You are on page 1of 11

Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

EL MAPA ECOLÓGICO. UNA


HERRAMIENTA PARA LA EDUCACIÓN
AMBIENTAL EN SECUNDARIA

AUTORA: Lorena García González. DNI: 71764760E


ESPECIALIDAD: BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA

Dentro del ámbito educativo trabajamos con el alumnado el conocimiento e


interacción con el medio ambiente, así como la sensibilización respecto a su
conservación. Estos contenidos son, a menudo, abordados desde una excesiva
teorización, sin impregnar al alumnado en su propio contexto. Sin embargo, la
elaboración de un mapa ecológico del barrio, por parte de la comunidad escolar,
resulta un recurso didáctico muy útil, ya que nos permite aprender a reconocer la
situación de nuestro ambiente más inmediato y lo que es más importante dotarlo de
valor.

I. INTRODUCCIÓN
En 1968, la Conferencia Internacional de Instrucción Pública, celebrada en
Ginebra, propuso como definición de medio: “todo lo que es exterior al ser humano, lo
que le rodea más o menos inmediato, el conjunto de las acciones y de las influencias
que se ejercen sobre él y a las cuales reacciona” (Meinardi, Adúriz y Revel, 2002,
p.94). Como instrumento de protección del entorno inmediato de cada persona y de su
conservación global desempeña un papel fundamental la Educación Ambiental.

El tratamiento de la Educación Ambiental en las aulas, en todos los niveles


educativos, contribuye a una conducta individual y colectiva más acorde con las
necesidades del entorno. Un entorno, en la actualidad, con graves y diversas
problemáticas ambientales distribuidas prácticamente por todo el planeta. Un entorno
en el que se ha roto el equilibrio entre naturaleza y desarrollo. Con la finalidad de

101
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

intentar restablecer este equilibrio de nuevo nace el concepto de desarrollo


sostenible.

En el informe Nuestro Futuro Común desarrollado en la Comisión Mundial sobre


el Medio Ambiente y Desarrollo en 1987, se define desarrollo sostenible como “aquel
que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la
capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas propias”. Como
indican Carida y Meira (2001) sería “un concepto en el que, como mínimo se plantea
una doble exigencia: la ambiental, que requiere preservar una base de recursos
naturales finitos; y la social o de equidad que parte del derecho de las generaciones
presentes y futuras a satisfacer adecuadamente sus necesidades básicas (p.166). No
existe un único modelo de desarrollo sostenible, según afirman Vega y Álvarez (2005),
“el modelo es una concepción centrada en las interacciones economía-naturaleza-
cultura”(p.6). Es en el modelado de éste último término citado, en el que podemos
incidir desde el ámbito educativo.

Para poder fomentar una “cultura verde” se debe facilitar a los ciudadanos el
acceso a la información medioambiental que le rodea, así como la educación y
formación en materia de desarrollo sostenible. Es importante para ello que conozcan la
gestión urbana que su ciudad realiza a favor de la sostenibilidad. En este sentido, el
mapa ecológico resulta una herramienta que nos permite disponer y consultar buena
parte de la información de nuestro entorno más cercano en lo referente a los recursos
urbanos de los que dispone. En el mapa aparecen señalados los lugares y recursos
medioambientales más significativos de su territorio mediante el uso de símbolos
(iconos) de fácil interpretación en un mapa o callejero de la zona deseada. Los iconos
son compartidos por todos los “mapeadores verdes” del mundo, lo que establece un
nuevo lenguaje que rompe las barreras de los idiomas, lo cual es posible gracias al
sistema de mapeo (Green Map System).

Un mapa ecológico no se reduce a identificar la flora o la fauna urbanas, sino


que debe permitir evidenciar en nuestra realidad concreta la sostenibilidad. Se

102
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

pretenden integrar los caracteres naturales con los urbanos y evidenciar la interacción
entre aspectos económicos, sociales y ambientales.

