You are on page 1of 12

Syneídēsis en la Biblia griega y

mada' en la Biblia hebrea.
Implicaciones para una valoración
del término “conciencia” al interior
del Antiguo Testamento
PABLO URIBE ULLOA *

Moralia 32 (2009) 7-17

RESUMEN:
El concepto “conciencia” entendido como conciencia moral
tiene su origen bíblico en la voz griega syneídēsis que apare-
ce por primera vez en la Biblia de los LXX en Sabiduría
17,10. El término relacionado eídēsis (ciencia) aparece en Si-
rácida 42,18. Qohélet 10,20 es el otro lugar veterotestamen-
tario donde aparece syneídēsis. Aquí el término griego tra-
duce el hebreo mada'. Es falso que el término griego syne-
ídēsis no tenga correspondencia alguna con el texto hebreo,
porque el alcance semántico del sustantivo mada' (ciencia)
apunta a la misma realidad de “conciencia moral”, aunque
de forma no explícita.

ABSTRACT:
The concept “conscience” in the sense of moral conscience
has its Biblical origin in the Greek term syneídēsis that oc-
curs for the first time in the LXX version in Wisdom 17,10.
The related term eídēsis “science” occurs in Sirach 42,18.
Ecclesiastes 10,20 is the other place in the First Testament
in which syneídēsis occurs. Here the Greek term translates
the Hebrew word mada'. It is false that the Greek term syne-

* Profesor de Antiguo Testamento. Universidad Católica de la Santísima
Concepción, Chile.

7

que comúnmente se ha tradu- cido por “ciencia” (Sir 42. sino de “ciencia” como hemos mencionado antes. PABLO URIBE ULLOA ídēsis is unrelated to the Hebrew text. CANTERA . y por esto mismo.). C.dhsij (syneídēsis) está presente dos veces en la Septuaginta (LXX) 1 : una en Sabiduría 17. Biblia de América. 2 Así por ejemplo cf. (ma- da') que significa más que conciencia “inteligencia”. por tanto. En ambos casos suele traducirse como “conciencia”. PPC.dhsin (eídēsin). “ciencia” o “prudencia” y el tercer término –el de Sir 42. De estos tres textos. RAHLFS (ed. ya que Qo 10. LA CASA DE LA BIBLIA. sólo en el libro de la Sabiduría tenemos el término con el significado propio de “conciencia”. Los manuales de teología moral fundamental. Se entiende que este tipo de análisis detallado escape a un ma- nual. que partiendo de los términos griegos que son los únicos que explícitamente hablan de la conciencia. Stuttgart 1979. creemos importante y necesario estudiar este problema. IGLESIAS. INTRODUCCIÓN El término sunei. Madrid 1994.10 y otra en Qohélet 10.20 es traducción del hebreo [D'm . no expresan el mismo significado. I. Es la Biblia que utilizaron mayoritariamente los pri- meros cristianos. sin detenerse en que no son idénticos y. Sagrada Biblia. Deutsche Bibelgesellschaft. 8 .20. F.18– no tiene propia- mente el significado de “conciencia”. no advierten que el texto del Qohélet es originalmente hebreo. PALABRAS CLAVE: Moral bíblica / Antiguo Testamento / Moral sa- piencial / Conciencia / Syneídesis. Ma- drid 32003.M. tienen en cuenta estos tres textos griegos y los presentan como sinónimos. Más aún. y habría que buscar su significado en la Biblia Hebrea y no en los LXX. También está el término relacionado ei. because the meaning of mada' (science) points towards the same reality of “moral conscience” although in a non-explicit way. al explicar los fun- damentos bíblicos de la conciencia en el AT. A.18) 2 . Septuaginta. BAC. nos lleve a hacer un 1 Traducción al griego de la Biblia Hebrea realizada por sabios judíos entre los siglos II y III a.

