You are on page 1of 2

CONTRATACION LABORAL

Concepto
El contrato de trabajo es el acuerdo entre empresario y trabajador, en virtud del cual este último
se obliga a prestar sus servicios por cuenta del empresario y bajo su dirección y control,
percibiendo a cambio una retribución.

El concepto jurídico positivo del contrato de trabajo se contempla en el artículo 1.1 del Estatuto de
los Trabajadores (en adelante, ET), que contiene los elementos o características principales del
mismo, al señalar que: "La presente Ley será de aplicación a los trabajadores
que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de
organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario".

Características
Las notas definitorias más importantes de la relación laboral son las siguientes:

- Voluntariedad: la prestación de servicios (esto es, el trabajo) obedece a una decisión libre y
voluntaria del trabajador.

- Ajenidad: la Doctrina ha formulado distintas teorías para explicar este concepto. Las dos
principales son las que relacionan la amenidad con los riesgos y con los frutos.

La ajenidad en los riesgos, implica que el trabajador no asume directamente los riesgos
(económicos y materiales) que se derivan de su trabajo, ya sean favorables o adversos, sino que
estos se traspasan al empresario.

Ejemplo: El trabajador tiene derecho a percibir su salario, con independencia de que su trabajo sea
fructífero o no para el empresario.

Sin embargo, la tesis mayoritaria en nuestro derecho es la que defiende la ajenidad en los frutos,
que considera que el resultado del trabajo es propiedad del empresario, de manera que se le
atribuye directa e inicialmente a este.

- Subordinación o dependencia: supone que la prestación de servicios del trabajador se realiza


dentro del ámbito de organización y dirección del empresario. La Jurisprudencia considera que
este es el elemento más decisivo en la relación laboral.

- Remuneración: la obligación principal del empresario es abonar al trabajador una remuneración


o salario por su trabajo.

Estas notas definitorias de la relación laboral sirven para diferenciar el contrato de trabajo de otras
figuras afines, como pueden ser el arrendamiento de servicios, el contrato de ejecución de obra, el
mandato o los contratos asociativos o de sociedad.
Además, el contrato de trabajo tiene las siguientes características:

- Bilateral, ya que establece obligaciones para ambas partes, trabajador y empresario.

- Típico, porque cuenta con una regulación específica.

- Oneroso, al requerir prestaciones para trabajador y empresario (trabajo y salario).

- Es además, un contrato principal (en contraposición a los contratos accesorios o a los


preparatorios) y causal.

Los caracteres definitorios de la relación laboral son la voluntariedad, la ajenidad, la dependencia y la


remuneración.