You are on page 1of 15

15 cosas admirables de San José que todo padre de

familia debe imitar


Algunas ideas podrían ser útiles para inspirar la verdadera paternidad en un
mundo que tiene demasiados padres ausentes, y hombres que no han llevado a
cabo su promesa el día en que hicieron su compromiso matrimonial.
La buena noticia es que, a través de la conversión y la regeneración de la figura
paterna, en honor al buen San José, ¡podemos cambiar al mundo!
Cono ahora los quince aspectos destacados sobre San José como modelo para
todos los padres de familia

1.- Protector durante la huida a Egipto (Mt. 2)

La fuerte y protectora presencia del buen San José... Muchos padres, por el
contrario, huyen de sus familias y de las obligaciones familiares cuando llegan los
tiempos difíciles.

"El trabajo más duro, es el de no rendirse" (Vince Lombardi, Coach de la NFL)

2.- San José llamado a formar La Familia.

Una de las principales razones de la delincuencia y del crimen es la ausencia del


padre.

Las bandas delictivas se convierten pues en verdaderas familias de la calle; todos


necesitamos una familia y ser bien recibidos.

3.- El amor a Dios Padre y a Dios Hijo.

San José amó a ambos, a Dios Padre y a Dios Hijo completa y totalmente. Así,
los verdaderos padres deben primero amar a Dios por encima de todo, entonces
pueden querer a sus cónyuges y a sus hijos completa y totalmente.

4.- La presencia de San José en su hogar

Hoy, tenemos a muchos Padres ausentes. Muchos son adictos al trabajo.


¿recuerdan la historia del chico que quería comprarle a su papá una hora de su
tiempo?
San José estaba presente para Jesús en el taller de carpintería y sin lugar a duda,
también después del trabajo.
Los padres deben estar presentes para sus hijos de manera física, emocional,
moral y espiritual.

5.- Líder espiritual de la familia.


Los padres están llamados a ser los líderes espirituales de la familia; es decir,
como sacerdotes de la familia. Doug, un amigo mío, es un ejemplo de padre de
familia convertido durante un retiro mariano, que empezó a rezar el Rosario con
sus hijos adolescentes...

San José condujo a su familia hacia la vida espiritual: mediante la oración con los
salmos, yendo a la sinagoga y al templo.

6.- Líder en la oración.

Un claro ejemplo son el papá y la mamá de Carol Wojtyla (Juan Pablo II) que
hacían la oración de la noche con él. San José condujo también las oraciones en
su familia.

7.- Cuidadoso ante las necesidades de la familia.

Un verdadero padre tiene los ojos abiertos a las necesidades de la familia y está
dispuesto a sacrificarse. San José no pensaba en sí mismo, sino en Jesús y en
María.

8.- Comunicación con su familia.

Las conversaciones durante la comida en Nazaret. ¡Imagínate en ese lugar siendo


un invitado a su mesa!

Qué importante es la hora de la comida, especialmente para el desarrollo


saludable de los adolescentes ¡para que no sean parte de las estadísticas!

9.- Verdadero Padre y Esposo

Un verdadero padre es fiel a la esposa y a los niños como lo prometió el día de su


boda: "En la salud y en la enfermedad..."

10.- Proveedor para La Familia.

San José trabajó duro con el fin de ofrecer lo necesario a esta familia; él era un
trabajador, un carpintero que trabajaba duro.

A imitación de San José, los padres deben estar dispuestos a trabajar duro y
siempre dar un paso más allá.

11.- San José protegió a Jesús de los engaños y la malicia de


Herodes.
Los buenos padres, al igual que San José, deben ser buenos pastores para las
ovejas que se les han confiado, deben ser guardianes y protegerlas de los muchos
y feroces lobos.

Estos lobos hoy en día pueden estar en el abuso de los medios electrónicos.

12.- Sufrir por la familia.

San José estaba dispuesto a sufrir por aquellos que amaba y no solo una, sino
muchas veces: el embarazo de María, el viaje a Belén, los rechazos, la
circuncisión, la profecía de Simeón, Herodes, el Niño perdido.

En todo esto, San José sufrió valientemente en silencio y ofreció este sacrificio a
Dios.

Los padres deben estar dispuestos a sufrir por amor a su familia como el buen
San José. El amor se mide por la capacidad de sufrir por los seres queridos.

13.- San José escuchó a sus seres queridos.

En realidad no tenemos ninguna palabra de José en la Biblia. Los padres deben


escuchar a sus hijos y tratar de entenderlos y ganarnos sus corazones.

14.- San José: varón justo

Es el título que se le da; esto significa un hombre moralmente recto y completo, un


hombre de suma santidad e integridad.

