You are on page 1of 7

FACULTAD DE DERECHO

ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE DERECHO

COMPETENCIA COMUNICATIVA

TEMAS:
EL DELITO DE TRAFICO ILEGAL DE DROGAS

AUTORES:

LUIS CARLOS RIMAICUNA RUIZ

FRANK URCIA LLUEN

HUALTER IVO CORONADO VASQUEZ

DOCENTE:

ROSA ELIANA SALAZAR CABREJOS

AULA Y TURNO:

305 – MAÑANA
DEDICATORIA

- Dedico este trabajo principalmente a Dios por habernos dado la vida y permitirnos
haber llegado hasta este momento tan importante de nuestra formación profesional

- Nuestra familia por habernos apoyado en todo momento, por sus consejos, su
valores, por la motivación constante que nos ha permitido ser unas personas de
bien, pero más que nada, por su amor, ya que sin el apoyo de ellos no hubiésemos
logrado este paso de encontrarnos en la universidad .

- También a nuestra profesora ROSA ELIANA SALAZAR CABREJOS por haber


tomado la excelente decisión de hacerse participes en el arte de enseñar y poco a
poco formarnos como futuras cabezas de nuestros propios hogares
Sé que estas palabras no son suficientes para expresar mi agradecimiento, pero
espero que, con ellas, se den a entender mis sentimientos de aprecio y cariño a
todos ellos.
ÍNDICE

Índice ……………………………………………………………………………………...3

Introducción ………………………………………………………………………………4

Delito del tráfico de drogas ……………………………………………………………..5


a. Producción, tráfico y consumo de drogas en América latín………………………....6
b. Dosis mínimas y máximas en tráfico de drogas ……………………………………………………7
INTRODUCCION

- El tráfico ilegal de droga es uno de los delitos más penados en las distintas
legislaciones mundiales, debido a que son delitos que atentan contra la salud
de las personas gravemente.
- A fines de los años ochenta, el Perú confrontó una severa crisis de
gobernabilidad que amenazó destruir la precaria organización estatal y
disolver los débiles lazos integradores de la sociedad peruana que hizo temer
que sus efectos se propagaran a los países vecinos y derivaran en un
conflicto regional.
- En la actualidad el tráfico ilícito de drogas se da tanto nacional como
internacional, prácticamente en todos los países se trata sobre el
narcotráfico, el narcodolar, las estupefacientes que preocupa a un número
importante de organismos, tanto como gubernamentales como no
gubernamentales. En una conferencia de la ONU se considero que la droga y
la drogadicción como males del siglo, estos males avanzan de una forma
asombrosa y descontrolada. Hoy en día en nuestro país y en el extranjero
hay un gran aumento de drogadicción en la juventud y en menores de edad,
En los últimos 15 años el uso de la droga ha generado su tráfico ilícito con
incrementos económicos gigantescos, formándose empresas de narco o
cocadólar
EL TRAFICO ILEGAL DE DROGAS

