You are on page 1of 24

Delitos de cuello blanco:

Aplicación de las teorías


Contemporáneas en
Criminología a la
corrupción en España
Trabajo de Investigación correspondiente al
Curso de Experto Universitario en Criminología.
Departamento de Derecho Penal y Criminología
UNED

María Dolores Montalvo Carcelén


Septiembre 2014
2
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN .................................................................................. 3
1.1. Concepto de corrupción .................................................................... 4
1.2. Delitos de cuello blanco y corrupción ........................................... 6

2. TEORÍA DEL APRENDIZAJE SOCIAL ............................................. 8

3. TEORÍA DE ANOMIA ............................................................................. 9

4. TEORÍA CONTEMPORÁNEA DE LA FRUSTRACIÓN ............. 11

5. TEORÍAS DEL CONTROL SOCIAL Y DE LA


DESORGANIZACIÓN SOCIAL .......................................................... 12
5.1. Teorías del control social .................................................................. 12
5.2. Teorías de la desorganización social ............................................. 14

6. ENFOQUE DEL ETIQUETAMIENTO .............................................. 14


6.1. Etiquetamiento ...................................................................................... 14
6.2. Las seducciones del delito ................................................................ 15
6.3. Normalización de la desviación ...................................................... 16

7. ENFOQUES INTEGRADOS ................................................................ 16


7.1. Modelo modificado del control social/
desorganización social .......................................................................... 17
7.2. Teoría general integrada ...................................................................... 17
7.3. Teoría de la acción situacional ........................................................... 17
7.4. Teoría genérica del control ................................................................. 18
7.5. Otras teorías ............................................................................................ 18

8. CONCLUSIONES ...................................................................................... 19

9. BIBLIOGRAFÍA y DOCUMENTOS CONSULTADOS .................. 22

María Dolores Montalvo Carcelén


3
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

1. INTRODUCCIÓN

En muchas de las teorías que se estudian en Criminología nos encontramos con el deseo
de dar explicación al origen de la delincuencia, poder, en alguna medida, establecer
causas o factores de riesgo y, en última instancia, dar alguna respuesta a si la
delincuencia se puede o no prevenir. Llama poderosamente la atención que el objetivo
de la gran mayoría de los expertos y teóricos se lanza hacia las causas de la delincuencia
juvenil o a la delincuencia común. Este tipo de delincuencias podrían ser motivo de gran
alarma social y de gran reclamo por parte de la sociedad hacia las administraciones para
que les pongan solución o les den protección ante la supuesta inseguridad que generan,
pero en realidad no es así. No es el objetivo de este trabajo el cuestionar la trascendencia
o no de este tipo de delincuencia, sino simplemente de establecer cuáles son las
prioridades en países como España, que es en el que se va a basar el presente trabajo.
Otros países tendrán sus puntos de vista particulares, pero no se van a ver reflejados en
el mismo.

Si observamos los problemas que preocupan a los ciudadanos españoles, es decir, los
problemas sentidos o percibidos como importantes por la ciudadanía, según el CIS1 en
mayo de 2013:

 Paro: 82.4%
 Problemas de tipo económico: 34.9%
 Corrupción/Fraude: 30.7%
 Política en general: 29.7%
 Inseguridad ciudadana: 2.6%

Estos mismos datos en mayo de 2014:

 Paro: 80%
 Corrupción: 35.7%
 Problemas de tipo económico: 34.9%
 Política en general: 29.7%
 Inseguridad ciudadana: 2.8%

1
Base de datos consultada: CIS, (http://www.cis.es/cis/export/sites/default/-
Archivos/Indicadores/documentos_html/TresProblemas.html)

María Dolores Montalvo Carcelén


4
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

Estos mismos datos en julio de 2014:

 Paro: 77%
 Corrupción: 41.5%
 Problemas de tipo económico: 28%
 Política en general: 26.4%
 Inseguridad ciudadana: 2,5%

Se puede deducir de estos datos del CIS que la inseguridad ciudadana, producto de
la delincuencia común no asociada a terrorismo, preocupa a los ciudadanos mucho
menos que la corrupción y los casos de fraude. Es más, estos temas han subido en la
escala de preocupaciones de la ciudadanía de un tercer a un segundo puesto en solo un
año; y 6 puntos en sólo dos meses. Es por ello que la inseguridad ciudadana no es un
problema que la gente común, las personas de la calle, sientan como un problema
acuciante a diferencia de la corrupción que cada vez va preocupando más, como se
puede observar en los recientes resultados de esta encuestas del CIS de julio de 2014.

1.1. CONCEPTO DE CORRUPCIÓN

Corrupción, como tal es un término demasiado amplio y ambiguo para que nos diga
nada. En el diccionario de la RAE, corrupción contiene varias interpretaciones pero,
para el contenido de este trabajo, interesa la cuarta:

4. f. Der. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de


las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

Se puede comprobar que, en ningún momento, establece que sea un delito o conjunto de
delitos… Simplemente define el aspecto conceptual de la palabra corrupción, pero no
indica que suponga un acto delictivo como tal. En la Enciclopedia de Términos
Jurídicos de la UNED2, se define corrupción de la siguiente forma:

(Delito de) (Derecho Penal) Conducta penalmente incriminada por la cual se solicitan, se aceptan o
se reciben ofertas, promesas, dádivas o presentes, a fin de realizar o abstenerse de un acto, o de obtener
favores o ventajas particulares. La corrupción se llama así cuando el individuo se deja comprar por

2
Consultado en Internet: http://www.uned-derecho.com/diccionario/

María Dolores Montalvo Carcelén


5
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

medio de ofertas o promesas, o dádivas; y es activa cuando el individuo remunera con ofertas, promesas
o presentes.

En este caso ya sí se define el concepto de corrupción como un delito en el ámbito


jurídico, pero sólo es considerada delito la corrupción entre particulares3; no está
tipificada como tal la corrupción política. Algunos autores4 consideran que sería
necesario que se incluyera en el código penal la corrupción política, el tipo de
corrupción que tanto preocupa a los ciudadanos, según la encuesta del CIS.

