You are on page 1of 2

Mercado laboral en el Perú

Más de un millón de jóvenes peruanos de entre 14 a 25 años, de los cerca de seis millones que
viven en el país, están desempleados, estimó la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta
cifra ubica la tasa de desempleo juvenil en aproximadamente 18%.

Una de las principales dificultades para los recién egresados es entrar al mercado laboral. Muchas
empresas prefieren contratar gente con experiencia. Sin embargo, la elaboración de un buen CV
puede cambiar el juego.

Las empresas suelen rechazar a los jóvenes por aspiraciones salariales muy altas, falta de
conocimiento técnico específico, mala imagen, poca cultura general o simple irresponsabilidad.

Para poder remediar la falta de experiencia laboral como opción se puede buscar un Trabajo de
verano o voluntariado: Aquellos jóvenes que hayan participado en trabajos de verano o
voluntariados, sin duda, tienen experiencias, competencias y habilidades que otros no las tienen.
Ellos tienen posibilidades de encontrar más rápido un empleo. Identifica las destrezas,
competencias y habilidades que alcanzó con estos trabajos y añádalas al CV.

Por otra parte, el empleo que más preocupa es el juvenil (hasta 29 años de edad), en el que hay
una tasa de 80% de informalidad. A finales del 2015 se estimó en un 1.7 millones de jóvenes los
que no estudian ni trabajan.

Otros grupos vulnerables de la economía laboral que preocupa son las brechas de género y la
empleabilidad de las mujeres al igual que las personas con alguna discapacidad física que no
trabajan en empresas formales ya que existen leyes que son difíciles de cumplir para las empresas

Con lo que respecta al trabajo infantil solo el 30% de los infantes que trabajan lo hacen en el
marco de la ley.

Cinco fuerzas de acción para mejorar el mercado laboral en el


Perú
1. La formalización de la fuerza laboral es el gran objetivo de este quinquenio, y la propuesta es
formalización con el crecimiento de la economía. Pero si queremos llegar a elevar la formalización
de 28% a 60%, no sólo podemos apoyarnos en el crecimiento económico, de limitarnos a eso
llegaríamos apenas al 35% de formalización. Algo distinto debemos hacer.

2. La inserción juvenil al mercado de trabajo. Hay que acercar al joven a la demanda laboral del
país, y hay varios programas en el Ministerio de Trabajo que van en esa línea.

3. El diálogo social en materia laboral. El Consejo Nacional del Trabajo (CNT) será el gran eje
sobre el que trabajaremos la discusión técnica social de los temas laborales de trascendencia
nacional. Pero también vamos a tener mesas de trabajo, unidades específicas para ver temas
concretos para sociabilizar la situación laboral en el país y hará más factible hacer cambios
importantes.

4. La empleabilidad y protección de los grupos vulnerables. Existen políticas nacionales al


respecto, hay equipos técnicos de trabajo bien preparados, analizando temas como trabajo
infantil, brecha de género, personas con discapacidad, trabajo forzoso.

Nos vamos a asesorar, hemos conversado de esto con la OIT, con PNUD, vamos a trabajar de
manera consensuada con foco en estos temas; y cambios en la legislación al respecto.

5. Programas promotores de despliegue a nivel nacional, tanto de servicios, orientación o


plataformas de atención al ciudadano, para empleo formal y capacitación. Programas como
Trabaja Perú, que es trabajo temporal para zonas más necesitadas del país, entre otros.