I: Sofística: Estudios humanísticos 5 (1983) 95-110. DEFINICIÓN DE “CONCIENCIA” Antes de entrar en los textos bíblicos veterotestamentarios. la completa señalando su repercusión moral. La conciencia humana: integración y complejidad: Psi- cothema 12 (2000) 15-24. LAFUENTE GUANTES. preci- saremos qué entendemos por “conciencia”. GÓMEZ. ID. C. hebrea recorrido por los términos equivalentes hebreos –si los hay– para valorar el fundamento bíblico de la conciencia en los textos del AT. 3 Cf. Nuestro acer- camiento a la “conciencia” será desde su dimensión antropológico- teológica. M. De la conciencia psicológica a la conciencia moral. destacando su papel preponderante en el comportamiento humano. Así por ejemplo la filosofía 3 . VILLAGRÁN. Por eso. Una reivindicación de la conciencia (De la crítica a la filoso- fía de la conciencia a la reivindicación de la conciencia moral): Isegoría 36 (2007) 167-196. la psicología 4 . cuya voz resuena en el recinto más íntimo de aquella”. APARISI MIRALLES . V. 6 Cf.J. El tema de la conciencia se estudia actualmente desde diversas áreas del conocimiento. LÓPEZ JUZMÁN. que considerando un aspecto psicológico. J. De la conciencia psicológica a la conciencia moral: Sócrates: Estu- dios humanísticos 6 (1984) 91-106. M. SIMÓN. La constitución pastoral del Concilio Vaticano II. in quo solus est cum Deo. hablaremos de “conciencia moral”. 9 . 5 Cf. El derecho a la objeción de conciencia en el supuesto del aborto: Persona y Bioética 10 (2006) 35-51. griega y mada' en la Bib. Cf. o el derecho 6 intentan ocuparse de ella. 4 Cf.Syneídēsis en la Bib. Tendremos como marco referencial dos documentos magis- teriales que explicitan la naturaleza de la conciencia moral en clave teológica. 7 “La conciencia es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre. II. Cf. A. Consciousness Disorders in Schizophrenia: a Forgot- ten Land for Psychopathology: International Journal of Psychology and Psy- chological Therapy 2 (2003) 209-234. Gaudium et Spes nos da una primera caracterización: “Conscientia est nucleus secretissimus atque sacrarium hominis. la psiquiatría 5 . cuius vox resonat in intimo eius” (GS16) 7 . M. I. en el que éste se siente a solas con Dios.

Reza así: “Actus intellectus personae cuius est accommodare universalem cognitionem boni ad peculiarem quandam condicionem et iudi- cium facere de recto more eligendo hic et nunc” (VS 32) 9 . en el judaísmo helenístico de Filón y Flavio Josefo y en la literatura roma- 8 J. 9 “Acto de la inteligencia de la persona. Siquem. Juan Pablo II. en su carta encíclica Veritatis Splendor nos ofrece otra definición de conciencia moral que complementa a la anterior. está orientada a la acción del bien y se expresa en el comportamiento humano (Cf. Cf. Madrid 1994. 4) La conciencia. Lo más característico de la conciencia según Veritatis Splendor es su naturaleza universal. 269-296. porque proviene de Dios. III. 10 Cf.-R. Ibídem. J. La conciencia moral en la carta encíclica “Verita- tis splendor”. PABLO URIBE ULLOA J. 2002. que debe aplicar el conocimiento universal del bien en una determinada situación y expresar así un juicio so- bre la conducta recta que hay que elegir aquí y ahora” (JUAN PABLO II. La definición ve a la conciencia como “la voz de Dios” que habla al hombre y le orienta en el comportamiento. 2) “la conciencia es la base para una cierta ecumenicidad del comportamiento humano”. BAC. VS 59) 10 . 3) “la conciencia es (…) la garantía del proceso humanizador de la peripecia humana y del progreso téc- nico de los pueblos”. Se ejercita por la inteligencia.dhsij. 49). El primer punto es la base para los demás. R. cuatro puntos fundamentales. es una realidad rectora que conduce a la verdad. FLECHA. Madrid 21994. MORANT MORANT. Flecha –con gran acierto– ve en este número. “es frágil y está sujeta al error” 8 . Veri- tatis Splendor. PPC. Teología moral fundamental. A saber: 1) “La conciencia está dotada de un carácter sagrado”. por tanto. pues se encuentra en todo hombre. sin embargo. 10 . Valencia. EL TÉRMINO GRIEGO SYNEÍDĒSIS EN LOS LXX La palabra “conciencia” tiene su origen en la voz griega su- nei. que es frecuente en la literatura griega de Plutarco. 291-292.

