You are on page 1of 2

Democracia Escolar

La escuela parece ser un ámbito en donde es muy importante el ejercicio


temprano de la democracia. En los hechos, la democracia escolar debe ser
la capacidad de los mismos niños de elegir determinadas cosas,
sintiéndose así parte de su proceso de enseñanza y aprendizaje. En el momento
en el que son conscientes de su derecho a elegir, se supone, adquieren ahí
mismo su cuota de responsabilidad por la decisión que la mayoría ha tomado.

Es muy frecuente, de todos modos, que el ejercicio de la democracia en la


escuela sea realmente complicado. Sucede que la mayoría de los
establecimientos educativos manejan la presunción del desgano de los jóvenes
por el estudio, por lo que ven como único mecanismo para instarlos a tener un
buen desempeño escolar la autoridad, la severidad y la rectitud. Entonces,
es frecuente que los docentes más identificados con estas posturas crean que
todas las instancias de democracia escolar son inútiles, pues transfieren a los
niños un poder que no les debe ser dado en tanto no están preparados para
ejercerlo.

Creen ellos que el único rol de los niños en la escuela es el de incorporar, mal o
bien, los conocimientos que le son enseñados, tal vez subestimando la
formación ciudadana que también debería ser importante. Es también frecuente
que los docentes, aun sin caer en estas posturas ideológicas sobre la
enseñanza, no brinden instancias de democracia en la escuela porque nunca
han estado familiarizados con ellas y con su importancia.

EJEMPLO
 Uno de las primeras cuestiones que los docentes inculcan es el hecho de no
interrumpir a otro cuando está hablando. Si bien cumple una función organizativa
dentro del aula, es un excelente patrón democrático ligado al respeto por la opinión
ajena.
 Cuando el curso debe elegir un delegado, situación en la que se aplican los
mecanismos de la democracia directa.
 En ocasiones, el docente deja que los alumnos elijan el color del que se pintará la
pared del curso.
 En el jardín de niños, suele ocurrir que el curso cuenta con un elemento (un libro, un
juguete o una mascota) que cada semana va a la casa de uno de los alumnos. La
igualdad en el derecho a la pertenencia es un valor democrático, ligado al indispensable
cuidado de los bienes públicos.
 Es habitual que cuando los docentes descubren una travesura, busquen identificar al
responsable. Un alumnado que ha sido educado democráticamente, se espera, no tendrá
tantos inconvenientes para que el responsable se haga cargo de sus actos.