La corrupción no deja de ser un problema importante dentro de nuestra sociedad,


tanto de ámbito económico, como social y legal. Económico5, porque estos delitos
suponen un robo a los recursos de todos los ciudadanos y porque aumenta gastos para
servicios e infraestructuras, llegando a empobrecer a la ciudadanía; social, porque los
cargos políticos y los cargos públicos son necesarios para que nuestra sociedad
funcione, pero el aumento de la corrupción lleva a que se confíe cada vez menos en los
representantes de los ciudadanos, dado que se menoscaba el servicio público en pro del
beneficio personal; y legal, porque la ciudadanía ve cómo el esfuerzo de la Justicia es
débil cuando se trata de perseguir y/o condenar la corrupción, y cómo aunque algunos
sean juzgados, sus penas son aparentemente suaves y pocas veces o ninguna devuelven
lo robado, si ese era el caso.

En el presente trabajo se va a analizar la corrupción desde el punto de vista de las


teorías Contemporáneas en Criminología. En documentación previa consultada se
establece que la corrupción se ve incluida como concepto en un grupo mucho más
amplio que es conocido como Delitos de Cuello Blanco, concepto que alcanzó su auge
con las teorías de Sutherland. En esta Introducción se va a establecer este concepto y su
evolución.

3
Gonzalez Blesa, F.J. (2012) y Dolz Lago, M.J. (2014) Delito de corrupción entre particulares o
corrupción privada, en reforma del Código Penal, Ley Orgánica 5/2010, 22 junio, que modifica la Ley
Orgánica 10/1995. Primera vez que se tipifica este delito
4
Dolz Lago, M.J. (2014), establece la necesidad de incorporar estos delitos de corrupción política en un
título específico del Código Penal, dentro de su Libro Segundo.
5
Un estudio cifra en 40.000 millones el coste social de la corrupción en España. Huffington Post. 29 julio 2013
http://www.huffingtonpost.es/2013/07/29/coste-social-corrupcion-espana_n_3669629.html

María Dolores Montalvo Carcelén


6
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

1.2. DELITOS DE CUELLO BLANCO Y CORRUPCIÓN

El delito de cuello blanco es el crimen cometido por una persona de respetabilidad y


un estatus social alto en el curso de su ocupación. Personas respetables y respetadas,
hombres de negocios y profesionales6 en el desarrollo de su labor. Esto es lo que
suponen los delitos de corrupción que los cargos políticos y los funcionarios llevan a
cabo cuando suceden durante el desarrollo de su labor. También abarca todo delito
cometido por personas en el ámbito de labores no públicas; es lo que se conoce como
corrupción entre particulares, algo que ya se ha indicado más arriba. Se va a procurar
delimitar este concepto en el ámbito de las relaciones políticas y de cargos políticos que
delinquen en el desarrollo de su labor, supuestamente dirigida al servicio público.

Sutherland7 estableció en su famosa obra que existía un importante problema con


este tipo de delitos, dado que no está asociado a una pobreza o una situación
socioeconómica lamentable que podría explicar la necesidad de delinquir para buscar
una salida, sino que es un tipo de delitos que solo pueden cometer las personas con un
status concreto y con acceso a ciertos recursos que el resto de ciudadanos no tienen. A
lo largo de la historia estos delitos no se contabilizaban y nadie los medía por lo que
rara vez se ha conocido su verdadera magnitud; además, recibían trato procesal
diferente a los comunes. Las características generales de los delitos de cuello blanco que
tanto Sutherland como sus continuadores enunciaron8, son en esencia:

 El delincuente utiliza su condición social para insertarse en el ámbito dentro del


cual realizará el hecho delictivo
 Se maneja con credulidad o ignorancia de la víctima; comete ilegalidad
haciéndola parecer legal
 El hecho criminal no suele tener una gran trascendencia en la sociedad (porque
hasta hace poco no se le ha dado)
 Su aparente respetabilidad le abre puertas que para los demás ciudadanos están
cerradas o son inaccesibles.
 El delito es escasamente visible a no ser que se lo investigue a conciencia.
 Son múltiples las víctimas.

6
Álvarez Uría, F. (1999) p.: 32
7
Sutherland (1999) p.: 65
8
Anzit Guerrero, R. (2008) p.: 4

María Dolores Montalvo Carcelén


7
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

Se ha definido ya el delito de cuello blanco en sí, pero como en este trabajo se delimita
este grupo de delitos a los cometidos por políticos o cargos públicos, lo que se
consideraría corrupción política, a continuación se establece qué delitos son objeto de
esta consideración, dado como se ha indicado antes el delito de corrupción pública en
España no está tipificado como tal. Según Dolz Lago, M.J. (2014), los delitos que
conformarían algo tan ambiguo como la corrupción, son delitos ya tipificados en el
código penal como tales: tráfico de influencias, cohecho, prevaricación
administrativa, negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios y
autoridades, abusos en el ejercicio de la función, malversación de caudales públicos
y fraude a la Administración Pública.

Los datos de corrupción en nuestro país no son muy alentadores. Según se publicó
en los medios hace unos meses: Radiografía de la corrupción en España: cerca de 1.700 causas,
más de 500 imputados y sólo una veintena en prisión9. Esto indica que la corrupción en nuestro
país está muy extendida, quizá investigada pero poco penada.