griega y mada' en la Bib. Nuestro texto forma parte de la ilustración de este tema siendo el quinto parágrafo: “plaga de las tinieblas-columna luminosa: 17.nh th/| suneidh.Syneídēsis en la Bib. desentrañando el núcleo temático que cada uno de ellos presenta. 11 Cf. Comentario Bíblico Latinoamericano. sunecome.nh avei. 11 . Verbo Divino. Sabiduría. G. Es- tella 2007. AT. 1. Estella 1990. Verbo Divino.18 y Qo 10.11. en: H.n ga.rturi katadikazome. E. En la Biblia.22) y dentro de ésta.2-19. 21”.).20 con los significados de “conciencia moral” y “ciencia”. en: A. SCHNEIDER (eds.2- 19. siempre se imagina lo peor. Sígueme. Según A. está presente en la traducción de los LXX en Sab 17. 13 R. A.). Para otra pro- puesta cf.).4)” 13 . El libro de la Sabiduría. el texto se ubica en la segunda parte del li- bro: “La fidelidad de Dios para con su pueblo en el Éxodo” (11. CEPEDA SALAZAR.r ivdi.dhsij se hace necesario mirar estos textos y analizarlos a la luz del contexto litera- rio en el que se insertan. calepa. Lo denomina: “La columna de fuego en lugar de la plaga de las tinieblas (17. 1-18. MURPHY (dirs. 900.sei (Pues la maldad es de por sí cobarde. prosei. Sabiduría 17. testifica condenándose a sí misma.R. Para conocer el real alcance y significado de sunei. 27. J. BALZ . FITZMEYER . Salamanca 1998. punto segundo: “juicio de Dios sobre la historia: 11. Estella 2005. II. Vílchez considera el versículo dentro de la tercera parte del li- bro de la Sabiduría denominada “la justicia de Dios se revela en la historia: 10-19”. hebrea na de Cicerón y Séneca con la traducción latina conscientia 11 .4” 12 . Diccio- nario exegético del Nuevo Testamento. el cuarto punto que “ilustra” el tema de la fidelidad de YHWH. II. E. 12 J. G. AT.J.w| ponhri. 780. apurada por la conciencia). BROWN . Wright.a ma. 1580. A. Verbo Divino. LÜDEMANN. LEVORATTI (dir.G. VILCHEZ. de. Vol. Synéidēsis. Nuevo Comentario Bíblico San Jerónimo.lhfen ta.1-8.10 deilo. Sir 42.

Midrás Qohélet Rabbah.n kai.n fwnh.sion o[ti pe- teino. Éste es –de acuerdo al texto– el egipcio que persiguió al pueblo de Israel. 14 Para una interpretación midrásica del texto cf. y el que tiene alas.nwn sou mh. Libro que.sei su.a mh. 476-477. se atormente al experi- mentar la maldad.20 kai. anunciará tu palabra). lo importante es destacar que Sb 17. y en los escondites de tus alcobas no maldigas a los ricos. MOTOS LÓPEZ. evn tamiei.oij koitw.n tou/ ouvranou/ avpoi.sh| kai. Se relaciona el temor con la maldad y el reconocimiento de esa maldad es realizado por la conciencia. a diferencia de Sabiduría y Ben Sirá. como la “vanidad”. sea cobarde y pesimista.n th.1 aparece por primera vez en el griego bíblico el término syneidēsis con el significado de “conciencia”. katara. ya que la voz “qohélet” proviene del verbo hebreo “qahal” que significa “congregar”.j pte. En 17. ge evn suneidh. Qohélet –el “predicador” 15 – va re- flexionando sobre distintos aspectos de la vida. Verbo Divino. La conciencia hace posible que el necio/egipcio tema. De esta manera el “necio” –antítesis del sabio– teme porque reconoce su maldad.15.cwn ta. o` e.4 es formalmente un díptico antitético cuyo contenido es rememorar los acontecimientos del Éxo- do con una impronta sapiencial. así por ejemplo en: Hechos 23. 2.rugaj avpaggelei/ lo.sh| plou. PABLO URIBE ULLOA Aunque existan diferencias entre los especialistas respecto al lu- gar que ocupa nuestro texto en el conjunto estructural del libro. Como característica general. M. Qohélet 10.sei sou basile. Estella 2001. Este mismo sentido tendrá luego el término en el NT. Las vanidades del mundo.1-18. 15 O más exacto sería denominarle “el que congrega”. sí forma parte del canon de la Biblia Hebrea y cuya lectura se realiza en la fiesta judía de los “sukkot” o “tabernáculos” 14 .gon (Tampoco en tu conciencia al rey maldigas. 1-2 y Romanos 2. El segundo texto de los LXX que menciona nuestro término es del libro del Qohélet. porque un pájaro del cielo llevará tu voz. Comentario rabínico al Ecle- siastés. katara. 12 .

