You are on page 1of 5

Introducción

A través de los últimos años muchos han sido los pedagógicos, los
psicólogos, los docentes, quienes han señalado la importancia y necesidades de
ofrecer al niño y niña variadas y suficientes estimulaciones que faciliten el
desarrollo del lenguaje oral y la adquisición de destrezas lingüísticas como una
forma de garantizar una mejor evolución en las áreas fundamentales de su
personalidad.

El nivel de comprensión y expresión verbal del niño resulta determinante


para el desarrollo personal, su integración social y, por supuesto, su éxito escolar.
El lenguaje oral debe constituir, pues un elemento clave en las actividades de una
clase de preescolar. Esto es lo que muchos maestros ven cada vez más claro de
los niños y las niñas. Hay que mantener el lenguaje en su forma integral y
estimular a los niños y las niñas a usarlo de manera funcional, guiados por
propósitos personales y para satisfacer sus propias necesidades. Este
descubrimiento tan básico y sencillo está conduciendo a cambios drásticos e
innovadores en el aula.

El área del lenguaje concebida dentro del currículo de preescolar está


destinada a brindar al niño la oportunidad de interactuar con otros niños, niñas y
adultos que le permitan una comunicación eficaz y efectiva, la cual le ayudará a
interactuar y expresarse con sensibilidad.

El lenguaje oral es uno de los recursos que en la vida preescolar debe


tomar como parte importante para satisfacer las necesidades de comunicación de
los niños y las niñas. Debido a su inmensa calidad de expresión y sus
posibilidades para desarrollar la capacidad lingüística. Este ofrece una vía directa
para la manifestación de acciones y sentimientos, por lo cual es parte fundamental
de cualquier de cualquier programa educativo para niños y niñas de preescolar.
La formación del lenguaje vincula a la escuela, a la vida y permite al niño y
a la niña descubrir su entorno verbal; asumir un papel activo en su propio
desarrollo social, afectivo e intelectual, ponerlo desde temprana edad en contacto
con los recursos necesarios para comunicarse con las personas a su alrededor,
para expresarse de acuerdo con sus ideas e intereses tomando en cuenta la
madurez y su percepción del mundo.

La capacidad de desarrollar el lenguaje no se aplica por sí sola, necesita del


medio del adulto, de otros niños y niñas para conseguirlo. El lenguaje es una
destreza que se aprende de forma natural en la medida que el niño y la niña
interactúan con su entorno social. Parece evidente que la evolución del lenguaje
en el niño y la niña de preescolar no es independiente del ambiente verbal al que
está expuesto. De modo que un deficiente manejo de estrategias y habilidades
para fomentar adecuadamente el lenguaje oral es imprescindible durante esta
etapa. Sin embargo en algunos centros educativos la atención a este aspecto es
prácticamente nula.

En tal sentido, esta investigación tuvo como propósito fundamental el


diseño y aplicación de estrategias para el fortalecimiento del lenguaje oral en los
niños y niñas del Centro de Educación Inicial Luis Felipe Turmero ubicado en la
parroquia Areo, Municipio Cedeño Estado Monagas.

En este concepto concebimos la lengua oral como un acto de expresión de


pensamiento que constituye no solamente un instrumento de comunicación sino
como reflexión del conocimiento.
Lenguaje Oral y su Estimulación

En los países latinoamericanos se ha comprobado que el desarrollo del


lenguaje depende de las relaciones entre niños y niñas, con los otros miembros
familiares y que los sujetos procedentes de medios urbanos superan a los medios
rurales en cuanto a nivel de vocabulario. Al respecto Piaget (1975:17) señala que
“el lenguaje comienza a aprenderse desde los primeros años de vida y su proceso
de adquisición prosigue a lo largo de todas las experiencias de la vida del ser
humano”. El señaló como pedagogo la importancia en el niño y la niña en la
adquisición de habilidades lingüísticas desde su nacimiento, lo que influirá en su
crecimiento a fin de desarrollar otras áreas que influencien su personalidad. Sus
planteamientos aún tienen vigencia y resulta de gran utilidad conducir ese proceso
desde el hogar, basamento importante que se continuará en el preescolar de
manera conjunta.

