You are on page 1of 6

LO QUE SOMOS EN CRISTO JESUS

Efesios 2:19-22
“19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos,
y miembros de la familia de Dios, 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles
y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21 en quien todo
el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22 en
quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el
Espíritu”

INTRODUCCION

Esta porción de las Sagradas Escrituras, nos ofrece varias excelentes y maravillosas
imágenes, sobre lo que somos los creyentes en nuestro señor y salvador Jesucristo.

La porción nos habla acerca de la nueva posición espiritual en que nuestro señor Jesucristo
ha colocado a los creyentes, gracias a la obra de salvación que Jesucristo completo en la
cruz del calvario.

Es sumamente importante que los creyentes sepamos y entendamos lo que somos en


Cristo Jesús, porque ese conocimiento nos permitirá valorar cada día más en su justa
dimensión, la grandiosa obra de redención realizada por Jesucristo a nuestro favor.

Con este mensaje queremos estudiar ese tema, desarrollando los puntos de enseñanza
que indicamos a continuación:

I. LOS CREYENTES SOMOS EL PUEBLO ESPIRITUAL DE DIOS


II. LOS CREYENTES SOMOS LA FAMILIA ESPIRITUAL DE DIOS
III. LOS CREYENTES SOMOS EL TEMPLO ESPIRITUAL DE DIOS

Comencemos con el desarrollo de nuestro primer punto de enseñanza.


Iglesia de Convertidos a Cristo 2
Pr.Luis José Valdera Cáceres Lo que somos en Cristo Jesús

I. LOS CREYENTES SOMOS EL PUEBLO ESPIRITUAL DE DIOS

A. CIUDADANOS DEL CIELO, Efesios 2:19a,“19 Así que ya no sois extranjeros ni


advenedizos, sino conciudadanos de los santos

1. La primera imagen del texto es que describe al creyente como miembro de una
nación o sociedad, Observe la palabra “conciudadanos”

2. Pero no siempre fue así, nosotros los gentiles, los que no somos judíos de sangre,
antes de Cristo en sentido espiritual no pertenecíamos al pueblo de Dios.

3. La palabra “extranjero” significa alguien de afuera, una persona extraña, alguien


fuera del ámbito. La palabra “advenedizo” (paroikoi) significa uno que no
pertenece a nosotros, uno que es residente temporal, un inmigrante, un exiliado.

4. Hubo una época en la que nosotros los gentiles no teníamos derechos de


pertenecer al reino de Dios, Efesios 2:11.

a. Antes de Cristo los gentiles éramos extraños para Dios y su reino


b. Estábamos ajenos de Dios y de su reino.
c. No teníamos relación ni confraternidad con Dios
d. Estábamos alejados de Dios y su reino

5. Pero observe la maravillosa noticia: Ya no somos extranjeros ni advenedizos para


Dios. La imagen es la de una persona que comparte con alguien la ciudadanía
de una nación.

6. En Cristo Jesús los creyentes formamos la nueva nación bajo el escudo y la


bandera de Dios. Fil. 3:20 “Mas nuestra ciudadanía esta en los cielos, de
donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo”.

B. SANTIFICADOS, Efesios 2:19a, “19 Así que ya no sois extranjeros ni


advenedizos, sino conciudadanos de los santos…”

1. Las personas creyentes en Cristo que formamos el pueblo de Dios, también


somos llamadas Santos, significa separados para Dios, 1 Pedro 2:9

2. Veamos los tipos de santificación que encontramos en la Biblia:

a. Santificación posicional, es alcanzada al momento de convertirse


genuinamente a Cristo. Los creyentes al momento de convertirnos a Cristo,
Iglesia de Convertidos a Cristo 3
Pr.Luis José Valdera Cáceres Lo que somos en Cristo Jesús

fuimos lavados de los pecados en la sangre de Cristo y apartados para


formar parte de pueblo de Dios, 1 Corintios 6:9-11.

b. Santificación progresiva, crecimiento en santidad que experimenta el


creyente, en la medida en que va aumentando su determinación de no
pecar

c. Santificación plena, será alcanzada por el creyente el día en que deje de


pecar, por haber sido revestido de un cuerpo celestial, glorificado conforme
a la semejanza de Cristo.

II. LOS CREYENTES FORMAMOS LA FAMILIA ESPIRITUAL DE DIOS

A. ANTES ERAMOS EXTRAÑOS PERO FUIMOS INGRESADOS EN LA FAMILIA DE


DIOS, Efesios 2:19, “19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino
conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

1. La segunda imagen del texto es para describir al creyente como la familia de Dios.
Jesucristo nos ha llevado a ser parte de la familia de Dios. Esto implica dos
grandes privilegios.

a. El privilegio de la adopción. Hemos sido adoptados como hijos de Dios, Mt.


12:50, “Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en
los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre”.

b. El privilegio de disfrutar de todas las experiencias de la familia de Dios, en


sentido figurado vivimos en la familia de Dios, bajo la paternidad de Dios, y
recibimos:

el amor de Dios ayuda cuidado provisión


compañerismo protección confraternidad refugio
disciplina intimidad Vamos en la embarcación de Dios

Romanos 8:15-17, “
Iglesia de Convertidos a Cristo 4
Pr.Luis José Valdera Cáceres Lo que somos en Cristo Jesús

B. TENEMOS PRIVILEGIOS Y RESPONSABILIDAD EN LA FAMILIA

1. En una familia que vive en una casa, cada miembro tiene privilegios pero también
tiene obligaciones, tiene que realizar algún servicio por el bien de la familia. Mt.
20:28, “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir,
y para dar su vida en rescate por muchos”.

