You are on page 1of 22

UNIDAD 1

TODO SOBRE LA LIBERACIÓN

¿Liberación o Exorcismo? ¿Es lo mismo decir estoy practicando una


liberación, que decir estoy exorcizando? ¡Por supuesto que no!

Liberación:

 Es el acto de expulsar de los aires y de los cuerpos humanos y de


animales, demonios y espíritus inmundos por el poder del nombre
de nuestro gran Señor Jesucristo (Mr. 16:17 y Efe 5:11)

Exorcismo:

 Es el acto de expulsar y más que todo de reprimir a los demonios


y espíritus inmundos por la acción de conjuros mágicos, potajes y
fetiches (Hech. 19:13)

A. ¿QUE FUE LO QUE JESUS ORDENO A LA IGLESIA?

1. Ir a predicar el evangelio a toda criatura con señales en el


Nombre de Jesucristo: Mr. 16:15-18
2. El Señor dio autoridad a los discípulos sobre las enfermedades y
sobre los demonios: Luc. 9:1
3. A los setenta también les dio autoridad sobre los demonios: Luc.
10:17
4. Después de la ascensión del Señor, los apóstoles ejercieron su
autoridad que se les había dado contra los demonios: Hch 5:12-
16
5. Nosotros en la actualidad también tenemos las mismas
responsabilidades de ministrar y por supuesto la misma
autoridad y poder: Hch 1:8

B. QUE DEMANDA EL SEÑOR PARA DARNOS EL PODER Y LA


AUTORIDAD

1. Tener a Cristo en el corazón.


2. Vivir una vida de santidad.
3. Pedir el discernimiento.
4. Vivir la Palabra.
5. Tener fe en la Palabra.

C. QUE ARMAS NOS PROVEE DIOS PARA LA BATALLA

1. La Palabra de Dios: 1 Pedro 2:2 ; He 4:12 Stg 1:22-25 Mt 8:16


2. La alabanza: Sal 32:7 1 Sam 16:14-23
3. La Oración: Mt 21:22 Stg 5:15-16
4. El ayuno: Mar. 9:29
5. La armadura de Dios: Efe. 6:10-18

D. CONTRA QUIEN DEBEMOS PELEAR

 Recordemos que nuestra lucha no es contra carne y sangre (2 Co


10:3-6), por lo tanto nuestro enemigo es un ser espiritual y su
nombre es Satanás, y los demonios sus aliados.

 Debemos de conocer a nuestro enemigo: cómo actúa y de qué


manera podemos derrotarlo.

 Muchos aseguran que no existe el Diablo y los demonios, pero


son tan reales como el sol y el agua:

Veamos que dice la Biblia al respecto:

Mar. 5:7-13 “Jesús pregunto ¿cómo te llamas? y respondió


diciendo: legión me llamo porque somos muchos…”

Mar. 7:25-30 “Una mujer cuya hija tenía un espíritu inmundo le


pidió a Jesús que sacara ese demonio a su hija y Jesús le dijo que
si tenía fe, mas ella creyó…”

Hechos 10:38 “Como Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder
a Jesús de Nazaret, y como este anduvo haciendo bienes y
sanando a todos los oprimidos por el Diablo…”

Hechos 5:16 “Y aun de las ciudades vecinas muchos venían a


Jerusalén, trayendo enfermos y atormentados de espíritus y
todos eran sanados”

Algunos textos más relacionados:


Lev 17:7, Salmo 106:37, Mt 8:16, Lc 4:33 y 41, Stg 2:19, Ap 9:20, Lc
9:42, 1 Tim 4:1

E. LOS DEMONIOS COMO SERES.

1. Son poderosos.
2. Son inteligentes.
3. Son sin amor.
4. Están dispuestos a destruir.
5. Son capaces de tomar control de todo.

 No hay que subestimar el poder y la capacidad y aun el actuar


contra ellos, tratar de saber qué tipo de demonio es, recordemos
que ellos apuntan siempre a matar, robar y destruir (Juan 8:44 y
10:10).

 Jesús vino a deshacer las obras del Diablo (1 Juan 3:8).

 Satanás es un fino imitador, lo hace copiando los dones del


Espíritu Santo y se viste como ángel de luz (2 Co 11:14).

 Los demonios no son todos iguales, hay jerarquías dentro de ellos,


lo cual sabemos (Efe. 6:12) Observando el texto de Mar. 9:29,
podemos ver que no todos son fáciles de salir.

