You are on page 1of 13

CIMENTACIÓN

Definición
La palabra cimiento puede significar: 1) terreno o roca, in situ, sobre el que se transmiten
las fuerzas originadas por el peso propio de la estructura y sobrecargas que
posteriormente actuarán sobre la misma, 2) el conjunto total de las partes estructurales de
la infraestructura por intermedio de las cuales se transmiten al terreno o roca que las
soporta el peso propio de la superestructura y las fuerzas que actúan sobre ella o 3) una
combinación de los dos conceptos anteriores.

No se puede determinar con claridad cuál es la línea de separación entre la


superestructura y la infraestructura, aunque comúnmente suelen definirse a dichas partes
de la estructura como sigue:

Superestructura: Es la parte de la estructura que se construye con el fin principal de ser


utilizada por el hombre sin preocuparse de cómo será soportada por el suelo.

Infraestructura: Es la parte de la estructura que es necesaria para apoyar a la


superestructura en su emplazamiento y transmitir al terreno todas las fuerzas que origina
dicha superestructura.

Antes de aventurarse a la elección de un tipo de cimentación, el ingeniero debe, cuando


menos, tener una idea de las características físicas, granulométricas, mecánicas,
hidráulicas y demás propiedades de interés que pudiera tener el suelo donde se pretende
construir una determinada estructura, tales como pueden ser la estratigrafía del suelo, la
profundidad del nivel de aguas freáticas, la ubicación geográfica del lugar en sí, su
accesibilidad para la transportación de materiales, mano de obra y equipo necesarios para
la construcción, la puesta en práctica de ciertos tipos de técnicas constructivas así como
los posibles efectos que dicha construcción puede acarrear sobre su entorno (efectos
sociales, económicos, ecológicos, etc.)

Debe también considerar que para poder conocer las propiedades del suelo que sean de
su interés han de realizarse ciertos procedimientos que son tan importantes como la
construcción misma, tales como pueden ser el levantamiento topográfico, los sondeos que
sean necesarios, ya sean preliminares o permanentes, la instalación de laboratorios in situ
para la realización de pruebas a las muestras, etc.
Existen varios tipos de cimentaciones, los cuales dependen entre otras cosas de su forma
de interactuar con el suelo, esto es, la manera en que transmiten al suelo las cargas que
soportan, también dependen de su técnica de construcción y del material con que son
fabricadas así como del material, mano de obra y equipo que se requiere para
construirlas, que puede ser sencillo en algunos casos o muy especializado en otros, lo
que se refleja directamente en la dificultad para llevarlas a cabo y en su costo.

También puede influir la situación económica del lugar de construcción o bien podría
darse el caso extremo de que la obra sea tan compleja y el terreno tan malo para
construirla que sea necesario desarrollar un tipo de cimentación muy especial.

¿Por qué son importantes las cimentaciones?


Es evidente que para que una estructura ofrezca una seguridad y comportamiento
razonable ha de contar con una cimentación adecuada. Aunque la cimentación es algo
que no llama la atención y pasa inadvertida por los usuarios de la estructura, la
organización de sus elementos básicos y el estudio de cada una de sus partes suele a
veces exigir del ingeniero o proyectista la mayor destreza y el mejor criterio del que
normalmente necesita para redactar el proyecto. La construcción de una cimentación es,
a veces, el trabajo más difícil de todos los que se presentan al realizar una obra.

La responsabilidad del buen funcionamiento de una cimentación recae sobre el que la


estudia y proyecta. El constructor podrá tener problemas para realizar lo que figura en los
planos y especificaciones pero no es responsable del mal criterio que se haya seguido
para concebir y diseñar el proyecto. También los que proyectan la estructura y deben
tomar las decisiones vitales han de enfrentase a problemas complejos.

La naturaleza ha dispuesto los materiales en el sitio en que se encuentran en una forma


caprichosa, y es difícil averiguar cuál será el comportamiento de estos materiales cuando
sean sometidos a la acción de las cargas; las aguas pueden arrastrar el terreno o inundar
la estructura, las masas de hielo o los vendavales pueden ejercer presiones de magnitud
desconocida; las heladas pueden dar origen a levantamientos y hundimientos. Igualmente
la intervención de la mano del hombre puede agravar las dificultades y así es posible
topar con una barcaza hundida o con un montón de escombros enterrados bajo el fango o
la arena, con una vieja alcantarilla que atraviesa el lugar de ubicación bajo la superficie
del terreno, o bien encontrarse con que una parte del terreno está formado por materiales
de relleno dudoso, tales como antiguos lechos de ramajes o de materiales flexibles.
También puede añadirse que a menudo parece como si los que van a ser propietarios
estuvieran resueltos a construir estructuras demás importancia en los sitios más
inoportunos y además con una sume de dinero excesivamente escasa.

