You are on page 1of 37

Contaminantes primarios y secundarios

¿Qué es la contaminación atmosférica?

La contaminación atmosférica es la presencia en el aire de agentes químicos,


físicos o de formas de energía que ocasionan directa o indirectamente reacciones
nocivas, imprevisibles o incontrolables en el medio ambiente, impactando
negativamente en los ecosistemas de seres vivos y en la calidad de la vida tal y
como la conocemos.

La contaminación de la atmósfera es en muchos casos invisible, pero


apreciable a través de olores desagradables, sensaciones urticantes o irritación en
los ojos y las mucosas o la piel, aunque en algunos casos puede ser perceptible a
simple vista (humos, partículas suspendidas en el aire, nubes de color inusual,
etc.).

Se trata de un fenómeno en auge desde la explosión industrial iniciada en el siglo


XVIII, agravado con el paso del tiempo a medida que el hombre vierte más y más
elementos químicos nocivos en el aire, a punto tal de que en muchas ciudades
humanas existen días de alerta ambiental por contaminación y los ciudadanos
deben tomar medidas para protegerse.

Características de la contaminación atmosférica

 1. Tipos de contaminantes
 2. Principales contaminantes
 3. Gases contaminantes
 4. Contaminantes “naturales”
 5. Efectos climáticos
 6. Esmog
 7. Riesgos para la salud
 8. Lugares más contaminados
 9. Métodos de control y prevención
 10. Protocolos internacionales
1. Tipos de contaminantes
2.

De acuerdo a su proceso de inserción en la atmósfera, se pueden identificar dos


formas de contaminantes de la misma:

 Primarios. Aquellos contaminantes que son expulsados directamente a la


atmósfera.

 Secundarios. Aquellas sustancias no contaminantes per se, pero que una


vez en la atmósfera reaccionan químicamente con otras (contaminantes
primarios o sustancias naturales) y forman compuestos nocivos.

2. Principales contaminantes

Existen dos formas de contaminantes principales de la atmósfera, a saber:

 Gases. Los distintos contaminantes en forma gaseosa o de vapor, ascienden


a la atmósfera al ser menos densos que el aire y una vez allí ejercen un
efecto nocivo. El dióxido de carbono, el monóxido de carbono, los óxidos de
nitrógeno y los gases resultantes de la quema de hidrocarburos
(combustibles fósiles como la gasolina, el gasoil, el carbón, etc.) son un
buen ejemplo de ello.

 Aerosoles. Se llama aerosoles a las mezclas heterogéneas de partículas


sólidas o líquidas que permanecen en suspensión en un gas, tal y como el
aire de la atmósfera. Muchas de ellas pueden verse, como una forma de
humo, y otras son tan diminutas que pasan desapercibidas. Estas formas de
polvo o líquido pueden aspirarse e ira a dar al interior del cuerpo, incluso
pudiendo llegar al torrente sanguíneo.

3. Gases contaminantes

La lista de los principales gases contaminantes conocidos es larga, pero destacan


los siguientes:

 Clorofluorocarburos (CFC). Gases empleados en la industria de la


refrigeración y climatización, suelen liberarse a la atmósfera cuando se
desechan o rompen los aparatos viejos, y solían ser parte de la mayoría de
los sistemas de spray o aerosol. Son particularmente dañinos para la capa
de ozono.

 Monóxido de carbono (CO). Producido durante las formas de combustión


incompleta, como la que se lleva a cabo en los motores de combustión de
hidrocarburos y combustibles fósiles (gasolina, gasoil, derivados del
petróleo). Es sumamente peligroso para la vida animal, ya que al ingresar al
torrente sanguíneo se fija a la hemoglobina e impide el transporte de
oxígeno, ocasionando así la muerte.

 Dióxido de carbono (CO2). Una sustancia de natural presencia en el


mundo, necesaria para la fotosíntesis y producto de la respiración, así como
de la descomposición de la materia orgánica. La tala forestal y la
subproducción de este gas en procesos industriales o de combustión han
incrementado sus niveles, conduciendo al calentamiento global.
 Monóxido de nitrógeno (NO). Gas incoloro e insoluble en agua,
subproducido industrialmente y ventilado a la atmósfera, en donde suele
oxidarse rápidamente y dar pie a la formación de ácido nítrico (lluvia ácida)
y contribuyendo al efecto invernadero.

 Dióxido de azufre (SO2). Similar al caso anterior, este gas se produce


durante la combustión del carbón con contenido de azufre y va a dar a la
atmósfera, en donde genera ácido sulfúrico altamente dañino para la vida
vegetal y animal.

 Metano (CH4). Gas hidrocarburo resultante de la descomposición de la


materia orgánica en ausencia de oxígeno, como en las ciénagas o en los
yacimientos minerales del subsuelo, es uno de los principales gases
causantes del efecto invernadero y el calentamiento global.

4. Contaminantes “naturales”

Otros contaminantes atmosféricos tienen su origen en fenómenos no vinculados


con el hombre, como pueden ser volcanes (que arrojan ceniza a la atmósfera), los
incendios forestales en época de sequía (que llenan el aire de gases de combustión
de materia orgánica), el metano producto de la descomposición de grandes
superficies de materia orgánica (como los pantanos, etc.).

5. Efectos climáticos

Los principales efectos de la contaminación atmosférica que conocemos son:

 Empobrecimiento del aire. La mala calidad del aire respirable se traduce en


un incremento de las enfermedades respiratorias, debilitamiento del sistema
inmunológico y posibles complicaciones derivadas de la presencia de
metales pesados o sustancias nocivas en el aire de las ciudades.

 Efecto invernadero. El calentamiento global es un fenómeno debatido y


preocupante que ocasiona cambios climáticos como consecuencia del
calentamiento paulatino de la Tierra. Este fenómeno se tribuye a la
presencia de gases contaminantes en la atmósfera, que retienen el calor
haciendo las veces de un invernadero planetario.

 Destrucción de la capa de ozono. La capa de ozono es una parte natural de


la atmósfera, cuya altísima presencia de este gas (O 3) blinda a la tierra del
impacto directo de los rayos solares, protegiendo así a los seres vivos de la
radiación y preservando estable la temperatura global. Muchos gases
contaminantes reaccionan con el oxígeno e impiden la formación de la
inestable molécula de ozono, abriendo un agujero en la capa y dejando
pasar la radiación solar sin filtro.

6. Esmog

Se conoce como esmog, neblumo, calima o niebla contaminante a la suspensión de


sustancias contaminantes en el aire durante largos períodos y a altas presiones,
generando un estancamiento del aire sumamente perjudicial para la salud
respiratoria. Es un fenómeno registrado y combatido en numerosas ciudades del
mundo industializado.

7. Riesgos para la salud

La contaminación atmosférica implica numerosos riesgos a la vida, como son:

 Cáncer. Muchas sustancias contaminantes, como los metales pesados, son


altamente tóxicas y cancerígenas.

 Problemas respiratorios. Sobre todo en personas asmáticas, pero también


puede conducir al deterioro de las paredes pulmonares y a la insuficiencia
respiratoria crónica, semejante a la de los fumadores.
 Irritación de las mucosas. En los ojos, la nariz, la garganta.

 Cefaleas y aumento de la presión. Los dolores de cabeza son frecuentes en


personas que habitan lugares muy contaminados y las dificultades
respiratorias pueden conducir a síntomas cardíacos como la hipertensión.

8. Lugares más contaminados

Las ciudades con mayor contaminación atmosférica del planeta son aquellas con
mayor circulación automotor, mayor presencia industrial y menores controles sobre
la materia, viéndose empeorada la situación si no hay vientos fuertes y continuos
en la zona que ayuden a desplazar las sustancias hacia otras latitudes.

Se consideran las ciudades con el peor aire del mundo: Onitsha, en Nigeria;
Peshawar, en Pakistán; Zabol, en Irán; Ciudad de México, en México; Santiago, en
Chile; Delhi, en India; Beijing, Chengdu y Shanghái, todas en China; Yakarta, en
Indonesia y Moscú, en Rusia.

9. Métodos de control y prevención

Existen formas de mitigar el impacto atmosférico de la sociedad industrializada,


como el uso de convertidores catalíticos y otros aditamentos enzimáticos que
reducen la expulsión de gases nocivos al medio ambiente, sobre todo para los
escapes de los automóviles y para las colmenas de las fábricas.

Los filtros de aire y los procesos de recirculación del aire y de desulfuración del gas
o del carbón son también mecanismos propicios para proteger el aire del planeta.
Lo mismo la prohibición de los aerosoles o sprays con CFC, hoy en día casi total,
empleando CO2 en su lugar.

