You are on page 1of 2

“Naturaleza” y “Cultura” en la Grecia

Antigua: en torno a la fundación del


espacio “político” griego.
Las investigaciones antropológicas sobre las llamadas «culturas primitivas»
están de acuerdo en que en ellas no funciona todavía la distinción entre
naturaleza y cultura. No hay una frontera entre lo humano y lo no-humano,
entre la «cultura» del hombre y la «naturaleza» neutralizada y mecanizada
(esta noción está ausente), sino más bien una continuidad entre lo uno y lo
otro. Por lo que se refiere al estudio de los relatos sobre el establecimiento
de cultura en la Grecia Antigua, la situación de partida es doble. Por una
parte, la relación de los griegos con su entorno natural reconoce una
continuidad entre «naturaleza» y «cultura» (los accidentes «físicos» son
elementos de cultura, no de naturaleza). Por otra parte, el conocimiento y la
cultura se conciben como separación y control de lo que de ese modo queda
constituido como «naturaleza» (y también, en otro sentido, de lo
«bárbaro»). La noción griega de asentamiento humano comporta la idea de
conquista cultural en el sentido más básico de la palabra «cultura»: la
cultura, o sea, el cultivo, se arranca al bosque sin cultivos; a la vez, los
campos de cultivo se conciben como parte constitutiva del territorio
cultural y político. De hecho, el verbo que traducimos por «fundar» (por
ejemplo un altar o una ciudad) se refiere básicamente al acondicionamiento
de un terreno para el cultivo, la rotura y el desbroce implicados en el ganar
un espacio para el hombre.

El establecimiento de «cultura» comporta pues una ambigüedad


fundamental: la conquista «cultural» es separación y ruptura, incluso
destrucción y violación de algo. En Grecia misma los marcadores culturales
(agricultura, navegación, pólis, etc.) son interpretados de forma
ambivalente: por un lado, son un logro de los hombres, eso que los separa
de los animales; por otro, estos logros son vistos como transgresiones o
síntomas de decadencia. De manera interesante para el intérprete moderno,
los relatos griegos acerca del surgimiento de la cultura sugieren cierta
pérdida como resultado de las llamadas actividades «culturales» del
hombre, pues, consistiendo estas en la domesticación, intervención y
dominio de la naturaleza, sugieren en cierta manera la tendencia a lo que
luego, cuando lo que haya no sea ya Grecia, será el problema de la
«técnica».
Temario
Tema 1: Consideraciones preliminares sobre la noción
griega de «naturaleza»
Tema 2: Naturaleza vs. pólis en la Ilíada: la écfrasis del
escudo
Tema 3: Marcadores culturales en la Odisea (I): Lotófagos
Tema 4: Marcadores culturales en la Odisea (II): Polifemo
Tema 5: Marcadores culturales en la Odisea (III): Eolo
Tema 6: Marcadores culturales en la Odisea (IV): Circe
Tema 7: Marcadores culturales en la Odisea (II): Calipso
Tema 8: Paralelos: El Génesis y el Gilgamesh
Tema 9: La «oda al hombre» en Antígona y las
ambivalencias de la cultura