You are on page 1of 11

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/275640708

Análisis del transporte y bombeo de Ekman en el Caribe colombiano entre 199 y


2009

Article · January 2013


DOI: 10.26640/01200542.31.3_12

CITATIONS READS

0 87

1 author:

Diana C. Díaz G.
Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano
15 PUBLICATIONS   10 CITATIONS   

SEE PROFILE

All content following this page was uploaded by Diana C. Díaz G. on 29 April 2015.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


%RO&LHQW&,2+  

$QiOLVLVGHOWUDQVSRUWH\ERPEHRGH(NPDQHQHO&DULEH
FRORPELDQRHQWUH\

Ekman´s transport and pumping analysis in the Colombian


Caribbean Basin between 1999 and 2009

)HFKDGHUHFHSFLyQ)HFKDGHDFHSWDFLyQ 2013-11-01

/XLV)HUQDQGR3DUHMD5RPiQ'LDQD&ULVWLQD'tD]*XHYDUDÈQJHOD7DWLDQD5RGUtJXH]7REDU

1DQF\/LOLDQD9LOOHJDV%RODxRV,YiQ(UQHVWR3pUH]6DQWRV3


8QLYHUVLGDG1DFLRQDOGH&RORPELD 81$/  Departamento de Geociencias. Grupo de Investigación
HQ2FHDQRORJtD &HQLW (GL¿FLR0DQXHO$QFt]DU3LVR&LXGDG8QLYHUVLWDULD%RJRWi&RORPELD7HO
      &RUUHR HOHFWUyQLFR OISDUHMDU#XQDOHGXFR1  DWURGULJXH]W#XQDOHGXFR3 , nlville-
JDVE#XQDOHGXFR4

8QLYHUVLGDG-RUJH7DGHR/R]DQR 8-7/  Facultad de Ciencias Naturales. Departamento de Cien-
FLDV%iVLFDV&DUUHUD%RJRWi&RORPELD7HO  &RUUHRHOHFWUyQLFRGLDQDF
GLD]#XWDGHRHGXFR
3
8QLYHUVLGDGGH&RQFHSFLyQ 'HSDUWDPHQWRGH2FHDQRJUDItD\&HQWUR&23$66XU$XVWUDO&DPSXV
&RQFHSFLyQ9tFWRU/DPDV&DVLOOD&FyGLJRSRVWDO&RQFHSFLyQ&KLOH&RUUHRHOHF-
WUyQLFRLYDQSHUH]#XGHFFO

3DUHMD/)'tD]'&5RGUtJXH]$79LOOHJDV1/\3pUH],( Análisis del transporte


\ERPEHRGH(NPDQHQHO&DULEHFRORPELDQRHQWUH\%RO&LHQW&,2+  

NOTA ACLARATORIA
Trabajo presentado en modalidad de póster en el XV Seminario Nacional de Ciencias y Tecnologías del Mar. Cartagena,
septiembre 16 al 20 del 2013.

RESUMEN
Se realizó el análisis de la distribución espacial y temporal del transporte y bombeo de Ekman en la cuenca Caribe colom-
biana con datos de viento del sensor SeaWinds, entre noviembre de 1999 y noviembre de 2009. Los resultados indicaron
ODLQÀXHQFLDGHOFKRUURGHEDMDDOWXUDGHO&DULEHHQDPEDVYDULDEOHVODVFXDOHVPRVWUDURQXQFLFORHVWDFLRQDO(OERPEHR
promedio fue positivo cerca a las costas de Colombia mientras que en el norte de la cuenca se observó hundimiento de
agua. La dirección dominante del transporte de Ekman fue hacia el norte y noroeste, registrando una magnitud máxima
relativa en el oriente de la cuenca.

PALABRAS CLAVE : transporte de Ekman, bombeo de Ekman, SeaWinds, Caribe colombiano, surgencia.

ABSTRACT
In this paper, the space-time distribution of the Ekman transport and pumping in the Colombian Caribbean Basin was
analyzed with wind data from the SeaWinds sensor between November 1999 and November 2009. The results indicated
WKH LQÀXHQFH RI WKH &DULEEHDQ ORZ OHYHO MHW LQ ERWK YDULDEOHV ZKLFK GHVFULEHG D VHDVRQDO F\FOH 7KH DYHUDJH SXPSLQJ
was positive near the Colombian coast while water sinking was observed in the northern section of the basin. Regarding
Ekman transport, its dominant direction was towards the north and northwest, and its maximum relative magnitude was
registered on the eastern side of the basin.