¿Ha de acobardarse el ingeniero frente a estas dificultades? ¿Debe retirarse a casa y


esperar a que aquellas desaparezcan? Lo que tiene que hacer es obtener toda la
información posible acerca de los problemas con que se enfrenta, determinar lo
procedimientos que puede seguir, estudiar distintas variantes que puede utilizar para
soportar la estructura, prever la influencia probable de estas variantes, estimar su costo
aproximado, decidir sobre la viabilidad relativa de la construcción, aconsejar sobre lo que
él considera como mejor y, finalmente, explicar a sus clientes la naturaleza de los
problemas y las razones de sus recomendaciones.
Así pues, las decisiones importantes deben estar fundamentadas en el buen criterio y
sentido del ingeniero.
Tipos de cimentación y descripciones
Tipos de Cimientos:

 Cimientos superficiales
 Cimiento ciclópeo
 Cimientos de concreto armado
 Cimentaciones corridas
 Cimentación por zapatas
 Cimentación flotante
 Cimentaciones profundas
 Cimentación por pilotes

Cimientos superficiales: los cimientos superficiales son aquellos que descansan en las
capas superficiales del suelo y que son capaces de soportar la carga que recibe de la
construcción por medio de la ampliación de base. La piedra es el material más empleado
en la construcción de cimentación superficial, siempre y cuando ésta sea resistente,
maciza y sin poros. Sin embargo, el concreto armado es un extraordinario material de
construcción y siempre resulta más recomendable.

Cimiento ciclópeo: en terrenos cohesivos donde la zanja pueda hacerse con parámetros
verticales y sin desprendimientos de tierra, el cimiento de concreto ciclópeo es sencillo y
económico.
Cimientos de concreto armado: los cimientos de concreto armado se utilizan en todos
los terrenos, pese a que el concreto es un material pesado, presenta la ventaja de que en
su cálculo se obtienen, proporcionalmente, secciones relativamente pequeñas si se las
compara con las obtenidas en los cimientos de piedra.

Cimentaciones corridas: es un tipo de cimiento de hormigón o de hormigón armado que


se desarrolla linealmente a una profundidad y con una anchura que depende del tipo de
suelo. Se utiliza para transmitir adecuadamente cargas proporcionadas por estructuras de
muros portantes. También se usa para cimentar muros de cerca, muros de contención por
gravedad, para cerramientos de elevado peso, etc. Las cimentaciones corridas no son
recomendables cuando el suelo es muy blando.

Cimentación por zapatas: las zapatas pueden ser de hormigón en masa o armado, con
planta cuadrada o rectangular, así como cimentación de soportes verticales
pertenecientes a estructuras de edificación, sobre suelos homogéneos de estratigrafía
sensiblemente horizontal.

Las zapatas aisladas para la cimentación serán de hormigón armado para firmes
superficiales o en masa para firmes algo más profundos, salvo las situadas en linderos y
medianeras. La profundidad del plano de apoyo o elección del firme, se fijará en función
de las determinaciones del informe geotécnico, teniendo en cuenta que el terreno que
queda por debajo de la cimentación no quede alterado. Previamente para saber qué tipo
de cimentación vamos a utilizar tenemos que conocer el tipo de terreno según el informe
geotécnico.
Tipos de zapatas:

 Zapatas aisladas
 Zapata aislada cuadrada
 Zapata aislada rectangular
 Zapata aislada descentradas
 Zapatas corridas

Cimentación flotante: cuando la capacidad portante del suelo es muy pequeña y el peso
del edificio importante, puede suceder que el solar del que disponemos no tenga
superficie como para albergar una losa que distribuya la carga; en tal caso es posible
construir un cimiento que flote sobre el suelo.

