You are on page 1of 8
La Puebla gue se resiste a morir V. Cereria El Faro La Puebla que se resiste a Morir Presentacién La Puebla que se resiste a Morir es una serie que documenta la me- moria viva de los propietarios de negocios antiguos en el Centro Histérico de la Ciudad de Puebla, algunos de ellos de hasta mds de cien afios de antigiiedad y que se encuentran en peligro de cerrar ante la competencia que genera la introduccién de cadenas comercia- les y productos de importacién a bajo costo. En Puebla existen negocios cuya fundacién data de entre 50 y 100 afios de existencia. Con giros de venta de alimentos, sombreros, semillas, bordados o ceras; o bien, de servicios como peluquerias © reparacién de calzado; incluso talleres, como los de talavera u orfebreria. Usualmente son negocios familiares que han sobrevivido a la gentrifcacién del Centro Histérico, a las crisis econémicas y a la inseguridad en algunas zonas del primer cuadro de la ciudad o de los barrios aledafios. Con el paso del tiempo algunos de estos comercios van cerrando sus puertas perdiéndose con ellos parte de la historia de la ciudad. El registro de las historias orales y la gréfca de cada local permiten documentar 1a vida cotidiana, que en algtin momento cambiard o des- aparecerdé produciendo entonces un documento histérico. Al mismo tiempo se realiza un reconocimiento a las familias propie- tarias y trabajadores de estos comercios que de forma velada y en la cotidianidad mantienen la vida tradicional de Puebla. El saber que son tomados en cuenta genera un efecto emocional positivo en ellos y es, probablemente, el mejor aporte que se les puede dar. Difundir la existencia, caracteristicas y localizacién de estos negocios ayuda a atraerles mayor cantidad de clientes y favorecer la economia local y persistencia de estos negocios en la vida de la ciudad. Todos tenemos algo que decir, alguna historia que contar y algo que mostrar al mundo. Estos negocios tienen experiencia, anécdotas, vida y se encuentran en la cotidianidad que no mira a ellos més alld de la rutina difusa de la vordgine urbana. Recuperar y documentar estas voces y miradas es dar una voz y un espacio, incluso una opor- tunidad més de supervivencia a los comercios que son parte de la historia viva en la Ciudad de Puebla. Cereria El Faro Ubicada en la calle 6 poniente numero 503. Su registro ofcial corresponde a I9I0; sin embargo, de acuerdo a Napoledn Gomez Straffon, quien es el actual propietario, el negocio fue ini- ciado por su abuelo, Napoleén Gémez Chargoy en 1898, doce afios antes. En un inicio el negocio fue establecido en la casa de un costado, en los tiempos de la revolucién y desconcierto administrativo. Posteriormente, construyeron la casa en la que actualmente se encuentra la cereria, disefiada especialmente con esa finalidad. El mostrador, la estanteria y la ofcina son un fiel legado de esa obra, mds de cien afios son evidenciados por estos muebles de madera originales de la época en que se construyeron, el tiempo no ha pasado por ellos. La Puebla que se resiste a morir Basculas, etiquetas y otras reliquias atin en funcionamiento son parte de los instrumentos que se pueden apreciar en este local. Al centro, una triada de cirios de mds de dos metros bellamente talla- dos llaman la atencién. Fueron elaborados para una exposicién en 1913, originalmente eran cuatro, pero uno fue vendido. Don Napoleon es la tercera generacién al frente de Cereria El Faro, desde I979. Mas de un siglo ha pasado y sus productos siguen dando luz a muchas personas. Velas fabricadas a base de cera de abejas si- guen siendo las favoritas de muchas personas que gustan de productos de calidad y fabricados artesanalmente. A diferencia de las veladoras de parafina, la cual es un derivada de petréleo y fabricadas con moldes; las ceras son de origen natu- ral y elaboradas a mano. En un arco con ganchos cuelgan mds de cien pabilos, cuyo largo dependerd de la extensién del producto deseado y a estos se les va cuchareando la cera derretida hasta alcanzar el grosor y la forma deseada, algunas implican hasta cinco mil cucha- readas. Algunas de ellas son talladas a mano. Cereria El Faro La cera es un producto graso que producen las abejas jdvenes, se obtiene derritiendo los panales que construyen al interior de las colmenas. Este producto era de gran demanda hace muchos afios, pues solia utilizarse para iluminar las casas antes de la presencia de las instalaciones eléctricas, con la llegada de la parafna la de- manda de las velas de cera disminuyo considerablemente por su costo. Actualmente su uso es casi limitado a las iglesias y festas tra- dicionales. El mercado de las veladoras y velas fue acaparado por las fabricadas con parafina, pues ofrecen un precio notablemente inferior, pese a su mala calidad. La Puebla que se resiste a morir Sus principales clientes son iglesias y personas de las comunidades que atin conservan la tradicién de usar cirios para sus festas reli- giosas y tradicionales. Atin hay quienes las usan en Semana Santa y fiestas patronales, entre otras, como el dia de muertos. La cera es un producto que dura mds y humea menos que la parafna. Los disefios en los tallados de los cirios también son un elemento que mantiene a las iglesias como clientes de este negocio. Otro problema en este negocio es la mano de obra, es dificil que alguien alcance la pericia para la elaboracién de estos productos artesanales. Sus trabajadores son los nietos de quienes trabajaron para su abuelo. Asi mismo comenta que cada dia es mds dificil con- seguir la cera de abeja natural con la que se elaboran las velas y veladoras que comercializa. Cereria El Faro La Puebla que se resiste a morir Tolar lee (eM nee MUI) E) Gti] eww ne 217 ee] oi ICI Istituto de Ciencias somos medio LADO sen | ladobe.com.mx ae ERC Roun en see Race ee ea) Creaci6n y al Desarrollo Artistico de Puebla 2017-18. Este programa es de caracter publico, no es patrocinado ni promovido Pe ee ace ee eee Came Mea TT eacerd Coe tC CMCC enema cc Mon RCM Reece programa con fines politicos, electorales, de lucroy otros distintos a los establecidos. Quien haga uso indebido de los recursos de éste, deberd ser denunciado y sancionado de acuerdo con la ley aplicable y Me Reco

You might also like