10. Protocolos internacionales

La protección del aire es una prioridad medioambiental en los países desarrollados,


cuyo estado de bienestar permite legislar al respecto y ser más estrictos con su
normativa “verde”. La UE ha anunciado desde 2001 su intención de regular la
emisión de gases nocivos en sus países miembros, a través de una serie de leyes,
sanciones y supervisiones.

Además, el Protocolo de Kioto sobre el cambio climático, promulgado por la ONU,


que firman casi todos los países del mundo excepto Canadá y los EE.UU,
compromete a la dirigencia mundial a reducir la emisión de estos contaminantes
atmosféricos en las décadas venideras.

Características del calentamiento global


Índice
 1. Causa principal
 2. Aumento de la población mundial
 3. Quema de combustibles
 4. Destrucción de los bosques
 5. Siglo XX
 6. Lluvias severas e inundaciones
 7. Contaminación
 8. Consecuencias para los seres vivos
 9. Inversiones y políticas
 10. Soluciones desde el hogar
1. Causa principal

La principal causa es la contaminación del aire. Veamos por qué.

La atmósfera es la capa que rodea al planeta Tierra. Su función principal es recibir


diferentes gases que llegan mediante los rayos del sol y capturarlos para que la
Tierra se mantenga a una determinada temperatura: 15º C. Pero, si la proporción
cambia, se produce un efecto conocido como efecto invernadero.

Este efecto es provocado por gases como: el vapor de agua, el ozono, el dióxido
de carbono, óxido de nitrógeno, metano, entre otros. Sin la atmósfera, los rayos
del sol no podrían permanecer y la temperatura de la tierra descendería hasta
-18º.

Sin embargo estos gases (si se encuentran en una proporción adecuada) cumplen
la función de calentamiento (no dejan salir todos los rayos solares que entran) y el
planeta se mantiene alrededor de 15º C (temperatura idónea). Pero si se exceden,
el planeta captura todos los rayos del sol y estos no pueden escapar, lo que
produce el aumento de la temperatura y, en consecuencia, el calentamiento global.
1. PARTÍCULAS SUSPENDIDAS Tipos: • Partículas sólidas •
Partículas Liquidas Clasificación: • Fracción no inspirable •
Fracción inspirable
9. 2. OXIDO DE AZUFRE
10. 3. MONOXIDO DE CARBONO 4. BIOXIDO DE CARBONO
11. 5. OXIDOS DE NITROGENO
12. 6. HIDROCARBUROS
13. FUENTES DE LOS CONTAMINANTES ATMOSFERICOS
PRIMARIOS • Naturales • Antropogénicos
14. Bióxido de azufre Por sus características fisicoquímicas, todo
el bióxido que se encuentra como contaminante es
potencialmente inspirable y su absorción a través de la mucosa
respiratoria es directamente proporcional a su concentración en la
atmósfera.
15. MONÓXIDO DE CARBONO  Es un gas incoloro e inodoro más
ligero que el aire, tiene una alta toxicidad ya que presenta una
gran afinidad por la hemoglobina de la sangre.  Su difusión en la
atmósfera es muy rápida, por lo que las concentraciones elevadas
son de una duración muy corta.  Su origen es artificial tras una
combustión incompleta de la materia.
16. Óxidos de nitrógeno Son altamente tóxicos, en la actualidad
que la exposición aguda al bióxido de nitrógeno eses peligrosa en
intervalo de 0,2 a 0,5 ppm por cada hora de exposición. El dióxido
de nitrógeno afecta a los pulmones mediante mecanismos
irritativos como edema pulmonar bronquiolitis
17. Hidrocarburos Los hidrocarburos poliaromáticos se han
demostrado que son carcinógenos potentes, los hidrocarburos no
saturados alifáticos y alicíclicos son tóxicos para el hombre como
es benceno cuyo potencial puede causar leucemia y cáncer.
18. Principales contaminantes secundarios Ozono: Es una
molécula compuesta por tres átomos de oxigeno que se genera en
el ambiente como resultado de diversas reacciones fotoquímicas
en las que participan bióxido de nitrógeno, oxígeno y la luz
ultravioleta. Su origen es artificial por rayos x, rayos uva y
descargas eléctricas.
19. Neblumo fotoquímico Es una mezcla de sustancias químicas
tóxicas para el ambiente y salud humana que reducen la
visibilidad e irritan las mucosas. Para que se forme este neblumo
es necesario que haya óxidos de nitrógeno, luz solar, hidrocarburos
procedentes la combustión de la gasolina, petróleo y temperaturas
superiores a 18 ºC
20. Efectos adversos de los contaminantes secundarios La
exposición al ozono ocasiona irritación ocular y de las mucosas
nasal, tos, astenia, nausea, cefalea, y dificultad para respiración
profunda. LA exposición al neblumo causa constricción de las vías
respiratorias, disminuya el movimiento de los cilios y la muerte de
las células superficiales del tracto respiratorio.
21. Efectos de la contaminación atmosférica en el ambiente
biótico El ozono, bióxido de nitrógeno, bióxido de azufre e
hidrocarburos causa defoliación severa así como amarillento
generalizado también necrosis de amplias zonas de la planta ,
desecación además de impedir su reproducción hasta la muerte de
la planta.
La contaminación atmosférica

Un individuo medio adulto intercambia unos 15 kg de aire al día, teniendo este dato en cuenta
podemos hacernos una idea de la importancia que tiene la atmósfera en nuestra vida. La atmósfera
terrestre es finita y su capacidad de autodepuración tiene unos límites. Por consiguiente, el aire es
un recurso indispensable para la vida y su contaminación puede tener serias repercusiones sobre
ella. Según la ley 38/1972, de Protección del Ambiente Atmosférico, se entiende por contaminación
atmosférica "la presencia en el aire de materias o formas de energía que impliquen riesgo, daño o
molestia grave para las personas y bienes de cualquier naturaleza".
Esta polución se puede generar por la presencia de sustancias gaseosas o sólidas, que
provienen de procesos naturales o de las actividades humanas, y que dan lugar a efectos tóxicos,
irritantes o dañinos para los seres vivos.
Cuando el aire natural se altera hasta alcanzar unos niveles perjudiciales para los seres
vivos, decimos que el aire está contaminado y las sustancias o formas de energía que lo alteran, son
los contaminantes.
Hay que distinguir dos conceptos importantes: emisión e inmisión.
 Emisión es la cantidad de contaminante vertido a la atmósfera en un período determinado.
 Inmisión es la cantidad de contaminante presente en un determinado volumen de aire
atmosférico, en un lugar y un momento concreto.

4.1. CONTAMINANTES ATMOSFÉRICOS. DEFINICIÓN y CLASIFICACIÓN.

Cuando alguna sustancia, compuesto o forma de energía se encuentra en el aire en


concentraciones o niveles tales que puede causar daños o molestias a personas, animales,
vegetación o materiales, se denomina contaminante atmosférico.

Los contaminantes los podemos clasificar atendiendo a su origen y su naturaleza.


1. Según su origen: Distinguimos dos tipos, piogénicos y antropogénicos.
a) Contaminantes biogénicos o de origen natural. Son debidos únicamente a fuentes naturales.
Las emisiones naturales de contaminantes por focos naturales provienen de volcanes, incendios
forestales y descomposición de la materia orgánica en el suelo, océanos,...
b) Contaminantes antropogénicos. Son aquellos derivados de las actividades humanas. Los
principales focos antropogénicos de emisiones los clasificamos, según la posición del foco de
emisión (fijo, móvil o mixto).
2. Según su naturaleza. Podemos distinguir dos tipos de contaminantes:
a) Contaminantes químicos. Distinguiremos dos subtipos:

 Contaminantes primarios, son los que proceden directamente de las fuentes de emisión.
 Contaminantes secundarios. Son aquellos que se forman por la interacción química,
entre los contaminantes primarios y compuestos habituales de la atmósfera, como el vapor de
agua, la radiación solar, etc. Se denomina precursor
a aquel contaminante emitido directamente sobre la atmósfera, el cual tras diversas reacciones
da lugar a contaminantes secundarios.

Los más importantes son el ácido sulfúrico, ácido nítrico, ozono, peroxiacetilnitrato (PAN)...

La vida media estimada de los contaminantes puede darnos una idea de lo reactivo o inerte
de los mismos; cuanto mayor sea su vida media, mayor será el tiempo de permanencia en la
atmósfera y más lejos podrán ser transportados.

Así, la vida media del dióxido de azufre (SO 2) es del orden de días, lo cual implica que
dispone de este tiempo para transportarse a una distancia, que depende de las condiciones
meteorológicas de la zona, antes de acabar combinándose con la humedad de la atmósfera y
producir el fenómeno de lluvia ácida.