Que nuestros padres de familia busquen la santidad ahí, en su vida diaria.

"Sed santos como vuestro Padre celestial es santo".

15.- Murió siendo Santo y Feliz.

Al final de su vida San José murió en los brazos de Jesús y de María. Esto es lo
que deseamos que nuestros padres de familia logren, a imitación del buen San
José: seguir siendo buenos y santos hasta morir en los brazos de Jesús y María.

Los buenos padres se han de esforzar para que los miembros de su familia tengan
una muerte santa y feliz.
Hoy celebramos a un gran santo, modelo de hombre y protector de las
familias: san José. Él como María, con su sí generoso, acogió, cuidó y formó a
Nuestro Señor Jesús. En esta galería queremos hacerles llegar algunos detalles
de este gran santo que desde el silencio es modelo de hombre para la
humanidad.
San José es modelo de padre por excelencia, lo dice el Papa
«Del mismo modo que el don de la sagrada Familia fue confiado a san José, así a
nosotros se nos ha confiado el don de la familia y su lugar en el plan de Dios. Lo
mismo que con san José. A san José el regalo de la Sagrada Familia le fue
encomendado para que lo llevara adelante, a cada uno de ustedes y de nosotros –
porque yo también soy hijo de una familia – nos entregaron el plan de Dios para
llevarlo adelante. El ángel del Señor le reveló a José los peligros que amenazaban
a Jesús y María, obligándolos a huir a Egipto y luego a instalarse en Nazaret. Así
también, en nuestro tiempo, Dios nos llama a reconocer los peligros que
amenazan a nuestras familias para protegerlas de cualquier daño».
Aquí les presentamos 7 dones que todo esposo debería rogarle a san José en su
día:

Hombre Justo
San José es un hombre justo, no entiende la situación de su prometida, sin
embargo, no quiere poner en evidencia a la Virgen María y decide
repudiarla en secreto. Cuántas veces en nuestros matrimonios nos dejamos
llevar por las habladurías y las injusticias. Miremos a José que no se deja
llevar por arrebatos de ira y desconcierto. El, que incluso podía haber
llevado a María a la muerte, en su duda y desconcierto elige la salida más
justa. Qué gran ejemplo.

Hombre frágil
San José era un hombre frágil que no comprende el mensaje de María.
Cuántas veces he visto la fragilidad en hombres justos por no entender los
designios de Dios. Los invito a mirar a José que, a pesar de esa fragilidad,
confía.
Hombre formador y Padre
Dios le encarga a San José adoptar como propio a un hijo que sabe no es suyo.
San José cuida a Jesús formándolo como hombre con su ejemplo; arduo
trabajador, hombre de fe, defensor de la vida y protector de su madre. José es el
gran ejemplo e inspiración para las familias de hoy. En él el sentido de la
paternidad se ve expuesto en todos sus aspectos.

Hombre guardián y Proveedor


osé hombre honesto lleva el pan a la mesa con el sudor de su frente, así como hoy
miles lo hacen. Es el Santo patrón de los trabajadores. Modelo a seguir por todos
los hombres en cuanto al recto oficio de su profesión.

Hombre del silencio


San José es un hombre de silencio. Acoge en el corazón y medita cada mandato
de Dios Padre, adora y forma en silencio a este hijo que a la vez es su Dios. San
José no corre a gritar la gran importancia que tiene por ser el Padre terrenal del
hijo de Dios. El entra en la actitud de disponibilidad total al plan de Dios.
Característica digna de admiración en el hombre de hoy que en lugar de jactarse
por sus logros o ambiciones, contempla en el silencio de su ser el llamado que
Dios le hace a cumplir su plan.

Hombre amado y amante


La cercanía tan personal a Jesús y a María hacen de José un hombre privilegiado
y de una fe extraordinaria. Dejándonos como ejemplo que una vida santa sólo se
logran a lado de ellos (Jesús y María). El amor de José hacia su familia se
evidencia en sus actos en esa entrega desinteresada por proteger, amar y servir a
los suyos. Amor que es retribuido infinitamente.