Key words: Ekman transport, Ekman pumping, SeaWinds, Colombian Caribbean, upwelling.

3
%RO&LHQW&,2+  

INTRODUCCIÓN El CLLJ cumple con los criterios de Sten-


VUXG>@TXHGH¿QHQODVFDUDFWHUtVWLFDVGHXQ
La tensión que ejerce el viento sobre la su- FKRUURGHEDMDDOWXUDiUHDHVWUHFKDGHYLHQWR
SHU¿FLHGHORFpDQRLQGXFHSURFHVRVGHPH]FOD Pi[LPRSRUGHEDMRGHOQLYHOGHK3DSHU¿O
turbulenta y de transporte vertical y horizon- vertical de viento con velocidad aumentando
tal del agua. Dentro de los mecanismos de hacia el núcleo del chorro y cizalladura hori-
ÀXMR KRUL]RQWDO HVWi HO WUDQVSRUWH GH (NPDQ zontal en su contorno. Ruiz-Ochoa & Bernal
(TE), en el cual el movimiento neto del agua >@ FRQ¿UPDURQ TXH FRQ UHVSHFWR D OD HVFD-
HQODFDSDRFHiQLFDLQÀXHQFLDGDSRUHOYLHQWR la estacional, los vientos en la cuenca están
(capa de Ekman) es hacia la derecha del vien- GRPLQDGRV SRU HO &//- HO FXDO VH LQWHQVL¿FD
to en el hemisferio norte y hacia la izquierda en velocidad y cobertura espacial en la esta-
GHO PLVPR HQ HO KHPLVIHULR VXU >@ 3RU RWUD ción climática de diciembre-enero-febrero, y
parte, el bombeo de Ekman (BE) hace referen- se debilita en septiembre-octubre-noviembre.
cia a movimientos verticales, cuya velocidad Tanto la hidrodinámica como la variabilidad
es proporcional al rotor del esfuerzo de viento del CLLJ han sido estudiadas en detalle por
HQVXSHU¿FLH>@(QFRQMXQWRHVWRVSURFHVRV Amador [12], Amador et al [13], Wang & Lee
pueden favorecer la ocurrencia de surgencias, [14], Wang [15] y Whyte et al [16].
las cuales están asociadas con la advección
de nutrientes y con la productividad biológica Respecto al componente oceánico, uno
GHORFpDQR>@3RURWUDSDUWHODVDJXDVUHOD- de los principales fenómenos de respuesta
tivamente frías transportadas por las surgen- dinámica de las aguas ante eventos meteo-
cias pueden alterar el estado del tiempo local, rológicos en la región de estudio es la sur-
SURPRYLHQGRQLHEODHVWUDWL¿FDFLyQHVWDEOHGH gencia de La Guajira, la cual está relacionada
la atmósfera, baja precipitación y convección con una piscina estacional relativamente fría
atmosférica reducida [4]. y valores positivos en la componente vertical
del rotor del esfuerzo de viento [8]. La varia-
La presencia de zonas de surgencia en bilidad espacio-temporal (incluyendo variables
la Cuenca Colombia ya ha sido documentada FRPRODYHORFLGDGJHRVWUy¿FD\ODFRQFHQWUD-
en algunos trabajos, como por ejemplo los de FLyQVXSHU¿FLDOGHFORUR¿OD KDVLGRHVWXGLDGD
)DMDUGR >@ $QGUDGH  %DUWRQ >@  3HWXV HW en detalle por Andrade & Barton [6], quienes
al [7] y Ruiz-Ochoa et al [8]. No obstante, la utilizaron información del ‘Advanced Very High
mayoría de estudios han analizado los proce- Resolution Radiometer’ (AVHRR), el ‘Sea-
sos oceánicos y atmosféricos por separado, viewing Wide Field-of-View Sensor’ (SeaWi-
sin profundizar en los mecanismos de acopla- FS), el ‘European Remote Sensing Satellite’
miento océano-atmósfera que continúan sin (56  HO VDWpOLWH µ723(;3RVHLGRQ¶ GDWRV
ser comprendidos completamente en esta re- GHFUXFHURVRFHDQRJUi¿FRV\RWUDVIXHQWHVGH
gión. LQIRUPDFLyQ 3RU VX SDUWH 3HWXV HW DO >@ VH
enfocaron en el estudio de la temperatura su-
Desde el punto de vista atmosférico SHU¿FLDOGHOPDU 760 \HOYLHQWRHQODUHJLyQ
está el trabajo de Ruiz-Ochoa & Bernal [9], de surgencia, encontrando un patrón estacio-
en el que se estudió la variabilidad estacional nal de ocurrencia de enero hasta abril bajo la
e interanual del viento en la Cuenca Colombia LQÀXHQFLDGHORVYLHQWRV$OLVLRV
con información del International Comprehen-
sive Ocean-Atmosphere Data Set (ICOADS), el Desde el punto de vista sinóptico, Lo-
reanálisis del National Center for Environmen- QLQHWDO>@DERUGDURQHOWHPDGHODLQÀXHQFLD
WDO3UHGLFWLRQ1DWLRQDO&HQWHUIRU$WPRVSKH- de fenómenos atmosféricos sobre la surgencia
ULF 5HVHDUFK 1&(31&$5  \ OD ER\D &DULEH de La Guajira en el periodo comprendido entre
Central 42805 del National Data Buoy Center marzo 4 y abril 9 de 2003, utilizando modelos
(NDBC). Una de las conclusiones en [9] fue oceánicos y asimilación de datos. Estos auto-
OD LGHQWL¿FDFLyQ GH FXDWUR UHJLRQHV UHSUHVHQ- res encontraron que la surgencia de La Guajira
tativas en el área de estudio según los vien- se ve afectada por cambios en la dirección del
WRV HQ VXSHU¿FLH UHJLyQ VXU HVTXLQD 8UDEi viento hacia el norte y por cambios en siste-
Morrosquillo), región occidental (San Andrés
\ 3URYLGHQFLD  UHJLyQ FHQWUDO \ UHJLyQ QRUWH mas de presión atmosférica.
Entre estas regiones, la central se caracteriza
por la presencia estacional del chorro de baja De acuerdo con lo anterior, se observa
altura del Caribe (CLLJ, por sus siglas en in- que son pocos los estudios enfocados al enten-
glés). El CLLJ es un jet de componente Este dimiento de la dinámica de Ekman en la cuen-
con velocidades máximas relativas en el nivel FD3RUORWDQWRHQHOSUHVHQWHWUDEDMRVHGDQD
GHK3DDSUR[LPDGDPHQWH6HXELFDVREUH conocer los resultados del análisis espacio tem-
el Mar Caribe entre 12°N-14°N y 70°W-75°W,
poral del TE y BE en el área de estudio.
principalmente durante febrero y julio [10].