así como tampoco a los ricos “ni en la alcoba”. 16 se incluye el tema del rey inexperto que atrae ruina frente al rey noble que garantiza prospe- ridad. 87. y no sólo respecto del monarca. Cf. Es decir. No hables mal ni del rey ni de los ricos. aquí la noción de “conciencia” estaría en paralelo al de “al- coba” como dos figuras literarias que indican una misma realidad: lo más íntimo del hombre. Paris 1968. y fija sus ojos en los signos de los tiempos). Sirácida 42. y sus secretos cálcu- los penetran. 14. Barucq lo relaciona con el v. ALONSO SCHÖKEL . A partir del v.qh e. 20– y en ésta es nombrado nuestro término.gnw ga. la “ganancia”. 4 del mismo poema. Se aconseja no maldecir al rey “ni en la conciencia”. 16 L. evne.E. griega y mada' en la Bib. hebrea el “trabajo”. 17 A. BARUCQ. Guía espiritual del Antiguo Testamento.masin auvtw/n dienoh. porque siempre puede haber alguien que les lleve el cuento de tus palabras y te acarree la ruina” 17 . en: L.18 a. Madrid 1974. etc. En este sentido el término coincide con la defi- nición conciliar que ya hemos visto en cuanto “sagrario del hombre”. BONORA. El aspecto práctico del consejo de Qohélet está dado por “una mala costumbre difundida entre los funcionarios: la de hablar mal del rey. ZURRO. El sabio pone en guardia frente a esta imprudente conducta. ALONSO SCHÖKEL. Alonso Schökel lo expresa muy bien: “Qohelet observa la vida en torno.cneusen kai. Ecclésiaste.an evxi. A. y una crítica a la necedad y al necio.r o` u[yistoj pa/san ei. A. Pues el Altísimo conoce toda ciencia. porque riqueza es ‘poder’. sino respecto de cualquier ‘hombre rico’. El capítulo 10. evn panourgeu. Barcelona 1994. Cristiandad.bleyen eivj shmei/on aivw/noj (Él sondea el abismo y el corazón humano. El libro de Qohélet. presenta unos elogios a la sabiduría y al sabio. 3. 13 . kardi. 172. En este contexto regio.busson kai.dhsin kai. se incluye una sentencia final –el v. Eclesiastés y Sabiduría.Syneídēsis en la Bib. Y lo hace de una forma peculiar. L. Beauchesne. Eclesiastés. Herder. después se levanta a reflexionar sobre ella y luego se levanta a reflexionar sobre su reflexión” 16 .