Fuentes
Contaminantes Características Fuentes naturales
antropogénicas

- Combustión
- Oxidación del metano
incompleta de
generado en procesos
- Gas incoloro, inodoro, ligero y muy hidrocarburos,
naturales.
CO tóxico. principalmente por los
- Incendios forestales.
- Es el contaminante más abundante. vehículos.
- Liberación por los
- Incineradoras de
océanos.
basura.
- Combustión a
- Desnitrificación
- El NO es un gas incoloro y se altas temperaturas de
bacteriana.
oxida fácilmente a NO2. combustibles fósiles.
NO X - Tormentas.
- El NO2 es un gas pardo-rojizo y muy - Fabricación y
- Erupciones
oxidante. Fuerte olor asfixiante empleo de fertilizantes
volcánicas.
agrícolas nitrogenados.

- Erupciones
- Oxidación del
volcánicas.
- Gas ocre, de sabor y olor azufre en
- Oxidación del H2S.
picante y muy corrosivo. combustibles fósiles
SO 2 - Actividades
- Se combina con el agua en centrales térmicas,
metabólicas de algunas
atmosférica para dar ácido sulfúrico. calefacciones y
algas del plancton
vehículos.
marino.

- Contienen C e H, y su estado - Descomposición - Extracción de


físico depende del nº de átomos de C de la materia orgánica, combustibles
de sus moléculas. principalmente en zonas - Refinerías de petróleo.
- Destacan como contaminantes los húmedas. El principal es - Transporte y venta
que tienen entre 1 y 4 átomos de el metano (CH4), de gasolina.
Hidrocarburos
carbono, que son gases a temperatura llamado gas de los - Incineración de
(CxHy)
ambiente, destaca sobre todo el (CH4). pantanos. residuos.
- La importancia que tienen reside en - Erupciones - Evaporización de
los productos que forman al reaccionar volcánicas. disolventes orgánicos
en la atmósfera (contaminantes - Yacimientos de (pinturas, barnices,
secundarios.) combustibles fósiles. etc.)
- Sustancias sólidas o líquidas.
- Aerosoles (suspensión
- Tamaño entre 0.1 y 1000µ. - Combustiones.
de partículas sólidas o
- Composición química variada. - Actividades
líquidas en un gas)
Partículas en - Se clasifican por su tamaño en finas, industriales.
marinos.
suspensión medias y sedimentables o gruesas. - Actividades
- Erosión eólica.
- Especial mención merecen, por extractivas (canteras y
- Incendios forestales.
su problemática, los metales pesados minas)
- Erupciones volcánicas.
(Pb, Hg. Cd, etc.)

b) Contaminantes físicos. Destacan las radiaciones ionizantes, las radiaciones no ionizantes, y


el ruido.

 Radiaciones ionizantes. Son radiaciones electromagnéticas (X y γ) o corpusculares (α, β,


p y e -) capaces de ionizar átomos o moléculas de la materia sobre la que inciden. Su origen
+

natural se encuentra en procesos radiactivos y en las radiaciones cósmicas, mientras que su


origen antrópico se encuentra en fugas de centrales nucleares, rayos X, centros de investigación
donde se emplean isótopos radiactivos, etc.
 Radiaciones no ionizantes (UV, infrarrojas, microondas y radiofrecuencias). No modifican
la estructura de la materia al no provocar la ionización de los átomos. Son las radiaciones
ultravioleta producidas por el Sol, tubos fluorescentes, lámparas
germicidas...; radiaciones infrarrojas, generadas por cuerpos incandescentes, ondas de radio,
TV...; y microondas emitidas por radares, hornos, comunicaciones.
 Ruido . Se define como un sonido excesivo o súbito que puede producir efectos fisiológicos
y/o sicológicos indeseados sobre las personas. Con el desarrollo de la civilización urbana e
industrial, ha adquirido una gran importancia como contaminante atmosférica. Sus efectos son
muy subjetivos y están condicionados por la frecuencia e intensidad del sonido, el tiempo de
exposición al mismo, y la edad del receptor. Destacan la pérdida de audición, alteraciones
nerviosas como neurosis, irritabilidad, estrés.

4.2. LOS CONTAMINANTES QUÍMICOS MÁS FRECUENTES DE LA ATMÓSFERA

Aunque existe un gran número de contaminantes en el aire, solo cinco grupos de sustancias
ocasionan más del 90% de la contaminación atmosférica: el monóxido de carbono(CO), los óxidos
de nitrógeno (NOX), el dióxido de azufre (SO2), los hidrocarburos (CXHY) y las partículas.
4.2.2 EFECTOS SOBRE LOS SERES VIVOS Y LOS MATERIALES

Contaminantes Ser humano/ animales Vegetales Materiales

- La intoxicación produce
somnolencia si es leve , aunque
- Poco probable un impacto - Efectos poco
CO puede provocar la muerte, por
significativo. significativos.
que interfiere el transporte de
oxígeno.
- El NO2 produce - El NO2 produce
enfermedades en las vías pérdida de color en
respiratorias, agravamiento de los tejidos de la
- El NO2 anula el crecimiento
procesos asmáticos. ropa.
NO X de algunos vegetales (tomates,
- Irritaciones oculares, de - Favorecen las
judías, etc.).
garganta y cefaleas. corrosiones ocultas
- Es muy tóxico para algunas en las estructuras
especies. metálicas.
- En la caliza
- Produce pérdida de color en provoca su
las hojas (clorosis) y necrosis. demolición.
- Reduce el crecimiento y el - En el papel
rendimiento. causa su amarilleo.
- Irritante, con daños oculares y
SO 2 - Los líquenes son muy - En el cuero
respiratorios
sensibles a pequeñas pérdida de
concentraciones de SO2por lo flexibilidad y
que se consideran vindicadores resistencia.
de éste tipo de contaminación. - En los metales
provoca corrosión.
Hidrocarburos (CxHy) - Los hidrocarburos aromáticos - Efectos débiles aunque sus - El O3 que se
pueden irritar las mucosas y derivados pueden ocasionar produce por
causar daños al ser inhalados. diversos daños. influencia de los
- Los productos derivados hidrocarburos, por
como contaminantes ser muy oxidante
secundarios producen irritación afecta a los
de garganta, nariz y ojos y neumáticos de los
pueden llegar a provocar fatiga vehículos, la
extrema y falta de coordinación celulosa de los
de los movimientos. tejidos y los
- Las dioxinas afectan al
aparato reproductor y tienen aglutinantes de las
efectos cancerígenos y muta pinturas.
génicos.
- Erosión por
abrasión en los
edificios.
- Irritación de las membranas
- Deposición sobre
internas en las vías respiratorias.
edificios.
- Disminución de la capacidad - Obstrucción de los estomas.
- Aceleran la
respiratoria. - Reducción de la fotosíntesis.
Partículas en suspensión corrosión de los
- Los metales pesados incluso - Inhibición del crecimiento.
metales, sobre todo
en pequeñas concentraciones - Necrosis y caída de las hojas
en medios
son muy tóxicos, además de ser
húmedos al actuar
bioacumulativos.
como núcleos de
condensación de la
humedad.

Estos efectos serán más o menos graves, dependiendo de la cantidad de contaminante en ese sitio
y del tiempo de exposición.
En los seres humanos, además, influye la edad del individuo y si éste padece ciertas enfermedades.

4.3 EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

Para estudiarlos los vamos a dividir según su alcance geográfico, en efectos locales,
regionales y globales.

4.3.1 LOS EFECTOS LOCALES DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

Se deben a cambios en la composición atmosférica a nivel local como consecuencia de la


incorporación de contaminantes al aire.

4.3.1.1 ISLAS DE CALOR

La presencia de núcleos urbanos, contribuye a disminuir o frenar la velocidad del viento,


gracias a la existencia de edificios. En situaciones de estabilidad atmosférica (sin viento y con cielo
despejado), puede ocurrir que haya una diferencia de temperatura de hasta 9 °C más en las zonas
urbanas que en parajes rurales, este fenómeno es conocido por los meteorólogos como islas de
calor.
En contra de lo que pudiera pensarse, las islas de calor no tienen su origen en el
funcionamiento de las calefacciones y el tráfico, sino en los mismos edificios que componen la
ciudad pues las construcciones almacenan el calor que reciben y lo emiten por la noche, pero de
forma mucho más lenta que en los espacios abiertos. En estos últimos, el descenso de la
temperatura tras la puesta del Sol es mucho más brusco, lo que demuestra que los materiales de
construcción acumulan mayor cantidad de energía que la vegetación y el suelo.
Las islas de calor urbano, se presentan en aquellas zonas donde predomina el cemento y la
edificación en altura, son centros que condicionan la circulación solenoide (masas de aire caliente
ascendentes en el centro de la ciudad y masas de aire frío descendentes hacia la periferia).
Dependiendo de su tamaño, del volumen de la población, de la cantidad de vegetación y de la
urbanización, una ciudad puede tener una o varias islas de calor.

