You are on page 1of 4

ESCUELA SUPERIOR POLITECNICA DE CHIMBORAZO

Nombre: Ricardo Yuquilema T.


Materia: Administración Empresarial y Recursos Humanos
Fecha: 21 de mayo de 2018

BIOGRAFÍA DE ABRAHAM LINCOLN

Abraham Lincoln nació en cercanías de la ciudad de Hodgenville, del estado de Kentucky, el 12 de febrero
del año 1809, y murió en Washington D.C. el 15 de abril del año 1865. Fue un reconocido abogado,
político y el decimosexto presidente de los Estados Unidos. Es considerado uno de los mandatarios más
influyentes pues: contribuyó a mejorar la economía estadounidense, abolió la esclavitud, fortaleció el
sistema de gobierno federal, entre muchas otras acciones memorables.

Abraham Lincoln nació en una humilde cabaña construida en las proximidades de Hodgenville como
segundo hijo de Thomas Lincoln y Nancy Hanks, una pareja de agricultores que abandonaron Virginia y
como muchos otros viajaban al Oeste. Dos años después, al percatarse que la tierra no era apta para el
cultivo, Thomas decide mudarse a otro terreno cercano que sea más próspero.

Para el año de 1815 Abraham Lincoln ingresa a la escuela para aprender los saberes básicos de lectura,
escritura y matemáticas, sin embargo, él consideraba que aprendía más en el campo. Al año siguiente,
la familia se marcha hacía Indiana debido a los intentos de confiscarles el terreno que compraron y
trabajaron, era necesario partir a un lugar donde el derecho de propiedad estuviera garantizado. En
1818, Nancy contrae una hipocalcemia que le provoca la muerte, ese mismo día construyeron su ataúd
que luego Abraham decoró con listones.

Aproximadamente entre los años 1818 a 1819 Thomas conoce a Sara Bush, una mujer que también había
enviudado y con la que posteriormente se casaría. Abraham congenia bien con su nueva madre junto
con los tres niños que ella traía consigo. Debido a la condición de pobreza que sufría la numerosa familia,
Abraham optó por ayudar trabajando para sus vecinos, lo que posiblemente contribuyó al desarrollo de
su prominente estatura. Pese a que se le consideraba gran conversador, alguien confiable y hábil en las
tareas que se le pedía realizar, era catalogado como perezoso por estar siempre enfrascado en
actividades de lectura o reflexión.

En 1830 la familia se muda nuevamente, esta vez a Decatur en el estado de Illinois. En este lugar Abraham
Lincoln desempeñaría el trabajo de remero de un batel, el cual era utilizado para transportar pocas
personas por el rio Misisipi hasta Nueva Orleans. En 1832, Abraham llega a la edad considerada para
que un joven pueda valerse de sí mismo, por lo que regresa a Illinois para establecerse en la recién
fundada ciudad de Salem.

En aquel mismo año estalló la Guerra de Halcón Negro, en este enfrentamiento entre colonos e indios
Sank se disputaban las tierras cercanas al Misisipi. Abraham Lincoln decide inscribirse en el servicio
militar, obteniendo rápidamente el mandato de un pequeño pelotón debido a sus actitudes como
soldado. Al regresar a Salem gozó del reconocimiento de sus vecinos, quienes lo alentaron a participar
en las elecciones para la cámara legislativa del Estado en el partido Whig, candidatura que terminó en
derrota.

Al año siguiente, gracias a la ayuda de algunos amigos Abraham consigue el puesto de administrador de
correos, pero los escasos ingresos le obligaron a realizar otros trabajos para garantizar un buen sustento.
Al convertirse en asistente para el agrimensor del condado, puede dedicar tiempo sus estudios
autodidactas de geometría, trigonometría y agrimensura rectangular. En 1834 se postula nuevamente a
la legislatura, obteniendo la victoria.

Motivado por uno de los jefes del partido de Whig se dedica al estudio de las leyes, licenciándose en
derecho para el año de 1836. En diciembre de ese mismo año participó en la décima asamblea general
de Illinois, en que formó parte activa en el desarrollo de leyes y reformas, manifestando también su
posición en contra de la esclavitud, por ser un modelo injusto que refleja una mala política. Lincoln por
aquellos momentos sufría severos cambios de humor que iban de apasionado a depresivo, la razón fue
el fallecimiento de su primer interés romántico: Ann Rutledge, hecho que le dejó abstraído un corto
tiempo de cualquier actividad que desempañaba.

Para 1842 contrae matrimonio con Mary Todd, una dama proveniente de una familia bien acomodada y
con buenas relaciones con la que tiene tres hijos. En 1846 es elegido como un miembro de la cámara de
representantes en Washington, en este lugar ganó detractores por su participación en los movimientos
abolicionistas, además de criticar la Guerra de Estados Unidos-México que conllevó a la incorporación
de Texas y Nuevo México como Estados de Norte América. Esta posición en contra de la expansión del
territorio estadounidense le costó una considerable suma de votos en las elecciones al senado en 1849,
provocando que abandone la política y sólo se dedique a la abogacía.

Luego de aproximadamente cinco años en el anonimato y tras desintegrarse el partido Whig, reaparece
Abraham Lincoln como un miembro fundador del Partido Republicano en Illinois, para combatir las
posturas del senador Stephen A. Douglas. Los debates que sostenía con éste, hicieron que el nombre de
Abraham Lincoln tomara fama más allá de Illinois, perfilándolo hacia finales de 1859 como posible
candidato a la presidencia. Aunque vaciló en aceptar postularse, entrado el año de 1860 aceptó la
propuesta.