4
3DUHMDet al7UDQVSRUWH\ERPEHRGH(NPDQHQHO&DULEHFRORPELDQR

ÁREA DE ESTUDIO occidente con Nicaragua, y al sur con Costa


5LFD3DQDPi\&RORPELD$ORULHQWHOLPLWDFRQ
El área de estudio es la Cuenca Co- aguas de la cuenca de Venezuela y el paso de
lombia en el Mar Caribe, comprendida entre Aruba. La principal plataforma continental se
las coordenadas 8°N-16°N y 70°W-85°W. La encuentra frente a las costas orientales de Ni-
cuenca está ubicada en la parte sur-occidental caragua, y en la parte sur se destaca el Golfo
del Mar Caribe, limitando al norte con las is- del Darién y el Golfo de Mosquitos. La cuenca
las Jamaica, La Española y la fosa Caimán; al presenta profundidades en el rango de 2700 y
3500 m, aproximadamente (Figura 1).

)LJXUD&XHQFDGH&RORPELDHQHO0DU&DULEH 7RSRJUDItD\EDWLPHWUtD(7232UHVROX-
ción 2’).

En cuanto a la circulación atmosférica, De acuerdo con estudios llevados a cabo


el régimen de vientos está gobernado por la por Rodríguez et al [19], la temperatura del
migración meridional de la alta subtropical del aire promedio en la cuenca oscila entre 26,9
Atlántico Norte, la cual está relacionada con el y 27,6°C, con valores mínimos relativos fren-
ÀXMR DQWLFLFOyQLFR GHO DLUH \ ORV YLHQWRV $OLVLRV te a las costas de la península de La Guajira
del Noreste [2]. En el área de estudio también donde se reportó un promedio de 27,0°C. En
se da el tránsito de la Zona de Convergencia cuanto a la TSM se determinó la presencia de
Intertropical (ZCIT), la cual se ubica aproxi- un gradiente noreste-suroeste, paralelo a la
madamente sobre Nicaragua durante el verano costa norte colombiana, donde en promedio
boreal y sobre el trapecio Amazónico en el in- la temperatura aumenta de 27,0 a 28,2°C.
vierno boreal [18]. Adicionalmente, cabe ano- 3RURWUDSDUWHODVDOLQLGDGVXSHU¿FLDOGHOPDU
tar que una de las principales características del tiene un comportamiento similar, con un gra-
YLHQWRHQHOiUHDGHHVWXGLRHVODLQWHQVL¿FDFLyQ diente de 36,2 a 35,2 entre La Guajira y el
estacional de los vientos Alisios en el CLLJ [9]. Golfo del Darién.