Las virtudes de José, esposo de María (bosquejo)


Mateo 1:18-25
Intro.
Desgraciadamente, José es un hombre olvidado mientras que María ha sido exaltada. Hay
mucho que podemos aprender de la vida de José. Debe ser que murió joven. Cuando Jesús
murió no se hace mención de José. Parece que María era viuda. Vamos a anotar algunas de
las virtudes de José.
I. Él era un hombre justo.
A. Vamos a ver lo que esto quiere decir por mirar a sus virtudes.
B. Es una persona en quien se puede confiar.
II. Tenia cariño y cuidado por su mujer.
A. Su preocupación al saber que María estaba encinta.
1) Debe ser que tenían un corazón quebrantado.
2) Quiso dejarla secretamente.
a. No denunciarla. Así iba a recibir la pena de muerte.
b. Anular el contrato sin decir por qué.
c. Él estaba dispuesto a aguantar la censura de los hombres.
B. Esta es una característica de la cristiandad verdadera.
C. Él no quería infamarla.
1) Para él, importaba lo que los demás pensaron de ella.
2) Ella fue conocido por muchos como una adúltera.
a) Infidelidad en el matrimonio y aun siendo prometidos los unos a los otros
fue castigado con la pena de muerte. Juan 8:4-5
b) La religión judaica demandaba moralidad.
* El mundo siempre busca una religión que no demanda moralidad. El
gordo Emilio. Pensaba que sería mejor ser metodista porque ellos no son
exigentes para nada. Es posible ser religioso (en el sentido mundial) e
inmoral a la vez. Las religiones grandes callan la boca en cuanto a la
pureza.
3) Jóvenes varones, cuando se casen, ten cuidado del buen nombre de su
esposa.
a) No déjala salir a la calle mal vestida.
b) Cómprala la ropa necesaria para que ella tenga buena apariencia.
c) No la difame delante de los demás.
4) Su mujer no es su esclava.
III. José era obediente a Dios. vs. 20-24
A. Él escuchó a la voz del ángel.
1) Hay muchos que ni siquiera escuchan.
2) Escuchamos a la voz de Dios de dos maneras.
a) Por leer su Palabra.
b) El Espíritu Santo nos habla por medio de nuestra conciencia. Rom. 8:14
B. Él hizo caso al ángel.
1) Cuando sabemos lo que es la voluntad de Dios no tenemos que preguntarnos:
a) ¿Me conviene hacerlo? Siempre le conviene.
b) ¿Qué dirán o pensarán los demás? ¿Qué importa?
2) Él obedeció aunque pensaba en hacer lo contrario.
a) Muchas veces la sabiduría humana nos guía a hacer lo contrario a la
voluntad de Dios.
b) Él procuraba hacer lo que era mejor para él y María.
c) Lo que pensaba hacer le parecía justo y bueno.
d) Sin embargo, no era la voluntad de Dios.
IV. José era cuidadoso de su familia.
*Yo respeto mucho un hombre que piensa en su familia. Hay un montón de hombres que
salen de su trabajo a las 5:00 y van a un bar a pasar el tiempo hasta las 10:00 de la noche.
Llegan a la casa tomados y mal humorados.
A. Fue privilegiado en ser cabeza del hogar en que Jesús creció.
B. José hizo un viaje a Egipto para proteger a su hijo. Mat. 2:13-15
1) Se fueron de repente. De noche.
2) Se fueron clandestinamente.
3) El de viajar en aquella entonces no era nada cómodo.
4) Él no pensó en su trabajo.
5) No pensó en sus amigos que tuvo que dejar atrás.
6) Pensó en el bien de su hijo.
C. Ellos vivieron en un país extraño como extranjeros.
1) Tenían que aprender el idioma.
2) Tenían que acostumbrarse a costumbres distintas.
3) Era un sacrificio.
4) Un buen padre hace sacrificios por sus hijos.
*Hay hombres sin vergüenzas que dejan a su mujer con 2 o 3 hijos para juntarse
con otra porque ella es más joven y más atractiva. Estoy seguro de que José
hubiera mirado con desprecio a tal cosa.
D. Él llevó a su hijo al templo. Lucas 2:21-24
1) No descuidó sus obligaciones como un buen judío.
2) “Cumplidos los 8 días”.
a) Su religión era muy estricta.
b) No dijeron, “hágalo cuando sea conveniente”.
c) Nadie llega a ser un buen cristiano sin saber disciplinar a sí mismo.
1. A cumplir su deber para con los demás.
2. A cumplir su deber para con Dios.
V. José era firme en su vida espiritual.
A. Era la obligación de los judíos ir al templo por lo menos una vez por año.
B. Los padres de Jesús eran fieles. Lucas. 2:41-42
1) Hay muchos que empiezan la vida cristiana con mucho entusiasmo pero
dentro de poco se desvían y fracasan.
2) Ser fiel es una virtud. Prov. 16:32
3) Dicen que la fidelidad es una joya.
4) Para mí, vale más un cristiano fiel que uno con mucho talento.
Concl.
Estoy seguro de que Dios eligió a José con mucho cuidado. Para mí, es una lástima que la
madre de Jesús ha sido exaltada mientras que su padre terrenal ha sido olvidado. Que las
virtudes de José sean virtudes en su vida también.