Desde esta perspectiva sociocultural, vale evangelización.
la pena comenzar dando cuenta del paradigma
conceptual que domina el núcleo doctrinal de El concepto católico de familia reconoce
la iglesia católica en cuanto a la institución la unívoca y singular fórmula de relación ma-

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 75
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

rital en unión heterosexual entre varón y mu- del matrimonio y de la familia a través de los
jer, con aspiración procreativa bajo el vínculo siglos ha sido siempre unánime y universal,
sacramental. Esta realidad religiosa y social fundamentada en la Sagrada Escritura y la
indisoluble debe ser asumida libre y conscien- tradición, fuentes del magisterio eclesiástico.
temente, declarada en público y con consenti-
miento, lo cual deja abiertas las posibles confi- Conforme con este magisterio el hombre,
guraciones conflictivas con el derecho civil. En imagen de Dios, ha sido creado “varón y
este orden de ideas, y desde una perspectiva en hembra” (Génesis, 1: 27). De esta creación
estricto dogmática, no sería viable concebir la se deriva la complementariedad de los sexos
conformación familiar por fuera del sacramento diversos, asociada por la voluntad divina: “Sed
matrimonial2. fecundos y multiplicaos” (Génesis, 1: 28). Este
designio del creador del género humano, ordenó
Existe igualmente, un derrotero institu- que “Dejará el hombre a su padre y a su madre
cional en los documentos pontificios acerca y se unirá a su mujer y se harán una sola carne”
del matrimonio y la familia, desde la encíclica (Génesis, 2: 24).
Arcanum divinae sapientiae de León XIII en
1890, siguiendo con la encíclica Casti connubii La instrucción Dignitas connubii del
de Pío XI en 1930, hasta la exhortación apos- Pontificio Consejo para los Textos Legislativos
tólica FC de Juan Pablo II en 1981. Los padres afirma: “El matrimonio y la familia no son
de la iglesia en las diferentes cartas pontificias, algo privado que cada quien pueda configurar
en el Concilio Vaticano II y a través del Con- a su arbitrio” (DC, p. 1). El mismo Concilio
sejo Pontificio para la Familia, han realizado Vaticano II, realza la dignidad de la persona
declaraciones para defender el rol central de la humana, consciente de que la sociabilidad del
familia querida por Dios, como patrimonio de hombre pertenece a su dignidad, una institución
la humanidad que debe ser respetado por los Es- establecida por el Creador y dotada de sus
tados y las organizaciones internacionales, que propias leyes (Proemio 9). En armonía con
posee sus postulados político-familiares que esto, la exhortación apostólica de Juan Pablo II
descansan en una estructura. Se le considera FC enseña que el matrimonio, como institución
una verdad querida por Dios, generadora de un natural:
ordenamiento, que no admite separación entre
los alcances civiles y eclesiásticos, que estima No es una injerencia indebida de la
superior la autoridad espiritual sobre la civil, sociedad o de la autoridad, ni la imposición
que rechaza el divorcio y que invita al ordena- intrínseca de una forma, sino exigencia interior
miento jurídico a acompasarse con su concepto. del pacto de amor conyugal que se confirma
públicamente como único y exclusivo, para que
Se puede considerar entonces que el sea vivida así la plena fidelidad del designio de
matrimonio es un criterio unitarista como Dios Creador (FC 11).
base de la institución familiar. La relación
matrimonio-familia, de acuerdo con la Biblia, El reconocimiento de la identidad y dig-
descansa en el místico y santo carácter de la nidad del matrimonio en relación con la familia
unión del varón y la mujer, representado en como designio de Dios es cardinal para el bien-
la alianza y entrega esponsal de Cristo por su estar de los individuos y toda la sociedad huma-
iglesia (Efesios 5: 25 y ss.). Este mandato de na y cristiana. Por eso Juan Pablo II aseveraba
indisolubilidad dado por Cristo y recordado que el futuro de la humanidad se fragua en la
por San Pablo (1 de Corintios 7: 10-11), ha familia. Luego, todo hombre de buena voluntad
sido trabajado y guardado celosamente por debe preocuparse por salvar y promover los va-
la iglesia. La enseñanza de la iglesia acerca lores y exigencias de la familia (FC 86), cuyos

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


76 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

cometidos generales son: formar comunidad de católicas cuyo propósito es distribuir en


personas, servir a la vida, participar en el desa- profundidad el sistema doctrinal católico, con
rrollo de la sociedad y participar de la vida y el fin de lograr el adoctrinamiento adecuado,
misión de la iglesia (FC 17-64). con miras a la conversión confesional.

Influencia de la doctrina católica en el Esta institución religiosa trascendió


esfuerzo unitarista de la República de la vida colonial y poscolonial como puente
Colombia entre el establecimiento y las comunidades
cristianizadas. Los niveles de dependencia
Es necesario señalar de entrada que a pesar moral, social y política creados por las misiones
de los procesos independentistas, la introyección con la transmisión de los dogmas religiosos,
social y política del legado religioso colonial repercutieron de forma directa y honda en las
se prolongó en los instrumentos del naciente familias adoctrinadas. Esto se explica en la
Estado colombiano. La complejidad del tejido transformación de realidades culturales tan
social de la época y el dominio del modelo importantes para una sociedad como su religión.
eurocentrista permitieron el enraizamiento de
un nuevo paradigma político profundamente Por ello, la iglesia no se limitaba a ofi-
vinculado y determinado por la visión católica ciar el culto religioso sino que intervenía en los
del poder (Peñaranda & Ruiz, 1986, p. 17). servicios sociales más relevantes de la época.
En tiempos de la Nueva Granada, la educación
Incluso, los preceptos fundamentales de superior en las principales universidades era
las primeras constituciones neogranadinas has- controlada por jesuitas y dominicos (situación
ta la República unitaria, tales como: soberanía que no es ajena a la actualidad en la educación
popular, supremacía de la ley sobre el gober- colombiana) que estaban relacionados exclusi-
nante, contrato social, superioridad del derecho vamente con las élites sociales de las grandes
natural sobre el positivo, derecho de resisten- ciudades en carreras de preponderante interés
cia pacífica, etc., provienen directamente del político como el derecho y la teología. Gonzá-
pensamiento político transmitido a nuestros lez, citando a Bushnell (2007), explica cómo
próceres por la constelación de teólogos y pen- “los curas párrocos tenían una autoridad moral
sadores españoles que desplazó la monarquía a absoluta sobre la masa de la población y el go-
América para que al tiempo de evangelizar a los bierno colombiano” (González, 1977, p. 18).
indígenas conforme con el compromiso adqui- Dicho poder se veía reforzado con el nombra-
rido “a través de las bulas pontificias, tutelaran miento de clérigos en diferentes cargos políti-
el cumplimiento y la aplicación de las cédulas cos y sociales de alto impacto en la moralidad y
y pragmáticas reales que igualaban en sus de- conciencia de la comunidad, tales como su per-
rechos a los nativos con los súbditos españo- tenencia a las juntas de manumisión, educación
les residentes en la metrópoli” (Salom-Franco, primaria y comités de causas beneficiosas.
2000, p. 179).
Hay, por tanto, una serie de prácticas de
Lo anterior permite pensar que la unificación o de unitarismo conceptual socio-
institución eclesial católica tuvo un papel jurídico que se desprende del discurso hege-
protagónico en la construcción identitaria de la mónico de la iglesia católica. La metodología
nación española y de los destinos de los pueblos empleada para llevar a cabo la instrucción del
colonizados por este imperio. La operativización credo católico sería conocida como Cateque-
del control territorial y adoctrinamiento cultural sis. El Catecismo, uno de los primeros textos
en la región se hizo efectiva a través de las masivos en las sociedades del nuevo mundo, se
misiones, entendidas como las instituciones constituyó en la herramienta política más eficaz

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 77
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

y contundente en el proceso de cohesión social de cohesión social que abarcan todas las ga-
colombiano3. mas políticas de las diversas regiones del país”
(González, 2005, p. 3).
El Catecismo, como instrumento de mul-
tiplicación informativa y como catálogo bási- La Regeneración y la absorción
co de las exigencias doctrinales, proyectó una católica del Estado colombiano:
cosmovisión discursiva unificadora sustentada algunos aspectos históricos
en la autoridad incuestionable de lo trascenden-
tal, potencializada en la repetición oral de pre- La conformación y nacimiento del Estado
ceptos que no admiten pregunta, duda o crítica colombiano no correspondió a los criterios tra-
sobre la historia religiosa, la doctrina cristiana, dicionales de un Estado moderno. La debilidad
la urbanidad, la historia patria o los catecismos en términos de soberanía para ejercer control y
políticos. La fundación de los Estados naciona- cohesión en su territorio y población fue subro-
les se apoyó notablemente en el discurso dog- gada por la maquinaria dogmática y logística de
mático esencialista religioso. Los catecismos la iglesia católica, que ya había penetrado en las
patrios también participaron de la enseñanza raíces idiosincrásicas de una sociedad civil aje-
de una especie de “religión cívica”, cimentada na al discurso cientificista y laico propio de una
en un pasado de héroes patrios sacrificados por propuesta estatal democrática. El papel de la
la gloria nacional, quienes instauraron el orden iglesia en este contexto permitía acuñar los ob-
que derrotó al caos. El tiempo de la nación será jetivos de la Regeneración: centralizar el poder
a partir de entonces el de la ficción histórica4, y unir la nación. Esta cosmovisión reivindicó
soporte del presente y legitimación de un statu la tradición conservadora y recapituló el lega-
quo que no debe tergiversarse ni transformarse. do colonial (Álvarez, 2001; Cortés, 1997, 2011;
Pero la historia del nacionalismo es la que fic- Farrel, 1974; Malagón, 2006; Melo, 1989; Res-
cionan sus ideólogos; mito que acomoda datos trepo, 2006).
y referencias, que ajusta personajes y se sostie-
ne en las semánticas de la predestinación y de Por su parte, el regeneracionismo surge en
la profecía; la nación se convierte en expresión la gran crisis de la segunda República del siglo
sociopolítica de orden, como si permitiese an- XIX. Este fenómeno político es abanderado por
ticipar la nación de los que habitarán el Reino la fusión de intereses liberales independientes
de los Cielos (Cardona, 2007). La narrativa po- y conservadores arropados por la fórmula del
lítica se funde con la narrativa religiosa: y la Partido Nacional, fruto de “diferentes fracciones
nación pasa a producir entre los nacionales un de las clases propietarias, bajo el liderazgo
sentimiento de pertenencia análogo a la fe en el político de Rafael Núñez y Miguel Antonio
contexto religioso. Caro” (Flórez & Atehortúa, 1987, p. 29).

De esta forma, las relaciones iglesia cató- La separación de la iglesia y el Estado se


lica-Estado colombiano evidencian los pilares consideró una renuncia al derecho de patronato
de la identidad colombiana en materia familiar, que la República ejercía desde su creación
a pesar de la paradoja en el fervor católico de como herencia del gobierno español y que
los militantes del Partido Liberal, quienes por consistía en que “el poder civil interviniera en
definición ideológica política deberían dimi- el nombramiento de prelados católicos, en la
tir o renunciar al credo. Nada más lejano de provisión de beneficios curales y en la fijación
la realidad. Sin embargo, “la incidencia de la de impuestos y contribuciones eclesiásticas”
religión católica en la construcción identitaria (Gómez, 2010, p. 89). En 1853 se declaró la
de sus familias como parte activa del tejido so- ruptura oficial de la iglesia y el Estado, y se
cial colombiano permite matices diferenciales mantuvo vigente hasta el Concordato entre la

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


78 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

Santa Sede y la República de Colombia, llevado La pertenencia a la religión católica


a cabo en 1887 como una de las consecuencias como característica sociojurídica
más importantes de la Regeneración (Restrepo, hegemónica
1885). Un régimen autoritario, profundamente
católico y centralista, fue la propuesta política El proyecto regenerador tuvo tres compo-
que los ideólogos del Partido Nacional nentes esenciales: una centralización del poder
formularon en 1886 para regenerar la República político, una economía intervenida por el Estado
de los riesgos de la “anarquía organizada” y una ideología religiosa cohesionadora y legiti-
derivada de la propuesta liberal de corte federal5. madora de la unidad nacional. “La Regeneración
[…] fue fundamentalmente un proyecto político
El nuevo pacto político buscaba orden definido por un doble e interrelacionado movi-
y control del territorio, de las instituciones y miento: por una parte, la tendencia a la centra-
de la población. Esto implicaba, entre otras lización del poder y por la otra, el impulso a la
directrices políticas del gobierno regenerador unidad nacional” (Flórez & Atehortúa, 1987, p.
“la restitución del poder de la iglesia que haría 20). Pero, sería la ideología religiosa del pueblo
más efectivo el despliegue del autoritarismo el puente que facilitaría la comunicación entre
en un territorio disperso en el que se movía los partidos políticos. Este componente cultural
una sociedad marcada por la desigualdad, el oficiaría como el factor aglutinador que diera
desequilibrio y el analfabetismo” (Álvarez, funcionamiento al propósito institucional de la
2001, p. 6). unidad nacional. “La religiosidad popular era un
elemento de integración cultural y cohesión so-
Conviene aquí no olvidar que el autorita- cial, realidad ante la cual el discurso anticlerical
rismo del que parece acusarse a la iglesia cató- quedaba obsoleto” (p. 29).
lica no es una falacia de relevancia dictada por
la animadversión. No se niegan las múltiples El proyecto regeneracionista reivindicó
medidas tomadas por la institución eclesiástica la concepción religiosa tradicional del Estado.
para llegar a los lugares a los que –por inefi- La condición librepensante de Núñez no fue
ciencia, negligencia o incapacidad– el Estado óbice para negociar un arreglo entre la iglesia
nunca llegó. Las congregaciones misioneras hi- y el Estado. Su pragmatismo político le hizo
cieron un esfuerzo admirable que se debe reco- posible visualizar el rol determinante de la
nocer. Pero la objeción planteada aquí es de tipo institución eclesial en el escenario social en
sociojurídico. Esas mismas misiones, a las que términos de unidad y de fortalecimiento de la
mueve un propósito altruista, aspiran también nación. Esta realidad planteó la necesidad de
a llevar a los lugares más recónditos la buena civilizar y alfabetizar al pueblo raso mediante
nueva que las fundamenta. la educación pública, que como se anotó en el
introito capitular, estaba asociada con la iglesia
El problema que se explora en este punto y la formación misional.
no desdeña esa función multiplicadora, sino uno
de sus aspectos de trasfondo: el del unitarismo A partir de este momento la iglesia
conceptual y dogmático que le permitía a la tomó control total de las decisiones que se
misma institución eclesiástica estar dispuesta relacionaban con la educación en el país, desde
a realizar una dura tarea que el Estado no los contenidos de los programas educativos hasta
efectuaba. Es decir, que sea por la religión las certificaciones de buena conducta de los
católica o por el Estado, la dinámica unitarista profesores. Miguel Antonio Caro fue el expositor
debía llegar a todas las zonas del territorio: una y proponente ante el Consejo de Delegatarios del
religión, una nación. Y, como enlace, un único Partido Nacional para la Constitución de 1886,
concepto de familia. entre otros cambios, del reconocimiento de la

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 79
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

religión católica y de su iglesia como soportes como identidad cultural: “Esa colonización de la
esenciales del orden social y de la nación. Esta individualidad está de tal forma marcada por lo
declaración implicó el recorte de las prerrogativas religioso que las ideologías personales son, sin
civiles concedidas en la Constitución liberal saberlo, teología encubierta” (p. 125). A pesar
de 1863, terminando con el carácter laico de la de la dureza de la palabra “colonización”, la
educación pública en Colombia. consecuencia de la apropiación de la ideología
tiene precisamente la intención de convertir,
Por ende, Caro aprovecharía las bases del por lo cual, la convicción que se abraza por una
sistema de la educación gratuita, pública y obli- disposición anímica dispuesta a creer, corre el
gatoria creado por los liberales, para entregar- riesgo de exteriorizarse como militancia, por
le este nuevo aparato civil a la administración lo que –al hacer de otro la convicción propia–
de la iglesia. En la llamada “Escuela Única” las manifestaciones de la voluntad buena
la enseñanza de la doctrina católica sería obli- pueden devenir práctica conflictiva: porque
gatoria (Flórez & Atehortúa, 1987, p. 27). En la consistencia de la ideología estará siempre
consonancia con Caro, Núñez afirmó que “El primero en el orden de las prioridades, y las
sistema de educación deberá tener por principio situaciones concretas que la contravengan solo
primero la divina enseñanza cristiana, por ser recibirán rechazo.
ella el alma máter de la civilización del mun-
do” (España, 1986, p. 75). Esto explica que la Relación entre el ordenamiento
cosmovisión instruida a los nuevos ciudadanos jurídico familiar y la doctrina católica
de la República regeneracionista conservadora
entendiera que El ordenamiento jurídico colombiano es
producto de la conjunción de varias corrientes
[…] moral católica y orden social estaban de distinta procedencia, que han tenido como
fusionados, lo que fuera contra la moral iba denominador común el carácter patriarcal,
contra el ordenamiento social que buscaban
comprendiendo por tal la imposición hegemó-
los regeneradores; el irrespeto o el desacato
a la iglesia lo era contra la sociedad, contra nica de un paradigma holístico, es decir, que
su valores más preciados y fundadores (Villa, unifica las perspectivas y no admite la diversi-
2000, p. 81). dad ni el pluralismo. En este conjunto normati-
vo se incorporan elementos de la tradición ju-
Este acuerdo con la iglesia católica deocristiana, de las instituciones romanas, del
ratificó el compromiso nacionalista en materia derecho canónico, del ordenamiento español y
discursiva e institucional, con una Constitución del código napoleónico. Este último conquistó
que legitimó y definió “al catolicismo como con su ideario positivista y conservador el pen-
origen de la identidad nacional de una manera samiento liberal y progresista de Rafael Núñez,
muy especial, al asociar, la nación y su orden armonizado por los paradigmas conceptuales
social, con el sentimiento religioso católico de propuestos por Caro en su descripción de la Re-
los nacionales” (Pérez, 2010, pp. 20-21). Durante generación (Tirado Mejía, 1989, pp. 10-11).
esta época, la importancia de la religión católica
como institución dominante dio fundamento a Las instituciones civiles fueron adaptadas
“las costumbres, el derecho, la educación y las a la vida de las jóvenes repúblicas latinoameri-
tradiciones […] del nacional-catolicismo, en el canas a mediados del siglo XIX. Andrés Bello
que se da una fusión de la identidad ciudadana fue el gestor más destacado de este proceso con
y religiosa” (Estrada, 2003, p. 129). su Código Civil chileno de 1855. Este disposi-
tivo normativo fue ejemplo y guía para la copia
En esta lógica, el individuo interioriza que realizaron los legisladores colombianos. En
a tal nivel el discurso religioso que lo apropia todos los instrumentos legales es reiterativa la

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


80 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

idea del patriarcado como fuente legítima de Artículo 41: La educación pública será or-
poder, esto desglosado de las líneas de pensa- ganizada y dirigida en concordancia con la
miento religioso católico cristiano. religión católica. La instrucción primaria
costeada con fondos públicos, será gratuita y
no obligatoria.
Para la época de la Regeneración, la legis-
lación colombiana en materia de derecho de fa-
Artículo 47: Es permitido formar compañías o
milia no era consistente. No puede hablarse de un
asociaciones públicas o privadas que no sean
sistema jurídico que protegiera dicha institución.
contrarias a la moralidad ni al orden legal.
Existían algunas normas alusivas a las relaciones Son prohibidas las juntas políticas populares
familiares que se introdujeron al ordenamiento de carácter permanente. Las asociaciones re-
en forma desorganizada y caótica por el manejo ligiosas deberán presentar a la autoridad civil;
foráneo de los conceptos tratados. En esta medi- para que puedan quedar bajo la protección de
da, “la preponderancia subyugante de un pensa- las leyes, autorización expedida por la respec-
miento ius-filosófico traducido en normas, hizo tiva superioridad eclesiástica.
que muchas de estas materias aparecieran con
un cariz monolítico intangible e intachable […], Artículo 53: La iglesia católica podrá libre-
como fue la confluencia de mandatos civiles con mente en Colombia administrar sus asuntos in-
las imposiciones concordatarias de 1888” (Jara- teriores y ejercer actos de autoridad espiritual
millo, 1991, p. 34). y de jurisdicción eclesiástica, sin necesidad de
autorización del poder civil; y como persona
Al respecto, la Carta Política de 1886 jurídica, representada en cada Diócesis por el
respectivo legítimo prelado, podrá igualmente
invocaba la autoridad de Dios como fuente
ejercer actos civiles, por derecho propio que la
suprema, pensamiento clerical que negaba la presente Constitución le reconoce.
condición secular y laica del Estado de derecho.
En esas condiciones, la Carta de Derechos –
Artículo 54: El ministerio sacerdotal es in-
además de acoger la tendencia centralizadora compatible con el desempeño de cargos pú-
en la historia política del país– protegió la blicos. Podrán, sin embargo, los sacerdotes
moral católica y el orden social en los siguientes católicos ser empleados en la instrucción o
artículos: beneficencia públicas.

Artículo 38: La Religión Católica, Apostólica, Artículo 55: Los edificios destinados al culto
Romana, es la de la nación; los poderes públi- católico, los seminarios conciliares y las casas
cos la protegerán y harán que sea respetada episcopales y curales no podrán ser gravados
como esencial elemento del orden social. Se con contribuciones ni ocupados para aplicar-
entiende que la iglesia católica no es ni será los a otros servicios.
oficial, y conservará su independencia.
Artículo 56: El Gobierno podrá celebrar con-
Artículo 39: Nadie será molestado por razón venios con la Santa Sede Apostólica a fin de
de sus opiniones religiosas, ni compelido por arreglar las cuestiones pendientes, y definir y
las autoridades a profesar creencias ni a obser- establecer las relaciones entre la potestad civil
var prácticas contrarias a su conciencia. y la eclesiástica.

Artículo 40: Es permitido el ejercicio de todos Desde el punto de vista jurídico la Rege-
los cultos que no sean contrarios a la moral
neración entregó constitucionalmente amplias
cristiana ni a las leyes. Los actos contrarios a
la moral cristiana o subversivos del orden pú-
y suficientes prerrogativas a la iglesia católica,
blico, que se ejecuten con ocasión o pretexto las cuales serían desarrolladas en materia de de-
del ejercicio de un culto, quedan sometidos al recho de familia desde el Concordato de 1887
derecho común. suscrito con los Estados Pontificios del Vatica-

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 81
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

no, y “[…] por virtud de estas mismas leyes se contrajera, posteriormente nuevas nupcias por
remitía a las leyes de la iglesia que eran respe- lo católico (Jiménez, 2007, p. 70). Durante
tadas como parte del reino de Dios, a veces con este periodo, en especial en la sesión del 17
categoría superior a las leyes de los hombres” de diciembre de 1942, el canciller Gabriel
(Vidal-Perdomo, 2010, p. 13). Turbay en nombre del gobierno republicano,
expresó a los representantes del clero el deseo
Al respecto, “Núñez expresó que haber firme de los partidos políticos de cesar la lucha
sancionado el Concordato con la iglesia católica religiosa, habida cuenta de que “el gobierno
se había convertido en “el acto más honroso” de liberal había aceptado como la mejor norma
su vida pública, pues estaba convencido de que para las relaciones con la iglesia, la del vínculo
la Constitución y las leyes de nada sirven si no concordatario, porque ha creído encontrar en
están respaldadas por religiosas costumbres” ella una de las mejores fórmulas de acuerdo
(Toro, 2003, p.43).6 Al ser la familia uno de entre los colombianos” (Toro, 2003, p. 45).
los espectros de mayor acción de la institución
religiosa, se reconoce que “la Constitución de La reforma concordataria del año 1973,
1886 era silenciosa en los temas del derecho de ratificada con la sanción del presidente Alfonso
familia. […] Por consiguiente, los asuntos de López Michelsen a la ley 20 de 1974, gesta así
familia eran de la incumbencia del legislador” una nueva etapa caracterizada por la pérdida del
(Parra, 2008, p. 28), lo que podría volatilizar las poder exclusivo de la iglesia en la educación
disposiciones constitucionales de prevalencia y la separación de cuerpos en el matrimonio
clerical, en tanto las descripciones normativas católico por autoridad civil, que consentiría
dependerían del giro ordinario de las pujas de el divorcio vincular para matrimonios civiles
poder en el Congreso. con la ley 1ª de 1976 “sembraría la semilla que
permitió en 1991 el divorcio, camuflado como
Esto convirtió a la legislación alusiva a la cesación de efectos civiles para el matrimonio
familia, particularmente la institución matrimo- católico” (Vidal-Perdomo, 2010, p. 82).
nial, en uno de los escenarios político-jurídicos
de batalla tradicional conservadora en razón a Esta relación con la iglesia católica fue
la preservación de la ideología religiosa, con- determinante para la creación del proyecto de
tra el pensamiento liberal materializado en la la Regeneración. Las dinámicas políticas y jurí-
Constitución federal de los Estados Unidos de dicas del Estado estaban atadas al pacto de de-
Colombia. La República unitaria, centralista y recho internacional, frente a las transformacio-
clerical defensora de la tradición y el orden ma- nes socioculturales que durante los siglos XX
trimonial elevó el derecho de familia al nivel y XXI modificarían los vínculos y los modelos
de legislación de orden público con la firma del familiares. Alterar o cambiar el ordenamiento
Concordato, implicando con ello la constitucio- jurídico para que fuera coherente con las rea-
nalización de los asuntos domésticos y familia- lidades sociales de la familia se convirtió en el
res. La iglesia se constituyó en un Estado mayor principal centro de discusión social, política y
en el interior del propio Estado colombiano con jurídica. Se hizo necesario indagar hasta qué
privilegios supraconstitucionales, por ende, ca- punto se podía exigir a las instituciones jurídi-
rentes de control jurídico7. cas que adquirieran flexibilidad.

La fuerza de la legislación pro clerical La familia como tema de debate


se evidenciaría en leyes como la 30 de 1888, jurídico
por medio de la cual se determinó que los
matrimonios civiles eran nulos de pleno La normatividad colombiana ha tenido
derecho en caso de que uno de los cónyuges múltiples transformaciones en el tema de familia

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


82 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

que han modificado el concepto clásico de la inexistentes pero con consecuencias civiles,
misma. Para este momento histórico se pueden como lo afirma el Concilio de Trento, cuya
evidenciar los rasgos propios de un modelo validez no podía existir ni siquiera para los
rígido y clásico integrado en la legislación civil: oficiantes; o casarse por las normas del derecho
canónico de 1917.
En el Código Civil de don Andrés Bello, ins-
pirado en las legislaciones españolas y fran- El matrimonio civil institución propia del
cesas, las que, a su vez, habían tomado sus Código Civil, ha sido tan ignorado como que
principios del derecho romano, la familia es idea común en nuestras gentes que apenas si
giraba exclusivamente alrededor de la auto-
tiene una vigencia de corto tiempo atrás, porque
ridad del varón. Existía la potestad marital,
desde sus inicios (aún bajo su severo régimen,
en que el marido representaba a su cónyuge,
pues esta dejaba de ser capaz por el solo he- menos humano que el propio régimen canónico),
cho del matrimonio; los hijos se clasificaban el matrimonio civil se rezagaba a la letra muerta.
en adúlteros, incestuosos de dañado y punible La imposición obligatoria del matrimonio
ayuntamiento, naturales, legítimos y legitima- eclesiástico para quienes profesaban la religión
dos, sin derecho alguno para quien no tuviere católica, fue una premisa que se invirtió en sus
la calidad de legítimo y legitimado; el padre términos, para tener que todos los colombianos
podía sancionar a los hijos hasta con pena de profesaban dicha religión y así, cuando algún
detención (Naranjo Ochoa, 2006, p. 24). católico intentó celebrar su matrimonio civil
el juez quedaba en un dilema fáctico: si no lo
En este ordenamiento jurídico ni los niños casaba denegaba justicia y si lo casaba también,
ni las mujeres, tenían derechos relevantes dentro porque violaba al Concordato que a su vez era
del núcleo familiar. El marido, como hombre de su propia ley cuando en definitiva el ser católico
la casa, recibía toda la atención normativa. La le vedaba el matrimonio civil y le forzaba el
herencia religiosa y cristiana de la sociedad se rito canónico. En armonía con ello, Jaramillo
reflejaba en el modelo jurídico en figuras como (1991) señala que:
la potestad marital, y el no reconocimiento de
los hijos habidos por fuera del matrimonio. El sofisma no podía aparecer porque ni por
asomo se consideraba derogado parte del
El Concordato, instituido en la época concordato por el actual Código de Derecho
de transición legislativa de 1887, hizo del Canónico, pues entonces no se contraría un
respaldo sensato a la Ley 54 de 1924 (apoda-
matrimonio algo más que un sacramento
da Ley Concha) que impuso la apostasía de la
católico, e impuso –en los artículos 17, 18 y
fe para los católicos que deseaban matrimo-
19– su fortalecimiento, al convertirlo en un niarse civilmente contrariando disposiciones
criterio con consecuencias civiles. A partir de constitucionales como la garantía de la liber-
entonces, el matrimonio –como lo comprende tad de cultos y de conciencias (p. 35).
la iglesia católica, es decir, como criterio de
unidad– se trocó en la condición legislativa La Constitución de 1886 no fue completa
sobre la familia, a pesar de las inconsecuencias en la expresión de las reglas de derecho fami-
que generó, como el caso de la obligación liar. La interpretación de principios fundamen-
de los católicos de acomodarse a las normas tales en favor de la lógica religiosa, mantuvo
tridentinas para su matrimonio: cuando estas desigualdades evidentes entre los miembros in-
dejaron de regir formalmente desde 1918 –y tegrantes de la familia, que estaban albergadas
sin que el legislador civil hubiera hecho algún o propiciadas por el proyecto regeneracionista
asomo tímido por regularizar esta situación–, conservador, que presidía el orden jurídico en lo
quienes profesaban la religión católica tenían concerniente a las relaciones familiares desde
dos alternativas: casarse por ritos formalmente lo patriarcal.

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 83
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

En otras palabras: si cabían leyes que discri- trabajar. Con el acto legislativo 3 de agosto de
minaban a los individuos y eran constituciona- 1954 que dio el derecho al voto a las mujeres
les, era porque la Constitución de 1886 abría colombianas, se le otorgaron derechos civiles y
paso a ello, v. gr., el propio Código Civil, en políticos, los cuales hasta entonces les eran des-
lo referente al tratamiento de la mujer casada,
conocidos, esto fue un importante avance en la
tenía normas que contenían desigualdades.
Fue la Ley 28 de 1932 la que les retornó ca-
historia social y política del país.
pacidad y no porque se dijera que el Código
era inconstitucional. Lo mismo se puede decir Para el año 1968 aparece la ley 75, co-
de las reglamentaciones sobre patria potestad nocida como Ley Cecilia, con la que se crea
e hijos extramatrimoniales. Este panorama el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
de la Constitución de 1886 lo que significa destinado a defender a las madres y los niños
es que ella no regía como norma inmediata desamparados, buscando proteger y fortalecer
al derecho de familia. Este, por ende, no se la familia colombiana. Esta norma permitió la
impregnaba de manera directa de la natura-
reclamación de la paternidad extramatrimonial,
leza y jerarquía constitucional; otra cosa, en
obligando a los padres a velar por sus hijos, se
teoría, era que fuese un ordenamiento subor-
dinado al constitucional. Por consiguiente, los alude a la patria potestad y se iguala al varón
asuntos de familia eran de la incumbencia del con la mujer en derechos para ser tutores o cu-
legislador, porque no había determinaciones radores de sus hijos, se faculta a la mujer para
constitucionales superiores para él. Los dere- ejercer la patria potestad sobre los hijos legíti-
chos subjetivos familiares y la relación jurídi- mos, cuando por ausencia legal falte el padre.
ca familiar eran típicos o comunes, de orden Además estableció que el Estado tiene el de-
positivo-legal (Parra, 2008, pp. 183-184). ber de hacer cumplir la paternidad responsable
y la protección de sus hijos. La madre puede
Los grandes cambios jurídicos en materia demandar ante los tribunales el reconocimiento
familiar se registrarían en el siglo XX, donde de sus hijos, cuando el padre se niegue a ello y
las políticas sociales modificarían la lógica clá- para hacerle cumplir sus obligaciones.
sica desde la cual en Colombia, el pensamien-
to religioso dominaba las dinámicas públicas y En la ley 20 de 1974 se hacen reformas
privadas. Se reconoció a la mujer como persona al Concordato que se dio entre la República de
y solo hasta el acto legislativo 1 del 5 de agosto Colombia y la Santa Sede, los dos aspectos más
de 1936 se le permitió desempeñar empleos pú- importantes relacionados con el tema de familia
blicos. Entre las normas y leyes más relevantes fueron: los católicos tienen derecho a contraer
se puede citar el matrimonio en el Código de matrimonio civil sin abjurar de su religión. Por
Derecho Canónico. Desde esta óptica el ma- su parte, la ley 54 de 1924, conocida como Ley
trimonio es una natural alianza o consorcio de Concha8, permitió la celebración del matrimonio
toda la vida entre un hombre y una mujer, orde- civil a ciudadanos que se separaran formalmente
nado a los siguientes fines: el bien de los cón- de la iglesia, abjurando. Esto comprendía un
yuges y la generación y educación de los hijos. férreo mecanismo de control legal que sometía
Ambos elementos esenciales del matrimonio y al escarnio público a los contrayentes luego
con la misma jerarquía. de ser emplazados en edictos de circulación
social y ratificar su decisión después de haber
Con la ley 45 de 1936, conocida como la consultado al obispo (Parra, 2008, p. 102).
Ley de Paternidad Responsable, se pretendió
dar una protección a las madres solteras y a los En la ley 24 de 1974 se da facultades ex-
hijos naturales, ley que solo se hizo efectiva traordinarias al presidente de la República para
en 1968, y que procuró defender los derechos hacer las reformas pertinentes a la legislación
patrimoniales de las esposas y su derecho a civil, con el propósito de otorgar iguales dere-

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


84 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

chos y obligaciones a las mujeres con respecto a co de la sociedad, validó también a las uniones
los varones y eliminar de la legislación toda dis- de hecho y reconoció como hijos legítimos los
criminación. En este mismo año se estableció habidos dentro o fuera del matrimonio. Aspecto
el Estatuto de la Igualdad Jurídica de los Sexos trascendental de esta Constitución fue la consi-
por medio del decreto 2820 de 1974, concedien- deración de la igualdad de derechos y deberes
do a la mujer igualdad jurídica con respecto al de la pareja como la sanción de toda violencia
hombre. Eliminó la potestad marital, consagró en el hogar. Estos cambios estructurales fami-
la igualdad en las relaciones de los cónyuges liares obedecen a la llamada crisis del mode-
entre sí, en derechos y obligaciones con su rol lo clásico o tradicional9. Esta mutación puede
de padres sobre los hijos no emancipados y en apreciarse en forma plena, en la medida en que
dirección conjunta del hogar; y fijó la potestad la institución matrimonial ha cedido paso a la
parental sobre los hijos y la responsabilidad pa- unión marital de hecho, como modo de asocia-
ritaria de la pareja en el sostenimiento del ho- ción monogámica.
gar. Legalmente, por ende, quedó garantizada la
igualdad de los cónyuges. Y solo un par de años Sobre este asunto Gutiérrez (2005) citan-
después, la ley 1ª de 1976 estableció en Colom- do a Zamudio y Rubiano, expone que “la gene-
bia el divorcio para el matrimonio civil, lo que ración de 1910-14 se casaba católicamente en
no hizo más que reivindicar la independencia un 82,2 %, mientras la de 1965-69 llegaba al
jurídica de la mujer. altar solo en 35,0 %”. Antes de la década del
sesenta, el matrimonio civil era limitado, aun-
Frente a los hijos, la ley 29 de 1982 les da- que en la actualidad avanza en los grupos más
ría igualdad de derechos sin importar si su ori- jóvenes. Por otro lado, la unión libre prospera,
gen era legítimo, extramatrimonial o adoptivo. pues: “la generación de 1910-14, llega al 10, 1
En cuanto a la adopción esta situación jurídica % en su muestra. La de 1965-69 alcanza a 63, 2
carecía de definición legal hasta que se expidió %”. En las generaciones jóvenes este fenómeno
el decreto 2737 de 1989, protegiendo al menor se da en parejas sin impedimento para contraer
y su derecho a crecer en el seno familiar, catalo- nupcias. No obstante, dada la constante ruptu-
gando la figura como una medida de protección ra matrimonial también se encuentran uniones
por excelencia: “la adopción es principalmente consensuales de personas con vínculo matrimo-
y por excelencia una medida de protección a nial en quiebra (p. 291).
través de la cual, con la suprema vigilancia del
Estado se establece, de manera irrevocable, la En consonancia con lo anotado, según la
relación paterno-filial entre personas que no la Encuesta Nacional de Demografía y Salud apli-
tienen por naturaleza” (Parra, 2008, p. 79). cada por Profamilia (2005-2010) se puede verifi-
car el cambio en la visión clásica de la estructura
La ley 54 de 1990 en torno a la unión y tipo familiar colombiano. Haciendo claridad
marital de hecho, modificada posteriormente que para la encuesta no se contó con la empleada
por la ley 979 de 2005, permitió entender a doméstica –que sea dicho de paso, es considera-
la familia no solo como aquella derivada del da miembro de la familia para efectos de violen-
matrimonio y la adopción, sino también como cia intrafamiliar, según la ley 294 de 1996– ni
la que se origina en la unión mutua y libre de un con los residentes no habituales; los hogares se
hombre y una mujer que cohabitan de manera catalogaron en: a) unipersonales: vive solo una
singular y permanente. persona; b) nucleares: ambos padres o uno de
ellos con sus hijos menores o mayores de edad
La Constitución Política de 1991, signifi- pero sin dependientes, o pareja sin hijos; c) ex-
có un salto al reconocimiento de la institución tensos: “se tienen estos tres tipos más el jefe solo,
familiar. Definió a la familia como núcleo bási- siempre con otros parientes diferentes a cónyuge

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 85
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

e hijos solteros”; y d) compuestos: cuando apare- cansaba en los preceptos de la iglesia católica
cen otros parientes pero siempre hay no parientes y el legislador contemporáneo no se ha preocu-
(Profamilia, 2010, p. 3). pado por hacer una reforma sistemática sobre el
particular y revisar el asunto de cara a los pos-
Estos cambios se dieron en un contexto de tulados de la Constitución de 1991.
esfuerzos y de luchas por la democratización de
la sociedad y por un equilibrio en las relaciones La relación indisoluble entre matrimonio
de género (Umaña, 1994). En esta dimensión y familia fue cuestionada al demandarse el artí-
es significativa la Declaración Universal de los culo 113 del Código Civil. La sentencia C-577
Derechos Humanos, al asignarle a la familia el de 201110 analizó los cargos encaminados a dis-
carácter de “elemento natural y fundamental cutir: la condición heterosexual de conforma-
de la sociedad” (art. 16,3). Y, por su parte, la ción y la finalidad de procrear. La Corte Cons-
Constitución Política de Colombia declara: “El titucional declaró exequible la norma atacada
Estado ampara a la familia como institución dejando vigente la fórmula heterosexual y mo-
básica de la sociedad” (art. 5). Por consiguiente, nogámica para la celebración del matrimonio,
la familia es “una comunidad de personas, la hasta el pasado 20 de junio de 2013, fecha para
célula social más pequeña, y como tal, es una la cual el Congreso de la República tendría que
institución fundamental para la vida de toda legislar sobre la materia. En caso de no hacerlo
sociedad” (Umaña, 1994, p. 34). se autorizaría la legalización del vínculo matri-
monial mediante sentencia de la Corte Consti-
La ley 1361 de 2009, por medio de la cual tucional ante los jueces o notarios del país. Esta
se brinda protección integral a la familia, tiene es la primera vez que se cuestiona la coherencia
por objeto fortalecer y garantizar el desarrollo del modelo familiar matrimonial desde la entra-
integral de esta, como núcleo esencial de la so- da en vigencia del compendio sustantivo civil,
ciedad, así mismo, establecer las disposiciones especialmente la relación conceptual indisolu-
necesarias para la elaboración de una política ble entre matrimonio y familia.
pública para la familia; al definir el concepto de
familia transcribió lo dicho por la Constitución El Código Civil vigente fue adoptado por
Política de 1991 en el inciso primero del artícu- la República colombiana mediante el artículo 1º
lo 42, esto es: “La familia es el núcleo funda- de la ley 57 de 1887, que dispuso acoger la legis-
mental de la sociedad. Se constituye por víncu- lación civil sancionada el 26 de mayo de 1863,
los naturales o jurídicos, por la decisión libre de época para la cual regía en el Estado Federal
un hombre y una mujer de contraer matrimonio de Antioquia. No obstante la inserción de esta
o por la voluntad responsable de conformarla”. legislación en el modelo liberal y anticlerical,
logró mantener su autonomía conservadora en
El Código Civil colombiano plantea una términos legislativos. La confección del artícu-
descripción normativa del matrimonio, no así lo 113 del Código Civil pasó incólume al orde-
de la familia, pues según lo manifiesta el doc- namiento jurídico republicano regeneracional y
trinante Jorge Parra (2008), “no existe en Co- terminó blindado por el Concordato rubricado
lombia una definición legal general de familia” entre la Santa Sede y el Estado colombiano.
(p. 9). La razón de esta omisión podría encon-
trarse en que “el Código Civil se ha ocupado La versión normativa del sacramento
de señalar en sentido lato, que con ella se católico denominado “matrimonio” descansa
designa al conjunto de personas que viven bajo en la esencia del artículo 113 del Código Civil,
el mismo techo” (Montoya, 2001, p. 13). Esta armónico para la nueva alianza teocrática. La
omisión legislativa es comprensible en tanto la idea de la heterosexualidad en su conformación
competencia para los asuntos familiares des- puede rastrearse en la Biblia, “Por eso deja el

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


86 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

hombre a su padre y a su madre y se une a su lo que se ha dicho hasta este punto. En efecto, el
mujer, y se hacen una sola carne” (Génesis, reconocimiento constitucional de diversas cos-
2: 24). Este planteamiento sería recogido en movisiones étnicas y culturales desde 1991 ha
el Evangelio de Mateo (19: 4-6), adicionando potencializado la crítica a la tradicional y pací-
la condición indisoluble a esta unión con la fica génesis natural de la familia.
afirmación de Jesús: “lo que Dios unió no lo
separe el hombre”, si bien se debe reparar en que Dos décadas después de proclamado el
en el versículo 9 hay una objeción paradójica, y Estado social de derecho, el artículo 42 supe-
es la disolución de lo indisoluble “por motivo rior integra en su interpretación a parejas no he-
de inmoralidad sexual”. terosexuales, al menos constitucionalmente. Y
es aquí donde radica la situación problemática
A pesar de este elemento conflictivo – actual. El modelo político-jurídico familiar se
que pasó al ordenamiento civil como causal debate en dos Colombias: a) la progresista en su
misma de conflictos de orden sociológico más jurisprudencia constitucional, y b) la omisiva en
que jurídico– Dios instituyó la familia humana protección ejecutiva y legal. La primera apoya-
con la creación del hombre y la mujer. En da en la tesis laicista de amparo a los derechos
consecuencia, las autoridades civiles deben ciudadanos sin distinguir, entre otros aspectos,
proveer ayuda y protección a la institución sobre la orientación sexual de la persona. Y la
familiar cristiana. segunda sustentada en la apatía política de las
mayorías y la revitalización de un conservadu-
En gran medida esta construcción socio- rismo proyectado en las tesis católicas que en-
histórica identitaria de la familia ha permaneci- trañan una homofobia irracional o dogmática.
do durante los siglos XX y lo corrido del XXI,
a pesar de las transformaciones socioculturales Se trata de consecuencias del concepto
y tecnológicas que afectan las formas de aso- unitarista de familia que –por un caso de in-
ciación familiar contemporánea. En el presente distinción de narrativas, entre lo religioso y lo
ha sido la Corte Constitucional quien ha tenido político– se convirtió en un patrón de discrimi-
que enfrentar las tensiones de una tradición – nación que rechaza las alternativas civiles de
que puede describirse como patriarcal, mono- unión matrimonial –que deben ser consistentes
gámica, heterosexual, religiosa, conservadora con el derecho y el ejercicio del mismo por su-
y resistente al cambio– con los principios de jetos plenos– al imponer los presupuestos reli-
tolerancia, inclusión y respeto por la diferencia giosos –que siguen el patrón de la convicción
que nutren el núcleo central de dignidad huma- religiosa privada– a una interacción que debe
na propuesto por el Estado social de derecho. ser reglamentada exclusivamente desde lo jurí-
La tensión del debate jurídico actual se propone dico. Pues en términos jurídicos, no es proce-
precisamente en este escenario. dente elevar a criterio de unidad civil o nacional
una convicción de orden religioso. Es un tema
A manera de conclusión: modificación que está abierto a debate y que tiene, como se
del paradigma familiar y crisis del acaba de indicar, dos concepciones muy distin-
unitarismo tas.

