You are on page 1of 10

9 Maneras comprobadas para recuperar tu vista

Un principio básico de la medicina es que si utilizas algún músculo se vuelve más débil. Al igual que
otros músculos, necesitas entrenar los de tus ojos para que funcionen bien. En Genial.guru reunimos
nueve maneras comprobadas para hacerlo.

1. Evita sobreesforzar tus ojos durante el día. Ciérralos durante algunos minutos y disfruta de la paz
cada 2-3 horas.

2. Estos son 16 ejercicios básicos que puedes hacer para entrenar tus ojos. Hazlos cada día en el orden
indicado.

3. Si usas lentes, reduce el tiempo que los traes puestos de ser posible. Quítatelos lo más seguido que
puedas.

4. Dale un masaje a tus ojos usando movimientos suaves circulares que van por los puntos del 1 al 6,
como lo muestra la imagen.
Usa tus dedos medio e índice para presionar tus ojos. Debes sentir una presión ligera pero
definitivamente nada de dolor o incomodidad mientras realizas estos movimientos.

5. Cuando salgas a pasear al aire libre, intenta mirar a la distancia más que enfocarte en lo que está
debajo de tus pies o en cercanía inmediata.

6. Bebe jugo de zanahoria tantas veces como puedas (de preferencia, cada día).

Si quieres sacar el máximo beneficio, agrega una o dos gotas de aceite de oliva. No arruinará
el sabor y, en cambio, te ayudará a absorber los elementos nutritivos del jugo de zanahoria con una
mayor eficiencia.

7. Cuando sientás que se te cansaron los ojos, lávalos con agua tibia.

8. Intenta no mirar la pantalla de tu computadora, TV o teléfono inteligente al menos dos horas antes
de que vayas a dormir.

9. Intenta practicar ejercicios hindúes para los ojos, Trataka. Esto les ayudará a tus ojos y a tu mente
a mantenerse enfocados.

Siéntate mirando un objeto inmóvil en un lugar abierto (una vela, por ejemplo). Enfoca tus ojos y toda
tu atención en él. Intenta no parpadear. Trata de tener una imagen clara y detallada en tu mente
y memoria.

Cierra los ojos y enfoca tu atención en el espacio entre tus cejas intentando mantener la imagen del
objeto en tu cabeza durante tanto tiempo como puedas. Hazlo durante aproximadamente 10 minutos.

El objetivo de este ejercicio es alcanzar a tener una imagen clara de algún objeto antes de que tus ojos
se cansen.

10 Ejercicios para tener ojos sanos

Cuando te la pasas frente al monitor, ya sea por tu trabajo o estudios, para el medio día ya empiezas
a sentir cansancio en los ojos. Pero muy pocos pueden darse el lujo de apagar sus computadoras
y aplazar sus tareas para más tarde.

Por eso Genial.guru reunió 10 sencillos ejercicios para los ojos que puedes realizar fácilmente
en tu lugar de trabajo, no te tomarán más de 15 minutos.
Mira la oscuridad

Ubica tus codos sobre una mesa. Cierra los ojos y tápalos con tus
manos. Relájate y mira la oscuridad. Haz ese ejercicio durante 1-
3 minutos.

Mueve los ojos a los lados

Ponte de pie o siéntate derecho. Mira algún punto en frente de ti. Sin
mover la cabeza, lleva la vista a la izquierda. Enfócate en lo que ves.
Luego lleva los ojos a la derecha. También, enfócate en lo que ves
de ese lado. Mueve la vista de un lado para otro 5 veces. Repite el ciclo
3 veces.

Mueve los ojos arriba y abajo

Siéntate derecho y mira en frente. Sin mover la cabeza, mira hacia


arriba y enfócate en lo que ves. Mira hacia abajo. No tengas miedo
de arrugar la frente o fruncir las cejas. Mira 5 veces hacia cada lado.
Repite el ciclo 3 veces.

Mueve la mirada en diagonal

Mira derecho. Luego mira hacia abajo a la izquierda. Mueve la vista


en diagonal y mira hacia arriba a la derecha. Enfócate en lo que ves.
Repite el ejercicio 5 veces. Luego realiza los mismos movimientos hacia
el otro lado. Repite el ciclo 3 veces.

