You are on page 1of 5

LA ALABANZA QUE AGRADA A DIOS Introducción Por fe sabemos y estamos convencidos, que todo lo que existe, es el resultado de la obra

maestra de nuestro eterno Dios. Todas las cosas que Él ha creado, las ha creado con un propósito. No existe nada que haya sido hecho por casualidad. Entonces debemos preguntarnos ¿cuál es el propósito por el cual fuimos creados? El ser humano es la máxima creación de Dios, y fue creado con el propósito de adorar y alabar a su Creador. El cristiano debe estar consciente de este gran privilegio, pero al mismo tiempo debe estar consciente de la gran responsabilidad y entrega que esto implica. I. El cristiano debe rendir culto a su único y verdadero Dios. El cristiano está llamado a rendir culto a su único y verdadero Dios. Recuerdo que hace varios años atrás, cuando aún no era cristiano, me invitaron a ir a un “culto”, pero para mí esa palabra me era desconocida. Quizá en nuestros días sientan lo mismo algunas personas cuando nosotros les decimos “Te invitamos a que asistas al culto el domingo”. Es posible que invitemos a otros a asistir a un culto a Dios, pero quizá no entendemos todo lo que existe detrás de la palabra culto. Antes de continuar, quiero dejar en claro que el culto que ofrece el cristiano a Dios puede ser privado, o público. Es privado cuando el cristiano con un espíritu reverente se acerca a Dios para honrarle, adorarle y alabarle a solas; en otras palabras, tiene una cita con Dios. El culto público, por lo general, es un servicio o reunión de la familia de Dios, el mismo que es celebrado en un lugar determinado, y eso es básicamente lo que hacemos en domingo. Para un mejor entendimiento de la palabra “culto”, consideremos una definición de la misma que la da un Diccionario de la Biblia: “Reverencia suprema que solamente es debida a Dios. Incluye adoración, alabanza, acción de gracias, confesión del pecado, imploración de gracia y la consideración de la divina voluntad". Otro diccionario la define de la siguiente manera: "La actitud de humildad, reverencia, honor, devoción y adoración que apropiadamente caracterizan la relación de los seres creados con su Creador, especialmente en su presencia". Podríamos decir entonces que un acto de culto a Dios en domingo es una reunión dedicada a la adoración y alabanza de su nombre con una actitud reverente y de corazón. Es una reunión en la cual podemos hablar con Dios por medio de la oración; podemos alabar su gran nombre por medio de cánticos espirituales; podemos escuchar la exposición de su palabra; podemos sentarnos a la mesa del Señor y participar en su gran Cena; podemos ofrendar con amor; podemos disfrutar de la comunión con nuestros hermanos en la fe. El culto en domingo es un medio para estimular el crecimiento espiritual, es un acto muy importante que no lo podemos perder por nada. Sin embargo, existen algunos cristianos que reemplazan a este acto tan valioso para su vida espiritual con otras cosas como: ir al fútbol, ir de paseo, dormir hasta más tarde, salir con los amigos, etc. No es de extrañar que aquellos que así lo hacen, viven vidas espirituales superficiales, son cristianos de nombre pero su corazón está anclado en las cosas que ofrece el mundo. Para ellos asistir el domingo al lugar donde se reúne la iglesia, es una carga, y estarán esperando que se termine el culto lo más antes posible para salir de él.