De acuerdo con lo anterior, es claro que Vale recordar que la incidencia del po-
la relación de la institución familiar colombiana der político de la iglesia católica en materia de
–profundamente influenciada por el paradigma identidad familiar colombiana no es coyuntural.
católico– con una sociedad de cambios vertigi- Los fundamentos epistémicos de su doctrina
nosos, con un Estado de leyes abstrusas, es de sirvieron como rasero para la edificación del
un nivel de complejidad que quedó expuesto en proyecto regeneracionista desde 1886. Contra-

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 87
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

dictoriamente, la dicotomía del bipartidismo el Evangelio ante las excepciones salidas de la


político que reunificó el Estado, tuvo su punto ley de Moisés frente a la realidad matrimonial,
de encuentro en el credo que profesaba la ma- Jesús declara que es indisoluble, pues “lo que
yoría de sus militantes. La moral y las buenas Dios ha unido jamás lo separe el hombre”
costumbres de la época para la familia y la so- (Mateo, 19: 5-6).
ciedad fueron trasplantadas desde la teología
cristiana. Un Estado confesionalmente católico 2
Ante esto, ha explorado y declarado
pensó las generaciones futuras y erigió símbo- largamente, a través del magisterio pontificio y
los de civilidad y patria incólumes para la pos- la tradición eclesial, el valor de la familia para el
teridad, como el himno nacional. No son casua- plan de Dios y para el desarrollo de la sociedad
les las alusiones a Cristo y la Virgen María, en civil y se compromete a formar, educar y
la letra inspirada por el regeneracionista Rafael acompañar a los novios y luego a los esposos para
Núñez. La firma del Concordato celebrado con que cumplan con los deberes del matrimonio,
la Santa Sede en 1887 formalizaría la cesión del en tanto que están llamados a la santidad, a
proyecto educativo y familiar que modelaría el procrear y educar humana y espiritualmente a
espíritu y la conciencia colombiana. la prole, para que, descubriendo y aceptando el
plan de Dios, cooperen en el desarrollo de la
Tanto el ordenamiento jurídico como el sociedad y alcancen la salvación de Dios.
aparato político asumirían como propia la cos-
movisión cristiana de la familia, donde el ma- 3
La fuerza doctrinal del Catecismo es
trimonio es su punto de partida. La protección, paradójica: del mismo modo que tuvo éxito
amparo y preferencia del sacramento matrimo- en la transmisión del cuerpo doctrinal básico
nial respecto del contrato civil puede rastrearse del catolicismo puede objetársele –desde una
casi hasta finales del siglo XX. No obstante la perspectiva estrictamente política– que a través
evolución de la sociedad en las últimas décadas, de él se llevó a cabo una homogeneización de
los aspectos esenciales de la idea de familia per- la persona, vista como hija de Dios y no como
manecen atados a la identidad católica. ciudadana. Esta modificación en la concepción
individual desplazó la libertad autodeterminante
En 1991 el cambio constitucional de –uno de los principios fundantes del liberalismo
modelo ocurrió de manera formal. La sociedad contra el que reaccionó la Regeneración–, lo que
en general, y los partidos políticos en particular, otorgó un valor particular a la obediencia como
no discutieron las implicaciones políticas y expresión de compromiso con un discurso que,
jurídicas de reconocer a la persona en el marco como el de la religión católica, no está abierto
de su hábitat familiar. No se dimensionaron a los debates ni a las objeciones, e impone la
las afectaciones prácticas del principio de adhesión dogmática. Esto no es un reproche ni
dignidad humana y no discriminación respecto un juicio de valor: simplemente es así como
del poder establecido por la iglesia católica operan los discursos que aspiran a llegar a la
sobre la familia. La Corte Constitucional hegemonía y a conservarla.
progresivamente fue haciendo conciencia de la
inevitable discusión sobre el modelo familiar. 4
Para la relación dialéctica entre el
relato ficticio y la historia como registros
Notas narrativos diversos, véase la cuarta parte de
Tiempo y narración de Paul Ricoeur. La fuerza
1
“Y luego de ver la necesidad y del discurso religioso se encuentra en que se
complementariedad de ambos, les ordenó que presenta a sí mismo como una emergencia que
abandonando la relación parental se unieran produce discontinuidades entre la narración
en una sola carne” (Génesis, 2: 23-24). Desde del tiempo histórico –la cual posee al menos la

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


88 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

fuerza testimonial de aquello que se consolida dominante, sino aún por oposiciones que pue-
como una cronología significativa que está a dan surgir en lo futuro”. (Toro, 2003, p. 44)
mitad de camino entre el monumento estático
y la conmemoración dinámica–, que busca 7
Esto se puede advertir incluso en la ac-
corroboración, y la narración del tiempo ficticio tualidad con la homologación de los efectos
o literario –que posee una fuerza vinculante civiles de las sentencias de nulidad eclesiásti-
asociada a la satisfacción de una inquietud de ca matrimonial provistas por los tribunales re-
orden más personal que político–. La confusión gionales y nacionales eclesiásticos. De confor-
narrativa hace que el discurso religioso tenga midad con los artículos 146 y 147 del Código
toda la fuerza persuasiva del segundo, mientras Civil, las decisiones de estos tribunales deben
puede aspirar a toda la autoridad aglutinante del ser ejecutadas por los jueces de familia por un
primero. procedimiento simple de mera revisión formal,
sin indagar sobre la materia, la sustancia e in-
El fenómeno histórico llamado Regene-
5
cluso los derechos fundamentales que estuvie-
ración se puede considerar efecto de una situa- ron en juego con la decisión (Vidal-Perdomo,
ción geopolítica, a pesar de que esta expresión 2010, p. 77).
es inexacta para referirla a la segunda mitad del
siglo XIX; no obstante, sus consecuencias son 8
En honor al expresidente José Vicente
análogas: el pensamiento político conservador Concha Ferreira (1914-1918), embajador ante
tuvo un nuevo aliento en Occidente. El Segun- la Santa Sede para el año de 1924.
do Imperio Francés, en cabeza de Napoleón III,
encarnó este proyecto que desvirtuaba los logros 9
Gutiérrez (2005) propone, entre otras,
liberales de separación de poderes, la no inter- las siguientes manifestaciones más relevantes
vención de la iglesia en asuntos del Estado y la de cambio familiar apreciable a finales del úl-
elección democrática de los funcionarios. Ideas timo siglo: a) aumento de las formas consen-
que se fundamentaban principalmente en la reli- suales, en tanto se reducen los índices de matri-
gión católica, en el centralismo y en el autorita- monio católico; incrementándose, por otro lado,
rismo. En Hispanoamérica se recibieron estas re- el matrimonio civil; b) la autoridad paterna
flexiones por importantes políticos y pensadores, pierde su control, en pro de un sistema familiar
tales como Miguel Antonio Caro en Colombia. más democrático; c) hay una creciente ruptura
Estos ideólogos conservadores, basándose en las familiar desde los años sesenta y que se incen-
encíclicas de Pío IX, Quanta cura y Syllabus, tiva más aún en las uniones de hecho y en las
intentaron implantar una situación bastante cer- generaciones nuevas; d) modificación de roles
cana a la que se presentaba antes de la indepen- familiares en la jefatura, en hogares con padre
dencia, para poder eliminar de raíz la influencia ausente en estatus y labor; e) se promueve la
del liberalismo francés (Malagón, 2006). progenitura responsable y la libre gratificación
sexual para ambos géneros; y f) altos índices
El Concordato es un tratado de derecho
6
de ruptura doméstica y de nupcialidad reinci-
público internacional entre el Vaticano y un Es- dente: “Las generaciones de 1965-69 (hom-
tado para regular intereses religiosos y políti- bres), al llegar a los 34 años han capitalizado en
cos comunes a la Iglesia y al Estado, en tanto promedio cuatro uniones, alguna de las cuales
expresan una autoridad religiosa y civil frente se conformó matrimonialmente” (p. 287). Así
a unos mismos súbditos. Joaquín Fernando Vé- las cosas, en la actualidad cultural colombiana
lez, embajador ante la Santa Sede al dialogar quedan unas modalidades familiares de comple-
con el Cardenal Mariano Rampolla de Tíndaro, ja estructura, si a ello adicionamos los avances
aseguró que: “El convenio tendrá larga existen- tecnológicos, las redes sociales, agitados cam-
cia porque no sólo es inatacable por el partido bios en el todo institucional.

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 89
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

10
En la sentencia C-283 de 2011 la Corte 1885. Medellín: Universidad Nacionalde
exhortó al Congreso a regular “sobre materias Colombia.
relacionadas con las uniones maritales de hecho
y las parejas del mismo sexo”. La inoperancia Brito, A. (2008). Vida y obra de Andrés Bello
del Congreso al respecto fue la que suscitó la considerado jurista. Pamplona: Arandazi.
mencionada sentencia paradigmática. Y el prece-
dente lo sentó la Corte en la profusa jurispruden- Bushnell, D. (2007). Colombia: una nación a
cia que ha generado en lo que respecta al derecho pesar de sí misma. Bogotá: Planeta.
de pensión de sobrevivientes a parejas del mismo
sexo. Se nombran aquí solo algunas: por diversas Cardona, P. (2007). La Nación de Papel.
causales: T-346/2011, A-075/2011, C-336/2008, Medellín: Universidad EAFIT.
T-860/2011, T-051/2010 y T-592/2010. Las “au-
toridades administrativas, judiciales y adminis- Congregación para la Doctrina de la Fe. (1987).
tradoras de fondos de pensiones no podrán negar Donum Vitae. Ciudad del Vaticano: Autor.
reconocimiento con base en trabas injustifica-
das” (T-357/2013). De los beneficiarios, las sen-
Constitución Política. (1886).Congreso de la
tencias C-336/2008, T-1241/2008 y C-121/2010.
República de Colombia. Colombia.
“Caso en que el ISS niega reconocimiento argu-
mentando que antes de la sentencia C-336/08,
no tenían el derecho” (sentencias T-592/2010 y Constitución Política. (1991).Congreso de la
T-860/2011). Para “Caso en que existe contradic- República de Colombia. Colombia.
ción entre los lineamientos fijados por la Corte
Constitucional y la posición asumida en el pre- Cortés, J. (1997). Regeneración, Intransigencia
sente fallo para acceder a la pensión de sobre- y Régimen de Cristiandad. Historia
vivientes” (sentencia T-051/2010); entre otras. Crítica, 15, 3-12.
La página de relatorías de la Corte contiene un
listado mucho más extenso, que se encuentra di- Cortés, J. (2011). La Regeneración revisitada.
sponible para profundización. Ciencia política, 11, 39-55.

Referencias Decreto 1260 de 1970. Por el cual se expide el


Estatuto del Registro del Estado Civil de
Acto Legistalivo 1 de 1936. Reformatorio de la las personas. Presidencia de la República,
Constitución. Diario Oficial No. 23.263. julio de 1970.
Congreso de la República, agosto de 1936.
Decreto 2820 de 1974. Por el cual se otorgan
Acto Legistalivo 3 de 1954. Por el cual se otorga iguales derechos y obligaciones a las
a la mujer el derecho activo y pasivo mujeres y a los varones. Diario Oficial
del sufragio. Diario Oficial No. 28.576. No. 34.249. Presidencia de la República,
Asamblea Nacional Constituyente, agosto diciembre de 1974.
de 1954.
Decreto 2737 de 1989. Por el cual se expide
Álvarez, M. (2001). Las Muecas de la Regene- el Código del Menor. Diario Oficial No.
ración (Tesis de Maestría). Universidad 39.080. Presidencia de la República,
Nacional, Medellín. noviembre de 1989.

Arango, G. (1993). La mentalidad Religiosa en Echeverri, J. (2009). La guerra de 1885 en Co-


Antioquia: Prácticas y Discursos 1828- lombia ¿crónica de un suicidio anuncia-

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


90 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

do? Revisión histórica de un lugar común. Jiménez, F. (2007). Matrimonio y Unión


Revista de Historia y Ciencias Sociales, Marital: programa de formación judicial
16, 67-81. especializada para el área de Familia. .
Bogotá: Escuela Judicial Rodrigo Lara
España, G. (1986). Rafael Núñez: escritos polí- Bonilla; Universidad Sergio Arboleda.
ticos. Discurso ante el Consejo Nacional
Constituyente. Bogotá: El Áncora Editores. Ley 57 de 1887. Sobre adopción de códigos y
unificación de la legislación Nacional.
Estrada, J. (2003). Imágenes de Dios. La filosofía Diario Oficial No. 7.019. Consejo Nacional
ante el lenguaje religioso. Madrid: Trotta. Legislativo, abril de 1887.

Farrel, R. (1974). The Catholic Church and Ley 30 de 1888. Por la cual se reforma el Código
Colombian Education, 1886—1930: in Judicial y varias otras leyes. Diario Oficial
Search of a Tradition (Disertación doctor- No. 7.308. Consejo Nacional Legislativo,
al). Universidad de Columbia, Nueva York. febrero de 1888.
Recuperado de www.pedagogica.edu.co/
storage/rce/articulos/rce35_03ensa.pdf Ley 54 de 1924. Por la cual se aclara la
legislación existente sobre matrimonio
Flórez, L., & Atehortúa, A. (1987). Estudios so- civil. Diario Oficial No. 19.773. Congreso
bre La Regeneración. Medellín: Univer- de la República, diciembre de 1924.
sidad Nacional.
Ley 45 de 1936. Sobre reformas civiles (filia-
Gómez, A. (2010). Formación de los Partidos ción natural). Diario Oficial No. 23.147.
Políticos en Colombia. En J. Ocampo Congreso de la República, marzo de 1936.
(Ed.), Historia de las ideas políticas en
Colombia (pp. 67-71). Bogotá: Taurus. Ley 75 de 1968. Por la cual se dictan normas
sobre filiación y se crea el Instituto
González, F. (1977). Partidos políticos y poder Colombiano de Bienestar Familiar.
eclesiástico: reseña histórica 1810-1930. Diario Oficial No. 32.682. Congreso de la
Bogotá: CINEP. República, diciembre de 1968.

González, F. (2005). Aportes al diálogo entre Ley 20 de 1974. Por el cual se prueba el
historia y ciencia política: una contribución “Concordato y el Protocolo Final entre la
desde la experiencia investigativa en República de Colombia y la Santa Sede”
el CINEP. Revista electrónica Historia suscrito en Bogotá el 12 de julio de 1973.
Crítica 27, Recuperado de http://www. Diario Oficial No. 34.234. Congreso de la
redalyc.org/redalyc/pdf/811/81102703pdf República, diciembre de 1974.

Gutiérrez, V. (2005). Modalidades familiares de Ley 1 de 1976. Por la cual se establece el


fin de siglo. Huellas escritas, 19, 287–299. divorcio en el matrimonio civil, se regulan
la separación de cuerpos y de bienes en
Iglesia Católica. (2000). Catecismo de la Iglesia el matrimonio civil y en el canónico, y
Católica. Bogotá: San Pablo. se modifican algunas disposiciones de
los Códigos Civil y de Procedimiento
Jaramillo, G. (1991). Derecho de Familia y Civil en materia de Derecho de Familia.
de Menores. Medellín: Universidad de Diario Oficial No. 34. 492. Congreso de
Antioquia. la República, enero de 1976.

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Matrimonio y unitarismo: Condicionantes sociopolíticos del papel de la iglesia católica 91
en la construcción de la identidad política y jurídica familiar en Colombia

Ley 29 de 1982. Por la cual se otorga la Papa Juan Pablo II. (1981). Familiaris Consor-
igualdad de derechos herenciales a los tio. Recuperado de http://w2.vatican.va/
hijos legítimos, extramatrimoniales y content/john-paul-ii/es/apost_exhorta-
adoptivos y se hacen los correspondientes tions/documents/hf_jp-ii_exh_19811122_
ajustes a los diversos órdenes hereditarios. familiaris-consortio.html
Diario Oficial No. 35.961. Congreso de la
República, febrero de 1982. Papa Juan Pablo II. (1994). Carta Gratissimam
Sane. Recuperado de http://w2.vatican.va/
Ley 54 de 1990. Por la cual se definen las uniones content/john-paul-ii/es/letters/1994/docu-
maritales de hecho y régimen patrimonial ments/hf_jp-ii_let_02021994_families.
entre compañeros permanentes. Diario html
Oficial No. 39.615. Congreso de la
República, diciembre de 1990.
Papa León XIII. (1880). Arcanum Divinae Sa-
pientiae. Recuperado de http://w2.vatican.
Ley 294 de 1996. Por la cual se desarrolla el
va/content/leo-xiii/es/encyclicals/docu-
artículo 42 de la Constitución Política y
se dictan normas para prevenir, remediar ments/hf_l-xiii_enc_10021880_arcanum.
y sancionar la violencia intrafamiliar. html
Diario Oficial No. 42.836. Congreso de la
República, julio de 1996. Papa Pablo VI. (1968). Humanae Vitae. Recu-
perado de http://w2.vatican.va/content/
Ley 1361 de 2009. Por medio de la cual se crea paul-vi/es/encyclicals/documents/hf_p-
la Ley de Protección Integral a la Familia. vi_enc_25071968_humanae-vitae.html
Diario Oficial No. 47.552. Congreso de la
República, diciembre de 2009. Papa Pío XI. (1930). Casti Connubii. Recu-
perado de http://w2.vatican.va/content/
Malagón, M. (2006). La Regeneración, la Cons- pius-xi/es/encyclicals/documents/hf_p-xi_
titución de 1886 y el papel de la Iglesia enc_31121930_casti-connubii.html
Católica. Revista Civilizar Ciencias So-
ciales y Humanas, 11, Recuperado de Parra, J. (2008). Derecho de Familia. Bogotá:
www.usergioarboleda.edu.co/civilizar/ Temis.
revista11/regeneracion_constitucion.pdf
Patiño, C. (2005). El origen del poder de
Martínez, A. (2010). Colombia: Desde el Occidente: Estado, guerra y orden
Descubrimiento hasta la Guerra de los internacional. Bogotá: Siglo del Hombre.
Mil Días 1492-1902. Bogotá: Norma.
Peñaranda, H., & Ruiz, E. (1986). Transición de
Melo, J. (1989). La Constitución de 1886. En A.
los Estados soberanos al Estado unitario:
Tirado (Dir.), Nueva Historia de Colombia
tres proyectos de reforma constitucional-
(Vol. 3, pp. 43-64). Bogotá: Planeta.
1886. Bogotá: Universidad Nacional de
Colombia.
Montoya, G. (2001). Introducción al derecho
de familia. Medellín: Librería Jurídica
Sánchez R. Pérez, S. (2010). El tradicionalismo católico en
la obra de Miguel Antonio Caro: 1870-
Naranjo-Ochoa, F. (2006). Derecho Civil: 1886. La nación colombiana entre la fe
Personas y Familia. Medellín: Librería y la razón (Tesis Maestría). Universidad
Jurídica Sánchez R. Nacional de Colombia, Medellín.

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


92 Víctor Julián Moreno - David Alberto Londoño - Juan Edilberto Rendón

Profamilia. (2010). Encuesta Nacional de Sentencia C-577 (2011, julio 26). Acción
Demografía y Salud – ENDS. Bogotá: de Inconstitucionalidad. M. P. Gabriel
Autor. Recuperado de http://dhsprogram. Mendoza Martelo. Corte Constitucional.
com/pubs/pdf/FR246/FR246.pdf
Sentencia T-1241 (2011, julio 26). Acción
Restrepo, J. (1885) La iglesia y el Estado en de Inconstitucionalidad. M. P. Gabriel
Colombia. Londres: Emiliano Isaza. Mendoza Martelo. Corte Constitucional.
Recuperado de http://www.bdigital.unal.
edu.co/6588/ Sentencia T-860 (2011, noviembre 15). Acción
de Tutela. M. P. Humberto Antonio Sierra
Restrepo, N. (2006). La iglesia católica y Porto. Corte Constitucional.
el estado colombiano, construcción
conjunta de una nacionalidad en el sur del Sentencia T-357 (2013, junio 20). Acción
país. Revista tabula rasa, 5, 151-165. de Tutela. M. P. Jorge Ignacio Pretelt
Chaljub. Corte Constitucional.
Salom-Franco, N. (2000). Raíces teológicas de
nuestras instituciones políticas. Bogotá: Tirado, A. (1989). Nueva Historia de Colombia
Ediciones Jurídicas Gustavo Ibáñez. (Tomo 4). Bogotá: Planeta.

Sentencia C-336 (2008, abril 16). Acción de Toro, A. (2003). Matrimonio canónico – matri-
Inconstitucionalidad. M. P. Clara Inés monio civil. Medellín: Señal Editora.
Vargas Hernández. Corte Constitucional.
Umaña, E. (1994). La familia colombiana: una
Sentencia C-121 (2010, febrero 17). Acción de estructura en crisis. Bogotá: Universidad
Inconstitucionalidad. M. P. Juan Carlos Nacional.
Henao Pérez. Corte Constitucional.
Van Dijk, Teun. (1999). Ideología. Barcelona:
Sentencia T-592 (2010, julio 27). Acción de Gedisa.
Tutela. M. P. Mauricio González Cuervo.
Corte Constitucional. Vidal, M. (s.f.). Principios de la vida Moral.
s.l.: Descleé de Brower.
Sentencia T-051 (2011, febrero 4). Acción de
Tutela. M. P. Jorge Iván Palacio Palacio. Vidal-Perdomo, J. (2010). Historia Constitu-
Corte Constitucional. cional de Colombia: Análisis temáticos
(Tomo 3). Bogotá: Academia Colombiana
Sentencia T- 075A (2011, febrero 7). Acción de de Jurisprudencia.
Tutela. M. P. Gabriel Mendoza Martelo.
Corte Constitucional. Villa, M.E. (2000). La Regeneración o “el
Instituto Cartuja” (Tesis de Maestría).
Sentencia C-283 (2011, abril 13). Acción de Universidad Nacional de Colombia,
Inconstitucionalidad. M. P. Jorge Pretelt Medellín.
Chaljub. Corte Constitucional.

Sentencia T-346 (2011, mayo 5). Acción de


Tutela. M. P. María Victoria Calle Correa.
Corte Constitucional.

Civilizar 15 (29): 73-92, julio-diciembre de 2015


Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015

Análisis de eficiencia del sector industrial


manufacturero en cinco países suramericanos,
1995-20081

Efficiency analysis of the manufacturing industry in five


south american countries, 1995-2008
Recibido: 25 de septiembre de 2014 - Revisado: 28 de abril de 2015 - Aceptado: 28 de agosto de 2015

Adriana María Molina Romero2


Geovanny Castro Aristizábal3

Resumen
Este artículo calcula la eficiencia técnica de cinco países suramericanos en la
industria manufacturera durante 1995-2008. A través de un análisis de frontera
estocástica se estima la eficiencia para probar si la aglomeración contribuye a
acercar más a su frontera de productividad eficiente. Se emplea una función
de producción translogarítmica, porque permite cambios tecnológicos y
variaciones en las proporciones de insumos y productos de la elasticidad
de escala. Los resultados muestran que en el sector manufacturero no se
generaron ni mejoramientos en la eficiencia técnica ni cambios tecnológicos
durante los catorce años. La evidencia sugiere que las variables ambientales
determinadas por la formación bruta de capital fijo total o solo en maquinaria
y equipo influyen en el comportamiento del sector. 1
El presente artículo es resultado del
trabajo de grado para optar al título
Palabras clave de magíster en Economía de la Pon-
tificia Universidad Javeriana. Cali,
Eficiencia técnica, frontera estocástica, industria manufacturera. Colombia.
2
Economista de la Pontificia Universi-
Abstract dad Javeriana, Cali, Colombia; y con-
This article measures the technical efficiency of five south american countries sultora económica en ONU-Hábitat.
Correo electrónico:
in manufacturing during 1995-2008. Through an analysis of stochastic adrimolir@hotmail.com
frontier efficiency is estimated to test whether agglomeration contributes to 3
Economista (M.S.) y Ph.D. (c) de la
Universidad de Zaragoza. Zaragoza,
get efficient productivity closer to its border. Translog production function is España. Profesor del Departamento
used, because it allows technological changes and variations in the proportions de Economía y miembro del Grupo de
Investigación en Desarrollo Regional
of inputs and outputs of the elasticity of scale. The results show that in the (GIDR) de la Pontificia Universidad
manufacturing sector improvements in technical efficiency and technological Javeriana. Cali, Colombia.
changes were not generated during these fourteen years. Evidence suggests Correo electrónico:
gcastro@javerianacali.edu.co
that environmental variables determined by the gross formation of total fixed Para citar este artículo use: Molina,
capital or only in machinery and equipment influence the behavior of the sector. A., & Castro, G. (2015). Análisis
de eficiencia del sector industrial
Keywords manufacturero en cinco países sura-
mericanos, 1995-2008. Revista Civi-
Technical efficiency, stochastic frontier, manufactuting industry. lizar Ciencias Sociales y Humanas,
15(29), XX-XX
94 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

Introducción ción de los factores productivos sino también


los elementos que afectan tanto positiva como
Por años, las industrias manufactureras negativamente al funcionamiento de la econo-
en los países en vía de desarrollo han conducido mía. El problema radica en que existen muy po-
a la generación de empleo y al crecimiento de cas aplicaciones empíricas orientadas hacia un
la actividad económica, gracias a su dinamismo país o un grupo de países en vía de desarrollo,
tanto hacia el interior como hacia otros sectores en particular en sectores que demandan mano
(Moreno, 2008). Su desempeño está determina- de obra como la manufacturera.
do por la productividad, que es la relación entre
los insumos y el producto, dada una tecnología, En aras de la medición, se busca realizar
siendo evaluada por la eficiencia. Usualmente, comparaciones con economías similares. En
la eficiencia se representa a través de una fron- el caso de las naciones de la Comunidad An-
tera de producción que constituye la máxima dina (CAN), objeto del presente trabajo, estas
producción alcanzable en la industria (Mutis, poseen características semejantes. Todas con-
2006). Por consiguiente, la vinculación de las siguieron independizarse de la corona españo-
economías aglomeradas en ese “estado ideal” la, tienen el mismo idioma y algunas lenguas
permite países más eficientes productivamente precolombinas. Geográficamente, son vecinas
y más desarrollados, porque ahora comparten fronterizas y están comunicadas por la cadena
sus infraestructuras, mano de obra especializa- montañosa de los Andes, la segunda más alta
da, spillovers de conocimiento, entre otros as- del mundo. En su conjunto, el número de habi-
pectos (Acevedo, 2004; Grether, 1999). tantes es de 124.905.914 y la superficie terrestre
de 4.718.322 km2, representando el 16 % del
El análisis de fronteras de producción es- total de Suramérica1. Cuentan con un sistema de
tocásticas, es uno de los tipos de medición del gobierno democrático y su cercanía territorial
desempeño, que presenta, a modo de ventaja, les permite menores costos en las exportacio-
la realización de estimaciones de funciones nes. Así mismo, sus preferencias, costumbres
de producción que incluyen las industrias téc- y cultura facilitan las negociaciones, lo que les
nicamente ineficientes (Brescia, Lema, & Ba- ayuda a mantenerse como socios comerciales.
rrón, 2003). Para el caso de la industria manu- Sin embargo, no han conseguido la misma di-
facturera, dicha frontera tiene en cuenta como námica económica que Brasil y Chile (Casas,
variables determinantes: a) la producción, que 2001).
se mide con el valor bruto de producción, b) la
mano de obra, calculada por el total de personas De hecho, con base en información de la
ocupadas en el sector, c) el capital, medido por CAN para el año 2008, las participaciones del
el consumo intermedio de cada país y d) el nivel sector industrial manufacturero en el producto
de tecnología, que se estima por la inversión en interno bruto (PIB) son similares (Venezuela 15
capital fijo o por la formación bruta de capital %, Perú 14,5 %, Colombia 13,9 %, Ecuador 9,2
fijo (FBKF), esperando encontrar una relación % y Bolivia 9,1 %). En promedio, el PIB ma-
positiva entre la eficiencia del sector y la aglo- nufacturero de estos países ha variado significa-
meración de los cinco países suramericanos en tivamente en el último quinquenio. Para el año
vía de desarrollo (Mutis, 2006). 2005, dicho sector creció en 5,6 %, aumentando
1,4 puntos porcentuales en el año 2006, llegan-
Por otro lado, la medición del cambio de do a un crecimiento del 7,9 % en el 2007 y a una
la productividad total de los factores (TFP, por caída del 4,5 % para el año 2008. Así mismo, el
su sigla en inglés) y su importancia en uno o va- impacto que tiene este sector sobre el nivel del
rios sectores, son temas de interés para muchos empleo es relevante. De acuerdo con la CAN,
autores, porque consideran no solo la contribu- entre los años 2001 y 2008, el coeficiente de co-

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 95

rrelación, que explica la relación entre el núme- tiendo al comercio de los productos en el medio
ro de personas ocupadas y el PIB de la industria más idóneo para “transportar” tecnología, para
manufacturera, fue de 98,5 % para Colombia, afianzar competitividad relativa y para lidiar
seguido por Ecuador (98,2 %), Perú (88,3 %), con la globalización (Vera, 2009)3.
Bolivia (85,3 %) y Venezuela (65,8 %)2.
Ahora, el concepto de eficiencia se utiliza
Ahora bien, la correcta medición de los en las empresas para adelantar los procesos pro-
cambios en la TFP hace posible conocer si las ductivos que determinan en buena parte su com-
economías aglomeradas contribuyen a acercar- petitividad y sus posibilidades de supervivencia
se a la frontera eficiente. Aunque no hay que (Quintero, 2005). A su vez, el comportamiento
olvidar que si bien en su conjunto, estos países y funcionamiento de las firmas impulsan a to-
suramericanos pueden tener técnicas de produc- mar decisiones óptimas basándose principal-
ción similares, difieren demográfica, geográfica mente en el supuesto de la racionalidad de los
y políticamente, factores que pueden intervenir agentes económicos.
en la eficiencia del sector.
Los expertos en aspectos económicos
Por lo anterior, este artículo responde a consideran que una situación de máxima
cuáles son los componentes y fuentes de varia- eficiencia, puede ocurrir bajo el concepto de
ción de la productividad de factores en la in- eficiencia paretiana, donde no se puede mejorar
dustria manufacturera para Bolivia, Colombia, la situación de un agente sin empeorar la de
Ecuador, Perú y Venezuela durante el periodo otro. Esta concepción, propuesta por Pareto
1995-2008, realizando estimaciones de la efi- (1906), ha avanzado hasta llegar al punto de
ciencia técnica (ET) a través de un análisis de facilitar otras clases de eficiencias como son:
frontera estocástica (SFA, por su sigla en in- la eficiencia económica, ET, eficiencia de
glés). Conserva la siguiente estructura: después asignación, eficiencia de costos y eficiencia de
de esta parte introductoria, se presenta el marco escala.
de referencia e investigaciones orientadas a la
eficiencia y su medición en el contexto nacional Por ende, al referirse a la eficiencia se
e internacional. Luego se expone la metodolo- piensa directamente en la TFP, definida como el
gía empleada y finalmente se exhiben los resul- cociente entre el índice de productos y el índice
tados, el análisis de los modelos estimados, las de insumos. Sin embargo, cuando se emplean
conclusiones y las referencias bibliográficas. conjuntos de insumos y productos, la TFP se
puede asociar a la eficiencia asignativa (EA)
Marco de referencia e investigaciones y la ET (Patiño, Gómez, & Osorio, 2010). La
empíricas nacionales e internacionales EA relaciona la “mejor” asignación óptima de
insumos o productos de la empresa dado los
La competitividad de un país se relacio- precios de los mismos y la tecnología. Mientras
na con la productividad de su industria. En la que la ET, refleja la capacidad que una firma
medida que la industria se fortalece producti- tiene para producir el máximo producto con
vamente, se favorece el paso de actividades un conjunto dado de insumos. Este concepto
simples hacia actividades más complejas que lo introdujo en la economía Koopmans (1951),
generan mayores rentas y que están más liga- quien entiende que un punto en el espacio de
das al desarrollo tecnológico y a la innovación. bienes (finales o intermedios) es eficiente, si al
Estos beneficios potenciales son incluso supe- alcanzar un mayor nivel de output en alguno de
riores por el rápido cambio tecnológico, la ma- los bienes, se recurre a la disminución del nivel
yor apertura de mercados y la fragmentación e de output en cualquiera de los otros. De igual
internacionalización de la producción, convir- forma, Debreu (1951) esboza un método para

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


96 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

medirla a través de un índice que denominó insumos (x1Q y x2Q) menor a la empleada en el
coeficiente de la utilización de recursos (Castro punto P (véase gráfica 1).
& Salazar, 2011), aunque el principal referente
sobre el tema de la medición es Farrell (1957). La ineficiencia es por lo común expresada
en términos porcentuales y será igual a la
Extendiendo la medición de la eficiencia, relación QP 0P   . Esta proporción representa la
sobre todo en la técnica4, Patiño et al. (2010) cantidad de insumos que se deben reducir para
elaboraron una clara visión de la medición de la alcanzar la eficiencia; en particular, si QP
0P
0  , la

eficiencia orientada hacia los insumos con base firma es más eficiente.
en Coelli, Rao y Battese (2005), donde Farrell
(1957) ilustró su idea en un ejemplo sencillo
con empresas que emplean dos insumos x1 y x2 Gráfica 1
Eficiencia técnica orientada al insumo
para producir un solo producto q, desde el su-
puesto de rendimientos constantes a escala. En
concreto, si se conoce la isocuanta SS’ como las
diferentes combinaciones de factores que pro-
porcionan eficientemente el único bien q (véase
gráfica 1), se permite medir la ET como la re-
lación de la combinación eficiente con respecto
a la combinación ineficiente de insumos para
producir un nivel de producto q, tal como lo
muestra la ecuación (1).

ET 0Q   (1)
0p

La ecuación (1) corresponde al cociente


entre las distancias OQ y OP y representa Fuente: Patiño et al., 2010, p. 92.
las diferentes combinaciones de factores que
proporcionan eficientemente el único nivel de En contraste, la medida de ET puede
producción del bien q (véase gráfica 1), por lo expresarse en términos de la ineficiencia a
que se permite medir la ET como la relación entre través de la distancia QP. Como los porcentajes
la combinación eficiente (OQ) con respecto a la de eficiencia y de ineficiencia deben sumar uno,
combinación ineficiente de insumos (OP) para y considerando que esta última está medida
producir un nivel de producto q. por QP/OP, entonces . Ahora bien, como y
suponiendo que QP/OP = 1, entonces la eficiencia
Entonces, si una determinada compañía se puede considerar de la forma que muestra la
usa cantidades de insumos representadas por el ecuación (2).
punto P para producir una unidad de q (dado a lo
largo de la isocuanta SS’), la ineficiencia técnica QP 0Q 0Q 0Q  
de la firma puede representarse por la distancia ET 1 1 1 (2)
0P 0P 0P
de QP. Esta distancia muestra que una empresa
produce el mismo nivel de producto q que en Esta ET toma valores entre cero y uno;
el punto Q. No obstante, está empleando una por lo tanto, proporciona el grado de ET de la
combinación de insumos (x1P y x2P) mayor, por firma. Lo que significa que, si ET = 1, la firma es
lo tanto, a esta firma se le considera ineficiente, completamente eficiente y entre más cercana a
o lo que es lo mismo, puede producir el mismo cero más se aleja de la eficiencia. La medida de
nivel en el punto Q, con una combinación de ET orientada a dos insumos y un solo producto,

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 97

puede emplearse también en múltiples insumos donde asume como dada la función de
con múltiples productos, que se manifiesta en producción, es indispensable encontrar el
términos de función de distancias expresadas método para estimarlas. El autor, a partir de la
en (3) donde di(x, q) representa la función de noción empírica de la función de producción6,
distancia de insumos y x el vector de insumos generó desde un diagrama de dispersión una
con los cuales se obtiene el vector de producción frontera eficiente con datos observables (véase
q. La empresa es técnicamente eficiente5 si se gráfica 2-b). Luego, la estimación de esta
encuentra en la frontera, en cuyo caso ET = 1 y frontera puede realizarse a partir de: múltiples
di(x, q) = 1. insumos y múltiples productos, “orientada a la
producción” (véase gráfica 2-a); un producto
ET 1
d i ( x , q)   (3) con una combinación de insumos, “orientada al
insumo” (véase gráfica 2-b), o un solo insumo
Después de exponer las medidas de con un conjunto de productos, “orientada al
eficiencias propuestas por Farrell (1957), producto” (véase gráfica 2-c).

Gráfica 2
La frontera eficiente, casos para su estimación

Fuente: Castro & Salazar, 2011, p. 96.

Este trabajo se centrará en la estimación et al. (2005). Esta técnica asume una forma
de la frontera de producción orientada al funcional dada para la relación entre los insumos
insumo, debido a que relaciona la producción y el producto. Fue expuesta inicialmente por
de un único sector (un producto) con un Meeusen y Vanden (1977) y aplicada por
conjunto de insumos (capital, mano de obra, Aigner, Lovell y Schmidt (1977), Coelli, Rao
cambio tecnológico, FBKF y maquinaria y y Battese (1998) y Kumbhakar (2000)8. El
equipo). Así, siguiendo a Castro y Salazar modelo del SFA se define teniendo en cuenta la
(2011), la medición guiada hacia los insumos función de producción como punto de partida
(véase gráfica 2-b), muestra que la producción (Sharma, Sylwester, & Margono, 2007).
eficiente se sitúa en el punto B de la frontera I(y
= k), porque utiliza la proporción necesaria de
recursos para un nivel específico de producción LnYit Lnf ( xit , t , ) U it   (4)
k; esto equivale a que la ET sea el ratio ρ= ΟΒ/
ΟΑ. Situación contraria para la unidad A7. Donde Yit representa el producto de los
i-th países en el tiempo t. A esta frontera se
Ahora bien, las estimaciones se realizarán le adiciona el término de error aleatorio al
a partir del SFA, tal y como lo sugieren Coelli componente determinístico:

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


98 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

LnY
LnY
LnY LnfLnf
( x (,xt , , t ,) ) itit
itit itLnf ( xitit, t ,it ) it concon
con itit it
VititVitU
V UititU,,U
U,ititU it 00 0
it (5)

Donde i = 1, 2,…, m denota los países con distribución N ~ (0, σv2) y Uit señala por
y t indica el horizonte de tiempo y sirve como una parte el término de error representando la
una aproximación para el cambio tecnológico. ineficiencia técnica9.
Ahora, el vector xit comprende los insumos
del i-ésimo país en el tiempo t, β el vector de El presente documento, como se men-
coeficientes de estimación y εit el término de cionó, estimará la ecuación del modelo (5) con
error estocástico, el cual está compuesto por orientación al insumo, dada la especificación
dos variables independientes una de la otra; Vit translogarítmica –ecuación (6)–, que será ex-
denota un error bilateral del ruido estadístico puesta en la parte metodológica,

Lnf ( xit , t , ) 0 1 LnK it 2 LnLit 3 t 0,5 4 ( LnK it ) 2 5 ( LnLit ) 2 6 t2

7 LnKit LnLit 8 tLnK it 9 tLnLit (6)

Donde los insumos son capital, K, la mano eficiencia que son aplicables para los diferentes
de obra, L, el cambio tecnológico está sujeto al escenarios que posee cada estudio, siendo el que
tiempo y la función de producción depende de más se maneja la medición técnica. En la tabla 1
la variación de este. se muestran las investigaciones empíricas sobre
la medición de eficiencia que han sido imple-
Finalmente, por varios años, algunos auto- mentadas al sector de la industria manufacturera
res han visto la necesidad de conocer la eficien- de Europa, Asia y América Latina (Colombia,
cia de un país con respecto a uno o más secto- México y Uruguay). Así mismo, ilustra la me-
res económicos. La literatura que se asocia con todología empleada y los principales resultados
la medición, reporta diversas metodologías de y/o conclusiones a las que llegan los autores.