Rotación de ojos

Siéntate derecho y relájate. Mira hacia la izquierda y empieza a rotar


los ojos en el sentido de las manecillas del reloj. Haz 5 rotaciones
completas, y luego otras 5 en el sentido opuesto. Repite el ciclo
3 veces.
Enfoque cercano y lejano

Enfoca tu vista en un lápiz. Debe estar a 20-30 cm de tus ojos. Luego


lleva la vista a algún objeto lejano. Enfoca tu vista en él y empieza
a verlo en detalle. Luego nuevamente mira tu lápiz. Desvía la vista
de esta manera 5 veces. Repite el ciclo 3 veces.

Concentración 1

Siéntate derecho. Mira en frente de ti. Mira el punto entre las cejas.
Enfócate en lo que ves durante algunos segundos. Luego mira
nuevamente en frente de ti. Desvía la vista de esta manera 5 veces.
Repite el ciclo 3 veces.

Concentración 2

Siéntate derecho. Mira en frente de ti. Mira la punta de tu nariz durante


algunos segundos. Luego otra vez mira derecho. Hazlo 5 veces.
Repite el ciclo 3 veces.

Masaje. Opción 1

Cierra los ojos. Frunce tus cejas lo más que puedas durante 2-
3 segundos. Luego relaja los músculos alrededor de los ojos.
Nuevamente frunce las cejas. Repite 10 veces.

Masaje. Opción 2

Cierra tus ojos. Con cuidado, masajea tus párpados haciendo


movimientos circulares. Presiona levemente la piel. Haz
10 movimientos circulares primero en el sentido de las manecillas del
reloj; luego, en el sentido opuesto.
Actualmente, gozar de una buena vista es casi una proeza. Y no debe extrañarnos porque pasamos
demasiado tiempo frente a pantallas de computadoras, televisores y teléfonos inteligentes.

Genial.guru comparte contigo una selección de ejercicios que no sólo te ayudarán a conservar
la visión, sino también a mejorarla. Debes hacer estos ejercicios en un estado relajado, de máximo
confort, evitando la fatiga visual.

"Rayo"

En las horas de luz al aire libre, elige un objeto de estudio. La forma más idónea es apostar por
un letrero que se lea bien. Después de seleccionar ese objeto, ponte de pie para que la imagen
se difumine sólo lo suficiente para no ser legible, aunque brevemente se produzca una neblina, debe
leerse justo después de cada parpadeo.

A continuación, comienza a parpadear, mirando el letrero y centrando tu visión en el resplandor que


surge después de cada parpadeo. Trata de leer la inscripción en el momento de este resplandor.
Después de que el resplandor de una vista "aguda" haya desaparecido y la imagen se haya difuminado,
vuelve a parpadear de nuevo y trata de leer la inscripción otra vez.

El ejercicio puede hacerse durante una hora, cambiando los objetos para evitar la monotonía del patrón
a seguir. El primer día de clases, hay que parpadear, literalmente, cada segundo, y cuando
el resplandor de la vista "aguda" aumente notablemente, continúa con los siguientes ejercicios.

"Tiro al blanco"

Estando al aire libre, con luz de día, elige con la vista distintos objetos (blancos) para verlos a una
velocidad de uno por segundo. Hay que tener en cuenta que estén a diferentes distancias (desde
la punta de la nariz hasta el horizonte). Cada objeto (blanco), debe tener un foco y debe permanecer
enfocado para que, parpadeando con regularidad, podamos captar el resplandor de una vista "aguda".

En la etapa inicial, mientras que el resplandor todavía no es muy grande, parpadea en cada objeto
seleccionado (blanco), es decir, con una frecuencia aproximada de un parpadeo por segundo. Con
el aumento del resplandor puedes parpadear menos a menudo, es decir, no ya en cada blanco, sino
una vez por cada dos o tres. Como blancos, elegir sólo aquellos objetos en los que el ojo realmente
puede enfocar de forma nítida.
"Spiderman"

Estando al aire libre con la luz del día, elige como objeto del ejercicio un arbusto o árbol frondoso
(se puede utilizar cualquier otro objeto de tamaño similar) y entrando durante el parpadeo en el modo
de vista "aguda", empieza a envolver mentalmente el objeto con hilos imaginarios.

