You are on page 1of 5

“SER PITUCO EN EL PERÚ: OTRA FORMA DE REFERIR LA REALIDAD”

Por: B’réshith Burstens Santome

“Manyas”, “Webona”, “Ósea”, “Alucina”, “Chill”,… ¿Quién no ha escuchado o ha dicho


estos términos en cualquier momento de su vida? Estas palabras que en su mayoría son
expresadas por la crema y nata de nuestro querido Perú, los denominados: “Pitucos”,
palabra que según la Rae tiene como significado:
Pituco, ca
De or. expr.
1. adj. despect. coloq. Arg., Bol., Chile, Ec., Par. y Ur. Presumido (‖ que se
arregla mucho). U. t. c. s.
2. adj. coloq. Bol., Par. y Perú. Dicho de una persona: De clase alta. U. t. c. s.

Teniendo su origen etimológico en PITO (flauta) que es un figurativo de persona flaca y


alta como una flauta. Siendo interesante notar que la metáfora de largo y flaco para gente
bien vestida, me imagino que esto es porque la gente trabajadora de campo usaba el poncho
que los hacia más gordos y los señores usaban chaqueta. El sufijo UCO es usado para
formar despectivos y los encontramos por ejemplo en feUCO de feo, malUCO de malo y
macUCO de macho.
Por ende podemos decir que se refiere esas personas pedantes y altamente tóxicas que
abundan por plazas y parques (Obviamente de zonas de casco urbano residencial)
presumiendo su supuesta superioridad en lo financiero, profesional o de filiación, los cuales
tienen contrapartes en otras partes del mundo, “Fresas” en México, “Los chetos” en
Paraguay, Argentina y Uruguay, “Los gomelos” en Colombia, “Los cuicos” en Chile, “Los
pijos” en España, “Los sifrinos” en Venezuela, “Los pipis” en Costa Rica, pelucones en el
Ecuador, “Los jailones” en Bolivia, “Los jevitos” en República Dominicana, “Los
comemierda” en Puerto Rico, “Los yeyés” en Panamá, “Los preppies” en Estados Unidos, y
también “Los caqueros”, en Guatemala.
Aquellos se creen dueños de todo, están en lo último de la moda y hasta tienen su forma
particular de hablar usando los vocablos inicialmente mencionados.

Esto me hizo recordar a mi primera clase del curso de Habilidades Comunicativas dictada
por mi querido profesor Cipriano Torres, en donde nos explicó que el hombre es un animal
racional. Razón, en griego, se dice logos. Logos significa palabra, lenguaje. Entonces, el
hombre es racional porque posee lenguaje, y con él se apropia y refiere su realidad, así
como, se comunica o establece relaciones con los demás.

Los hombres vienen al mundo con una gramática universal incorporada ―chip verbal―
que consiste en una especie de procesador para adquirir un número finito de palabras con
las cuales se elaboran combinaciones infinitas.
Los peruanos también hemos venido con ese input verbal, pero distorsionado porque
hemos ido confundiendo o mezclando las lenguas y el resultado es que no manejamos un
castellano idóneo para desarrollar una carrera profesional, para poder escribir, por ejemplo,
textos científicos o técnicos.

Es por ello que el peruano en general tiene la habilidad de referir su realidad a su antojo, en
el caso de los “Pitucos”, ellos no solo utilizan jergas, sino que combinan el español con el
inglés (Spanglish) innovando y adoptando términos que sean distintivos dentro de su
círculo exclusivo.
Ahora bien, estas innovaciones se suelen dar en el plano del lenguaje oral, ya que en el
escrito es otra nota gracias a la tecnología, al haberse creado abreviaturas para expresar
diferentes palabras. Pero volviendo al tema de la oralidad se va adoptando poco a poco la
nueva palabra y se empieza a reconocer como parte del léxico, pero eso no garantiza que la
nueva palabra se vaya a integrar de manera definitiva; algunos se mantienen vigentes, y
otros pierden y recuperan la vigencia, como si de una moda se tratara.

Finalmente podemos culminar diciendo que el peruano en general tiene una necesidad de
apropiarse y referir su realidad, en el caso de los pitucos todos esos neologismos o jergas
vendrían a ser el reflejo de su idiosincrasia y su entorno, de sus ganas marcar la diferencia
con todos los que no son de su clase.
¿Por qué los peruanos somos sobones?

En Perú existen dos clases de peruanos mediocres: los corruptos, y los sobones. A los
primeros los conocemos, porque a diario se presentan en los medios de prensa: desde el
Presidente, hasta los funcionarios públicos de todo sector. (Hay excepciones con mucho
respeto).

A los sobones también caracterizados por ser tan desvalidos mentalmente que no tienen la
capacidad de ser corruptos, entonces lo que les queda es hacer el papel de rastrero y
palafrenero de estos.

Se les reconoce porque aunque son incapaces, dirigen cargos aparentemente altos, y no por
su experiencia, sino, por su descarada y pegajosa actitud servil.

Y no es difícil darse cuenta, pues hay quienes cuando llega una autoridad se dedican
ansiosamente por invitar a los mismos - no por cariño ni hospitalidad sino por obtener una
regalía especial- a almorzar, cenar, tomar, y les compran cosas, les cargan los maletines, y
hasta les pagan el alojamiento, como paje barato. Muchos podemos identificar quiénes son,
ya que los caracteriza la incapacidad, el poco nivel intelectual y creativo, aunque puedan
ostentar diplomas, cursos, títulos entre otros papelitos que menguan en teoría su invalidez.
Además, el trabajo y la efectividad se demuestra, no se pregona.

Existen otros tipos de sobones, pero éstos no son tan ignorantes, por eso se saben escudar
en razonamientos fútiles. Pueden ser profesionales reconocidos, y alegar su sumisión al
"honesto respeto a la autoridad" cuando en verdad los caracteriza la cobardía y el arrivismo.
A estos se les puede ver merodeando los pasillos de la ascensión u homenajeando a su
corrupto director o consultor o especialista. Y "juega a dos cachetes", porque mientras
dicen estar en desacuerdo y en reclamo frente a su amo (o ama), tienen actitud de "gatito de
mal aliento". Pero habrán miles de excusas para estos profesionales cobardes que
escudándose en su necesidad laboral se someten a los corruptos. Además porque es la única
forma que les permitirá ostentar puestos privilegiados, aunque no sea capaces de dirigirlos.
Por eso nuestros jóvenes no progresan, porque no ven profesionales auténticos ni rectos,
sino arribistas, mediocres, sobones y cobardes. Por eso crecen pensando que esa es una
forma legítima de ganar en esta vida.
Semántica Procedimental
Desarrollo:

El chocolate es una opción acertada, sencilla y muy versátil, que además de estar dentro de
la zona de confort, permite romper el hielo para iniciar una buena conversación, posee la
capacidad de promocionar tu marca de una forma infalible y está científicamente
comprobado que estimula la serotonina de tus invitados, sustancia asociada a la relajación y
a la sensación de bienestar.

Los bombones de chocolate son prácticos, delicados y te brindan muchas posibilidades.


Puedes presentarlos rellenos, con diferentes formas, texturas e incluso de diferentes colores.
Para aquellos más atrevidos, puedes ofrecerles bombones rellenos con licor. A los
románticos les encantarían unos bombones en forma de corazón.

Los pinchos de frutas con chocolate, son perfectos para aquellos que se sienten culpables
por romper la dieta, no tendrán tanto sentimiento si acompañan el chocolate con frutas
saludables. Así puedes ofrecer una opción un poco más saludable y equilibrada.