Tabla 1
Estudios empíricos del sector manufacturero

Autor(es) País(es) Metodología Resultados o conclusiones

Eficiencia financiera utilizando el análisis


La ineficiencia de las empresas del sec-
envolvente de datos a través de los modelos
tor se debe a un exceso de gastos de ad-
de rendimientos a escala constante y va-
ministración y a su baja razón corriente.
Castro y Salazar (2011) Colombia riable (Constant Returns of scale - CCR- y
Las firmas líderes en ventas son las más
Variable Returns of scale - BCC - respec-
eficientes
tivamente)

Únicamente cuatro de las 24 empresas


Patiño et al. (2010) Colombia Análisis de frontera estocástica alcanzaron una eficiencia técnica superior
al 90 %

Las empresas pequeñas y medianas tien-


Función de producción de frontera estocás- den a ser menos ineficientes que las gran-
tica y determinantes de la ineficiencia me- des compañías, por el bajo grado de com-
Díaz y Sánchez (2008) España
diante panel no balanceado plejidad en la organización empresarial y
control de gestión

Eficiencia técnica a través de un modelo de El tipo de propiedad contribuye a la inefi-


Margono y Sharma (2006) Indonesia
frontera ciencia en el sector textil

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 99

Autor(es) País(es) Metodología Resultados o conclusiones

Existe una relación positiva entre la con-


Eficiencia técnica en el ámbito nacional por centración industrial y la eficiencia en la
Acevedo (2004) Colombia
medio del análisis de fronteras estocásticas producción, al menos a un nivel agregado
por departamento
México
Colombia Niveles de eficiencia a partir de la función
La eficiencia técnica aumenta con el ta-
Indonesia frontera de producción estocástica, y com-
maño de la empresa y así mismo, se iden-
Batra y Tan (2003) Malasia parar las distribuciones de eficiencia entre
tifica un conjunto de factores que distin-
Guatemala firmas de diferentes tamaños
gue a las firmas más eficientes
Taiwán
El tamaño de la empresa, las exportacio-
nes y las actividades de investigación y
Funciones de producción de frontera esto-
desarrollo, tienen efecto positivo y sig-
cásticas mediante un panel no balanceado
Kim (2003) Corea nificativo en todos los sectores; mientras
de empresas
que el capital extranjero parece no afectar
los niveles de eficiencia

Green, Harris y Mayes


Australia y
(1991)
Reino Unido Técnicas paramétricas y fronteras A pesar de las diferencias en los niveles
Caves (1990)
Estados estocásticas para cuantificar la ineficiencia de productividad las fronteras de inefi-
Green y Mayes (1989)
Unidos técnica ciencia son similares
Harris (1989)

Los aumentos de la eficiencia técnica de-


bilitan las políticas de las pyme, además,
las exportaciones y las intervenciones del
gobierno se asocian positivamente con la
Mini y Rodríguez (2000) Filipinas Eficiencia técnica
eficiencia, aunque la relación entre el apo-
yo del gobierno y la eficiencia técnica es
algo más débil

El capital extranjero tiene influencia po-


sitiva en la eficiencia en el ámbito de la
Grether (1999) México Eficiencia para un conjunto de empresas
planta, sin embargo, no genera efectos
spillovers en el escenario sectorial

El nivel promedio de eficiencia se incre-


mentó en dos ramas industriales: pin-
turas, barnices, y lacas y en artículos de
Eficiencia técnica, por la función de pro- limpieza y tocador, se mantuvo estable en
Tansini y Triunfo (1998) Uruguay
ducción de frontera estocástica matanza y preparación de carnes y aves y
disminuyó en productos farmacéuticos y
medicamentos

Fuente: elaboración propia.

Metodología aportar un modelo para evaluar la ET del sector


y la productividad total de factores de los cinco
La información de las variables estructu- países suramericanos en su conjunto, sin olvidar
rales en la industria manufacturera de la CAN que la existencia de otros factores, que no se in-
permitirá estimar la función de producción – cluyeron en este estudio, tales como las variables
véase ecuación (6)–, considerando el nivel de financieras y comerciales, puede alterar dicha es-
producción como variable dependiente y como timación. Además, los resultados obtenidos aquí
variables explicativas el capital, mano de obra contribuirán a ampliar la relativa escasez de la
(insumos) y cambio tecnológico. La intención es literatura para los países en vía de desarrollo.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


100 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

Para la estimación del modelo, con observable asociada con la ineficiencia técnica
orientación al insumo, se usará el método de de la producción Uit, aplicándolo en el programa
máxima verosimilitud y, siguiendo a Coelli et computable FRONTIER 4.1 del Centro de
al. (2005), se emplearán fronteras estocásticas Eficiencia y Análisis de Productividad.
desde las metodologías de Aigner et al. (1977)
y Meeusen y Vanden (1977), mediante un panel Con base en la función (6), se calculan
de datos no balanceados, permitiendo modelar los efectos marginales de los insumos y el
no solo el término de error aleatorio normal del tiempo (cambio tecnológico) sobre el nivel de
modelo, sino también una variable aleatoria no producción que corresponden a:

1 1 1 1 1
f 1 K 0,5 * 2 4 ( LnK ) K 7 LnL K 8 t K
f K K K K
1 1
f ( 1 4 ( LnK ) 7 LnL 8 t) K
f K
f K
*100 [( 1 4 ( LnK ) 7 LnL 8 t) ] *100 (7)
f K

%f ( 1 4 ( LnK ) 7 LnL 8 t ) %K

%f
( 1 4 ( LnK ) 7 LnL 8 t)
%K

Por analogía, para cambios en el nivel de trabajo y cambios en t:

%f
( 2 5 LnL t LnK 9 t) (8)
%L
%f
100 * ( 3 6 t 8 LnK 9 LnL) (9)
t

Así, las expresiones (7) y (8) son las funcionales más usadas, ya que permite ​retornos
elasticidades insumo-producto del capital y del no-constantes a escala, cambios tecnológicos y
trabajo, en su orden, y el resultado en (9) indica variaciones en las proporciones de insumos y
el cambio porcentual que se da en el nivel de productos de la elasticidad de escala. Dado que
producto por un cambio en la unidad de tiempo. el enfoque central es la ET y la TFP, se siguen
Cuando las unidades de capital y de trabajo son dos argumentos:
iguales a uno, y el periodo de tiempo es cero,
entonces estas elasticidades están dadas por b1 1) El propuesto por Battese y Coelli
y b2 respectivamente, y el efecto del cambio (1988), en el cual la ET de la unidad ith se
tecnológico sobre la variación porcentual del define como TEit = E[exp(– Ui) |εit], donde εit =
producto es 100b3, coeficientes que se estiman Vit – Uit, para las ith países en el tiempo t.
e interpretan en la sección cuarta.
Sustituyendo (6) en (5) se obtiene la
Por consiguiente, se considerará como frontera de producción translogarítmica que
punto de partida la función de producción se estima por máxima verosimilitud10. Por lo
translogarítmica (6) porque es una de las formas tanto, dicha estimación define la TEit como:

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 101

uit ( , ) /( * ) 1
TEit E (e it ) * it *
exp( *it * )   (10)
( *it / * ) 2

Donde:
2 2 2 2
u z v 2 u v
* 2 2
   y        
y
* 2 2
  (11)
u v u v

2) El que plantean Sharma et al. (2007), quienes obtienen la producción total de factores con
solo cantidades siguiendo a Kumbhakar y Lovell (2000).

El diferencial total de Ln f (xit, t, β) en (4) con respecto al tiempo de producción es:

dLnf ( x, t , ) Lnf ( x, t , ) Lnf ( x, t , ) dx j (12)


 
dt t j xj dt

El primer término en el lado derecho de (12) mide los cambios en la producción causados por
la frontera de progreso tecnológico (TP). Para la función de producción translogarítmica de (6) estos
corresponden a:

TPit 3 6t 8 Ln( K it ) 9Ln


(L )
it (13) (13)
TPit 3 6t 8 Ln ( K it ) 9 Ln ( L it ) (13)
El resultado en (13) corresponde al obtenido en (9). Ahora, el segundo término en el lado
derecho de (12) puede ser escrito como:
TPit 3 6t
Lnf (8xLn
, t(,K it)) dx 9j Ln( Lit ) (13)
dx ej x j j (14)
Lnf (xxj , t , ) dt j
j j e x
j j j (14) (14)
j xj dt j
TPit 3 6t 8 Ln ( K it ) 9 Ln ( Lit ) (13)
Con ej como la elasticidad de dx producción de la translogarítmica (6) están dadas por
Lnf ( x, t , ) j
del jth insumo (ej = ∂ln f /∂ xj) y xj es el cambio del e j x las j j expresiones (7) y (8). (14) Dado lo anterior, el
jth insumo a través
j del tiempo. xdLnf x,dtt , ) j du diferencial total de la función de producción
j Las(elasticidades
y TP ej x j TE
de producción con respecto dLnf ( x, t , y )a ladt
dt
al capital du con respecto j e al tiempo
y Lnf ( x , t , ) dx j TP j x j TEde producción queda
mano de obra de la función de producción dt dt como muestra e la ecuación (15). (14)
j xj j
j
j xj dt j

dLnf
TFP( x,yt , ) s du
y j xj TP ej x j TE (15)

TFPdt y j s dt
j xj
j
j
dLnf ( x de, tla
, ) ladu ET. Para de TP y ∆TE en
Donde ∆TE = ∂u/∂t esyel cambio TPexaminar e j el
x jefectoTE
ET. Así, de (15) el cambio de la produccióndt dt se define jTFP como el crecimiento de la
∆TFP,
TFP TP x j elTETP, (ye los
1) j xj ( jno sexplicado
j)xj
global no soloTFP y
se ve afectados jpor producción por el crecimiento de
TFP j TP TE
cambios en el uso de insumos, sino también en
( e 1) j
j x j j
los insumos: ( j s j ) x j
j j

TFP y sj x j
(16)
j
TFP TP TE (e 1) j xj
( j sj)x j
j ej
TFP TP TE e 1 ee j x j
TFP TP
Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 TE e 1 j xj ISSN 1657-8953
TFP TP TE (je e1) j xj ( j sj)x j
j j

ej
dLnf ( x, t , ) du
y TP ej x j TE
Lnfdt( x, t , ) dx
dtj j
ej x j j (14)
j xj dt j
102 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

TFP y sj x j
j
Así, sj aporta el j’s insumo en el costo de producción. Mediante la sustitución de (16) en (15),
se obtiene la ecuación (17). dLnf ( x, t , ) du
y TP ej x j TE
dt dt j

TFP TP TE (e 1) j xj ( j sj)x j (17)


j j

TFP laymedición
Donde e = ∑ ej denota s j xde
j los 1 y los cambios en la cantidad de insumos hacen
rendimientos a escala y λj = ej/e es la relación
j entre que no afecte los cambios en el factor total de
la elasticidad de producción de la jth insumos con productividad. Cuando la información del precio
respecto a los rendimientos ej
TFP a TP escala. Aumentando
TE e 1 no
x j está disponible para determinar los costos, el
los insumos de producción en igual proporción, j e componente de eficiencia en la asignación, el
TFP TP TE (e 1) j xj ( j sj)x j
la producción crecerá en mayor magnitud si hay j último término
j
en (17), no puede ser calculado
un incremento en los retornos de escala y en empíricamente. Siguiendo a Kumbhakar y
menos con la disminución de los rendimientos Lovell (2000), se asume que sj = ej/e para toda j
a escala. Si hay retornos a escala constantes, e = y, así (17) se reduce a:

ej
TFP TP TE e 1 xj (18)
j e

Resultados

Estadísticas descriptivas generales.

En América Latina, el valor agregado 4 %, Perú, Ecuador y Bolivia con participaciones


industrial durante 1995 y 2005 obtuvo una alta menores al 5 % (Amézquita, 2008). Sin embargo,
participación en valor total, tal fue el caso de un panorama del PIB manufacturero de Colombia,
Brasil con el 36 %, seguido de México con 28 % y Perú, Bolivia, Venezuela y Ecuador en los últimos
Argentina que creció 13 %. Así mismo, Venezuela años viene experimentando un crecimiento lento
con un 6 %, Chile y Colombia ambos con tasas de según cifras de la CAN (véase gráfica 3).

Gráfica 3
Producto interno bruto del sector manufacturero,
1995-2008 (millones de dólares)

 
Fuente: elaboración propia con base en el Compendio de series estadísticas 2011, CAN.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 103

Al descomponer el PIB nacional por rama son: minería e hidrocarburos, administración


de actividad, como deja ver la gráfica 4, durante pública y defensa, intermediación financiera,
el año 2008, se presenta de forma conjunta una hoteles y restaurantes, construcción, transportes
concentración principalmente en las actividades y almacenamiento, agricultura, ganadería, caza
de: otros servicios, manufactura, impuestos a y silvicultura, suministro de electricidad, gas y
los productos netos y comercio al por mayor agua y petróleo (solo en Venezuela). Aunque no
y al por menor. Seguidas por otras actividades quiere decir, que cada país sea el más participativo
no menos importantes para la economía como según el orden mostrado anteriormente.

Gráfica 4
Participación % del producto interno bruto nacional por rama de actividad, 2008

Transportes,  almacenamiento  
Suministro  de  electricidad,  gas  y  
Petróleo  
Otros  servicios  
Minas  e  hidrocarburos   Perú  
Manufactura   Ecuador  
Intermediación  financiera   Bolivia  
Impuestos  a  los  productos  netos  
Colombia  
Hoteles  y  restaurantes  
Construcción   Venezuela  
Comercio  al  por  mayor  y  al  por  
Agricultura,  ganadería,  caza  y  
Administración  pública  y  defensa  
0,0   20,0   40,0   60,0  
 
Fuente: elaboración propia con base en el Compendio de series estadísticas 2011, CAN.

Este crecimiento paulatino en el producto ha reflejado un crecimiento sostenido desde el año


del sector industrial coincide con el bajo progreso 2001, caso similar al ocurrido en Ecuador desde el
del personal ocupado que reporta la CAN para los 2003, a pesar de que los otros países no conservan
últimos años. La gráfica 5 permite observar con más la misma tendencia porque su PIB manufacturero
amplitud la evolución de las personas ocupadas en no ha variado tan significativamente como los dos
el sector manufacturero por país, donde Colombia casos en mención.

Gráfica 5
Personas ocupadas en el sector manufacturero, 1995-2008 (miles de personas)

Bolivia Bolivia ColombiaColombia


70 700 700
70
60 60 600 600
50 50 500 500
40 40 400 400
30 30 300 300
20 20 200 200
10 10 100 100
0 0
0 0

Ecuador Ecuador Perú Perú


200 200 300 300
Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953
250 250
150 150
200 200
100 100 150 150
100 100
50 50
60 70
50 60 50 500 600 500
40 50 40 400 500 400
30 40 30 300 400 300
20 30 20 300 200
200
10
104 10 20 Adriana María Molina Romero
100 - G
200eovanny
100 Castro Aristizabal
0 10 0
0 100 0
0
0

Ecuador Ecuador Perú Perú


200 200 Ecuador 300 300 Perú
200 250 300 250
150 150
200 250 200
150
100 100 150 200 150
100 100 150 100
50 50
50 100 50
50
0 0 0 50 0
0 0

VenezuelaVenezuela
500 500 Venezuela
500
400 400
400
300 300
300
200 200
200
100 100
100
0 0
1995 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
0 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004
1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Fuente: elaboración propia con base en las Estadísticas estructurales de la industria manufacturera 1995-2008, CAN.

Con respecto a la FBKF en las cinco para el año 2009, producto de la crisis mundial, la
naciones suramericanas en estudio durante el FBKF cae, pero se recupera en 2010, registrando
2005 y 2008 evolucionó favorablemente hasta 14,2 % de crecimiento, según los indicadores
alcanzar un crecimiento del 17,9 % en el 2008, ya económicos de la CAN (véase gráfica 6).

Gráfica 6
Formación bruta de capital fijo, 2005-2010p/ (tasa de variación anual de los valores constantes)

20   17,9  
15,6  
14,2  
15  
15,3  

10  
9,1  
5  

0  
2005   2006   2007   2008   2009   2010  p/  
-­‐3,6  
-­‐5  
 

Nota: p/Cifra preliminar.


Fuente: elaboración propia con base en los Indicadores económicos 2011, CAN .

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 105

Como se observa, el sector manufacturero en este caso elasticidades de la producción con


ha sufrido fluctuaciones desde hace varios respecto a los insumos o elasticidades del pro-
años, por motivo del lento crecimiento del ducto-frontera orientado a los insumos (Battese
PIB en la dinámica productiva, que conduce al & Broca, 1997).
mismo tiempo a la escasez de nuevos empleos
en la economía; sin embargo, otras razones Considerando los parámetros estimados,
que afectan es la significativa participación se observa que β0, β2, β4, β6 y β7 son mayores a
de la industria en el producto nacional y el cero mientras que β1, β3, β5, β8 y β9 son menores
incremento de la FBKF hasta el 2008. Dado a cero, lo cual implica un efecto positivo y
este panorama del sector, es de total interés negativo, respectivamente, de los cambios de
estudiar la eficiencia de las aglomeraciones las variables asociadas a estos coeficientes sobre
de estos países debido a que cada una de sus el valor agregado en el sector manufacturero.
economías no logra ser lo suficientemente Particularmente, el signo negativo de β3 indica
competitiva por sí sola. el deterioro de la tecnología en los catorce años
de estudio. La elasticidad de la mano de obra
Aspectos de la modelación. estimada fue de 0,553, lo cual indica que por
un aumento del uno por ciento en la cantidad de
En este artículo se proponen tres mode- trabajo, la producción manufacturera aumenta
los para las estimaciones empíricas de la ET, un 0,553 %, a diferencia de la elasticidad
que difieren entre sí según se incluya o no varia- estimada con respecto al capital, ya que esta fue
bles ambientales como argumento para identifi- de – 0,87, un impacto negativo sobre el nivel de
car la realidad del sector. El primer modelo no producción.
comprende ninguna variable ambiental, por lo
que se considera el más elemental. El segundo, De la misma forma, el efecto del cambio
incorpora la variable ambiental (VA1): FBKF, tecnológico que fue de – 0,165. Lo anterior,
teniendo en cuenta la ET (η) y la variación del puede obedecer al hecho de que este sector es
error en función de ineficiencia (γ). El tercer intensivo en mano de obra, es decir, que las
modelo incluye la variable ambiental (VA2): características del sector como tal, demandan
FBKF en maquinaria y equipo, tanto en η como más mano de obra para su producción que algún
en γ, no contiene la variable VA1. tipo de maquinaria o tecnología. Esto apunta
a que la evolución del sector manufacturero
Modelo 1. depende sobre todo del uso de la mano de obra
(L); no obstante, las complementariedades
Las estimaciones iniciales de los paráme- tecnológicas parecen ser muy débiles todavía.
tros de la función de producción translogarít-
mica de la ecuación (6) se presentan en la tabla Aunque este primer modelo no tuvo
211. Todos los coeficientes estimados son esta- en cuenta el término eta (η) que indica si se
dísticamente significativos con una confianza mejoró la ET, el término gamma (γ) estimado
del 95 %, exceptuando el coeficiente del cam- del 0,50, sí reveló que una parte de la variación
bio tecnológico (t), el cual está sujeto al tiem- del término de error (eit = Vit – Uit) se debe al
po. Los parámetros del modelo se denominan componente de ineficiencia (Uit).

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


106 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

Tabla 2
Estimación función producción translogarítmica, 1995-2008.
Variable dependiente: logaritmo de la producción manufacturera

Modelo 2 Modelo 3

Modelo 1 VA1 = FBKF VA1 = FBKF VA2 = FBKF m y e VA2 = FBKF m y e


Variables
independientes
con mu y eta sin eta con mu y eta sin eta

Estimación EE** Estimación EE** Estimación EE** Estimación EE** Estimación EE**

Intercepto 0.957* 0.100 0.121* 0.100 0.121* 0.100 0.542* 0.155 0.663* 0.158

Ln(K) -0.879* 0.707 -0.101* 0.100 -0.101* 0.100 -0.416* 0.122 -0.320* 0.143

Ln(L) 0.553* 0.100 0.374* 0.100 0.374* 0.100 -0.219 0.317 -0.885* 0.357

T -0.165 0.652 -0.204* 0.100 -0.204* 0.100 0.692 0.748 0.211 0.943

[Ln(K)]2 0.759* 0.100 -0.435* 0.100 -0.435* 0.100 0.466* 0.291 0.428* 0.349

[Ln(L)]2 -0.972* 0.173 -0.232* 0.100 -0.232* 0.100 -0.632* 0.540 -0.269 0.595

t2 0.657* 0.100 0.652* 0.100 0.652* 0.100 0.139 0.435 0.424* 0.201

Ln(K)*Ln(L) 0.560* 0.100 0.755* 0.100 0.755* 0.100 0.586* 0.166 0.626* 0.193

t*Ln(K) -0.312* 0.271 -0.318* 0.100 -0.318* 0.100 -0.424* 0.310 -0.429* 0.398

t*Ln(L) -0.410* 0.100 -0.223* 0.100 -0.223* 0.100 -0.235 0.329 -0.336* 0.271

Ln(VA1) o Ln(VA2)     0.981* 0.100 0.981* 0.100 0.864* 0.223 -0.105 0.235

Sigma cuadrado 0.501   0.563   0.563   0.179   0.139  

Gamma 0.500   0.500   0.500   0.952   0.273  

Mu -0.908   -0.122   -0.107   0.129   -0.391  

Restringido a Restringido a Restringido a


Eta   -0.579     -0.106    
cero cero cero

Log likelihood function -0.615   -0.437   -0.437   -0.123   -0.148  

Nota: * Significativo al 5 %. EE: error estándar.


Fuente: elaboración propia.

Modelo 2 y modelo 3.

Por sí sola, la estimación de este modelo se- por esta razón que se estimaron dos modelos más,
ría muy básica y poco confiable debido a la falta cuyos resultados se ilustran en la misma tabla 2,
de variables ambientales y algunos términos de donde se tuvieron en cuenta variables ambientales
variación de la eficiencia, que reflejen el verdade- como: la FBKF denominada VA1 y la FBKF en
ro comportamiento del sector manufacturero. Es maquinaria y equipo denominada VA212.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 107

Adicionalmente, a cada variable ambien- Referente a la significancia de los coeficientes,


tal se le modificó el parámetro de η, y γ que re- se debe realizar un análisis por separado, uno
vela el mejoramiento de la ET y mide qué tan- cuando se toma mu y eta, el otro sin eta.
to del componente de ineficiencia técnica está
compuesto el término del error. El primero presenta significancia en las
elasticidades de K y VA2, con excepción de la
De forma comparativa, entre los nuevos elasticidad de L, además su mayor aporte al valor
modelos, las estimaciones de los coeficientes de agregado en la producción del sector está dado
dichas variables ambientales VA1 y VA2 se espe- por la elasticidad de VA2, la insumo-producto
ra que tengan signos positivos, ya que se pueden conjunta de capital y trabajo (Ln(K)*Ln(L)) y
considerar como una inversión que favorece a la la insumo-producto respecto a capital ([Ln(K)]
2
producción y a su vez ayudan a disminuir la in- ) equivalentes a 0,864, 0,586 y 0,466
eficiencia existente. Esto quiere decir, que entre respectivamente. En el segundo, la elasticidad
mayor sea la inversión en el sector más produc- de K y L son significativas, pero la variable
tivo y eficiente podrá ser. Como se observa en la ambiental VA2 y el cambio tecnológico no lo
estimación del modelo 2, no todos los paráme- son, ni con el 95 % de confianza, su participación
tros tienen los signos esperados, además no su- en la producción se refleja principalmente por
fren muchas variaciones al cambiar los paráme- la elasticidad insumo-producto conjunta del
tros η y γ de la variable ambiental FBKF (VA1). capital y mano de obra (Ln(K)*Ln(L)) con un
En cuanto a la significancia de los coeficientes, incremento en 0,626 y en la elasticidad insumo-
los insumos resultaron ser todos significativos, producto con respecto al capital ([Ln(K)] 2 ) con
incluso el cambio tecnológico que en el modelo un aumento de 0,428.
1 fue no significativo. Con respecto a la varia-
ble ambiental su signo positivo y significativo de En cuanto al término γ, para el primer caso,
0,98 demuestra la relevancia de la inversión en la fue de 0,95, un valor alto que permite evidenciar
FBKF para el sector manufacturero. la gran participación que tiene el componente de
ineficiencia en el término de error compuesto11,
La elasticidad conjunta insumo-producto caso contrario ocurrió con el segundo, ya que
de capital y mano de obra (Ln(K)*Ln(L)) y la de su valor estimado es solo de 0,27. Y para el otro
VA1 son las que más contribuyen a agregarle va- término (η), aunque dio un valor negativo de –
lor al sector, es por eso, que un aumento en una 0,10 lo que significa la poca mejoría en la ET,
unidad de estas, incrementa la producción en la esta es más positiva que la del modelo 2 que fue
industria en 0,755 y 0,981, en su orden. A dife- de – 0,57. Por lo que revela que a los países del
rencia del modelo anterior, se incorpora el tér- sector manufacturero todavía les faltan cosas por
mino η correspondiente a – 0,57 el cual su signo hacer en cuestión de eficiencia.
negativo indica que la ET no ha mejorado, aun-
que no hay evidencia de la existencia de cambios Por otro lado, en la tabla 3 se presenta la
significativos en la eficiencia para los años estu- estimación de la ET promedio, calculada por año
diados. Con respecto a gamma estimado, revela para los dos modelos. Como se puede observar,
que el componente de ineficiencia está contenido en el modelo 2 –el cual incluye variable
en la variación del término de error en un 0,50. ambiental FBKF y los términos mu y eta– la ET
promedio es de 87,5 %. En el modelo 3 –contiene
Los parámetros estimados en el modelo 3 la variable ambiental FBKF, esto es, solamente
conservan los mismos signos del modelo 2, sin en maquinaria y equipo y los términos mu y eta–
embargo, para este caso, la modificación en los la eficiencia es de 49 %. Lo que sugiere el poco
parámetros de gamma y eta conduce a que los impacto que esta última variable ambiental tiene
valores de los coeficientes estimados cambien. en la tecnología de producción.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


108 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

Tabla 3
Estimación de la eficiencia técnica orientada
al insumo con variables ambientales por año

Modelo 2 Modelo 3
Año
VA1 = FBKF* con mu y eta VA2 = FBKF m y e * con mu y eta

1995 0,8752 0,7311

1996 0,8752 0,7076

1997 0,8752 0,56024

1998 0,8752 0,5249

1999 0,8752 0,4883

2000 0,8752 0,4506

2001 0,8933 0,6384

2002 0,8766 0,5427

2003 0,8694 0,3341

2004 0,8766 0,2955

2005 0,8766 0,4527

2006 0,8808 0,5065

2007 0,8683 0,4724

2008 0,8694 0,1554

Promedio 0,8759 0,4900

Nota: *Eficiencia media por año (promedio de los cinco países).


Fuente: elaboración propia.

Para terminar, de acuerdo con los Tabla 4


resultados de la tabla 4, los niveles de ET del Estimación de la eficiencia técnica por modelo
sector manufacturero en los países estudiados y y país, 1995-2008
en su conjunto, con el modelo 1 propuesto por
Battese y Coelli (1992), son relativamente altos. País Modelo 1 Modelo 2 Modelo 3
Colombia es el país con mayor índice (91,6 %),
seguido por Ecuador (90,4 %) y Bolivia (89,9 Bolivia 0,8991 0,8933 0,9992
%). Ahora bien, al considerar las estimaciones a
Colombia 0,9165 0,8956 0,9992
partir de los modelos 1 y 2, el nivel promedio de
ET para el conjunto sigue siendo alto (88,2 % y Ecuador 0,9049 0,8910 0,9992
99 %, respectivamente). No obstante, el último
resultado (modelo 3) puede contener sesgos de Perú 0,8480 0,8433 0,9992

estimación, puesto que para Venezuela hubo Venezuela 0,8737 0,8868 N. D.


información faltante, aunque también cabe la
posibilidad que la variable FBKF –maquinaria Promedio 0,8884 0,8820 0,9992
y equipo– tenga un menor peso en el total de
FBKF, variable que tiene mayor impacto en la Nota: N. D.: no disponible.
eficiencia. Fuente: elaboración propia.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 109

Conclusiones componente de ineficiencia en el término de


error de 0,95 y la mejoría en la ET de – 0,10 son
A pesar de las limitaciones de algunos más deseables, que el 0,27 de la participación
datos como fue el caso de Venezuela, este tra- de dicho componente en el error y el – 0,57 de
bajo expone una serie de resultados sobre la la mejoría en la ET del modelo 2.
dinámica de la productividad del sector ma-
nufacturero de forma aglomerada e individual. Este trabajo contribuye a evaluar la efi-
De los cinco países en vía de desarrollo, tres ciencia del sector manufacturero de cinco países
poseen una máxima producción, realizando el en vía de desarrollo en su conjunto. No obstante,
mejor uso posible de los insumos de que dispo- es recomendable que en próximas investigacio-
nen. A su vez, son eficientes técnicamente en el nes se analice el efecto de otros factores distin-
contexto individual, destacándose la industria tos a los incluidos en el estudio sobre la ET, en
colombiana. especial los que se relacionan con características
de financiamientos, negociaciones de comercio,
La ET media por periodo no manifiesta entre otros. Además, diversos estudios en otras
mucha variación a través del tiempo en estudio economías han expuesto que los índices de efi-
–con VA1–. Esto puede deberse a que los niveles ciencia son parecidos independientemente de la
de productividad del sector tienden a ser más metodología usada, se sugiere utilizar para futu-
lentos en cuanto a su desarrollo tecnológico, más ras estimaciones análisis con técnicas no para-
cuando se trata de naciones en vía de desarrollo, métricas y paramétricas y así evaluar la sensibili-
como las cinco que se examinaron aquí. dad de los resultados encontrados en la industria
ante los cambios de la metodología.
Para el tamaño del sector, se concluye
que entre más grande sea, por lo general es más Notas
eficiente, ya que puede producir a mayor escala
y aprovechar las economías de escala, como es 1
Datos consolidados para el año 2008,
el caso de Colombia, que su PIB manufacturero tomados del Departamento Administrativo
es el más alto al igual que su ET en comparación Nacional de Estadística y del Instituto Nacional
con los otros países. Por consiguiente, con el fin de Estadística.
de mejorar la ET y lograr ser más competitivos,
los otros países, sobre todo los más pequeños, 2
También es cierto que existen aspectos
deben acoger estrategias que les ayuden a en los que estos países difieren. Su desarrollo
incrementar su capacidad instalada. económico ha sido heterogéneo por varios años.
No obstante, desde el Acuerdo de Cartagena
En relación con los resultados de la (1969) se ha manifestado la intensión de crecer
estimación de los dos modelos que reflejan el unidos económicamente como comunidad.
mejor comportamiento del sector manufacturero, Esta diferencia es una de las causas que ha
es importante resaltar que la inversión en llevado a las migraciones y a caracterizarlos
la tecnología o en la FBKF es fundamental como naciones con mano de obra barata o mal
en el desempeño de la industria. Por ende, al remunera (Casas, 2001).
comparar los modelos se evidencia que tanto
en lo individual como en el aglomerado son 3
La diversificación de la estructura pro-
eficientes técnicamente, sin embargo por más ductiva mejora la mezcla de productos y el
que en el modelo 3 existe un sesgo en los datos vector de especialización internacional, es un
o la posibilidad de que las demás variables que determinante del cierre de la brecha de produc-
conforman el total de la FBKF tenga un impacto tividad respecto a la frontera tecnológica inter-
superior que solo la maquinaria y equipo, el nacional y, por lo tanto, de la aceleración del

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


110 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

crecimiento de la productividad agregada en 8


La frontera de eficiencia se estima utili-
economías abiertas. Tal diversificación produce zando una función paramétrica o no paramétri-
en esencia no solo mejoras en la competitividad ca, usando métodos determinísticos o estocás-
y el posicionamiento global, sino además per- ticos. El primero, a cualquier desviación de la
mite mejores encadenamientos internos, lo que frontera lo clasifica como ineficiente y no per-
fortalece el impacto positivo del crecimiento mite la posibilidad de eventos aleatorios o de
económico sobre la productividad agregada de otros factores que afecten la producción, mien-
la economía (Vera, 2009). tras que el segundo sí considera perturbaciones
aleatorias. El SFA es una técnica de estimación
Este documento se concentrará princi-
4
no determinística.
palmente en medidas de ET.
9
Battese y Coelli (1995) asumen que Uit
Con los precios de los insumos se puede
5
se obtiene por el truncamiento de cero en la
construir un indicador de la eficiencia de costos distribución normal con media δZit y varianza
que lleva a una medida de la eficiencia de asig- σu2. Donde Zit denota al vector (gx1) que
nación (Coelli et al., 2005). contiene las variables específicas del país y
se sospecha que estos factores contribuyen a
Existen dos nociones de la función de
6
la ineficiencia de la nación y δ es un vector
producción: la teórica que manejan los inge- (1xg) de coeficientes desconocidos. A su vez,
nieros y la empírica que se creó a partir de los Uit = δZit + Wit, donde Wit son las variables
mejores resultados alcanzados en la práctica aleatorias truncadas con media cero y varianza
(Castro & Salazar, 2011). σu2. Así, Uit está distribuida como N+( δZit, σu2).
En otras palabras, este truncamiento ocurre en
7
La medición dirigida a la producción, el punto – δZit de modo que Uit es no-negativa.
refleja el óptimo nivel de productos que alcanza
con unas cantidades de insumos. Entonces, la 10
Para mayor detalle sobre el procedi-
unidad de producción A es ineficiente porque miento, véanse Sharma et al. (2007).
a lo largo de la frontera eficiente, que está
determinada por la función de producción, 11
Los resultados de la estimación del
conlleva usar mayor cantidad de insumos para modelo o ecuación (6) son los mismos cuando
obtener niveles de producción inferiores a estas, se tiene o no en cuenta el término mu (µ).
por más que use la misma cantidad de insumos
que B. Siendo la unidad B y C eficientes (véase 12
La estructura formal de la ecuación del
gráfica 2-a). Por otro lado, la medición orientada
modelo 2 y 3 está dada del siguiente modo:
al producto se liga directamente con la frontera
Ecuación VA1: Lnf(xit, t, β) = β0 + β1LnKit
de posibilidades de producción (FPP), que
+ β2LnLit + β3t + 0,5[β4(LnKit)2 + β5(LnLit)2
expresa el conjunto máximo de producción
+ β6t2] + β7LnKitLnLit + β8tLnKit + β9tLnLit +
dado un nivel de insumo. Por ende, se considera
β10LnVA1it.
eficiente algún punto que se encuentra sobre la
Ecuación VA2: Lnf(xit, t, β) = β0 + β1LnKit
frontera (unidad B, gráfica 2-c); esto equivale
+ β2LnLit + β3t + 0,5[β4(LnKit)2 + β5(LnLit)2 +
a que la ET sea el ratio OA/OB. Caso contrario
β6t2] + β7LnKitLnLit + β tLnKit + β9tLnLit +
ocurre con la unidad A, donde un conjunto de 8
β10LnVA2it.
insumos X obtiene dos productos (output1,
output2) que al representarse en FPP se ubica
por debajo de esta, lo que conduce a menores
13
Lo comprende el componente de error
cantidades de producto empleando las mismas que explica el ruido estadístico y componente
cantidades de insumos (Castro & Salazar, 2011). de error.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 111

Referencias to paddy farmers in Indian. Journal of


productivity Analysis, 3(1), 153-169.
Acevedo, M. (2004). Diferencias Regionales doi: 10.1007/BF00158774
en la Eficiencia Técnica del Sector
Confecciones en Colombia: Un análisis Battese, G., & Coelli, T. (1995). A model
de Fronteras Estocásticas (Tesis de for technical inefficiency effects in a
grado). Universidad de los Andes, stochastic frontier production function
Bogotá D.C. for panel data. Empirical Economics,
20, 325-332.
Aigner, D., Lovell, C. A. K., & Schmidt, P.
(1977). Formulation and estimation Brescia, V., Lema, D., & Barrón, E. (2003).
of 25 stochastic frontier productions Dinámica de producción y eficiencia
function models. Journal of economics, en empresas agrícolas: metodologías
6, 32-37. para el análisis de datos en panel
(Instituto de Economía y Sociología
Amézquita C. (2008). La industria – INTA, Documento de Trabajo 29).
manufacturera en Colombia 1995- Recuperado de http://inta.gob.ar/sites/
2005. Revista Facultad de Ciencias default/files/script-tmp-dt29.pdf
Económicas: Investigación y reflexión,
16(2).61-78. Casas A. M. (2001). La comunidad Andina:
30 años en busca del desarrollo. Revista
Batra, G., & Tan, H. (2003). SME Technical de Fomento Social, 56(221), 65-91.
Efficiency and its Correlates: Cross-
National Evidence and Policy Implica- Castro, G., & Salazar, R. J. (2011). Eficiencia
tions (World Bank Institute, Working financiera del sector industrial de agro-
Paper). Washington: World Bank Ins- químicos, Colombia, 2005. Economía
titute. Recuperado de http://info.worl- Gestión de desarrollo, 11, 91-119.
dbank.org/etools/docs/library/74068/
china/readings/oct30/tan30engl.pdf Caves, R. & Barton, D. (1990). Efficiency
in U.S. Manufacturing Industries.
Battese, G., & Broca, S. (1997). Functional Journal of Economic Literature. 30(1),
Forms of Stochastic Frontier Production 185-187.
Functions and Models for Technical
Inefficiency Effects: A Comparative Coelli, T. (1996). A Guide to Frontier Version
Study for Wheat Farmers in Pakistan. 4.1: A Computer Program for Frontier
Journal of Productivity Analysis, 8, Production Function Estimation
395-414. (Centre for Efficiency and Productivity
–CEPA, Working Paper No. 96/07).
Battese, G., & Coelli, T. (1988). Prediction Australia: University of New England.
of firm level technical efficiencies
with a generalized frontier production Coelli, T., Rao, D. S. P., & Battese, G. E.
function and panel data. Journal of (1998). An introduction to efficiency
econometrics, 38, 387-399. and 26 productivity analysis. Boston:
Kluwer Academic.
Battese, G., & Coelli, T. (1992). Frontier
production functions, technical effi- Coelli, T., Rao, D. S. P., & Battese, G. E.
ciency and panel data with application (2005). An Introduction to Efficiency

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


112 Adriana María Molina Romero - Geovanny Castro Aristizabal

and Productivity Analysis (2da ed). tion and Allocation. Nueva York: John
Nueva York, Springer. Wiley & Sons.

Debreu, G. (1951). The Coefficient of Kumbhakar, S. C., & Lovell, C. A. K. (2000).


Resource Utilization. Econometrica, Stochastic frontier analysis. Nueva
19(3), 273-292. York: Cambridge University Press.