2. Somos responsables de amar y cuidar la honra del padre de familia, de


enseñarnos unos a otros, y todas las demás labores que edificaran y fortalecerán
a la familia de Dios, Gal. 6:10

a. Efesios 6:7, “Sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los


hombres”.
b. Hebreos 10:24, “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al
amor y a las buenas obras”

III. LOS CREYENTES SOMOS EL TEMPLO ESPIRITUAL DE DIOS

A. FUIMOS INSERTADOS EN LA EDIFICACION, Efesios 2:20, “20 edificados sobre


el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo
Jesucristo mismo”.

1. La tercera imagen del texto es para describir la Iglesia como la edificación de


Dios, y los creyentes se describen como las piedras que se utilizan, para construir
el edificio de Dios.

2. Todos los creyentes de cada generación que son llamados a salvación en toda
parte del mundo, se insertan en el edificio espiritual de Dios edificado sobre
Jesucristo que fue el fundamento de los Apóstoles y los Profetas. Ellos nos
dejaron sus registros y testimonios, 1 Co. 3:10-11

3. Jesucristo es la piedra angular del edificio espiritual de Dios que es la Iglesia. La


piedra angular es la primera piedra que se coloca. Todas las demás piedras se
colocan sobre ella. Es la piedra preeminente en el tiempo.

a. La piedra angular es la piedra de soporte. Todas las demás piedras


descansan sobre ella. La piedra angular es la piedra preeminente tanto en
posición como en poder. Cristo es el soporte que sostiene la Iglesia con su
poder.
Iglesia de Convertidos a Cristo 5
Pr.Luis José Valdera Cáceres Lo que somos en Cristo Jesús

B. FUIMOS INSERTADOS PARA SER EDIFICADORES, Efesios 2: 21 “en quien


todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el
Señor;”

1. La cuarta imagen que presenta el texto es para describir a la iglesia como una
organización en crecimiento. La palabra “crece” es un término biológico, es la
idea de un organismo vivo.

2. La iglesia es un organismo vivo, la unión de diversas partes de un cuerpo que


tiene vida.

a. El apóstol Pedro indica que Jesucristo es la roca viva sobre la cual se


construye la casa espiritual de Dios, y los creyentes por estar unidos a Cristo
se convierten también en piedras vivas ., 1 Pedro 2:4-5.

3. Cristo es el cimiento sobre el cual debe construir el creyente. Todas las piedras
que no están apoyadas en Cristo se derrumban

4. Todo creyente es parte de la construcción y se espera que cumpla su función


dentro del edificio, cada creyente es un trabajador del que se espera se ocupe de
añadir al edificio.

5. La iglesia debe crecer, cada creyente debe traer nuevas piedras y encajarlas en
el edificio de Dios. Cada creyente debe sumar al edificio, su altura todavía no
está alcanzada, Mt. 28:19-20.

C. FUIMOS INSERTADOS PARA SER EDIFICADOS, Efesios 2: 22 “en quien


vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el
Espíritu”

1. La quinta imagen que presenta el texto, describe al creyente como una piedra en
crecimiento, la piedra angular marca la dirección y sirve para alinear todo el
edificio, se le llama la piedra de instrucción, sobre la cual se basan todas las
líneas e instrucciones del edificio.

a. Asimismo Cristo es quien da las directivas y las instrucciones en la Iglesia de


Dios

2. Jesucristo es quien da dirección a todos los creyentes, si seguimos cualquier otra


instrucción estaremos fuera de dirección.
Iglesia de Convertidos a Cristo 6
Pr.Luis José Valdera Cáceres Lo que somos en Cristo Jesús

3. Todos los creyentes formamos el edificio de Dios que va creciendo como un


cuerpo y cada miembro se va desarrollando, 1 Pedro 2:6-8.

D. FUIMOS INSERTADOS PARA MORADA DE DIOS, Efesios 2: 22 “en quien vosotros


también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”

1. La sexta imagen del texto presenta al creyente como templo de Dios, todos los
creyentes conforman el santo templo estructurado para la presencia de Dios, y cada
miembro es considerado una piedra integral y esencial colocada y encajada en el
edificio

2. Cristo mantiene la unidad de la Iglesia mediante su presencia a través del Espíritu


Santo que mora en cada creyente, y lo ayuda cuando:

a. Están en problemas, angustiados o confundidos.


b. Se sienten desalentados o descorazonados.
c. Están sufriendo o muriendo.
d. Están felices y entusiasmados.
e. Son indolentes e inactivos.
f. Dan testimonio y ensenan.
g. Predican y ministran.

3. El Espíritu de Dios mora en cada creyente que integra la iglesia, para conformar la
iglesia a la imagen de la voluntad de Dios. La efectividad de cualquier iglesia local
depende de la medida en que el Espíritu Santo guie y controle a sus miembros,

CONCLUSION

Hermanos, el texto que hoy hemos estudiado nos ha mostrado lo que los creyentes somos
en Cristo Jesús.

Somos el pueblo de Dios, somos la familia de Dios, y somos el edificio espiritual de Dios
que es la Iglesia de Cristo, el día que creímos en Cristo fuimos insertados en su Iglesia para
ser edificados, para edificar y para ser la morada de Dios en su Espíritu Santo.

Como piedras vivas que formamos parte del edificio espiritual de Dios, asegurémonos de
cumplir nuestro propósito que, es traer otras piedras o creyentes, para insertarlos en el
cuerpo de Cristo a fin de que el mismo continúe creciendo hasta que Cristo regrese por
nosotros.