You are on page 1of 3

LA ANOXIA

La anoxia ocurre cuando el cuerpo o el cerebro de una persona deja de


recibir oxígeno. Es una forma extrema de hipoxia. La pérdida de oxígeno en
el cuerpo o el cerebro puede ser extremadamente perjudicial e incluso
poner en peligro la vida.

La falta de oxígeno puede causar daños graves o incluso la muerte, por lo que
cualquier persona que sospeche que puede tener hipoxia debe buscar atención
médica de inmediato. Solo son necesarios unos 4 minutos sin oxígeno para
que el cerebro quede dañado permanentemente.

La falta de oxígeno en el cerebro hace que las neuronas mueran y puede


aumentar la probabilidad de daño cerebral o la muerte.

Síntomas

Cambios de humor o cambios en la personalidad


Dificultad para hablar u olvidar las palabras
Debilidad
Sentirse mareado o desorientado
Incapacidad para concentrarse
Pérdida de memoria
Dolor de cabeza
Dificultad para caminar
Problemas con la coordinación

Cuanto más tiempo esté una persona sin oxígeno, más aparentes serán
los síntomas. Experimentar anoxia por varios minutos puede causar: pérdida
de consciencia, desmayos, convulsiones o alucinaciones.

Es importante tener en cuenta que los síntomas de la anoxia pueden no ser


inmediatamente evidentes porque el cerebro puede compensar la disminución
de oxígeno durante unos minutos antes de que aparezcan los síntomas.

Los síntomas iniciales pueden ser leves. Sin embargo, la atención médica
inmediata es vital para los casos de anoxia.

Tipos de anoxia

Anoxia anémica
La anoxia anémica se produce cuando no hay suficiente hemoglobina en la
sangre o la hemoglobina presente se ha vuelto ineficaz. La hemoglobina
transporta oxígeno por todo el cuerpo a través de la sangre y si esta no puede
administrar suficiente oxígeno a los órganos, es posible que dejen de funcionar
correctamente.

Anoxia tóxica

La anoxia tóxica impide que la sangre transporte oxígeno alrededor del cuerpo
de manera efectiva. Puede ocurrir después de que una persona ingiera,
absorba o inhale ciertas toxinas u otros químicos dañinos, como el monóxido
de carbono.

Anoxia por estenosis

La anoxia por estenosis ocurre cuando la sangre no llega al cerebro u otras


partes del cuerpo que requieren sangre para funcionar correctamente. Los
problemas cardiovasculares, como un accidente cerebrovascular o insuficiencia
cardíaca, a menudo son la causa de la anoxia por estenosis.

Anoxia anóxica

La anoxia anóxica puede ocurrir cuando no hay suficiente oxígeno disponible


para garantizar que el cuerpo funcione correctamente. Esto puede ocurrir si
una persona está a gran altura, con un cambio de altitud brusco, donde hay
oxígeno limitado en el aire.

Causas de anoxia

-Paro cardíaco o respiratorio


-Asfixia o estrangulamiento
-Sobredosis de drogas
-Inhalación de monóxido de carbono o humo
-Pérdida de sangre
-Latidos cardíacos irregulares o músculos cardíacos dañados que no pueden
bombear suficiente sangre y oxígeno al cerebro
-Otros eventos cardiovasculares, como ataque cardíaco, accidente
cerebrovascular o insuficiencia cardíaca
-Ataque de asma agudo
-Una descarga eléctrica severa
-Exposición a ciertos productos químicos tóxicos y envenenamiento
-Altitudes elevadas donde los niveles de oxígeno son bajos
-Estar a punto de ahogarse
-Una reacción a la anestesia general
-Suministro de oxígeno inadecuado o paro cardíaco bajo anestesia general
-Neumonía
-Bajos niveles de hemoglobina en la sangre
-Anemia de células falciformes o talasemia (anemia hereditaria que provoca
una destrucción de los glóbulos rojos de la sangre).

Las lesiones cerebrales hipóxicas anóxicas son muy graves y pueden causar
daños graves y permanentes. Conocer los síntomas y buscar atención
médica inmediata es crucial. Una respuesta médica rápida puede ayudar a
reducir las complicaciones y determinar la velocidad y el éxito de la
recuperación.