Díaz, M., & Sánchez, R. (2008). Firm size Margono, H,. & Sharma, S. (2006).
and productivity in Spain: A stochastic Efficiency and Productivity Analyses of
frontier analysis. Small Business Indonesian Manufacturing Industries,
Economics, 30, 315-323. Journal of Asian Economics, 17(6),
979-995.
Farrell, M. J. (1957). The Measurement of
Productive Efficiency. Journal of the Meeusen, W., & Vanden Broeck, J.
Royal Statistical Society, 120(3), 253-90. (1977). Efficiency estimation from
Cobb-Douglas production functions
Green, A. & Mayes, D. (1989). The with composed error. International
measurement of technical inefficiency economic review, 18, 284-299.
of UK manufacturing industry.
Economic Journal, 10, 523-538. Mini, F., & Rodríguez, E. (2000). Technical
Efficiency Indicators in a Philippine
Green, A., Harris, C. y Mayes D. (1991). Manufacturing Sector. International
Estimation of technical inefficiency Review of Applied Economics, 14(4),
461-473.
in manufacturing industry. Applied
Economics, 23(10), 1637-1647. doi:
10.1080/00036849100000128 Moreno, A. M. (2008). Las Leyes del
Desarrollo Económico Endógeno de
Kaldor: El caso Colombiano. Revista de
Grether, J. (1999). Determinants of Techno-
Economía Institucional, 10(18), 129-
logical Diffusion in Mexican Manufac-
147. doi: 10.1080/02692170050150138
turing: A Plant-Level Analysis. World
Development, 27, 1287-1298.
Mutis, H. (2006). Una aplicación del análisis
de frontera estocástica: el caso de
Harris, C. M. (1989). Technical in efficiency hospitales de nivel II en Colombia.
of Australian Manufacturing industry Lecturas Matemáticas, Volumen
(Bureau of Industry Economics, Especial, 259–270.
Occasional Paper No. 4). Canberra:
Bureau of Industry Economics Pareto, V. (1906). Manual of political
economy. (Trad. A. S. Schwier). Nueva
Kim, S. (2003). Identifying and Estimating York: Augustus M. Kelley.
Sources of Technical Inefficiency in Ko-
rean Manufacturing Industries. Contem- Patiño Y. A., Gómez, G. A., Osorio, E.
porary Economic Policy, 21, 132-144. (2010). Evaluación del desempeño del
sector de distribución de electricidad en
Koopmans, T. C. (1951). Analysis of Pro- Colombia: una aplicación del análisis
duction as an Efficient Combination of de frontera estocástica. Ensayos sobre
Activities. Activity Analysis of Produc- política económica, 28(62), 70-123.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015


Análisis de eficiencia del sector industrial manufacturero en cinco países suramericanos, 1995-2008 113

Quintero, J. (2005). Competitividad en la in- Tansini, R., & Triunfo, P. (1998). Eficiencia
dustria manufacturera de Cartagena: técnica y apertura comercial en cuatro
Un análisis de eficiencia técnica en el ramas industriales (Universidad de la
periodo 2001-2004 (Serie de estudios República. Facultad de Ciencias socia-
sobre la competitividad en Cartagena). les. Departamento de Economía, Do-
Cartagena: Observatorio del Caribe cumento de Trabajo No. 09/98). Recu-
Colombiano. Recuperado de http:// perado de https://www.colibri.udelar.
www.ocaribe.org/publicacionesinfo. edu.uy/bitstream/123456789/2321/1/
php?la=en&id_publicacion=73 DT%20E%201998-09.pdf

Sharma S.C., Sylwester K., & Margono H. Vera, L. (2009). Declinación y potencialida-
(2007). Decomposition of total factor des del sector industrial manufacturero
productivity growth in U.S. states. The en Venezuela (Tesis de maestría). Uni-
quarterly review of economics and versidad central de Venezuela, Caracas.
finance, 47, 215-241.

Civilizar 15 (29): 93-114, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015

Corporate social responsibility of Colombian


tobacco industry: Is it a strategy?1

Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco


en Colombia: ¿Es la estrategia?
Recibido: 09 de abril de 2014 – Revisado: 21 de julio de 2015 – Aceptado: 14 de septiembre de 2015

Diana Niño-Muñoz2

Abstract
This research focuses on Corporate Social Responsibility (CSR) by tobacco
companies in order to answer whether these companies used CSR initiatives
in Colombia as a strategy to enhance the corporate image and counter their
bad reputation, as part of its strategy to prevent further advances in regulation.
I used a qualitative data analysis to process the documents available on its
official internet pages and major national media between 2008 and 2011. The
most important conclusion is that the tobacco companies appear as a strategic
partner in efforts for development of the country, with two possible objectives: 1
Research paper that is a result of
to improve their image or gain influence in political processes. It is necessary the project “Making the Colombian
to consider these strategies especially in light of the scope of the ban to anti tobacco law work” at Escuela
de Economía of Universidad Sergio
sponsorship and promotion that the industry has. Arboleda, Bogotá, Colombia funded
by Bloomberg initiave suported by
Keywords Unión Internacional contra la Tuber-
Corporate Social Repomsibility, CSR, tobacco control, monittormg. culosis y Enfermedades Respirato-
rias  and Organización Panamericana
de la Salud. (Opinions, mistakes,
Resumen omissions are the exclusive author´s
Esta investigación se centra en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) responsibility). The author thanks
Prabhat Jha and Blanca Llorente for
de las compañías tabacaleras con el objetivo de responder si estas compañías their comments and support in the
usaron las iniciativas de RSC en Colombia como una estrategia para mejorar process of building up this paper.
2
Magister in Interdisplinary Studies
la imagen corporativa y contrarrestar su mala reputación, como parte de su on Development from Universidad
estrategia para evitar mayores avances en la regulación. Utilicé un análisis de de Los Andes, Bogotá, Colombia and
datos cualitativos para procesar los documentos disponibles en sus páginas Specialist in Otganizations, Social
Responsibility and Development at
de internet oficiales y en los principales medios de comunicación nacionales this Univesity. Economist, a degree
entre el 2008 y el 2011. La conclusión más importante es que las compañías in Philosophy amd Humanities from
Universidad Sergio Arboleda. Re-
tabacaleras aparecen como un socio estratégico dentro de los esfuerzos de searcher and professor at Escuela de
desarrollo del país, con dos posibles objetivos: mejorar su imagen o ganar Economía of Universidad Sergio Ar-
boleda, Bogotá, Colombia.
influencia en procesos políticos. Se hace necesario considerar de manera Email: diana.nino@usa.edu.co
especial estas estrategias a la luz del alcance de la prohibición al patrocinio y For citation use: Niño-Muñoz, D.
promoción que tiene la industria. (2015). Corporate social responsibili-
ty of Colombian tobacco industry: Is
it a strategy? Revista Civilizar Cien-
Palabras clave cias Sociales y Humanas, 15(29),
Responsabilidad Social Corporativa; RSC; Control de tabaco; Monitoreo. XX-XX.
116 Diana Patricia Niño-Muñoz

Introduction section describes the qualitative methodology


applied to organize and analyze the information.
In Colombia there are two major players in Section five shows the main results obtained
the tobacco industry: Philip Morris International after applying the different codes defined in the
(PMI) and British American Tobacco (BAT). methodology to classify the information. To
In 2005 PMI acquired Coltabaco and in 2011 introduce the abundant material in a tractable
BAT purchased Protabaco, both tobacco way, results are presented in three stages.
manufacturing companies in the country. Before First, tobacco industry’s activities reported in
these firms entered the Colombian industry, they the official media between 2008 and 2011 are
already used Corporate Social Responsibility described in terms of a timeline, linking them
(CSR) as a tool to build a positive image and to the normative developments that allowed
counteract the bad reputation coming from the inception of the Tobacco Control Act in
the devastating health consequences deriving Colombia (Ley 1335 de 2009). The latter is
from consuming their products (Fooks et al., the main reason to choose that period, which
2011; Hirschhorn, 2004). More recently, public was the most active in terms of discussion and
documentation from Coltabaco also recognizes adoption of regulatory changes fostered by the
not only its intentional use of this strategy to implementation of the Framework Convention
discourage tobacco control efforts, but also to on Tobacco Control (FCTC). Second, CSR of the
report success in its efforts (Patino, 2013). two major tobacco companies in Colombia are
exposed according to the evidence found in the
Based on these authors, this paper pre- official websites between 2008 and 2011 with
sents the following research question: Are tho- a review in 2015. The results section ends with
se transnational firms using CSR initiatives in an exposition of other salient findings. Section
Colombia as a strategy to prevent stronger re- six discusses the previous results considering
gulation? To answer it, this paper used a Qua- some of the key theoretical elements mentioned
litative Data Analysis to process a monitoring in section two. Finally, the last section offers
of the documents available in their official web conclusions and recommendations.
pages and in local main media between 2008
and 2011. The most important conclusion is that Corporate Social Responsibility
the tobacco companies appear as a key partner approaches
in the country’s development efforts with two
possible objectives: to improve image and to Porter y Kramer (2006) are pioneers
gain influence on political processes. The pro- proposing CSR as a business strategy to acquire
cedure and results of this research may provide competitive advantage. Strategy is different from
an outline for a mechanism to monitor those activities or practices, because these are a part of
practices regularly and to contribute to inform the strategy. In this sense, Lindgreen, Córdoba,
valuable tobacco control strategies for both the Maon and Mendoza (2010, pp. 230-231) consider
government and the civil society. Hopefully, that organizations’ strategies must “fit their
this analysis will also provide more elements to social context and find meaningful ways to work
understand the challenges of regulation to cou- with local communities by combining various
nteract their strategies. elements of CSR practices”. Then, strategic CSR
must go beyond the best practices and shift from
The paper is structured in six sections, a fragmented posture to an integrated approach
including this introduction, as follows: section (Porter & Kramer, 2006).
two presents some of the most salient approaches
to CSR. Section three reviews the background Nevertheless, CSR is not a univocal
about the CSR of the Tobacco Industry. The next concept, and it has not been adopted in the

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 117

same way by the firms. Thus, it is convenient The approach known as cause-related
to understand some of these approaches before marketing conceives CSR as strategies to im-
undertaking the task of analyzing CSR in prove the firm’s image, increasing sales and
tobacco companies in Colombia. The literature economic benefit. This should not be interpre-
on this topic identifies several classifications ted as a criticism against the firms’ efforts to
about CSR theories (Carroll, 1999; Melé, communicate the positive social effects emer-
2004; Garriga & Melé, 2004, 2013; Argandoña, ging from their activities. Stakeholders –in-
2007a, 2007b). For the purposes of this paper cluding shareholders, but also other groups
the classification suggested by Garriga and concerned with the firm’s sphere of influence–
Melé (2004) is appropriate because it has a have the right to be informed (Hoyos-Vásquez
wide scope that presents a rather complete & Solarte, 2007) and with this communication
landscape of the debates and consensus companies have the possibility to align corpo-
surrounding the types of CSR and the strategies rate behavior with stakeholder expectations
that the firms should adopt or actually use. An (Dawkins, 2005). Even more, “spreading the
analysis of this classification was developed in information on CSR activities performed by
a previous study (Niño-Muñoz, 2012), where the firm might motivate other firms to adhere
the reader can deepen the explanation of the to that same vision and effort” (Pezoa, 2004,
categories presented in this paper. Among all p.280). Likewise, communication about the-
the categories identified by Garriga and Melé se practices promotes among consumers the
(2004), four of them seem quite relevant for firm’s reputation, its credibility and honesty
the type of analysis intended here: maximizing and increases their loyalty to the firm’s pro-
the shareholder value, cause-related marketing, ducts (Park, Lee, & Kim, 2014). The problem
corporate constitutionalism, and the common with this approach emerges when the content
good approach. of the communication is not a consequence of
the firm’s actions (Pezoa, 2004). When benefi-
The main exponent of the first category ciaries are not related with the company’s core
–maximizing the shareholder value– is Fried- business, it generates suspicion with regard to
man (13 de septiembre de 1970) who stated that the sincerity of the firm (Yoon, Gürhan-Can-
‘‘there is one and only one social responsibility li, & Schwarz, 2006). In consequence, “acti-
of business to use its resources and engage in ac- vities, which typically exploit cause-related
tivities designed to increase its profits so long as marketing, are classical musical concerts, art
it stays within the rules of the game’’. Although exhibitions, golf tournaments or literacy cam-
this posture implies limitations, this is not the paigns” (Garriga & Melé, 2004, p.55).
place to get into that discussion. Suffice to say
that the objective of this paper is not to stigmati- Continuing with the suggested category
ze economic profit. It acknowledges the fact that review, corporate constitutionalism understands
profit allows the functioning, maintenance and the firm as a social institution with a certain
expansion of the firms (Debeljuh, 2009). In fact, amount of power over the society, power that
safeguarding the optimum use of the resources should be used in a responsible manner (Garriga
to obtain benefit is a central responsibility of any & Melé, 2004). Likewise, this approach views
firm. But it does not follow that this should be the firm as a political organization “because it
the only or even the main responsibility. The firm contributes to the shaping of society” (Paladino
should go “beyond the mere economic contract & Willi, 2004, p. 111). In a continuously glo-
with society” (Paladino & Willi, 2004, p.91) balizing world, where transnational companies
and should remember that wealth accumulation control an increasing piece of the world eco-
is good as a means to a higher end (Aristóteles, nomy, their actions have a bigger impact. Thus,
2013, original in 1475). the political dimension of these firms becomes

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


118 Diana Patricia Niño-Muñoz

larger and even more real in terms of their po- Background about the CSR of the
tential to act and improve the quality of their tobacco industry.
own milieu. Davis (1960), a pioneer in this sub-
ject, states that one of the essential laws in the In the last years, CSR has become an
management of the firm’s social power is the important facet of any company; especially in
iron law of responsibility. According to this law, those with bad reputation (e.g., tobacco firms)
“in the long run those who do not use power in which are interested in improving their negative
a manner which society considers responsible image through CSR activities. (Yoon et al.,
will tend to lose it because other groups even- 2006). It is expected that CSR creates trust
tually will step in to assume those responsibili- in the company and it will bring an improved
ties” (Davis, 1960, p. 63). perception of the firm (Park et al., 2014).
However, it depends on the perceived sincerity
Last, this analysis considers relevant the of the company’s motives to achieve positive or
common good approach, which stands among negative effects (Yoon et al., 2006).
the ethical theories of CSR. This approach
sees the organizations as intermediate social Sincerity in CSR initiatives of Tobacco
institutions between the individual and companies is questioned, because on one side
society, and in turn, the organizations have a cigarettes cause harm and death, and, on the
responsibility in this relationship: to contribute other, they make marketing efforts to target
to common good (Melé, 2004; Aguilar, 2011). young people (Chapman, 2004; Palazzo &
The common good should be understood as Richter, 2005; Yoon et al., 2006) and women
“the set of all conditions of social life which (Ho, Shi, Ma, & Novotny, 2007). Thus,
allows groups and every member of these CSR initiatives constitute a “strategic goal
groups to reach their perfection in a fuller to distract attention from their controversial
and easier way” (CIC, 1992, p.427). This activities, lessen the negative consequences
view assumes that CSR as a set of “policies of stigmatization and neutralize the impact of
and programmes generated by the firms and litigation proceedings” (Grougiou, Dedoulis,
enforced voluntarily, in order to face their & Leventis, 2015: 295). In fact, studies found
responsibilities to their stakeholders and that tobacco companies have used CSR in UK
society in general” (Argandoña, 2007c, p. (Fooks et al., 2011) and in USA (Hirschhorn,
1), and with the purpose of improving their 2004) as a tool to build a positive image and
milieu, and contributing to common good. counteract the bad reputation coming from the
devastating health consequences deriving from
In sum, this previous analysis allows consuming their products.
highlighting conditions of a complete CSR
behavior. A responsible firm should get profit CSR of tobacco companies has also been
to secure functioning, maintenance and ex- questioned because academics have asked
pansion of the company (Debeljuh, 2009); it for two requirements of CSR concept: i) to
should communicate sincerely companies’ ac- contribute to the well-being of society; and ii)
tivities to align corporate behavior with stake- to abolish Corporate Social Irresponsibility
holder expectations (Dawkins, 2005) and to (CSI), such as cheating customers (Lin-Hi
motivate other firms to follow the same path & Müller, 2013). Avoiding CSI is a central
(Pezoa, 2004, p.280). Although, a responsi- precondition to be socially responsible (Lin-Hi
ble firm understands its power over society & Müller, 2013). From this perspective, in a
and contributes to shape it (Paladino & Wi- historical approach, Palazzo and Richter (2005)
lli, 2004, p. 111) and to promote the common found that tobacco companies have presented
good (Melé, 2004). the following behavior: massive lobbying

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 119

and misinformation campaigns publicly; also the Internet archives of El Tiempo and El Es-
sponsored researches to put on doubt scientific pectador, because they are the most important
evidence about the addictive character of mass media in Colombia with national covera-
nicotine and the association between cigarettes ge and larger records in internet. This collection
and lung cancer; and a political hidden agenda method is similar to the exposed by Atusin-
to get lower tobacco taxes. gwize, Lewis and Langley (2015). In sum, 824
news reports were collected.
Methodology.
The search terms of news monitoring were
A process of data collection and then a developed in relation to the tobacco industry’s
qualitative data analysis were implemented to activities. The following key terms were used
answer the research question. Two forms of data to perform the searches in the data bases of
collection were used. First, a search of CSR ini- media: Tobacco, cigarette, Phillip Morris, British
tiatives that tobacco companies reported it was American Tobacco, Protabaco and Coltabaco.
done in 2011, July 8 using the official documents During the process a number of obstacles limited
available in www.pmi.com, www.batcolombia. the scope of the search. First, the years with
com, www.protabaco.com (Coltabaco did not information available in the databases of El
have web page, because it shared it with PMI). Tiempo and El Espectador went as far back as
14 CSR programmes self-reported by BAT, Pro- 2008. The TV channels CityTv and Caracol (both
tabaco and PMI were identified (Annex 1). This with news shows) provided information only
review was rerun on 2015, September 30 to iden- since 2009. In 2010 and 2011 the information
tify any relevant change since the original search available came from a wider range of sources,
date. In this new report, www.protabaco.com such as RCN (TV news show), La República and
disappears because BAT acquired Protabaco and Portafolio (newspapers), Semana (magazine),
now they share the same web page. among others. A second limitation was the lack
of standardized terms in the search engines
Second, a monitoring of news in the (unlike more specialized sources), because the
country’s most important mass media was per- search results obtained with the selected key
formed, considering the period between 2008 terms produced many irrelevant results, so the
and 2011. The selected period of time looked manual selection involved considerable time.
for monitoring possible changes in the firms’
strategies before and after the approval of the After data collection, a Qualitative Data
tobacco control act of 2009 in Colombia (Ley Analysis was used inspired by Cisterna-Cabrera
1335 de 2009). This period was the most active (2005) and Ulin, Robinson, and Tolley (2006).
in terms of discussion and adoption of regula- First, deductive categories were constructed to
tory changes fostered by the implementation allow an organized compilation of news and
of the FCTC. In addition, monitoring media documents. In the case of CSR initiatives that
were identified as a useful methodology be- tobacco companies reported, they were classi-
cause stakeholders expect to know about CSR fied in four topics: Health; Agricultural; Envi-
activities through firms’ communications and ronmental; Social (Annex 1). For monitoring of
unbiased media sources (Dawkins, 2005). The news, I used two organized parameters: i) the re-
following media databases were searched to search question and ii) the objective of looking
identify tobacco industry’s activities: El Tiem- possible changes in the firms’ strategies before
po; El Espectador; CityTV; Portafolio, Semana, and after the approval of Law 1335 in Colom-
Caracol; RCN. In addition, other publications in bia. Initially five topics have been included for
Colombia were identified using Google News. news monitoring. One was related with CSR
Nevertheless, most of the search was done in and community activities of the tobacco com-

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


120 Diana Patricia Niño-Muñoz

panies in Colombia. The other four were chosen fumadores en sus casas, 03 de enero de 2008)
considering key topics in the FCTC, which are and Turkey (EFE, 2008)– started to develop
involved in the Colombian Law 1335: Smoke- tobacco control laws following the example of
free areas; sales of cigarettes individually; pro- successful experiences in other countries like
motion, advertising and sponsorship; prices, ta- England, Canada and Uruguay. At the same
xes and smuggling. A monitoring news’ matrix time, the World Health Organization (WHO)
was built to distinguish each category. published in its report on the global tobacco
pandemic, that “tobacco consumption will
Second, I identify other typologies that increase in poor countries as a result of the
emerge from data. In the case of CSR initiatives, tobacco industry’s strategy to attract young
the results were presented in five final categories: people and women in these nations, where now
cultural events; youth campaigns; community live 80 % of smokers” (Las tabacaleras buscan
campaigns; environmental programmes and más fumadores en países pobres, 08 de febrero
regulation. In the case of news monitoring, de 2008). In the meantime, in Colombia the
besides those already exposed, I included seven National Cancer Institute (INC) released their
new categories related with general tobacco estimates on the impact of tobacco consumption
issues and CSR programmes: Colombian Law in Colombia, which caused 20,000 annual
1335 of 2009; tobacco industry; international deaths and a financial burden of 2,2 billion
context; health; campaigns (smoking cessation pesos (about U$ 1 118 454,51) (Las tabacaleras
and education for prevention); agriculture; and buscan más fumadores en países pobres, 08 de
other information. It was necessary to establish febrero de 2008). The results from the global
limits of each topic and to check the first youth tobacco survey (GYTS) showed that
monitoring news’ matrix. 29.8% of students from a sample of 50 schools
in Bogotá between 6th and 9th grades, were
Third, a data reduction was done to smokers and 61.6% had tried cigarettes at
synthesize the information and to identify least once (Tabaquismo en Niños, Lío Mayor,
important concepts and essential relationships. 2008). This scenario indicates that the worries
The information was analyzed with three about tobacco consumption as a public health
approaches: i) tobacco industry’s activities problem were present in the media.
were described in terms of a timeline; ii) CSR
initiatives and other important findings were Despite these warnings of initiatives to
exposed with the mentioned categories; and iii) reduce consumption such as the adoption in
classification of CSR theories presented in this Colombia of the FCTC in 2006, the tobacco
paper was used to deduce CSR strategies of the industry continued with expansion projects
firms: maximizing the shareholder value, cause- in the country. In December 2008 Coltabaco
related marketing, corporate constitutionalism, announced its intention to increase the cultivated
and the common good approach. Finally, I area (Coltabaco impulsa el cultivo de 500
achieved results and conclusions. hectáreas de tabaco en la costa norte, 03 de
diciembre de 2008). In 2009 it communicated its
Results. plans to invest more than US$130 million during
the following four years (Dominguez, 2009)
Tobacco industry activities along a and expand its export goals to Brazil, Mexico,
timeline. Costa Rica, Guatemala, Dominican Republic
and Europe (Coltabaco Exportará, por Primera
In the international scenario, at the vez, sus Productos a Brasil, 2009). Within this
beginning of 2008 many countries –such as strategy, the company intended to promote
Germany, France, Portugal (Leyes confinan a tobacco production in areas affected by long-

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 121

term violence, such as Montes de María (Las 11 de marzo de 2008) and established a
tabacaleras buscan más fumadores en países strategic alliance with Corpoica, Unisangil
pobres, 08 de febrero de 2008) and in the states and Universidad Nacional de Colombia to
(departamentos) of Sucre and Bolívar (Contratos develop five research projects approved and
para fomentar cultivo de tabaco, 2009). The co-financed by the Ministry of Agriculture
program included seeds supply, “free technical (Protabaco alista plan para mejorar cultivos,
assistance, financial aids for peasants and sales 19 de mayo de 2008). Similarly, in 2010 this
contracts with fixed prices to secure stable cash tobacco company jointly with the Agriculture
flows and reduce uncertainty about expected and Cattle Guarantee Fund supported small
crop revenues” (Coltabaco impulsa el cultivo farmers’ projects and helped them have
de 500 hectáreas de tabaco en la costa norte, 03 access to special credit lines offered by Banco
de diciembre de 2008, traducción del autor). All Agrario de Colombia (the government’s bank
these were also devised in an environmental- to promote agriculture), (Mantienen oferta de
friendly framework. With these investments, the crédito, 29 de mayo de 2010). During the rain
company declared they expected to contribute to emergencies in 2011 Protabaco, the Ministry of
the generation from 25.000 (Dominguez, 2009) Agriculture and MAPFRE offered an insurance
to 30000 (Quintero, 08 de junio de 2010) rural and subsidy program to secure crops and crop
employments, and to the consolidation of the quality (Cantillo, 2011).
peace process through the support of agricultural
activities for displaced families (La nueva cara In the legislative field, Colombia has
de El Salado, 08 de julio de 2011). By this token, also advanced rapidly. On 2008, May 30, the
Coltabaco stated: “[we] hoped that Colombia Ministry of Health issued a regulation on smoke
would become a tobacco leaf export center for free areas, Resolution 1956, which banned
other subsidiaries of PMI” (El país sembrará más smoking in closed public spaces (Prohíben
tabaco, 2009, traducción del autor). In the process, fumar en recintos públicos, 31 de mayo de
the company established cooperation bonds 2008). Although in an early stage the National
with institutions such as Quindio’s Economic, Bar Association had sent a letter of complaint
Rural and Environmental Development Office against this norm, later this organization
(Cultivos de tabaco generarán más empleos en el changed its position and provided full support
Quindío, 19 de marzo de 2010), the US Agency to one of the law draft on tobacco control (Ley
for International Development (USAID), the antitabaco supera otro escollo en el senado, 19
International Organization for Migration (IOM), de noviembre de 2008). The said letter stated
the National Commission for Reparation and the Association’s concern, among other things,
Reconciliation (CNRR), Semana Foundation about not having been included in the discussion
(Santos dice que en la Masacre de El Salado hubo of a norm that, according to the Association,
omisión, 08 de julio de 2011) and Social Action violated public freedoms of citizens and made
(the main government program developing owners of establishments responsible for the
social policies), (La nueva cara de El Salado, 08 behavior of their clients (Piden revocar medidas
de julio de 2011). contra los fumadores, 05 de julio de 2008).

Protabaco also promoted in the media Under these circumstances, early in


their expansion programs, although only their 2008, three law proposals were presented to the
brands Mustang and Premiere were produced Congress, all of them aiming at the regulation
with local tobacco leaf (Cantillo, 2011). At the of the FCTC (En el Congreso de la Republica
beginning of 2008, Protabaco signed new export tres proyectos de ley sobre el tema, 27 de mayo
contracts with European countries (Protabaco de 2008): The first law proposal, led by Senator
firma nuevos contratos de exportación, Dilian Francisca Toro, “emphasizing the

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


122 Diana Patricia Niño-Muñoz

protection of minors from the exposure to smoke 22 law proposals on tobacco control had not
and from industry’s advertising” and banning prospered in Congress” (Rodríguez, 15 de junio
individual cigarette sales; the second one led by de 2009). Bogotá’s Health Authority supported
Senator José David Name focussing in smoke these statements (Citytv, 29 de mayo de 2009),
free areas (Espejo, 7 de noviembre de 2008) and even other senators accused the tobacco
as the last law proposal from Senator Zulema companies (Phillip Morris niega sobornos para
Jattin. Several aspects of the debate surrounding tumbar Ley Antitabaco, 12 de junio de 2009).
these proposals should be mentioned. First, Regarding these accusations, PMI denied any
the press exposed accusations about certain involvement in bribery. With the development
alterations to the two last proposals, asserting of the debates it came as a surprise the approval
that “they [did not have] the exact content of the of Senator’s Dilian Francisca Toro proposal
FCTC, which had already proven to be effective in July, which became Law 1335 in 2009, the
in the reduction of tobacco consumption.” (En current tobacco control Act in Colombia.
el Congreso de la Republica tres proyectos de
ley sobre el tema, 27 de mayo de 2008; Hay Last, it is important to describe briefly
micos de senadores en ratificación del convenio the acquisition process of Protabaco by one
contra el tabaco Claudia Víctor, 12 de abril de of the largest and most powerful tobacco
2009, traducción del autor) Second, regarding companies in the world. In July, 2009, PMI
the measures to ban individual cigarette sales, announced its intention to buy this Colombian
the president of the Association of retailers, company (Philip Morris compra a Protabaco
FENALCO, rejected the sanctions considered por US $452 millones, 10 de julio de 2009).
in the proposal, in view of the situation of small However, after a long debate in June, 2010, the
retailers. Other senators expressed concerns Superintendence of Industry and Commerce,
about the impact on the informal street sellers SIC, the agency in charge of anti-trust
(Polémica por venta fácil de cigarillos, 05 regulation in Colombia, rejected the operation
de mayo de 2009). Third, a letter of the vice due to violation of market concentration
minister of agriculture was sent to the National restrictions (PMI already owned in 2005 the
Television Commission to keep cigarette other tobacco manufacturing company in
advertising at night time (Rodríguez, 15 de the country, Coltabaco), (No fue aprobada
junio de 2009). One final area of debate was la compra de Protabaco por Phillip Morris,
the accusation by Senator Name about bribes 13 de junio de 2010). The announcement
worth $500 million pesos as well as death was obviously unwelcomed and after several
threats pressing him to withdraw his proposal. months, finally it was BAT which purchased
He expressed his belief that these threats did not Protabaco in May 2011 (British American
come from the tobacco industry (Espejo, 7 de Tabacco compra a Protabaco por US$452
noviembre de 2008). However, months later in millones, 26 de mayo de 2011).
the midst of a Congress debate that resulted in
the addition of two paragraphs which distorted CSR activities of tobacco companies.
the original text of his proposal (Dmoteroa,
22 de mayo de 2009), Name “denounced the Continuing with the analysis, now the
industry’s constant lobby and pressures to sink CSR initiatives of the tobacco companies
the proposals that attempted to pass legislation are described through established categories.
to reduce tobacco consumption” (Con “Micos” The information comes from the websites of
en Ley antitabaquismo buscan eliminar these firms and from information published
espacios libres de humo, 21 de mayo de 2009, on the press. See Annex 1 for a summary of
traducción del autor). He added in another the initiatives reported in the websites of the
interview that “it [was] no coincidence [that] tobacco companies.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 123

The first category used to synthetized Dígale sí a su responsabilidad de decir no


information is cultural events. The sponsorship (Say yes to your responsibility of saying
of cultural events is particularly frequent for BAT no) with the stated objective of increasing
through BAT Foundation. The Law 1335 bans the awareness of retail sellers, reaching 41.000
sponsorship when it “implies the direct or indirect stores, supermarkets and gas stations across
promotion of tobacco products and its derivates”. the country (No fue aprobada la compra de
But the manager of BAT Foundation explained Protabaco por Phillip Morris, 13 de junio de
that “the Foundation has never sponsored the 2010). Other two activities from Coltabaco
brands of the company nor has mentioned mentioned in the media were, on the one hand,
them” (BAT seguirá con salón de arte popular; a program to promote student internships called
Ley antitabaco no afectará su realización, 26 de Primer Paso (First step), offering university
julio de 2009, traducción del autor); therefore, students working opportunities in the company
they do not have intentions to stop this practice. (Coltabaco busca el mejor talento de las
“The Foundation [has sponsored] 28 popular universidades en Colombia, 23 de noviembre
festivals, 12 itinerant exhibitions with the First de 2010). On the other hand, Coltabaco donated
BAT Salon of Popular Art, 6 exhibitions with the a soccer field, with changing rooms and stands
second Salon, reaching up to 4 million visitors with a beneficiary population of 500 children
and 8.177 artists” (En pro del arte, 22 de abril in Altos de Cazucá (a low income area in
de 2008, traducción del autor). The Third BAT the outskirts of Bogotá), (En sus marcas, 16
Salon of Popular Art promoted the contest in the de noviembre de 2011). Another campaign
framework of the celebration of the two-hundred with similar features was Fanáticos Mustang
anniversary of Colombia’s independence, with (Mustang is one of the leading brands from
the participation of 1644 works from all over Protabaco), which tried to encourage smokers
the country (Fundación BAT, 2011). In the same to pick up cigarette butts and throw them in
lines, Coltabaco (PMI) organized the contest for trash cans (Hernández, 13 de abril de 2011).
short films by young artists, Instinto Bogotá, Last, the media covered the contest to design a
and Protabaco has also sponsored regional Mustang horse oriented to university students.
festivals (Cabalgata, concierto, toros y silletas
son las actividades programadas para la fiesta de In the category community campaigns, it is
Sogamoso, 15 de julio de 2010). worth mentioning two initiatives. One oriented
toward the adaptation of former members of
The following are programs classified in illegal armed forces and the other to support
the second category, youth campaigns. Since victims of natural catastrophes (mainly due to
2008 BAT Colombia, in cooperation with the heavy rainy seasons). Regarding the first
Fenalco, started a campaign called Prevención groups, Coltabaco and other firms started three
de Fumadores en Menores de Edad (Smoking programmes: the first one, offered help to these
Prevention Among Minors) (Comprometida people to become managers in 25 mini-markets
con la prevención del consumo de tabaco (Artuz, 24 de noviembre de 2011); the second
en menores de edad, 30 de agosto de 2008). one is a programme to engage them in tobacco
Likewise, Coltabaco reinforced this campaign agriculture (Piden erradicar miedo de contratar
with a programme oriented to small retailers desmovilizados, 05 de mayo de 2011), and the
called No somos adivinos muéstranos tu third is the initiative Ruta Ciudadana (Citizen
cédula (We are not psychic, show us your ID) path), which offered a tour around Medellin
(Campaña contra el cigarrillo para menores de with recreational purposes and workshops
edad, 20 de octubre de 2008.). Later, in 2010, about territory, identity, community life, among
BAT Colombia, Fenalco, RCN Compromiso other topics (Mira, 31 de diciembre de 2011).
Social and Petrobras started the campaign Otherwise, to the victims of the floods, BAT

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


124 Diana Patricia Niño-Muñoz

Colombia jointly with the foundation Un techo symbol which identifies a leading local brand
para mi país (A roof for my country) organized a (Mustang). Bakanica is a magazine edited
volunteer plan to build 12 housing units in four by a university with links to an international
cities, an activity funded with the money and health care organization, and distributed free
time provided by the firm’s employees (Alianza of charge in the main universities in Colombia.
de BAT Colombia con un techo para mi país, 03 The contest´s prize was the full payment of one
de abril de 2010). semester’s tuition.

In the fourth category, environmental pro- The Federación Nacional de Comerciantes


grammes, Coltabaco organized the campaign (Fenalco) produced a brochure about the Anti-
Green Print to encourage among the company’s Tobacco Law and its restrictions. The material
employees a reduction in the consumption of pa- is not explicitly linked to any tobacco company,
per and printing materials (Ambientes laborales but BAT reports alliances with Fenalco. This
sanos, 24 de marzo de 2010). In 2010 Protaba- brochure states that “the law does not restrict
co received a recognition for his environmental commercialization, production and distribution
friendly activities (Premiaron a 58 empresas bo- of cigarettes.” This clearly misinforms the
gotanas por ser amigables con medio ambiente, public because although Colombian legislation
22 de diciembre de 2010) and Coltabaco was a allows engaging in these activities, they are
candidate at the Portafolio Prizes in the Social clearly subject to restriction.
Responsibility category. In 2011, BAT Colombia
launched a project with Universidad Nacional to Finally, it is important to stress the pattern
promote organic tobacco crops, without using observed in tobacco industry’s CSR program-
artificial fertilizers and pesticides, with the pur- mes, which always takes place in alliance with
pose of positioning Colombia as a supplier with recognized institutions, mostly those dealing
denomination-of-origin cigarettes (Cigarrillos with problems in the agricultural sector. Many of
con sello propio, 21 de junio de 2011). these projects become symbolic programmes of
public-private partnerships addressing problems
The final category, regulation, appears related with the efforts to advance in the deve-
in the review rerun on 2015, september 30. lopment process of the country. This kind of in-
PMI makes explicit in its web page its interest terventions in the agricultural sector is perceived
of making “advocacy to establish regulations as very important in the Colombian case, consi-
around the world that help prevent tobacco dering local concerns about illicit crops substitu-
consumption by minors” (PMI, 2015a). tion and poverty in rural areas. Apparently, this is
Additionally PMI considers its responsibility one of the image-building strategies used by the
to make its “views clear to those who have the tobacco industry to justify the expansion of its
potential to affect the laws, regulations, and tobacco production in Colombia.
policies that can influence [its] global business”
(PMI, 2015b, traducción del autor). Discussion.

Other results. After understanding the Colombian con-


text and the trends in CSR strategies of tobacco
Other results that could be related with companies in the country, the next step is the
the tobacco industry´s CSR were identified analysis of these activities from the perspective
during the search process: of different approaches presented in a previous
section: Cause-related marketing, corporate
The Magazine “Bakanica” included an constructivism, maximizing the shareholder va-
add promoting a contest to redesign the horse lue and the common good approach.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 125

Cause-related marketing. smoking prevention programs. Unsurprisin-


gly, most industry-sponsored youth programs
The cultural events, popular festivities employ measures known to have minimal im-
pact on youth smoking uptake. In many cases,
and contests sponsored by tobacco companies
they encourage smoking by associating the
may be understood as tools to improve image behavior with aspirational ideals of maturity
or to create a smoke screen just with an external and freedom (smoking as an “adult choice”)”.
makeover to divert criticism from NGOs. In
this way “many corporations have taken up Corporate constitutionalism.
CSR less out of conviction and more to deflect
criticism from NGOs, the commitment being During the news search it became
more apparent than real” (Hirschhorn, 2004, evident that some institutions and regional
p.448)2. Likewise, even if they are not promoting entities recognize tobacco companies as a
directly cigarette consumption in these events, legitimate party to perform interventions
they are creating spaces to present a positive related with development goals of the country.
image of the company to smokers or potential Tobacco companies frequently act in alliance
smokers, building this image around the ideas with government agencies to establish crop
of credibility and honesty. Also, recalling expansion programmes and they even use the
article 16 of the Colombian tobacco control act, support of NGOs to develop their activities
“all forms of promotion of tobacco products oriented to former members of illegal armed
and their derivatives are banned”, this type of forces or natural disaster victims. Thus, their
event sponsorship should not be advertised. projects usually are concerned with social
According to Asma et al. (2009, p.1289), many issues of great importance to the country. Some
authors have reflected upon this issue: state that it is, in the words of a small town
major, “…satisfactory that such companies
In the area of advertising and promotion, the
come to our municipality because with them
tobacco companies have developed target
marketing campaigns including sponsorship also arrives development and education for
of cultural and sports events, have worked the most deprived young people” (Leyva, 16
to circumvent marketing restrictions when de septiembre de 2010). It is worth noting
attempts to prevent or modify marketing that this political and social recognition has
restrictions had failed and have developed brought distinctions and awards to the tobacco
new products to continue to appeal to young companies granted by highly reputable
people (Dewhirst & Hunter, 2002; Pollay & institutions in Colombia.
Dewhirst, 2002; Neuman et al., 2002; Wake-
field et al., 2002; Assunta & Chapman 2004;
Barbeau et al., 2004; Smith & Maone, 2006; However, in this analysis there are three
Anderson et al. 2005; Carpenter et al., 2005; aspects that should be taken into consideration.
LeGresley et al., 2006; MacKenzie et al., First, it is appropriate to remember the study
2007). of Fooks et al. (2011) about BAT incentives to
perform CSR initiatives, with the purpose of
On the other hand, smoking cessation restoring its legitimacy among political elites
or educational campaigns sponsored by the and manage its reputation. This study concludes
tobacco companies can be considered marketing that such activities are tools to secure access to
strategies. The World Tobacco Atlas (2009, key decision makers and influence their views.
p.78) states that
In this respect, BAT’s engagement with the
“…the tobacco industry seizes the opportunity DoH illustrates the way in which CSR offers
to burnish its public image by funding youth companies with poor social or environmental

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


126 Diana Patricia Niño-Muñoz

records a structured environment of dialogue Maximizing the shareholder value.


and engagement, which shifts attention away
from both the social costs associated with the Some organizations like WHO (Las
business and any past behavior that might
tabacaleras buscan más fumadores en países
cause doubts about the trustworthiness of the
pobres, 08 de febrero de 2008) have publicly
company and the relative merits of granting it
access (Fooks et al., 2011, p.8).
denounced that tobacco companies’ strategies
aim at increasing cigarette consumption in
non-developed countries, mainly among
Otherwise, it is important to highlight that
women and children. The report of Harvard’s
PMI makes explicit in its web page its advocacy
School of Public Health also illustrates this
interests (PMI, 2015a, 2015b).
trend stating that “tobacco companies use a
deliberate strategy to recruit and engage young
Following the same path, in 1997, at
smokers, adjusting menthol levels to create
the face of the legal suits against the tobacco
a milder initial experience for those who are
companies in the United States, PMI consultants
just starting to smoke” (EFE, 16 de julio de
recommended the use of these type of strategies
2008). From this perspective, these strategies
to “clean” the company’s image and present could be understood as actions to increase sales
itself as a good corporate citizen (Hirschhorn, and maximize shareholders’ investment, and
2004). In other words, CSR initiatives, especially those related with
youth campaigns’ category, play the role of
[…] several transnational tobacco companies
complementary elements to reach that objective
have engaged in efforts to present themselves
and counteract negative image effects stemming
as socially responsible, demonstrating that
these efforts are no more than public relations from the consumption of their products.
campaigns in response to increasing litigation
against the industry, as well as increasing pu- Common good approach.
blic perception of tobacco companies as un-
trustworthy (Asma et al., 2009, p.1289). The origin of the firms could be explained
as the wish to supply with products the needs
Second, the support provided by these expressed by the people. However, in the
companies to tobacco cultivation should be case of tobacco this need is turned into a
studied carefully in the future, because this health-damaging addiction that causes close
activity is generating an increased dependence to 6 million deaths every year in the world
relationship between peasants and tobacco (WHO, 2011). In fact, authors like Debeljuh
companies. Tobacco companies own the seeds (2009) explain why products such as tobacco
provided to the small farmers and they become are excluded from ethical investment funds.
the sole buyers of the crops. Third, and According to Debeljuh (2009, p. 68) “the central
considering the former idea, it is possible to criterion to select [firms by ethical funds] is the
infer that in the long run this type of strategies nature of the products or services offered by
is not sustainable. In view of the iron law the firm … [and] the possible effects of these
of responsibility, gradually more national products on the environment or on the health”,
and international organizations claim for thus, investment in tobacco companies is not
greater accountability of tobacco companies. considered a responsible investment. Likewise,
Examples of these are WHO, the World Heart the review by Hirschhorn (2004) about firms
Federation, the National Cancer Institute, selected in “social funds”, none of these
the Colombian Cardiology Association, considered tobacco companies suitable, with
the Colombian League against Cancer, and the exception of the Dow Jones Sustainability
Corporate Accountability. Index, which includes BAT3.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 127

In this approach, the organizations have Considering these, a first recommendation is to


responsibility to contribute to common good review the current mechanisms established in
(Melé, 2004) offering some conditions for the country to secure compliance with FCTC
social life. Having this in mind, it might be commitments and dispositions in Law 1335
possible to consider whether tobacco companies regarding bans to advertising, promotion and
contribute to the objective proposed in the sponsorship. Additionally, it is necessary to
approach. But the nature of the product, the pay attention to tobacco industry’s advocacy
evidence collected for this study and in the other because it could point at the gap in regulation
analyses mentioned above, it becomes clearer to secure independence of public policy health
that these companies cannot be labeled as CSR objectives.
organizations. The dignity of the human being
and their physical integrity should always be at Other area that requires special attention
the center of the debates, without forgetting that is the breach created by the tobacco companies
social and economic development in a country in the interpretation of the scope of the ban
should be viewed as a tree-legged commitment, to sponsorship. The FCTC defines tobacco
with private firms, civil society and government sponsorship as “any form of contribution to any
joining forces to reach wellbeing for all event, activity or individual with the aim, effect
members of society. Thus, every one according or likely effect of promoting a tobacco product
to their role may contribute to the curbing of the or tobacco use either directly or indirectly.”
tobacco epidemic. Thus, the idea spread by some tobacco firm’s
representatives about the acceptability of their
Conclusions and recommendations sponsorship activities constitutes a misleading
interpretation of the ban, and this remains an
The first conclusion after performing area of violation of the dispositions both in the
this analysis is that tobacco companies in FCTC and in Law 1335. Therefore, it is relevant
Colombia have devised several CSR strategies to argue that the CSR strategies of the tobacco
surrounding their expansion plans in the industry should be classified as a promotion
country, supported by the idea that they are scheme, and consequently, that they should be
key partners in the country’s development restricted under the current ban to promotion in
efforts. Consequently, such programmes should Colombia.
be seen as tools to reach two objectives. The
first one is improving the companies’ image Another aspect that became evident
and counteracting the negative image impacts throughout the analysis was the similarity of
emerging from the damages caused by tobacco strategies used by tobacco companies in other
consumption. The second objective of this countries. This is one of the reasons why
expansion projects, closely related to the former mechanisms to secure a standard interpretation
one, is gaining influence on political processes of the FCTC are so important. It is also
and facilitating access to decision makers. The important to increase efforts in terms of making
frequent alliances with other organizations, these strategies visible and learn from the
mostly from the public sector, reinforce this experience in other countries dealing with the
idea. Recalling Fooks et al. (2011) this would attempts of tobacco companies to use CSR
not be the first time that tobacco companies use as a tool to by-pass sponsorship bans and to
CSR as a mechanism to restore their legitimacy increase accessibility to political elites. It is also
with the purpose of accessing to policymakers necessary to monitor regularly these activities
and having chances of influencing policy to interpret their maneuvers and generate
decisions related to tobacco regulation. This appropriate responses. Applying the following
efforts would be aimed to soften that regulation. message to the presented arena, Asma et al.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


128 Diana Patricia Niño-Muñoz

(2009, p.1289) say that “…only by knowing because for millions of people, smoking is part
its history and conduct, monitoring its current of an adult lifestyle… We are right because
behaviour, and regulating and restricting the cigarettes are a legal product… What some
environment in which the industry operates, people may not understand is that we are an
can public health strategies be effective”. In this ethical company. Our tobacco business may be
case, the law compliance can be effective. From controversial, but we are principled people who
this perspective, it is important to actualize this are honest and straight-dealing…” (Hirschhorn,
study in future researchers. 2004, p. 449).

