You are on page 1of 15

INDICE

INTRODUCCION
El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolar, matonaje
escolar, maltrato escolar o en inglés bullying) es cualquier forma
de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma
reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las
redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso. Estadísticamente, el tipo
de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en la clase y en
los patios escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser
niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia. Siendo ligeramente mayor
el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.
Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración
encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder
en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o
percibida subjetivamente) que aquella. El sujeto maltratado queda, así, expuesto
física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como
consecuencia una serie de secuelas psicológicas (aunque estas no formen parte
del diagnóstico); es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a
la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En
algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre
el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias
del hostigamiento hacia las personas sin límite de edad.
MARCO TEORICO
¿Qué es el Bullying o acoso escolar?

El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe


un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objetivo
de someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los
acosadores o simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos
suelen presentar.
El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede
provocar la exclusión social de la víctima.
Características del Bullying:
 Suele incluir conductas de diversa naturaleza (burlas, amenazas, agresiones
físicas, aislamiento sistemático, etc.)

 Tiende a originar problemas que se repiten y prolongan durante cierto


tiempo.

 Suele estar provocado por un alumno, apoyado por un grupo, contra una
víctima que se encuentra indefensa.

 Se mantiene debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean


a los agresores y a las víctimas sin intervenir directamente.

 La víctima desarrolla miedo y rechazo al contexto en el que sufre la violencia;


pérdida de confianza en sí mismo y en los demás y disminución del
rendimiento escolar.

 Disminuye la capacidad de comprensión moral y de empatía del agresor,


mientras que se produce un refuerzo de un estilo violento de interacción.

 En las personas que observan la violencia sin hacer nada para evitarla, se
produce falta de sensibilidad, apatía e insolidaridad.

 Se reduce la calidad de vida del entorno en el que se produce: dificultad para


lograr objetivos y aumento de los problemas y tensiones.
TIPOS DE ACOSO ESCOLAR
Bloqueo social
Agrupa las acciones de acoso escolar que buscan bloquear socialmente a la
víctima. Todas ellas buscan el aislamiento social y su marginación impuesta por
estas conductas de bloqueo.
Son ejemplos las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicar con
otros, o de que nadie hable o se relacione con él, pues son indicadores que apuntan
un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyos del niño.
Se incluye dentro de este grupo de acciones el meterse con la víctima para hacerle
llorar. Esta conducta busca presentar al niño socialmente, entre el grupo de iguales,
como alguien flojo, indigno, débil, indefenso, estúpido, llorica, etc. El hacer llorar al
niño desencadena socialmente en su entorno un fenómeno
de estigmatización secundaria conocido como mecanismo de chivo expiatorio. De
todas las modalidades de acoso escolar es la más difícil de combatir en la medida
que es una actuación muy frecuentemente invisible y que no deja huella. El propio
niño no identifica más que el hecho de que nadie le habla o de que nadie quiere
estar con él o de que los demás le excluyen sistemáticamente de los juegos.

Hostigamiento
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que consisten en acciones de
hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio, falta de respeto y
desconsideración por la dignidad del afectado. El desprecio, el odio, la
ridiculización, la burla, el menosprecio, los motes, la crueldad, la manifestación
gestual del desprecio, la imitación burlesca son los indicadores de esta escala.

Manipulación social
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden distorsionar la imagen
social del niño y “envenenar” a otros contra él. Con ellas se trata de presentar una
imagen negativa, distorsionada y cargada negativamente sobre la víctima. Se
cargan las tintas contra todo cuanto hace o dice la víctima, o contra todo lo que no
ha dicho ni ha hecho. No importa lo que haga, todo es utilizado y sirve para inducir
el rechazo de otros. A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima
acosada, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria,
percibiendo que la víctima merece el acoso que recibe, incurriendo en un
mecanismo denominado “error básico de atribución”.
Coacción
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que la víctima realice
acciones contra su voluntad. Mediante estas conductas quienes acosan al niño
pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total en contra de su voluntad.
El que la víctima haga esas cosas contra su voluntad proporciona a los que fuerzan
o tuercen esa voluntad diferentes beneficios, pero sobre todo poder social. Los que
acosan son percibidos como poderosos, sobre todo, por los demás que presencian
el doblegamiento de la víctima. Con frecuencia las coacciones implican que el niño
sea víctima de vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe
silenciar por miedo a las represalias sobre sí o sobre sus hermanos.