 O sea que hay demonios que se pueden reprender con la


Autoridad del nombre de Jesús y nada más.

 Pero otros son de más jerarquía como el mencionado en ese texto,


que para su salida debe ser acompañados de ayuno y oración.

 Otros espíritus inmundos salen sin que la persona poseída este


presente, sino simplemente con echarlo fuera en oración por el
nombre de Jesús. Un ejemplo es el caso de la hija de la Sirofenicia
(Mar. 7:25-30).

F. DONDE HACE SU MORADA EL DEMONIO DENTRO DEL HUMANO

Los demonios y espíritus inmundos atacan los tres niveles del


conocimiento humano:
1. EL CONSCIENTE:

 Donde se encuentran los actos voluntarios del hombre, ahí los


demonios atacan hablando audiblemente y controlando la mente
de los individuos, pero el poseído esta consiente de lo que hace.

Ejemplos: Los suicidios, violaciones y ciertos asesinatos,


envidias, codicias y soberbia (rebelión), la brujería y adivinación

2. EL SUBCONSCIENTE:

Aquí se encuentran los actos involuntarios y voluntarios del


hombre:

A. INVOLUNTARIO: Los espíritus inmundos atacan y el individuo no


está consciente de lo que hace, no hay control de la situación.

Ejemplos: mientras se duerme y se tienen sueños sucios,


catalepsias, pérdida de memoria, depresión, falta de interés.

Es un estado de la mente más profundo que hay y es aquí donde


se guardan los traumas, alegrías, resentimientos, tristezas,
frustraciones, triunfos etc. etc.

B. VOLUNTARIO: Afecta la conciencia y personalidad de los


individuos, de allí sale que muchos andan en cosas como el
homosexualismo, alcoholismo, los celos, los odios, las mentiras
etc.

3. EL INCONSCIENTE:

 Es donde están los actos INVOLUNTARIOS del ser humano, los


demonios atacan a las personas tomando control de su mente y
de su cuerpo, haciéndoles daños físicos, desnudándolos, dando
gritos frenéticos, haciendo uso de fuerza sobrenatural.

 Cuando el ataque del demonio se termina (la manifestación), el


individuo vuelve a la normalidad y no se acuerda de lo que
sucedió.
 En otros casos el demonio se manifiesta con amnesia total
controlando toda su mente y cuerpo, y ellos no reconocen a
nadie y al volverse al extremo violentos se les considera por la
medicina Esquizofrenia, la cual según ellos, la mente no regresa
más (locura total).

 Pero sabemos que son demonios los causantes de estos ataques


y por el nombre de Jesús salen del cuerpo del poseído y al final
del proceso la mente vuelve a su estado normal.

 Siempre en este caso no acordándose de lo sucedido durante el


ataque, pues los demonios usan el inconsciente.

 En todos estos casos las personas pueden andar de lo más


normal y en el momento menos esperado un espíritu inmundo
puede provocar un ataque de estos En algunos casos el ataque
se vuelve crónico: Mar. 5; Mat. 4:24; Mat. 9:32.

 También los espíritus inmundos y demonios hacen sus moradas


en ciertas partes del cuerpo humano provocando ciertas
enfermedades; pues no todas las enfermedades son provocadas
por demonios.

 Podemos mencionar algunas enfermedades que son provocadas


por demonios o pudieran serlo:

El asma, la epilepsia, el alcoholismo, los nervios, la locura,


insomnio, cierta clase de tumores, ciertos ataques y ciertas
clases de parálisis, la depresión, la confusión.

 La Biblia nos da luz en ciertos casos: Jesús dice que un espíritu


inmundo encorvaba a una mujer y lo hizo por espacio de 18
años: Luc. 13:10-16

Puede revisar también Hech. 10:38, Luc. 6:18-19 Luc. 7:21

G. ¿COMO PUEDEN LOS DEMONIOS APODERARSE DE LAS PERSONAS?

A través de:

1. Cierto programas de televisión


2. Ciertas películas de cine
3. Lectura de libros espiritistas
4. Lectura de revistas pornográficas
5. Practica de artes marciales
6. Lecturas de terror y miedo
7. Uso de Ouija
8. El XBOX y todos los juegos de video
9. Visitación a centros espiritistas
10. Uso de juegos de azar
11. Lectura de la mano
12. Lectura de cartas, tarot y el café
13. Música Heavy metal o Reggaetón no cristiana (Por los
mensajes subliminales que contienen)
14. Creer en supersticiones. (Mencione algunas que conozca)
15. Uso de fetiches y amuletos (La cruz para muchos es un
amuleto)
16. Practicando magia o conjuros
17. La amistad con ciertas personas que practican ese tipo de
cosas.
18. Muñequitos, adornos y cosas con figuras demoníacas
19. Posters y cuadros sub-realistas o de ultratumba
20. Práctica de meditación trascendental, o profunda.
21. Practicar el Yoga, dado que te lleva a la meditación profunda y
pertenece a las religiones milenarias chinas.