Moreover, considering the influence of References


transnational companies in the current global
context, and particularly of tobacco companies, Aguilar, I. (2011). Algunas consideraciones so-
all agents must adopt an active role and demand bre la responsabilidad social empresarial.
greater accountability to reduce the danger Revista Civilizar de Empresa y Econo-
of manipulations and law violations. It is not mía, 2(4), 133–137.
enough to have tobacco control legislation.
Alianza de BAT Colombia con un techo para
Finally, it was not possible to conclude mi país. (03 de abril de 2010). EL Tiem-
in this study if there were any changes in the po. Recuperado de http://www.eltiempo.
intensity of CSR before and after the passing of com/archivo/documento/MAM-3905221
the tobacco control act in Colombia. However,
the evidence shows that there is a strong and Ambientes laborales sanos. (24 de marzo de
persistence emphasis on interventions in the 2010). El Tiempo. Recuperado de http://
rural areas and the agricultural sector. PMI www.eltiempo.com/archivo/documento/
and BAT had a company’s strategy to increase
CMS-7471469
crops to reach its export goals. Furthermore,
their expansion plans are related with their CSR
Argandoña, A. (2007a). La Responsabilidad
programmes. In addition, both companies (BAT
Social de la empresa a la luz de la ética.
and PMI) have concentrated their CSR on the
IESE Business School (Documento de
same areas for the last five years. Only PMI has
investigación No. 708). Universidad de
included recently a new one about advocacy
Navarra. Recuperado de http://www.iese.
interests.
edu/research/pdfs/DI-0708.pdf
Notas
Argandoña, A. (2007b). Responsabilidad social
de la empresa: ¿Qué modelo económico?.
With an exchange rate average of $1967
1
IESE Business School (Documento de
pesos per dollar in 2008.
investigación No.709). Recuperado de
http://www.iese.edu/research/pdfs/DI-
Henderson agrees that many corporations
2
0709.pdf
have taken up CSR less out of conviction
and more to deflect criticism from NGOs, the
Argandoña, A. (2007c). Responsabilidad social
commitment being more apparent than real
y creación de valor para el accionista:
¿Objetivos contrapuestos o complemen-
Regarding these type of arguments PMI
3
tarios? IESE Occasional Paper, 3(7),
has identified itself as an ethical firm: “In 1996
1–13. Recuperado de http://www.iese.
its CEO Geoffrey Bible defended the company
edu/research/pdfs/op-07-16.pdf
in an address to its employees: … We are right

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 129

Aristóteles. (2013). Ética nicomaquea. (A. Chapman, S. (2004). Advocacy in action:


Gómez, Ed.) (Vigéstimot.). México: Edi- extreme corporate makeover interruptus:
torial Porrúa. denormalising tobacco industry corporate
schmoozing. Tobacco Control, 13(4),
Asma, S., Bettcher, D. W., Samet, J., Palipudi, 445–447. doi:10.1136/tc.2004.010025
K. M., Giovino, G., Bialous, S., &
Yach, D. (2009). Tobacco (Vol. 3). Cigarrillos con sello propio. (21 de junio de
En R. Detels, R. Beaglehole, M. A. 2011). EL Espectador. Recuperado de
Lansang, & M. Gulliford (Eds.), Oxford http://www.elespectador.com/impreso/
Textbook of Public Health (Fifth edit.). negocios/articulo-279061
Oxford University Press. doi:10.1093/
med/9780199218707.003.0075 Cisterna-Cabrera, F. (2005). Categorización y
triangulación como procesos de valida-
Atusingwize, E., Lewis, S., & Langley, T. ción del conocimiento en investigación
(2015). Economic evaluations of to- cualitativa. Theoria, 14(1), 61–71.
bacco control mass media campaigns:
a systematic review. Tobacco Control, Citytv. (29 de mayo de 2009). Proyecto de
24(4), 320–327. doi:10.1136/tobaccocon- Ley que pretende regular el consumo de
trol-2014-051579 tabaco crea Polémica. Recuperado de
http://www.citytv.com.co/videos/9918
BAT seguirá con salón de arte popular; Ley an-
titabaco no afectará su realización. (26 de Coltabaco busca el mejor talento de las uni-
julio de 2009). El Tiempo. Recuperado de versidades en Colombia. (23 de no-
http://www.eltiempo.com/archivo/docu- viembre de 2010). Revista Dinero. Re-
mento/CMS-5704949 cuperado de http://www.dinero.com/
actualidad/noticias/articulo/coltabaco-
Cabalgata, concierto, toros y silletas son las busca-mejor-talento-universidades-co-
actividades programadas para la fiesta lombia/108090
de Sogamoso. (15 de julio de 2010). El
Tiempo. Recuperado de http://www. Coltabaco exportará, por primera vez, sus pro-
eltiempo.com/archivo/documento/CMS- ductos a Brasil. (10 de febrero de 2009).
7809233 El Espectador. Recuperado de http://
www.elespectador.com/noticias/nego-
Campaña contra el cigarrillo para menores de cios/articulo116789
edad. (20 de octubre de 2008). El Tiempo.
Recuperado de http://www.eltiempo. Coltabaco impulsa el cultivo de 500 hectáreas
com/archivo/documento/MAM-3146628 de tabaco en la costa norte. (03 de diciem-
bre de 2008). El Espectador. Recuperado
Carroll, A. (1999). Corporate Social Responsi- de http://www.elespectador.com/articu-
bility: Evolution of a Definitional Cons- lo95867
truct. Business & Society, 38(3), 268–295.
doi:10.1177/000765039903800303 Comprometida con la prevención del consumo
de tabaco en menores de edad. (30 de
Catecismo Iglesia católica. (1992). Catecismo agosto de 2008). El Tiempo. Recuperado
de la Iglesia católica. Madrid: Asociación de http://www.eltiempo.com/archivo/
de Editores Catecismo. documento/MAM-3073790

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


130 Diana Patricia Niño-Muñoz

Con “Micos” en Ley antitabaquismo buscan En el Congreso de la Republica tres proyectos


eliminar espacios libres de humo. (21 de de ley sobre el tema. (27 de mayo de
mayo de 2009). El Tiempo. Recuperado 2008). El Tiempo. Recuperado de http://
de http://www.eltiempo.com/archivo/ www.eltiempo.com/archivo/documento/
documento/CMS-5246887 CMS-4210671

Contratos para fomentar cultivo de tabaco. (21 En pro del arte. (22 de abril de 2008) El Tiempo.
de abril de 2009). El Tiempo. Recuperado Recuperado de http://www.eltiempo.
de http://www.eltiempo.com/archivo/ com/archivo/documento/MAM-2907395
documento/MAM-3408466
En sus marcas. (16 de noviembre de 2011).
Cultivos de tabaco generarán más empleos en el El Tiempo. Recuperado de http://www.
Quindío. (19 de marzo de 2010). El Tiempo. eltiempo.com/archivo/documento/CMS-
Recuperado de http://www.eltiempo.com/ 10776947
archivo/documento/CMS-7414947
British American Tabacco compra a Protaba-
Davis, K. (1960). Can Business Afford to co por US$452 millones. (26 de mayo de
Ignore Corporate Social Responsibilities? 2011). El Tiempo. Recuperado de http://
California Management Review, 2, 70–76. www.eltiempo.com/economia/empresas/
ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTE-
Dawkins, J. (2005). Corporate responsibility: RIOR-9455604.html
The communication challenge. Journal of
Communication Management, 9(2), 108– Fooks, G. J., Gilmore, A. B., Smith, K. E.,
119. doi:10.1108/13632540510621362 Collin, J., Holden, C., & Lee, K. (2011).
Corporate social responsibility and access
Debeljuh, P. (2009). Ética Empresarial en to policy élites: an analysis of tobacco
el núcleo de la estrategia corporativa. industry documents. PLoS Medicine,
Buenos Aires: Cengage Learning. 8(8), doi:10.1371/journal.pmed.1001076
EFE. (19 de mayo de 2008). Una Restrictiva
Friedman, M. (13 de septiembre de1970). The
Ley Antitabaco entra en Vigor en Turquía.
social responsibility of Business is to
El Espectador. Retrieved from http://
increase its profits. The New York Times
www.elespectador.com/noticias/salud/
Magazine. Recuperado de http://www.
articulo-una-restrictiva-ley-antitabaco-
colorado.edu/studentgroups/libertarians/
entra-vigor-turquia
issues/friedman-soc-resp-business.html
EFE. (16 de julio de 2008). Acusan a Tabacale-
Garriga, E., & Melé, D. (2004). Corporate
ras de Manipular Mentol en Cigarrillos.
Social Responsibility Theories: Mapping
El Espectador. Recuperado de http://
www.elespectador.com/noticias/salud/ar- the Territory. Journal of Business
ticulo-acusan-tabacaleras-de-manipular- Ethics, 53(1/2), 51–71. doi:10.1023/
mentol-cigarrillos B:BUSI.0000039399.90587.34

El país sembrará más tabaco. (19 de septiem- Garriga, E., & Melé, D. (2013). Corporate
bre de 2009). El Tiempo. Recuperado de Social Responsibility Theories: Mapping
http://www.eltiempo.com/archivo/docu- the Territory. En A. C. Michalos & D. C.
mento/MAM-3632777 Poff (Eds.), Citation Classics from the

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 131

Journal of Business Ethics, 4(2), 69–96. Ley 1335 de 2009. Disposiciones por medio de
doi:10.1007/978-94-007-4126-3_4 las cuales se previenen daños a la salud
de los menores de edad, la población no
Grougiou, V., Dedoulis, E., & Leventis, S. fumadora y se estipulan políticas públicas
(2015). Corporate Social Responsibility para la prevención del consumo del
Reporting and Organizational Stigma: tabaco y el abandono de la dependencia
The Case of “Sin” Industries. Journal del tabaco del fumador y sus derivados en
of Business Research. (En prensa). la población colombiana. Diario Oficial
doi:10.1016/j.jbusres.2015.06.041 47.417. Congreso de la República de
Colombia, julio de 2009.
Hay micos de senadores en ratificación del
convenio contra el tabaco Claudia Leyes confinan a fumadores en sus casas. (03 de
Víctor. (12 de abril de 2009). El Tiempo. enero de 2008). El Tiempo. Recuperado
Recuperado de http://www.eltiempo. de http://www.eltiempo.com/archivo/
com/archivo/documento/MAM-3395499 documento/MAM-2783414

Hirschhorn, N. (2004). Corporate social res- Lindgreen, A., Córdoba, J. R., Maon, F., &
ponsibility and the tobacco industry: hope Mendoza, J. M. (2010). Corporate social
or hype? Tob Control, 13, 447–453. responsibility in Colombia: Making sense
of social strategies. Journal of Business
Ho, M. G., Shi, Y., Ma, S., & Novotny, T. E. Ethics, 91, 229–242. doi:10.1007/s10551-
(2007). Perceptions of tobacco advertising 010-0616-9
and marketing that might lead to smoking
initiation among Chinese high school Lin-Hi, N., & Müller, K. (2013). The CSR
girls. Tobacco Control, 16(5), 359–60. bottom line: Preventing corporate social
doi:10.1136/tc.2007.022061 irresponsibility. Journal of Business Re-
search, 66(10), 1928–1936. doi:10.1016/j.
jbusres.2013.02.015
Hoyos-Vásquez, G., & Solarte, R. (2007).
Modelo y metodología para la gestión en
RSE. Bogotá: BID-Confecámaras. Mantienen oferta de crédito. (29 de mayo de
2010). El Tiempo. Recuperado de http://
www.eltiempo.com/archivo/documento/
La nueva cara de El Salado. (08 de julio de
MAM-3988041
2011). El Espectador. Recuperado de
http://www.elespectador.com/impreso/
Melé, D. (2004). La relación empresa-sociedad
negocios/articulo-282748
como base para la responsabilidad de la
empresa en la sociedad. En M. Paladino
Las tabacaleras buscan más fumadores en paí-
(Ed.), La responsabilidad de la empresa
ses pobres. (08 de febrero de 2008). El
en la sociedad (pp. 153–170). Buenos
Tiempo. Recuperado de http://www.el-
Aires: Ariel Sociedad Económica.
tiempo.com/archivo/documento/MAM-
2820154
Niño-Muñoz, D. (2012). La responsabilidad
social corporativa, una construcción entre
Ley antitabaco supera otro escollo en el senado. todos. En L. Irizar (Ed.), Humanización
(19 de noviembre de 2008). El Espectador. de la vida sociopolítica según Caritas in
Recuperado de http://www.elespectador. veritate (pp. 199–210). Bogotá: Editorial
com/noticias/politica/articulo91709 San Pablo.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


132 Diana Patricia Niño-Muñoz

No fue aprobada la compra de Protabaco por Philip Morris International- [PMI]. (2015a).
Phillip Morris. (13 de junio de 2010). Government advocacy. Recuperado de
El Tiempo. Recuperado de http://www. http://www.pmi.com/eng/about_us/go-
eltiempo.com/archivo/documento/ vernment_advocacy/pages/government_
MAM-4008137 advocacy.aspx

Paladino, M., & Willi, A. (2004). La dimensión Philip Morris International- [PMI]. (2015b).
política del directivo de empresa. En: M. Prevención del consumo de tabaco por
Paladino (Ed.), La responsabilidad de los menores. Recuperado de http://www.
la empresa en la sociedad (pp. 91–121). pmi.com/esp/about_us/how_we_operate/
Buenos Aires: Ariel Sociedad Económica. pages/youth_smoking_prevention.aspx

Palazzo, G., & Richter, U. (2005). CSR business Phillip Morris niega sobornos para tumbar
as usual? The case of the tobacco industry. Ley Antitabaco. (12 de junio de 2009).
Journal of Business Ethics, 61(4), 387–401. El Espectador. Recuperado de http://
www.elespectador.com/noticias/politica/
Park, J., Lee, H., & Kim, C. (2014). Corporate articulo145666
social responsibilities, consumer trust
and corporate reputation: South Korean Piden revocar medidas contra los fumadores.
consumers’ perspectives. Journal of (05 de julio 2008). El tiempo. Recupera-
Business Research, 67(3), 295–302. do de http://www.eltiempo.com/archivo/
doi:10.1016/j.jbusres.2013.05.016 documento/MAM-3002024

Piden erradicar miedo de contratar desmovi- Polémica por venta fácil de cigarrillos. (05
lizados. (05 de mayo de 2011). El Tiem- de mayo de 2009). El Espectador.
po. Recuperado de http://www.eltiempo. Recuperado de http://www.elespectador.
com/archivo/documento/MAM-4537574 com/noticias/salud/articulo139368

Piden revocar medidas contra los fumadores. (05 Porter, M. E., & Kramer, M. R. (2006). Stra-
de julio de 2008). El Tiempo. Recuperado tegy and society: The link between com-
de http://www.eltiempo.com/archivo/ petitive advantage and corporate social
documento/MAM-3002024. responsibility. Harvard Business Review,
84, 78–92. doi:10.1287/mnsc.1090.1070
Patino, C. (2013). Coltabaco, una empresa
de Philip Morris International, Inc. Premiaron a 58 empresas bogotanas por ser
Recuperado de https://prezi.com/ amigables con medio ambiente. (22
ji4nnxmydfjh/comunicaciones/# de diciembre de 2010). El Espectador.
Recuperado de http://www.elespectador.
Pezoa, A. (2004). ¿Hacer o parecer? En: M. com/noticias/bogota/articulo-241779
Paladino (Ed.), La responsabilidad de la
empresa en la sociedad (pp. 273–286). Prohíben fumar en recintos públicos. (31 de
Buenos Aires: Ariel Sociedad Económica. mayo de 2008). El Tiempo. Recuperado
de http://www.eltiempo.com/archivo/do-
Philip Morris compra a Protabaco por US $452 cumento/MAM-2957571
millones. (10 de julio de 2009). El Es-
pectador. Recuperado de http://www.ele- Protabaco alista plan para mejorar cultivos. (19
spectador.com/economia/articulo149947 de mayo de 2008). El Tiempo. Recuperado

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 133

de http://www.eltiempo.com/archivo/ Ulin, P. R., Robinson, E. T., & Tolley, E. E.


documento/MAM-2941264 (2006). Investigación aplicada en salud
pública Métodos cualitativos. Wash-
Protabaco firma nuevos contratos de expor- ington, DC: Organización Panamerica-
tación. (11 de marzo de 2008). El Tiem- na de la Salud. Recuperado de http://
po. Recuperado de http://www.eltiempo. iris.paho.org/xmlui/bitstream/handle/
com/archivo/documento/MAM-2858524 123456789/729/9275316147.pdf

Quintero, F. (08 de junio de 2010). Tabacaleros World Health Organization –[WHO]. (2011).
harían bloqueos. El Tiempo. Recuperado Global status report on noncommunica-
de http://www.eltiempo.com/archivo/ ble diseases. World Health Organitation
documento/MAM-4000504 Press. Recuperado de http://apps.who.
int/medicinedocs/documents/s18629en/
Santos dice que en la masacre de El Salado hubo s18629en.pdf
omisión. (08 de julio de 2011). El Tiempo.
Recuperado de http://www.eltiempo.com/
Yoon, Y., Gürhan-Canli, Z., & Schwarz,
archivo/documento/CMS-9850765
N. (2006). The effect of corporate
social responsibility (csr) activities on
Tabaquismo en niños, lío mayor. (23 de julio de
companies with bad reputations. Journal
2008). El Tiempo. Recuperado de http://
of Consumer Psychology, 16(4), 377–
www.eltiempo.com/archivo/documento/
390. doi:10.1207/s15327663jcp1604_9
MAM-3025306

Annex 1. CSR initiatives of tobacco companies in Colombia

British American Protabaco SAS (In


British American Tobacco
Tobacco Colombia Coltabaco (Phillip Coltabaco (Phillip process of acquisition by
Categories Colombia (BAT, 30 de
(BAT,08 de julio de Morris) (PMI, 2015a) Morris) (PMI, 2015b) BAT) (Protabaco, 08 de
septiembre de 2015)
2011) julio de 2011)

Program of Smoking Program of Smoking Prevention in Open and transparent Program of Smoking
Prevention in Children Children in 2008 information Prevention in Children
in 2008 closely with retailers
and other partners.

yy Alliance with the City yy Alliance with the City Hall Report on its webside
Hall Bureau at Bogotá Bureau at Bogotá to prevent chil- health consequences
to prevent children’s dren’s tobacco consumption. deriving from
tobacco consumption. consuming their
products.
 
yy Declaration of Good yy Declaration of Good Practices
Practices on sales of on sales of Alcoholic Beverages
Alcoholic Beverages and cigarette, initiative of Bogota´s
Health and cigarette, initiative City Hall Bureau, FENALCO and
of Bogota´s City Hall Red PaPaz.
Bureau, FENALCO
and Red PaPaz. Massive campaign with the help of
Fenalco, RCN Compromiso Social
and Petrobras to raise awareness
among traders and parents about
tobacco consumption by minors.
Harm reduction: Harm reduction:
Program to modify Program to modify
conventional tobacco conventional tobacco
product to reduce harm product to reduce harm  
caused by the activity caused by the activity
rather than to prevent rather than to prevent
the activity itself. the activity itself.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


134 Diana Patricia Niño-Muñoz

British American Protabaco SAS (In


British American Tobacco
Tobacco Colombia Coltabaco (Phillip Coltabaco (Phillip process of acquisition by
Categories Colombia (BAT, 30 de
(BAT,08 de julio de Morris) (PMI, 2015a) Morris) (PMI, 2015b) BAT) (Protabaco, 08 de
septiembre de 2015)
2011) julio de 2011)

Good Agricultural Practices


program, GAP:
in collaboration with tobacco
Organic tobacco farmers; suppliers companies, gov-
project: ernment agencies, NGOs and uni- Colombian Agricultural
In alliance with Univer- versities. This program evaluates Development: Support
sidad National and the child labor and the environmental farmers in areas where
  Ministry of Agriculture and sustainable dimension in company operates with
to establish Colombia agricultural practices. free agricultural advice and
as a leader in organic offer subsidizes, mostly for
tobacco production and In alliance with several NGOs farming and infrastructure.
increasing employment. to development new farming
techniques, vocational training
programs and entrepreneurial
projects.

Rural Living Condi- Rural Living Condi-


tions: tions:
Programs to protect Programs to protect
Policies and implemented
natural resources, natural resources, Environmental manage-
programs to use fewer natural
promote conservation promote conservation ment:
resources, reduce carbon dioxide
Environmental agriculture, reforesta- agriculture, reforesta- Has a clean production
emissions, practice recycling and
tion, provide clean tion, provide clean system certified by the ISO
produce with lower amount of
water, improve the water, improve the 14,000.
waste.
standard of living in standard of living in
rural communities and rural communities and
ensure food security. ensure food security.

Education
Global program to
Education offer education for
Volunteer Program
Program to renovate children in tobacco Employment
- 2010
rural public schools and areas and for teachers. Job Generation for
Alliance with founda- Supported in NGOs to improve
to improve teaching displaced people by
tion “Un techo para local communities through dona-
curriculum for children Financial support to violence, illicit production
mi país” to help in tions and volunteer activities.
in rural communities in teachers, community or under extreme poverty
provisional housing
alliance with the Minis- groups and other conditions.
solutions.
try of Education. specialists to prevent
tobacco consumption
by minors
British American
Tobacco Colombia
British American Tobacco Colom-
Foundation Hunger and Extreme
bia Foundation Hunger and Extreme
Created in 2000 this Poverty
Created in 2000 this founda- Poverty
foundation intends Global Programs to
tion intends to support cultural Global Programs to pro-
to support cultural provide direct relief
activities in Colombia, like vide direct relief to poor
activities in Colombia, to poor and hungry
popular festivals, national artists and hungry people.
like popular festivals, people.
Social exhibition, etc.
national artists exhibi-
tion, etc.
Disaster Relief Disaster Relief
Programs to help and Programs to help and
identify essential needs identify essential needs
of the community where of the community
disasters occur. where disasters occur.

Domestic Violence:
Support refugees, child
Domestic Violence protection across the
Support refugees, child country, emergency
protection across the financial assistance
country, emergency and legal services.
financial assistance and
legal services. Training for women
in alliance with other
companies and govern-
ment organizations

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social empresarial de la industria de tabaco en Colombia: ¿Es la estrategia? 135

British American Protabaco SAS (In


British American Tobacco
Tobacco Colombia Coltabaco (Phillip Coltabaco (Phillip process of acquisition by
Categories Colombia (BAT, 30 de
(BAT,08 de julio de Morris) (PMI, 2015a) Morris) (PMI, 2015b) BAT) (Protabaco, 08 de
septiembre de 2015)
2011) julio de 2011)
“Advocacy to esta-
blish regulations …
to prevent tobacco
consumption by mi-
nors” (PMI, 2015a)

Clarify PMI’s views


Regulation “to those who
have the potential
to affect the laws,
regulations, and
policies that can
influence [its] glo-
bal business” (PMI,
2015b)

This table summarizes, according to categories established by the author, the CSR programmes stated by BAT and PMI in their local and international
web pages respectively.

Civilizar 15 (29): 115-136, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015

Negociando con otras culturas:


Cómo negocian los colombianos según
empresarios mexicanos1

Negotiating with other cultures: How colombians negotiate


accordinmg to mexicam businessmen
Recibido: 18 de junio de 2015- Revisado: 27 de septiembre de 2015 - Aceptado: 20 de octubre de 2015

Bassam Sarkis, c.r.i2


Juan José Ocampo3

Resumen
El objetivo es contribuir al entendimiento de la cultura y las prácticas de
negociación de mexicanos y colombianos. En primer lugar se expondrán
un breve recuento del TLC entre ambos países, después se describen las
características económicas y socioculturales, para posteriormente presentar las
principales prácticas de negociación de colombianos y mexicanos; finalmente
se busca, a partir de unas entrevistas (Anexo 1) realizadas a empresarios
mexicanos pertenecientes a la Asociación Cámara de Comercio e integración
Colombo-Mexicana (ASCCICM), hacer recomendaciones encaminadas a
aprovechar mejor las oportunidades que brinda el TLC .

Palabras clave
Negociación comercial, TLC Colombia-México, aspectos culturales, prácticas
de negociación, método Harvard de negociación.
1
Artículo de reflexión. Los autores
agradecen a los directivos de la Aso-
Abstract ciación Cámara de Comercio e Inte-
Our aim is to contribute to understand the culture and practices of negotiation gración Colombo-Mexicana Eduardo
of Mexicans and Colombians. First a brief account of the TLC between both Robayo y Edmundo Ramírez por ser
el vínculo para contactar a los empre-
countries will be presented; then the economic and socio-cultural characteristics sarios mexicanos que amablemente
are described; later we present the main Colombian and Mexican trading respondieron a la entrevista.
2
Docente Universidad de los Andes,
practices; finally we seek, from some interviews (Annex 1) with Mexican Bogotá-Colombia.
businessmen belonging to the “Asociación Cámara de Comercio e integración Correo electrónico:
bsarkis@uniandes.edu.co
Colombo-Mexicana” (ASCCICM), to offer some recommendations designed 3
Docente Universidad de los Andes,
to make a better use of opportunities provided by TLC. Bogotá-Colombia.
Correo electrónico:
Keywords jj.ocampo24@uniandes.edu.co
Para citar este artículo use: Sarkis, B.,
Commercial negociation, TLC Colombia-México, cultural aspects, negociation & Ocampo, J. (2015). Negociando
practices, Harvard method of negociating. con otras culturas: Cómo negocian
los colombianos según empresarios
mexicanos. Revista Civilizar Cien-
cias Sociales y Humanas, 15(29),
XX-XX.
138 Bassam Sarkis - Juan José Ocampo

Introducción Tratado de Libre Comercio Colombia-


México
Colombia posee un Tratado de Libre Co-
mercio con México desde el año 1995, durante El tratado se firmó por primera vez en
este tiempo la balanza comercial entre dichos 1995 con la participación de México, Colombia
países ha aumentado significativamente, espe- y Venezuela -el último retirándose en 2006-, sus
cialmente las exportaciones mexicanas hacia propósitos: la expansión como diversificación
Colombia (1000% aproximadamente en el perio- entre las partes y eliminar barreras facilitando
do de 1995 a 2010) demostrando así el impacto el comercio de bienes y servicios asegurando
de dicho acuerdo. Ahora bien, con la actualiza- condiciones de competencia leal para finalmente
ción del tratado en el 2011 se abren nuevas opor- atraer inversores de ambos países (Ministerio
tunidades para los empresarios en búsqueda de
Industria y Comercio, 1995). Dicho tratado fue
oportunidades y crecimiento empresarial.
ratificado en 2011 con la visita del presidente
Juan Manuel Santos a México
Con base en los estudios realizados por
Ogliastri (2001), Camacho, (2014), Ramos,
1951), Metcalf, Bird, Shankarmahesh, Zeynep, Para 2010, México importaba de aproxi-
Larimo y Valdelamar (2006); entre otros, se rea- madamente 211 países, pero concentra el 80%
liza una aproximación a la cultura y prácticas1 de sus importaciones en 7 de estos, resaltando
de negociación comercial en Colombia y Mé- la participación de Estados Unidos y China; de
xico, se busca ofrecer la percepción de algunos estos Colombia tan solo representa un 0,29% lo
empresario mexicanos acerca de la práctica de cual abre una gran oportunidad para el comer-
negociación con los colombianos. Lo que brin- cio Nacional de aumentar esta participación.
da una valiosa información a aquellos empresa- En la tabla 1 se puede observar el impacto y
rios de ambos países interesados en aprovechar participación de algunos de los productos en las
el Tratado aprobado, para preparar y conducir importaciones mexicanas:
procesos de negociación exitosos.

Tabla 1
Importaciones México – Colombia datos a 2010

Porcentaje de exportaciones de Importación Total México Participación en el total


Producto
Colombia hacia México USD importado por México

Coches 19 % 7.614.778.450,55 2%

Productos de belleza 4% 414.269.725,02 8%


Coque 4% 169.230.263,52 19 %
Aceite de palma 4% 433.873.939,92 7%
Refinado de petróleo 3% 3.173.593.413,77 1%
Polímeros de propileno 3% 1.467.583.058,32 2%
Briquetas de carbón 3% 951.086.519,45 3%
Medicamentos envasados 3% 3.117.570.507,88 1%
Plaguicidas 2% 538.464.850,48 4%
La ropa interior femenina 2% 69.735.277,58 28 %
Mineral de cobre 2% 401.206.046,36 4%

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015


Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios mexicanos 139

Porcentaje de exportaciones de Importación Total México Participación en el total


Producto
Colombia hacia México USD importado por México

Azúcar sin procesar 2% 277.063.657,43 5%


Extractos de café y té 2% 110.729.305,34 13 %
Folletos 2% 233.599.908,53 6%
El aceite de coco 2% 97.526.015,12 14 %

Fuente: Observatory of economic complexity, 2015

Al observar las cifras de exportación de Co- tación siendo un país con un gran mercado poten-
lombia hacia México se evidencia la baja partici- cial. En cuanto a las importaciones desde México
pación de los productos nacionales en el mercado el caso varía, pues como se muestra en la tabla 2,
mexicano. Lo cual ofrece un panorama de grandes existe una penetración por parte de los empresa-
oportunidades para el país en términos de expor- rios mexicanos en el mercado colombiano.

Tabla 2
Importaciones Colombia-México, datos a 2010

Porcentaje en Participación en el
Importación Total
Producto exportaciones de México total importado por
Colombia (USD)
hacia Colombia Colombia

Refinado de Petróleo 15 % 5.155.229.691,70 18 %


Tractores 11 % 786.726.301,51 86 %
Proyectores de vídeo (Televisión, Monitores,
10 % 746.342.800,55 87 %
Proyectores etc.)
Coches 10 % 2.230.928.068,97 27 %
Camiones de reparto 7% 1.270.368.322,78 34 %
Equipos de Radiodifusión 3% 1.205.078.353,59 17 %
Computadoras 3% 1.742.712.429,63 11 %
Poliacetales 2% 310.581.277,44 42 %
Barras de hierro en bruto 2% 193.786.987.96 63 %
Tubos de hierro 2% 455.911.325.13 24 %
Hidrocarburos halogenados 2% 330.91.’667.36 31 %

Fuente: Observatory of economic complexity, 2015

México posee una gran dominancia en tunidad de exportación para los empresarios co-
el mercado automotor colombiano, así mismo lombianos hacía un país tan importante como es
en gran cantidad de productos importados des- México, el cual evidentemente está explotando
de dicho país poseen una participación de más su oportunidad y penetrando el mercado colom-
del 35 %, lo que demuestra por que México es biano en una diversidad de mercados. Se debe
el tercer país con mayor exportación hacía Co- fortalecer y fomentar la exportación identifican-
lombia con casi un 12 % de participación en el do mercado insatisfechos por otros productores,
total de importaciones. Al analizar las cifras ex- productos de menor calidad o nuevos mercados
puestas anteriormente, se hace evidente la opor- potenciales.

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


140 Bassam Sarkis - Juan José Ocampo

Contexto de los negocios colombo mexicanos

Datos Socioeconómicos.

Con el fin de tener un contexto integral observar las diferencias entre las naciones, las
de ambos países en la tabla 3 se muestran cuales posiblemente influencian la negociación
algunos datos económicos básicos que permiten comercial entre Colombia y México.

Tabla 3
Estadísticas Socioeconómicas de Colombia y México –2010

Dato Colombia México

Población 48.881.018 122.070.963


Exportaciones 67,5 billones USD 387,3 billones USD
Importaciones 74,64 billones USD 400.635 billones USD
PIB 369.79 billones USD 118 trillones USD
PIB per cápita 7885,1 USD corriente 9.721,1 USD corriente
Población debajo de la línea de pobreza 32,1 % 52,3 %
Tasa de desempleo 10,4 % 5%
Índice GINI 53,5 48,1

Fuente: World Bank Data, 2010.

De acuerdo con la tabla 3 es posible iden- yor experiencia y edad tomen decisiones signi-
tificar grandes diferencias económicas entre ficativas (Kwintessential, s.f.).
ambos países. El país mexicano triplica el PIB
colombiano y exporta seis veces más. Así mis- Colombia ha pasado por grandes conflic-
mo, México posee una población casi 3 veces tos políticos y sociales, lo que genera un pro-
mayor, aunque con índices de pobreza unos 20 blema de confianza en los empresarios de las
% más altos que las del país Andino. Conside- diferentes regiones del país y que se refleja en la
rando el contexto económico de ambos países, manera de hacer negocios y entablar relaciones
vale la pena observar sus características cultu- comerciales. En segundo lugar, cabe destacar el
rales esperando una mayor alineación debido al papel que juega el conflicto armado junto con
idioma y antecedentes históricos comunes. las desigualdades regionales y su impacto en las
prácticas de negociación que cambian según el
Datos Socioculturales. contexto geográfico y socioeconómico, lo que
hace distinto negociar en el pacífico, caribe, lla-
Colombia. nos y el interior del país (Ogliastri, 2001).

Colombia se caracteriza por ser conserva- Los colombianos cuentan con un contex-
dor y de alta influencia por pate de la iglesia to cultural bastante amplio proveniente de sus
católica, esto ha hecho que la familia tenga un raíces europeas, indígenas y africanas (Embas-
rol bastante importante en el ámbito social, se sy of Colombia Washington, DC, s.f), esto se ve
respeta la edad y la experiencia. La jerarquía es reflejado en sus variadas ferias y festividades,
bastante común en la familia, y los negocios, además de su actitud alegre y receptiva la cual
por lo cual se espera que las personas con ma- buscan siempre hacer extensa a los visitantes

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015


Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios mexicanos 141

que comúnmente poseen un preconcepto bas- donde la religión y la familia juegan un papel
tante erróneo de la situación del país. muy importante en la sociedad e influyen en la
manera como las personas hacen negocios. No
La puntualidad y la preparación son defi- puede olvidarse el impacto económico, político
cientes en Colombia, donde llegar 30 minutos y social que la violencia ha tenido en cada uno
tarde a alguna reunión no es mal visto y gene- de estos países. Dichos aspectos en común abren
ralmente no están bien preparados sobre la con- la oportunidad para que negociadores de ambos
traparte, no importa la información que se haya países encuentren una contraparte similar y con
enviado con anterioridad (International Market la que seguramente podrán compartir formas a
Advisor, s.f). la hora de negociar en temas comerciales.

México.2 La negociación comercial: ¿qué es?

Potencia Centroamericana caracterizada Como indican Fisher y Ury (1981) en el li-


por su alta influencia católica y debido a sus pa- bro Sí.. ¡de acuerdo!, la negociación es parte im-
sados indígenas, suele ser mezclada con diferen- portante de nuestras vidas ya que en el mercado
tes tipos de ritos y espiritualidad. Es un país que actual “todas las gentes quieren participar en deci-
da gran importancia a la familia donde el hom- siones sobre problemas que las afectan; pero cada
bre posee un rol de gran dominancia y respeto. vez menos personas están dispuestas a aceptar
decisiones dictadas por otras. Tienen diferencias,
y utilizan la negociación para manejarlas” (p. 9).
Vale la pena destacar el cambio cultural
que ha significado la implantación del NAFTA3
Según Mercedes Costa “La negociación
en cuanto a emprendimiento, experiencias de
es un proceso de interacción en el que las par-
negociación con otras culturas, modernización
tes involucradas, conjugando mecanismos de
de sus prácticas comerciales entre otros.
influencia y persuasión, persiguen alcanzar un
acuerdo adecuado que satisfaga sus respectivos
Los mexicanos son bastante alegres, hos- intereses” (p. 31). Ahora bien una negociación
pitalarios y cálidos, aunque debido a su pasado de tipo comercial se caracteriza porque suelen
histórico presentan, en primera instancia, des- existir diferencias de poder y de estatus entre
confianza frente a los demás lo cual hace que las partes (Costa, 2008). En una negociación es
estos sean “individualistas” e independientes importante que exista (Aldao-Zapiola, 2009):
(Ramos, 1951). Son mundialmente famosos por
su gastronomía y fiestas culturales las cuales in- yy Voluntad de negociar con la otra parte
fluenciadas por sus creencias y prácticas religio- yy Objetivos distintos
sas, algunas de estas son el día de la Virgen del yy Intercambiabilidad de los objetivos
Carmen y el día de los muertos.
En un mundo globalizado donde se hacen
Es un país que posee gran población y está transacciones en cada instante se distinguen dos
adecuadamente distribuida en grandes ciudades. paradigmas de negociación, el primero es el
En la parte norte es posible ubicar las principales distributivo el cual se destaca la técnica de rega-
compañías y costumbres bastante similares a las teo y la improvisación. Comúnmente este tipo
norteamericanas, por lo cual, la manera y prepa- de negociación lo comparten Colombia, Amé-
ración a la hora de hacer negocios se ha desarro- rica Latina, Medio Oriente, África y Asia. Se-
llado en gran medida durante el último tiempo. gún the Chartered Institute of Procurement and
Supply-CIPS, (2009) se basa en la distribución
Existen grandes semejanzas entre las de recursos limitados, dividir un pastel, por lo
culturas colombiana y mexicana. Son países cual la ganancia de uno será la pérdida del otro.

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


142 Bassam Sarkis - Juan José Ocampo

El segundo tiene un carácter integrativa ralismo político, legal, beneficiarios externos,


y cooperativa que, en términos generales, se diferencias culturales, diferencias ideológicas,
practica en los países anglosajones. Es más inestabilidad/cambio, control y burocracia del
estructurado y se apoya en principios e intereses gobierno y fluctuaciones de divisas. Así mismo,
comunes: invoca la resolución de conflictos Tugores (2006) identifica ciertas implicaciones
de manera conjunta al explorar las diferentes a tener en cuenta en temas de comercio interna-
posibilidades y en pro de un resultado ganar- cional como son pluralidad de monedas, idio-
ganar (CIPS, 2009). En el ámbito comercial, mas diferentes, y logística de mercancía.
cada paradigma de negociación tiene ventajas
y desventajas y ante todo unas consecuencias Un asunto fundamental de este tipo de
y repercusiones en la relación entre las partes. negociación es el aspecto cultural según Cortés
(2015) y Lewicki et al. (2008) existen distintas
Ahora bien, en cuanto al contexto interna- dimensiones que deben considerarse a la hora
cional Lewicki, Barry y Saunders, (2008) seña- de realizar una negociación internacional como
lan que éste contiene todo lo relacionado al plu- las expuestas en la tabla 4.

Tabla 4
Dimensiones de la negociación internacional

Dimensiones
Individualismo/colectivismo Tiempo

Distancia de Poder y/o Elitismo Éxito profesional y calidad de vida

Masculinidad o feminidad Prevención a la incertidumbre


Contexto

Fuente: Lewicki et al., 2008.