No solo se detectan las cualidades positivas, sino también los problemas de


nuestro ambiente más próximo. De esta manera el mapa integra distintas áreas,
descritas a continuación, sujetas a análisis y posterior descripción:

La utilidad del mapa reside en que un ciudadano o ciudadana pueda localizar un


contenedor de vidrio, saber el recorrido de una senda verde o encontrar una tienda
donde se puedan adquirir productos ecológicos.
No existe un único modelo de mapa ecológico, véanse varios ejemplos en los
archivos del sistema de mapeo internacional Green Map System
(www.greenmap.org/greenhouse/es/maps) o el “mapa ecológico del distrito de Gracia
en Barcelona” (www.mapaecologic.net). Incluso los nombres cambian dependiendo de
las publicaciones: mapa ecológico, mapa verde, mapa ambiental…
Se debe entender como una realidad dinámica ya que las características
propias de nuestro entorno, casi con seguridad, sufrirán variaciones a lo largo del

103
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

tiempo. De esta forma se puede utilizar el mapa como sistema de referencia que
puede ser objeto de análisis y elaboración de propuestas de mejora. También debería
ser actualizado.
II. DESARROLLO

OBJETIVOS
o Educar en la percepción del entorno: aprender a desarrollar las habilidades
necesarias para investigar y evaluar las cualidades y problemas socio-ambientales
de nuestro entorno
o Potenciar la afectividad hacia el entorno: Ayudar a desarrollar actitudes y
valores con un profundo interés por el medio ambiente.
o Fomentar la acción sobre el entorno: impulsar a las personas a participar
activamente en la protección y mejora del medio ambiente.

CONTENIDOS
o Familiarización con las características básicas del trabajo científico, por medio
de: planteamiento de problemas, discusión de su interés y formulación de
conjeturas, etc, para comprender mejor los fenómenos naturales y resolver los
problemas que su estudio plantea
o Interpretación de datos e informaciones sobre la naturaleza
o Utilización de datos e informaciones para formarse una opinión propia y
expresarse adecuadamente
o Reconocimiento de los principales recursos ambientales que nos rodean la
necesidad de preservarlos.

RELACIÓN CON COMPETENCIAS

Según como queda reflejado en los objetivos propuestos, la elaboración de un


mapa ecológico es un recurso didáctico que refuerza la integración de conocimientos,
habilidades y actitudes para la resolución de problemas en diversos contextos, lo que
se integra perfectamente en la definición de competencia básica formulada por la LOE.

La contribución a las distintas competencias es la siguiente:

104
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

• Conocimiento e interacción con el mundo físico, desarrollando la capacidad


de observar el entorno y obtener la información necesaria para descubrir tanto
el mundo físico natural como el generado por las actividades humanas.

• Autonomía e iniciativa personal, planteando soluciones y propuestas


concretas para mejorar la calidad ambiental de su colectividad.

• Social y ciudadana, implicándose en la conservación del medio ambiente. El


trabajo cooperativo contribuye también a esta competencia.

• Competencia cultural y artística confeccionando los mapas que plasmen


todos los datos.

• Tratamiento de la información, obteniendo, seleccionando y analizando los


datos recogidos, tanto cualitativos como cuantitativos, durante el “trabajo de
campo” y llevando la información recabada al papel y posteriormente a los
mapas o a los gráficos de población.

• Competencia en aprender a aprender, ya que la simple puesta en marcha del


proyecto ya supone la integración de nuevos conocimientos a los que ya poseen
los alumnos y alumnas.