Puedes no estar de acuerdo con lo antes mencionado, pero no se trata


de opiniones, las opiniones personales deben estar de acuerdo con la
realidad… Y sobre todo con la Biblia.

H. ¿COMO PODEMOS DETECTAR SI UNA PERSONA ESTA POSEIDA?

1. Si hay comportamiento agresivo frecuente.


2. Si hay comportamiento compulsivo e hiperactivo.
3. Si hay cambios repentinos de conducta.
4. Hombre que se cree mujer, Mujer que se cree hombre
(Confusión sexual)
5. Uso de drogas.
6. Uso de alcohol.
7. Comer desenfrenadamente.
8. Malgasto excesivo de dinero.
9. Fobias y temores.
10. Si ha cambiado su habitual manera de vestirse.
11. Si hay Dolores, fiebres, malestares constantes, sin una causa
aparente y sin enfermedad a la vista.
12. Deseo de suicidio.
13. Mentes perdidas.
14. Incapacidad de poder dormir (insomnios)
15. Dotes súper o paranormales.
16. Desanimo por todo.

 Muchos cristianos son influenciados por espíritus de opresión, los


reconocemos porque no quieren: orar, ayunar, leer su Biblia,
congregarse, se incomodan al escuchar la predicación, se salen
de los servicios, sobre todo al orar, todo lo que escuchan les
incomoda, etc. etc.

I. ¿CUALES SON LOS SINTOMAS DE UNA POSESIÓN DEMONIACA?

1. Espumarajos verdes o blanquecinos.


2. Vómitos y eructos.
3. Voz extraña.
4. Fuerza sobrenatural.
5. Pérdida de conocimiento.
6. Actos sobrenaturales.
7. Ojos perdidos, sin luz, sin reflejos, grisáceos o blancos.
8. Se remueven como víboras.
9. Se tiran al suelo y hacen movimientos bruscos.
10. Traban las manos y los pies.
11. Se vuelven rígidos.
12. Tienen miradas de odio.
13. Crujen los dientes.
14. Dan gritos, tienen tos, desmayos.
15. Se intentan suicidar.
16. Se sienten ahogar.
17. Se auto-golpean.
18. Pueden hablar lenguas y hasta adivinar pensamientos y cosas.

J. ¿COMO PODEMOS REPRENDER A LOS DEMONIOS?

La palabra de Dios es bien clara y explícita y debemos reprender a los


demonios en el nombre de Jesús (Mar. 16:17).
K. QUE NO SE DEBE HACER AL REPRENDER DEMONIOS

1. Reprenderlos con conjuros.


2. Usar agua bendita.
3. Usar aceite de unción.
4. Usar una cruz.
5. Usar una imagen de Cristo, un santo o una virgen.
6. Usar ungüentos y ramas.
7. Frotar las manos, pies y pecho.
8. Darle de beber agua.
9. Pegarle con la Biblia.
10. Agarrarlo entre varios y amordazarlo.
11. Cerrar los ojos cuando se ora por el endemoniado.
12. Imponerle las manos.
13. Luchar físicamente con ellos.
14. Reprenderlos si no hay santidad o hay incredulidad.
15. Reprendiéndolo por la sangre de Cristo.
16. Tenerles compasión (a los demonios).
17. Invocar o invitar al demonio a que se manifieste.

L. LO QUE SE DEBE HACER:

1. Mirarlo a los ojos (si es posible)


2. Reprenderlo en el nombre de Jesús.
3. Hacer que confiese el nombre del demonio y echarle fuera.
4. Ordenarle al demonio que no maltrate físicamente al humano
donde se ha posesionado.
5. Imponer manos si el Espíritu Santo lo indica.
6. Ungirlo con aceite si el Espíritu Santo lo indica.
7. Es de recordar que hay espíritus inmundos que no es
necesario que el posesionado este presente; sino con solo
orar y expulsándolos en el nombre de Jesús Mar. 7:24-30

8. IMPORTANTISIMA: Uno del grupo que está ejerciendo liberación


es el que debe tomar la autoridad y si se cansa, otro debe
ejercer autoridad. No todos van a estar reprendiendo a la vez,
sino uno será y los otros pueden estar leyendo la Biblia en voz
alta, orando y alabando al Señor.