Exclusión social
Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan excluir de la participación al
niño acosado. El “tú no”, es el centro de estas conductas con las que el grupo que
acosa segrega socialmente al niño. Al ningunearlo, tratarlo como si no existiera,
aislarlo, impedir su expresión, impedir su participación en juegos, se produce el
vacío social en su entorno.

Intimidación
Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que persiguen amilanar, amedrentar,
apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. Con
ellas quienes acosan buscan inducir el miedo en el niño. Sus indicadores son
acciones de intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio, acoso a la
salida del centro escolar.

Amenaza a la integridad
Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan amilanar mediante las
amenazas contra la integridad física del niño o de su familia, o mediante la extorsión.

Los expertos señalan que el bullying implica tres componentes clave:

1.Un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima. Este desequilibrio


puede ser real o sólo percibido por la víctima.
2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo que intentan dañar
a la víctima de un modo intencionado.
3. Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se
produce de forma reiterada.
FACTORES QUE INCIDEN EN EL ACOSO
ESCOLAR O BULLYING
Factores personales

Existen niños que son más proclives que otros a ser víctimas del acoso escolar y a
sufrir las intimidaciones de sus coetáneos. Suele tratarse de pequeños que tienen
una baja autoestima y muy poca seguridad en sí mismos. También tienen
dificultades para solucionar conflictos y muchas veces suelen ser retraídos y
tímidos, presentando problemas para relacionarse con los demás. Al contrario, los
agresores suelen tener un carácter muy fuerte, tras el cual esconden una gran
inseguridad, un bajo nivel de tolerancia al fracaso y un serio problema para controlar
sus emociones.

Influencia familiar
Aunque en la mayoría de los casos de acoso escolar el papel de la familia suele
pasar desapercibido, lo cierto es que la dinámica familiar también es determinante
para la aparición y el mantenimiento de este problema. Entornos familiares poco
afectivos y la ausencia de patrones autoritarios en casa o, al contrario, demasiado
autoritarismo, determinan el comportamiento de los niños. Asimismo, situaciones de
violencia familiar, abuso, divorcio, demasiados mimos o humillación, también
pueden exacerbar las conductas agresivas o retraídas en los niños.

Papel del colegio


Los estudios han demostrado que mientras más grande es el colegio, mayor es el
riesgo de que los estudiantes sufran acoso escolar pues el control sobre suele ser
menor. A esto se le suma la falta de vigilancia y respeto, el exceso de amenazas, la
humillación y la exclusión de algunos estudiantes. De igual manera, la ausencia de
límites y reglas claras en el colegio, así como estilos educativos demasiado
permisivos abren una brecha para que el acoso escolar siente casa.
EL ACOSO ESCOLAR Y SUS CONCECUENCIAS

Es uno de los grandes problemas sociales en auge de nuestros tiempos. El acoso


escolar puede provocar en un niño una larga lista de dificultades a nivel tanto
emocional como físico muy complicadas de borrar.
El bullying es el maltrato psicológico, físico o verbal que recibe un niño par parte de
sus compañeros de clase, juego o actividades. En la mayoría de ocasiones, el
propio instinto de supervivencia del ser humano nos hace ser egoístas y envidiosos
con el que tenemos al lado, siendo capaces de intimidar a nuestra víctima mediante
el abuso de poder.
Aunque existe un prototipo de niño acosado, cualquiera puede ser víctima de estas
situaciones, bien por ser diferente al resto o precisamente por no serlo.
Como consecuencia al acoso, los niños suelen tener una autoestima muy baja, poca
seguridad en todo lo que dicen o hacen, fobia escolar, angustia a la hora de
sociabilizarse, etc. En el caso de que tu hijo o hija este siendo víctima de acoso
escolar, deberemos prestar atención especialmente a esos aspectos que le hacen
más débil. Trabajar su autoestima, fomentar sus habilidades sociales, ayudarle a
que exprese su rabia o frustración, explicarle lo que está sucediendo e
intentar intervenir lo menos posible con sus compañeros o con el acosador.

INDICADORES QUE IDENTIFICAN SI UN NIÑO SUFRE ACOSO ESCOLAR

 Su humor cambia, y puedes comenzar a verle más triste, irritable o incluso


con episodios de ansiedad.

 Baja su rendimiento escolar. Le cuesta mucho ir a clase e intenta faltar


inventándose cientos de excusas. Notarás que los fines de semana está más
tranquilo y según se acerca de nuevo el lunes se pone nervioso.