METODOLOGÍA
Una vez descritos los objetivos de este proyecto, nos centraremos en este
apartado en describir cómo pretendemos alcanzarlos.
Se pretende que el aprendizaje sea significativo, es decir, que parta de los
conocimientos previamente adquiridos y de la realidad cotidiana e intereses cercanos
al alumno (aprendizaje instrumental).
Utilizamos de una metodología activa, creando las condiciones para que el
alumnado sea progresivamente más autónomo, que desarrollen las destrezas
relacionadas con la búsqueda de información de diversas fuentes y aprendan a
seleccionar, organizar y estructurar la información

105
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

Mediante el trabajo cooperativo de la comunidad escolar se pretende que el


alumnado trabaje en equipo con el fin de obtener la información necesaria, resolver las
dudas que se les planteen y consensuar en equipos el trabajo final

ACTIVIDADES
Plantearemos una secuencia de actividades que siguen las siguientes fases:
A) Actividad inicial: nos permite obtener las ideas previas de los alumnos, la
situación de partida y poder crear la atmósfera necesaria de motivación,
expectación e interés durante la unidad.
B) Actividades de desarrollo: durante las cuales se obtienen datos y se clarifican
conocimientos, sin dejar a un lado, el intercambio y la introducción de nuevas
ideas.
C) Actividad final: nos da una idea de las ideas adquiridas y del grado de reflexión y
concienciación de los alumnos.

A) Inicial:
Actividad 1: “¿Sabes mirar en verde?”
El profesor /a introduce la unidad con una lluvia de preguntas, para determinar
el punto de partida, tales como:
-¿Habéis oído hablar alguna vez de un mapa ecológico?
-¿Podríais decirme cuál es el contenedor de pilas más cercano a vuestra casa?
- ¿Sabéis si hay alguna tienda de productos ecológicos en vuestro barrio?
Se hace una puesta en común de las respuestas y se les plantea el proyecto
que queremos conseguir.

B) De desarrollo:
Actividad 2: “Preparamos el proyecto”
En primer lugar delimitamos en un mapa de la ciudad una zona alrededor del
centro, que normalmente, abarcaría los barrios donde vive el alumnado.

106
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

A continuación dividimos la zona en subzonas para poder asignar cada una de


ellas a distintos grupos de 2-3 alumnos/as en los que dividiremos la clase.
Se les facilitan unos mapas con la zona elegida y se sortean las subzonas.
Con el propósito de alcanzar mayor agilidad a la hora de la puesta en común de
los datos recogidos, se les proporciona una ficha de recogida de datos como la
siguiente:

AREA LUGAR O SITIO (CLAVE) CALLE Nº


Carril /senda bici (M1)
ACCESIBILI-
MOVILIDAD

Punto recogida bici (M2)


DAD

Senda peatonal (M3)


Y

Rampa minusválido (A1)


Parada transporte público(A2)
Tráfico peligroso (A3)
Sitio arruinado (R1)
Zona de aire contaminado (R2)
Zona de agua contaminada (R3)
Sitio recuperable (R4)
Contenedores basura general (R5)
Contenedores papel (R6)
Contenedores vidrio (R7)
Contenedores plástico (R8)
RESIDUOS

ENERGÍA

Contenedores pilas (R9)


Contenedores aceites usados (R10)
Y

Contenedores ropa (R11)


Punto observación contaminación aire (R12)
Sitio insalubre (R13)
Contaminación acústica (R.14)
Instalaciones energía solar (E1)
Instalaciones energía eólica (E2)
Instalaciones energía hidráulica (E3)
Instalaciones energía geotérmica (E4)
Edificio verde (E5)
Punto ahorro energía(E6)
Parque/área recreativa (N1)
NATURALES
PÚBLICOS Y

Jardín (N2)
ESPACIO

Hábitats naturales (N3)


Espacio público/plaza (N4)
Zonas actividades deportivas (N5)
Área natural(N6)
Mercados locales (S1)
VIDA

SER
DES

VICI

Alimentos saludables o locales (S2)


Y

Agricultura ecológica (S3)

107
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

Eco productos (S4)


Empresas sociales (S5)
Tiendas verdes (S6)
Empresas verdes (S7)
Empresas responsables (S8)
Tiendas de productos usados (S9)
Tiendas de comercio justo (S10)

Actividad 3: “Recogemos datos”


