You are on page 1of 4

CAPITULO I Características y funciones de la sociedad

I.1. Características
En una definición más completa podemos citar las siguientes:
 "Las personas de una sociedad constituyen una unidad demográfica, es decir, pueden
considerarse como una población total"
 "La sociedad existe dentro de una zona geográfica común"
 "La sociedad está constituida por grandes grupos que se diferencian entre sí por
su función social"
 "La sociedad se compone de grupos de personas que tienen una cultura semejante"
 "La sociedad debe poderse reconocer como una unidad que funciona en todas partes"
 "Finalmente, la sociedad debe poderse reconocer como unidad social separada"
I.2. Funciones
La sociedad desempeña a ciertas funciones a través de las expresiones particulares que responden a
distintos grupos sociales:
 La reproducción biológica de sus miembros (FAMILIA)
 L a transmisión de normas sociales (EDUCACION)
 Actividades socio-económicas para satisfacer las necesidades (FABRICAS Y GOBIERNO)
 Mantener una armonía social (INSTITUCIONES GUBERNAMENTALES)
CAPITULO II Sociedad y cultura
II.1. Sociedad
Etimológicamente la palabra sociedad deriva del latín societas, es un concepto polisémico, que
designa a un tipo particular de agrupación de individuos que se produce tanto entre
los humanos (sociedades humanas) o entre algunos animales (sociedades animales).
La sociedad es el conjunto de individuos que comparten fines, conductas y cultura, y que se
relacionan interactuando entre sí, cooperativamente, para formar un grupo o una comunidad.
Por último, la sociedad de masas (sociedad) está integrada por diversas culturas y cada una tiene sus
propios fundamentos e ideologías que hacen al ser humano único y diferente a los demás.
II.2. Cultura
Ante todo, esto podemos decir que al hablar de cultura nos referimos al conjunto de modos de vida
incluye costumbres, prácticas, códigos, normas reglas, vestimenta, religión, rituales, normas de
comportamiento y sistemas de creencias y valoraciones que una comunidad posee y actualiza durante
su historia los cuales identifican a los miembros de la comunidad a partir de un sentimiento de
pertenencia.
De manera más específica podemos afirmar que:
 La cultura se aprende. Ya que resulta de la interacción entre los individuos, los aspectos
culturales de cada grupo son aprendidos mediante la socialización.
 La cultura se transmite. La acumulación de experiencias y aspectos culturales de una
comunidad se transmiten de generación a generación, se extiende e integra a las personas.
 La cultura proporciona satisfacción. Satisface la autoestima tanto de la persona que
entrega sus valores de identidad, como el de la comunidad, que lo recibe y se compromete en
consolidar ese sistema social.

II.3. La relación entre cultura y sociedad. La relación es debido a que el comportamiento social del
hombre, sea económico, político, moral, religioso, o de otra índole, está dominado por la cultura de
su grupo. La antropología, la sociología y la psicología son algunas de las principales disciplinas que
se encargan de estudiar las relaciones entre cultura y sociedad. Estas disciplinas permiten conocer los
aspectos de la condición humana basándose en la influencia que tiene la cultura en los individuos y la
sociedad en general.

p.1
II.4. Fases del estudio de la sociedad y la cultura desde la sociología. La sociología, que trata de
estudiar el comportamiento de los seres humanos en sociedad aborda la explicación de las
interacciones sociales de los grupos humanos, pero en forma científica.

CAPITULO III Orden social: En una sociedad hay orden social cuando una buena parte de los
actos individuales y grupales están coordinados y regulados con fines sociales. Para que esa
coordinación y regulación de conductas se produzca, generalmente es necesario establecer
diferenciaciones jerárquicas entre los integrantes de la sociedad, vale decir, establecer relaciones
políticas, de mando y obediencia, que revelen el orden imperante. Esa diferenciación no es el único
medio posible para tal fin:

CAPITULO IV La función y la acción social


En Sociología, podemos ilustrar el concepto de función social entendiendo el cuerpo social como un
organismo vivo, donde cada individuo es una pieza que se engrana y se interrelaciona con las
demás, y donde cada cual cumple un papel dentro de la totalidad del sistema, es decir, la sociedad.
Los roles, asumidos o asignados según estatus, edad o sexo, y enmarcados dentro de un grupo en un
contexto cultural específico, vienen a determinar el tipo de función que le puede ser exigida o que se
puede esperar de un individuo.
IV.1. Funciones
IV.1.1. Funciones genéricas.
La sociedad desempeña ciertas funciones generales, y son las siguientes:
 "Reúne a las personas en el tiempo y en el espacio, haciendo posibles las mutuas
relaciones humanas".
 "Proporciona medios sistemáticos y adecuados de comunicación entre ellas, de modo que
puedan entenderse".
 "Desarrolla y conserva pautas comunes de comportamiento que los miembros de la
sociedad comparten y practican".
 "Proporciona un sistema de estratificación de status y clases, de modo que
cada individuo tenga una posición relativamente estable y reconocible en la estructura
social"
IV.1.2. Funciones específicas.
 "Tiene una forma ordenada y eficiente de renovar sus propios miembros"
 "Cuida de la socialización, desarrollo e instrucción de sus miembros"
 "En sus variados grupos económicos la sociedad produce y distribuye
los bienes y servicios"
 "La administración política y los diversos grupos cívicas satisfacen las necesidades de
orden y seguridad externa que sienten los hombres"
 "Las diversas formas de religiones, atienden socialmente las necesidades religiosas y
espirituales"
 "Las asociaciones, existen grupos sociales y disposiciones sistemáticas que están
destinadas al descanso y diversiones.
IV.2. Acción social
Es importante tener claro que la función social está ligada a la acción ya que esta se desarrolla
buscando un determinado objetivo. Función social, es para lo que sirven determinadas acciones que,
desarrolladas bajo unas expectativas de dirección, concertadas con un “deber ser” y persiguiendo
fines; logran un objetivo trazado en favor de un grupo de individuos.
Desde el punto de vista de la sociología, Max Weber refiere más la acción social como un fin de la
función social: “decimos que hay una acción social siempre que uno o varios individuos se
comportan con respecto a una situación en la que están presentes otros seres humanos y a la que