Afianzamiento de las Estrategias Comunicativas: De 3 a 5 años.

La etapa de 3 a 5 años es de gran incremento de los usos comunicativos.


En esta etapa el niño y la niña van a ser capaces de iniciar conversaciones,
realizar preguntas de todo tipo, sugerencias, descripciones, explicaciones, entre
otros… Incluso la función reguladora llega al punto en que el niño y la niña tienen
claro que van a decir para llamar la atención o para terminar la conversación. El
niño – niña también tiene adquirida la función expresiva asó como son capaces de
imitar a otros.

Esto significa que el niño y la niña de 5 años tienen en el plano fonológico


prácticamente todos los fonemas del castellano diferenciados, las estructuras
morfosintácticas se encuentran asimiladas en su mayor parte, en cuanto al nivel
pragmático tiene desarrolladas las funciones del lenguaje que le permiten
conseguir y modificar cosas, expresar sensaciones o experiencias, pedir objetos e
interactuar con los demás. De acuerdo a Villiers (1984:131-132) explica que “la
relación de cada uno de los adultos favorece al niño en el desarrollo, no sólo
ayudándole en sus adquisiciones, sino también atribuyéndole cada vez mayor
capacidad y destreza haciéndole revivir situaciones que van más allá de sus
posibilidades madurativas”.

El proceso comunicativo entre el niño y el adulto, la influencia educativa que


éste ejerce mediante una serie de pautas de interacción en las que sus
intervenciones van por delante del nivel de competencia afectiva del niño, tiene
importante papel en el desarrollo de su capacidad lingüística. Según Barrera
(1987: 181) expresa que “el lenguaje es sobre todo la representación interna de la
realidad que se construye a través de un medio de comunicación aceptado
socialmente”.

En los últimos años muchos han sido loa pedagogos, psicólogos, los
docentes quienes han señalado la importancia y necesidades de ofrecer al niño y
la niña variadas y suficientes experiencias que estimulan el desarrollo de su
lenguaje y la adquisición de destrezas lingüísticas como una forma de garantizar
un mayor desarrollo en las áreas fundamentales de su personalidad.

Metodología

La metodología seleccionada se fundamenta en la investigación - acción –


participativa definida por Hurtado (1996: 64) como “aquella cuyo objetivo consiste
en modificar el sistema estudiado, generando y aplicando sobre él una
intervención especialmente diseñada, se inicia con las fases exploratoria y
descriptiva”. Según lo expresado por la autora, este trabajo de investigación se
inscribe en la perspectiva de la realidad el aula y de los factores que están
afectando la propia práctica educativa de la investigadora, la cual busca estudiar
las causas que la están originando, para así encontrar la solución”.
La obtención de información para esta investigación se apoya en la técnica
de observación directa, ya que los datos se están percibiendo directamente entre
el investigador y la muestra, por estar involucrada en el mismo contexto de
estudio, lo que contribuye a realizar los planteamientos adecuados al
comportamiento del docente y el alumno. Además se llevó un Registro de
Actividades realizadas en el aula para evaluar las actividades de expresión oral
aplicadas a los niños y niñas.

Propuesta de Innovación Educativa

La innovación educativa trata de estimular el lenguaje oral en Educación


Inicial, fue realizado en el Centro de Educación Inicial “Luis Felipe Turmero”
ubicado en la parroquia Areo, Municipio Cedeño Estado Monagas, con el propósito
de crear estrategias que puedan ser útiles a los docentes de educación infantil en
el proceso de formación de la comunicación. Oral. En esta innovación educativa
se presentan diversas actividades con sus respectivas estrategias. Se considera
de fundamental importancia el lenguaje oral como medio de comunicación en el
mundo y para todas aquellas personas que pertenecen a la comunidad escolar.