Una vez que se ha expuesto de forma somera el tema objeto de este trabajo, se va a
analizar la corrupción bajo el prisma de las diferentes teorías Contemporáneas en la
Criminología, a saber:

1. Teorías del Aprendizaje Social


2. Teoría de la Anomia Institucional
3. Teoría de la Frustración
4. Teoría del Control Social y Teoría de la Desorganización Social
5. Enfoque del Etiquetamiento
6. Enfoques Integrados

La pregunta que se plantea en este trabajo es: ¿las diferentes teorías que se han
planteado en Criminología en los últimos años tienen aplicación a los diferentes delitos
que se pueden englobar en el concepto más amplio de corrupción pública o de cargo
público?; una vez que se dé respuesta a esta cuestión y en caso de que alguna sea
afirmativa, ¿se le pueden aplicar a este delito las mismas expectativas de toda teoría de

9
Europa Press, 20 abril 2014 http://www.europapress.es/nacional/noticia-radiografia-corrupcion-
espana-cerca-1700-causas-mas-500-imputados-solo-veintena-prision-20140420114453.html

María Dolores Montalvo Carcelén


8
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

la criminología de explicar el delito, analizar sus causas y procurar su prevención? Dar


respuestas a estas preguntas es el objetivo del presente trabajo.

2. TEORÍA DEL APRENDIZAJE SOCIAL

Esta teoría propuesta por Ronald Akers, con enorme influencia del conductismo,
establece que para llegar a cometer un delito, existen una serie de variables que motivan
o incitan al delito y otras variables que controlan y frenan al individuo a la hora de
cometer delitos10. Este autor establece en su teoría cuatro conceptos básicos para que
alguien llegue a ser un delincuente:

a. Asociación diferencial: vivir cerca de actos delictivos o ser expuesto a


situaciones favorable al delito favorecerá el que alguien llegue a delinquir.
Familia, amigos o pares, son los que más van a influir, con factores coadyuvantes
como la prioridad, la duración, la frecuencia y la intensidad de esa influencia del
entorno.
b. Definiciones: forma que tienen los individuos de explicarse a sí mismos cada
actuación o comportamiento. Serían definiciones de aprobación o de rechazo;
que predomine una u otra hará que el individuo delinca o no.
c. Refuerzo diferencial: supone que el sujeto valore cuales son las ventajas o
inconvenientes de un acto delictivo. Tendrá también mucha importancia lo que
se obtenga de cada acto en sí, es decir, si se reciben en reforzamientos y castigos
positivos o negativos; la importancia de esto último determinará la repetición
del acto en sí o no.
d. Imitación: es decir, copiar actos que el sujeto observa en su vida cotidiana.

Todo esto a nivel de persona individual o micro. Pero Akers hace también un
acercamiento a nivel macro o social, aportando dos conceptos: modelo de estructura
social y aprendizaje social. La cuestión es que esta teoría iba encaminada a definir
subculturas de clases pobres y una asociación del delito a delincuentes de extractos
sociales bajos. Pero, ¿se puede hablar de subcultura de clases altas adineradas o de tipo político?
¿Podrían existir grupos cerrados a nivel social medio y alto que facilite, aprenda, imite,
justifique, incluso fomente la delincuencia/corrupción? Es sabido que este modelo se da
en la mafia, por ejemplo, y la respuesta podría ser positiva para el caso que se expone.

10
Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 342-355

María Dolores Montalvo Carcelén


9
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

Recabando casos publicados en los medios, se puede saber que se han detectado
individuos corruptos que se han movido en el ámbito familiar o de partido, sobre todo
de personas que se desarrollaron y que medraron profesionalmente en partidos políticos
que posteriormente se han visto implicados en casos de corrupción pública, visto lo cual
se podría afirmar a priori que sí. Véase los casos recientes de la familia Pujol11 o el caso
de la familia política Fabra12 o de la extendida corrupción en el seno de partidos
políticos y sindicatos. ¿Son casos de conductas aprendidas, imitadas en el seno familiar
y/o político, en el que se ve como acto adecuado para medrar pública y socialmente el
delinquir y engañar a los controles fiscales y sociales para conseguir objetivos
particulares? Es más, ¿sus constantes afirmaciones de inocencia en los medios o de su
tranquilidad de conciencia ante una imputación son signos de su sensación de no haber
cometido delito alguno, de que sus actos los ven como dentro de la normalidad? ¿Se
aprende a ser corrupto en el seno de una familia de sangre o política como forma de
conseguir delinquiendo unos bienes y un poder que jamás se conseguiría con una labor
honrada?

3. TEORÍA DE LA ANOMIA

Inicialmente formulada por Durkheim, la teoría de la Anomia13 se basaba en un


concepto social en el que el sujeto entiende la sociedad como un sistema sin normas:
debilitamiento de valores morales y pérdida de creencia en las normas, que no se sentirá
obligado a cumplir o respetar.

Esta teoría fue posteriormente complementada por otros autores, Messner y


Rosenfeld, para darle una nueva formulación en el ámbito de la criminología. Pasó así a
conocerse como Teoría de la Anomia Institucional. Es una teoría con un complicado
trasfondo, en el que se contraponen dos elementos fundamentales de la organización
social: la cultura y la estructura social; ambos se ven unidos y amparados por las
instituciones sociales, auténtico eje coordinador de las dos. Las instituciones

11
La policía atribuye a la “corrupción política” la fortuna de Jordi Pujol hijo. ElPaís.com. 27 julio 2014
http://politica.elpais.com/politica/2014/07/27/actualidad/1406483281_614006.html y
Jordi pujol admite que tuvo dinero en el extranjero sin regularizar Público.es 25 julio 2014
http://www.publico.es/politica/535798/jordi-pujol-admite-que-tuvo-dinero-en-el-extranjero-sin-
regularizar-y-pide-perdon
12
Fieles a Carlos Fabra recogen firmas para pedir su indulto. ElPaís.com 29 julio2014
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/07/29/valencia/1406634557_247042.html
13
Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 356-371

María Dolores Montalvo Carcelén


10
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

desempeñan un papel fundamental para, entre otras cuestiones, regular la organización


de la sociedad y prevenir y controlar el delito. Pero estos objetivos se pueden ver
truncados y, lejos de prevenir y controlar, faciliten el desarrollo de la delincuencia:
ocurrirá cuando predominan y se imponen las instituciones económicas sobre todas las
demás, mediante: devaluación de instituciones no económicas, acomodo a exigencias
económicas y penetración de normas económicas. Todo este predominio económico
sobre toda organización social conlleva una anomia cultural, que lleva a perseguir el
éxito económico sobre todo lo demás. El dominio económico produce un menosprecio
de las instituciones sociales, las únicas adecuadas para todo tipo de control social.