La cultura es de gran influencia en extensas investigaciones de (Lewicki, Barry,


una negociación internacional pues como & Saunders, 2008), afectar en los siguientes 10
se observa a continuación puede, según las aspectos:

Tabla 5
Diez modos en que la cultura influye en una negociación

Factor Rango
Definición de una negociación Contrato Relación
Oportunidad de una negociación Distributiva Integrativa
Elección de negociadores Expertos Asociados confiables
Protocolo Informal formal
Comunicación directa Indirecta
Sensibilidad al tiempo Alta Baja
Propensión al riego Alta Baja
Grupos o personas Colectivismo Individualismo
Naturaleza de los acuerdos Específicos Generales
Emociones alto Bajo

Fuente: Lewicki, et al., 2008

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015


Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios mexicanos 143

El método Harvard de Negociación Inventar maneras de facilitarles a


los otros su decisión.
A la luz del método que desarrollaron
Fisher y Ury (1981), a continuación se presentan Esto se genera cuando hay gran interés de
unos consejos básicos a tener en cuenta a la las partes y realmente hay mente abierta para
hora de negociar y que se soportan en el nuevo lograr la consecución de los objetivos.
paradigma de negociación integrativo.
5. Insista en que los criterios sean objeti-
1. No negocie con base en las posicio- vos: mientras más criterios de ecuani-
nes: cuando se regatea con base en las midad, eficiencia o respaldo científico
posiciones, los negociadores tienden a pueda aducir en su caso, más probable
encerrarse dentro de ellas. Permite ver será que alcance un acuerdo final que
las cosas con calma, siempre desde sea prudente y equitativo.
una visión superior que la contraparte,
acá es importante ponerse en los zapa- 6. Desarrolle alternativas: siempre ten-
tos del otro, lo cual cambia la perspec- ga plan a, b y c.
tiva, amplía la visión y permite mejo-
rar el “espectro” de alternativas. 7. Construya un puente de oro: siempre
tenga la iniciativa y la mente abierta y
2. Separe las personas del problema: se- tranquila.
pare la relación de lo sustancial; en-
fréntese directamente con el problema La negociación internacional
de las personas. Lo esencial es tratar a
las personas como seres humanos y al Con el fin de aprovechar las ventajas de
problema según sus méritos. un TLC es fundamental desarrollar la inteligen-
cia cultural, que podría definirse como la habi-
3. Concéntrese en los intereses, no en lidad para adaptarse de forma efectiva a nuevos
las posiciones: los intereses definen el contextos culturales. Conocer y utilizar este
problema. El problema básico en una concepto es de relevancia para obtener el ma-
negociación no es el conflicto entre yor provecho de las interacciones con nuestra
posiciones, sino el conflicto entre las contraparte. Según Fanjul (2010), las nociones
necesidades, deseos, preocupaciones básicas de esta teoría son:
y temores de las partes. Abre el cami-
no a la construcción, pero requiere de yy Negociación intercultural: negociación
generar confianza. que implica a dos partes que proceden
de diferentes contextos culturales.
4. Invente opciones de mutuo acuerdo:
yy Cultura: conjunto de normas, roles,
para inventar opciones creativas, se
sistemas de creencias, leyes y valo-
necesita:
res que se hallan interrelacionados de
forma funcional. La cultura son pro-
Separar el acto de inventar opcio-
gramas mentales compartidos por per-
nes, del acto de juzgarlas.
sonas que controlan sus respuestas a
Aumentar las opciones en discu- los hechos y circunstancias en que se
sión en vez de buscar una única encuentran. Es decir, la cultura es algo
respuesta. compartido por un grupo, pertenece al
sistema de conocimiento de los suje-
Buscar beneficios mutuos.

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


144 Bassam Sarkis - Juan José Ocampo

tos. La cultura se forma en la infancia Principales características


y se va reforzando a lo largo de la vida. colombianas
yy Distancia cultural: grado en que dos
culturas son diferentes la una de la Para Ogliastri (2001) por el contexto
otra. La inteligencia cultural cobra más histórico y cultural, los colombianos “ante un
alto valor cuanto mayor es la distancia conflicto se negocian por instinto, por reacción
cultural entre las partes involucradas instantánea, como un acto aprendido desde la
en una negociación. infancia y no como un proceso mental ‘fría-
yy Shock cultural: dificultades para en- mente calculado’” (p. 4).
contrar sentido y comprender al otro
desde la perspectiva del propio marco Con esto como base es posible observar
cultural (p. 14). porque los negociadores colombianos presentan
ciertas características las cuales se mencionan a
Con el fin de comprender y prepararse continuación:
para la negociación con otras culturas vale la
pena considerar que existen, de acuerdo con la yy Es una cultura del regateo en el cual se
región o contexto histórico, algunas distinciones busca un punto medio entre dos extre-
entre la manera como apropian, según la cultura, mos de alta primera oferta y reduccio-
variables como la distancia al poder, los vínculos nes de esta a medidas que trascurre la
profesionales, la confrontación o cooperación, negociación
la relación con el tiempo y los compromisos yy También es común en Colombia la ac-
verbales y escritos (Llamazares, 2004). tuación unilateral, en la cual evitamos
la confrontación para actuar indepen-
Así mismo, y según una encuesta reali- diente del otro, sus interés o posibles
zada por Global Marketing Strategies durante resultados.
el año 2004, algunas de las características más yy Negociar es de sacrificios, mío o de la
importantes a la hora de negociar de manera in- otra parte “Este procedimiento de ne-
ternacional son: tener claros los objetivos que gociación parte del supuesto de que una
se persiguen en la negociación, preparar y pla- negociación es un juego matemático de
nificar la negociación, tener conocimiento de la suma cero, lo que induce un clima de
materia con la que se negocia, contar con capa- confrontación que desgasta las relacio-
cidad para desarrollar relaciones con personas nes entre las partes” (Ogliastri, 2001, p. 5).
de otras culturas, analizar y tener en cuenta los yy Son emocionales porque siempre se
posibles objetivos de la otra parte, escuchar y va- negocia de una manera amable, aunque
lorar la información que esta transmite, soportar haciendo uso de su poder.
la ambigüedad e incertidumbre generada por la
contraparte, ser paciente durante todo el proceso yy Suelen disfrutar de las charlas informa-
negociador y conocer el proceso de toma de de- les, las cuales pueden ser extensas, don-
cisiones en cada país y las normas de protocolo. de buscan identificar el pasado cultural y
personal de su contra parte. (Katz, 2008)
Como consecuencia del poder de la yy Así mismo las reuniones pueden ser
cultura en una negociación, enseguida se algo caóticas e informales pues hace
expondrán algunos rasgos generales que se han parte de su cultura. (Katz, 2008)
logrado identificar para México y Colombia y yy Excelentes improvisadores y propen-
que se espera ofrezcan mayor conocimiento y sos a flexibilizar, pero terribles prepa-
un espacio de autoevaluación para las próximas radores. En Colombia se tiene un enfo-
experiencias comerciales de ambos países. que de corto plazo.

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015


Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios mexicanos 145

yy Según Ogliastri (2001) los negocia- yy Son adversos a tomar decisiones


dores internacionales piensan que los arriesgadas y estas suelen ser tomadas
colombianos dieron rodeos, no fueron por un líder de equipo.
al punto; que después del acuerdo se yy Al igual que en grandes partes de Sur
cambiaron las demandas; que hubo América, es importante identificar la
desorden, no querían seguir una agen- región de los negociadores pues de
da; ambiente informal, largos preám- esto dependen ciertas costumbre cultu-
bulos; tranquilos, despreocupados, rales que pueden ser importante en la
todo lo dejan para el final; toderos, no negociación como agresividad, tono de
se especializan, varios proyectos al voz, preparación etc.
tiempo; superficiales en el manejo de
yy Según Camacho (2014) el profesional
la información, no dan detalles.
mexicano se prepara antes de una ne-
gociación, por ello analiza alternativas
En un país como Colombia donde en el que le den poder en la negociación
2011 el 96 % de las empresas eran clasificadas
yy Es de estilo distributivo pero busca que
como Pymes y el 76 % del empleo lo gene-
ambas partes tengan algún beneficio
ran éstas empresas (Cantillo, 2011) las cuales
se caracterizan por su grado de informalidad, yy Valoran las contrapartes organizadas y
sumado a las pocas prácticas de negociación preparadas
evidenciadas por Ogliastri (2001) vale la pena yy Son personas que les gusta crear re-
preguntarse: lación con su contraparte, es posible
esperar un almuerzo o cena de trabajo
Hoy por hoy en Colombia, en términos para compartir y construir confianza.
generales se practica la negociación distributiva, yy Son personas que respetan bastante el
¿qué tan productivo y beneficioso puede llegar protocolo y les importa el rango de po-
a ser este enfoque cuándo se deba enfrentar a der de su contraparte.
grandes multinacionales y empresas que se
espera entren en el marco de los tratados de A la luz de lo anterior, se reconocen ele-
libre comercio? mentos en común y de desacuerdo entre los ne-
gociadores mexicanos y colombianos. Son cul-
Principales características mexicanas turas emocionales y sociales, pero a diferencia
de los segundos los primeros suelen estar bien
Al analizar los estudios realizados por preparados a la hora de negociar. Con esta infor-
Metcalf et al, (2006) y Camacho (2014) es mación como punto de partida, en la siguiente
posible identificar varias características de los sección se validarán, por medio de entrevistas
negociadores mexicanos los cuales se describen con diferentes empresarios de México y Co-
a continuación: lombia, las características que ya se expusieron.

yy En una negociación prefieren la firma Entrevistas para validar el escenario


de un contrato que la construcción de de negociación
una relación a largo plazo, por lo cual
suelen desarrollar acuerdos con cláu- Conscientes de que la entrevista que se
sulas detalladas sobre posibles eventos utilizará como instrumento de recolección de
futuros información y análisis no es rigurosa en cuanto
yy Suelen ser formales a la hora de nego- a metodología de investigación, se optó por esta
ciar, directos en la comunicación y con alternativa como un complemento a los estudios
tendencia a expresar sus emociones realizados por Camacho (2014), Metcalf et al.

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


146 Bassam Sarkis - Juan José Ocampo

(2006) y Ogliastri (2001), ofreciendo experien- fue posible observar como los planteamientos
cias concretas y actualizadas de la negociación expuestos por los diferentes estudios están
entre colombianos y mexicanos. bastante alineados a las experiencias de las
encuestas realizadas. Esto indica que las
El objetivo de la entrevista es familiari- prácticas de negociación están desactualizadas
zarse con el paradigma de negociación comer- y requieren una mayor preparación por parte
cial de cada país en cuanto a enfoque, estilo, de los negociadores. Por este motivo y con el
percepciones, preparación, cultura y prácticas fin de agregarle valor a los negociadores, en la
de negociación que operan. próxima sección podremos identificar algunas
herramientas para el momento de negociar.
Resultados entrevistas
Conclusiones
Al analizar las entrevistas y sus resultados
se identifican varios aspectos que confirman las Con el fin de aprovechar el TLC celebrado
investigaciones adelantadas por los diferentes entre las dos naciones, es menester entender la
autores, tanto para el caso colombiano como cultura y práctica negociadora de ambos países
para el mexicano.4 desde la perspectiva mexicana.

Los mexicanos se toman su tiempo para Siendo Colombia y México socios co-
negociar; son lentos a la hora de construir rela- merciales con inmensas oportunidades para
ciones y buscan que estas sean de largo plazo. hacer negocios y que comparten una cultura
conservadora, familiar y religiosa vale la pena
A diferencia de los mexicanos, los nego- aprovechar estas similitudes en las relaciones
ciadores colombianos son considerados como bilaterales.
afanados e inmediatistas.
Es importante fomentar nuevas investi-
Los mexicanos suelen tener que regresar gaciones que nos ayuden a conocernos e inte-
a sus empresas para tomar decisiones, lo que grarnos mejor, facilitando así los procesos de
según la experiencia, saca un poco de casillas negociación comercial y la resolución de con-
a los colombianos quienes están en constante troversias.
presión por decisiones rápidas.
Se encontró que los dos países compar-
Tanto mexicanos como colombianos son ten un paradigma distributivo de negociación.
percibidos como emocionales en las negocia- Sin embargo, en un mundo globalizado se re-
ciones. Ahora bien, los segundos fueron descri- quiere de prácticas integrativas y cooperativas
tos como muy confiados y con estilos que pro- (ganar-ganar) donde la confianza es el factor
curan el dominio, así mismo tratan de adaptarse clave del éxito para realizar transacciones
a las circunstancias que más les convenga. más eficientes y beneficiosas. He aquí la im-
portancia de promover la incorporación a los
Se confirma lo dicho por Ogliastri en procesos de negociación, entre colombianos y
cuanto al regateo, el colombiano le gusta este mexicanos, de nuevos principios inspirados en
tipo de práctica y suele buscar el beneficio el método Harvard el cual apunta hacía la efi-
personal. Los colombianos en su filosofía tienen ciencia, ganancia mutua y generación de con-
la relación ganar-perder. fianza, entre otros.

En general y siendo consciente de que la Conocer las culturas y prácticas de ne-


muestra de estudio puede aún ser más amplia, gociación nos permite prepararnos mejor entre

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015


Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios mexicanos 147

diferentes culturas, lo cual es un factor clave de Tratado de libre comercio entre EE.UU,
3

éxito en la negociación. Canadá y México.

Una mejor preparación facilita el desem- 4


Cabe advertir que no fue fácil contar
peño del negociador, permitiendo la proactivi- con una muestra amplia para dichas entrevistas,
dad en la negociación para beneficio mutuo. debido a la dificultad en el suministro de
información por parte de algunos empresarios
Hay que trabajar en la generación de con- que fueron contactados.
fianza jugando limpio en cuanto al manejo de la
información. Referencias

Dejemos las prácticas “dudosas” a un Aldao-Zapiola, C. (2009). La negociación.


lado. Estas prácticas son ante todo culturales, Montevideo: OIT; Cinterfor.
pero en un mundo globalizado en el cual las
transacciones sufren por la lentitud, se pierden Camacho, M. (2014). ¿Cómo negocian los
oportunidades. mexicanos?. Pensamiento y gestión, 37,
114-122.
Dado que Time is Money, se deben agilizar
los procesos de negociación haciéndolos más Cantillo, D. (17 de julio de 2011). Un país de
eficientes por lo cual se debe regatear menos y Pymes. El Espectador. Recuperado de
buscar mayores opciones además de criterios http://www.elespectador.com/noti-
objetivos de persuasión. cias/economia/un-pais-de-pymes-articu-
lo-285125
Finalmente las negociaciones comerciales
deben apuntar a acuerdos ganar-ganar, ante Cortés, L. (2015). Comercio y Marketing.
todo éticos, con un énfasis a la construcción Recuperado de http://www.japastor.com/
de relaciones de largo plazo. Por este motivo
invitamos a los negociadores de ambos países a Costa, M. (2008). Método y Creatividad en la
que incorporen las enseñanzas de la negociación Negociación Comercial. Dossier- Marke-
moderna basada en la integración y no en la ting y Ventas, 86, 31-39.
distribución. Cuando la confianza es mutua,
las prácticas tienden a ser transparentes y así se Embassy of Colombia Washington, DC. (s.f).
logra generar valor para beneficio de las partes. Colombian Culture. Recuperado de http://
www.colombiaemb.org/node/1331
Notas
Fanjul, E. (2010). Factores culturales e interna-
1
Se entiende, en términos generales, por cionalización de la empresa. Información
cultura y práctica de negociación como el pa- Comercial Española, 856, 7-20.
radigma, valores, motivaciones, estilos, manejo
de la información, toma de decisiones, estrate- Fisher, R., & Ury, W. (1981). ¡Si de acuerdo!.
gias y técnicas de persuasión entre otros que se Colombia: Editorial Norma.
utilizan en una mesa de negociación.
International Market Advisor -[IMA]. (s.f).
2
Véase Santander Trade portal en el Doing Business In Colombia. Recupe-
siguiente enlace: https://es.santandertrade.com/ rado de http://www.colombia.doingbusi-
establecerse-extranjero/mexico/practica-de- nessguide.co.uk/the-guide/etiquette,-lan-
negocio. guages-culture/

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


148 Bassam Sarkis - Juan José Ocampo

Katz, L. (Ed.). (2008). Negotiating international Tugores, J. (2006). Economía Internacional.


Business-The negotiator reference guide. Globalización e integración regional.
Estados unidos: Booksurge. Madrid: McGraw Hill.

Kwintessential. (s.f). Colombia - Langua- Anexo 1


ge, Culture, Customs and Etiquette. Recupera-
do de http://www.kwintessential.co.uk/resour- Formato entrevista
ces/global-etiquette/colombia.html
- Según su experiencia, ¿la forma de
Lewicki, R., Barry, B., & Saunders, D. (2008). negociar de los colombianos es de un
Fundamentos de Negociación. México: enfoque ganar-perder o ganar-ganar?
Mc Graw Hill. - ¿A la hora de negociar con colombianos,
los mexicanos buscan la construcción de
Llamazares, O. (2004). Negociación Inter- una relación de corto o largo plazo?
nacional. Madrid: Global Marketing - ¿Cómo se perciben los negociadores?
Strategies. ¿Amigos? ¿Socios?, o ¿una oportunidad
única para sacar provecho?
Metcalf, L., Bird, A., Shankarmahesh, M.,
- ¿Se genera confianza antes de iniciar
Zeynep, A., Larimo, J., & Valdelamar, D.
la negociación? Si la hubo, ¿cuáles son
(2006). Cultural tendencies in negotiation: las prácticas mexicanas a la hora de
A comparison of Finland, India, Mexico, construir confianza comparadas con las
Turkey and the United States. Journal of colombianas?
World Business, 41, 382-394.
- ¿Cómo se preparó para la negociación?
¿Considera que su contraparte colombiana
Ministerio Industria y Comercio. (1995).
estaba preparada? Por favor comparta
Tratado de Libre Comercio Colombia,
algunos ejemplos.
México y Venezuela G3. Recuperado
de http://www.tlc.gov.co/publicaciones. - En términos generales, ¿el mexicano
php?id=11963 cómo maneja el tiempo a lo largo de la
negociación? ¿Lento, rápido? ¿Estos
ritmos están alineados con los de los
Observatory of economic complexity -[OEC].
negociadores colombianos?
(2015). Atlas Media -Observatory of
Economic Complexity. Recuperado de - ¿Cómo es el manejo de la información?
http://atlas.media.mit.edu ¿Abiertamente, con discreción, se mani-
pula o se esconde? ¿Cree usted que es
Ogliastri, E. (2001). ¿Cómo negocian los diferente para los colombianos? ¿Cómo se
colombianos?. Bogotá: Alfaomega. manifiestan los intereses? ¿Abiertamente o
se esconden?
Ramos, S. (1951). El perfil del hombre y - ¿Los mexicanos expresan de manera
la cultura en México. México D.F.: espontánea sus emociones durante la
Colección Austral. negociación? ¿Cómo percibe a la contra-
parte colombiana en esta materia? ¿Son
The Chartered Institue of Procurement & Supply los colombianos expresivos con sus
emociones?
–[CIPS]. (2009). Effective Negotiation
in Purchasing and Supply. Berkshire: - ¿Los negociadores mexicanos toman
Profex Publishing Limited. decisiones en la mesa de negociación o

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015


Negociando con otras culturas: cómo negocian los colombianos según empresarios mexicanos 149

deben consultar de manera previa a sus descendientes, evasivos, transaccionales o


empresas? integrativos?
- ¿En la etapa de prenegociación se identi- - ¿Con qué frecuencia surgen controversias
fica la mejor alternativa para un acuerdo comerciales asociadas a los pactos
negociado? realizados?
- ¿Las partes se preocupan por lograr - ¿El manejo de las controversias emergen-
acuerdos legítimos, blindados contra el tes cuenta con métodos alternativos de
cuestionamiento? solución de conflictos tales como media-
- ¿Qué tanto se utiliza el regateo como ción, conciliación o arbitraje?
medio para lograr acuerdos? ¿Considera - ¿Qué recomendaría a un empresario que
a los colombianos como regateadores? va a negociar con un par del otro país?
- En términos generales, ¿cómo calificaría A mexicanos que van a negociar con
los estilos de negociación de los mexicanos colombianos y viceversa.
y de los colombianos? ¿Dominantes con-

Civilizar 15 (29): 137-150, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015

Actividades y uso del tiempo de las


y los jóvenes que ni estudian ni trabajan
en Colombia1

Activities and time management of young people who


neither study nor work in Colombia
Recibido: 05 de noviembre de 2014 - Revisado: 23 de abril de 2015 - Aceptado: 15 de octubre de 2015

Diana Ochoa Díaz2


Adriana Carolina Silva Arias3
Jaime Andrés Sarmiento Espinel4

Resumen
Este artículo estudia a qué actividades se dedicaron los jóvenes colombianos
entre los 15 años y 24 años que ni estudian ni trabajan (ninis), así como también 1
Artículo derivado del proyecto de
investigación “Caracterización de los
analiza el uso de su tiempo. En específico, se identificaron las diferencias de jóvenes que ni estudian ni trabajan
género en las actividades principales que realizaron unos y otras, poniendo –ninis– en Colombia (2012)”, finan-
ciado por la Vicerrectoría de Inves-
énfasis al tiempo consagrado a su ejecución. Para ello, se utilizó la Encuesta tigaciones de la Universidad Militar
Nacional de Uso del Tiempo 2012-2013. Se evidenció que existe una marcada Nueva Granada, vigencia 2014.
diferenciación de género en los roles del hogar por sexo desde tempranas
2
Joven investigadora del Grupo de
Estudios Macroeconómicos (Gesma).
edades, ya que las jóvenes se concentraron más a las labores de trabajo no Universidad Militar Nueva Granada,
remunerado del hogar y la familia, generando una polarización genérica que Bogotá, Colombia.
Correo electrónico:
incrementa la desigualdad de oportunidades en su bienestar presente y futuro. tmp.diana.ochoa@unimilitar.edu.co
3
Docente investigadora de la Facul-
Palabras clave tad de Ciencias Económicas de la
Universidad Militar Nueva Granada
Jóvenes, género, división sexual del trabajo, usos del tiempo, educación, trabajo. y colíder del Grupo de Estudios Ma-
croeconómicos (Gesma). Universidad
Abstract Militar Nueva Granada, Bogotá, Co-
lombia.
This article looks for what activities young Colombians between 15 and 24 Correo electrónico:
who neither study nor work (ninis) devote themselves to, and also discusses adriana.silva@unimilitar.edu.co
the use of their time. Specifically, gender differences were identified in 4
Docente investigador de la Facul-
tad de Ciencias Económicas de la
major activities undertaken by both of them, emphasizing the time devoted Universidad Militar Nueva Granada
to its implementation. To this end, the National Time Use Survey 2012-2013 y colíder del Grupo de Estudios Ma-
croeconómicos (Gesma). Universidad
was used. It was evident that there is a marked gender differentiation in the Militar Nueva Granada, Bogotá, Co-
household roles by gender from an early age, since young female people lombia.
Correo electrónico:
are more concentrated in the work of unpaid household work and family, jaime.sarmiento@unimilitar.edu.co
generating a generic polarization that increases inequality of opportunity in Para citar este artículo use: Ochoa,
their present and future welfare. D., Silva, A., & Sarmiento, J. (2015).
Actividades y uso del tiempo de las y
Keywords los jóvenes que ni estudian ni trabajan
en Colombia. Revista Civilizar Cien-
Youth, gender, sexual division of labor, use of time, education, labor. cias Sociales y Humanas, 15(29),
XX-XX
152 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

Introducción y la consecución de metas (Fournier, Drapeau,


& Thibault, 1995). Por ende, esta investigación
La división sexual del trabajo es el prin- se suma a la literatura que visibiliza el reparto
cipal tema de investigación de los estudios de dispar de actividades y puede servir como insu-
género. No obstante, esta literatura que revela mo para la elaboración de políticas públicas que
las marcadas diferencias, desigualdades y des- contribuyan a que se logre una más equitativa
equilibrios de género, se centra en la observa- división sexual del trabajo.
ción de la población adulta, en particular en las
relaciones conyugales. De tal forma, existe es- La muestra que se utilizó aquí proviene de
casa evidencia de lo que ocurre con la tradicio- la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (Enut),
nal división del trabajo de otros miembros del realizada por el Departamento Administrativo
hogar distintos a la pareja, especialmente de los Nacional de Estadística (Dane) durante el
más jóvenes (Camarena, 2004). segundo semestre de 2012 y primer semestre
de 2013. Se encontró que un mayor porcentaje
La juventud es una etapa que determina de las jóvenes ninis se dedicó a actividades del
lo que serán las trayectorias futuras de los hogar y la familia, las cuales forman parte del
sujetos. Resulta entonces de interés estudiar las trabajo no remunerado. Por su lado, los jóvenes
actividades a las que se dedican los jóvenes que destinaron más tiempo a labores personales
ni estudian ni trabajan (ninis) por sexo, debido como la búsqueda de empleo, lo que les permite
a que de esta manera se puede identificar si salir de ese estado de “inactividad” con mayor
hay una vulnerabilidad social diferenciada facilidad que a las mujeres.
para unos y otras. Si existe tal diferenciación
en los patrones de actividades desarrolladas Además de esta introducción, el docu-
por varones y mujeres, se estaría creando una mento está organizado como sigue: en la segun-
desigualdad de oportunidades en la obtención da sección se efectúa una revisión acerca del
de logros, acumulación de capital humano y reciente fenómeno de jóvenes ninis y las activi-
generación de capacidades y conocimiento dades que realizan, categorizándolos según su
(Amarante, Filardo, Lasida, & Opertti, 2011; dinámica de uso del tiempo en ocupaciones del
Morrison & Schoon, 2012; Saraví, 2004). hogar y familia, trabajo voluntario y persona-
les. En la tercera sección, se hace un análisis
En el caso de la no participación en el estadístico sobre la asignación de tiempo de los
mercado laboral y en el sistema educativo por jóvenes ninis en Colombia según el sexo a par-
parte de los jóvenes, la división sexual del tra- tir de la información de la Enut 2012-2013, lo
bajo trae consecuencias distintas por género que cual permite demostrar la heterogeneidad en la
acarrean mayores dificultades para unos u otras división sexual del trabajo. En la cuarta sección
en el acceso al mercado laboral y a la educación se presentan los comentarios finales.
formal (Banco Mundial, 2013; Programa de las
Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD, Revisión de literatura
2014; Saraví, 2004).
En los últimos años, algunas investigacio-
Este artículo estudia a qué actividades de- nes se han enfocado en estudiar las transiciones
dican los y las jóvenes ninis su tiempo por sexo. de los jóvenes a roles de la adultez, con especial
Sus ocupaciones pueden influir sobre sus trayec- interés en su inserción laboral. Estos análisis
torias futuras tanto en lo académico como en lo son relevantes, dado que señalan que hay mu-
laboral, trayendo efectos diferenciados perma- chos jóvenes que no completan su trayectoria
nentes que limitan su desarrollo autónomo en la educativa, abandonan los estudios al terminar la
vida adulta, la movilización de recursos propios educación básica, y empiezan a trabajar en em-

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia 153

pleos que en su mayoría son temporales (Abda- que cada vez se presentan más embarazos ado-
la, 2004; Cunningham, 2009). Esta situación se lescentes (Sapelli & Torche, 2003), los cuales
presenta como una amenaza para su eficaz in- implican en muchos casos la interrupción de los
serción al mercado laboral al no desarrollar sus estudios de las madres, la delegación del cui-
competencias adecuadamente, ya sea a través dado de sus hijos y el mantenimiento del hogar
del sistema educativo o de un empleo en el que (D’Alessandre, 2010).
puedan obtener experiencia y mejorar su pro-
ductividad (Comisión Económica para América Respecto a la división sexual del trabajo,
Latina y el Caribe –Cepal, 2006). Harding (1997) afirma que los usos del tiempo
en los jóvenes tiene una marcada diferenciación
En general, la dedicación de tiempo a dis- por edad y género, ya que las mujeres desde
tintas actividades responde a decisiones propias la niñez pasan mayor cantidad de tiempo en
del individuo o a las circunstancias del hogar. labores domésticas y de cuidado personal. De
Las familias proporcionan pero también condi- acuerdo con Arceo-Gómez y Campos-Vázquez
cionan los recursos económicos, educativos y (2011) los condicionantes de género influencian
de tiempo de niños y jóvenes. En la gran va- de manera diferenciada la probabilidad de ser
riedad de labores que pueden ejecutar se iden- nini en México, debido a que para los varones
tifican diferencias de género, pues las mujeres el nivel educativo y los ingresos del hogar
consagran más tiempo a las actividades relacio- determinan su situación de actividad, mientras
nadas con trabajo doméstico y los varones a la que para las mujeres lo que determina su
práctica de un deporte o recreación (Carrasco & actividad es la necesidad del hogar del trabajo
Domínguez, 2006; Degenne, Lebeaux, & Ma- doméstico.
rry, 2002; Marcenaro-Gutiérrez, 2013; Pedrero
& Rendón, 2008; Rodríguez & Vargas, 2010). Ahora bien, como la mayor parte del
grupo de jóvenes ninis son mujeres que se de-
En su búsqueda de estrategias para dican por completo a actividades familiares, su
mejorar las condiciones del empleo juvenil en falta de experiencia y expectativas en el mer-
Latinoamérica, Chacaltana (2009) encuentra cado laboral reduce los incentivos a postergar
una heterogeneidad de situaciones a las que el inicio de su vida familiar, concluir estudios
se enfrentan estos jóvenes, siendo un grupo superiores o trabajar (Aguila, Mejía, Pérez, &
de especial atención el de los ninis. El autor Rivera, 2013).
asocia la búsqueda por parte de los jóvenes
de opciones diferentes al sistema educativo y Entonces, la participación en el trabajo
al mercado laboral a una crisis de referentes o familiar doméstico en Latinoamérica se presenta
de aspiraciones, ya que estudiar o trabajar no como actividad de trabajo no remunerado que
necesariamente conduce a un mayor bienestar tiene una distribución desigual, en la cual la
en el futuro. Así mismo, indica que de cada asignación de tiempo en las mujeres de todos
cinco jóvenes en la región uno es nini y dos de los estratos socioeconómicos es más alta que
cada tres ninis son mujeres. la de los varones (D’Alessandre, 2014). Si esto
ocurre o no en Colombia es posible analizarlo
Esta más alta proporción de mujeres pue- con una encuesta de usos del tiempo, dado
de estar asociada a la persistencia de prácticas y que esta incluye además de la dedicación al
normas culturales en las cuales la mujer realiza trabajo doméstico, otras dimensiones como el
actividades no remuneradas, tales como el tra- cuidado de niños o personas en situación de
bajo doméstico y de cuidados familiares (Agui- discapacidad, así como aquellas actividades
rre, García, & Carrasco, 2005). Dichas tradicio- que se vinculan con trabajos no remunerados
nes se verían reforzadas si se tiene en cuenta que les permiten a algunos ganar experiencia

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


154 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

en el mercado laboral, conocimientos o mejorar que asumir roles del hogar que no tenían antes.
sus habilidades (Aguirre & Ferrari, 2013; Este fenómeno es más recurrente en las mujeres,
Harvey, 1990; Shanahan & Flaherty, 2001). De quienes muestran una entrega de tiempo comple-
esta forma, este estudio pretende identificar si to a la familia por medio de actividades domés-
existieron diferencias por sexo en las actividades ticas, afectando la posterior consecución de su
que realizaron los jóvenes colombianos ninis. carrera profesional, educación media o búsqueda
de empleo (D’Alessandre, 2014).
Teniendo en cuenta la dinámica de uso
del tiempo de los jóvenes ninis, Mascherini, En el segundo tipo están los jóvenes
Salvatore, Meierkord y Jungblut (2012) y el ninis que revelan preferencia por el uso de
Consejo Nacional de Población (2011) señalan su tiempo en actividades relacionadas con el
la necesidad de clasificarlos considerando sus trabajo voluntario no remunerado. Esta clase
características socioeconómicas y las activida- de trabajos voluntarios es más frecuente en
des a las cuales se dedican. los hombres debido a su interés en formar
experiencia, para posteriormente encontrar un
A partir de la literatura analizada, este do- empleo de calidad que les genere estabilidad
cumento plantea una tipología para los jóvenes (Lijtenstein & Brunini, 2011; Saglietti, 1983).
ninis de acuerdo con la actividad a la que consa-
graron la mayor parte de su tiempo. Así, se defi- Dentro de la multiplicidad de empleos no
nieron tres tipos de actividad principal: trabajo remunerados a la que podrían acceder, uno de
doméstico, labores voluntarias no remuneradas los más comunes es el cuidado de personas cer-
y actividades personales o de ocio. canas, conocidos, vecinos o amigos (Batthyány,
Genta, & Tomassini, 2012; Carrasco, 2006;
El primer tipo de nini corresponde a aque- D’Alessandre, 2014; Esquivel, Faur & Jelin,
llos jóvenes que dedican su tiempo principal- 2012). Cabe destacar que quienes se aplican
mente a actividades que se asocian con labores a estas actividades, cuidan infantes y adultos
domésticas o del hogar. Según Negrete y Leyva mayores posibilitando que otros ocupantes del
(2013) dentro de esta categoría se hallan ado- hogar puedan participar del mercado laboral o
lescentes que por distintas circunstancias se ven ahorrar costos de cuidado extradoméstico (Ca-
obligados a priorizar los trabajos domésticos rrasco, 2006; D’Alessandre, 2010).
en sus decisiones de uso del tiempo y por esta
razón se muestran imposibilitados o no disponi- En el último tipo están quienes usan la
bles para trabajar o estudiar. mayor parte de su tiempo en cubrir actividades
de tipo personal o de ocio. Esta dinámica de
Estos jóvenes que se ocupan de las labores uso del tiempo se puede presentar en parte por
domésticas han asumido roles que en algunos una negativa percepción ligada con el empleo,
casos no les corresponden, y responden más bien puesto que, algunos jóvenes piensan que el
a necesidades dentro de su vínculo familiar como trabajo no es garantía de movilidad social o
reemplazar a los padres con los cuidados y crianza estabilidad económica, sino solamente una
de hijos pequeños dentro del hogar o atender forma de sobrevivir (Navarrete, Padrón, &
tareas como la preparación de alimentos, arreglo Silva, 2013; Schkolnik, 2005). Por esta razón
de ropa y aseo de la vivienda (D’Alessandre, los jóvenes no se ven motivados a insertarse
2010; Mascherini et al., 2012; Maume, 2006). en procesos de formación ni crean estrategias
para la búsqueda de empleos que mejoren
Aguila et al. (2013) y D’Alessandre (2010) sus condiciones de vida (Benjet, Hernández,
diferencian a quienes por la formación temprana Borges, Méndez, Medina, & Aguilar, 2012;
de un hogar o embarazos adolescentes han tenido Cepal, 2006; Hernández & Benjet, 2012).

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia 155

Dueñas, Iglesias y Llorente (2011) apun- participación en el sistema educativo y el mer-


tan que el número de horas dedicadas al ocio se cado laboral junto con una relación de las acti-
relaciona con efectos negativos sobre la parti- vidades hechas en un día promedio y el tiempo
cipación social. Así, los jóvenes que destinaron dedicado a ellas es la Enut. Esta encuesta reco-
más tiempo al ocio presentaron mayor preva- lectó información sobre el tiempo consagrado a
lencia de consumo de drogas ilícitas y proble- actividades de trabajo y personales de acuerdo
mas de conducta. con la Clasificación de Actividades de Uso del
Tiempo para América Latina y el Caribe y la
Cabe destacar que en este último grupo Clasificación Internacional de Actividades para
también se presentan marcadas diferencias de Estadísticas de Uso del Tiempo1 entre el mes de
género, ya que según Carrasco y Domínguez agosto de 2012 y el mes de julio de 2013. La
(2006) y Degenne et al. (2002) el comporta- muestra estadística permite hacer inferencias de
miento en hombres y mujeres muestra algu- todo el territorio colombiano. Entre los propó-
nas señales de desigualdad, pues mientras las sitos de esta encuesta está la elaboración de una
mujeres reemplazan el tiempo que tienen para cuenta satélite para medir el trabajo no remune-
satisfacer sus necesidades personales buscan- rado que no está comprendido en el sistema de
do la participación en el mercado laboral, los cuentas nacionales (Dane, 2012).
hombres no modifican su dinámica de tiempo
para sus intereses personales ante cambios en Entre las limitaciones de la Enut se ob-
la situación en el mercado laboral, solo en el serva el problema de simultaneidad de las ocu-
caso de encontrarse desempleados distribuyen paciones, de manera que cuando una persona
el tiempo entre ocio y trabajo doméstico. desempeña actividades como ver televisión o
escuchar música puede estar ejecutando una
Metodología segunda actividad al mismo tiempo y es po-
sible que este tipo de situaciones genere una
El estudio de las actividades desarrolladas doble contabilidad sesgando el resultado final.
por los jóvenes ninis en Colombia permite Además, dado que la encuesta detalla las la-
comprender mejor a este grupo heterogéneo de bores de los miembros de un hogar en un mo-
personas, al ampliar el ámbito de sus acciones mento del tiempo, no es posible un análisis
y no solo distinguir su inactividad laboral y continuo de la cotidianidad en la realización
educativa. de actividades y usos del tiempo de la pobla-
ción objeto de estudio.
Esta investigación analiza para Colombia
a qué dedicaron las mujeres y hombres ninis su La muestra que se tomó de la Enut 2012-
tiempo. Esa diferenciación por sexo se realiza 2013 corresponde a la población colombiana
debido a que, como indican Rodríguez y Pis entre los 15 años y los 24 años. Esta investi-
(2010), las encuestas sobre uso del tiempo gación primero clasificó a los jóvenes según
ayudan a conocer la organización social de los su participación en el mercado laboral y en el
tiempos de la población según los grupos de sistema educativo, con el fin de identificar los
edad y sexo, lo que podría contribuir al diseño ninis y los grupos poblacionales que se toman
de políticas públicas que atiendan las demandas como referentes de comparación. En concre-
específicas de mujeres y hombres desde to, se dividieron los jóvenes de acuerdo con si
tempranas edades en aras de la mayor calidad trabajar era la actividad a la que dedicaron la
de vida y la equidad de género. mayor parte del tiempo la semana de referencia
y si en ese momento asistían a una institución
Una encuesta que proporciona informa- educativa. De esa forma, se clasifican los jóve-
ción de los jóvenes colombianos en cuanto a su nes entre los que estudiaban y trabajaban (sisi),

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


156 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

los que estudiaban pero no trabajaban (sini), los y el mercado laboral, los ninis representan una
que no estudiaban pero trabajaban (nisi) y aque- proporción significativa de la población juvenil
llos que ni estudiaban ni trabajaban (nini). para el periodo de análisis. Este grupo alcanza
un 24,65 % sobre el total de la población entre
Después se categorizaron las actividades 15 años y 24 años; esto es, 2.020.524 jóvenes
que hicieron los jóvenes el día previo a la entre- colombianos que durante 2012-2013 no tuvie-
vista según la tipología propuesta en la sección ron una actividad definida (véase tabla 1). Así,
anterior: a) hogar y familia, b) voluntarias y c) es mayor la proporción de jóvenes ninis en Co-
personales. a) y b) comprenden trabajo no remu- lombia que los sisi.
nerado, el cual no incluye el Sistema de Cuentas
Nacionales. Es importante tener en cuenta la dis- Esta proporción es más alta que la del
tinción que hace el Dane acerca del trabajo vo- promedio de ninis para América Latina, ya que
luntario directo e indirecto; el primero son las ac- según D’Alessandre (2014) está oscila entre el
tividades relacionadas con labores domésticas y 15 % y el 20 %. No obstante, existen países
cuidado para otros hogares y para la comunidad, latinoamericanos que al igual que Colombia
mientras que el segundo abarca las actividades presentan un alto porcentaje de jóvenes ni-
mediante las cuales se presta un servicio a la co- nis, pues como evidenciaron Arceo-Gómez y
munidad a través de instituciones sin ánimo de lu- Campos-Vázquez (2011) para el caso de Mé-
cro. Finalmente, se clasificaron a los ninis según xico durante el 2010 representaron el 28,9 %
actividad principal, entendida esta como la labor de los jóvenes entre los 15 y los 29 años de
a la que destinaron la mayor parte de su tiempo. edad. Sin embargo, otros países de la región
como Bolivia muestran menores proporciones
Resultados (entre el 7 % y el 9,5 %) de ninis de acuerdo
con Székely (2012) y el Sistema de Informa-
Al clasificar a los jóvenes colombianos ción de Tendencias Educativas en América La-
según su participación en el sistema educativo tina (2013).

Tabla 1
Distribución de jóvenes por situación
educativa y laboral en Colombia

Trabaja

Estudia Sí No

725.154 2.535.960

8,85% 30,94%

2.915.061 2.020.524
No
35,56% 24,65%

Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).

Cuando se examina el uso del tiempo de las actividades, se encuentra que es más
de los jóvenes en Colombia en actividades elevado el porcentaje de mujeres que emplearon
diferentes a trabajo y estudio con el fin de la mayor parte de su tiempo a labores de hogar y
identificar a qué se dedican principalmente de familia en comparación con los hombres (véase
acuerdo con las horas que asignan a cada una tabla 2).

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia 157

Tabla 2
Porcentaje de jóvenes colombianos según actividad principal
del uso del tiempo y situación educativa y laboral

Actividades
Hogar y familia Voluntario Personas
Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer
Sisi 4,38 9,19 0,64 0,17 46,16 39,46
Sini 2,51 9,07 0,34 0,21 42,92 44,94
Nisi 7,22 13,70 0,58 0,28 55,08 23,14
Nini 2,84 38,53 0,45 0,32 28,98 28,88

Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).

