You are on page 1of 5

PSICOSIS Y DROGAS: SU VERDADERA RELACIÓN

Introducción

En un mundo vertiginoso, cambiante y rápido son cada vez más las exigencias que el sujeto
debe procesar a la hora irse adaptando, muchas veces esta adaptación se hace más compleja
llevando al ser humano a ser incapaz de manejar los estímulos del medio por sí mismo, lo
que lo lleva muchas veces a escapar de su contexto por medio de diversas sustancias que le
generen algún tipo de placer como por ejemplo: las drogas.

La finalidad del siguiente video es proporcionar un cuadro de análisis respecto a lo que es


la psicosis en relación directa con el consumo de diversas sustancias ¿se relacionan? ¿El
consumo continuado puedo ocasionar un trastorno a nivel crónico en la persona?

Desarrollo

¿Qué es la psicosis?

Al hablar de psicosis la podemos definir como un cuadro que puede presentarse de diversas
maneras considerando la individualidad de cada sujeto asociada si con trastornos de
carácter crónico presentando síntomas que van desde los bruscos cambios en el ánimo y
conducta de la persona, introspección y aislamiento, la sensación de culpabilidad y fracaso
además de sentirse observados constantemente, lo que muchas veces también va asociado
la escucha de voces y diversas alucinaciones, esto se contrapone además con los
sentimientos orientados hacia la grandeza personal y altos niveles de impulsividad.

Y como drogas ¿Qué entendemos?

Podemos decir que, en nuestras sociedades occidentales, las drogas son de dos categorías,
cada una de ellas portadora de un estigma totalmente diferente. Por un lado, los progresos
de la psicofarmacología y de la neurobiología han conducido a poner en el mercado
productos que procuran un equilibrio psicológico con efectos secundarios “reducidos”. De
esta manera, la humanidad se mejora artificialmente gracias a los medicamentos
psicotrópicos, fármacos o drogas, permitiendo así apaciguar la angustia, estimular el
humor, estabilizar los cambios bruscos de humor, reforzar la memoria o la imaginación,
calmar las conductas agresivas, hacer desaparecer la ansiedad, amortiguar las obsesiones y
compulsiones, entre otras posibilidades. Si se pueden modificar las percepciones mentales
sin peligro para sí mismo/a y los demás, nuestras sociedades estarán compuestas de
individuos “normales” asistidos en permanencia por drogas cada vez más perfectas.
(Inmaculada Jaúregui ‘’Droga y personalidad’’ (2007). Nómadas. Revista Crítica de Ciencias
Sociales y Jurídicas. Volumen 16. España. Extraido de
http://www.redalyc.org/html/181/18101609/ )
En términos generales estas drogas serian usadas en pro del bienestar del ser humano,
apoyándolo en el tratamiento de diversas enfermedades, destacando un uso positivo que
muchas veces también ha sido cuestionado reflexionando para acercarnos a la pregunta
¿Cuál es el límite? Por más efectos positivos que describan quienes las valoran, es de
sentido común el comprender que su uso siempre conllevara efectos secundarios hacia la
salud de quien la utiliza.

Por otra parte existen una serie de sustancias denominadas como psicotrópicas, donde su
finalidad principal se orienta en el cambio de la percepción mental aumentando por ende el
poder de las facultades más humanas. Estos tipos de sustancias se han ganado el desprecio
por parte de muchos expertos que las acusan de destruir al ser humano desde dentro
llevándolo hacia una escalada sin precedentes hacia el abandono de sí mismo,
convirtiéndolo muchas veces en un zombie que se volverá cada vez más irracional

Su utilización conduce a la adicción y repliegue hacia el interior del ser humano. Es lo que
se ha conocido hasta ahora con el término “toxicomanía”. Se trata de una dinámica de
desestructuración individual que tiene consecuencias sobre lo social. Desde que la “droga”
es un fenómeno de masas, la toxicomanía es el parangón del individuo sin vínculo y como
el vagabundo de antaño, encarna la presencia de lo a-social. (Inmaculada Jaúregui ‘’Droga y
personalidad’’ (2007). Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas. Volumen 16.
España. Extraido de http://www.redalyc.org/html/181/18101609/ )

Ya definiendo una y otra será que entonces ¿podemos encontrar un nexo entre ambas,
cuestionándonos que el consumo de diversas sustancias pueda inducir un cuadro
psicótico?

Los episodios de psicosis inducida por sustancias son frecuentes en los servicios de
urgencias y los centros de crisis. Existen muchas sustancias desencadenantes, como el
alcohol, las anfetaminas, el cannabis, la cocaína, los alucinógenos, los opiáceos, la
fenciclidina (PCP) y algunos sedantes/hipnóticos. Para que sea considerada psicosis
inducida por sustancias, las alucinaciones y las ideas delirantes deben ser superiores a las
que normalmente acompañan una simple intoxicación o abstinencia de sustancias, aunque
el paciente también puede estar intoxicado o sufriendo la abstinencia.

Los síntomas suelen ser breves, desaparecen poco después de que el efecto de la droga
termina, pero la psicosis provocada por anfetaminas, cocaína, o PCP puede persistir durante
varias semanas. Debido a que algunos jóvenes con esquizofrenia en la fase prodrómica o
inicial consumen sustancias que pueden inducir la psicosis, es importante obtener todos los
antecedentes, particularmente para explorar evidencia de síntomas mentales previos, antes
de concluir que la psicosis aguda se debe al consumo de sustancias. S. Charles Schulz, MD,
Professor Emeritus, University of Minnesota Medical School; Psychiatrist, Prairie Care Medical
Group. ‘’Manual MSD: versión para profesionales’’. Trastornos psiquiátricos. Extraído de
https://www.msdmanuals.com/es-cl/professional/trastornos-psiqui%C3%A1tricos/esquizofrenia-
y-trastornos-relacionados/trastorno-psic%C3%B3tico-inducido-por-sustancias-
medicaci%C3%B3n

A partir de esto es posible evidenciar que la relación existe. Lo que hacen muchas de estas
sustancias es activar un cuadro muchas veces con las características de psicosis,
volviéndose en ocasiones irreversibles.

