You are on page 1of 2

Paradigma Pedagógico

Reconstruccionismo

La reformulación del sistema de valores.

Como se ha detallado anteriormente, el propósito del paradigma reconstruccionista


consiste en transformar la sociedad para satisfacer la crisis cultural imperante. La crisis de
la sociedad actual se manifiesta en el desquiciamiento de los valores característicos de las
culturas occidental y oriental. Las personas viven aturdidas, perturbadas, confusas, debido a
que la orientación de los valores a los que estaban tan acostumbrados se les ha desbaratado
o hecho insuficiente.

El significado cultural de la crisis puede evidenciarse en la ruptura importante de las


instituciones, los hábitos, las prácticas y las actividades fundamentales de una cultura dada
o de cualquier parte de ella. Debido a que la educación está en contacto con todas las áreas
de la sociedad y su cultura, debe emplearse como la única alternativa para reconstruir la
sociedad.

Por lo anterior, la crisis social podrá ser resuelta por la educación únicamente por medio
de una reconstrucción de la orientación tradicional de los valores de la vida moderna. Esta
reconstrucción puede ser factible, por la abundancia de recursos con que cuenta la
humanidad.

Los valores que deben replantearse según este paradigma son la justicia, equidad,
igualdad, respeto, tolerancia, pero, sobre todo, debe infundirse el valor de la democracia. El
reconstruccionismo es una "orientación de valores" que se expresa como democracia.
Según Barba J. (1988) tal orientación está caracterizada por los rasgos siguientes:

1. El hombre cree en sí mismo.

2. El hombre cree en su capacidad de dirigirse y gobernarse en relación con sus congéneres.

3. Los sistemas fundamentales los determina la mayoría de la gente del mundo.

4. Las minorías tienen derecho a discernir y a criticar las políticas que establezcan las

mayorías.
5. Existe profunda confianza en que la mayoría de la gente puede tomar las mejores
decisiones referentes a la política.

6. Nadie más que la gente sabe lo que es bueno para ella.

Los valores resultan ser el aspecto más descuidado de la educación y teniendo también
en consideración que el modo de tratar los valores (educación moral) tiene un efecto
tremendo en la cultura y en la convivencia, estos deben introducirse en la educación
pública, pues no hay alternativa ante el propósito de la civilización mundial. De esta forma,
la educación debe liderar la construcción de una nueva sociedad, preparando a cada
ciudadano para el cambio.

Finalmente, un currículo que incluya una reformulación de los valores en su estructura


deberá considerar los siguientes elementos:

a) Desarrollo de hábitos, lealtades y disposiciones democráticas.

b) Adquirir un conocimiento y comprensión para una participación inteligente en la


sociedad democrática e igualitaria. La tarea de reconstruir la sociedad nunca termina.

c) Fomentar la cooperación más que la competencia, pues el hombre es social por


naturaleza.

Referencia Bibliográfica

Barba J. (1988) El reconstruccionismo en Educación. Serie “Reportes de investigación


educativa. Universidad Autónoma de Aguascalientes. México.