En específico, el 38,53 % de los ninis dificultades asociadas a las responsabilidades


son mujeres que se dedican principalmente a desiguales que se le asignan a las jóvenes en
labores del hogar y familia, lo que confirma que los hogares.
es menester pensar adecuadas políticas públicas
diferenciando las necesidades de hombres y Con el propósito de resaltar la magnitud
mujeres. Es imperioso diseñar programas que de esta desigualdad en las actividades de los
ayuden a compensar las cargas dispares en el jóvenes ninis por sexo, se evidencia en la
hogar, con el objeto de contribuir a la igualdad gráfica 1 que del total de ninis dedicados a los
de oportunidades para el bienestar presente tres grupos de actividades, la mayor disparidad
y futuro, especialmente en los procesos entre varones y mujeres jóvenes se presenta
de inserción laboral y evitar la deserción entre los que usan su tiempo principalmente a
estudiantil, de tal forma que se mitiguen las las responsabilidades de hogar y familia.

Gráfica 1
Distribución porcentual de jóvenes que ni estudian ni trabajan
en los grupos de actividades principales por sexo

100 93,13
90
80
70
58,70
60
50,09 49,91
50 41,30
40
30
20
6,87
10
0
Hombre Mujer Hombre Mujer Hombre Mujer
Hogar  y  familia Voluntario Personales
 

Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


158 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

Así, quienes se ocupan primordialmente jóvenes en Colombia son menores que en Mé-
de las actividades del hogar y la familia desde xico. Este mismo estudio muestra que la partici-
tempranas edades son las mujeres, representan- pación en el trabajo doméstico de las jóvenes en
do el 93,73 % de los jóvenes ninis dedicados a Uruguay es menor que en Colombia.
esta clase de actividades, lo cual contrasta con
el 6,27 % de los varones ninis. Por otro lado, Esta situación aumenta con la edad de los
los ninis dedicados principalmente a las otras ninis colombianos, al igual que en otros países,
actividades de trabajo voluntario y personales como lo demuestran Navarrete et al. (2013)
tienen una distribución por sexo más homogé- para México y Uruguay. Es decir, se trata de
nea, entre el 40 % y el 60 %. desventajas que se acumulan con la edad. En
Colombia a los 15 años los jóvenes ninis dedi-
Comparando estos resultados con los que cados a tareas de hogar y familia representan
exponen Navarrete et al. (2013), los porcentajes el 11,61 %, a los 19 años el 22,08 % y a los 24
de participación en el trabajo doméstico de las años el 30,51 % (véase gráfica 2).

Gráfica 2
Promedio de horas dedicadas al día a las actividades principales
por los jóvenes que ni estudian ni trabajan según su edad

100  %
90  %
80  %
70  %
60  %
50  %
40  %
30  %
20  %
10  %
0  %
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24

Hogar  y  familia Voluntario Personales


Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).
 

Por otro lado, se analizan a continuación más tempranamente los jóvenes abandonan los
los niveles de educación alcanzados, estado estudios. En Colombia existe una concentración
civil y relación con el jefe de hogar de los en los menores niveles de escolaridad de los
jóvenes ninis, con el objetivo de identificar los ninis, ya que cursaron hasta secundaria en
factores que se vinculan con la asignación de mayor medida los adolescentes de 15 años a 19
tiempo desigual por sexo. años (95,72 %), que los jóvenes adultos entre
19 años y 24 años (84,53 %), de los cuales
En la tabla 3 se reporta el nivel de muy pocos han alcanzado niveles de educación
escolaridad de acuerdo con el momento del desde grados técnicos hasta universitarios.
ciclo de vida en que se encontraron los jóvenes, Aunque esto es coherente con el perfil etario
pues la vulnerabilidad social aumenta cuanto de los adolescentes, se observa que los jóvenes

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia 159

adultos que alcanzan estudios universitarios podría inferir que la deserción o preferencia por
siguen siendo un pequeño porcentaje del no continuar los estudios está generalizada en el
total (4,80 %) en comparación con quienes se grupo de jóvenes ninis y su situación se asocia
quedan con más bajos niveles educativos. Se con bajos niveles de escolaridad.

Tabla 3
Nivel de educación alcanzado por adolescentes y jóvenes
adultos que ni estudian ni trabajan
Nivel educativo alcanzado Adolescentes Joven adulto
Ninguno 2,65 2,50
Primaria 14,15 15,80
Secundaria 78,92 66,23
Técnica incompleta 1,34 2,15
Técnica completa 1,89 8,52
Universitaria incompleta 1,05 2,82
Universitaria completa 0,00 1,98

Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).

En cuanto al estado civil (véase tabla 4), roles que mujeres y varones desempeñan en los
más de la mitad de las mujeres ninis (61,78 %) hogares desde tempranas edades, ya que entre
ha iniciado su vida en pareja, la mayoría de ellas los ninis las mujeres son en mayor proporción
vive en unión libre y algunas incluso ya se han esposas o compañeras del jefe de hogar, la
separado o divorciado. En contraste, el 93,20 diferencia es de 35,65 puntos porcentuales
% de los varones permanece soltero. En cuanto respecto de los hombres; mientras que los
a la relación con el jefe de hogar, reafirma la varones ninis son en mayor proporción hijos o
evidencia empírica las desigualdades de los nietos de los jefes de hogar.

Tabla 4
Estado civil y relación con jefe de hogar de jóvenes
que ni estudian ni trabajan por sexo

Estado civil Hombre Mujer


Unión libre 5,76 48,49
Casado 0,21 6,07
Separado/divorciado 0,83 7,22
Soltero 93,20 38,21

Relación con jefe de hogar


Jefe(a) de hogar 3,50 4,88
Esposo(a) o compañero(a) 0,51 36,16
Hijo(a), hijastro(a) 76,23 40,96
Nieto(a) 11,48 3,48
Hermano(a) 2,03 1,46
Otro pariente 4,21 10,93
Otro no pariente 2,04 2,14
Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


160 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

Gráfica 3
Promedio de horas dedicadas al día a grupos de actividades
por los jóvenes que ni estudian ni trabajan por sexo

Hogar  y  familia 6:29 2:31

Voluntario 0:09 0:14

Personales 5:39 8:08

Mujer Hombre
 
Fuente: elaboración propia con base en Enut (2012-2013).

En cuanto a la dedicación media de trayendo efectos persistentes en el largo plazo


tiempo a las actividades principales (véase sobre sus oportunidades laborales y educativas
gráfica 3), las mujeres son quienes ocupan así como sobre el bienestar general del segmento
más tiempo en las tareas que se asocian con el de la población compuesto por los jóvenes entre
hogar y la familia –seis horas y media diarias 15 años y 24 años que no estudian ni trabajan en
en promedio–, casi tres veces más que los Colombia.
varones. En contraste, la dedicación promedio
a actividades personales es mayor en varones El grupo de jóvenes colombianos ninis
que en mujeres, con una diferencia mayor a dos formalmente representa el 24,65 % del total de
horas diarias en promedio. jóvenes durante el 2012-2013. El enfoque ana-
liza los usos del tiempo en jóvenes con los da-
En síntesis, hay evidencia empírica que tos de la Enut clasificando las actividades a las
sustenta la afirmación de la desigualdad en que dedicaron mayor tiempo del día los ninis en
las oportunidades para movilizar el trabajo Colombia, agrupándolas en las actividades del
doméstico femenino desde tempranas edades. hogar y familia, trabajos voluntarios y persona-
La pregunta fundamental es si el Estado les. De esta forma, se tiene que del total de ninis
puede generar la dinámica doméstica que una importante proporción está compuesta por
cree las condiciones que favorezcan una mujeres dedicadas a las actividades del hogar y
mejoría sustancial en las capacidades de familia. En concreto, el 93,73 % del grupo de
aprovechamiento de las oportunidades de vida ninis que usa la mayor parte de su tiempo diario
de la siguiente generación de jóvenes mujeres en labores asociadas a su hogar eran mujeres.
colombianas.
Además, esas desigualdades de género se
Comentarios finales acentúan con la edad, pues a medida que esta
aumenta la proporción de mujeres dedicadas a
Las trayectorias académica y laboral de las labores de la familia y el hogar incrementa
los jóvenes están determinadas en parte por también. Por tanto, se evidencian las inequidades
las actividades en las cuales usan su tiempo, en el acceso a los recursos como la educación

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia 161

y en la distribución de las obligaciones y que no está activa en una tarea productiva o de


responsabilidades desde tempranas edades. formación, aún no es posible un análisis de la
A su vez, esta mayor consagración al hogar duración de la condición de inactividad de los
de las jóvenes mujeres no les permite el jóvenes ninis, considerando que solo es posible
desarrollo completo de sus relaciones sociales analizar un día de referencia en el año y no se
y les dificulta alcanzar logros o expectativas hace seguimiento a la condición de actividad de
profesionales en la adultez. los individuos.

Asociado a las diferencias derivadas de En todo caso, el estudio de usos del tiempo
la división sexual del trabajo en el hogar, se de jóvenes ninis en Colombia debe redundar en
encuentra que los y las jóvenes ninis colombianos la proposición de políticas públicas que permitan
presentaron bajos niveles de escolaridad y un una adecuada transición del sistema educativo al
inicio temprano de la vida en pareja en el caso mercado laboral. En este sentido, es necesario
de las mujeres, siendo principalmente el rol de considerar que no debe tratarse al grupo de ninis
estas adolescentes y jóvenes ninis el de esposas como un conjunto, pues las diferencias de género
del jefe de hogar. Así, este artículo ha puesto de muestran que todavía hace falta mucho por hacer
manifiesto las marcadas diferencias genéricas para lograr una participación más igualitaria de
en las actividades que los y las jóvenes las y los jóvenes colombianos en las distintas
colombianas realizan. esferas de actividad.

Es importante el trabajo que adelanta el Nota


Dane en relación con la inclusión del esfuerzo
no remunerado desplegado en la producción 1
Se hicieron mediante el trabajo conjunto
de bienes y servicios para la familia, de organismos multilaterales como Cepal,
principalmente por parte de las mujeres desde Instituto Nacional de Estadística y Geografía
los inicios de su ciclo de vida. De esta manera, – INEGI y la Organización de las Naciones
se incluye el trabajo no remunerado dentro Unidas dedicada a promover la igualdad de
de las cuentas nacionales desde una cuenta género y el empoderamiento de las mujeres -
satélite, contribuyendo con la visibilización y ONU Mujeres.
cuantificación del trabajo doméstico, el cual
consume con frecuencia una parte importante Referencias
del tiempo y los esfuerzos de las mujeres ninis.
Con este razonamiento, este grupo de jóvenes Abdala, E. (2004). Formación y empleabilidad
ninis no debería ser categorizado en condición de jóvenes en América Latina. En M.
de inactividad. Molpeceres (Ed.), Identidades y forma-
ción para el trabajo en los márgenes del
Teniendo en cuenta lo anterior, se hace sistema educativo: escenarios contradic-
relevante la proposición de otras investigaciones torios en la garantía social (pp. 17-65).
que indaguen sobre la diversidad de actividades Montevideo: Centro Interamericano para
que componen las responsabilidades de hogar y el Desarrollo del Conocimiento en la For-
familia y el trabajo no remunerado, dado que los mación Profesional; OIT/Cinterfor.
individuos dedicados a estas labores, sobre todo
mujeres, contribuyen al desarrollo económico y Aguila, E., Mejía, N., Pérez, F., & Rivera, A.
social del país. (2013). Pobreza y vulnerabilidad en
México: El caso de los jóvenes que no
Aunque la Enut permite indagar sobre los estudian ni trabajan. Estudios económicos,
usos del tiempo de este contingente de población 30(1), 3-49.

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


162 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

Aguirre, R., & Ferrari, F. (2013). Las encuestas mexicanos. En M. Ariza & O. Oliveira
sobre uso del tiempo y trabajo no remunera- (Eds.), Imágenes de la familia en el cam-
do en América Latina y el Caribe (Comisión bio de siglo (pp. 89-134). México: Uni-
Económica para América Latina y el Caribe versidad Nacional Autónoma de México,
–Cepal, Serie Asuntos de género No. 122). Instituto de Investigaciones Sociales.
Recuperado de http://repositorio.cepal.org/
bitstream/handle/11362/5851/S1420397_es Carrasco, C. (2006). La paradoja del cuidado
.pdf;jsessionid=E257B585D721B89D7F0 necesario pero invisible. Revista de
90A5AB4FF4621?sequence=9 Economía Crítica, 5, 39-64.

Aguirre, R., Garcia, C., & Carrasco, C.(2005). El Carrasco, C., & Domínguez, M. (2006). Género
tiempo, los tiempos, una vara de desigual- y usos del tiempo: Nuevos enfoques
dad (Cepal, Serie Mujer y Desarrollo No. metodológicos. Revista de Economía
65) Santiago de Chile: Cepal. Crítica 1, 129-152.

Amarante, V., Filardo, V., Lasida, J., & Opertti, Chacaltana, J. (2009). Magnitud y heterogenei-
R. (2011). Jóvenes en tránsito. Oportuni- dad: políticas de fomento del empleo juve-
dades y obstáculos en las trayectorias
nil y las micro y pequeñas empresas (Ce-
hacia la vida adulta. Argentina: Rumbos.
pal, Serie Macroeconomía del desarrollo
No. 98). Santiago de Chile: Cepal. Recu-
Arceo-Gómez, E., & Campos-Vázquez, R. perado de http://www.opinandoenelsal-
(2011). ¿Quiénes son los ninis en México? vador.com/wp-content/uploads/2009/06/
(El Colegio de México, Documento de
politicaempleojovenes.pdf
trabajo, No. VIII-2011). Recuperado de
http://cee.colmex.mx/documentos/docu-
mentos-de-trabajo/2011/dt20118.pdf Comisión Económica para América Latina y
el Caribe –[Cepal]. (2006) Los jóvenes
y el empleo en América Latina. Desafíos
Banco Mundial. (2013). Youth employment
y perspectivas ante el nuevo escenario
programs. An Evaluation of World Bank
laboral (J. Weller Ed.). Colombia: Cepal;
and IFC Support. Washington D.C.: Autor.
Mayol Ediciones.
Batthyány, K., Genta, N., & Tomassini, C.
(2012). Mujeres jóvenes que cuidan pero Consejo Nacional de Población –[CONAPO].
no estudian ni trabajan en el mercado (2011). ¿A qué se dedican los jóvenes
(Instituto Nacional de las Mujeres -Inmu- en México? Análisis de la condición
jeres, Argumentos que transforman No. de actividad de la población de 14 a 29
2). Recuperado de http://www.inmujeres. años de edad. Indicadores de Desarrollo
gub.uy/innovaportal/file/20568/1/argu- Social, 1(23), 23-40.
mentos_n2.pdf
Cunningham, W. (2009) Unpacking Youth
Benjet, C., Hernández, D., Borges, G., Méndez, Unemployment in Latin America (Policy
E., Medina, M. E., & Aguilar, S. (2012). Research Working Paper No. 5022).
Youth who neither study nor work: Mental Recuperado de https://openknowledge.
health, education and employment. Salud worldbank.org/handle/10986/4218
pública de México, 54(4), 410-417.
D’Alessandre, V. (2010). Adolescentes que no
Camarena, R. M. (2004). Actividades domésti- estudian ni trabajan en América Latina
cas y extradomésticas de los jóvenes (Sistema de Información de Tendencias

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Actividades y uso del tiempo de las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan en Colombia 163

Educativas en América Latina -SITEAL, démographique. Canadian Journal of


Cuaderno 04). Buenos Aires: SITEAL. Education,20(2), 109-128.
Recuperado de http://www.siteal.iipe-
oei.org/sites/default/files/SITEAL_ Harding, D. J. (1997). Measuring children’s
Cuaderno04_20100511.pdf time use: A review of methodologies and
findings (Center for Research on Child
D’Alessandre, V. (2014). Adolescentes y jóvenes Wellbeing, Working Paper No. 97-01).
que no estudian ni trabajan en América Princeton: Princeton University.
Latina: El trabajo del cuidado como ob-
stáculo a la escolarización y desarrollo Harvey, A. (1990). The Measurement and
laboral de las mujeres (SITEAL, Cuader- Analysis of Time Use. Social Indicators
no 20). Buenos Aires: SITEAL. Recuper- Research, 23(4), 303-308.
ado de http://www.siteal.org/sites/default/
files/siteal_cuaderno_20_ninis_v2.pdf Hernández, D., & Benjet, C. (2012). Los ninis
como problema emergente para la salud
Degenne, A., Lebeaux, M., & Marry, C. (2002). pública. Revista Mexicana de Pediatría,
Les usages du temps: cumuls d’activités 79(1), 40-45.
et rythmes de vie. Economie et statistique
352-353, 81-99. Lijtenstein, S., & Brunini, A. (2011). Diag-
nóstico sobre Empleo Juvenil Empleo y
Departamento Administrativo Nacional de Educación pilares para la construcción
de la trayectoria laboral de los jóvenes.
Estadística -[DANE]. (2012). Manual
Recuperado de http://www.mtss.gub.uy/
de recolección y conceptos básicos,
documents/11515/563a1a5a-a2f2-4fe8-
Encuesta Nacional de Uso del Tiempo
826e-7b64d086772d
(ENUT) 2012. Recuperado de http://
formularios.dane.gov.co/Anda_4_1/
Marcenaro-Gutiérrez, O. (2013). El equilibrio en
index.php/catalog/214/related_materials
uso del tiempo entre diferentes actividades:
una comparación regional (Centro de
Dueñas, D., Iglesias, C., & Llorente, R. (2011). Estudios Andaluces, Documento de
La gestión del tiempo de ocio y estudio Trabajo E2013/1). Recuperado de http://
por parte de los jóvenes: ¿cómo afectan www.centrodeestudiosandaluces.info/
las nuevas tecnologías?. En A. C. Ruiz PDFS/E201301.pdf
(Ed.), Investigaciones de Economía de
la Educación 6 (Vol. 6, pp. 101-117). Mascherini, M., Salvatore, L., Meierkord, A.,
Málaga: Asociación de Economía de la & Jungblut, J. M. (2012). Young people
Educación. not in employment, education or training:
Characteristics, costs and policy responses
Esquivel, V., Faur, E., & Jelin, E. (2012) in Europe (Publications Office of the
Las lógicas del cuidado infantil. Entre European Union, Report VI). Recuperado
las familias, el Estado y el mercado: de http://www.eurofound.europa.eu/sites/
UNICEF, UNFPA, IDES. Revista de default/files/ef_files/pubdocs/2012/54/
Ciencias Sociales, 50, 218-220. en/1/EF1254EN.pdf

Fournier, G., Drapeau, S., & Thibault, J. (1995). Maume, D. (2006). Gender Differences in Res-
Croyances vocationnelles des jeunes de tricting Work Efforts Because of Family
16 à25 ans en difficulté d’insertion socio- Responsibilities. Journal of Marriage
professionnelle selon leur profil socio- and Family, 68(4), 859-869.

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


164 Diana Ochoa Díaz - Adriana Carolina Silva Arias - Jaime Andrés Sarmiento Espinel

Morrison, L., & Schoon, I. (2012). Correlates los hogares de Galicia. Revista Galega de
and consequences of uncertainty in career Economía, 9(2), 1-24.
aspirations: Gender differences among
adolescents in England. Journal of Saglietti, C.(1983). Chômage et chômages:
Vocational Behavior, 80(3), pp. 608-618. les quatorze mois suivant la perte d’un
emploi. Economie et statistique, 155,
Navarrete, E. L., Padrón, M., & Silva, A. C. 29-38.
(2013). La inserción laboral de los jóvenes
y las políticas de empleo en Colombia, Sapelli, C., & Torche, A. (2003). Deserción
México y Uruguay (2012). En Asociación escolar y trabajo juvenil: ¿Dos caras de
Latinoamericana de Población -ALAP una misma decisión? (Pontificia Univer-
(Ed.), Población y trabajo en América sidad Católica de Chile, Documento de
Latina: abordajes teórico-metodológicos trabajo No. 259). Santiago de Chile: Pon-
y tendencias empíricas recientes (pp. tificia Universidad Católica de Chile.
223-260). Río de Janeiro: ALAP.
Saraví, G. (2004). Entre la evasión y la
Negrete, R., & Leyva, G. (2013). Los ninis en exclusión social: jóvenes que no estudian
México: Una aproximación crítica a su ni trabajan. Una exploración del caso
medición. Revista Internacional de esta- argentino. Nueva Sociedad, 189, 69-84.
dística y geografía, 4(1), 90-121.
Schkolnik, M. (2005). Caracterización de la
Pedrero, M., & Rendón, T. (2008). Asignación inserción laboral de los jóvenes (Cepal,
de tiempo al trabajo doméstico y al extra- Serie Políticas sociales 104). Recupera-
doméstico en España y México. Revista do de http://repositorio.cepal.org/bits-
de Economía Crítica, 6, 145-170. tream/handle/11362/6093/S050139_
es.pdf?sequence=1
Programa de las Naciones Unidas para el Desa-
rrollo –[PNUD]. (2014). Avance y retos Shanahan, M., & Flaherty, B. (2001). Dynamic
para el logro de los objetivos de desarrollo Patterns of Time Use in Adolescence.
del milenio en Colombia 2014. Recupera- Child Development, 72(2), 385-401.
do de http://www.undp.org/content/dam/
undp/library/MDG/english/MDG%20Cou- Sistema de Información de Tendencias
ntry%20Reports/Colombia/informeanualo- Educativas en América Látina –SITEAL.
dm2014.pdf (2013). En la encrucijada. Mujeres
adolescentes y jóvenes que no estudian ni
Rodríguez, J., & Vargas, S. (2010). Escolaridad trabajan en América Latina. Recuperado
y trabajo infantil: Exploraciones sobre el de http://www.siteal.iipe-oei.org/sites/
uso de tiempo de niños y adolescentes. default/files/dd_31_version_2.pdf
Recuperado de http://departamento.pucp.
edu.pe/economia/images/documentos/ Székely, M. (2012). Jóvenes que ni estudian
LDE-2010-01-09.pdf ni trabajan: Un riesgo para la cohesión
social en América Latina. En F. J. Díaz
Rodríguez, M., & Pis, E. (2010). Midiendo & P. Meller (Eds.), Violencia y Cohesión
con perspectiva de género: Reflexiones a Social en América Latina (pp. 163-208).
partir de la encuesta de usos del tiempo de Santiago de Chile: CIEPLAN.

Civilizar 15 (29): 151-164, julio-diciembre de 2015


Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015

Responsabilidad social en el gobierno


y gestión de las universidades
estatales chilenas1

Social responsibility in the governance and management of


the chilean state universities
Recibido: 05 de noviembre de 2014 - Revisado: 27 de mayo de 2015 - Aceptado: 22 de septiembre de 2015

Ricardo Gaete Quezada2

Resumen
Se estudia la presencia de la responsabilidad social en planes estratégicos,
organigramas y modelos educativos como ámbitos de gobierno y gestión de
las universidades estatales chilenas, utilizando un enfoque de investigación
cuantitativo –análisis de contenido– para determinar su frecuencia de aparición.
Los resultados muestran una baja participación en la misión institucional y
levemente superior en el resto de aspectos del gobierno y gestión universitaria
analizados. Lo anterior, no implica un actuar socialmente irresponsable de
las universidades de la muestra, pero sí puede transformarse en una barrera
importante para avanzar en la incorporación de la responsabilidad social en
la cultura y quehacer institucional en el largo plazo, como un elemento de la
política pública de educación superior en Chile.

Palabras clave
Responsabilidad social universitaria, gobierno y gestión universitaria, 1
El artículo es resultado del proyec-
universidades estatales chilenas, educación superior. to del Fondo Nacional de Desarrollo
Científico y Tecnológico de Inicia-
Abstract ción a la Investigación titulado “Una
mirada a la responsabilidad social
The presence of social responsibility in strategic planning, organigrams and universitaria en la ciudad de Antofa-
educational models as areas of governance and management of Chile’s state gasta” realizado en el 2012 y finan-
ciado por la Comisión Nacional de
universities are studied, using a quantitative approach —analysis of content— Ciencia y Tecnología de Chile.
to determine their frequency of occurrence. The results show low participation 2
Doctor en Procesos de Cambio So-
cial por la Universidad de Valladolid,
in institutional mission and slightly higher in other analyzed aspects of Valladolid, España. Docente del De-
government and university management. The above does not imply socially partamento de Ciencias Sociales e
irresponsible acting of the universities in the sample, but it can become a investigador sobre la responsabilidad
social universitaria, Universidad de
major barrier to progress in incorporating social responsibility into the culture Antofagasta, Antofagasta, Chile.
and institutional work in the long run, as an element of political public higher Correo electrónico:
ricardo.gaete@uantof.cl
education in Chile. Para citar este artículo use: Gaete, R.
(2015). Responsabilidad social en el
Keywords gobierno y gestión de las universida-
des estatales chilenas. Revista Civi-
University social responsibility, university governance and management, lizar Ciencias Sociales y Humanas,
Chilean state universities, higher education. 15(29), XX-XX.
166 Ricardo Gaete Quezada

Introducción instituciones analizadas. Esta situación se repi-


te para el caso de la estructura organizacional
La relevancia de la responsabilidad social y modelos educativos, con la excepción de la
universitaria (RSU) es un hecho creciente en el Universidad de La Frontera, quien es la única
mundo, que se ha consagrado especialmente a institución en estudio que considera al compor-
partir de los esfuerzos en el ámbito global de tamiento socialmente responsable en todos los
instituciones tales como la Organización de las elementos examinados aquí.
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y
la Cultura (Unesco, por su sigla en inglés) o los La principal conclusión de la investiga-
desarrollados por el proyecto Tuning en Améri- ción ubica a la RSU como poco significativa
ca Latina. Además, en algunos países, distintos dentro de los aspectos del gobierno y la ges-
grupos de universidades han tomado la iniciati- tión universitaria de las universidades estatales
va en la implantación del comportamiento so- chilenas, sobre todo si se observa que no existe
cialmente responsable como un aspecto impor- gran coherencia entre los planes estratégicos,
tante en sus proyectos institucionales, como el los modelos educativos y la estructura organi-
caso de las universidades andaluzas en España, zacional en aquellas instituciones que usan di-
del proyecto Universidad Construye País (UCP) cho término.
en Chile, del Observatorio de Responsabilidad
Social Universitaria (ORSU) en Colombia, o Marco de referencia
incluso redes conformadas por universidades de
diferentes naciones como la Asociación de Uni- En 1998, durante la celebración de la
versidades confiadas a la Compañía de Jesús en Conferencia Mundial sobre la Educación Superior
América Latina (AUSJAL). realizada en París, la Unesco hizo un llamado a
las universidades para que asumieran con mayor
El creciente interés por la RSU debiera decisión su responsabilidad social, en particular
materializarse en algunas cuestiones específicas en lo que se relaciona con la generación y
de las organizaciones universitarias e incidir en transferencia del conocimiento, lo cual estableció
espacios concretos de su quehacer, uno de los uno de los antecedentes para el análisis de dicho
cuales se trata con especial interés en este trabajo concepto en el ámbito universitario.
referido al gobierno y gestión universitaria.
En Chile, la RSU alcanzó un importan-
En el artículo se examina el caso de las te crecimiento y presencia entre las universi-
universidades estatales chilenas respecto de dades chilenas a través del proyecto UCP, de-
la consideración de la responsabilidad social sarrollado entre los años 2001 y 2008 por la
como un factor clave en los principales aspec- Fundación Avina y la Corporación Participa.
tos de gobierno y gestión universitaria: los pla- En esta iniciativa participaron un total de ca-
nes estratégicos, los modelos educativos y la torce universidades chilenas que poco a poco
estructura organizacional. Se realiza un análisis se fueron integrando al proyecto, destacándose
de contenido de los tres elementos para obser- la heterogeneidad de las instituciones: univer-
var si aparece el término “responsabilidad so- sidades estatales y privadas, regionales y de la
cial”. zona metropolitana, tradicionales pertenecien-
tes al Consejo de Rectores de las Universidades
Los resultados obtenidos muestran una Chilenas (CRUCH) y privadas de más reciente
baja presencia de la RSU en la declaración de creación.
misión de las universidades, y un leve aumen-
to de esta en la visión y en los valores institu- En la actualidad, el proyecto UCP ya no
cionales, sin llegar a ser mayoritaria entre las está en funcionamiento, no obstante algunas

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 167

universidades continúan ejecutando inicia- de Concepción, Universidad de La Frontera,


tivas de RSU, en especial en lo relativo a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
formación de profesionales socialmente res- y Universidad de Talca.
ponsables. Un ejemplo de ello, es el caso de
la elaboración de un modelo educativo para la Así mismo, en la literatura es posible
enseñanza de la responsabilidad social que se identificar diferentes propuestas conceptuales
adelantó con financiamiento del Programa de para incorporar a la RSU en el funcionamiento
Mejoramiento de la Calidad y la Equidad de la de las universidades, lo que según Gaete (2011)
Educación Superior (MECESUP), del que for- puede clasificarse en tres grandes enfoques,
man parte cuatro universidades: Universidad como se observa en la tabla 1.

Tabla 1
Diferentes enfoques del concepto de responsabilidad social universitaria en la literatura

Enfoque Concepto de RSU

Una política de mejora continua de la universidad hacia el cumplimiento efectivo de su misión


Gerencial social mediante cuatro procesos: gestión ética y ambiental de la institución; formación de ciuda-
(orientado a la transparencia y la danos responsables y solidarios; producción y difusión de conocimientos socialmente pertinentes;
rendición de cuentas) y participación social en promoción de un desarrollo más humano y sostenible (Vallaeys, 2008,
p. 209)
La habilidad y efectividad de la universidad para responder a las necesidades de transformación
Transformacional (relacionado de la sociedad donde está inmersa, mediante el ejercicio de sus funciones sustantivas: docencia,
con la asunción de un liderazgo investigación, extensión y gestión interna. Estas funciones deben estar animadas por la búsqueda
más activo de la universidad en de la promoción de la justicia, la solidaridad y la equidad social, mediante la construcción de
la sociedad) respuestas exitosas para atender los retos que implica promover el desarrollo humano sustentable
(AUSJAL, 2009, p. 9)
La capacidad que tiene la universidad como institución, de difundir y poner en práctica un con-
Normativo
junto de principios y valores generales y específicos por medio de los procesos clave de gestión,
(afín con un intercambio de
docencia, investigación y extensión, respondiendo socialmente así ante la comunidad universita-
valores universitarios y sociales)
ria y el país en que está inserta (Jiménez, 2002, p. 11)

Fuente: elaboración propia.

En la tabla 1 se evidencia la existencia de En lo relativo a la aplicación de la RSU


diferentes ámbitos o líneas de investigación que en el gobierno y la gestión universitaria, La-
se vinculan con el concepto de RSU, destacan- rrán y Andrades (2015) en su análisis de dis-
do aquellos estudios que recogen los puntos de tintos enfoques teóricos empleados para justi-
vista sobre el comportamiento socialmente res- ficar el compromiso de las universidades con
ponsable en las universidades desde la perspec- la responsabilidad social, señalan que desde
tiva de los alumnos (Arango, Clavijo, Puerta, la teoría de la agencia se plantea la necesidad
& Sánchez, 2014), los profesores universitarios de profesionalizar la gestión universitaria para
(Ojeda, 2013) o los directivos universitarios fortalecer la autonomía y rendición de cuentas
(Aristimuño & Rodríguez, 2014; Gaete, 2015). de las universidades, en particular para im-
En confirmación de lo anterior, la Fundación plantar mecanismos que mejoren la transpa-
Universitaria Luis Amigó (2015) editó un libro rencia informativa de los impactos económi-
colectivo con diferentes experiencias iberoame- cos, sociales y medioambientales del quehacer
ricanas en RSU abarcando aspectos conceptua- universitario. La propuesta de estos autores
les, investigaciones o propuestas de instrumen- es coincidente con el enfoque gerencial de la
tos y modelos sobre dicho concepto. RSU (véase tabla 1).

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


168 Ricardo Gaete Quezada

Por su parte, Gaete (2012) hace una pro- de la universidad, orientadas por el criterio de
puesta para fortalecer el gobierno universitario su personal académico, sin mayores condicio-
pluralista teniendo en cuenta la teoría de los namientos pues se reconoce la autonomía del
stakeholders, para que estos aumenten la parti- alma mater para gobernarse y decidir su propio
cipación de diferentes actores sociales o partes funcionamiento.
interesadas en la toma de decisiones y evalua-
ción de las diferentes funciones universitarias. Burocrático: se relaciona con los modelos
alemán y francés de universidad. En él las deci-
El gobierno universitario moderno. siones institucionales están condicionadas por
alguna instancia de la administración pública.
Según la Comisión Europea (2008) es po-
sible distinguir entre gobierno y gestión, donde Político: es caracterizado por una fuerte
el primero “hace hincapié en el proceso por el competencia por el control del poder en el in-
cual se establecen las políticas y objetivos a lar- terior de las universidades, donde grupos con
go plazo, así como las estrategias para lograr- diferentes intereses y valores se disputan la tui-
los”, mientras que la segunda “se refiere a la ción de los procesos y resultados organizacio-
puesta en marcha del conjunto de objetivos que nales, haciendo necesario que las autoridades
persigue una institución de educación superior universitarias desarrollen un permanente proce-
basándose en las normas establecidas” (p. 12). so de negociación y mediación.

De acuerdo con Castro y Tomás (2010a) De mercado: en él las decisiones se


los órganos del gobierno universitario se cata- orientan a la venta de servicios de enseñanza,
logan según su composición en unipersonales o asesoramiento e investigación, pues el Estado
colegiados y, según su ámbito de influencia, en no financia directamente a la universidad sino
generales o periféricos. No obstante, sin impor- que facilita los fondos a los estudiantes a través
tar su clasificación, Ganga (2005) afirma que de becas y préstamos, para que sean ellos
“las universidades al igual que cualquier tipo de quienes se dirijan al proveedor de los servicios
organización necesitan de un sistema de gobier- universitarios.
no que posibilite la planificación, organización,
dirección y control de su quehacer inmediato y Además, Brunner (2011) plantea dos
de largo plazo” (p. 222). modelos de gobierno y gestión universitaria que
profundizan el gobierno de mercado:
La literatura tradicional sobre el go-
bierno universitario con una fuerte influencia De partes interesadas: combina empren-
weberiana propone tres modelos: burocrático, dimiento con colegialidad, ofreciendo una vi-
colegial y político. Sin embargo, en las últimas sión más amplia y compleja de las funciones
décadas el ingreso del sector privado al escena- y responsabilidades universitarias que desde
rio universitario, ha permitido el desarrollo de este modelo se preocupan por los intereses de
un modelo de gobierno universitario adicional: los stakeholders internos (profesores, funciona-
el de mercado (Brunner, 2011; Castro & Tomás, rios, estudiantes) y externos (p. ej. municipios,
2010b). Estos modelos se describen a continua- empleadores, titulados y ONG), mostrando una
ción: mayor apertura hacia la sociedad civil y demás
actores sociales.
Colegial: viene de la expresión de la tra-
dición e ideología originarias de las universida- Emprendedor: las prioridades y toma de
des en la Edad Media en donde, las decisiones decisiones se dirigen hacia la obtención de re-
se toman en régimen de autogobierno por parte cursos y reputación. Está caracterizado por un

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 169

liderazgo que se orienta al cambio, una colum- Según Lopera (2004), la gestión uni-
na vertebral de departamentos, escuelas y facul- versitaria incluye “el conjunto de estrategias
tades con ejecutivos intermedios capaces de im- dirigidas por personas y cuerpos colegiados,
plementar las decisiones del principal, una red de mando directivo, para garantizar el cumpli-
que vincula a la universidad con su entorno, una miento del proyecto educativo bajo condicio-
base diversificada de ingresos y por el desarro- nes sostenibles y viables institucionalmente”
llo de una cultura emprendedora institucional. (p. 618), e implica que además de las habilida-
des técnicas para tomar decisiones oportunas,
Así, Brunner (2011) sitúa su propuesta un directivo universitario debe ejecutar estra-
dentro de las tendencias evolutivas de la go- tegias políticas y culturales para mantener un
bernanza universitaria, definiendo dicho con- adecuado nivel de gobernabilidad de la uni-
cepto como versidad, de forma que sea capaz de: atender
de manera apropiada las demandas internas
[…] la manera en que las instituciones se ha- mediante el correcto uso del poder y autoridad
llan organizadas y son operadas internamente de los directivos universitarios, resolver con-
–desde el punto de vista de su gobierno y ges- flictos y generar acuerdos internos necesarios
tión– y sus relaciones con entidades y actores para asegurar la estabilidad institucional. Esto,
externos con vistas a asegurar los objetivos de puede verse fuertemente condicionado por la
la educación superior (p. 137). existencia de un modelo de gobierno colegial
o político, según las tipologías que se comen-
E identificando claramente dónde se de- taron en el apartado anterior.
ben desplegar los esfuerzos relativos al gobier-
no y la gestión universitaria. De esta forma, la A la luz de estos antecedentes, resulta
relación de la universidad con sus partes intere- conveniente citar las palabras de Rodríguez
sadas se transforma en un aspecto central de la (2006) en el contexto de su análisis sobre las
manifestación de la responsabilidad social en el decisiones estratégicas de las universidades
gobierno y gestión universitaria, tanto respecto públicas chilenas, que destacan la gran
de la identificación de aquellas sobre las cuales relevancia de la gestión universitaria para este
las universidades deben incorporar a sus proce- tipo de instituciones:
sos decisionales (Gaete, 2011), como respecto
del diálogo y respuestas a sus necesidades y Operan en un mismo sector industrial, […]
demandas (Jongbloed & Goedege­buure, 2003). tienen una constitución jurídica y desafíos
equivalentes, entre otras similitudes, pueden
y suelen tener distintos resultados. De hecho
Aspectos destacados en la gestión
algunas son más exitosas que otras. Estas di-
universitaria. ferencias se explican de manera significativa
por la calidad de las decisiones estratégicas
Antes de analizar algunos aspectos adoptadas (p. 50).
relevantes del concepto de gestión universitaria,
se destaca la reflexión de Meléndez, Solís y Así mismo, según Atria (2006) la expe-
Gómez (2010) en cuanto a la paradoja existente riencia de los procesos de acreditación institu-
en la literatura y que se ha concentrado en cional de las universidades chilenas del Consejo
esclarecer quién o quiénes deben tener el poder de Rectores ha permitido identificar tres temas
de tomar las decisiones pero soslayando el transversales, fundamentales para la buena ges-
examen específico de los procesos decisorios y tión institucional de este tipo de universidades:
sus efectos proyectados o imprevistos, es decir, a) cautela o resguardo de la misión institucio-
una literatura más preocupada de las estructuras nal; b) procesos de planificación estratégica; y
de gobierno que de la gestión universitaria. c) estructura orgánica para la gestión.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


170 Ricardo Gaete Quezada

De esta manera, el gobierno universita- Del universo y la muestra del estudio.


rio nos aporta la perspectiva más estructural
que se asocia con la determinación de “cuáles” El universo que se tiene en cuenta para el
son las instancias unipersonales o colegiadas presente estudio son las sesenta universidades
que tienen la responsabilidad de tomar decisio- que actualmente integran el sistema universitario
nes dentro de una universidad, habitualmente chileno, que se distribuyen en veinticinco uni-
reflejadas en los organigramas de las univer- versidades tradicionales que integran el CRUCH
sidades. En cambio, la gestión universitaria y treinta y cinco universidades privadas.
nos proporciona la perspectiva procedimen-
tal que debiera preocuparse por los impactos La muestra del estudio es no probabilística
del quehacer universitario, haciendo énfasis de tipo intencional debido a que las instituciones
en el “cómo” se implementan las decisiones seleccionadas representan casos típicos. Está
y alcanzan los resultados organizacionales, lo integrada por las dieciséis universidades estatales
que para nuestro estudio de caso se verá en el (doce regionales y cuatro metropolitanas) que
análisis de los planes estratégicos y modelos integran el CRUCH, lo que equivale al 27 %
educativos. del universo. Dicha instancia colegiada además
está compuesta por otras nueve universidades
tradicionales privadas con aporte (tres laicas y
Metodología
seis confesionales católicas) que completan el
total de veinticinco universidades del CRUCH,
Considerando un enfoque o paradigma de
pero que difieren en cuanto a sus características
investigación cuantitativo, el presente estudio respecto de las universidades estatales, por lo que
de carácter exploratorio-descriptivo examina la muestra es intencional hacia este último tipo
el uso de la expresión “responsabilidad social de universidades por su mayor homogeneidad.
universitaria” en los planes estratégicos, orga- Algunas estadísticas básicas de las instituciones
nigramas y modelos educativos de las universi- universitarias que comprenden la muestra del
dades estatales chilenas. presente estudio se presentan en la tabla 2.