Factores que intervienen en la formación de islas de calor

1 . Presencia de estructuras como el asfalto de las calles, los techos, y otras superficies oscuras que
absorben e irradian calor. Cuando predominan en áreas urbanas pueden subir las temperaturas
unos 3 a 5 °C durante el tiempo seco. Esto puede notarse fácilmente cuando se va de una zona
asfaltada a un parque rodeado de árboles en un día de verano, entonces se puede sentir los efectos
de una isla de calor urbana.
2. El aumento de zonas industriales y de automóviles, que emiten gases hacia la atmósfera,
contribuyendo de esta forma a aumentar el problema del efecto de invernadero. La contaminación de
industrias y de motores (camiones, maquinaria de construcción...) agrava el problema porque los
productos químicos en el aire reaccionan con el calor y la luz del Sol.

Medidas correctoras

Aumentar las zonas verdes. Las plantas toman del aire el calor necesario para llevar el
agua del estado líquido al gaseoso y así evaporarlo al aire mediante la transpiración. Si la cubierta
vegetal es de un 30 % la disminución de la temperatura es del orden de 4 °C.
Aclarar los techos. Los tejados oscuros absorben e irradian el calor que hace que la
temperatura exterior aumente, contribuyendo así al efecto de la isla de calor. Sustituyendo el
material del tejado por otro que posea un albedo más alto, las temperaturas interiores permanecerán
moderadas durante el verano.
Jardines en techos y azoteas verdes. Los jardines en techos también aclaran el paisaje
urbano y agregan espacios verdes. En algunos países europeos, los jardines en techos han estado
desde hace siglos. Hasta son obligatorios en países como Suiza, donde es requerido remplazar
espacio verde por el espacio construido.
Pavimentos claros. Los pavimentos claros, reflejan luz, haciendo la zona más fresca que el
asfalto.

4.3.1.2 NIEBLAS CONTAMINANTES O "SMOGS"

El smog (del inglés smoke: humo y fog: niebla) es un fenómeno de contaminación


atmosférica típico de las áreas urbanas y zonas industrializadas, que se caracteriza por la formación
de nieblas con sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente.
Existen dos tipos de smog: el clásico (ácido), y el oxidante (fotoquímico).

4.3.1.2.1 SMOG CLÁSICO, ÁCIDO O INVERNAL

Está formado por una nube de aerosoles debidos a las emisiones de humos y óxidos de
azufre que se generan en la combustión del carbón y otros combustibles con un alto contenido en
azufre. Se produce en ciudades frías y húmedas, principalmente en invierno (situaciones
anticiclónicas) y los contaminantes que lo forman son primarios. Las partículas actúan como núcleos
de condensación del vapor de agua, que junto con el SO 2 forman los aerosoles. Este tipo de smog
produce afecciones respiratorias e irritaciones oculares, y deteriora las hojas de las plantas
decolorándolas y endureciéndolas. El caso más grave de smog ácido (puré de guisantes) se dio en
Londres en 1952 y causó la muerte de 4.000 personas.
4.3.1.2.2 SMOG FOTOQUÍMICO O ESTIVAL

Se origina en situaciones anticiclónicas, con mínima dispersión


de los contaminantes, y con fuerte insolación. En estas condiciones se genera una intensa actividad
foto lítica entre los contaminantes presentes (NO x y CO Vs) y el oxígeno atmosférico, dando lugar a
la aparición de contaminantes secundarios muy oxidantes (O 3, PAN y radicales libres).
De los compuestos formados el más destacado es el O 3 y la medida de su concentración se
utiliza como referencia para determinar el nivel de contaminación atmosférica.
El O3 se forma a partir del NO2, la radiación solar y el O2 atmosférico, pero se destruye al reaccionar
con el NO dando NO 2 y O2 en una serie de reacciones cíclicas, de manera que no se acumularía en
la atmósfera (ciclo foto lítico del NO 2).

Cuando existen hidrocarburos (HC), el ciclo se desequilibra al reaccionar los radicales libres
generados por ellos, con el NO, oxidándolo a NO 2 y originando radicales activos, lo que produce un
aumento en la concentración de ozono, puesto que no interviene en la oxidación del NO a NO 2

A primeras horas de la mañana, cuando tiene lugar la gran afluencia de vehículos


motorizados por las calles, se originan frecuentes atascos en muchas zonas de la ciudad y las
calefacciones comienzan a funcionar, lo que produce un fuerte incremento en la emisión de
hidrocarburos, NO y NO2. A estas horas, la insolación es mínima por lo que la actividad foto lítica es
nula.
En la gráfica se representa la variación de los niveles de ozono, junto con la de otros
contaminantes urbanos a lo largo de una jornada. Podemos destacar que la concentración
de hidrocarburos (HC) es superior a los demás contaminantes urbanos en todo momento
del día. Ello se debe a la contribución de los HC emitidos por la vegetación que son los
activadores de la polución nocturna.

Conforme avanza el día, aumenta la insolación y con ello la actividad fotoquímica de la


atmósfera, disminuyendo posteriormente de forma paralela a como lo hace la intensidad de la
radiación solar incidente, por lo que el NO se oxida a NO 2aumentando entonces la concentración de
NO2.
luz luz
NO + O 3 —> NO 2 + O 2 2NO + O 2 —> 2NO 2

Debido a esto, vemos en la gráfica que el valor máximo de NO 2 está retrasado con respecto
al de NO. Esto es lógico si se tiene en cuenta que el NO 2 se forma a partir del NO por oxidación. A
su vez, esto origina un aumento del nivel de O 3 al combinarse el NO con los radicales libres que se
originan a partir de los HC que a estas horas alcanzan valores máximos (ciclo foto lítico del
NO2).Este incremento en la generación de ozono, se produce a partir de que se alcanzan en la
gráfica los valores máximos para el NO 2 y los HC. Seguidamente, los niveles de hidrocarburos
inician una disminución gradual, pues se consumen al participar en reacciones químicas que ocurren
en la atmósfera urbana.
A partir del mediodía, la concentración de ozono disminuye a causa de ciertas reacciones
químicas en las que el ozono manifiesta su gran poder oxidante. Así por ejemplo, el ozono
transforma el CO a CO2 y determinados hidrocarburos a aldehídos, por lo que se produce una
disminución de las concentraciones de O 3 y de hidrocarburos.
Durante la noche, los niveles de ozono son los más bajos que se alcanzan, puesto que
este gas reacciona con los óxidos de nitrógeno presentes en la atmósfera dando como producto final
N2O5 que reacciona con el vapor de agua dando ácido nítrico, responsable de la acidez de las
nieblas matutinas urbanas.

NO 2 + O 3 —> NO 3 + O 2 NO 2 + NO 3 —> N 2O 5
2NO + O 3 —> N 2O 5 N 2O 5 + Vapor H 2O —> 2 HNO 3
Como ya se ha dicho, los niveles máximos de ozono se alcanzan en la parte central del día,
cuando la actividad fotoquímica de la atmósfera es también máxima, disminuyendo posteriormente
de forma paralela a como lo hace la intensidad de la radiación solar incidente. Además del ozono, se
producen otros contaminantes secundarios, también de carácter oxidante, cuya máxima
concentración en la atmósfera también se alcanza durante el mediodía, de forma similar a lo que
ocurre con el ozono. Estos oxidantes son, principalmente, el formaldehido, el ácido fórmico, el PAN y
el ácido nítrico. Dada la similitud en el comportamiento químico en la atmósfera de estos oxidantes
respecto al ozono, es por ello que se escoge a este último componente como un elemento de control
para conocer el estado real de la polución urbana.