9. Si más de uno está tomando autoridad Satanás no se sujetara


a nadie porque no hay autoridad.
10. El espíritu inmundo se reirá de todos y no obedecerá a nada y
si una sola persona toma la autoridad le ordenara al espíritu
inmundo que en el nombre de Jesús salga sin ejercer ningún
tipo de violencia.

11. Al ministrar la liberación, se debe ordenar al demonio salir


fuera del cuerpo, pero también hay que ordenarle que se vaya
de donde ha provenido.

12. Hay que ser explicito pues no se vayan a meter a nuestro


hogar, o al cuerpo de otra persona que esté cerca.

13. Es mejor que las personas que no se sienten bien con el Señor
Jesús se aleje de allí, porque es muy peligroso.

M. ¿LOS DEMONIOS NOS OBEDECERAN INMEDIATAMENTE?

 NO, porque hay diferentes géneros de demonios, como ya


explicamos y unos se sujetan con simplemente reprenderlos en
el nombre de Jesús, pero otros hay que hacer ayuno y oración
para que salgan

 Otros será necesario que esté presente la persona para que el


demonio salga mientras se ora con fe en el nombre de Jesús.
(Marcos 7:24-30)

N. ¿COMO SE DETECTA SI HA HABIDO LIBERACION?

1. Hay un relajamiento total.


2. Hubo expulsión de flema y espuma.
3. Hay lágrimas de gozo
4. Gritos prolongados y profundos.
5. Mirada de compasión, amor y alegría.
6. Suspiros profundos.
7. No hay rechazo al nombre de Jesús.
8. Hay gozo, paz y alegría en su rostro
9. No habrá más violencia.

CONCLUSIÓN:
Luego de administrada la liberación, el grupo de hermanos debe de
dar gracias a Dios. Dándole a Jesús toda la Gloria y honra porque es
EL quien libera, se debe presentar el plan de salvación.

Hacerle ver a la persona que la sangre de Cristo tiene poder para


perdonar todos sus pecados y que tiene que creer por fe que
Jesucristo es el Señor y aceptarle como su Salvador personal (Ro 10:8-
11; 1 Co 1:17-18; 1 Juan 1:7; Efe 2:8-9).

Jesús vino a deshacer las obras del Diablo (1 Juan 3:8) Nosotros
solamente somos instrumentos en sus manos.

Al terminar la liberación hacer una oración para que el Señor


fortalezca el corazón de la nueva alma e inculcarle que se aparte del
pecado, brujería, drogas, etc. y que ore al Señor, lea su Biblia (si no
tiene se le obsequia alguna) y se le invita a congregarse en la iglesia
cristiana más cercana.

Si le es posible adoctrinarle y discipularle en la doctrina cristiana, si no


se hace así, los demonios volverán (Mt 12:43-45).

Continúa…
UNIDAD 2

LAS CLÁUSULAS DE LA GUERRA ESPIRITUAL

VERSÍCULO CLAVE “Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder
a Jesús de Nazaret, y cómo este anduvo haciendo bienes y sanando a
todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él” (Hechos
10:38).

INTRODUCCIÓN
Por demasiado tiempo el obrar de los demonios ha sido dejado de
lado por muchos como una práctica curiosa de las culturas paganas.
No ha sido considerado como un problema que invade vidas, hogares,
iglesias, y naciones.

Como aprendimos previamente, los demonios son una fuerza


organizada de poderes con la cual los creyentes batallan (Efesios
6:12).
Los demonios son los agentes a través de los cuales Satanás opera
para lograr sus propósitos en el mundo.

El siguiente cuadro resume lo que hemos aprendido acerca de los


demonios y campo de acción.

 Espíritus Seductores. Afectan el espíritu

 Espíritus Inmundos. Afectan el alma

 Espíritus De Enfermedad. Afectan el cuerpo del hombre

ESTOS ESPÍRITUS PUEDEN:

 Oprimir
 Poseer
 Obsesionar

Si has de librar guerra espiritual efectiva, debes aprender cómo tratar


con poderes demoníacos que obsesionan, oprimen o poseen el
cuerpo, el alma y el espíritu.
Existen personas alrededor de ti que están atormentadas, en
problemas, e incluso poseídas por los poderes de la oscuridad
conocidos como demonios. ¿Cómo les vas a ayudar?