Una última modificación de la teoría inicial de Durkheim, es la que realizó LaFree:


Teoría de Legitimación de Instituciones. Las instituciones ayudarán a controlar el
delito cuando los ciudadanos las perciben como legítimas. Creer en y vivir para respetar
las leyes y hacerlas respetar, básicamente. Un concepto mucho más amplio sería el
defendido por Passas como Anomia Global.

Aunque estas teorías se basaron en datos y estudios sobre delincuencia común, no


debemos perder de vista el tema al que se refiere el presente trabajo, la corrupción
pública y política; quizá en este caso la anomia proviene precisamente de los que
regulan las instituciones, los políticos y los cargos públicos. Ellos realizan y diseñan las
leyes, eligen los jueces, aforan cargos públicos; como se ha dicho en fechas recientes,
incluso los cargos aforados eligen a los jueces que más tarde deber14. Ellos establecen los
mecanismos institucionales para evitar o prevenir y castigar la delincuencia, pero no las
aplican en igual medida para prevenir y castigar la corrupción. Esta teoría de la anomia
puede, quizá, explicar el gran boom corrupto que se ha producido en España desde la
Transición hasta nuestros días y puede indicarnos, quizá, cómo los mismos que diseñan
las normativas y leyes para el buen funcionamiento de las instituciones y de la sociedad,
han trabajado de forma intensa para que los delitos que cometan cargos políticos y altos
cargos públicos puedan ser menos detectados y menos castigados que los de los
ciudadanos de a pie. De hecho ellos crean los mecanismos de transparencia
institucional, regulan y establecen cuáles serán las prerrogativas inherentes a sus
cargos, eligen a los jueces que deben sentarse en según qué tribunales. ¿Respetan las

14
Los aforados eligen a quienes les van a investigar y enjuiciar ElPaís.com. 24 agosto 2014
http://politica.elpais.com/politica/2014/08/20/actualidad/1408529557_586641.html

María Dolores Montalvo Carcelén


11
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

normas y a las instituciones personas como Jaume Matas, Julián Muñoz y todos
implicados en caso Malaya, por ejemplo? ¿Las respetaban los ministros condenados por
el caso GAL (Corcuera y Barrionuevo) o Luis Roldán? ¿Sienten respeto por las
instituciones personas actualmente imputadas de forma clara como Urdangarín,
políticos del PP del caso Gürtel, Bárcenas o Blesa, por poner sólo algunos ejemplos muy
gráficos? ¿Sienten todas estas personas más respeto por las leyes o por las instituciones
que por su afán de aumentar su poder o fortuna? ¿Es esto una forma de anomia de clase
privilegiada, que adolece de la presunción de estar por encima de las leyes y las normas
que regulan a los demás? ¿Legislan, en definitiva, para que no se detecte sus delitos o
para que cuando se detecten sean imposibles de ser imputados, juzgados o condenados?

4. TEORÍA CONTEMPORÁNEA DE LA FRUSTRACIÓN

Esta teoría propuesta por Agnew15, establece, entre otras cuestiones que el individuo
tiene de forma natural una necesidad de satisfacer sus necesidades y de evitar
situaciones dolorosas. Cuando un sujeto se encuentra en un ambiente adverso, intenta
solventarlo o escapar de él; si no lo logra aparece la frustración que facilita que pueda
tomar caminos no adecuados para satisfacer lo que desea.

Esta teoría contiene elementos excesivamente personales (micro) que no se pueden


extrapolar en el tema que corresponde a este trabajo. Se debería conocer la biografía o
situación personal de cada individuo corrupto. Por ello no se puede aventurar si esta
teoría podría explicar o no la corrupción política y pública. Pero a nivel general-social
(macro) se puede considerar que sociedades muy competitivas, en las que el dinero da
poder, en las que las buenas relaciones profesionales/políticas dan puestos, poder y
dinero, en las que se ve de forma constante que los enchufes y el nepotismo están a la
orden del día, pueden llevar a que un sujeto o grupo de sujetos vean en una actitud
corrupta la única forma de conseguir sus metas profesionales/políticas. De hecho, ver
que otros roban o prevarican o cometen cualquier otro delito de este cariz en su mismo
puesto y que medra socialmente gracias a sus delitos, puede llevar a otros a tomar el
mismo camino, como única forma de obtener sus metas por el camino corto y fácil. Pero,
¿es este el caso de personajes con poder establecido por ley como Urdangarín y su

15
Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 371-386

María Dolores Montalvo Carcelén


12
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

esposa? ¿Es este el caso de Blesa, Matas, políticos del PP del caso Gürtel… y un largo
etcétera?

5. TEORÍAS DEL CONTROL SOCIAL Y DE LA DESORGANIZACIÓN


SOCIAL16

5.1. Teorías del Control Social:

Dentro de la idea que se establece en la pregunta «¿por qué no delinquimos?» y


extrapolándola al tema del presente trabajo, podríamos preguntarnos ¿por qué no
delinquen muchos políticos y altos cargos de nuestra sociedad? No podemos asegurar
que todos los políticos y todos los cargos públicos con puestos de alta responsabilidad
son corruptos, ¿verdad? Que tengan un sueldo adecuado o un nivel de vida acomodado
no es garante de que no delinca, como se puede apreciar en todos los casos de
corrupción de los que se tiene noticia hasta ahora. Según las teorías del Control Social,
propuesta por varios autores, como casi todas, pretenden explicar la delincuencia
común, pero ¿sirve para explicar la corrupción pública.