4.3.1.3 INVERSIÓN TÉRMICA

Los problemas de contaminación atmosférica urbana se pueden paliar o agravar por


distintas circunstancias. Unas son exclusivamente atmosféricas, como las debidas a la propia
dinámica vertical del aire, normalmente caracterizado por un enfriamiento adiabático en altitud que
consigue que los gases al subir se expandan por la menor presión, cediendo parte de su calor, y, al ir
cargados de contaminación, se produzca la dispersión de los contaminantes. En otros casos, son los
vientos regionales dominantes los encargados de la dispersión horizontal de los contaminantes de
los cascos urbanos y de los polígonos industriales. Cuando las condiciones climáticas son
borrascosas, la dispersión y sedimentación de los contaminantes por el viento y la lluvia está
asegurada, mientras que, si las condiciones son anticiclónicas, la persistencia de la contaminación
es evidente dada la estabilidad meteorológica.
En ocasiones se producen fenómenos anómalos en las situaciones habituales de la
atmósfera, conocidos como de inversión térmica, en los que la temperatura del aire en las
proximidades del suelo es más fría que en los niveles altos, justo al revés de las condiciones
normales.
En estas circunstancias -que se dan habitualmente durante la noche, cuando se puede
producir un enfriamiento brusco del suelo siempre mayor que el que ocurre en los niveles más altos,
sobre todo en ciudades encajadas entre relieves montañosos, o gracias al intercambio térmico entre
masas de aire desde las zonas más calientes, en los continentes, hacia los océanos, formándose las
brisas marinas-, los gases contaminantes no pueden dispersarse, quedando concentrados en los
niveles inferiores de la atmósfera, lo que incrementa fuertemente los parámetros de la contaminación
urbana o local.
Si, como es el caso de algunas ciudades, se encuentran ubicadas en zonas con morfologías
peculiares -entre las que destacan la situación en zonas deprimidas, vaguadas o fondos de valles o
de antiguos lagos, como ocurre con Ciudad de México; cercanas al mar, o bajo su influencia, como
es el caso de Londres; en valles tectónicos o en zonas costeras, como Los Ángeles, con relieves
montañosos en sus proximidades, que en ocasiones impiden la libre circulación de los vientos y
donde son habituales la existencia de brisas costeras favorecedoras de la inversión térmica y del
traslado de los contaminantes de unas zonas a otras, en vez de favorecer su dispersión-, entonces,
es normal que la situación de alerta atmosférica por contaminación se dispare en ellas.

4.3.2 LOS EFECTOS REGIONALES DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

Los más importantes son la lluvia ácida y la destrucción de la capa de ozono, aunque este
último tiene repercusiones globales.

4.3.2.1 LA LLUVIA ÁCIDA


La lluvia ácida es una precipitación acuosa con un pH inferior a 5,6 que contiene una
disolución de ácidos sulfúrico y nítrico producidos por los óxidos de azufre y de nitrógeno, los cuales
se disuelven en las gotas de agua de las nubes y llegan a la superficie con las lluvias. La lluvia ácida
es una consecuencia directa de los mecanismos de auto limpieza de la atmósfera.

4.3.2.1.1 AGENTES ACUSANTES

Esta acidez de la lluvia se debe a la emisión antrópica de SO 2 y NOX de las centrales


térmicas y los vehículos a motor urbanos. Estos productos interactúan con la luz del Sol, humedad y
oxidantes atmosféricos produciendo ácidos sulfúrico y nítrico (en menor cantidad ac. clorhídrico y ac.
orgánicos). Estos contaminantes secundarios pueden mantenerse varios días en la atmósfera y ser
transportados a otros países (contaminación transfronteriza), cayendo al suelo en forma de lluvia
ácida. Su deposición puede ser también seca, y es tan dañina como la húmeda.
Algunas de las reacciones que dan origen a la lluvia ácida son las siguientes:

SO 2 + H 2O —> H 2SO 3
SO 3 + H 2O —> H 2SO 4
3NO 2 + H 2O —> 2HNO 3 + NO

4.3.2.1.2 TRANSPORTE DE LA LLUVIA ÁCIDA

Está condicionado por la circulación atmosférica, y se puede ver frenado por los cationes
Na , K , Ca++, Mg++ y NH4+ que básicamente proceden de la evaporación en los océanos. Por ello,
+ +

la lluvia ácida se transporta preferentemente en el mismo continente, y se frena en los océanos.


Las altas chimeneas usadas para evitar la contaminación local, proyectan los contaminantes a
niveles donde pueden ser fácilmente transportados por el viento a regiones y países distintos de los
productores.

4.3.2.1.3 EFECTOS DE LA LLUVIA ÁCIDA


Son fácilmente observables sobre los materiales de construcción por lo que provocan una
directa respuesta social. Sus efectos más importantes son los siguientes:
- Acidificación de los suelos. Actúa en especial sobre suelos pobres en calcio y en bases
(ácidos), como son los suelos silíceos, disminuyendo la reserva mineral de la que pueden disponer
las plantas por arrastre de sus cationes. En los suelos básicos (calizos o basálticos) los efectos
nocivos son menores, pues las sustancias alcalinas que contienen pueden neutralizar la acidez del
agua, lo que no ocurre en los ácidos.
- Sobre la fauna y flora. Con respecto a las plantas, las especies que se ven más afectadas
son los líquenes y los musgos que toman directamente el agua a través de sus hojas. Además estas
especies son indicadores directos de la contaminación atmosférica (vindicadores) como es el caso
de los líquenes respecto a las emisiones de SO 2.
También en el caso de los pájaros pequeños que viven cerca de aguas acidificadas se ve afectada
su reproducción. Los huevos de muchas especies de aves aparecen con cáscaras muy delgadas
debido al aluminio ingerido a través de los insectos de los cuales se alimentan.
Los animales herbívoros se ven afectados ya que al acidificarse los suelos, las plantas que
aquellos ingieren acumulan una mayor cantidad de metales pesados (aluminio, cadmio...).
Debido a lo anteriormente expuesto, se puede afirmar que la fauna también se verá afectada
por los cambios en la composición y estructura de la vegetación.
Destrucción de los bosques. Provoca la corrosión de las hojas, al ser atacada la cutícula.
Las hojas se vuelven amarillas y se inicia un proceso muchas veces irreversible, que lleva a la
defoliación y finalmente a la muerte de las plantas. Estos daños se incrementan por la pérdida de
nutrientes del suelo debido a que disminuyen los iones calcio y magnesio a la vez que aumentan
otros potencialmente tóxicos para las raíces como son el aluminio y el manganeso. Se le achaca a
esta causa el deterioro de los bosques escandinavos, los estadounidenses de los Apalaches y los
alemanes de la Selva Negra, afectando en este último caso a más del 30 % de ellos.
Aguas subterráneas. Parte importante de las precipitaciones penetran a través del suelo y
cuanto más permeable sea el mismo, más profundidad alcanza.
En áreas donde el suelo está densamente compactado, la casi totalidad del agua caída fluye hacia
los lagos y otras corrientes superficiales.
El agua que se infiltra, alcanza por último niveles donde el suelo está completamente saturado
pasando a formar parte de las aguas subterráneas que son la principal fuente de suministro de agua.

Acidificación de los lagos. Sobre los lagos y aguas dulces produce su acidificación,
dañando seriamente a las comunidades acuáticas que son muy poco tolerantes a descensos del pH
del medio, llevando a su desaparición. Provocan la asfixia de los organismos acuáticos al aumentar
la cantidad de CO2 disuelto lo que dificulta la respiración.
Deterioro en construcciones, materiales y pinturas. Las construcciones, las estatuas y
los monumentos de piedra se deterioran por efecto de la lluvia ácida. Los materiales de construcción
como acero, pintura, plásticos, cemento, mampostería, acero galvanizado, piedra caliza, piedra
arenisca y mármol también están expuestos a sufrir daños. La frecuencia con la que es necesario
aplicar recubrimientos protectores a las estructuras va en aumento, lo que aumenta los costos
adicionales, estimados en miles de millones de € anuales.
Los efectos de los diversos contaminantes es difícil de delimitar de manera clara. Sin
embargo se acepta que el principal agente corrosivo individual de los materiales de construcción es
el dióxido de azufre y sus productos secundarios.
Rocas como las areniscas y calizas se han utilizado con frecuencia como materiales para
monumentos y esculturas. Ambas se corroen (mal de la piedra) con más rapidez con el aire de las
ciudades cargado de azufre que con en el aire campestre libre de azufre. Cuando los contaminantes
azufrados se depositan en una superficie de areniscas o calizas, reaccionan con el carbonato de
calcio del material y lo convierten en sulfato de calcio (yeso), fácilmente soluble, que es lavado con
la lluvia.
La degradación de estatuas y monumentos, como la Esfinge de Gizé, el Coliseo de Roma, el
Partenón y el Erecteión de Atenas y tesoros artísticos de Italia, se ha acelerado considerablemente
en los últimos 30 años. Esto es una tragedia de la cual no es posible hacer un análisis económico.
En nuestro país, la lista incluye el Acueducto de Segovia, la Alhambra, las catedrales de
Santiago y León, el Templo de Debod…
La mayor parte de las rocas dañadas son calizas (caso de la Esfinge, de los monumentos
atenienses, de las dos catedrales y de la Alhambra) o tienen cemento calcáreo (las areniscas del
templo de Debed). La actuación de la lluvia ácida sobre este material produce yeso que es
rápidamente disuelto.
Los tratamientos básicos consisten en sanear e impermeabilizar la roca, en general con
resinas sintéticas inertes u otros productos hidrófobos.