Acompaña cada vuelta con la vista enfocándola en el punto de contacto del hilo imaginario con
el objeto. Para mantener enfocada de forma permanente la zona activa del objeto, parpadea. De vez
en cuando cambia los objetos para mantener la pasión y la nitidez de la percepción.

"Descanso"

Cierra los ojos con las palmas de las manos sobre los párpados. La mano derecha sobre el ojo derecho
y el izquierdo con su homólogo. Los dedos en la frente se cruzan en la zona del "tercer ojo".

Lleva tu vista a la oscuridad, tratando en la medida de lo posible relajarte y abandonar las imágenes
visuales que te sean caóticas. Realiza este ejercicio hasta conseguir las sensaciones de confort
deseado.

"Péndulo"

Estando al aire libre con la luz del día, elige un objeto para el ejercicio. Para realizarlo, mejor usa algún
letrero fácil de leer y de tamaño considerable (por ejemplo, una tienda situada a lo lejos o una valla
publicitaria).

Parpadeando consigue el estado de la vista aguda. Enfoca tu vista en el letrero y empieza a moverlo
y columpiarlo moviendo el punto de la vista a lo largo de la inscripción y hacia atrás como si fuera
un péndulo, intentando, en la medida de lo posible, conservar el enfoque de la vista sobre el objeto.

Cuando se difumine vuelve a parpadear, entra en el modo de la vista "aguda" y sigue haciendo
el ejercicio. Ya cuando adquieras experiencia, puedes prescindir de la elección de un objeto concreto.

"Ídolo chino"

Elige el objeto para el ejercicio (los requisitos son exactamente los mismos que en el ejercicio
“Péndulo“). Parpadea, capta el resplandor de la vista ”aguda", enfoca la vista en el objeto y, moviendo
la cabeza de lado a lado, trata de mantener el enfoque en el objeto durante el mayor tiempo posible.

Cuando se difuminen las imágenes, vuelve a parpadear y sigue haciendo el ejercicio.

"El infinito"

Elige el objeto (los requisitos son los mismos que anteriormente). Parpadea, capta el estado de la vista
“aguda“ y moviendo los ojos trazando un movimiento similar al signo del ”infinito" trata de conservar
el enfoque sobre el objeto durante el mayor tiempo posible.

Mientras tanto, la cabeza debe moverse hacia la derecha (con el movimiento de los ojos hacia
la derecha) y a la izquierda (con el movimiento de los ojos hacia la izquierda), aumentando de esta
manera los tamaños horizontales del símbolo del infinito.
"Pulido"

Elige el objeto para el ejercicio (los requisitos son los mismos que para los ejercicios 5, 6 y 7).
Parpadeando entra en el modo de vista "aguda" y enfocando la vista sobre el objeto, empieza
a observar sus detalles (si el objeto elegido es un letrero, sus detalles son cada letra).

Observando estos detalles, haz suaves movimientos circulares con los ojos que recuerdan movimientos
puliendo algo. Procura conservar el enfoque sobre el objeto el mayor tiempo posible. Vuelve
a parpadear y sigue haciendo el ejercicio.

"Rayo de luz"

Para realizar este ejercicio se requiere de un tiempo soleado, pero se puede utilizar la luz solar
dispersada o una luz eléctrica (incluyendo la lámpara fluorescente)

Con firmeza, pero sin tensión, cierra los ojos y durante aproximadamente un minuto pon tu cara hacia
la fuente de luz (lo mejor es que esto sea el sol). El ejercicio se puede hacer cinco o seis veces al día.

El ejercicio para los ojos hace milagros, pero sólo si lo haces de manera regular. Genial.guru te ofrece
un conjunto de 10 ejercicios sencillos que no te tomará más de 10 minutos, y te ayudará a mantener
la vista aguda.

1. Parpadea con mucha frecuencia durante 2 minutos. Este ejercicio normaliza la circulación
sanguínea intraocular.

2. Haz unas rotaciones circulares con la cabeza: de lado a lado y de arriba hacia abajo. Este
movimiento activa tu circulación sanguínea.