El capítulo 42 está formado por dos partes distintas: 1) 42. En este texto no está presente suneidh. conocimiento profundo. Cristiandad. 18 G. El autor sagrado “alaba la creación de Dios por estar ‘llena de su gloria’ y reflexiona sobre la omnisciencia de Dios y su propósito al crear. Von Rad. titulado “Sabiduría de Jesús. Eclesiástico. Nuestro término se sitúa en este marco y por esta razón su signi- ficado no es el de “conciencia” como en los textos anteriores sino de “ciencia”. secreto. HARRINGTON. Ei. “Ben Sirá” o “Sirácida”.15) recuerda a Gn 1. La afirmación de que toda la creación llegó a ser ‘por la palabra del Señor’ (42. pero sí tiene una fuerte carga expresiva de algo que indica interioridad. 19).6 (‘por su pa- labra se mantienen unidas todas las cosas’). 14 . 19 D.1-2” 19 . conoce todas las “palabras” y los “pensamientos” (cf.20).dhsin no significa “conciencia moral”. Comentario Bíblico Internacional.). Estella 22000. pero al mismo tiempo “anuncia lo pasado y el futuro y descubre las huellas de los secretos” (v. Verbo Divino.15-20 y Heb 1.dhsin “ciencia”. Sabiduría en Israel. sino ei. Estas ideas e imágenes subyacen a los himnos cristológicos de Jn 1. capaz de “sondear el abismo y el corazón” del hombre. Ambos términos mantienen una estrecha relación semántica. Col 1. pero también alude a la alabanza de la sabiduría en el capítulo 24 y más adelante en 43. es decir. 2) 42. Madrid 1985. Proverbios-Job-Eclesiastés-Eclesiástico- Sabiduría. 301. VON RAD. hijo de Sirá”.sei “conciencia”. sino un desarrollo temático que agrupa “una serie de máximas dispersas” 18 .1-18. en: W.15-25 que es un precio- so himno a la Naturaleza y a la Historia. el libro de no posee una estructuración orgáni- ca. pero ¿qué tipo de ciencia es ésta? Es un conocimiento de totalidad. FARMER (dir. Comentario católico y ecuménico para el siglo XXI.1-14 que trata el tema del pudor y los hijos. misterio. Según G. v. que es elemento constitu- tivo de la realidad de la conciencia. 864. PABLO URIBE ULLOA La tercera alusión a nuestro término está en otro libro propio de los LXX. que común- mente es conocido como “Eclesiástico”.

11). Dan 1. “Sabiduría y ciencia te es dada. tiene –además de “entendimiento” e “inteli- gencia”– otras acepciones. Al mirar en la Biblia hebrea el texto de Qo 10. y también te daré riquezas. que no pediste riquezas. hebrea IV. L.10). 21 Cf. “inteligen- cia”. “cultura”. se traduce por “ciencia” y forma una bina literaria con 20 G. l. LÜDEMANN. o gloria. “Y dijo Dios á Salomón: Por cuanto esto fue en tu corazón.Syneídēsis en la Bib.. Madrid 1994. hacienda. se afirma que nuestro término griego “no tiene correspondencia en el AT hebreo” 20 .). 20). o “ciencia” 21 y está presente en los siguientes textos del AT. y gloria. 20). que se ha traducido por “entendimiento”. ni el alma de los que te quieren mal. 1580. a saber: 2Cr 1. “prudencia”. Stuttgart 21858. 754. quedaría por “tampoco en tu entendimiento al rey maldigas. SYNEÍDĒSIS Y MADA' La mayoría de los autores destacan que el término “conciencia” aparece por primera vez en la Biblia en el libro de la Sabiduría – como ya lo hemos apuntado más arriba– y consideran tangenciales las alusiones a Qohélet y Ben Sirá. 15 . 22 Cf. ALONSO SCHÖKEL (dir. el término [D'm .12. y Qo 10. Württem- bergische Bibelanstalt.20 encontramos el sustantivo [D'm . Konkordanz zum Hebräischen Alten Testament.20 22 .” (v.11. Diccionario bíblico hebreo-español. En estos tres pasajes del Libro Segundo de Crónicas. LISOWSKY.17. De este modo “tampoco en tu conciencia al rey maldigas…” (v. “Dame ahora sabiduría y ciencia. sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para juzgar mi pueblo. ni pediste muchos días..4. como “sabiduría”. cual nunca hubo en los reyes que han sido an- tes de ti. griega y mada' en la Bib. hacienda.10. G. pero la traducción griega de Qo 10. ni después de ti habrá tal” (2Cr 1. “acierto”.20 tiene su origen en el texto hebreo y ahí habría que buscar una equivalencia hebrea si la hubiere. 405. c.12). Por otra parte. sobre el cual te he puesto por rey” (2Cr 1. Trotta. El sustantivo [D'm . para salir y entrar delante de es- te pueblo: porque ¿quién podrá juzgar este tu pueblo tan grande?” (2Cr 1.