4.3.2.2 LA DESTRUCCIÓN DE LA CAPA DE OZONO: EL OZONO ESTRATOSFÉRICO

La formación del ozono se da en la alta estratosfera, sobre todo en el Ecuador donde la


radiación solar y por lo tanto también la de UV, llegan en forma vertical. Desde aquí es transportado
hacia los Polos y la baja estratosfera.
El Sol emite radiación de diferente longitud de onda, la parte del espectro radiante que se
encuentra comprendida entre los 100 y los 390 nm aproximadamente es a la que
llamamos radiación ultravioleta.
Casi el 99 % de la radiación ultravioleta del Sol que alcanza la estratosfera se convierte en
calor mediante una reacción química que continuamente recicla moléculas de ozono.
En la gráfica se puede observar cómo varía la concentración de ozono con la altura sobre el
nivel del mar.
Concentraciones altas de ozono que pudieran observarse en la troposfera son indicativas de
contaminación y forman parte de lo que comúnmente se denomina "smog".
Si se comprime el ozono contenido en una columna de aire sección rectangular de 10x5
llevándolo a presión y temperatura estándar (1 atm. y 0 °C), se obtendría una capa de,
aproximadamente 3 mm de espesor. Tomando en consideración este hecho, la unidad más utilizada
para medir la concentración de ozono en la estratosfera es la Unidad Dobson (UD). De acuerdo
con esto, una concentración de 300 UD corresponde a un espesor de 3 mm.

Afortunadamente para la vida, la peligrosa radiación ultravioleta que llega a la superficie


terrestre es menos del 10 % de la que, procedente del Sol, llega a la atmósfera superior, gracias a la
llamada pantalla de ozono de la estratosfera, con una concentración máxima a los 30- 40 km de
altura. Esta capa de ozono es como la piel de la Tierra. Se forma y destruye continuamente,
manteniéndose en equilibrio natural desde que la fotosíntesis enriqueciese de oxígeno la primitiva
atmósfera reductora. Se produce básicamente en las regiones ecuatoriales (más soleadas), pero es
transportado por los vientos violentos de la estratosfera y es más abundante encima de los Polos en
el equinoccio de primavera, donde además de acumularse, su fotólisis es menor por ser en estas
regiones débiles el Sol durante el invierno.
En 1974, Rowland y Molina (premios Nobel en 1995) alertaron sobre el deterioro de la capa
de ozono provocado por el hombre, estimándose que desde 1970 a 1981 había adelgazado esta
capa en un 40 %. La disminución del ozono antártico, demostrado en 1985, había aumentado unas
13 veces en 1991. Se confirmó entonces que el ozono estaba destruyéndose.

4.3.2.2.1 PROGRESO GLOBAL DE FORMACIÓN


El ozono se forma en la estratosfera media y superior, mediante la disociación fotoquímica
del oxígeno molecular, generada por la radiación UV-C, tal como lo establece la siguiente reacción:

Este proceso está determinado por la cantidad de radiación UV incidente. En consecuencia,


la tasa de producción de ozono es más alta sobre el Ecuador que a latitudes mayores, puesto que
los niveles de radiación UV en la zona ecuatorial son más elevados. La distribución de ozono en el
planeta es el resultado de la combinación de procesos químicos y de procesos de transporte. El
ozono producido en la zona ecuatorial, es eficientemente transportado a latitudes altas por el
sistema de vientos. Cabe señalar que la columna de ozono puede variar substancialmente de un día
a otro, debido a procesos dinámicos en la atmósfera.

4.3.2.2.2 PROGRESO GLOBAL DE DESTRUCCIÓN

La radiación UV-B produce la foto disociación del ozono estratosférico tal como se establece
en la siguiente ecuación obteniéndose finalmente 3 moléculas de oxígeno.

El conjunto de reacciones que describen los procesos de producción fotoquímica y de


destrucción de ozono se denominan

4.3.2.2.3 AGENTES DESTRUCTORES DEL OZONO

a) Óxidos de nitrógeno. De manera natural existen el NO y NO 2 formados al reaccionar el oxígeno


con el nitrógeno, por la alta energía de los relámpagos en las tormentas.
El principal óxido de nitrógeno que llega a la atmósfera por la acción antrópica es el NO 2,
procedente de las combustiones a altas temperaturas, desnitrificación de suelos y aviones
supersónicos. Es muy estable, y por fotólisis se incorpora a los NO x naturales. La concentración de
NO2 aumenta un 0'25 % cada año.
b) Cloro-fluoro-carbonos (CFCs). La producción de CFCs contribuye con aproximadamente el 20
% del efecto invernadero. Son sustancias químicas sintéticas, formadas por cloro, flúor y carbono.
Han intervenido en la destrucción y/o adelgazamiento de la capa de ozono junto con compuestos
halógenos como el bromuro de metilo y cloruro de metilo, que se emplean en la agricultura.

El problema con los CFCs radica en que a temperaturas normales en la baja atmósfera son muy
estables, pero al ascender, pierden esa característica al ser expuestos a temperaturas cada vez más
altas (a medida que se asciende aumenta la temperatura estratosférica). Esto ocurre a gran altura, la
que alcanzan al cabo de unos diez años, tiempo durante el cual permanecen químicamente
inalterados.

4.3.2.2.4 LA DISMINUCIÓN DE LA CAPA DE OZONO EN LA ANTÁRTIDA

En la Antártida, la columna de ozono total desciende durante la primavera, pues a estas


latitudes se dan condiciones muy particulares (al tratarse de un gran continente, el enfriamiento
invernal es muy intenso, debido al asentamiento de un potente anticiclón) que dan lugar a que
durante este periodo el ozono alcance valores sumamente bajos.
Causas de la disminución de la capa de ozono en la Antártida
Los CFCs son los grandes culpables de la destrucción del ozono estratosférico. Como en la
troposfera son inertes, esto les permite ascender hasta la estratosfera, donde la radiación ultravioleta
los descompone liberando átomos de cloro que catalizan las reacciones de transformación del ozono
en oxígeno molecular.
Cada átomo de cloro puede permanecer alrededor de 100 años en la estratosfera pudiendo
llegar a destruir alrededor de 100.000 moléculas de ozono antes de reaccionar con los NOx para
formar nitrato de cloro y quedar bloqueado.
El vórtice polar. La pérdida de ozono se produce en los polos y, sobre todo, porque en el
Polo Sur, en el invierno se forma un enorme remolino, que produce corrientes de aire circulares y
huracanadas que aíslan el aire de la Antártida durante los meses del invierno antártico. Este proceso
evita el ingreso de las corrientes cálidas del Ecuador cargadas de ozono aislando el aire de la
Antártida durante el invierno antártico. De este modo la temperatura dentro del vórtice baja aún más
alcanzando los -85 °C.
Este fenómeno que controla en gran medida la cantidad de O 3 en la atmósfera polar solo se
presenta en el Polo Sur debido a que el Polo Norte tiene un relieve que impide la formación de
remolinos. También la presencia de cadenas montañosas de Norteamérica, Europa y Asia frenan la
llegada de los vientos. Otro factor influyente es la diferencia de temperatura del Polo Sur, unos 15 °C
menor que la del Polo Norte.

Nubes estratosféricas polares (NEP). En el interior del vórtice, el aire se enfría


rápidamente llegando a alcanzar temperaturas inferiores a -80 0C. Los cristales de hielo de las NEP

actúan como núcleos de la condensación de los NOx, que


se hielan e inactivan por lo que no pueden capturar átomos de cloro. Los NOx al helarse actúan
como núcleos de condensación precipitando en forma de HNO 3 que cae con la nieve quedando la
atmósfera desnitrificada, por lo que se inactiva la reacción entre los NOx y el ClO. Así, durante la
primavera el Cl destruye el O 3. La falta de O3es realimentada positivamente pues al no haber tanto
O3, no puede haber tanta absorción de radiación UV y por tanto, tampoco se pueden dar las
reacciones de formación y destrucción del O 3, con lo que la atmósfera estará más fría y, como
consecuencia, se formarán más NEP.
El cloro que se ha formado, todavia no reacciona con el ozono. Con la tenue luz del final del
invierno antártico el Cl2 se transforma en dos átomos de cloro activo, que inicia el proceso de
destrucción del ozono, como podemos ver en las siguientes reacciones:

Cl 2 + luz —> 2Cl Cl + O 3 —> ClO + O 2 ClO + O —> Cl + O 2

como podemos observar queda Cl libre para seguir actuando contra otra molécula de O 3.
Otra posibilidad es que el ClO, reaccione con los NO X, formando nitrato de cloro:

NO X + ClO —> ClNO 3

de esta manera los NOx presentes en la estratosfera desempeñan el importantísimo papel de


“atrapar” al cloro, produciendo su inactivación.