3. Mira primero a la derecha, y luego mueve los ojos en una línea recta. Haz lo mismo
en la dirección opuesta.
4. Cierra los ojos y relájate. Se supone que la oscuridad contribuye al desarrollo de las células
sensibles a la luz en la rodopsina, sustancia necesaria para tener una visión clara.

5. Mueve los ojos en direcciones distintas: izquierda-derecha, arriba-abajo, en círculo, dibujando


un "ocho ".

6. Cierra los ojos por 3 a 6 segundos y luego ábrelos. Repítelo 7 veces. El ejercicio relaja los
músculos oculares y activa la circulación sanguínea.

7. Presiona los párpados superiores con los dedos, pero sin mucho esfuerzo, manten esa posición
por unos 2 segundos. Haz unas series de 4 a 5 veces. El ejercicio mejora el paso del líquido intraocular.

8. Dibuja con los ojos abiertos en el aire primero unas formas sencillas geométricas y luego
objetos y composiciones más complejos.

9. Cierra los ojos y mueve despacio los globos oculares de arriba-abajo. Repítelo de 5 a 10 veces.

10. Ubícate al lado de una ventana, enfoca la vista en algún objeto cercano (por ejemplo, algún
punto en el vidrio) y luego mueve la vista hacia un objeto remoto (una casa o un árbol). Repite unas
10 veces.
6 Ejercicios para tus ojos que deberías hacer cada día

Los ojos necesitan algo de ejercicio, especialmente si pasas mucho tiempo delante de una pantalla
cada día. Genial.guru eligió para ti algunos ejercicios fáciles que deberías hacer cada día para
mantener tus ojos saludables.

Todos los ejercicios deben ser realizados sin lentes, lentes de contacto, sin prisa y en un lugar tranquilo.

Para mejorar la circulación de sangre y el líquido interno del ojo

1. Cierra los ojos durante 5 segundos y luego ábrelos durante el mismo periodo de tiempo. Repite ese
ejercicio 8 veces.

2. Con ayuda del dedo índice, cierra los parpados y sin hacer presión masajea los globos oculares (con
movimientos en círculo) durante un minuto.

3. Hidromasaje. Después de despertarte, lávate los ojos con agua tibia y luego con agua fría.
En la noche, antes de dormir repite el procedimiento, pero inicia con el agua fría.

Para mejorar la adaptabilidad

4. Adhiere una marca de 5 milímetros de diámetro (que no sea transparente) al cristal de la ventana
de tal manera que quede a la altura de tus ojos. Ubícate a 35 centímetros del vidrio y elige un objeto
lejano (puede ser una rama de un árbol, una antena, un balcón, etc). Mira la marca durante 2 segundos
y luego pasa la mirada al objeto que has elegido y míralo durante 2 segundos, luego regresa la mirada
a la marca en la ventana.

Para la relajación

5. Cierra los ojos por algunos minutos e imagina algo agradable. Ahora frótate las palmas de las manos
y tápate con ellas los ojos (que están cerrados). Si quieres que el efecto sea más perceptible ubica las
manos de tal manera que tus dedos se encuentren sobre tu frente formando una cruz (una mano sobre
la otra) y las palmas sobre tus ojos.

Para fortalecer los músculos oculares

 Mira arriba y abajo con la mayor amplitud posible (hasta donde puedas).
 Dibuja un círculo con la mirada, Primero en el sentido de las manecillas del reloj, y luego en contra.
 Dibuja diagonales con la mirada.
 Dibuja diagonales con la mirada.
 Con la mirada sigue un arco cóncavo y luego otro convexo
 Mueve los ojos como dibujando un rombo.
 Dibuja corbatines con la mirada.
 Dibuja la letra S, primero en posición horizontal y luego en posición vertical.
 Dibuja arcos verticales; primero en el sentido de las manecillas del reloj y luego, al contrario.
 Pasa la mirada en diagonal desde la parte superior a la parte inferior de tu campo visual. Repite
el ejercicio iniciando desde el otro extremo superior.
 Intenta mirarte la punta de la nariz.
 Parpadea mucho, como si tus párpados fuesen las alas de una mariposa que está volando.