5.1.1. Teoría del Autocontrol:

Esta teoría ha sido desarrollada por M. Gottfredson y por Hirschi. Ambos sostienen
que las características más comunes del delito y de los delincuentes son que delitos son
actos fáciles y que requieren poco esfuerzo, poco planificados, con mínimas ganancias...
que delincuentes suelen tener asociados otros comportamientos desviados, como
toxicomanías de diferente calado. Está claro que estos autores sólo han mirado y basado
su análisis en casos de delincuencia común, porque muchas de estas apreciaciones no se
corresponden con los delitos de cuello blanco en general y de corrupción pública en
particular. Los entramados de corrupción llevados a cabo en el caso Gürtel o Malaya o
Noos o muchos otros, no son precisamente robos de ocasión ni aprovechamiento de un
momento débil de la víctima. Son complejos sistemas ideados por y para enriquecerse y
esconder sus pasos ante la Justicia.

Una vez hecha esta aclaración, precisamente en este caso, esta teoría del
Autocontrol si se puede aplicar en algunos de sus aspectos a los delitos de cuello
blanco en general y a los casos de corrupción en particular. No todos los cargos

16
Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 389-434

María Dolores Montalvo Carcelén


13
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

públicos delinquen ni son corruptos; muchos de hecho conviven y han convivido


profesionalmente con personas que sí cometían delitos de corrupción pública; de hecho
gracias a esas personas honestas se han destapado grandes casos. Sí se puede considerar
que el que delinque lo hace porque quiere o porque no puede soportar la tentación de
hacerlo. Tener un autocontrol bajo facilitaría este término. El origen de esta situación es
lo que no se puede concretar en el presente trabajo dado lo complejo de establecer
situaciones personales e individuales y contrastarlos con los planteamientos de los
autores. No es cierto que en el caso de la corrupción el individuo delinca menos con la
edad… Véase Urdangarin o Jesús Gil o Julián Muñoz o el caso presunto de Bárcenas o el
caso reciente de la presunta delincuencia de Jordi Pujol; en plena madurez personal
llevaron a cabo sus delitos. Los autores de esta teoría hacen hincapié en la educación y
el ambiente de familia. Muchos de los casos de corrupción son llevados a cabo por
personas con un nivel social alto y que han tenido una educación cuidada y esmerada.
La oportunidad, que resaltan los autores, como factor para delinquir, es una obviedad.
No se puede cometer ninguno de los delitos de corrupción si el sujeto no tiene el poder
para llevarlo a cabo; algunos delitos son inherentes a determinados cargos políticos y
públicos y si no se tiene esa responsabilidad que te acerca a ellos no se puede delinquir.
A esos cargos es difícil llegar joven; además, es con la edad con la que se logra cierto
bagaje de conocimientos, ciertas relaciones profesionales y sociales que posibilitan
desarrollar el entramado apropiado para delinquir dentro del ámbito de la corrupción
pública y política.

5.1.2. Teoría del control social informal dependiente de la edad:

Por razones expuestas en el punto anterior, esta teoría no puede explicar los casos de
corrupción política y pública, entre otras cuestiones porque ciertos cargos relacionados
con ciertos delitos de corrupción no se consiguen hasta que se ha escalado muchos
puestos en las organizaciones internas de la administración y de los partidos políticos.
Por ello en este caso la capacidad de ser corrupto y de delinquir de forma corrupta no
disminuye con la edad… aumenta con los puestos de poder y responsabilidad.

María Dolores Montalvo Carcelén


14
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

5.2. Teoría de la Desorganización Social:

5.2.1. Teoría ecológica contemporánea:

Como bien afirman sus autores, el medio físico puede justificar la aparición de
determinado delitos. Como siempre, estas teorías solo se aplican a la delincuencia
juvenil y común, pero ¿podrían aplicarse a la corrupción pública y política? ¿Existe una
corrupción inherente a los partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicatos
como germen del origen de determinados tipos de delitos en el seno de la corrupción?
Son delitos que fuera de estos ámbitos sería complicado, por no decir, imposible
perpetrar. Las personas en los partidos cambian, en los diferentes estamentos de
gobierno y judiciales también, pero, los delitos sieguen siendo los mismos…

6. ENFOQUE DEL ETIQUETAMIENTO17

6.1. Etiquetamiento:

Parte de la idea, de que sólo es delito lo que cada sociedad define como tal y se recoge en
el Código Penal. En España, como se ha indicado más arriba, no se considera como tal
delito la corrupción pública. Muchos de los actos que ciertos poderes públicos han
llevado a cabo y que después se han etiquetado como delito, durante años no se han
considerado como tales. De hecho, ante flagrantes delitos, juzgados y condenados,
ciertos sectores siguen considerándose inocentes y sus seguidores piden el indulto de
ciertos personajes (véase, Fabra); etiquetar de delincuente a alguien condiciona su
futuro en un delincuente común; en los casos de corrupción… ¿también?

6.1.1. Teoría de la criminalización secundaria:

En España no está tipificada como tal la corrupción pública. La policía y Tribunales


persiguen sobre todo al delincuente común y menos al corrupto. En nuestro país se ha
creado un estereotipo de delincuente que ya está empezando a cambiar, según lo que se
indicó antes sobre la reciente encuesta del CIS y preocupa menos la delincuencia común
que la corrupción. Hemos llegado a un punto en que se generaliza de forma injusta y se
ve a los políticos y altos cargos de la Administración Pública como potencialmente
corruptos y delincuentes.