Tabla 2
Estadísticas universidades estatales chilenas

Alumnos Promedio Establecimiento de origen alumnos pregrado 2015 (%)


Acreditación
Universidad pregrado PSU1
institucional Municipal Subvencionado Particular
2015 2015
Arturo Prat Tres años (2017) 13.329 529 39,3 59,2 1,5
de Antofagasta Cuatro años (2017) 7.427 538 36,7 50,3 13,0
de Atacama Cuatro años (2017) 4.352 544 40,5 56,6 2,9
de Chile Siete años (2018) 29.494 667 27,7 37,5 34,8
de La Frontera Cinco años (2018) 9.388 591 31,7 62,2 6,1
de La Serena Cuatro años (2016) 6.997 574 22,3 74,3 3,4
de Los Lagos Tres años (2016) 9.238 534 53,9 44,7 1,4
de Magallanes Cuatro años (2015) 4.243 535 40,8 52,0 7,2
de Playa Ancha Cuatro años (2016) 8.209 551 27,0 68,5 4,5
de Santiago de Chile Seis años (2020) 21.988 605 28,2 62,4 9,4
de Talca Cinco años (2019) 9.392 595 40,2 51,1 8,7
de Tarapacá Cinco años (2017) 8.722 533 37,1 59,2 3,7
de Valparaíso Cinco años (2017) 14.336 586 19,9 65,3 14,8
del Bío-Bío Cinco años (2019) 11.956 563 33,0 63,7 3,3
Metropolitana de Ciencias de la Educación Cuatro años (2016) 4.700 595 30,8 61,3 7,9
Tecnológica Metropolitana Tres años (2016) 7.613 559 28,6 67,6 3,8
Fuente: elaboración propia con base en el portal web de Mifuturo.cl

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 171

Paralelamente al CRUCH, las 16 univer- sencia y relevancia de la RSU en el gobierno y la


sidades estatales chilenas se encuentran suba- gestión de las universidades estatales chilenas?
grupadas en el Consorcio de Universidades del ¿Existe más alta participación de la responsabili-
Estado de Chile y como se observa en la tabla dad social en el gobierno y la gestión en aquellas
2, el 44 % de ellas posee cinco o más años de universidades estatales que matriculan una ma-
acreditación, con una matrícula total para el año yor cantidad de alumnos que provienen de esta-
2015 de 171.384 estudiantes de pregrado; sola- blecimientos municipales? ¿Hay mayor presen-
mente dos universidades (de Chile y de Santia- cia de la responsabilidad social en el gobierno y
go de Chile) superaron los 600 puntos promedio la gestión universitaria en aquellas instituciones
en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) con más tiempo de acreditación?
el año 2015 y tienen el mayor número de alum-
nos matriculados ese año; solo cuatro univer- Objetivo del estudio y técnica de
sidades estatales (Atacama, de Los Lagos, de recolección de datos.
Magallanes y de Talca) matricularon a más del
40 % de sus estudiantes desde establecimientos El objetivo del estudio es examinar la en-
secundarios de la educación pública municipal, vergadura y presencia de la RSU en el gobierno
existiendo una correlación directa con aquellas y gestión de las universidades estatales chilenas,
universidades que matricularon alumnos con para lo cual se desarrolla un análisis de conte-
promedio PSU más bajo de la muestra (Arturo nido de diferentes aspectos relacionados con el
Prat, de Antofagasta de Los Lagos, de Magalla- gobierno y la gestión de dichas organizaciones
nes y de Tarapacá) con menos de 540 puntos, universitarias (planes estratégicos, organigra-
todas universidades pertenecientes a las zonas mas y modelos educativos). Según Palomares,
extremas del país. García y Castro (2012) este procedimiento de
análisis requiere desplegarse a través de unida-
A partir del perfil de la muestra analizada, des de análisis, las que se estructuran en unida-
surgen algunas preguntas de investigación que des de muestreo, contexto y registro, como se
orientan este estudio: ¿cuál es el grado de pre- observa en la tabla 3.

Tabla 3
Estructura del análisis de contenido desarrollado

Unidad de muestreo Unidad de contexto Unidad de registro

Misión

Visión
Plan estratégico
Valores

Vicerrectoría

Dirección de área
Gobierno y gestión Estructura organizacional
Departamento
universitaria (organigrama)
Programa

Facultad, escuela o instituto

Perfil de egreso
Modelo o proyecto
Competencias
educativo institucional
Resultado de aprendizaje

Fuente: elaboración propia con base en Palomares et al., 2012.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


172 Ricardo Gaete Quezada

Así, en esta investigación se analiza en un área dentro del organigrama institucional


los planes estratégicos la aparición o no del y, su mención dentro de los modelos educati-
concepto de responsabilidad social en la de- vos de cada universidad en cuanto al perfil de
claración de misión, visión y valores institu- egreso, competencias o resultados de apren-
cionales, así como su existencia concreta en dizaje.

Resultados

Planes estratégicos.

En términos generales, como se observa en la gráfica 1, el 44 % de los planes estratégicos en


estudio (siete universidades) no contempla ningún tipo de uso de la locución RSU como un discurso
institucional de carácter estratégico, ya sea en la misión, visión o valores institucionales. Al contra-
rio, nueve universidades estatales (56 %) utilizan esta expresión en uno o más de los tres elementos
de su plan estratégico.

Gráfica 1
Responsabilidad social universitaria en los planes estratégicos
de las universidades estatales chilenas

Tecnológica  Metropolitana  
Metropolitana  de  Cs.  de  la  Educ.  
del  Biobío  
De  Valparaíso  
De  Tarapacá  
de  Talca  
Universidades  

de  San>ago  de  Chile  


de  Playa  Ancha   MISIÓN  
de  Magallanes  
de  Los  Lagos   VISIÓN  
de  La  Serena  
VALORES  
de  La  Frontera  
de  Chile  
de  Atacama  
de  Antofagasta  
Arturo  Prat  
0   1   2   3  
Aspectos  Planes  Estratégicos  
 
Fuente: elaboración propia.

En cuanto a las universidades estatales gasta, Universidad de Atacama y Universidad


que sí consideran a la RSU en algunos de los de La Serena), dos a la zona sur (Universidad
aspectos de los planes estratégicos en estudio, de Talca y Universidad de La Frontera) y tres
cuatro pertenecen a la macrozona norte (Uni- a la zona central (Universidad de Valparaíso,
versidad Arturo Prat, Universidad de Antofa- Universidad de Playa Ancha y Universidad de

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 173

Santiago de Chile), observándose una distribu- gestión universitaria, lo cual es importante por-
ción por zona geográfica bastante equilibrada. que el plan estratégico institucional es la prin-
cipal herramienta que usan las organizaciones
Así mismo, la gráfica 1 evidencia que para orientar la toma de decisiones y el esta-
con excepción de la Universidad de Santiago de blecimiento de las prioridades dentro del pre-
Chile, únicamente las universidades regionales supuesto institucional, por lo que si la RSU no
contemplan el uso del término RSU en alguno está declarada en esta instancia no logra retroa-
de los tres aspectos analizados en los planes es- limentar realmente los procesos decisionales de
tratégicos. Además, la Universidad de Atacama las universidades.
es la única institución de la muestra que emplea
dicho término simultáneamente en la misión, Misión institucional.
visión y valores institucionales.
Para realizar una comparación más ho-
Estos resultados nos permiten observar mogénea entre estos documentos, se analizaron
las diferencias existentes entre las universida- los textos de la misión, visión y valores institu-
des estatales de carácter regional y las metro- cionales, para determinar el grado de presencia
politanas, en cuanto a la presencia del término de la RSU en cada uno de ellos, resultados que
RSU en este primer elemento del gobierno y la se muestran en la gráfica 2.

Gráfica 2
Responsabilidad social universitaria en los planes estratégicos
de las universidades estatales chilenas

VALORES,  6  
VISIÓN,  6  
MISIÓN,  2  

0   1   2   3  
4   5   6   7  
8   9   10  
11   12   13  
14   15   16  
Universidades  

 
Fuente: elaboración propia.

Como se observa en la gráfica 2, expresión “socialmente responsable” dentro del


la presencia de la RSU como un aspecto texto de este elemento estratégico.
relevante dentro de los planes estratégicos de
las universidades estatales chilenas es más Los extractos de las misiones de ambas
bien bajo, especialmente en la declaración instituciones ya expuestos, aunque reportan la
de misión institucional en donde tan solo dos escasa participación de la RSU en este aspecto
universidades de la muestra incorporan la de los planes estratégicos que expresa o declara

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


174 Ricardo Gaete Quezada

la razón de ser de una organización, sí nos Los resultados alcanzados en los dos
muestran uno de los ámbitos habituales de primeros aspectos de la planificación estratégica
aplicación de este modelo en las universidades: en estudio, plantean que exclusivamente las
la formación. universidades regionales incorporan a la RSU
en las declaraciones de misión y visión, donde
Sin embargo, la baja consideración de solo la Universidad de Atacama y la Universidad
la RSU como un factor de la redacción en la de La Frontera registran en ambos elementos
misión institucional, puede tomarse como referencias a la RSU.
un indicador de una limitada aplicación del
comportamiento socialmente responsable en Ambas universidades muestran perfiles
el quehacer institucional, dado que si bien se institucionales disímiles según lo señalado en la
trata de una declaración dentro del plan es- tabla 2, ya que la Universidad de Atacama tiene
tratégico, puede ser reflejo de la manera en la cuatro años de acreditación y la Universidad
cual se desarrollan las actividades, estrategias de La Frontera cinco años; la segunda cuenta
y políticas institucionales para conseguir sus con más del doble de alumnos matriculados
objetivos y metas. durante el año 2015 que la primera, y solamente
en cuanto al establecimiento de origen de sus
Además, si se tiene en cuenta que por estudiantes existe cierta similitud, en los dos
lo regular las instituciones utilizan los textos casos provienen en un 97 % de instituciones
de su declaración de misión en diferentes do- municipales o subvencionadas.
cumentos oficiales, página web o inclusive en
las estrategias de difusión o marketing, se está De esta manera, la mayoría de universi-
desperdiciando un espacio cardinal para difun- dades en examen no evidencia la presencia de
dir la responsabilidad social, en cuanto estas de- la responsabilidad social en la declaración de
claraciones normalmente son aspectos bastante visión institucional, mientras que su incorpora-
reconocidos por la comunidad universitaria y ción podría considerarse como la expresión de
pueden ser una instancia valiosa para introducir la aspiración de la universidad por alcanzar un
a la RSU en la cultura organizacional, así como comportamiento socialmente más responsable
para sensibilizar a los docentes, estudiantes y en el mediano y largo plazo, debido a que este
funcionarios sobre la importancia del concepto aspecto de un plan estratégico describe lo que
de RSU, situación que lamentablemente en el una institución espera alcanzar o transformarse
caso estudiado no es aplicable. en el futuro.

Visión institucional. Valores institucionales.

En lo que respecta a la declaración de Por último, la revisión de los planes es-


visión, existe un leve aumento en el número tratégicos de las universidades estatales chile-
de universidades que incluyen algún tipo de nas consideró a los valores y principios insti-
referencia a la RSU en este nivel, donde seis tucionales declarados en dichos documentos,
universidades (Arturo Prat, de Atacama, de registrándose un resultado similar en este ele-
La Frontera, de Playa Ancha, de Talca y de mento que lo obtenido para el caso de la visión
Valparaíso) muestran en su visión elementos institucional, donde seis universidades declaran
que aluden a este aspecto, destacando el he- a la responsabilidad social como un valor insti-
cho de que dos universidades que consideran tucional, como se evidenció en la gráfica 2.
en su misión a la RSU también lo hacen en
este segundo aspecto analizado en los planes No obstante lo anterior, al revisar las de-
estratégicos. finiciones que cada una de las seis universidades

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 175

plantea para la responsabilidad social como valor tes que buscan hacer más operativo este aspecto
institucional, se observan algunos ejes relevan- deontológico (valores) (véase gráfica 3).

Gráfica 3
Aspectos relevantes en la definición de la responsabilidad
social universitaria como valor institucional

Bienestar  social  

Necesidades  sociales  

Progreso  social  

Formación  profesional  de  


excelencia  
Movilidad  social  

Medio  ambiente  

0  
1   Desarrollo  sustentable  
2  
3  
4  
 
Fuente: elaboración propia.

En la gráfica 3 se muestra que la movili- un aspecto significativo en su misión, visión o


dad social es la perspectiva que registra la ma- valores institucionales. La Universidad de Ata-
yor frecuencia cuando se analiza a la respon- cama es la única institución dentro de la mues-
sabilidad social como un valor institucional tra que considera dicho concepto en los tres
(Universidad de Antofagasta, Universidad de elementos estudiados en los planes estratégicos
Atacama, Universidad de La Serena, Universi- (misión, visión y valores).
dad de Playa Ancha, Universidad de Santiago
de Chile y Universidad de Talca). Para tales Sin embargo, aunque con una frecuencia
instituciones de educación superior, dicho as- baja, resulta interesante observar que la movi-
pecto se transforma en un elemento cardinal lidad social está presente en las declaraciones
de su comportamiento socialmente responsa- de misión y de valores institucionales, siendo
ble, por lo que han decidido plasmarlo en sus susceptible de vincular con el comportamiento
planes estratégicos como un valor institucio- socialmente responsable de las universidades
nal de gran importancia, lo que repercute sobre estatales. Lo anterior, habla de la relación con
todo en la cultura organizacional de este tipo los procesos de masificación de la educación
de universidades. superior desarrollados en Chile que han per-
mitido a un gran número de jóvenes acceder a
Los resultados obtenidos indican que solo la universidad, teniendo la oportunidad de me-
el 56 % de las universidades estatales chilenas jorar su situación socioeconómica a través del
utiliza el término responsabilidad social como acceso a empleos con una remuneración mayor,

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


176 Ricardo Gaete Quezada

si se los compara con aquellos jóvenes con edu- dad social en el gobierno y gestión de las uni-
cación secundaria que ingresan directamente al versidades estatales chilenas), se analizan los
mercado laboral. organigramas de cada institución para identi-
ficar si existen unidades o áreas dentro de su
Estructura organizacional estructura organizacional encargadas de im-
(organigramas). plementar las acciones que se enlazan con la
RSU, para reconocer tanto el nivel jerárquico
En este segundo elemento (variable en el cual está ubicada como el área de depen-
para examinar la aparición de la responsabili- dencia (véase tabla 4).

Tabla 4
La responsabilidad social universitaria en la estructura organizacional
de las universidades estatales chilenas

Universidad Denominación y dependencia jerárquica

de Chile Unidad Nexo RSU dependiente de la Facultad de Economía y Negocios


Unidad de Responsabilidad Social dependiente de la Dirección Académica de Pregrado de la Vicerrectoría
de La Frontera
Académica
de Los Lagos Dirección de Vinculación con el Medio y Responsabilidad Social dependiente de la Vicerrectoría Académica
Programa de RSU dependiente del Departamento de Extensión de la Vicerrectoría de Vinculación con el
de Santiago de Chile
Medio
de Talca Dirección Corporativa de Responsabilidad Social Universitaria dependiente de la Rectoría de la Universidad
Programa de Responsabilidad Social dependiente de la Dirección de Desarrollo Estudiantil de la Vicerrectoría
del Bío-Bío
Académica
Fuente: elaboración propia.

La tabla 4 nos muestra que tan solo el 38 dichas direcciones encargadas de la RSU en es-
% de las universidades estatales chilenas en estu- tas universidades son bastante diferentes entre
dio posee una unidad administrativa o académica sí: Dirección Académica de Pregrado, Vincula-
encargada de la RSU dentro de su estructura or- ción con el Medio, Desarrollo Estudiantil.
ganizacional. No obstante, tres de las universida-
des incluidas en dicha tabla (de Chile, de Los La- Lo anterior, nos permite decir que si
gos y del Bío-Bío), no tienen ninguna utilización bien dependen de una misma vicerrectoría, las
del término responsabilidad social en los aspec- orientaciones más directas de las acciones de
tos analizados de los planes estratégicos (visión, RSU que pudieran emprenderse pueden ser más
misión y valores), situación que podría tomarse internas en los casos de la Universidad de La
como una incoherencia dentro del gobierno y Frontera y la Universidad del Bío-Bío, y más
gestión de las mismas, ya que no es relevante hacia el exterior en el caso de Vinculación con
dentro del principal instrumento orientador para el Medio en la Universidad de Los Lagos.
la toma de decisiones institucionales como lo es
el plan estratégico, pero sí se encuentra reflejada Luego, en el caso de la Universidad de
en sus organigramas. Chile, la existencia de la Unidad Nexo RSU
dentro de la Facultad de Economía y Negocios
Otro aspecto significativo es que tres de plantea un ámbito organizacional distinto, ubi-
las unidades encargadas de la RSU expuestas en cando a la responsabilidad social en una instan-
la tabla 4 (de La Frontera, de Los Lagos y del cia más académica que administrativa, a dife-
Bío-Bío) pertenecen a una dirección dependien- rencia del resto de los casos identificados en la
te de la vicerrectoría académica. Sin embargo, muestra.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 177

Ahora bien, la Universidad de Talca tiene estudiantes adquieran un mayor compromiso


condiciones especiales ya que se trata de una social, ético y ciudadano en el ejercicio de su
dirección corporativa dependiente directamente profesión, razón por la cual, la universidad so-
del rector de la institución, rompiendo con ello cialmente responsable debe realizar esfuerzos y
la tendencia más tradicional del resto de los destinar recursos para alcanzar dichos propósi-
casos identificados que ubican a la RSU dentro tos incorporando este elemento a los modelos
de una unidad administrativa dependiente de la educativos.
vicerrectoría académica, o de la Vicerrectoría
de Vinculación con el Medio como en el caso En este sentido, analizamos los modelos
de la Universidad de Santiago de Chile. o proyectos educativos de las universidades es-
tatales chilenas, específicamente en cuanto a los
Modelos educativos. perfiles de egreso, competencias o resultados de
aprendizaje por competencia, para verificar si se
Una de las manifestaciones habituales considera a la responsabilidad social como un
de la RSU se relaciona con la formación de los factor dentro de esta importante instancia estraté-
profesionales universitarios orientada a que los gica en el desarrollo de la docencia universitaria.

Gráfica 4
La responsabilidad social universitaria en los modelos
educativos de las universidades estatales chilenas

Resultados  de  
Aprendizaje,  1  
Competencias,  5  
Perfil  de  egreso,  4  

0   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16  
Universidades  
 

Fuente: elaboración propia.

La existencia de la responsabilidad social desarrollo de la responsabilidad social dentro de


en los modelos educativos es más destacada en la formación de los profesionales universitarios.
las competencias y perfiles de egreso, aunque
en ambos casos no superan el 31 % y 25 % Al respecto, la gráfica 5 reporta la distri-
respectivamente, mientras que en los resultados bución de universidades que registran a la res-
de aprendizaje es casi inexistente, siendo este ponsabilidad social en alguno de los elementos
último aspecto de carácter más operativo de los modelos educativos analizados, donde
dentro de cada modelo educativo y permitiría su consideración como competencia alcanza la
plasmar en cuestiones mucho más concretas, el mayor frecuencia.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


178 Ricardo Gaete Quezada

Gráfica 5
Presencia de la responsabilidad social universitaria
en los modelos educativos, según universidad

Metropolitana  de  Cs.  de  la  

De  Valparaiso  

de  Talca  

de  Playa  Ancha   Perfil  de  egreso  


Competencias  
de  Los  Lagos  
Resultados  de  Aprendizaje  
de  La  Frontera  

de  Atacama  

Arturo  Prat  
0  
1  
2  
3  
 
Fuente: elaboración propia.

Ahora bien, como se observa en la grá- Análisis de los resultados.


fica 5, la Universidad de La Frontera y la Uni-
versidad del Bío-Bío consideran a la responsa- De acuerdo con los resultados expuestos
bilidad social tanto en el perfil de egreso como aquí, la responsabilidad social es un aspecto
también una competencia, transformándose en que está presente solo parcialmente en algunas
los casos más destacados en este ámbito. Por úl- universidades estatales chilenas, siendo sin
timo, en el caso de los resultados de aprendizaje duda alguna el caso más sobresaliente el de
por competencia, únicamente la Universidad de la Universidad de La Frontera, institución que
Santiago de Chile valora a la responsabilidad incorpora este factor en todos los elementos de
social en esta categoría. gobierno y gestión universitaria analizados, es
decir, en su misión y visión y también como
Estos resultados nuevamente muestran unidad administrativa dentro de su estructura
una presencia parcial y más bien baja de la RSU organizacional.
dentro de los modelos educativos de las univer-
sidades estatales chilenas, existiendo una disper- El único componente en el que la Uni-
sión importante de instituciones que consideran versidad de La Frontera no tiene en cuenta a la
al comportamiento socialmente responsable en responsabilidad social es el de valores institu-
esta instancia, y como fuera señalado anterior- cionales, no obstante es importante señalar que
mente, solo en los casos de la Universidad de La esta institución asume todos los valores y prin-
Frontera y la Universidad del Bío-Bío se coinci- cipios de la universidad socialmente respon-
de en incorporarlos tanto en el perfil de egreso sable del proyecto UCP, lo cual compensa en
como en las competencias de formación. absoluto este aspecto y nos revela a una univer-

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 179

sidad modélica dentro de la muestra en estudio. matriculados en cada una de las universidades
Lo precedente se complementa con el hecho de estatales chilenas en examen. Considerando
que esta universidad también integra el proyecto aquellas instituciones que matriculan el 40 %
MECESUP que busca desarrollar un modelo de o más de sus estudiantes de primer año con
enseñanza de la responsabilidad social. esta característica, observamos en la tabla 5 la
baja presencia de universidades que declaran
Otras variables que pueden resultar útiles a la RSU como parte de su gobierno y gestión
para analizar la RSU es el origen de los alumnos universitaria.

Tabla 5
Responsabilidad social universitaria y universidades estatales con mayor porcentaje
de alumnos de liceos municipales

% alumnos liceos Perfil de


Visión Misión Valores Organigrama Competencias
municipales egreso
de Los Lagos 53,9 No No No Sí No No
de Magallanes 40,8 No No No No No Sí
de Talca 40,2 Sí No Sí Sí No Sí
Fuente: elaboración propia.

Según la tabla 5, entre las instituciones ámbito relevante para la RSU como lo es la rela-
con alta matrícula de origen en los liceos mu- ción de la universidad con la sociedad.
nicipales, únicamente la Universidad de Talca
considera a la responsabilidad social en los tres Estos resultados demuestran que la RSU
aspectos del gobierno y gestión universitaria, no es un aspecto especialmente presente en los
planes estratégicos, organigramas y modelos
mientras que la Universidad de Tarapacá no la
educativos de las universidades estatales chi-
incluye en ninguno. Además, la Universidad de
lenas que matriculan un mayor porcentaje de
Los Lagos posee el mayor porcentaje de alumnos
alumnos provenientes de establecimientos muni-
provenientes de liceos municipales matriculados cipales, con las excepciones antes mencionadas.
en 2015, aunque solo asume la responsabilidad
social en uno de los aspectos en análisis. Es un
Otra cuestión interesante se relaciona con
caso relevante porque cuenta con una Dirección estudiar la mayor presencia de la responsabilidad
de Vinculación con el Medio y Responsabilidad social en el gobierno y la gestión universitaria entre
Social, lo cual sin duda le permitirá a esta insti- aquellas instituciones con más tiempo de acredita-
tución desarrollar esfuerzos significativos en un ción, situación que se puede observar en la tabla 6.

Tabla 6
Responsabilidad social universitaria y universidades estatales
con más años de acreditación institucional

Perfil de
Años de acreditación Visión Misión Valores Organigrama Competencias
egreso
de Chile Siete años No No No Sí No No
de Santiago de Chile Seis años No No Sí Sí No No
de La Frontera Cinco años Sí Sí No Sí Sí Sí
de Talca Cinco años Sí No Sí Sí No Sí
de Tarapacá Cinco años No No No No No No
de Valparaíso Cinco años Sí No No No No No
del Bío-Bío Cinco años No No No Sí Sí Sí
Fuente: elaboración propia.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


180 Ricardo Gaete Quezada

De acuerdo con la tabla 6, el único esce- en donde la responsabilidad social se eviden-


nario donde se puede observar una relación im- cia mayormente como competencia genérica y
portante entre las universidades con varios años en algunos perfiles de egreso, lo que incluye la
de acreditación y la presencia de la RSU es en innovadora propuesta de cuatro universidades
la estructura organizacional, debido a que cinco chilenas que actualmente están implementando
universidades de este subgrupo han desarrollado un modelo para la enseñanza de la responsabi-
alguna unidad administrativa o académica encar- lidad social, donde participan la Universidad de
gada de las acciones y avances en la aplicación La Frontera y la Universidad de Talca que for-
de la responsabilidad social en su quehacer. Lue- maron parte de la muestra de este estudio.
go, en el ámbito individual, la Universidad de La
Frontera, la Universidad de Talca y la Universi- Lo anterior, no implica necesariamente
dad del Bío-Bío son las que presentan un mayor un actuar socialmente irresponsable de las uni-
despliegue de la RSU en los tres aspectos de go- versidades de la muestra, pero sí puede trans-
bierno y gestión universitaria analizados. formarse en una barrera para avanzar de forma
más rápida y contundente en la incorporación
Conclusiones de la RSU a la cultura y quehacer institucional
en el largo plazo, como un elemento de la polí-
La presencia del concepto de responsabi- tica pública de educación superior en Chile, tal
lidad social en las declaraciones y planteamien- como ocurre con el acceso y la calidad.
tos de las universidades estatales chilenas en
estudio es más bien bajo, lo que en la práctica En ese sentido, cuando se examina el tipo
se traduce en que los rectores, directivos uni- de estudiantes que acceden a las universidades
versitarios y en general, las comunidades uni- estatales chilenas, aquellas instituciones que
versitarias de las instituciones analizadas, no matriculan una mayor cantidad de alumnos
incorporen este elemento a su trabajo cotidiano. provenientes de establecimientos municipales,
es decir, con una mayor vulnerabilidad social,
Relacionado con lo anterior, resulta lla- no contemplan a la RSU en las instancias de
mativa la baja aparición del término RSU en los gobierno y gestión universitaria analizada. Esa
textos de las declaraciones de misión institucio- circunstancia podría ser un indicador de que
nal de las universidades de la muestra, porque las mayores tasas de matrícula de alumnos más
es en este nivel del plan estratégico donde se vulnerables se deberían sobre todo a los efectos
define la razón de ser o quehacer institucional; de la propia oferta y demanda del mercado
es decir, donde se establece el qué se hace o universitario chileno, y no necesariamente a una
aquello a lo que se dedica. política institucional que privilegie la matrícula
de ese tipo de estudiantes, buscando una más
Además, la baja presencia de la RSU en alta RSU.
los planes estratégicos también se refleja en la
estructura organizacional de las universidades Luego, al considerar la relación entre la
estatales chilenas, donde tampoco cuentan con presencia de la RSU en el gobierno y gestión
muchas formas de expresión a través de unida- universitaria y la calidad, expresada en los años
des administrativas o académicas, encargadas de acreditación institucional de cada universi-
de implementar acciones que se vinculan con el dad, aquellas instituciones de la muestra con
comportamiento socialmente responsable de la mayor nivel de acreditación sí poseen en sus
universidad. organigramas institucionales una unidad en-
cargada de coordinar a la RSU, lo que podría
Una situación similar se observa para entenderse como una asociación entre calidad y
lo referido a los modelos educativos, instancia comportamiento socialmente responsable en las

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Responsabilidad social en el gobierno y gestión de las universidades estatales chilenas 181

universidades. Pero además, abre una oportuni- Asociación de Universidades confiadas


dad interesante para que dichas universidades a la Compañía de Jesús en América Latina –
incorporen los procedimientos y estándares de [AUSJAL]. (2009). Presentación sintetizada
calidad en el funcionamiento de las unidades del sistema de autoevaluación y gestión de la
responsables de la RSU, para que las acciones responsabilidad social universitaria en AUS-
desarrolladas por dichas instancias garanticen JAL. Argentina: Autor. Recuperado de http://
también un nivel de calidad significativo de www.ausjal.org/tl_files/ausjal/images/conte-
forma que sus impactos puedan perdurar en el nido/Documentos/Publicaciones/Documen-
largo plazo. tos%20Institucionales/RSU%20AUSJAL%20
version%20acotada.pdf
Así, resulta fundamental que las univer-
sidades que quieran fortalecer su comporta- Atria, R. (2006). La gestión de las
miento socialmente responsable, integren a la universidades del Consejo de Rectores. Revista
RSU en las instancias más cardinales del go- Calidad en la Educación, 24, 65-116.
bierno y gestión universitaria. Ello posibilitará
retroalimentar las decisiones estratégicas que Brunner, J. (2011). Gobernanza universi-
se tomen en el interior de cada universidad con taria: tipología, dinámicas y tendencias. Revista
los criterios y elementos propios del concepto de Educación, 355, 137-159.
de RSU, permitiendo a las universidades me-
jorar o aumentar su contribución efectiva al Castro, D. y Tomás, M. (2010a). El
desarrollo de la sociedad desde su quehacer de desempeño de la dirección en la universidad: el
docencia e investigación, lo que en el caso chi- caso de Decanos y Directores de Departamento.
leno facilita llegar a expresarse además en una Revista Educación XX1, 13(2), 217-239.
conexión más fuerte entre la RSU y el acceso
y la calidad de las universidades, articulándo- Castro, D., & Tomás, M. (2010b). El
se dicha interacción en los planes estratégicos, gobierno y la gestión de la universidad: estudio
organigramas y modelos educativos que cada de los órganos unipersonales. Estudios sobre
universidad desarrolla. Educación, 19, 165-184.

Nota Comisión Europea (2008). Higher Edu-


cation Governance in Europe. Policies, struc-
1
Prueba de Selección Universitaria. tures, funding and academic staff. Bruselas:
Eurydice.
Referencias
Fundación Universitaria Luis Amigó.
Arango, O., Clavijo, S., Puerta, I., & Sán- (2015). Experiencias iberoamericanas en res-
chez, J. (2014). Formación académica, valores, ponsabilidad social universitaria. Medellín:
empatía y comportamientos socialmente res- Funlam. Recuperado de http://www.funlam.
ponsables en estudiantes universitarios. Revista edu.co/uploads/fondoeditorial/ebook/2015/
de la Educación Superior, 43(169), 89-105. books_gratis-Experiencias-iberoamericanas-
en-responsabilidad.pdf
Aristimuño, M., & Rodríguez, C. (2014).
Responsabilidad social universitaria. Su gestión Gaete, R. (2015). El concepto de respon-
desde la perspectiva de directivos y docentes. sabilidad social universitaria desde la perspec-
Estudio de caso: una pequeña universidad tiva de la alta dirección. Revista Cuadernos de
latinoa­mericana. Interciencia, 39(6), 375-382. Administración, 31(53), 97-107.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015 ISSN 1657-8953


182 Ricardo Gaete Quezada

Gaete, R. (2012). Gobierno universitario ta Iberoamericana de Educación Superior,


pluralista. Una propuesta de análisis desde la 6(15), 91-107.
teoría de los stakeholders. Revista de Universidad
y Sociedad del Conocimiento, 9(2), 115-129. Lopera, C. (2004). Antinomias, dilemas
Recuperado de http://www.raco.cat/index.php/ y falsas premisas que condicionan la gestión
RUSC/article/viewFile/284628/372855 universitaria. Revista Mexicana de Investigación
Educativa, 9(22), 617-635.
Gaete, R. (2011). La responsabilidad
social universitaria como desafío para la gestión Meléndez, M.; Solís, P. & Gómez, J. (2010).
estratégica de la educación superior: el caso de Gobernanza y gestión de la universidad pública.
España. Revista de Educación, 355, 109-133. Revista de Ciencias Sociales, 16(2), 210-225.

Ganga, F. (2005). Análisis preliminar Ojeda, J. (2013). Responsabilidad


del gobierno universitario chileno. Revista social, construcción de un concepto desde la
Venezolana de Gerencia, 10(30), 213-246. percepción del docente universitario. Revista
Teorías, enfoques y aplicaciones en las Ciencias
Jiménez, M. (2002). La Universidad Sociales (TEACs), 5(12), 11-24.
Construye País. Santiago de Chile: Corpora-
ción Participa. Recuperado de http://rsuniversi- Palomares, D., García, A., & Castro, E.
taria.org/web/images/stories/memoria/UCP%20 (2012). Misiones actuales de las universidades
2002.pdf públicas: una perspectiva sociológica. Revista
Arbor, 188(753), 171-192.
Jongbloed, B., Goedegebuure, L.
(2003). De la universidad emprendedora a Rodríguez, E. (2006). El proceso de toma
la universidad stakeholder. En J. Vilalta & de decisiones estratégicas en las universidades
E. Pallejá (Eds.), Universidades y desarrollo públicas. Revista Calidad en la Educación, 24,
territorial en la sociedad del conocimiento (pp. 47-63.
153-178). Barcelo­na: Universidad Politécnica
de Cataluña. Vallaeys, F. (2008). Responsabilidad
Social Universitaria: una nueva filosofía de
Larrán, M., & Andrades, F. (2015). Aná- gestión ética e inteligente para las universidades.
lisis de la responsabilidad social universitaria Revista Educación Superior y Sociedad, 13(2),
desde diferentes enfoques teóricos. Revis- 191-220.

Civilizar 15 (29): 165-182, julio-diciembre de 2015


Civilizar 15 (29): 183-198, julio-diciembre de 2015

Stock profesional, eficiencia educativa


y segmentación: análisis de los procesos
de formación profesional en Chile1

Professional Stock, educational efficiency and segmentation:


Process analysis of professional training in Chile
Recibido: 16 de enero de 2015- Revisado: 19 de mayo de 2015 - Aceptado: 20 de octubre de 2015

Carlos Rodríguez Garcés2


Víctor Castillo Riquelme3

Resumen
Este artículo describe y compara la posición relativa de las distintas carreras
profesionales sobre un conjunto de índices educativos expresivos de los procesos
formativos y atributos del contingente de titulados. Evento de relevancia en un
escenario de educación superior como el chileno, caracterizado por altas tasas
de cobertura y la presencia de una diversificada oferta de calidad segmentada.
1
El presente artículo se enmarca den-
Estos índices informan de una alta tasa de titulados que hace prever problemas tro de la línea “Procesos de segmen-
de empleabilidad y depreciación de las credenciales educativas; diferenciales tación e inclusión socioeducativa” y
niveles de retención y eficiencia educativa y un estructural proceso de del proyecto de investigación “El ran-
king de notas: Su efectividad como
elitización de la opción profesional. Comportamiento que es manifestación mecanismo de inclusión en la educa-
de un proceso de segmentación socioeducativa preexistente que se prolonga y ción superior y su contribución a la
capacidad predictiva del sistema de
profundiza en el espacio universitario. selección universitaria” siendo reali-
zado por docentes investigadores de
Palabras clave la Universidad del Bío-Bío de Chile.
Capital humano, estratificación social, formación profesional, retención,
2
Doctor en Multimedia Educativa por
la Universidad de Barcelona, Barce-
deserción. lona, España. Catedrático en la Uni-
versidad del Bío-Bío, Concepción,
Abstract Chile. Director del Centro de Inves-
tigación y Desarrollo en Informática
This article describes and compares the relative position of the various Educativa (CIDCIE).
professional careers in a set of education indexes expressive of traming Correo electrónico:
carlosro@ubiobio.cl
processes and attributes of the group of graduates. It is a relevant event in 3
Investigador asesor del Centro de
a scenario of higher education as the Chilean, characterized by high rates of Investigación y Desarrollo en Infor-
coverage and the presence of a diversified range of segmented quality. These mática Educativa (CIDCIE) de la
Universidad del Bío-Bío, Concep-
indexes report a high rate of graduates who do foresee problems of employability ción, Chile.
and depreciation of educational credentials; differential levels of retention and Correo electrónico:
vcastillo@ubiobio.cl
educational efficiency and structural process of elitization of the professional
Para citar este artículo use: Rodrí-
choice. This behavior is a manifestation of a pre-existing socio-educational guez, C., & Castillo, V. (2015). Stock
segmentation process that extends and deepens the university space. profesional, eficiencia educativa y
segmentación: análisis de los proce-
sos de formación profesional en Chi-
Keywords le. Revista Civilizar Ciencias Socia-
Human capital, social stratification, professional training, retention, desertion. les y Humanas, 15(29), XX-XX.
184 Carlos Rodríguez Garcés - Víctor Castillo Riquelme

Introducción troversial o de debate, el crecimiento inorgánico


de la masa de titulados presionaría a la baja los
El sistema actual de educación superior salarios, reduciría las tasas de empleabilidad y
en Chile sienta sus bases en la reforma educati- precarizaría las condiciones de empleo produc-
va de los años ochenta caracterizada por conce- to de la depreciación de las credenciales educa-
der una importancia indebida a los mecanismos tivas, acelerando mecanismos de subutilización
de mercado en la provisión, regulación y cali- de capital humano (Camarena & Velarde, 2009;
dad del servicio educativo. La gran demanda Meller & Rappoport, 2003; Rama, 2009).
por estudios superiores, la falta de regulaciones
en el mercado educacional, así como el fuerte A ello se suma la irrupción de la emplea-
interés del proveedor privado por participar en bilidad extrínseca, entendida como la tendencia
dicho mercado se traducen en una fuerte expan- cada vez mayor de emplearse en actividades
sión de la oferta educativa, aumento de las tasas que poco tienen que ver con la formación pro-
de matrícula y el número de egresados, dando fesional recibida. Fenómeno que si bien tiende
lugar a una proliferación de programas e insti- a ser transversal, se manifiesta con mayor in-
tuciones que ofrecen estos servicios educativos tensidad en determinadas áreas profesionales.
a un heterogéneo contingente de alumnos de Eventual sobrestock profesional que por la vía
capacidades y habilidades muy variadas en co- del aumento inorgánico de la matrícula afecta
rrespondencia con los segmentados niveles de con más intensidad a ciertas ramas y especiali-
exigencia y calidad de los mismos procesos de dades de la formación profesional.
formación (Rodríguez & Castillo, 2014).
El crecimiento de la matrícula impacta y
Una diversificada y extendida presencia modifica las necesidades educativas y el perfil
de instituciones y programas se instala a lo del estudiante que accede a la educación uni-
largo y ancho del territorio nacional, otorgando versitaria (Ministerio de Educación –Mine-
títulos y grados en las distintas áreas del duc–, 2012). Como resultado del significativo
conocimiento disciplinar. Y si bien el acceso engrosamiento de la matrícula femenina, sec-
se democratiza por cuanto siete de cada diez tor poblacional que históricamente evidencia-
estudiantes de educación superior son primera ba una menor participación en estas instancias
generación, esta mayor cobertura se hace con educativas, se constata un proceso de feminiza-
base en la segmentación socioeducativa, la ción de la educación superior en su conjunto,
reducción de los niveles de selectividad y aunque claramente acentuado en ciertas áreas
calidad de los procesos formativos, así como al del conocimiento y programas formativos.
robusto endeudamiento de los estudiantes o sus
familias para financiar los altos costos que esta Por otra parte, asociado a las condicio-
educación conlleva. nes de educabilidad y trayectorias escolares, se
constata un acrecentamiento relevante en las ta-
La masificación e incremento de cobertu- sas de deserción o abandono de los estudios. El
ra de una educación superior cada vez menos acceso casi irrestricto a un sistema escasamente
selectiva (Ávalos, 2010) no solo ahonda los regulado deriva de modo inexorable en la pro-
problemas de calidad y pertinencia de la labor blemática por retener al gran contingente de
formativa, sino que además trae aparejado un nuevos estudiantes en los programas e institu-
eventual sobrestock profesional. Anualmente, ciones a los que ingresaron. El fenómeno de la
una cuota cada vez mayor de nuevos titulados deserción no se comporta de manera equitativa,
busca ingresar al mercado laboral impactando pues si bien la ampliación de cobertura afecta
en la estructura de salarios y condiciones de de forma positiva la democratización del siste-
empleo. En efecto, aunque este es un tema con- ma educativo, son precisamente los estudiantes

Civilizar 15 (29): 183-198, julio-diciembre de 2015


Stock profesional, eficiencia educativa y segmentación: análisis de los procesos de formación 185
profesional en Chile

de primera generación en la educación superior tes provenientes de colegios particulares, un


quienes se enfrentan en mayor medida a las di- 72,6 % de quienes desertan vuelve a acceder al
ficultades de adaptación al sistema. sistema, situación que contrasta de modo sig-
nificativo con el caso de los egresados de cole-
Se ha evidenciado que los grupos con ma- gios municipales, donde solo el 45,6 % de los
yor desventaja socioeconómica tienen más alta desertores se reintegra a la educación superior
probabilidad de no graduarse del programa que (Rolando, Salamanca, Lara, & Blanco, 2012).
cursan o bien tardan más tiempo en completar
sus estudios (Organización para la Cooperación La modificación del perfil estudiantil ac-
y el Desarrollo Económicos –OCDE–, 2009; túa también sobre los niveles de aprobación y
González & Uribe, 2002). Esta situación acarrea eficiencia terminal del sistema universitario.
una mayor reflexión acerca de la duración de los Los niveles de exigencia de los programas, las
programas en Chile, que se sostiene en que los condiciones de educabilidad y la escasa flexibi-
estándares internacionales apuntan a cursos sig- lidad de las mallas curriculares inciden en las
nificativamente más cortos y con menor carga de trayectorias académicas del estudiante, redu-
trabajo para los estudiantes y docentes (OCDE, ciendo la eficiencia educativa del proceso for-
2009), y en la necesidad de establecer un con- mativo que se manifiesta en el retraso progresi-
junto de planes remediales de acción afirmativa, vo y ralentización del ritmo de los estudios que
en especial los orientados a estudiantes de menor moderan a la baja la tasa de egresados. Fenó-
capital social y económico, a fin de mejorar los meno del rezago educativo, eficiencia terminal
niveles de retención y eficiencia terminal de ins- y éxito académico que evidencia un comporta-
tituciones y programas. miento diferenciado con base en la composición
del estudiantado de la institución o programa de
Este nuevo escenario de masificación formación profesional.
hace de la deserción un fenómeno socioeducati-
vo más complejo, debiéndose diferenciar desde Por tanto, la democratización del sistema
el punto de vista conceptual a aquellos que de- universitario y aumento de sus tasas de cobertu-
sertan voluntariamente de los que no (Himmel, ra privilegia el acceso, pero desatiende la preo-
2002). La deserción forzada o involuntaria, por cupación por la permanencia y continuidad del
lo general fundada en el mal desempeño acadé- estudiante, trasladando el fenómeno de la ex-
mico que conlleva la decisión institucional de clusión social al interior de sus aulas; situación
solicitar el retiro del estudiante, cohabita con el que da lugar a la existencia de circuitos o tra-
abandono voluntario, es decir, aquel de carácter yectorias educativas diferenciadas seg