 Comienza a tener problemas de socialización. Deja de salir con sus amigos,


no se integra en los grupos de niños para jugar y prefiere pasar todo su
tiempo libre solo o con la familia.

 Evidencias físicas. Pueden aparecer signos de violencia en su cuerpo como


rasguños o hematomas que tu hijo justificará como accidentes o caídas.
También pueden aparecer materiales rotos o deteriorados, así como notar
que quizás no ha comido el almuerzo.
 El estrés que provocan estas situaciones afecta directamente a la salud de
los niños. En muchos casos, sufren dolores de cabeza, alteraciones
gastrointestinales, sensación de asfixia u opresión en el pecho, temblores,
palpitaciones, etc.

 Los niños que sufren acoso escolar también presentan trastornos del sueño,
y les cuesta mucho dormir. Es frecuente que sufran pesadillas, sobre todo en
el caso de que las agresiones sean muy continuas o duras.

 Pérdida de apetito. No tienen ganas de comer, apenas prueban la comida y


no le hace ilusión comer su postre favorito.

 No quieren hablar de lo que hacen en el colegio o en el parque, ni contarte


que tal le ha ido con sus amigos. Los niños que son acosados tienden a omitir
toda la información del conflicto.
ESTADISTICAS

En América Latina "el 70 por ciento de los niños son directa o indirectamente
afectados por el 'bullying' en la escuela, es decir, niños que han sido acosados o
han sido testigos (del acoso)", aseguró Mónica Darer, especialista en Derechos de
la Niñez de la ONG Plan Internacional. Una de las causas del bullying es la violencia
que se vive en la región y que se traslada a la escuela. América Latina es la región
sin conflicto bélico más violenta del mundo. Centroamérica es la zona más crítica,
con una tasa de homicidios de 40 por cada 100.000 habitantes, cinco veces la media
mundial. Según los expertos, otras causantes de este fenómeno son los niveles de
desigualdad social y la discriminación y la intolerancia hacia ciertos grupos, como
los discapacitados, los indígenas o los niños con una determinada apariencia física
o en condición marginal.

Un fenómeno en aumento en Honduras


La Secretaría de Educación de Honduras registra en su plataforma a nivel nacional
150 reportes diarios de denuncias de bullying. Las denuncias y quejas provienen en
su mayoría de las instituciones privadas y en segundo lugar de los centros públicos,
con diferentes formas de actos que afectan a la población estudiantil
Ley anti bullying La Ley Contra el Acoso Escolar o Ley Anti Bullying, fue aprobada
el 22 de octubre 2014 por el Congreso Nacional en su tercero y último debate. Los
14 artículos de la ley tienen por objeto promover la buena convivencia entre alumnos
de los centros escolares, prevenir, sancionar y erradicar toda forma de violencia,
física o psicológica, agresiones, hostigamientos, intimidación y cualquier acto
considerado como acoso, entre los alumnos de las instituciones educativas
Síntomas de bullyingiii Bajo rendimiento, depresión, ansiedad, estrés y paranoia son
algunos de los síntomas que provoca el hostigamiento en los adolescentes
especialmente en la población infantil, según reflejan estudios realizados por la
Organización Mundial para la Salud que define esta actividad como: “el uso
deliberado de fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra
uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas
probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del
muerte, trastornos del desarrollo o privaciones”.
CONCLUSIONES

 El bullying es algo común en esta sociedad, es algo importante porque


destruye la autoestima, de los estudiantes por lo general de primaria y
secundaria. Pueden llegar a la depresión y la ansiedad. Y le crearán
dificultades más graves para adaptarse a la sociedad, comenzarán a
descuidar su desempeño académico y llegar al extremo de suicidarse.

 Debe de existir un interés por parte de figuras adultas que concienticen que
dentro y fuera del aula debe de existir tolerancia, respeto, para que así haya
una equidad grupal, una buena convivencia entre los alumnos y puedan crear
un ambiente de armonía en el que no existan miedos causados por
intimidación, acoso verbal, físico o psicológico.
BIBLIOGRAFIA
http://www.universia.es/bullying-acoso-escolar/bullying/at/1121975
https://www.nectar.es/especialistas-en-salud/detalle-noticias/948/acoso-escolar-causas-y-
consecuencias
https://www.etapainfantil.com/factores-consecuencias-acoso-escolar
http://bullyingescolarcontextonivelbasico.blogspot.com/2013/01/conclusion.html
ANEXOS