You are on page 1of 5

El entrenamiento en habilidades sociales ( Vicente E.

Caballo) Características del entrenamiento en grupo: 1° El grupo ofrece una situación social ya establecida en la que los participantes que reciben el entrenamiento pueden practicar con las otras personas. 2° Las habilidades recien adquiridas se dan en un contexto de apoyo, donde los pacientes se sienten menos intimidados. 3° La situación de aprendizaje se da en un contexto real y no simulada, lo que aumenta la posibilidad de que la conducta aprendida se vuelva a realizar. Lange y Jakubowsti, se refieren a las modalidades de grupos que se devieran implementar para trabajar en equipo, los cuales son los siguientes: a) Grupos orientados hacia los ejercicios b) Grupos orientados hacia los temas. c) Grupos semi-estructurados d) Grupos no estructurados.

La mezcla de edades y de inteligencia ayuda a proporcionar entre los miembros una comprensión de sus dificultades. Contenido del entrenamiento en habilidades sociales: a) Atmósfera libre de juicios de valor. b) El contenido varia según las necesidades del grupo. c) Se considera el nivel y la naturaleza de la conducta. Linehan aporta en los aspectos básicos y esenciales que deben existir dentro de las habilidades que se deben enseñar a los grupos entrenados: a) Habilidades básicas, observar, retroalimentación mutua. b) Hacer, rechazar peticiones. c) Entrenamiento en la hablidad de autocontrol. d) Educar en que los fracasos se pueden dar. escuchar y participar de

El objetivo es mejorar la adquisición de conducatas y respuestas efectivas en situaciones problema. Los ejercicios de relajación resultan sumamente útiles en las primeras sesiones del entrenamiento en habilidades sociales, y este requiere de una práctica regular si se requiere que sea útil. Todos tenemos derecho a ejercer nuestro rol de la manera en que lo determinemos adecuado en la medida de no tener que pasar a llevar a los demás. Para esto, en una sesión se entrega un ejercicio que contenga los derechos humanos básicos para que los conozcan y comprendan las limitaciones y los aspectos positivos. Existen varios tipos de conducta, entre los que cabe destacar la conducta asertiva, la no asertiva y la agresiva. La eficaz y la que se recomienda usar en estos tipos de entrenamiento de habilidades sociales es la conducta asertiva, la cual consiste en dar a conocer de forma precisa, exacta, concreta y clara lo que se quiere dar a conocer, no de manera genérica y poco descriptiva, sino, mas bien siendo muy riguroso en lo que se quiere comunicar y describir atentamente lo que se requiere cambiar. La manera de intervenir asertivamente es a través del diálogo, lo que implica la capacidad de identificar los diálogos erróneos y eliminarlos para poder utilizar lo que realmente es eficaz y solo lo que sea necesario. La idea es cambiar los pensamientos y dichos autoreferentes negativos e irracionales por aquellos positivos y adecuados. El entreanmiento en habilidades sociales implica: a) Se debe quitar la falta de información sobre las relaciones y en como estas se daran. b) Adquirir habilidades interpresonales (conductas cálidas). c) Cambiar habilidades poco asertivas. d) Reglas internas rígidas. e) Temor a la evaluación negativa. f) Anticipacion de consecuencias negativas en vez de positivas. g) Pensamientos negativos sobre uno mismo. h) Eliminar obstáculos ambientales i) Tomar en cuenta la responsabilidad de hacer el primer acercamiento.

Antes de empezar una interacción es importante atender a los elementos no verbales que manifiesta la persona a quien queremos dirigirnos, así mismo es importante el acercamiento ante el cual se tienen tres temas para escoger, “la situación”, “la otra persona”, y “uno mismo”. Para acercarse a otra persona y comenzar una conversación se sugieren algunas reglas: ser positivo, directo, sacar provecho del humor, acercarse a la gente que parece amigable, sonreír y mirar a la gente, no intimidar, entre otras. Por otro lado los temas que se pueden hablar son muy variados: discusión de sentimientos, compartir pensamientos, actividades, etc. Es importante disfrutar de las conversaciones por lo que es necesario terminar con aquellas que no nos gustan, prolongar las que nos resultan agradables, saber arreglar futuros contactos con quienes deseamos volver a ver y rechazar aquellos que no nos interesen.

Estrategias para el mantenimiento de conversaciones

Preguntas con final cerrado/abierto: Para obtener información de la otra persona. Libre información: Se refiere a la información que no fue requerida por la pregunta pero que la gente sea o no de forma consciente comparte aquella parte de si misma de la que quiere hablar. Autorrevelación: Es el acto de compartir verbal o no verbalmente con otra persona información personal sobre el mismo. La escucha: Prestar atención a los mensajes que envían los demás y asociar futuras respuestas con esos mensajes. Se destaca la escucha activa donde el individuo manifiesta conductas que indican que esta prestando atención a la otra persona. Pausas terminales: Cuando dos personas no tienen más que decir sobre ese tema, estos lapsos se pueden reconocer por una larga pausa después de una charla y antes de que haya ninguna otra reacción.

Los silencios: Las conversaciones conllevan periodos de silencio que son normales y pueden ofrecer pausas refrescantes. Estos silencios pueden ser molestos y otra veces naturales.

Hacer y recibir cumplidos: Los cumplidos son conductas verbales especificas que resaltan características positivas de un apersona. Hacer cumplidos ayuda a fortalecer y a profundizar la relación entre dos personas además, es menos probable que se sientan olvidados o no apreciados, por otro lado cuando se empiezan a hacer cumplidos a los demás es más probable que también recibamos mas cumplidos. Hacer y rechazar peticiones: Hacer peticiones incluye el pedir favores, pedir ayuda y pedir a otra persona que cambie su conducta. Esto implica que la persona sea capaz de pedir lo que quiera sin violar los derechos de los demás, ya que reconocer los derechos de la otra persona es la mejor protección de los propios derechos. El rechazar peticiones de forma adecuada implica ser capaz de decir “no” cuando quiera hacerlo y que no se sienta mal por decirlo, pues tenemos el derecho de decir que no a peticiones poco razonables y a peticiones que, aunque son razonables, no queremos acceder a ellas. Los rechazos tienen que expresarse en forma clara concisa y sin excusas. Expresión de molestia, desagrado, disgusto:

Todas las personas tienen derecho a vivir una vida feliz y agradable. Si algo que hace alguien limita nuestra felicidad, tenemos el derecho de hacer algo al respecto, en la mayoría de los casos es conveniente expresar nuestra molestia y nuestro disgusto en el mismo momento, esto puede cambiar o no la situación, pero en la mayoría de los casos servirá para que la otra persona se dé cuenta de algo que nos molesta. Para expresar este disgusto es necesario seguir cuatro pasos describir la conducta que nos molesta, expresar sentimientos sobre la conducta, especificar concretamente los cambios que se quieren pedir y señalar las consecuencias positivas que proporcionaras si la otra persona está de acuerdo a cambiar. Afrontar las críticas: Por muy buenas que sean nuestras relaciones, seremos criticados de vez en cuando, y normalmente responderemos de forma defensiva. Garner plantea abordar la crítica de forma constructiva siguiendo ciertos pasos: 1.- Pedir detalles, para enterarnos de cuáles son las objeciones de la otra persona 2.- Estar de acuerdo con la crítica, que tiene que ver con estar de acuerdo con la verdad, pues, frecuentemente, parte de lo que nos expresan nuestros críticos es cierto y es importante reconocer esa verdad, o por otro lado se puede estar de acuerdo con el derecho que cada persona tienen de hacer críticas.