5
%RO&LHQW&,2+  

METODOLOGÍA
En esta aproximación,WE>0 indica velocida-
'DWRVHLQIRUPDFLyQ des de ascenso de agua en la base de la capa
de Ekman, mientras que WE<0 corresponde a
Los datos diarios de velocidad de vien- velocidades de descenso (hundimiento). Si el
WR HQ VXSHU¿FLH ]RQDO \ PHULGLRQDO PV-1) rotor del esfuerzo del viento es 0 (cero) no se
fueron tomados del sensor SeaWinds a bordo producirá bombeo en el océano.
del satélite QuikSCAT, los cuales fueron pro-
GXFLGRVSRUHOµ1$6$-HW3URSXOVLRQ/DE¶\GLV- 3RU RWUD SDUWH HO WUDQVSRUWH GH (NPDQ
WULEXLGRV SRU HO µ)UHQFK (56 3URFHVVLQJ DQG
&
( M , m2s-1 IXHFDOFXODGRGHDFXHUGRFRQ>@
$UFKLYLQJ)DFLOLW\¶ KWWSLIUHPHUIU /DUHVR-
lución espacial es de 0,5°x0,5° y el período de

§ 1 ·
W y , W x ¸¸
tiempo es de noviembre 21 de 1999 a noviem-
¨¨
&
© Uw f Uw f ¹
bre 21 de 2009. 1
M 
0pWRGRV

 3DUD HO FiOFXOR GHO 7( \ %( IXH QHFH-

W x ,W y
Se calculó el promedio anual, los pro-
VDULR GHWHUPLQDU HO ÀXMR GH PRPHQWR HQ VXV
medios mensuales multianuales y la desvia-
FRPSRQHQWHV]RQDO\PHULGLRQDO 3D 
ción estándar en el tiempo para cada una de
HOFXDOHVIXQFLyQGHODYHORFLGDGGHOYLHQWR
W x ,W y UCD (u , v)U10
las variables anteriormente mencionadas.


RESULTADOS
Donde,
u, v son las componentes zonal y meri- 9DORUHVSURPHGLR\GHVYLDFLRQHVHVWiQGDU
GLRQDOGHOYLHQWRHQVXSHU¿FLHUHV-
pectivamente.

u 2  v2
)OXMRGHPRPHQWR
U10 es la magnitud del viento a 10 m

U
de altura
De acuerdo con la Figura 2a, la magni-
es la densidad del aire (1,23 kg m-3) WXGGHOÀXMRGHPRPHQWRSURPHGLRHQHOiUHD
CD HV HO FRH¿FLHQWH DGLPHQVLRQDO GH comprendida entre 11°N-13°N y 74°W-76°W
DUUDVWUH>@ fue notablemente mayor que en el resto de la
 FXHQFDFRQYDORUHVTXHVXSHUDQORV3D

0.29   2 ˜ 10 3 , U 10 d 6m s
coincidiendo con la ubicación del CLLJ [10].
3.1 7.7 1
CD /D SUHVHQFLD GHO FKRUUR VH UHÀHMy HQ OD H[LV-
U 10 U 10 WHQFLD GH JUDGLHQWHV HQ OD PDJQLWXG GHO ÀXMR

0.60  0.070U 10 ˜ 10 3 , 6m s 1 d U 10 d 26m s 1


de momento, alcanzando valores mínimos cer-
CD FDQRVD3DIUHQWHDODVFRVWDVGH3DQDPi\
Costa Rica. Desde el centro del chorro hacia
HO QRUHVWH GH OD FXHQFD OD PDJQLWXG GH ÀXMR
FDPELyGH3DKDVWD3D/DGLUHFFLyQ
El BE ( WE , md-1) fue calculado de acuerdo SUHGRPLQDQWHGHOÀXMRGHPRPHQWRIXH(VWH
D>@ principalmente entre 12 y 16°N, mientras que

’ uW
& HQWUH  \ ƒ1 HO ÀXMR WXYR FRPSRQHQWH QR-

Uw f
1 
WE 86400 reste, en promedio.