I. JESÚS Y LOS DEMONIOS.

1) La enseñanza y el ministerio de Jesús demostraron que los poderes


demoníacos son una fuerza real del mal.

2) Lo que Jesús enseñó en relación con los demonios y cómo Él trató


con ellos arroja información valiosa sobre las estrategias de
Satanás.

3) Jesús aceptó el hecho que Satanás es el gobernante de las huestes


demoniacas. Él enseñó de la realidad y poder de los demonios.

4) Dijo que el expulsar poderes demoníacos era uno de los signos que
el Reino de Dios había llegado. Mateo 12:22-30, Marcos 3:22-27, y
Lucas 11:14-23

5) Una gran porción del ministerio de Jesús tenía relación con el tratar
con los demonios. Es el ejemplo de Jesús y la autoridad de SU
nombre lo que provee la base bíblica para tratar con los poderes
demoníacos.

6) Jesús ministró a todos los que venían con problemas demoníacos.


Pedro dijo de Jesús: “Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con
poder a Jesús de Nazaret, y cómo este anduvo haciendo bienes y
sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba
con él” (Hechos 10:38).

UNA TAREA:

Como trabajo de complementación de esta lección busca más textos


sobre casos específicos registrados en la Biblia en los cuales Jesús
trató con poderes demoníacos.

II. CÓMO OPERAN LOS DEMONIOS.

1) Como hemos aprendido, los demonios son usados por Satanás para
oponerse a Dios, Su plan, Sus propósitos, y Su pueblo.
2) También luchan en contra de los no creyentes para mantenerlos
lejos de la verdad del Evangelio.

3) Los demonios controlan territorios específicos (principados) tales


como el príncipe de Persia mencionado en el libro de Daniel 10:12-
13.

4) Los demonios también operan a través de personalidades, a través


de hombres y mujeres, para alcanzar objetivos satánicos en el
mundo.

5) La oposición a la voluntad de Dios es el principal objetivo de


Satanás. La palabra “Satanás” significa “adversario”. Satanás es el
principal enemigo de Dios (Job 1:6; Mateo 13:39). Él es
secundariamente, el adversario del hombre (Zacarías 3:1; 1 Pedro
5:8).

6) Como aprendimos, los demonios tienen diferentes naturalezas.


Recuerda que un demonio se identificó a sí mismo en 1 Reyes
22:23 como un “espíritu de mentira”.

7) Un espíritu “sordo y mudo” es identificado en Marcos 9:25.

8) Demonios de varias naturalezas operan como espíritus de


enfermedad, espíritus seductores, y espíritus inmundos. Satanás los
usa para guerrear contra el hombre en cuerpo, alma y espíritu.

III. ESPÍRITUS DE ENFERMEDAD.

1) Estos son espíritus que pueden afectar los cuerpos de los creyentes
como también a los no creyentes.

2) Lee Lucas 13:10-17. Esta mujer era afectada por un espíritu de


enfermedad. Ella estaba presente en el servicio de shabat (sábado)
y Jesús la llamó “una hija de Abraham”.

3) Ambos hechos indican que ella probablemente era una creyente en


Dios, aunque su cuerpo había sido afectado por Satanás durante 18
años.
4) Para otros ejemplos de poderes demoníacos que afligen el cuerpo
ver Mateo 12:22; 17:15-18; Hechos 10:38; 2 Corintios 12:7.

IV. ESPÍRITUS SEDUCTORES.

1) Estos espíritus afligen el espíritu del hombre, seduciéndolo para


creer mentiras doctrinales y ser condenados al castigo eterno.

2) Son espíritus de falsas doctrinas, cultos, falsos cristos, y falsos


maestros: “Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos
tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus
engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1).

3) Son espíritus de demonios, “que hacen señales y van a los reyes de


la tierra en todo el mundo para reunirlos para la batalla de aquel
gran día del Dios Todopoderoso” (Ap. 16:14).

“El advenimiento de este impío, que es obra de Satanás, irá


acompañado de hechos poderosos, señales y falsos milagros, 10 y
con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto
no recibieron el amor de la verdad para ser salvos” (2
Tesalonicenses 2:9-10).