17
Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 437-477

María Dolores Montalvo Carcelén


15
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

6.1.2. Teoría del desafío:

Esta teoría indica, entre otras cosas, que «las sanciones provocarán una actitud
desafiante hacia la ley en la medida en que los ofensores consideren que la conducta
sancionadora es ilegítima»18 ¿Las escasas/inexistentes conductas sancionadoras en
España con respecto a los cargos públicos que han resultado ser delincuentes corruptos
conllevaría un efecto criminógeno, animando a todos a que sigan con sus actos
delictivos dado que la Justicia no les sancionará o, si lo hace, será benévola y podrán
escapar fácilmente? ¿La no imputación de determinados cargos sobresalientes en
nuestra sociedad puede facilitar la idea de que en España tener tal o cual apellido
supone una impunidad segura ante ciertos delitos, idea que se tiene en la sociedad
derivado de la no imputación de la Infanta Cristina o la no investigación de ciertas
cuentas en Suiza de la familia Borbón ? ¿Creen o confían los altos cargos públicos que
pueden modificar las leyes y normativas para ponerlas a favor de sus actos delictivos,
dado que si no están tipificados como tales no serán delitos o de que determinados
delitos puede verse suavizados gracias a la acción de los legisladores, tal como piensa la
ciudadanía tras las modificaciones fiscales que hizo Montoro para regularizar el dinero
negro y de paraísos fiscales y que sólo favorecerían a grandes fortunas, algunas de las
cuales fueron altos cargos de la administración?

El resto de los aspectos de esta teoría, Avergonzamiento Reintegrador y Valoraciones


Reflejas, no pueden en este momento cotejarse con el tema del presente trabajo al carecer
de datos para poder llevarlo a cabo.

6.2. Las seducciones del delito

Se puede exponer en este trabajo también la pregunta de Serrano Maíllo19 en lo que


respecta a este punto: «¿qué están tratando de hacer?», ¿qué es lo que en el fondo buscan
los cargos públicos corruptos, qué buscan con sus delitos? Y la respuesta puede ser la
misma: le coloca en un plano de superioridad espiritual, moral. Y se puede añadir: de
poder, dado que muchos cargos políticos y de alta responsabilidad dentro de la
administración pública generan un enorme poder. Esos delitos que comenten ¿podrían
ser considerados por estos delincuentes como una forma de poder, de tomar lo que

18
Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 454 y 455
19
Serrano Maíllo, A. (2009) p.:465 y 466

María Dolores Montalvo Carcelén


16
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

creen que les corresponde, de jugar con la impunidad que su cargo les proporciona o
que ellos creen que merecen? ¿Es soberbia de cargo? ¿Esto es lo que justifica que casi
todos, ante los medios, se manifiesten con la conciencia muy tranquila, que pocos se
manifiesten culpables y no reconozcan su delito o devuelvan lo robado? Como bien se
afirma en el texto de referencia, no es fácil testar este tipo de teorías.

6.3. Normalización de la desviación:

Esta teoría propuesta por Vaughan establece una valoración del delito a nivel grupal y
puede, quizá, aplicarse al tema de la corrupción pública. «La acción crea estructura, y
ésta a su vez influye en la acción de los individuos»20. ¿Se considera la corrupción un
algo inherente a los puestos políticos y públicos? Esta sería la visión que tienen los que
no pertenecen al grupo. La respuesta puede ser afirmativa y generar una gran
preocupación social, dada la encuesta del CIS que se ha referido más arriba.
¿Consideran los cargos públicos que cometen algún tipo de corrupción que están
haciendo algo malo, desviado o delictivo? La respuesta podría ser que no, si se creen a
ellos mismos como servidores públicos que generan riqueza a la sociedad y que solo
toman parte de lo que han generado. ¿Es este el motivo de que no suelan manifestar
ningún tipo de arrepentimiento público, tal como se ha visto hace fechas muy recientes
con la condena de Baltar, ex-presidente diputación de Lugo, que disponía los puestos de
trabajo como le placía, enchufando a quien le parecía y que se jactaba de ello?21

7. ENFOQUES INTEGRADOS22

Como se ha visto hasta ahora, las teorías expuestas se han desarrollado buscando dar
explicación a la delincuencia común; no se han dedicado, salvo algún apunte muy
minoritario, a dar explicación a todos los tipos de delincuencia incluyendo a los Delitos
de Cuello Blanco en general y a la corrupción pública en particular.

Se encuentra que casi todos los enfoques integrados van dirigidos a extraer de las
antiguas teorías aquellos aspectos más válidos para poder aplicarlos en los tiempos
actuales.

20
Serrano Maíllo, A. (2009) p.:471 y ss.
21
La Diputación de Ourense era para Baltar como una empresa privada publicado por ElPaís.com. 31 julio 2014
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/07/31/galicia/1406790800_888726.html
22
Serrano Maíllo, A (2009) p.: 530-589

María Dolores Montalvo Carcelén


17
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

7.1. Modelo modificado del control social-desorganización social: combina tres


teorías: Control Social/Frustración/asociación diferencial. Pero es complicado
comprobar si tiene o no aplicación a los casos de corrupción. El individuo no nace
corrupto, puede que se eduque en un ambiente sano; trabaje, ya adulto en un ambiente
de personas honestas, pero al final termine siendo un corrupto político o en su función
pública. Personas con una familia bien consolidada y con una vida sin privaciones, no
han sido factores que hayan evitado que un sujeto sea corrupto. Quizá si haya sido
factor determinante el ver ciertos delitos corruptos a su alrededor lo que le condicionara
el dar ese paso.