Cimentaciones profundas: las cimentaciones profundas se encargan de transmitir las


cargas que reciben de una construcción a mantos resistentes más profundos. Son
profundas aquellas que transmiten la carga al suelo por presión bajo su base, pero
pueden contar, además, con rozamiento en el fuste; las clasificamos en:

 Cilindros
 Cajones
Cimentación por pilotes:
Un pilote es un soporte, normalmente de hormigón armado, de una gran longitud en
relación a su sección transversal, que puede hincarse o construirse “in situ” en una
cavidad abierta en el terreno. Los pilotes son columnas esbeltas con capacidad para
soportar y transmitir cargas a estratos más resistentes o de roca, o por rozamiento en el
fuste. Por lo general, su diámetro o lado no es mayor de 60 cm. Forma un sistema
constructivo de cimentación profunda al que denominaremos cimentación por pilotaje. Los
pilotes son necesarios cuando la capa superficial o suelo portante no es capaz de resistir
el peso del edificio o bien cuando ésta se encuentra a gran profundidad; también cuando
el terreno está lleno de agua y ello dificulta los trabajos de excavación. Con la
construcción de pilotes se evitan edificaciones costosas y volúmenes grandes
de cimentación.

Proceso constructivo de un pilote:


El proceso de construcción de pilotes comienza:
 Con el replanteo de la ubicación de cada uno de los pilotes tomando en cuenta la
ubicación con respecto a eje de referencia y estructurales.
 Luego de saber la ubicación se procede con un trabajo simultáneo que es el
armado del acero de los pilotes y la excavación o perforación.

Excavación o perforación.
Eje de referencia.

Armado del acero de los pilotes.

 Se introduce el pilote armado para empezar con el proceso de vaciado del mismo.

Colocación del pilote armado


 Antes de que el pre-mezclado llegue al sitio debe estar el acero colocado y los
embudos para el vaciado.

Embudo listo para el vaciado.

 Pilote terminado
EXCAVACIÓN
Es la extracción de tierras al exterior, puede ser por medios manuales, usando pico y
palas, o en forma mecánica con excavadoras; siendo el objetivo alcanzar el fondo de
cimentación de la edificación, es decir las cimentaciones.
Este proceso, generará que al Extraer la tierra que se encuentra en el interior en forma
natural (Volumen Natural), se suelte al salir al exterior, debido al Esponjamiento,
resultando con un metrado mayor final (Volumen Suelto).
La suma de los tiempos empleados en cada una de estas operaciones por separado
determina el tiempo del ciclo.
CICLO DE TRABAJO
CALZADURAS
Son las obras de Cimentación de concreto ciclópeo, que deben efectuarse debajo de otra
existente (casa vecina), a fin de poder reforzarla, evitando que se asiente.

PROCESO CONSTRUCTIVO DE CALZADURAS:


 Se deberán excavar piques de ancho de 1.0 m máximo y con 2.0 m de
profundidad.
 Los piques se excavarán alternadamente de manera que entre pique y pique en
trabajo quedaran como mínimo, dos piques sin excavar de distanciamiento.
 La calzadura obedecerá a los mismos principios del colocado de ladrillos,
quedando por lo tanto las juntas verticales siempre interrumpidas, o sea la mitad
del ancho de los piques de la calzadura superior.
MURO ANCLADO
 Son muros de concreto armado, al cual se le coloca un anclaje, capaz de resistir
las tensiones cuando se producen los desplazamientos interiores.
 Los anclajes son elementos metálicos estructurales, instalados en el suelo
inalterado o en la roca, que permiten transmitir esfuerzos desde la superficie hasta
la zona interior del mismo.

PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO DE UNA ZAPATA:


TRAZO Y EXCAVACIÓN
- Se realiza el trazo de la zapata en el terreno.
- Una vez hecho el trazo de la zapata se procede a excavar hasta llegar a la
profundidad especificada
- Se procederá a compactar con una compactadora de motor excéntrico para que
vibre y comprima.
COLOCACIÓN DEL SOLADO
Se procede a colar una plantilla de concreto con una resistencia a la compresión de f ’c =
100 Kg. /cm2 y un espesor de 5 cm.

COLOCACIÓN ACERO INFERIOR


Se procede a colocar el acero inferior de la zapata utilizando varilla de marcas
reconocidas que nos garanticen una resistencia de f y = 4200 Kg. /cm2

La varilla deberá de tener un doblez en los extremos para garantizar la adherencia y el


anclaje.
COLOCACIÓN ACERO VERTICAL DEL DADO DE LA COLUMNA
Se arma el acero del dado de la columna con sus respectivos estribos

COLOCACIÓN ACERO VERTICAL DE LA COLUMNA


Se armara la columna, si la columna es de concreto se construirá con su altura final más
el anclaje de apoyo en el acero inferior de la zapata.