p.2
atribuyen un significado subjetivo”. Con esta frase se infiere que para Weber no hace falta que hayan
personas sino, simplemente que la acción esté orientada hacia los otros.
CAPITULO V Patrón cultural
Los patrones culturales son un conjunto de normas que rigen el comportamiento de un grupo
organizado de personas, en función de sus tradiciones, costumbres, hábitos, creencias, ubicación
geográfica y experiencias, para establecer unos modelos de conductas.
V.1. El Establecimiento, Características y Clasificación de los Patrones Culturales
V.1.1. Establecimiento de los Patrones Culturales.
Los patrones culturales se van formando de acuerdo a la región donde vivan las personas, las
actividades económicas que se realicen allí, el nivel académico y los grupos de amistades que
frecuenten, entre otros factores, hasta llegar a establecer un modelo o esquema de valores.
V.1.2. Características de los Patrones Culturales.
 Presentan modelos de comportamiento.
 No son reglas establecidas estrictamente.
 Las personas tienen la libertad de asumirlas o no.
 Las sociedades los imponen como normas de conducta.
 Cambian de acuerdo a las regiones, países, comunidades y épocas.
 Facilitan la adaptación de una persona a un grupo social.
 El nivel de académico de las personas influye en la práctica de los modelos culturales.

VI.1. Rol Social: El rol social es un concepto sociológico que hace referencia a las pautas de
conducta que la sociedad impone y espera de un individuo (actor social) en una situación
determinada. El rol tiene la función de separar lo que somos (identidad) de lo
que representamos (rol).
VI.2. Definición Los roles, por tanto, son creaciones sociales, la forma como se relacionan los
individuos y las instituciones, que también son otra creación social. Las principales instituciones son
la familia, la educación, la religión, la política (el estado) y la economía. Estas instituciones sociales
poseen unas normas implícitas (unas pautas de comportamiento) que los individuos aceptan y
asimilan, ya que, si no siguen estas pautas, pueden ser rechazados o, incluso, expulsados del grupo.

VI.3. Rol e identidad La asunción de un determinado rol nos permite distanciarnos de nuestra
identidad y nos posibilita, asimismo, enfrentarnos a determinadas situaciones en la vida cotidiana.

VI.4. Rol y estatus: El estatus social hace referencia a la posición del individuo con respecto a
otros en la estructura social, la cual se suele determinar con base en la capacidad cultural o
económica del individuo y se corresponde con una visión estática del sujeto; mientras que el rol, el
cual es dinámico, hace referencia a las expectativas de comportamiento del individuo en sus
relaciones con otros. Podríamos, por tanto, decir que el estatus es de carácter estructural mientras que
el rol es de carácter normativo.

VI.5. El aprendizaje del rol: El aprendizaje de los roles se realiza mediante la interacción con
otros seres humanos, es progresivo y se da dentro del proceso de socialización. Asumimos
primeramente los roles de las «demás personas significativas», las que nos tratan íntimamente y
cuyas actitudes son decisivas para la formación del concepto de nosotros mismos. Posteriormente,
vamos descubriendo las expectativas que toda la sociedad dirige hacia nosotros y, al adquirir esta
conciencia, aprendemos a desempeñar los roles correspondientes a los distintos ámbitos en los que se
desarrolla nuestra vida, la adquisición de esta identidad social se maneja de una forma más subjetiva,
lo que permite al individuo ir adaptándose a los distintos roles con los que habrá de convivir.

p.3
CAPITULO VII Estatus Social
El estatus es por tanto el lugar que una persona ocupa en una clase social, determinando un
determinado prestigio, respeto o influencia en otros al margen de sus cualidades personales.
VII.1. Tipos de estatus
 Estatus adscrito o atribuido. Es el heredado, con el que se nace, el que se otorga a
una persona independientemente de sus habilidades y cualidades particulares. La raza, la religión,
la nacionalidad o la edad también forman parte de los estatus adscritos ya que forman parte
inherente de la persona.
 Estatus adquirido. No son automáticos, dependen del esfuerzo, el talento, las
acciones, los logros y las habilidades personales para obtenerlo.
 Estatus socioeconómico. Relacionado con los bienes materiales, riqueza, poder,
prestigio, tierras y propiedades. Se define en términos de ingresos, estudios alcanzados, lugar de
residencia y profesión, los factores sociales y económicos están íntimamente ligados en este tipo
de estatus ya que se complementan mutuamente.
 Estatus civil. Es la situación de las personas que es reconocida por la sociedad en
función de las relaciones de familia que ostenta, bien provenientes del matrimonio, bien
provenientes del parentesco, que determina derechos y obligaciones con respecto a su rol.
 Estatus social. Está determinado por el grado de aceptación que los componentes del
grupo conceden al individuo, en tanto en cuanto la compañía de una persona resulta satisfactoria
para el mantenimiento de relaciones estrechas en un grupo con unas determinadas expectativas
sociales y comportamentales.

p.4