You are on page 1of 2

TEMA 1:

JESÚS NOS ENCOMIENDA LA VIDA DEL MUNDO. OBJETIVO: Despertar el sentido de gratitud y
admiración a Dios por el regalo de la creación, para cuidar mejor y embellecer con
responsabilidad esta obra, tomando a Jesús como modelo. NOTAS PEDAGÓGICAS El Catequista
entienda y trate de vivir el tema, de tal manera que sea su experiencia viva de Dios y de su
obra, en él mismo, la que comunique en la catequesis. En éste ambiente de oración, se pueden
leer los números 299 a 314 del Catecismo de la Iglesia Católica. VEAMOS Presentación: El
mundo en que vivimos tiene grandes secretos y maravillas. En la escuela procuramos descubrir
algunas de estas maravillas, las vemos en la TV., en revistas; están muy cerca de nosotros, en
el campo, en los parques, etc., mirando con atención lo que nos rodea: un mosquito, un
caracol, un gusanito, las estrellas en el cielo, la luna, la salida y puesta del sol, la luz en las hojas
de los árboles. Notas: Haremos referencia a los conocimientos que tenemos sobre el mundo y
sus cambios, de tal forma que tememos conciencia que el principio de vida que lo anima todo
es aquel, a quien llamamos con Jesús: Padre, nuestro Dios. Un Dios que está en el centro y en
el “corazón” de los cambios del mundo y de la historia de la humanidad sosteniendo todo,
apoyándolo y dándole sentido. PENSEMOS Todo esto que hemos escrito aquí, no es sino una
pequeñísima constatación sobre las maravillas que existen en el universo. Nosotros sabemos
que todo el desarrollo del mundo lo conduce un Dios que nos ama. Jesús llama a Dios “Padre”,
porque es el que da la vida a todo. El es el que dirige todos los cambios. El es la fuerza y la
inteligencia que permite que se desarrolle la energía. Dios en Su sabiduría infinita, ha creado
todo esto para nosotros, porque nos ama intensamente. Sabemos que ha habido
investigaciones y descubrimientos gracias a la inteligencia de algunos hombres. Pero también
sabemos que esa inteligencia es un don de Dios, El se las dio. Nuestra inteligencia,
participando de la luz del entendimiento de Dios, puede entender lo que Dios nos dice por Su
creación. Pero para eso se necesita humildad y respeto ante el Creador y su obra (ver Job 42,
3). La creación participa de la bondad de Dios... "vio Dios que era bueno" (Gen 1,
4.l0.12.18.21.31)... La creación es querida por Dios como un regalo para los seres humanos,
como una herencia que nos da y nos confía. (ver CIC 299). Las cuestiones sobre el origen del
mundo y del ser humano, son objeto de numerosas Investigaciones científicas que han
enriquecido mucho nuestros conocimientos sobre la edad y las dimensiones del mundo y la
aparición del ser humano. Estos descubrimientos nos invitan a admirar más la grandeza del
Creador y a darle gracias por todas sus obras y por la inteligencia y sabiduría que da a los
sabios investigadores. "El me dio el verdadero conocimiento de lo que existe; me hizo conocer
la estructura del mundo y las propiedades de los elementos... porque la sabiduría lo hizo todo,
y me lo enseñó" (Sab 7, 17-21). CATEQUESIS DE LA CONFIRMACIÓN 6 La fe viene a confirmar y
a aclarar la razón para entender mejor la verdad: "Por la fe, sabemos que el universo fue
formado por la Palabra de Dios, de manera que lo que se ve es obra de lo que no aparece (Heb
11, 3)" (CIC 286). La verdad en la creación es muy importante porque nos hace reconocer que
todo lo que existe y, especialmente nosotros mismos, somos parte de un proyecto de amor de
Dios. Esta verdad de la creación se expresa con mucha fuerza y claridad en el mensaje que nos
dan los profetas (ver Is 44, 24; CIC 288). ACTUEMOS Hacer pequeños grupos para reflexionar:
¿Qué voy a hacer ahora que ya soy más consciente del regalo de la creación del mundo que
nos dio Dios, nuestro Padre? ¿En qué forma voy a cuidar mejor lo que Dios nuestro Padre ha
creado para mí? De lo que tú sabes de Jesús, ¿qué hizo El para cuidar y embellecer lo creado?
¿Cómo voy a hacer para que mi familia, mis amigos y compañeros de grupo conozcan, amen,
agradezcan y cuiden esta obra maravillosa? CELEBREMOS El catequista motiva al grupo para
que en la fe y en la gratitud se realice una celebración. Lectura: 2 Mac 7, 28. Comentario a la
lectura y a lo que se vio en el tema. Se termina recitando el salmo 8: "Señor, Dios nuestro":
Todos: Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra. Ensalzaste tu
majestad sobre los cielos. De la boca de los niños de pecho has sacado una alabanza contra tus
enemigos, para reprimir al adversario y al rebelde. Todos: Señor, Dios nuestro, qué admirable
es tu nombre en toda la tierra. Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos, la luna y las
estrellas que has creado, ¿qué es el hombre para que te acuerdes de él; el ser humano para
darle poder? Todos: Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra. Lo
hiciste poco inferior a los ángeles, de gloria y honor lo coronaste: le diste el mando sobre las
obras de tus manos, todo lo sometiste bajo sus pies. Todos: Señor, Dios nuestro, qué
admirable es tu nombre en toda la tierra. Rebaños de ovejas y toros, y hasta las bestias del
campo, las aves del cielo, los peces del mar, Todos: Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu
nombre en toda la tierra. Del Directorio de Apostolado de la Comunión: “Creemos firmemente
que el centro del Evangelio lo constituye la proclamación de que, en Jesucristo, ha iniciado la
nueva creación… La nueva creación no destruye sino asume, transforma y abre a la primera
creación el camino que le permite llegar a su plena realización”. (N. 1) CATEQUESIS DE LA
CONFIRMACIÓN 7 TEMA 2: JESÚS NOS INVITA A