Con respecto a la desviación estándar


en el tiempo (Figura 2b), la mayor variabilidad
Donde, VH UHJLVWUy HQ OD ]RQD GH LQÀXHQFLD GHO &//-
En dicha área, la desviación estándar fue de

Uw
 3D GLVPLQX\HQGR GH IRUPD UDGLDO KDVWD
es la densidad del agua (1023 kg m-3) ƒ1\ƒ: 3DDSUR[LPDGDPHQWH (Q
el resto de la cuenca la variación temporal fue
f más homogénea espacialmente con valores
es el factor de Coriolis (s-1)
DOUHGHGRUGH3D

6
3DUHMDet al7UDQVSRUWH\ERPEHRGH(NPDQHQHO&DULEHFRORPELDQR

)LJXUD D 3URPHGLRGHOÀXMRGHPRPHQWR 3D \ E VXGHVYLDFLyQHVWiQGDU 3D 

%RPEHRGH(NPDQ YLHQWRV$OLVLRVHQOD]RQDGHLQÀXHQFLDGHO&//-
ƒ1ƒ: 3RURWUDSDUWHHQHOiUHDFHQWUDO
de la cuenca, incluyendo las aguas costeras de
La magnitud del BE es proporcional al Costa Rica y Nicaragua, el bombeo fue aproxi-
rotor del esfuerzo de viento. Al norte de la cuen- madamente 0 md-1 (Figura 3a).
ca la componente vertical de dicho rotor fue dé-
bilmente negativa respecto al resto del área de De acuerdo con la desviación estándar
estudio, por lo tanto el bombeo fue relativamen- del bombeo (Figura 3b), la variación registra-
te bajo con valores entre 0 md-1 y -0,5 md-1, da fue inferior a los 0,5 md-1. Sin embargo, se
indicando hundimiento de agua. En contraste, observó la existencia de dos centros de varia-
a lo largo de la costa colombiana las velocida- ción relativamente alta (>1,5 md-1); uno de
des verticales de bombeo (surgencia) variaron ellos en la zona donde se registró el mayor
entre 0,5 md-1 y 1,7 md-1, con un máximo en bombeo positivo (alrededor de 10°N, 76°W)
76°N, 10°W. La principal causa de este fenóme- y el otro sobre los 10°N, 81°W, frente a las
no oceánico fue la presencia del rotor ciclónico FRVWDVGH3DQDPi
del esfuerzo, ocasionado por la curvatura de los

)LJXUD D 3URPHGLRGHOERPEHRGH(NPDQ PG-1). E Su desviación estándar (md-1).

7UDQVSRUWH'H(NPDQ 5 m2s-1 alrededor de 12°N, 75°W (Figura 4a).


La zona de mayor variabilidad en el tiempo
estuvo centrada en 11°N y 75°W, con una
A diferencia del bombeo, el TE es ho- desviación estándar de 4 m2s-1. En el norte de
rizontal y su dirección en el hemisferio norte la cuenca la variación fue considerablemen-
es hacia la derecha del viento. La zona de ma- te menor, con valores entre 1 y 2 m 2s -1, en
yor transporte en la cuenca coincidió con la particular al norte de 14°N. En general, la
ubicación promedio del CLLJ. Debido a que el mayor variabilidad temporal se registró en
flujo de momento en esta zona tuvo dirección las zonas costeras de la cuenca, con valores
noreste, la dirección predominante del TE fue entre 2 y 3 m 2s -1.
hacia el noroeste, con magnitudes mayores a

7
%RO&LHQW&,2+  

)LJXUD D 3URPHGLRGHODGLUHFFLyQ YHFWRUHV \PDJQLWXG FRORUHV GHO7( P2s-1) y E su des-


viación estándar (m2s-1).

