You are on page 1of 2

CIENCIAS SOCIALES

Las ciencias sociales agrupan a todas las disciplinas científicas cuyo objeto de estudio está vinculado a
las actividades y el comportamiento de los seres humanos. Las ciencias sociales, por lo tanto, analizan las
manifestaciones de la sociedad, tanto materiales como simbólicas.

De ahí que, por ejemplo, de manera general sea frecuente que se utilice el término ciencias sociales como
sinónimo de ciencias humanas.

Podría decirse que estas ciencias estudian aquello que no es incumbencia de las ciencias naturales. Las
personas tienen conciencia y la capacidad de desarrollar representaciones abstractas que influyen en su
comportamiento. Por eso la interacción social está regida por diversas reglas y normas supuestas; las
ciencias naturales, en cambio, trabajan con objetos fácticos y utilizan el método científico con mayor
rigurosidad. Las ciencias sociales, en general, no pueden postular leyes universales.

En la actualidad tenemos que subrayar que las ciencias sociales se han convertido en parte fundamental
de la educación en cualquier país. Así, en España, por ejemplo, los estudiantes de la Educación Primaria y
de la Educación Secundaria tienen asignaturas que versan sobre aquellas.

Así, aunque hasta el momento en el ámbito de la Primaria se establecía la asignatura Conocimiento del
Medio para englobar las Ciencias de la Naturaleza y las Ciencias Sociales, ahora se ha producido una
reforma educativa por parte del ministro actual de Educación que ha establecido que ambas se estudien
por separado y se conviertan en asignaturas independientes.

En Secundaria, por su parte, los alumnos también cuentan con asignaturas de Ciencias Sociales donde
abordan y estudian cuestiones tales como la geografía física, la demografía, las primeras civilizaciones, la
economía, los distintos sectores económicos así como el resto de etapas históricas.

De la misma forma tampoco podemos olvidar el hecho de que en otros países también dichas ciencias
están muy presentes en la educación de otra forma. Así, un claro ejemplo de ello, es la Universidad de
Buenos Aires que cuentan con una Facultad propia de Ciencias Sociales. En ella se estudian carreras tales
como Trabajo Social, Ciencias de la Comunicación, Sociología, Ciencia Política o Relaciones de Trabajo,
entre otras.

Pero este último no es el único caso, en Salamanca también existe la Facultad de Ciencias Sociales.

Las ciencias sociales pueden dividirse en aquellas dedicadas al estudio de la evolución de las sociedades
(arqueología, historia, demografía), la interacción social (economía, sociología, antropología) o el
sistema cognitivo (psicología, lingüística). También puede hablarse de las ciencias sociales aplicadas
(derecho, pedagogía) y de otras ciencias sociales agrupadas en el genérico grupo de las humanidades
(ciencias políticas, filosofía, semiología, ciencias de la comunicación).

Cabe destacar que las ciencias sociales pueden estudiar las intenciones declaradas y concientes de las
personas, pero también el comportamiento observado.

El antropólogo Claude Lévi-Strauss, el filósofo y politólogo Antonio Gramsci, el filósofo Michel


Foucault, el economista y filósofo Adam Smith, el economista John Maynard Keynes, el psicoanalista
Sigmund Freud, el sociólogo Émile Durkheim, el politólogo y sociólogo Max Weber y el filósofo,
sociólogo y economista Karl Marx son algunos de los principales científicos sociales de los últimos
siglos.
CIENCIAS NATURALES

Las ciencias naturales abarcan todas las disciplinas científicas que se dedican al estudio de la
naturaleza. Se encargan de los aspectos físicos de la realidad, a diferencia de las ciencias sociales que
estudian los factores humanos.

Pero no sólo por eso. Además otras de las diferencias fundamentales entre estas dos clases de ciencias es
que mientras que las sociales se centran en lo que son los saberes, las naturales llevan a cabo sus estudios
y desarrollo a través de la lógica, las matemáticas y el propio razonamiento lógico existente.

Pueden mencionarse cinco grandes ciencias naturales: la biología, la física, la química, la geología y la
astronomía. La biología estudia el origen, la evolución y las propiedades de los seres vivos. Por lo tanto
se encarga de los fenómenos vinculados a los organismos vivos. La medicina, la zoología y la botánica
forman parte de la biología.

La física es la ciencia natural que se centra en las propiedades e interacciones de la materia, la energía, el
espacio y el tiempo. Los componentes fundamentales del universo forman parte de su campo de acción.
La química, en cambio, se focaliza en la materia: su composición, estructura, propiedades y cambios que
experimenta durante distintos tipos de reacciones.

La geología analiza el interior del globo terrestre (materia, cambios, estructuras, etc.). La hidrología, la
meteorología y la oceanografía son ciencias que pueden incluirse dentro de la geología.

La astronomía, por último, es la ciencia de los cuerpos celestes. Los astrónomos estudian los planetas, las
estrellas, los satélites y todos aquellos cuerpos y fenómenos que se encuentren más allá de la frontera
terrestre.

Es importante además dejar patente que estas cinco ciencias naturales establecidas se relacionan, se
comunican, se cruzan y se necesitan entre sí. De tal manera que producen la creación de otra serie de
ciencias como pueden ser la geoquímica, la biofísica, la astrobiología o la oceanografía, entre otras
muchas.

En definitiva, puede decirse que las ciencias naturales se encargan de todo aquello dado por la naturaleza.
El ser humano, como cuerpo físico, es estudiado por la biología; sin embargo, su dimensión social forma
parte de las ciencias sociales (como la sociología, por ejemplo).

Las ciencias naturales son tan importantes en nuestra sociedad que actualmente nos podemos encontrar en
muy diversos rincones de la geografía mundial centros culturales que giran específicamente en torno a las
mismas. Este sería el caso, por ejemplo, del Museo Nacional de Ciencias Naturales que tiene España y
que se ubica en su capital, en Madrid.