4.3.2.2.5 EFECTOS DE LA DESTRUCCIÓN DE LA CAPA DE OZONO

La consecuencia más inmediata del uso de estos gases es el progresivo adelgazamiento de


la capa de ozono estratosférico, y por lo tanto un incremento de la radiación ultravioleta que llega a
la Tierra. El incremento de esta radiación provoca entre otros males:
- Cáncer de piel.
- Daños al sistema inmunológico.
- Daño a los ojos, incluyendo cataratas.
- Aumento de quemaduras producidas por el sol y envejecimiento prematuro de la piel.
- Mayor riesgo de dermatitis alérgica y tóxica.
- Activación de ciertas enfermedades provocadas por bacterias y virus.
- Efecto adverso sobre los ecosistemas, tanto marinos como terrestres.
- Reducción en el rendimiento de las cosechas y de la industria pesquera.
- Daños a materiales y equipamientos que están al aire libre.
Todo esto genera un importante aumento en los costos de salud, donde las poblaciones menos
desarrolladas son las más afectadas.

4.3.3 LOS EFECTOS GLOBALES DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

El efecto global de la contaminación atmosférica es el cambio climático global, provocado por


el calentamiento de la superficie terrestre como consecuencia del incremento del efecto invernadero.
4.3.3.1 EL INCREMENTO DEL EFECTO INVERNADERO

Se aplica este término al papel que desempeña la atmósfera en el calentamiento de la


superficie terrestre.
El hombre está emitiendo masivamente gran cantidad de gases que tienen una propiedad
consistente en que dejan pasar la radiación visible pero absorben la infrarroja.

La atmósfera es prácticamente transparente a la luz visible e infrarroja de onda corta que nos
llega del Sol. La mayor parte de ella es absorbida y posteriormente se vuelve a emitir en forma de
radiación infrarroja de onda larga. Esta energía al ser captada se transforma en calor actuando por
tanto como una manta que impide que la Tierra se enfríe, recuperando parte de la energía devuelta
por la Tierra.
El efecto invernadero natural es importante, pues sin él la temperatura media superficial terrestre
seria de -18 oC y con él es de + 15 oC permitiendo la vida en la Tierra en las condiciones que
conocemos.

4.3.3.2 LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO

Dióxido de carbono (CO 2) . Es el gas de mayor influencia, entre el 55 y el 80 % del E.I., aunque no
se considera como un contaminante, pues forma parte natural del aire.
Como consecuencia de su ciclo natural, experimenta fluctuaciones diarias (relación luz-
fotosíntesis) y estacionales (disminuye en las estaciones de mayor producción vegetal), también
aumenta tras la lluvia al ser mayor la respiración de los organismos descomponedores del suelo.
Otro factor natural que afecta a la concentración de CO 2 es la capacidad de absorción de los
océanos, que puede sobrepasar el 70 % del producido, debido a la solubilidad del gas en el agua (se
produce carbonato cálcico que queda atrapado en los fondos marinos, por ejemplo en los
caparazones de los corales).

En la gráfica se observa la evolución de la concentración media anual de CO 2. La


oscilación anual se debe a la absorción del CO 2 por la vegetación durante la primavera y
el verano del hemisferio norte, de ahí que presente esa forma en diente de sierra.

Metano (CH 4) . Es el segundo gas en importancia, alrededor del 20 %, con una concentración de
1,7 ppm, que ha aumentado en los últimos años por fuentes antrópicas, en especial las
fermentaciones del aparato digestivo del ganado, los arrozales, las fugas de los oleoductos, los
vertederos y la combustión de biomasa.

Cloro-fluoro-carbonos (CFCs) . Ocupan el tercer lugar, contribuyendo aproximadamente el 20 %


del efecto invernadero. Los CFCs son sustancias químicas sintéticas formadas por cloro, flúor y
carbono.

Las moléculas de CFC tienen una larga vida activa. El CFC-11 es activo durante unos 65
años y el CFC-12 durante unos 110 años. Cada molécula de CFC-11 y de CFC-12 contribuye 3.500
y 7.300 veces más, respectivamente, al efecto invernadero que cada molécula de CO 2.
Los CFCs también destruyen la capa de ozono en la estratosfera, causando que una mayor
proporción de rayos ultravioleta alcance la superficie de la Tierra.
La manifestación del efecto invernadero es un calentamiento global significativo de la
atmósfera terrestre, que de seguir con el mismo nivel de emisiones seria de 0,3 °C cada 10 años,
con aumentos de 2 a 6 °C para mediados del siglo XXI.

4.3.3.3 CONSECUENCIASDEL INCREMENTO DEL EFECTO INVERNADERO


Una de las consecuencias del cambio climático es la subida del nivel del mar. Al aumentar la
temperatura, parte del agua retenida en forma de hielo sobre los continentes y en los casquetes
polares se fundirá discurriendo hasta alcanzar el mar, que subirá de nivel. El proceso ha ocurrido
múltiples veces en la historia de la Tierra. La subida del nivel del mar afectará sobre todo a las
regiones costeras que son las más pobladas de todo el planeta. Sus efectos serán múltiples:

Inundación de áreas cercanas al mar, muy grave en islas y zonas deltaicas, que pasarán a quedar
cubiertas por el agua.
Avance transgresivo de las zonas batidas por los temporales que afectará sobre todo a ciudades
costeras y a zonas turísticas, con una salinización de los acuíferos costeros.
Desaparición de lagunas costeras y marismas, algunas de las zonas naturales más emblemáticas
del planeta.

Alteración de la escorrentía superficial, ya que favorecerá la inundación de zonas cercanas a la


costa, y paralización de parte de los sistemas de alcantarillado de las ciudades costeras, que
cuentan con muy poca pendiente lo que obligará a establecer sistemas de bombeo para verter esas
aguas.

4.4. MEDIDAS DE CORRECIÓN Y PREVENCIÓN PARA REDUCIR LA CONTAMINACIÓN


ATMOSFÉRICA
4.4.1. VIGILANCIA DE LA CALIDAD DEL AIRE

Consiste en un conjunto de sistemas y procedimientos utilizados para evaluar la presencia de


agentes contaminantes en la atmósfera, así como la evolución de sus concentraciones en el tiempo
y en el espacio, con el fin de prevenir y reducir los efectos que pueden causar sobre la salud y el
medio ambiente. Dicha vigilancia se puede llevar a cabo a escala local, poniendo en marcha redes
de vigilancia locales (redes urbanas); a nivel comunitario, mediante programas específicos de
vigilancia de contaminación transfronteriza, o a nivel mundial, elaborando programas de ámbito
mundial como la red BAPMON, que se encarga del análisis y evolución de los datos sobre los gases
invernadero o el estudio de la disminución de la capa de ozono.
a) Redes de estaciones de vigilancia, constituidas por equipos manuales, que se encargan de la
toma de muestras y su análisis en el laboratorio, y por equipos automáticos de medida continua, que
suministran datos hacia un centro de control. Entre ellos destacan las redes urbanas, cuyo fin es
conocer la concentración de cada contaminante, estudiando para ello los parámetros que afectan al
efecto invernadero, a la capa de ozono y los relacionados con la lluvia ácida.

b) Métodos de análisis, que comprenden procesos físicos, basados en someter las muestras de
aire a ensayos en los que no se alteran las características de los contaminantes, como la
determinación del color o de la absorción de luz en diferentes longitudes de onda, y métodos
químicos, basados en la transformación que sufre la sustancia objeto de análisis.
c) Indicadores biológicos de contaminación (bioindicadores) , que se basan en el análisis de la
sensibilidad que presentan algunas especies de seres vivos a ciertos contaminantes gaseosos
atmosféricos, cuyos efectos permiten identificar su presencia y vigilar la evolución de la
contaminación atmosférica.
Entre los contaminantes más comúnmente detectados mediante indicadores biológicos
tenemos HF, SO2, oxidantes fotoquímicos, metales pesados e isótopos radiactivos. Entre las
especies empleadas destacan los líquenes, que son muy sensibles al SO 2, HF y HCl, ya que les
producen alteraciones morfológicas y fisiológicas importantes.