4) Los espíritus seductores incluyen “el espíritu de adivinación”


mencionado en Hechos: “Aconteció que mientras íbamos a la
oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de
adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando”
(Hechos 16:16).

5) Tales espíritus de adivinación o “espíritus familiares” operan en los


que dicen la fortuna, brujas, los que leen la palma, la bola de
cristal, y las hojas y tazas de té.

6) Mediante métodos no bíblicos los espíritus de adivinación predicen


el futuro o revelan conocimiento que no está naturalmente al
alcance.

7) Advertencias en contra de los espíritus familiares se dan en Levítico


19:31; 20:6; Deuteronomio 5:9; 18:10; Levítico 20:27; y 1 Samuel
28:3.
8) Los espíritus seductores cauterizan la conciencia, seducen, tientan,
fascinan, interesan, excitan, atraen y engañan.

9) Los espíritus seductores son activos en provocar “las huestes


espirituales de maldad en las regiones celestes”. Están presentes y
hacen operativos en cualquier culto y dondequiera que el error
doctrinal exista.

10) Recuerda que Satanás anhela adoración y que la tomará de


cualquier manera que pueda. Los espíritus seductores llevan a los
hombres y mujeres a adorar ídolos e incluso a Satanás en persona.

V. ESPÍRITUS INMUNDOS.

1) Los poderes demoníacos afectan la naturaleza almática del


hombre. Son responsables por actos inmorales, pensamientos
impuros, tentaciones y otras estrategias de Satanás usadas para
atar a los hombres y mujeres.

2) Cuando Satanás controla a individuos con espíritus inmundos, él


también puede operar en hogares, iglesias, y naciones enteras en la
medida que estos grupos están compuestos de individuos.

3) Esta es la manera en la que Satanás opera en varios niveles de la


estructura de la sociedad. Para ejemplos de espíritus inmundos ver
Mateo 10:1; 12:43; y Marcos 1:23-26.

VI. ESPIRITUS DE OPRESIÓN, OBSESIÓN, Y POSESIÓN

1) Los espíritus malignos pueden OPRIMIR a las personas.

 OPRIMIR significa venir en contra, o atar desde el exterior. Esta


opresión es llevada a cabo por los espíritus malignos en varias
maneras.

 Ellos causan depresión, crean circunstancias negativas, e insertan


malos pensamientos dentro de la mente, tales como pensamientos
de suicidio, inmoralidad, incredulidad, temor, etc.

 Los demonios crean circunstancias satánicas y situaciones que


tientan a los hombres al pecado: “Cómo Dios ungió con el Espíritu
Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo este anduvo
haciendo bienes y sanando a todos los OPRIMIDOS por el diablo,
porque Dios estaba con él” (Hechos 10:38).

2) Los demonios también pueden POSEER seres humanos.

 La posesión demoníaca es una condición en la cual uno o más


espíritus (demonios) habitan el cuerpo de un ser humano y toman
completo control de su víctima a voluntad.

 Algunas personas prefieren usar la palabra “demonizado” en lugar


de posesión, pero más allá del término, la persona poseída es
huésped de los demonios residentes.

 POSESIÓN no significa que una persona no es responsable por su


propio pecado. Su responsabilidad consiste en los factores que
guiaron a su condición.

 La posesión puede suceder voluntariamente. Una persona puede


desear ser controlada por poderes demoníacos para pronunciar
maldiciones, convertirse en bruja, o asegurar otro poder
sobrenatural.

 La posesión también puede ocurrir involuntariamente. Un individuo


no pide ser poseído, pero mediante pensamientos pecaminosos,
acciones, o contacto con lo oculto resulta la posesión.

 Poderes demoníacos que operan en los padres y los pecados de


los padres pueden afectar a la siguiente generación. (Ver Éxodo
20:5; 34:7; y Deuteronomio 5:9).

 Esto nos aclara sobre el tema de posesión demoníaca u opresión


DE NIÑOS tal como está registrado en Marcos 7:24-30 y 9:17-21.

3) Existe también la OBSESIÓN demoníaca.

 Esta es una condición en la cual uno se vuelve obsesionado por un


interés en o una preocupación por los demonios.

 Es un interés inusual en lo oculto, los demonios, y Satanás que


controla los intereses y metas en una manera dictatorial.
 Tal obsesión con demonios puede llevar a la posesión por parte de
ellos.

