You are on page 1of 4

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Destacado jurado calificador, profesor José Barturén Sánchez, compañeros todos. Soy la
estudiante Greting Cruz Flores del II Ciclo de Derecho de esta Universidad. En esta oportunidad
discursaré sobre la Violencia contra la mujer.

La Violencia contra la mujer, es una atrocidad cometida contra los derechos humanos en
nuestros tiempos. Desde que nacen hasta que mueren, las mujeres se enfrentan a discriminación
y la violencia de la comunidad y de la familia. Cada año millones de niñas y mujeres sufren
violaciones y abusos sexuales a manos de familiares, hombres ajenos a la familia. Y este no es el
único caso de violencia, también existen los acosos callejeros, etc. Constituye indudablemente una
problemática en nuestros tiempos.

Frente a esta realidad propongo luchar por crear una cultura de respeto hacia las mujer,
que se sientan libres y seguras al andar por las calles, al estar en sus trabajos, en la escuela, a
que se desenvuelvan y realicen todas sus actividades con paz.

Cuantas veces por los diferentes medios de comunicación hemos visto el constante abuso
que se comete contra la mujer y muchas veces ni siquiera es tomado con mucha importancia o tan
solo pasa por desapercibido, convirtiéndose en algo común en nuestra vida. Además la violencia
contra la mujer se inscribe en el plano de los significantes colectivos, por lo que se han desarrollado
y sedimentado en los imaginarios sociales prácticas discriminatorias que violentan la integridad
física y psicológica de las mujeres. Aunque las culturas por su dinamismo cambian, la violencia
ejercida contra la mujer por razón de su género se mantiene como un persistente y grave problema
mundial que afecta diariamente a millones de mujeres.

La Violencia puede ser de cuatro tipos: Psicológica, física, sexual y social.

La Violencia Psicológica según Carballal (2008) son “conductas que producen daños
morales o sufrimiento”. En esta violencia son comunes, las desvalorizaciones (críticas y
humillaciones permanentes; desprecio de sus opiniones, de sus actividades o de su cuerpo),
posturas y gestos amenazantes, culpabilización a ella del comportamiento violento e indiferencia
Para Larraín: Son víctimas de Violencia Física: Todos aquellos casos en que su
cónyuge/conviviente alguna vez empujo o zamarreó, les pegó una cachetada o puñete, las pateó
o mordió, las golpeó con un objeto, las forzó a tener relaciones sexuales, las quemó, las amenazó
con un arma o usó un arma para agredirlas, no hay violencia física sin previa agresión psicológica.

La Violencia Sexual según Corsi es el establecimiento forzado de relaciones eróticas, sin


la más mínima contrapartida afectiva o a la imposición de conductas percibidas como degradantes
por la víctima. También el intento, la amenaza o el acto real de contacto sexual con una persona
que no ha dado su consentimiento o no es capaz de dar su consentimiento.

Y por último la Violencia Social para Almonacid et al (2006) que es una conducta aprendida
a partir de modelos sociales que la definen como recurso válido para resolver conflictos, por lo
tanto, también sería posible aprender a resolver las situaciones conflictivas de manera no violenta”.
“La violencia toma distintas formas en nuestras sociedades, todas ellas alteran la convivencia social
y las relaciones dentro de los Estados y muchas veces, estas alteraciones se suceden entre los
Estados.

Las estadísticas de violencia contra las mujeres ponen al descubierto la existencia de una
tragedia de dimensiones mundiales desde el punto de vista de los derechos humanos. Al menos
una de cada tres mujeres ha sido golpeada, obligada a mantener relaciones sexuales o sometidas
a algún otro tipo de abusos en su vida. Según el INEI el 37,5 % de mujeres han sido víctimas de
violencia, pero sea cual fuere el número, este es un problema alarmante que vive la mayoría de
mujeres peruanas.

En consecuencia, este problema no puede ser asumido de manera aislada como


situaciones que se desencadenan únicamente entre determinadas personas, culturas o
comunidades. Lamentablemente, constituye una grave violación a los derechos humanos, al punto
que sobrepasa las fronteras, los niveles económicos, sociales y las creencias religiosas; todo ello
conduce a que la mujer no sea asumida como sujeta de derechos, por lo que colectivamente se va
legitimando y tolerando la violencia ejercida hacia ella.

Tanto Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, con el Ministerio de Cultura deben


trabajar en coordinación para establecer políticas de gobierno que permitan que la convivencia
pacífica y armónica no sea algo esencialmente doctrinario sino algo real, , estoy segura que tanto
la sociedad, la justicia y la humanidad nos lo agradecerán. Todos somos conscientes que la
Violencia contra la mujer, es una atrocidad cometida contra los derechos humanos en nuestros
tiempos.

Rompamos esa cadena, rompamos ese ciclo pérfido que está carcomiendo a nuestro país.

Gracias...
BIBLIOGRAFÍA:

 CORSI, Jorge, Violencia familiar, una mirada interdisciplinaria sobre un grave problema
social, Buenos Aires, Paidos, (19999.
 CARBALLAL, Alicia, Evaluación forense de la huella psíquica como prueba de cargo en
casos de víctimas de violencia de género,(2008).
 Núñez & Castillo (2014, II Edición
 LARRAÍN, S. (1994). La violencia puertas adentro: la mujer golpeada. Santiago
de Chile Editorial Universitaria.