&LFORV$QXDOHV registrados en la cuenca. A partir de marzo ocu-


rrió un debilitamiento en el BE, cuya magnitud
%RPEHRGH(NPDQ varió ente 1 y 1,5 md-1, principalmente en las
zonas costeras de Colombia entre 71°W y 76°W.
En junio se reactivó la zona de bombeo positivo
La principal característica del BE en la con valores entre 1,5 y 2 md-1; sin embargo,
cuenca en la escala mensual (Figura 5), tal como fue de menor magnitud respecto a diciembre y
se evidenció en el mapa del bombeo promedio febrero.
(Figura 3a), fue la distinción de una zona activa
de ascenso de aguas en las costas de Colom- En el período septiembre-noviembre,
bia y velocidades de hundimiento relativamente las velocidades fueron aproximadamente ho-
bajas al norte de la cuenca. Adicionalmente, el mogéneas en la cuenca y no se observó la
cálculo mensual permitió determinar la estacio- SUHVHQFLD GH JUDGLHQWHV LPSRUWDQWHV 3HVH D
nalidad del BE. Con centro en 11°N y 76°W, las esta homogeneidad, se mantuvo el patrón de
velocidades aumentaron de 2 a 3,5 md-1 entre velocidades positivas al sur de la cuenca y ne-
diciembre y febrero, siendo los valores más altos gativas hacia el norte.

)LJXUDCiclo anual promedio del BE (md-1).

8
3DUHMDet al7UDQVSRUWH\ERPEHRGH(NPDQHQHO&DULEHFRORPELDQR

7UDQVSRUWHGH(NPDQ transporte hacia el noroeste de la cuenca, cuan-


do la magnitud del transporte aumentó de 8 a
La dinámica mensual del TE fue similar 10m2s-1 alrededor de 12°N, 75°W. Entre marzo
a la del bombeo, en particular con respecto a la y mayo el transporte disminuyó en magnitud (6
ubicación de las zonas de mayor magnitud y su a 4 m2s-1  SDUD QXHYDPHQWH LQWHQVL¿FDUVH GX-
estacionalidad. De acuerdo con la Figura 6, se rante junio-julio (5 a 7 m2s-1). Los valores más
observó que el periodo diciembre-febrero fue bajos en toda la cuenca se presentaron durante
la época del año en la que se alcanzó el mayor septiembre–noviembre (2 a 3 m2s-1).

)LJXUDCiclo anual promedio del TE (m2s-1).

DISCUSIÓN
 3RU RWUD SDUWH HQ >@ VH HVWXGLy OD
 (ODQiOLVLVHVSDFLDO\WHPSRUDOGHOÀX- variabilidad del viento en la cuenca con otras
jo de momento en la cuenca con base en 10 fuentes de información como el reanálisis del
años de datos satelitales diarios, así como la 1&(31&$5 H ,&2$'6 VLQ HPEDUJR D GLIH-
obtención de las variables derivadas (TE y BE) rencia de otros trabajos con base en viento
permitieron estudiar parte de la dinámica del satelital como [8] y el presente estudio, no
océano inducida por el viento en la cuenca. se capturó en detalle la incidencia del CLLJ en
aguas costeras, ni el esfuerzo de viento cicló-
 /D GLVWULEXFLyQ HVSDFLDO GHO ÀXMR GH QLFRFHUFDDODFRVWDQRUWHGH&RORPELD3HVH
momento en este estudio coincidió con los re- a lo anterior, en [9] se determinó que en el
sultados de Ruiz-Ochoa et al [8], quienes uti- norte de la cuenca el viento fue predominan-
lizaron información proveniente de una base temente del Este, principalmente entre mayo
de datos multi-plataforma que incluyó datos y octubre, indicando que el rotor que induce el
del sensor SeaWinds con 0,25° resolución es- %(VHUtDFHUFDQRDFRPRVHUDWL¿FyHQHVWH
pacial. Al igual que en el presente estudio, trabajo.
VH FRUURERUy TXH HO ÀXMR GH PRPHQWR WXYR
mayor magnitud en la estación climática de Desde el punto de vista de las veloci-
diciembre-enero-febrero, seguida por junio- dades de ascenso y descenso de agua en la
MXOLRDJRVWRUHÀHMDQGRWDPELpQHOSDWUyQHV- base de la capa de Ekman, en [8] se mostró la
tacional del CLLJ. distribución espacial del rotor del esfuerzo de