7.2. Teoría general integrada: el delito aparecerá cuando los impedimentos para
delinquir sean bajos y las motivaciones sean altas23. La combinación de variables
sociales e individuales que motivan hacia el delito o que limitan el delito serán las que
den como resultado que se delinca o que no. El autor, Agnew, habla de tela de araña del
delito, concepto que muy bien puede adaptarse a la corrupción pública y política, dado
que los casos más sonados y habituales suelen ser grupos de corruptos que han
colaborado entre sí y no tanto un solo individuo que delinque (GAL, Gürtel, EREs
fraudulentos Andalucía, Noos, Malaya… etc)

7.3. Teoría de la acción situacional, postulada por Wikström, establece que los
individuos realizan sus acciones según como ven aparecer las alternativas que tienen a
su disposición y toman sus decisiones24, es decir, el delito es un algo elegido por el
individuo en cada momento; existirán propensiones individuales y circunstancias
ambientales que interaccionarán de forma diferente o no, en según qué circunstancias.
Hábito (individuo habituado al delito) y elección humana, serán los que lleven, o no, a
un sujeto a pasar a cometer un delito. La persona, en definitiva, siempre podrá elegir.
Existirán, por supuesto, ciertos factores macro o sociales que informarán de la
individualidad de los sujetos, pero no indicarán si delinquirá o no. Esta teoría sí podría
aplicarse a dar explicación a la génesis de los delitos de corrupción pública y política; no
todos los que están en cargos públicos son corruptos. No todos los corruptos tienen
igual origen, formación y biografía; Los que delinquen lo hacen como elección personal,
no por necesidad o por imposición del ambiente en el que se desenvuelven. Es una

23
En Serrano Maíllo, A. (2009) p.: 537
24
En Serrano Maíllo, A (2009) p.: 557

María Dolores Montalvo Carcelén


18
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

decisión en un momento óptimo para delinquir, es decir, que se dan las circunstancias
adecuadas.

7.4. Teoría genérica del control: de control social. Influye de forma indirecta, entre
otros la posición social y las capacidades biológicas. Considera menos criminógeno ser
de clase social acomodada. Pero en la corrupción pública y política se observa que
muchos no habría sido corruptos de no pertenecer a cierta posición social elevada que le
permitiera los contactos, las relaciones, la apariencia de control legal… Nuevamente, las
teorías buscan sólo dar explicación a la delincuencia común.

7.5. Otras teorías: Teoría interaccional. Teoría del equilibrio del control: las
personas pueden controlar y ser controladas por otras. Este control puede ser
equilibrado o no y producirse un resultado: la capacidad de un sujeto de ejercer control
sobre las circunstancias en base al control que otros ejercen sobre él. Modelo
transteórico del triple riesgo delictivo: habla igual de factores que impulsarán al
delito y de mecanismos que le frenarán (autocontrol, factores sociales…).

María Dolores Montalvo Carcelén


19
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

8. CONCLUSIONES

Según se ha intentado mostrar en el presente trabajo — siempre a grandes rasgos—, las


diferentes teorías contemporáneas en Criminología tienen una capacidad desigual de
poder dar explicación a la corrupción pública y política en el ámbito del amplio cajón de
sastre que conforman los Delitos de Cuello Blanco. Ya, en su momento, cuando
Sutherland intentó explicar la teoría con que respaldó este nuevo concepto, Teoría de
la Asociación Diferencial, pronto surgieron voces en desacuerdo con su planteamiento,
como fueron las de Paul Tappan y Edwin Lemert. La propia teoría creada para dar
explicación a este grupo de delitos se observa entre los expertos como insuficiente y con
lagunas. Pero lo que es indiscutible es que Sutherland rompió con la tradicional
concepción del delito como un algo propio de clases medias-bajas, con características
socioeconómicas básicas… y lo elevó al grupo de delincuentes que por regla general y
dada su preeminencia social y/o sus influencias, veían como sus delitos quedaban
impunes.

Existen voces en la actualidad que restan precisión en el ámbito de la criminología a


la concepción como tal de los delitos de cuello blanco, que le ven más trasfondo ético
que científico25. Lo que sí es cierto es que, dentro de este amplio grupo delictivo, existen
grandes subgrupos dentro de los cuales se encontraría el objeto de este trabajo, la
corrupción pública y política; quizá la corrupción no ha sido considerada desde el
punto de vista empírico porque aún no ha sido bien definida a nivel penal como tal
delito; ello evitaría, tal como indica Serrano Maíllo (2004), que el investigador deba
establecer qué es delito, se limite a observar el delito cometido y pueda valorarlo de
forma empírica. Quizá —con toda humildad se plantea este quizá—, la desidia de los
legisladores en establecer el delito de corrupción pública como tal delito tipificado en el
Código Penal, sea una forma de laxitud en la responsabilidad social de gobernantes y
legisladores; el no considerar necesario tipificar como delito una de las preocupaciones
mayores de la sociedad y uno de los agujeros económicos más importantes de nuestro
país, pueda ser vista como una forma de permisividad ante este tipo de delincuencia;
entre otras cosas, porque la corrupción política salpica con demasiada frecuencia a los
que deben elaborar las leyes y perseguir a los delincuente de corrupción ¿Es esta desidia
en la tipificación de la corrupción como delito, un delito en sí mismo?

25
Serrano Maíllo, A. (2004)

María Dolores Montalvo Carcelén


20
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

Las preguntas que se han ido planteando a lo largo de este trabajo no tienen
respuesta clara y objetiva, las teorías actuales (y más con la pobreza de datos que se
manejan en el presente trabajo) no dan explicación a todas las dudas que se han ido
planteando. Posiblemente, sería preciso que se hiciera algo a este respecto desde los
poderes públicos, visto que la misma UE considera a España uno de los países más
corruptos de Europa y el primero en blanqueamiento de dinero26. Aun así surgen nuevas
preguntas: ¿si las teorías actuales no cumplen la expectativas con respecto a los delitos
de cuello blanco en general y de corrupción pública y política en particular, deberían
plantearse teorías nuevas? ¿Deberían hacerse nuevos planteamientos que buscaran el
origen de este tipo de delitos para poder conseguir explicarlos, definirlos… prevenirlos?