11). dándole mayor expresividad a la oración. El v. como es el buen funcionamiento de la corte. 11 repite la petición de Salomón del v. una en boca de Salomón y las otras dos en boca de YHWH. 16 . y enseñados en toda sabiduría. y sabios en ciencia. sólo como premio a su tan acertada petición. y de buen pare- cer. 4 presenta los requisitos que deben tener aquellos jóvenes para acceder a la corte junto al Rey. Estos versículos narran el inicio de la plegaría que Salomón hace a YHWH en el comienzo de su reinado. En estos versícu- los. hacienda y gloria”. le concede otros bienes menos importantes. que debe pasar por un proceso que permita luego aplicarlo a realidades concretas. pero apetecidos por los hombres: “riquezas. que el relato lo destaca tres veces. el texto hace la diferencia entre otras facultades intelectivas como es el “conocimiento” y la “inteligencia” de la “ciencia”. El narrador destaca el conte- nido de la súplica de Salomón y para ello usa nuestro término que junto a la sabiduría indica unas cualidades personales necesarias para gobernar al pueblo de Israel. El v. en el v.x' la “sabiduría”. distinto de la sabiduría y la inteligencia. Siguiendo la importancia de la petición de “ciencia”. El v. Es distinta a la sola inteligencia porque la “ciencia” está orientada a la praxis del sujeto. interno. e idóneos para estar en el palacio del rey. la “ciencia” es conocimiento personal. y que les enseñase las letras y la lengua de los Caldeos” (Dn 1. Entre las características deseables está la “ciencia” entendida como conocimiento adquirido.4). 12 se narra que además de aceptar Dios la súplica de Salomón. es “ciencia” para emitir juicio.17). “Y a estos cuatro muchachos les dio Dios conocimiento e inteli- gencia en todas letras y ciencia: mas Daniel tuvo sabiduría en to- da visión y sueños” (Dn 1. y de buen entendimiento. El capítulo primero del libro de Daniel narra la estancia del joven Daniel en la corte de Nabucodonosor. 17 en cambio presenta la “ciencia” como un ente sapiencial. 10 resaltando así la función de esta “ciencia” que se ha pedido. “ciencia para juzgar a mi pueblo” (v. Tan importante es este aspecto. PABLO URIBE ULLOA hm'k. Veamos ahora brevemente los datos de nuestro término en el li- bro de Daniel: “Muchachos en quienes no hubiese tacha alguna.

18.dhsin “ciencia” en Sir 42.17. • El sustantivo hebreo [D'm . entendida como una facultad interior del hombre que ejercitando el “entendimiento” lo aplica a una realidad con- creta. “ciencia” se tradujo en los LXX como suneidh.Syneídēsis en la Bib.11. en cuanto actitud interna que el hombre posee para re- flexionar sobre sí y orientar su acción.dhsij que por primera vez aparece en la Biblia de los LXX en Sb 17.10. 17 . griega y mada' en la Bib. apunta a la misma realidad de “conciencia moral”. Este sustantivo hebreo está presente en otros pasajes del AT y su significado principal es el de “ciencia”.12. porque –sin considerar otros términos hebreos que expresan la misma realidad de “conciencia moral”– el alcan- ce semántico del sustantivo [D'm . Así queda demostrado por los textos de 2Cr 1. no de forma explícita.4.sei “conciencia” en Qo 10. CONCLUSIÓN El estudio de los términos syneídēsis y mada' nos permite con- cluir las siguientes ideas: • El concepto español “conciencia” entendido como “conciencia moral”.20. tiene su origen bíblico en la voz griega sunei. Dan 1. es falsa la afirmación que plantea que el término griego sunei. • Finalmente.dhsij no tiene correspondencia alguna con el texto hebreo del AT. pero sí suficientemen- te clara. Y con una variante importante ei.10. hebrea V.

.Copyright of Moralia is the property of Moralia and its content may not be copied or emailed to multiple sites or posted to a listserv without the copyright holder's express written permission. or email articles for individual use. However. users may print. download.