VII. ¿PUEDEN LOS DEMONIOS AFECTAR A LOS CREYENTES?

1. Un verdadero creyente no puede ser poseído por un demonio


puesto que el Espíritu Santo no puede habitar el mismo templo con
un espíritu inmundo:

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el


cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios, y que no sois
vuestros?, pues habéis sido comprados por precio; glorificad, pues,
a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de
Dios” (1 Cor. 6:19-20).

2. Cuando perteneces a Dios y has sido lleno del Espíritu Santo, no


puedes y ser llenado por Satanás y sus espíritus al mismo tiempo.

3. El Espíritu Santo no habita en el mismo “templo” con Satanás. Pero


esto no significa que los creyentes no pueden ser afectados por los
poderes demoníacos.

4. Son estos poderes contra los cuales batallamos. Satanás usa los
poderes demoníacos para atacar a los creyentes desde el exterior
mediante la opresión, que previamente discutimos. Pero él no
puede poseer al verdadero creyente.

“Poseer” significa ocupación interior. “Oprimir” o atar indica control


desde el exterior.

5. Las actividades de los creyentes pueden ser satánicamente


dirigidas si ellos permiten a los poderes demoníacos que los
opriman. Tal opresión o atadura por los poderes demoníacos
permite a Satanás usarlos para propósitos malignos.

6. Esto es lo que sucedió cuando Pedro, un discípulo de Jesús, fue


usado por Satanás para tratar de apartar a Jesús de sufrir por los
pecados de la humanidad.
7. Cuando Jesús describió el sufrimiento por el cual iba a pasar, Pedro
dijo: “…Señor, ten compasión de ti mismo. ¡En ninguna manera
esto te acontezca!” (Mateo 16:22).

8. Jesús le dijo a Pedro: “… ¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me


eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en
las de los hombres” (Mateo 16:23).

9. Jesús no quiso decir que Pedro era Satanás. Él reconoció que en ese
momento Pedro había permitido a Satanás operar a través de él.

10. Él no estaba poseído por el demonio, pero estaba permitiendo a


espíritus satánicos influenciarlo:
11. “Ni deis lugar al diablo” (Efesios 4:27).

12. Cuando una persona es nacida de nuevo, su nombre es escrito


en el libro de la vida. Sólo aquellos cuyos nombres están en este
libro serán residentes del Cielo por la eternidad: “El que no se halló
inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago de fuego” (Apoc.
20:15).

13. Es posible que tengas tu nombre escrito en el libro de la vida,


pero que después seas borrado a causa de volverte a la vida
pecaminosa:

14. “El vencedor será vestido de vestiduras blancas, y no borraré su


nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi
Padre y delante de sus ángeles” (Apoc. 3:5).

15. Si un creyente continúa en pecado conocido e inconfesado, hay


un punto en el cual él puede cesar de ser un cristiano. El Apóstol
Pablo expresó su propia preocupación de que él no sea “reprobado”
después de predicar a otros:

16. “Sino que golpeo mi cuerpo y lo pongo en servidumbre, no sea


que, habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser
eliminado” (1 Corintios 9:27).

17. Pablo se daba cuenta que el pecado, especialmente pecado de la


carne sin confesar y de manera continuada, podría resultar en la
pérdida de su propia alma aunque hubiera predicado a otros.
18. Al continuar viviendo en pecado, eventualmente puedes terminar
en una condición de tropiezo. Estos significa que no serás más un
verdadero seguidor de Jesucristo.

19. Si continúas en pecado conocido y sin confesar, nadie puede


decirte en qué punto dejas de ser un seguidor de Jesús y de nuevo
vuelves a ser parte del Reino de Satanás.

20. Es Dios el que determina el punto. Pero cuando ocurre, te abres


a ti mismo a mayores ataques del enemigo, incluso a la posibilidad
de la posesión demoníaca.

21. Esta es la razón por la cual es importante que cuando pecas


inmediatamente confieses tu pecado y te vuelvas del mal:

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar


nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no
hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en
nosotros” (1 Juan 1:9-10).

22. Jesús es llamado la Palabra de Dios en muchos lugares en la


Escritura. Si la Palabra de Dios no habita en ti, entonces Jesús no
habita en ti.

VIII. CÓMO LOS DEMONIOS GANAN CONTROL

Los demonios ganan control de muchas maneras:

1. Mediante las generaciones: los demonios pueden oprimir o poseer


una persona debido a posesión previa u opresión de los padres.
Referencias de la influencia sobre niños: Éxodo 20:5; 34:7; Deut.
5:9.

