You are on page 1of 3

Elija cuidadosamente sus palabras

Elija cuidadosamente sus palabras, pues definen gran parte del tono emocional de su vida,
especialmente si su inconsciente las registra.

Estas afectarán su realidad más rápido de lo que cree.

Es común que uno no preste demasiada atención a lo que dice cuando sólo está haciendo
comentarios frugales o simples observaciones. Pero esto no significa que deba ignorar que
eventualmente pueden tener un impacto significativo en su vida.

Las simples respuestas que se suelen dar a preguntas rutinarias como por ejemplo “cómo
estás?”, “Cómo van las cosas?”, “Cómo está el trabajo?” nos demuestran la teoría.

Escuchamos y formulamos estas preguntas a diario y normalmente automatizamos las


respuestas.

Si usted elige presentar un perfil negativo de las situaciones, tal vez para no desentonar con el
ambiente – es muy probable que reciba más de que quejarse.

En muchos casos, si son frases aisladas, no tendrán un impacto definitivo sobre el curso
de nuestras vidas. Pero si lo escuchamos casi en forma constante, la historia cambia. Aún
aquellas respuestas que ofrecemos o los comentarios que recibimos, así sean hechos de
pasada o en broma, tienen un impacto mucho más significativo del que creemos.

Nuestro estilo de comunicación afecta sin lugar a dudas como nos relacionamos a nivel
personal y laboral, y es un factor decisivo en nuestra posibilidad de ser exitosos en los
negocios.

La forma en que elegimos reaccionar ante las viscicitudes de la vida constituye la matriz que
modela nuestra conducta en la vida profesional o laboral.
Por ejemplo :
● Si en lo personal tendemos a focalizarnos sólo en el problema, esto se trasladará al
plano laboral, aumentando las chances de recibir mas de lo mismo.
● Si ante un inconveniente o error propio o ajeno se reacciona críticamente poniendo
el énfasis en la falla y la descalificacion, no se logrará el ambiente necesario para la
espontaneidad, creatividad e independencia de los que nos rodean, ya sean cónyugues,
hijos, empleados, asociados o socios. Y con esto cerraremos la puerta al crecimiento y
la expansión.

Y recordemos aquel principio vital que dice “aquello que no crece y evoluciona, se muere” es
absolutamente cierto en los negocios.

Por eso recuerde esta frase “su negocio es un reflejo de usted mismo” y piense detenidamente
sobre el efecto devastador o constructivo que su comunicacion puede tener en su vida laboral.
¿Cómo se pasa de quejarse o de poner el foco principal en los problemas a rescatar de los
incidentes lo positivo y así poder atraer el resultado deseado, y por lo tanto mejorar su calidad
de vida?

En realidad es más fácil de lo que se cree.

No le sugiero elegir cada palabra que usa pero si que preste atención a aquellas que dice
con mayor frecuencia, ya que su cerebro procesará la información como el resultado de
experiencias reales, y en función de eso comenzará a generar su modelo del mundo, aquello
que puede hacer y aquello que piensa está fuera de sus posibilidades. Como tener éxito.
Una pareja armónica. Una familia funcional. Un trabajo que le guste. O crear un negocio
multimillonario.

A lo largo de mis años de trabajo terapéutico y de investigación he visto este modelo


manifestarse una y otra vez.

El efecto de nuestras frases rutinarias no se nota inmediatamente. Pero a lo largo del tiempo es
como una profesía.

Asimismo, cuando nuestras frases ponen el énfasis en lo positivo, aquello sobre lo que
tenemos control, aquello que si podemos cambiar, el resultado positivo impacta rápidamente
nuestras vidas y elecciones.

Por ejemplo, qué cree que sucedería si, ante una falla o fracaso, reemplazara las frases
negativas y/o despectivas por otras como:
- Bueno, ese no era precisamente el resultado que buscaba.
- Ok, esta vez no funcionó.
- Que tal si (pruebo\ probas o probamos) esto otro?
- Bueno. Al menos ya sé lo que NO debo hacer.

Reflexione por un instante sobre el efecto que tiene emplear un tipo de frases u otro. Cuál sería
la disposición mental ante el próximo intento?

Entonces le sugiero que YA MISMO tome conciencia de lo que se dice a si mismo o le dice a
los demás, elimine todo aquello que disminuya, descalifique, peyorice o humille.

Porque cuando se escucha repetidamente declaraciones negativas se comienza a creer en


ellas. Con el tiempo esta creencia se vuelve más y más fuerte y cuando esto sucede la mente
dice “- eso es lo que usted quiere – y eso es lo que obtendrá.”

Su subconsciente simplemente cooperará en logros basándose en sus creencias,


pensamientos ordinarios, actitudes y acciones.

Si usted cree que la vida es dura, y se dice a sí mismo que nada cambiará, que nada le sale
bien, que nunca tendrá éxito, su vida será posiblemente cada día más difícil.

Intente evitar decir cosas negativas, ya que así creará y atraerá más dolor y tristeza en su vida.
No se trata de tener una actitud inocente o irreal, o pensar que la vida debe ser divertida y
fácil sino de crear una realidad más positiva generando un sistema de creencias y una actitud
correcta.

¿Qué más puede hacer?

Mantenga sus pensamientos enfocados en lo que quiere, no en lo que no quiere.

Busque soluciones a los desafíos de la vida.

No se rodee de gente que, aún conociendo este efecto negativo de sus expresiones, elige no
cambiar.

Tanto en su hogar como en su negocio, ante los contratiempos surgidos, respire hondo
y decida poner el foco en la posibilidad de aprendizaje que nos regala cada uno de estos
comúnmente llamados “Errores”. Tome la decisión de aprovechar este resultado como una
pista o guía en el camino hacia el éxito tanto personal como profesional.

Es posible vivir una vida mejor pero recuerde este secreto:

Haga que sus palabras transmitan reconocimiento por el esfuerzo realizado e inspiren
un nuevo intento. O sea transporte con ellas a quien sea que las escucha al pasado
para reflexionar sobre la elección y sus consecuencias, al presente para evaluar otra
posibilidad, y al futuro para verlo transformado positivamente por la nueva elección.

Controle sus pensamientos. Sus pensamientos son un reflejo de sus creencias.

Sus creencias son lo que su mente subconsciente retoma y crea o sea determinara el mundo
en el que vive.

Por eso hoy me despido con esta recomendación: Elija bien sus palabras.

Recuerde que sólo tiene una vida y una oportunidad de vivirla bien. Saque el máximo partido
de ella. Crear todo el éxito que desea y merece en la vida depende en gran parte de su
disposición mental.

Me despido por hoy.

Su coach en camino al éxito.

Indhira Del Giudice

www.indhiradelgiudice.com