9
%RO&LHQW&,2+  

viento, variable que está directamente rela- El TE presentó una distribución similar
cionada con la magnitud de estas velocidades. a la del bombeo, especialmente su variabilidad
Se encontró en dicho estudio que el rotor del estacional. El análisis conjunto entre los mapas
esfuerzo fue positivo y máximo alrededor de mensuales del bombeo y transporte permitió
11,5°N, 74,5°W para la estación diciembre- WDPELpQLGHQWL¿FDUTXHORVYDORUHVPi[LPRVGH
enero-febrero, repitiéndose el mismo patrón ambas variables ocurren simultáneamente en-
en la estación junio-julio-agosto; sin embar- tre diciembre y febrero, lo que sugiere su rela-
go, la magnitud del rotor disminuyó en un ción con el primer máximo estacional del CLLJ.
22 %, aproximadamente. Similarmente, en La situación opuesta se evidenció especial-
el presente estudio el BE alrededor de 10°N, mente durante septiembre y octubre, meses
77°W disminuyó aproximadamente en 21 %. en los cuales tanto el bombeo como el trans-
porte presentaron las magnitudes más bajas.
Tanto para el TE como en el BE se El periodo junio-agosto presentó aumento del
encontró que en el núcleo de coordenadas transporte y bombeo con características simi-
11°N-11,5°N y 74,5°W-75,5°W su magnitud lares al de diciembre-febrero, resultado que es
relativamente alta se destaca en diciembre- coherente con la evolución del CLLJ para esta
enero-febrero y junio-julio-agosto. Lo anterior época del año.
también fue observado en el modelamiento hi-
drodinámico en este sector [22], dejando un AGRADECIMIENTOS
tema de interés para investigaciones posterio-
res en las que se revise no sólo la dinámica
VXSHU¿FLDO GH RULJHQ HyOLFR VLQR DGHPiV OD El autor principal expresa agradeci-
estructura vertical de las aguas de la región. mientos al Departamento de Oceanografía Fí-
VLFD GHO &HQWUR GH ,QYHVWLJDFLyQ &LHQWt¿FD \
En este trabajo no se consideró la va- de Educación Superior de Ensenada (CICESE,
riabilidad climática desde el punto de vista México) por la posibilidad de una pasantía de
GH WHOHFRQH[LRQHV QL VH HVWXGLy OD LQÀXHQFLD investigación en el área de Interacción Océa-
de fenómenos oscilatorios regionales como El no-Atmósfera.
Niño Oscilación del Sur (ENOS), la Oscilación
del Atlántico Norte (OAN) y la Oscilación De-  (O 'RFWRU ,YiQ 3pUH] 6DQWRV DJUDGHFH
FDGDOGHO3DFt¿FR 2'3 HQORVSURFHVRVHVWX- ORV IRQGRV GHO 3UR\HFWR &21,&<7)21'(&<7
diados. De acuerdo con lo anterior y debido a  \ HO DSR\R GH &23$6685$8675$/
que este trabajo fue de carácter descriptivo, 3)%SDUDSDUWLFLSDUHQHVWHWUDEDMR
se sugiere para futuras investigaciones el es-
tudio de los modos de variabilidad por medio LITERATURA CITADA
GH $QiOLVLV GH &RPSRQHQWHV 3ULQFLSDOHV \ GH
Análisis Armónico. Adicionalmente, la aplica-
>@ %RZGHQ .   3K\VLFDO 2FHDQRJUD-
ción del análisis espectral en el tiempo per-
SK\ RI &RDVWDO :DWHUV 6RPHUVHW 1-
PLWLUtDHVWXGLDUHQGHWDOOHODSRVLEOHLQÀXHQFLD
John Wiley & Sons.
de eventos de escala sinóptica en el BE y TE,
sirviendo además como complemento a estu-
[2] Tomczak, M., & Godfrey, J. (1994). Re-
dios como el de Lonin et al [17].
JLRQDO 2FHDQRJUDSK\ $Q LQWURGXFWLRQ
2[IRUG8.3HUJDPRQ
CONCLUSIONES
[3] Mann, K., & Lazier, J. (2005). Dynamics of
Una de las principales conclusiones del 0DULQH (FRV\VWHPV %LRORJLFDO3K\VLFDO
presente estudio es la distinción entre los pro- Interactions in the Oceans, 3rd Edition.
cesos que ocurren en la zona norte de la cuenca Wiley-Blackwell.
y cerca a las costas de Colombia. Al norte de la
FXHQFDHOURWRUGHOHVIXHU]RGHYLHQWRVHUHÀHMy >@6WHZDUW5  ,QWURGXFWLRQWR3K\VL-
en velocidades relativamente bajas del BE de cal Oceanography. Texas A&M University.
tendencia negativa y valores promedio de -0,5
md-13RUHOFRQWUDULRKDFLDHOVXUGHODFXHQFD [5] Fajardo, G. (1979). Surgencia costera en
frente a la costa norte de Colombia (en particu- las proximidades de la península colom-
lar entre 71°W y 76°W), el bombeo fue positivo ELDQDGH/D*XDMLUD%RO&LHQW&,2+
con velocidades promedio entre 1 y 2 md-1. 7-19.