La campaña de Abraham Lincoln proclama tres factores fundamentales: la abolición de la


esclavitud, reparto de tierras en el Oeste del país y el comercio de los productos propios. Pese a la falta
de experiencia política, el carisma y la capacidad oratoria de Lincoln ganaron la simpatía de los votantes,
quienes lo consideraron la mejor opción para dirigir el país. La respuesta de los Estados esclavistas fue
inmediata, descalificando a Lincoln, separándose de Estados Unidos para consolidar los Estados
Confederados de América. Al no vislumbrarse una posibilidad de acuerdo, el 12 de abril del año 1861
estalla la Guerra de Secesión.

El rápido análisis y liderazgo de Lincoln en el manejo de las tropas con la ayuda del general Ulysses S.
Grant, sumado a la Proclamación de emancipación de los negros, ayudó debilitar las fuerzas del bando
contrario. Para 1864 culminaba su primer periodo presidencial y se postula para la reelección
prometiendo dar fin a las guerras, obteniendo en 1865 la continuidad de su gobierno y el cese al fuego.

Lincoln esperaba culminar su segundo mandato para retirarse definitivamente de la política y sólo
desempeñar la abogacía en Springfield. Sin embargo, el 14 de abril mientras él en compañía de su
esposa asistían a la representación de la obra Our american cousin en el teatro Ford, un hombre entró
a su palco aprovechando un descuido en la vigilancia, propinándole un disparo mortal en la cabeza.
Aunque se le trato con prontitud murió a las siete de la mañana del día siguiente. El cuerpo fue llevado
en una larga procesión en tren por varios Estados, actualmente sus restos se encuentran en el
cementerio Oak Ridge en la capital de Illinois.
Cualidades de Abraham Lincoln

Generosidad

Uno de los rasgos más fuertes de Lincoln era su generosidad hacia los demás.

Modesto, pero con confianza en sí mismo

Su confianza se notaba de muchas maneras, sobre todo al elegir tres rivales para su gabinete.

Habilidades políticas

Lincoln tenía una gran habilidad para medir el pulso del sentimiento público. Y comprendió que uno de
sus papeles más importantes era educar a la gente y formar la opinión pública.

Respeto

Desde que inició su carrera política, Lincoln luchó por ganarse el respeto de las personas que lo conocían.
Cuando se postuló por primera vez en New Salem, casi todo el pueblo cercano a él votó por su
candidatura.

Humildad y lucha

Lincoln nunca olvidó de donde venía y que nunca recibió más de un año de educación formal. Sabía que
no había crecido en los círculos políticos y adinerados, pero luchó para que estas “desventajas” no lo
limitaran.

No a la tristeza

Aunque este presidente tenía muchas razones para estar triste, perdió varios hijos, siempre buscaba
estar de buen humor y utilizaba sus experiencias como anécdotas.

Buen narrador

Lincoln es reconocido en la historia como un narrador increíble, capaz de involucrar a las personas en
sus historias porque eran cercanas a la realidad de los estadounidenses de clase baja.

Consejos y críticas

Este líder siempre aceptaba críticas y observaciones, pero no temía seguir su propio instinto cuando lo
creía conveniente. Además, era capaz de aceptar elogios y votos de confianza sin que “se le subieran” a
la cabeza.

Evitar los conflictos

Aunque irónicamente fue presidente durante la Guerra civil norteamericana, Lincoln evitaba los pleitos
infundados hasta no escuchar a todos los involucrados y, de ser necesario, no se metía en un problema
si consideraba que su presencia empeoraría las cosas.

Amistad

A donde quiera que fuera, Lincoln hacía amigos y su corazón estaba abierto a diferentes formas de ver
la vida.

Sin rencores
Tiempo después de las elecciones en Illinois, Lincoln y Trumbull se hicieron buenos amigos y, aunque no
se llevó bien con el republicano Edward Stanton, lo nombró secretario de Defensa porque creía que era
lo mejor para el país.

Conocía a su gente

Lincoln tenía la capacidad de identificar los puntos fuertes de los demás y sus áreas de oportunidad. Por
eso, al elegir su gabinete, optó por la mejor persona para cada cargo, sin importar si eran miembros de
su partido o de los demócratas.

Constancia

El discurso de Lincoln nunca fue veleta, sino que se mantenía en sus principios. De hecho, opinaba que
la esclavitud debía permanecer en los estados que aún la practicaban, y mantuvo esa filosofía hasta que
firmó la Proclamación de la Emancipación en 1862. Si la guerra de Secesión no hubiera, sido tan cruenta,
es probable que jamás hubiera cambiado de postura.

Serenidad y paciencia

Este hombre tenía un gran sentido de la oportunidad y la capacidad de esperar para que se dieran estos
momentos, como cuando anunció su candidatura presidencial.

Compasión

Cuando una niña le escribió una carta contándole que su padre había muerto en la guerra, él se tomó
tiempo para responderle y contarle que él también había perdido a sus padres cuando era joven.

Trabajo duro

Cuando fue nombrado candidato del Partido Republicano, Lincoln cautivó a los reporteros al analizar la
situación económica de casa Estado y, aunque en su fuero personal tendía a ser fatalista, no dejó que
eso detuviera su trabajo para ser nominado o electo. Siempre calculaba los detalles, pero no era
calculador en el mal sentido de la palabra.

Ambición y no fanfarronería

Lincoln quería ser recordado como una persona que hizo cosas buenas. Este deseo le llevó a luchar toda
su vida para ayudar a sus seres queridos. Además, salía al encuentro de su pueblo al ser el único
candidato que en 1860 abandonó su estado natal para hacer gira política y durante la guerra de Secesión,
fue a los hospitales militares para visitar a los enfermos y heridos.