Aquí empieza el trabajo de campo. Cada grupo debe callejear su subzona con la
finalidad de detectar, localizar y apuntar en su mapa los diferentes recursos
medioambientales de las cuatro áreas. También se deben registrar los datos en la
ficha de recogida anotando el número y la calle de cada ubicación.
Actividad 4: “Compartimos datos”
Se realiza una puesta en común de los datos recogidos y se analizan,
intentando detectar posibles fallos.
Actividad 5: “Hacemos el mapa ecológico”
Cada grupo coloca los datos de su subzona en un mapa grande de la zona
elegida proporcionado por el profesor. De esta manera van colocando pegatinas de los
iconos correspondientes de cada área (ver anexo) en la localización adecuada dentro
de sus subzonas.
C) Final:
Actividad 6: “¿Ya piensas en verde?”
Realizamos un cuestionario para determinar los objetivos alcanzados.
1. ¿Qué cosas nuevas hemos aprendido sobre el lugar donde vivimos?
2. ¿Cómo valoramos el proceso de participación vivido?
3. ¿Cómo vamos a revisar y poner al día el Mapa?
4. ¿A qué conclusiones hemos llegado sobre lo que podemos hacer individual y
colectivamente para que nuestro entorno sea más agradable y atractivo?
5. ¿Qué proyectos vamos a desarrollar para construir un entorno cada vez más
sostenible?

108
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

6. ¿Qué ideas vamos a proponer a nuestro municipio para mejorar? ¿Cómo vamos a
difundir las propuestas que elaboremos?

MATERIALES Y RECURSOS
o Mapas del barrio (ortofotos, callejeros…) y fotocopias de los mismos
o Fichas de registro
o Pegatinas con iconos
o Mapa grande

Anexo

MOVILIDAD Y ACCESIBILIDAD:
-Carril/senda bici -Sitio recuperable
-Puntos recogida bicis -Contenedores recogida basura
-Sendas peatonales general, papel, plástico, vidrio, aceites
-Rampas minusválidos usados, pilas y ropa
-Parada transporte público masivo -Punto observación
-Trafico contaminación aire

-Sitio
insalubre
-
Contamin
ación
acústica
peligroso

RESIDUOS Y ENERGÍA:
Residuos:
-Sitio arruinado
-Zona de aire
contaminado
-Zona de agua
contaminada

109
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

Energía:
-Instalaciones energía solar, eólica, hidráulica y
geotérmica
-Edificio verde
-Punto de ahorro de energía

ESPACIO PÚBLICOS Y NATURALES:


-Parque/área recreativa
-Espacio público/plaza
-Zonas actividades
deportivas en naturaleza
-Área natural
-Jardín
-Hábitats naturales

ACTIVIDADES Y SERVICIOS:
-Mercados locales
-Alimentos saludables o locales
-Agricultura ecológica
-Ecoproductos
-Empresas verdes
-Tiendas verdes
-Tiendas de
productos usados
-Tiendas de
comercio justo
-Empresas
reponsables
-Empresas sociales

BIBLIOGRAFÍA

• Burriel, J.A., Ibañez, J.J, Terrades, J (2006). Mapa ecológico de Barcelona: los cambios de
la ciudad en las últimas tres décadas. Cuadernos Geográficos, 39

110
Revista digit@l Eduinnova ISSN 1989-1520 Nº 24 – SEPTIEMBRE 2010

• Carida, J.A. y Meira, P. (2001). Educación Ambiental y desarrollo humano. Barcelona, Arial.

• Meinardi, E; Adúriz, A; Revel, A (2002). La educación ambiental en el aula. Una propuesta


para integrar contenidos multidisciplinares a través de la argumentación. Investigación en la
escuela. Nuevas tendencias en la Educación ambiental (p.93-103)

• Vega, P y Alvarez, P. (2005). Planteamiento de un nuevo marco teórico de la Educación


Ambiental para un desarrollo sostenible. Revista electrónica de Enseñanza de las Ciencias,
4, 1 . http://www.saum.uvigo.es/reec

• Martinez, A. (2005). Ciudades y valores. Ekomiaz: Revista vasca de economía, 58.

• www.greenmap.org

• www.mapaecologic.net

111