El problema de corrupción pública que se sufre en España conlleva que la ciudadanía


tenga una desidia participativa y una grave desafección políticas. Los ciudadanos no
confían en sus políticos. Quizá es un problema de suficiente magnitud como para que
nuestros gobernantes y legisladores se planteen darle solución, delimitando de forma
diáfana los límites de este grupo de delitos y tipificando otros que suponen en la
actualidad una ilegalidad pero que no tienen un castigo penal como puede ser la
financiación ilegal de partidos. Si de verdad se desea prevenir la corrupción pública
deberían diseñarse estudios que buscaran la génesis de este subtipo de los delitos de
cuello blanco, aparte de establecer de una vez por todas y con ganas las buenas
prácticas básicas y las reglas del juego político con respecto a cargos, prerrogativas,
aforamientos, elección de jueces, transparencia efectiva y un largo etcétera de
cuestiones que hoy no se observan como se debiera y que posibilitan que los políticos
no solo delincan si no que abusen de sus cargos y de las prerrogativas inherentes a sus
puestos, prerrogativas y ventajas que ellos mismos se suelen establecer (subidas de
sueldo, dietas de alojamiento y viajes, planes de pensiones y enfermedad,
aforamientos...). Existe un dossier muy interesante27 que establece de forma oficiosa las
«reglas del juego» de esta corrupción pública, una especie de forma de actuar que todo
corrupto debe aprender y seguir a pies juntillas. La corrupción que para algunos es un
auténtico cáncer en la sociedad española, si se permite la metáfora, está demasiado
extendida en el tejido político español; hay una idea que corre de forma subliminal por

26
La Comisión Europea señala a España como uno de los países con más corrupción Publicado en elMundo.es; el 3 de
febrero de 2014. http://www.elmundo.es/espana/2014/02/03/52ef742ce2704e052f8b4578.html
27
Jiménez, F. y Carbona, V. (2012)

María Dolores Montalvo Carcelén


21
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

nuestros mentideros y que nos hace creer que el que no se aprovecha de su cargo,
delinque y es un corrupto es porque es tonto, que se debe aprovechar la oportunidad y
hacer lo que otros hacen. Es una idea que emborrona por defecto todo el hacer político
en general, con la idea cuasi establecida como verdad absoluta de que todos los políticos
son iguales e igual de corruptos. Siendo la corrupción política el segundo problema que
preocupa a los ciudadanos españoles, que tanto agota los recursos económicos, sociales
y legales (y morales), tal como se indicó más arriba, quizá debería plantearse el darle
una respuesta temprana y eficaz tanto por parte de nuestros gobernantes y legisladores,
como por la de los expertos en Criminología.

María Dolores Montalvo Carcelén


22
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

9. BIBLIOGRAFÍA y DOCUMENTOS CONSULTADOS

 ÁLVAREZ URÍA, F. (1999) en SUTHERLAND, E.H. (1999) El delito de cuello


blanco. Álvarez Uría, F. (editor) Ediciones La Piqueta. Madrid. pp.: 11-53

 ANZIT GUERRERO, R. (2008) «Los delitos de cuello blanco y los delitos de


cuello azul». Archivos de Criminología, Criminalística y Seguridad Privada. Vol. I

 DOLZ LAGO, M.J. (2014) «Corrupción en la vida pública: Los delitos de tráfico
de influencias y cohecho». Abogacía. 16 Enero 2014

 GONZALEZ BLESA, F.J. (2012) «Delito de corrupción entre particulares:


comentarios y críticas al artículo 286 Bis CP» Noticias Jurídicas. Mayo 2012

 JIMÉNEZ, F. y CARBONA, V. (2012) «Esto funciona así. Dossier: Corrupción


en España». Letras Libres. Febrero.

 SERRANO MAÍLLO, A (2004) «El (sesgado) uso de los delitos de cuello


blanco en los paradigmas antiempíricos». UNED. Revista de Derecho penal y
Criminología. 2ª época, nº 14. pp.: 235-280

 SERRANO MAÍLLO, A. (2009) Introducción a la Criminología 6º edición.


Dykinson. Madrid

 SUTHERLAND, E.H. (1999) El delito de cuello blanco. Álvarez Uría, F. (editor)


Ediciones La Piqueta. Madrid

Documentos de Internet:
CIS
http://www.cis.es/cis/export/sites/default/Archivos/Indicadores/documentos_html/Tre
sProblemas.html

«Un estudio cifra en 40.000 millones el coste social de la corrupción en España.»


Huffington Post. 29 julio 2013
http://www.huffingtonpost.es/2013/07/29/coste-social-corrupcion-
espana_n_3669629.html

«Radiografía de la corrupción en España: cerca de 1.700 causas, más de 500 imputados y


sólo una veintena en prisión»
Europa Press, 20 abril 2014
http://www.europapress.es/nacional/noticia-radiografia-corrupcion-espana-cerca-
1700-causas-mas-500-imputados-solo-veintena-prision-20140420114453.html

«La policía atribuye a la “corrupción política” la fortuna de Jordi Pujol hijo.»


ElPaís.com. 27 julio 2014
http://politica.elpais.com/politica/2014/07/27/actualidad/1406483281_614006.html

María Dolores Montalvo Carcelén


23
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

«Jordi pujol admite que tuvo dinero en el extranjero sin regularizar»


Público.es 25 julio 2014
http://www.publico.es/politica/535798/jordi-pujol-admite-que-tuvo-dinero-en-el-
extranjero-sin-regularizar-y-pide-perdon

«Fieles a Carlos Fabra recogen firmas para pedir su indulto.»


ElPaís.com 29 julio2014
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/07/29/valencia/1406634557_247042.html

«Los aforados eligen a quienes les van a investigar y enjuiciar»


ElPaís.com. 24 agosto 2014
http://politica.elpais.com/politica/2014/08/20/actualidad/1408529557_586641.html

«La Diputación de Ourense era para Baltar como una empresa privada»
ElPaís.com. 31 julio 2014
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/07/31/galicia/1406790800_888726.html

«La Comisión Europea señala a España como uno de los países con más corrupción»
Mundo.es 3 de febrero de 2014.
http://www.elmundo.es/espana/2014/02/03/52ef742ce2704e052f8b4578.html

María Dolores Montalvo Carcelén


24
Delitos de cuello blanco: Aplicación de las teorías Contemporáneas en Criminología a la
corrupción en España

María Dolores Montalvo Carcelén