2. Mediante la mente: la mente es uno de los mayores campos de


batalla de Satanás. Si Satanás puede controlar tus pensamientos,
eventualmente controlará tus acciones.

3. Falta de control mental eventualmente resulta en falta de uso de la


voluntad. Esto lleva a acciones pecaminosas.
4. Continuar en pensamientos pecaminosos pueden llevar desde la
opresión a la posesión y finalmente a una mente reprobada como
es descrita en Romanos 1.
5. Hablamos de una mente totalmente controlada por malos
pensamientos.

6. Los demonios también pueden ganar acceso mediante drogas


alteradoras de la mente que reducen la habilidad para resistir a los
demonios y garantizan un acceso mayor.

7. Enseñanzas de “Lavado de cerebro” o “control mental” también


proveen un punto de entrada. Pensamientos pecaminosos son
pronto seguidos de acciones pecaminosas.

8. Por ejemplo, el pensamiento de adulterio es completado en el acto


de adulterio. El pecado es rebelión, y pensamientos y acciones
rebeldes proveen un punto de entrada para la actividad demoníaca.

9. Cuando un creyente continúa en pensamientos pecaminosos o


acciones ellas “dan lugar al Diablo (Efesios 4:27). Mayor espacio
espiritual se da para la operación del enemigo.

10. Pecados de relación con lo oculto, incluyendo objetos, literatura,


etc., son acciones que son especialmente peligrosas y atraen a los
poderes demoníacos.

11. Un creyente que vive en pecado no está solamente abierto a la


opresión de los poderes demoníacos, sino también a la posesión.
Como has aprendido, no existe campo neutral en la guerra
espiritual.

12. O estás en el lado del bien o en el del mal. Perteneces a Dios o a


Satanás. Si perteneces a Satanás y no has experimentado en nuevo
nacimiento en Jesucristo, entonces eres suyo para ser usado,
oprimido, o poseído como le plazca.

13. Mediante el deseo: Algunas personas desean y solicitan de


Satanás el estar bajo el control de los poderes demoníacos. Ellos
hacen esto con propósitos de poder sobrenatural o el de realizar
actos sobrenaturales.
14. Mediante una “casa vacía”: los demonios consideran el cuerpo de
la persona que habitan como su casa (Mateo 12:44).

Cuando una persona que ha sido liberada de poderes demoníacos


no llena la casa espiritual con la experiencia del nuevo nacimiento y
la llenura del Espíritu Santo, el reingreso puede suceder.

15. Mediante el permiso: algunas veces Dios permite la actividad de


poderes demoníacos para alcanzar propósitos específicos. Esto
puede ser permitido como una prueba del creyente como en el caso
de Job.

16. También puede ser un juicio por el pecado como en el caso del
rey Saúl.

IX. ¿QUIÉN HA DE TRATAR CON LOS PODERES DEMONÍACOS?

1. El tratar con los poderes demoníacos no es algo para ser dejado a


los ministros profesionales. Jesús dijo que todos los creyentes tienen
la habilidad para derrotar a los poderes demoníacos:

“Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán


fuera demonios...” (Marcos 16:17).

2. Jesús les ha dado a Sus seguidores la habilidad para lidiar con los
poderes demoníacos. Primero delegó tal poder a sus discípulos:
“Entonces, llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre
los espíritus impuros, para que los echaran fuera y para sanar toda
enfermedad y toda dolencia” (Mateo 10:1).

“Después llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, y


les dio autoridad sobre los espíritus impuros” (Marcos 6:7).

3. Él delegó este poder a todos los creyentes: “Estas señales seguirán


a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios...” (Marcos
16:17).
“Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera
demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mateo 10:8).
4. No existe base bíblica para creer que Dios pretendió que este
importante ministerio estuviera restringido a un particular grupo de
personas.

5. Un laico llamado Felipe fue usado por Dios para echar fuera
demonios en Samaria (Hechos 8).

Pero esto no significa que los creyentes deban apresurarse a los


encuentros con los poderes demoníacos sin la preparación apropiada,
como los hijos de Esceva descubrieron (Hechos 19).

Es también importante que los creyentes no se vuelvan en


sobremanera conscientes de los demonios. No estamos llamados a un
master en demonios. No existe un don espiritual de “expulsar
demonios”.

Pero tampoco has de tener temor de los poderes demoníacos. Cuando


te enfrentes a aquellos afectados por demonios, habrás de tener el
poder para traer liberación de parte de Dios.