El tráfico ilegal de drogas también denominada comúnmente como narcotráfico,


constituye un problema social, político y económico, generando mayor inseguridad y
violencia en la sociedad. Las prohibiciones y el endurecimiento de las penas se
muestran inútiles, existe una huída hacía el derecho penal como política criminal más
aparente que otra cosa, si se tiene en cuenta que en corto espacio de tiempo el
Código Penal ha sufrido dos reformas sustanciales en materia de drogas, ampliando
la materia de lo punible e incrementando las penas, introduciendo tímidas, medidas
correctoras no del todo satisfactorias. El endurecimiento penal y policial presenta
problemas importantes cuando se trata de organizaciones criminales, que
excepcionalmente, muy de cuando en cuando caen en las redes de la justicia. En
consecuencia hay que seguir llamando la atención sobre unos hechos preocupantes,
por un lado el costo económico que supone mantener un sistema judicial que atribuye
una gran dedicación a este tipo de delincuencia, así como todos los temas
relacionados o derivados directamente de ella, los tribunales son auténticas
narcosalas, la policía y el sistema penitenciario derrochan esfuerzos, unos a investigar
y otros a custodiar y hacer cumplir las sanciones, por otro lado se puede discutir si es
una cuestión de demanda o de oferta de la droga, pero lo que es cierto es que la
prohibición empeora las cosas. Por estas razones, los movimientos que propugnan la
despenalización y liberalización de la droga están admitidos y medianamente
regulados.
a) PRODUCCION, TRAFICO Y CONSUMO DE DROGAS EN AMERICA
LATINA:
Los problemas asociados a la producción, el tráfico y consumo de drogas en América
Latina afectan la calidad de vida de la población, están ligados a formas de exclusión
social y debilidad institucional, generan mayor inseguridad y violencia, y corroen la
gobernabilidad en algunos países. No es de extrañar, pues, que en el contexto político
internacional el tema de las drogas ha ido adquiriendo peso y presencia progresiva, y
los acuerdos intergubernamentales en esta materia se extienden cada vez más. En
relación a la producción, América Latina concentra la totalidad de producción global
de hoja de coca, pasta base de cocaína y clorhidrato de cocaína del mundo. Posee,
además una producción de marihuana que se extiende hacia distintos países y zonas,
destinada tanto al consumo interno como a la exportación. Y, crecientemente,
produce amapola y elabora opio y heroína. En relación con el tráfico, la zona del
Caribe sigue siendo la ruta más frecuente para el tráfico de drogas hacia los Estados
Unidos, pero la ruta del Pacífico, pasando por América Central, ha ganado
importancia relativa. Recientemente ha cobrado importancia el transporte fluvial
desde los países productores de coca-cocaína a través de Brasil. El problema del
consumo afecta principalmente a la población juvenil y a los varones más que a las
mujeres. La marihuana, seguida de la pasta base de cocaína, el crack y el clorhidrato
de cocaína son las drogas ilícitas de mayor consumo en la región, generando mayores
problemas en jóvenes de alta vulnerabilidad social. Según los datos que proveen los
centros de tratamiento, el alcohol y el tabaco, seguidos por la marihuana, son las
drogas de inicio más frecuentes de los pacientes atendidos en centros de tratamiento;
pero las drogas ilícitas de mayor impacto en la salud son la cocaína, la pasta básica
y el crack. Los gobiernos han tomado medidas y formulado planes nacionales para
reducir tanto la demanda como la oferta, colocando especial énfasis en el control de
la producción y el tráfico de drogas, las campañas de comunicación y prevención, el
fortalecimiento jurídico e institucional, y la mayor cooperación internacional para el
control del tráfico de drogas y lavado de dinero. Entre los criterios compartidos por los
gobiernos destaca también la mayor focalización de la prevención y el tratamiento en
grupos de mayor vulnerabilidad social; progresiva municipalización de la prevención,
privilegiando la comunicación cara a cara; sistemas integrados de información tanto
respecto del consumo como de la producción y el tráfico; y una legislación que permita
mayor eficacia de las acciones de control sobre la oferta de drogas y los delitos
conexos.
b) DOSIS MÍNIMAS Y MÁXIMAS EN TRÁFICO DE DROGAS:
-Definición de notoria importancia en el tipo delictivo
El Acuerdo del Pleno de la Sala II del Tribunal Supremo de 19 de octubre de 2001,
desde una perspectiva de legalidad consideró que en lo referente al subtipo agravado
de notoria importancia, que el mismo venía determinado por un concepto normativo
cuyo alcance no ha sido fijado a priori por el legislador, sino que tiene que ser
precisado valorativamente por el juzgador. Debiendo tener en cuenta, a efectos del
principio de proporcionalidad que debe interpretarse el límite entre lo habitual y lo
notoriamente importante. En base a lo cual, decidió determinar a partir de las
quinientas dosis referidas al consumo diario que aparece actualizado en el Informe
del Instituto Nacional de Toxicología de 18 de octubre de 2001, la agravante
específica de cantidad de notoria importancia de drogas tóxicas, estupefacientes o
sustancias psicotrópicas, prevista en el art. 369.3º del CP; manteniéndose el criterio
seguido por esta Sala II de tener exclusivamente en cuenta la sustancia base o tóxica,
esto es, reducida a pureza, con la salvedad del hachís y de sus derivados. Estos
delitos relativos a drogas tóxicas son delitos de peligro con los que se pretende evitar
una futura lesión del bien jurídico protegido que en este caso es la salud pública,
bastando la puesta en peligro para la comisión de un hecho delictivo. Pero la mera
presencia de una cantidad de droga no puede implicar la existencia de un delito si no
se acompaña de un cierto riesgo, riesgo que debe de ser determinado en primer lugar
de manera objetiva estableciendo unos parámetros y en segundo personalizándolo
según las circunstancias concretas del caso y del autor. No estando regulado ni en el
Código penal ni en legislación posterior, ha sido la jurisprudencia la que ha tenido que
ir marcando las pautas de lo que se considera una cantidad insignificante para crear
una situación de riesgo. Según el Acuerdo del Pleno de la Sala 2ª del Tribunal
Supremo de 19 de noviembre del 2001, la agravante especifica de notoria importancia
prevista en el artículo 369.3 del código penal se determina a partir de las 500 dosis
referidas al consumo diario de cada una de las sustancias según el informe del
Instituto Nacional de Toxicología de 18 de octubre de 2001. Algunos ejemplos da
cantidades de notoria importancia:

 Heroína 300 gr.


 Morfina 1.000 gr.
 Metadona 120 gr.
 Cocaína 750 gr.
 Marihuana 10 Kg.
 hachís 2,5 Kg.
 Aceite de hachís 300 gr.
 LSD 300 mg
 MDMA (éxtasis) 240 gr.
 Anfetaminas 90 gr.