Por otro lado existen quienes padecen por ejemplo un cuadro psiquiátrico como lo es la
esquizofrenia y realizan el consumo de diversas sustancias de forma habitual, este tipo de
comportamiento se conoce como patología dual. La patología dual se define como la
presencia de un trastorno adictivo y un trastorno mental a lo largo de la vida. Dicha
comorbilidad es habitual como señalan importantes estudios epidemiológicos en población
general (Arias F, Szerman N, Vega P, Mesias Bc , Basurte I. (2015) ‘’ psicosis y drogas.
estudio madrid sobre prevalencia de patología dual’’ Revista de Patología Dual.
Extraido de: http://www.patologiadual.es/publishingimages/revista/pdfs/2015_4.pdf )

Sin lugar a dudas, el efecto más nocivo es el riesgo de desarrollar psicosis crónicas. un elevado
número de estudios de cohortes llevados a cabo en Europa y Nueva Zelanda principalmente, apoyan
de forma consistente que el consumo de cannabis es un factor de riesgo de la esquizofrenia. (Arias
F, Szerman N, Vega P, Mesias Bc , Basurte I. (2015) ‘’ psicosis y drogas. estudio madrid sobre
prevalencia de patología dual’’ Revista de Patología Dual. Extraido de:
http://www.patologiadual.es/publishingimages/revista/pdfs/2015_4.pdf )

Ejemplificación video:
https://www.youtube.com/watch?v=6xWJSZUJ9UQ
Conclusiones
Los síntomas que genera el consumo de sustancias provocan muchas veces cuadros potentes de
depresión, ansiedad, combinados con la sensación de sentirse todopoderosos y capaces de realizar
cualquier acción, además de la escucha de voces y efectos alucinógenos que confunden la razón de
quienes consumen. Los síntomas descritos no son muy diferentes que los ocurridos en un cuadro
psicótico, el factor principal y categorizador de este cuadro serian la duración de la sintomatología
asociada, la cual se volverá recurrente si consideramos que el sujeto es adicto y consume drogas
varias veces a la semana agudizando los síntomas que podrían desencadenar finalmente un trastorno
crónico.

De acuerdo al portal salud180 perteneciente a la ciudad México, 2 de cada 3 personas que


consumen drogas poseen algún tipo de trastorno psiquiátrico, consolidándose la dependencia tanto a
nivel psíquico como físico.

No debe tomarse a la ligera considerando que la esquizofrenia y otras psicosis, son responsables del
1,87% del total de años de vida perdidos por muerte prematura y discapacidad en Chile, y es
principalmente En la adolescencia, donde el consumo de marihuana se ha asociado a un incremento
del riesgo de desarrollar esquizofrenia, sin embargo, algunos expertos sugieren que más que una
relación de causa efecto, el consumo de marihuana podría precipitar la aparición de esquizofrenia
en personas vulnerables. ( Minsal: Ministerio de salud.(2009) ‘’Guía clínica para el tratamiento
de personas desde primer episodio se esquizofrenia’’. Santiago. Chile.)

Otros estudios epidemiológicos poblacionales han demostrado que los adolescentes que utilizan
marihuana en forma semanal, muestran un mayor riesgo de desarrollar una psicosis aguda 3 ó más
años más tarde, comparado con aquellos adolescentes que no consumen marihuana.

Para finalizar es posible considerar que no existen una determinación absoluta que nos permita decir
que en todos los casos se dará por igual un cuadro psicótico asociado al consumo de drogas sin
embargo, es prudente considerarlo como factor de riesgo a la hora de iniciar campañas preventivas
que vayan es resguardo de la salud psicológica y física de los sujetos.
Referencias
Minsal: Ministerio de salud.(2009) ‘’Guía clínica para el tratamiento de personas desde
primer episodio se esquizofrenia’’. Santiago. Chile.)

F, Szerman N, Vega P, Mesias Bc , Basurte I. (2015) ‘’ psicosis y drogas. estudio madrid sobre
prevalencia de patología dual’’ Revista de Patología Dual. Extraido de:
http://www.patologiadual.es/publishingimages/revista/pdfs/2015_4.pdf

S. Charles Schulz, MD, Professor Emeritus, University of Minnesota Medical School; Psychiatrist,
Prairie Care Medical Group. ‘’Manual MSD: versión para profesionales’’. Trastornos
psiquiátricos. Extraído de https://www.msdmanuals.com/es-cl/professional/trastornos-
psiqui%C3%A1tricos/esquizofrenia-y-trastornos-relacionados/trastorno-psic%C3%B3tico-
inducido-por-sustancias-medicaci%C3%B3n

Jaúregui I. (2007)‘’Droga y personalidad’’. Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y


Jurídicas. Volumen 16. España. Extraido de http://www.redalyc.org/html/181/18101609/

Salud180: El estilo de la vida saludable. ‘’Drogas y psicosis podrían estar únidos’’. Extraido
de: http://www.salud180.com/jovenes/drogas-y-psicosis-podrian-estar-unidos