los que han sido comprados con la sangre del Cordero.Sólo cuando estamos conscientes de lo que verdaderamente significa dar culto a Dios y de los grandes beneficios que trae consigo para nosotros. no está listo para ir al cielo. es preciso que aprendamos a hacerlo bien mientras estamos aquí en la tierra. confesar palabras de agradecimiento. a la Cena del Señor. El culto que ofrecemos a Dios en domingo es un acto sagrado que merece toda nuestra atención. A partir de este momento vamos a enfocarnos en uno de los actos de servicio que hacemos durante el tiempo del culto a Dios el cual es la Alabanza a Dios. El salmista se alegraba porque sabía que iba a estar en la presencia de Dios. es apropiado que se lo prueben aquí abajo”. y otros más. La reverencia que debemos expresar a Dios durante el culto en domingo no es sólo en el momento de la Cena del Señor. He escuchado y seguramente también habré dicho lo siguiente: “Hemos llegado a lo más importante. y en la tierra sus hijos. engrandecer. Debemos recordar que es necesario presentarnos ante Él con temor reverente. debería ser nuestra vida misma. Creo sinceramente que debemos corregir nuestra forma de ver las cosas. sin embargo hay muchos que llegan atrasados. Ese es el deseo de Dios para su pueblo. Con esto no quiero decir que tenemos que ir a un lugar físico para pensar que estamos en la casa de Dios. No puede ser realizado con indiferencia ni descuido. dar loor. podremos decir como el salmista: Yo me alegré con los que me decían: a la casa de Jehová iremos. 122:1). por lo tanto mostremos reverencia. En el cielo. Si no existe reverencia a Dios en cada uno de los actos que se están haciendo para agradarle a Él. Si alguno está aburrido de la alabanza. porque la casa de Dios somos nosotros. Si quisiéramos dar una definición de lo que es Alabanza podríamos decir que es una expresión de admiración y aprobación. todo lo que se hace. La palabra alabanza encierra algunos significados como: Celebrar. porque en el cielo alabaremos a Dios eternamente. exaltar. Se nos olvida muchas veces que Él es el invitado principal y que todo su pueblo debería estar esperándole a Él para postrarse a sus pies. La Alabanza a Dios La alabanza a Dios no debería ser parte de nuestra vida. otros están con su mente en otras cosas cuando el predicador está exponiendo la Palabra de Dios. Sólo entonces nos convertiremos en adoradores en espíritu y verdad. glorificar. porque si decimos que es un culto que está dedicado a Dios. como si estuvieran llegando a un evento cualquiera. II. cantar. de nada sirve lo que hagamos. en fin. debe ser reverentemente. y nadie que se muestre irreverente podrá estar en su presencia. Es necesario que juntos trabajemos para darle a Dios un culto verdadero en el cual nuestro corazón está postrado ante Él de principio a fin. deben hacerlo también. hechos a imagen y semejanza suya. (Salmo. Es una respuesta interna del corazón del . por una gran razón: Dios es el homenajeado. Lamentablemente se ha ido perdiendo la reverencia que Dios se merece. hagamos silencio”. Él es Santo y nosotros pecadores. y el Padre eterno busca ese tipo de adoradores. la reverencia a Dios en muchas iglesias está ausente. Cierto escritor expresó: “La alabanza es el vestido de los santos en el cielo. dar gracias. los ángeles alaban a Dios incesantemente. Pero qué imagen tan maravillosa es aquella en la que se puede contemplar al pueblo de Dios adorándole y alabándole con un mismo corazón. como si le estuvieran haciendo un favor a Dios llegando “aunque sea tarde”.