10
3DUHMDet al7UDQVSRUWH\ERPEHRGH(NPDQHQHO&DULEHFRORPELDQR

[6] Andrade, C., & Barton, E. (2005). The [16] Whyte, F., Taylor, M., Stephenson, T., &
Guajira Upwelling system. Continental Campbell, J. (2008). Features of the Ca-
6KHOI5HVHDUFK± ribbean low level jet. International Jour-
QDO RI &OLPDWRORJ\   GRL
>@3HWXV&*DUFtD9DOHQFLD&7KRPDV< MRF
6LHUUD 3  &HVDUDFFLR 0   9D-
riabilidad intra e interanual de la surgen- >@ /RQLQ 6 +HUQiQGH] -  3DODFLRV '
cia de La Guajira, Colombia. Retrieved (2010). Atmospheric events disrupting
Septiembre 2012, from coastal upwelling in the southwestern Ca-
 >KWWSVLDPLQYHPDURUJFRVLDPGRFVGHV- ribbean. Journal of Geophysical Research,
FDUJDVSRVWHU685*(1&,$5JXDMLUDB3RV- GRL-&
WHUB&2/$&0$5BSGI@
>@ 3RYHGD * :D\OHQ 3  3XOZDUW\ 5
[8] Ruiz-Ochoa, M., Beier, E., Bernal, G., & (2006). Annual and interannual varia-
Barton, E. (2012). Sea surface tempera- bility of the present climate in northern
ture variability in the Colombian Basin, South America and Southern Mesoame-
&DULEEHDQ6HD'HHS6HD5HVHDUFK, ULFD 3DODHRJHRJU 3DODHRFOLPDWRO 3D-
43-53. ODHRHFRO  ± GRLMSD-
laeo.2005.10.031.
[9] Ruiz-Ochoa, M., & Bernal, G. (2009).
Variabilidad estacional e interanual del [19] Rodríguez, L., Málikov, I., & Villegas, N.
YLHQWR HQ ORV GDWRV GHO UHDQiOLVLV 1&(3 (2010). Análisis espacial y temporal de
NCAR en la cuenca Colombia, Mar Caribe. las variables oceánicas y atmosféricas
$YDQFHVHQ5HFXUVRV+LGUiXOLFRV   del Mar Caribe colombiano. Meteorología
20. Colombiana, 14. 38-47.

[10] Muñoz, E., Busalacchi, A., Nigam, S., & >@ <HOODQG 0  7D\ORU 3   :LQG
Ruiz-Barradas, A. (2008). Winter and sum- stress measurements from the open
mer structure of the Caribbean low-le- RFHDQ -RXUQDO RI 3K\VLFDO 2FHDQRJUD-
vel jet,. Journal of Climate, 1260–1276, SK\  ± GRL
GRL-&/,   :60) 72!
CO;2.
[11] Stensrud, D. (1996). Importance of Low-
Level Jets to Climate. Journal of Climate, [21] Smith, R. (1968). Upwelling. Oceanogr.
9, 1698-1711. Mar. Biol. Annu. Rev, 6, 11-46.

[12] Amador, J. (1998). A climatic feature of [22] Málikov, I. (2010). Asesoría 00005. In-
WKH WURSLFDO $PHULFDV 7KH WUDGH ZLQG forme Final de Gestión. Comisión Colom-
easterly jet. Top Meteor Oceanogr, 5(2), biana del Océano CCO. Secretaría Ejecu-
1-13. tiva. Bogotá. 53 pp.

[13] Amador, J., Eric, J., Omar, G., & Victor,


O. (2006). Atmospheric forcing of the
HDVWHUQ WURSLFDO 3DFL¿F $ UHYLHZ 3UR-
gress in Oceanography, 69, 101–142,
GRLMSRFHDQ

[14] Wang, C., & Lee, S. (2007). Atlantic


warm pool, Caribbean low-level jet and
their potential impact on Atlantic hurri-
canes. Journal of Geophysical Research,
/GRL*/

[15] Wang, C. (2007). Variability of the Ca-


ribbean Low-Level Jet and its relations to
FOLPDWH&OLPDWH'\QDPLFV±
GRLV]

11
12

View publication stats