4.4.2 MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y CORRECCIÓN

Entre las distintas acciones destinadas a disminuir o corregir el problema de la


contaminación del aire destacan las siguientes:
1) Medidas preventivas, encaminadas a evitar la aparición del problema, como son:

Planificación de usos del suelo, que mediante los planes de ordenación del territorio contemplen
los lugares idóneos para establecer industrias, de forma que sus efectos sobre las poblaciones,
vegetación, animales y materiales sean menores.
Evaluaciones de impacto ambiental , que son estudios previos de las alteraciones que sobre el
medio ambiente en general y sobre la atmósfera en particular van a provocar la realización de
determinadas acciones, proyectos, etc., con el fin de establecer medidas correctoras que mitiguen
los impactos antes de que aquellos se lleven a cabo.
Empleo de tecnologías de baja o nula emisión de residuos, basadas en el desarrollo de
procesos que traten de evitar la contaminación en origen.
2) Medidas correctoras, como la depuración del aire contaminado y las estrategias de dispersión.
Se recurre a ellas para evitar la descarga masiva de contaminantes a la atmósfera. Entre ellas
podemos mencionar:
Concentración y retención de los contaminantes con equipos de depuración, como el empleo
de filtros de tejido, precipitado res electrostática y absolvedores húmedos. Este método tiene el
inconveniente de transferir la contaminación de un medio a otro, ya que al evitar la concentración de
contaminantes del aire se producen residuos sólidos y líquidos que pueden contaminar, a su vez, el
suelo o el agua.
Sistemas de depuración que emplean mecanismos de absorción basados en la circulación de
líquidos capaces de disolver el contaminante gaseoso, métodos que emplean sólidos que retienen
selectivamente los contaminantes a eliminar, procesos de combustión de contaminantes mediante el
empleo de antorchas o quemadores y procesos de reducción catalítica en el caso de contaminantes
que se pueden transformar en compuestos no tóxicos al reaccionar con un agente reductor.
La expulsión de los contaminantes por medio de chimeneas adecuadas, de forma que se diluyan
lo suficiente, evitando concentraciones a nivel del suelo. En este caso se reduce la contaminación
local, pero se pueden provocar problemas en lugares alejados de las fuentes de emisión.

4.5. EL CAMBIO CLIMÁTICO GLOBAL

Se puede definir como la diferencia entre las condiciones climáticas en dos tiempos distintos.
El cambio climático toma muchas formas, y ocurre en distintas escalas de tiempo y en distintas
escalas geográficas. En tiempo reciente, los científicos se han interesado en cambios asociados a
calentamiento global debido al impacto de las actividades humanas en la proporción de gases de
efecto invernadero en la atmósfera. Este es el llamado incremento del efecto de invernadero.
La evidencia del cambio climático es geomorfológica (restos de formas del relieve creadas
bajo climas distintos), sedimentológica (el tipo y composición de los sedimentos que se acumulan
en una cuenca es controlado por el clima), y biológica(los organismos se adaptan a las condiciones
climáticas; los fósiles se asocian al ambiente de depósito).

4.5.1 CAUSAS NATURALES DE LOS CAMBIOS CLIMÁTICOS

a) Variaciones de la energía emitida por el Sol. Lovelock en su teoría Gaia, sostiene que la
energía solar ha variado a lo largo del tiempo. Parece seguro que existen unos ciclos de actividad
solar, con manifestaciones como las manchas solares, que se producen cada 11 años, aunque no
está claro el modo en que repercuten en nuestro clima. También hay un ciclo de polaridad magnética
solar (ciclo de Hale) del orden de 22 años y puede haber otros ciclos desconocidos más largos.

b) Eventos catastróficos.
- Impactos meteóricos. Levantan gran cantidad de "polvo" que resta transparencia a la atmósfera,
aumentando la contra radiación y provocando un enfriamiento del clima. El ejemplo más típico es el
del meteorito "Nautilus" que impactó al final del Cretácico, con la extinción de numerosas especies.
- Emisiones volcánicas. Algunos volcanes expulsan gran cantidad de cenizas y pequeñas
partículas (aerosoles) capaces de alcanzar y permanecer durante mucho tiempo en la alta troposfera
o en la estratosfera. Estas partículas tienen una enorme capacidad reflectante y representan una
pérdida muy importante de radiación solar (un 5 ó 10 %), generando bajadas considerables de la
temperatura. La intensa actividad volcánica en el pasado influyó de manera más relevante en el
clima terrestre.
c) Configuración de continentes y océanos . Los continentes han variado mucho su posición
relativa a lo largo de la historia de la Tierra. Suponiendo una relación de superficies
continental/oceánica semejante a la actual, han existido diferencias en la distribución de las masas
continentales. Este último factor es el que permite la circulación de corrientes oceánicas que regulan
la temperatura de las aguas.
Un caso especial se produce cuando todos los continentes se reúnen formando un supe continente
(Panguea). Se sabe que ha habido al menos dos situaciones de Pangea, una hace 600 m.a. (final
del Proterozoico) y otra hace 300 m.a. (final del Carbonífero). La consecuencia de esta agrupación
es una continentalización del clima, ya que las masas de aire oceánicas cargadas de vapor de agua
no pueden penetrar hasta el continente.

d) Variaciones en la órbita terrestre . Los cambios en el carácter de la órbita terrestre alrededor


del Sol, se dan en escalas de tiempo de milenios o más largos. Pueden significativamente alterar la
distribución estacional y latitudinal de la radiación recibida. Son conocidas como Ciclos de
Milankovitch. Son estos ciclos los que fuerzan cambios entre condiciones glaciares e interglaciares
pues al disminuir la radiación incidente, disminuye la temperatura, activándose el bucle hielo-albedo.
Se deben a tres factores:

Excentricidad de la órbita. La Tierra gira alrededor del Sol describiendo una elipse. La
excentricidad de la órbita sigue ciclos de unos 100.000 años, en los que los recorridos pasan de ser
casi circulares a elípticos. En una órbita como la actual, la diferencia en el valor de la constante de
radiación solar que llega a la Tierra entre el punto más cercano al Sol (perihelio) y el más alejado
(afelio) es de un 6 %.
Inclinación del eje . La inclinación del eje de giro respecto a la perpendicular al plano de la
eclíptica varía entre 21° y 24° en períodos de unos 41.000 años. Una mayor oblicuidad modifica la
posición de los trópicos y, aunque la energía que llega a la superficie terrestre es la misma, no lo es
su distribución, acentuándose la estacionalidad del clima.
Posición en el perihelio. El perihelio es el punto de la órbita terrestre más cercano al Sol y el afelio
el más alejado. Está relacionado con el movimiento de precesión o cabeceo del eje de rotación
respecto a la estrella Polar, que describe ciclos de 23.000 años y afecta a la localización del perihelio
(diciembre) y afelio (junio) en el hemisferio norte.
Ciclos astronómicos (la excentricidad de la órbita está muy exagerada para que se
aprecien mejor las variaciones)

e) Composición química de la atmósfera . Es el factor que más debió influir en los cambios
climáticos del pasado más lejano. Se sabe que nuestra atmósfera es, en gran medida, producto de
la "desgasificación" interna de la Tierra durante las etapas iniciales de consolidación como planeta,
completada hace 3.500 m.a. La primitiva atmósfera evolucionó hasta hace unos 300 m.a., momento
a partir del cual su composición puede considerarse muy semejante a la actual.

f) Actividades humanas. Es la actual causa de alteración del clima; desde el comienzo de la


revolución industrial la concentración de CO 2 en la atmósfera está en continuo aumento. De seguir al
ritmo actual podría alcanzar el nivel de 0.06 % (frente al 0.035 % actual) a mitad del siglo XXI, lo que
significaría un aumento de la temperatura media de la superficie de la Tierra entre l'5 y 4 °C.

g) Mecanismos de retroalimentación ("feedback") . Como ejemplo de mecanismos de


retroalimentación están todos aquellos que alteran el albedo terrestre (crecimiento de los casquetes
de hielo, extensión de zonas desérticas o forestales, erupciones volcánicas...), aquellos procesos
que alteren la concentración atmosférica de gases invernadero (formación de agua marina profunda,
productividad primaria marina, vegetación, etc.), balance hidrológico (dirección e intensidad de los
vientos, gradientes térmicos, etc.).

4.5.2. LA INFLUENCIA DE LA ACTIVIDAD HUMANA EN EL CAMBIO CLIMÁTICO

Actualmente el ser humano podría poner en peligro su propio nicho ecológico con la
amenaza del calentamiento global. Los productos gaseosos de la civilización, en forma de gases de
efecto invernadero como el CO 2, han atrapado en la atmósfera el calor suficiente para elevar 0'5 °C
la temperatura atmosférica media de la superficie terrestre durante este siglo. De persistir esta
tendencia, podrían alterarse los patrones climáticos en todo el mundo, o bien podría no suceder
nada. El clima mundial depende de una combinación de factores que interactúan de forma compleja
que aún no alcanzamos a comprenderlo del todo.
En 1995 el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), afirmó que "las
pruebas en su conjunto indican que el hombre influye de manera ostensible en el clima mundial". El
grupo señaló que se desconoce el grado de influencia debido a "las dudas que aún imperan con
respecto a factores clave", incluida la medida en que las nubes y los océanos inciden en los cambios
térmicos. Mientras aún las consecuencias de la actividad humana son inciertas, la capacidad del
hombre de alterar el equilibrio atmosférico es indiscutible.