La alabanza a Dios es poderosa para liberar. porque estaban alabando el nombre del Dios Todopoderoso. La alabanza a Dios jugó un papel muy importante en la vida del pueblo de Dios. d) Debe ser reverente. • En Hechos 16:11-26 vemos que Silas y Pablo estaban orando y cantando himnos. (2 Cr. en sus atributos y cualidades. Hay muchas razones por las cuales debemos alabar a Dios. He. 13:15). es un mandato (Sal. etc. Debemos estar enfocados no en nosotros mismos. La alabanza puede cambiar la atmósfera de nuestra casa. (Salmo 22:3). lugar de estudio. con reverencia. quizá sin palabras y llenos de gratitud hacia Dios. trabajo. Fue una estrategia loca para la mente natural. Era un ejército que iba a luchar contra una gran multitud. • El rey Josafat dirigió al pueblo de Dios a la batalla contra sus enemigos. sino en nuestro Dios. cuando de pronto vino un terremoto y sus cadenas de soltaron. En todo tiempo. Es algo que no se puede contener. debemos refrescar nuestra memoria. (Sal. pueblo escogido. 34:1. porque Dios es bueno. maravilla y adoración a Dios. (Salmo 103) Debemos alabarle por la salvación eterna que nos ha dado por medio de Jesús. con un derramamiento de todo su ser. su presencia estará de continuo con nosotros. más allá de lo que podemos pensar. La alabanza genuina a Dios es poderosa. El resultado fue que sus enemigos fueron destruidos. Esta actitud correcta comienza cuando nos tomamos el tiempo necesario para meditar en la grandeza de Dios y en su dignidad. b) Es un rebosar. es la consecuencia natural de reconocer la grandeza de Dios y de saber que Él es nuestro Dios. Veamos algunos ejemplos. pero no iba con armas en sus manos sino con alabanza en su corazón y en sus labios para Dios. La alabanza es poderosa porque Dios habita en medio de ella. lento para la ira y grande en misericordia. y sólo allí podemos reconocer que Él único digno de recibir nuestra alabanza es Dios. La consecuencia de esto es que nos quedamos admirados. Debemos levantar el nombre de . Si queremos cambiar la atmósfera de la iglesia en la cual nos reunimos. Dios no ha cambiado. es algo que no se puede callar.adorador ante la revelación de Dios y su grandeza. ¿Cómo nos enfrentamos a la batalla nuestra de cada día? No hay mejor manera de empezar nuestra batalla alabando el nombre de Dios. Cuando hemos contemplado la belleza de nuestro Dios. nación santa. tenga o no tenga ganas de hacerlo. La alabanza verdadera : a) Debe tener una actitud correcta. sentimos que nuestra copa está llena de alabanzas hacia Dios. Si nos mantenemos saturados de alabanzas a Él. exige que su pueblo le alabe de corazón. 23:5) c) Es un derramamiento del corazón en profundas expresiones de reverencia. trajo grandes victorias en situaciones difíciles. porque somos real sacerdocio. temor. debemos aprender a alabar continuamente el nombre de Dios. debo alabar a Dios. y quién contra Él. En nuestros días no puede ser la excepción. pero la más poderosa. poderoso. En las Sagradas Escrituras encontramos algunos ejemplos valiosos que nos muestran cómo la alabanza a Dios ofrecida por su pueblo con una actitud correcta. y que se expresa de algunas formas. 20: 21-22). porque Él se la merece. No es algo que es forzado u obligado. No se puede hablar de alabanza genuina si nuestro corazón no se ha rendido a su Creador ni ha sido capaz de entender su grandeza.

hoy en día. ¿Cómo podemos enseñar a los demás que es algo maravilloso alabar a Dios cuando no lo hemos descubierto porque no hemos dedicado tiempo para maravillarnos en la grandeza de Él? ¿Cómo podemos enseñar a los demás que debemos alabar a Dios. Pero su alabanza a Dios fue impresionante para el mundo pagano. y su alabanza llegaba a la presencia de Dios. burlándose de las mismas canciones. porque le recuerda la derrota que sufrió hace más de dos mil años. mente y cuerpo juntos. de júbilo. con la mirada perdida. pero no por alabar a Dios. al considerar la historia. y vienen al culto que es ofrecido a Dios. la guitarra. 14:15) Esto significa que debo cantar con inteligencia. y están mirando a cada momento al reloj para ver a qué hora pueden retirarse. allá en la cruz. vemos que los primeros cristianos alabaron a Dios con un instrumento que no ha podido ser superado hasta la actualidad. Muchos cantan porque les dijeron que debían cantar. de borrachos. de pendencieros. les impactó. A nuestros hermanos en la fe del primer siglo no pudieron acusarlos de ladrones. y eso se convierte en un simple repetir y no en alabanza genuina a Dios. y se quedan dormidos allí…esa es su alabanza. y una parte de nuestro ser está formado por emociones como la alegría. Muchos miembros de la iglesia de Cristo. Ellos tenían un corazón hambriento de alabar a Aquel que los había comprado con su sangre. con su voz agonizando. están bostezando. Es necesario alabar al Señor con todo nuestro ser. 1 Co. Hablando de este punto. menos alabando a Dios. haciendo de todo. el discípulo de Jesús alaba porque no puede quedarse callado. (Sal. cuando se está cantando a Dios. 47:7. • Los cristianos del primer siglo cuando cantaban lo hacían de corazón: alma. el órgano. cuando nosotros no lo hacemos cuando nadie nos ve? Es necesario alabar al Señor con el entendimiento. a Aquel que los había amado desde la eternidad. sabiendo lo que estoy cantando. es decir. con la cara larga. el enemigo no soporta escuchar el nombre de Cristo. una de las maneras de alabar a Dios es por medio de los cánticos e himnos espirituales. los acusaban por levantarse al rayar el alba para cantar alabanzas a su Creador. entre dientes. ese instrumento que le fue dado por Dios mismo. se debe alabar a Dios con el ánimo por los suelos. distrayendo a los demás. hoy en día. Desconocemos el significado de las palabras. de regocijo? ¿Cómo podemos cantar da una sonrisa cuando estamos más serios que en un . han pensado que por el hecho de que no se utiliza los instrumentos musicales mecánicos como el piano. riéndose. algunos. el júbilo. de emoción. Muchas veces no sabemos lo que estamos cantando. hay muchos que dedican lo mejor de su tiempo a cosas vanas. • Para los cristianos del primer siglo alabar a Dios era su prioridad y por ello se levantaban temprano para dedicar lo mejor de su tiempo a su Rey. conversando. pues como alguien lo dijo. hoy hay muchos que se amanecen en vela.Jesús bien alto. y es la voz. En nuestros días. etc. ¿Sucede lo mismo con nosotros en la actualidad? ¿De qué nos acusaría el mundo: de alabar el nombre de Dios con todo nuestro corazón? ¿Nuestra alabanza en el culto impactaría a aquellos que no conocen a Dios a tal punto que ellos quieran conocer al Dios a quien le adoramos y alabamos? • Los primeros cristianos fueron acusados de levantarse al alba para alabar a su Creador. ¿Cómo es posible cantar “El que no escatimó ni a su propio Hijo… ciertamente las dará” sin que nuestro ser se llene de gozo. no puede contener la alabanza que su corazón quiere rendirle a su Creador. sino haciendo otras cosas.

. debemos empezar mejorando nosotros mismos. hágalo para el Señor.funeral? Es triste observar que muchos cantan con mucho sentimiento y a viva voz las canciones del mundo. a) Prepárese al máximo. y si nuestro corazón está hambriento de alabar y exaltar el nombre de Dios. Antes de querer que los otros mejoren. e) Busque un tiempo en el cual pueda enseñar nuevos cánticos a la iglesia. No es lo contrario. d) Exhorte a los hermanos a cantar con el entendimiento y el corazón. eso se verá reflejado cuando está alabando. pues si lo buscan lo encontrarán y si lo encuentran lo alabarán”. Estas sugerencias son sencillas y están dirigidas especialmente para aquellos hermanos que tienen la gran responsabilidad de dirigir la alabanza a Dios en la congregación o en reuniones de la iglesia entre semana. c) Asegúrese de que la iglesia conoce los cánticos que ha seleccionado. b) Pida la guía de Dios para la selección de los cánticos. Lo que existe en nuestro interior cuando alabamos se manifiesta en algo físico. Todos tenemos que mejorar en esta área tan importante de nuestras vidas. pero cuando se trata de alabar a Dios por medio del canto. Jesús dijo que de la abundancia del corazón habla la boca. f) Todo lo que haga. “Alabarán al Señor los que le buscan. su voz se apaga. Finalmente vamos a considerar algunas sugerencias prácticas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra alabanza a Dios en el culto dominical. g) Procure permanecer oculto.