You are on page 1of 6

EL PRAGMATISMO Y EL EXISTENCIALISMO

Pragmatismo y Progresismo: Raíces Ideológicas:


El fundador del pragmatismo es el filósofo norteamericano William James, del cual
procede el mismo nombre "Pragmatismo". La frecuentación de los medios académicos
alemanes, el estudio de los sistemas de Kant, de Fichte y de Hegel constituyen datos
puramente objetivos en la formación de James. Otro precursor del pragmatismo fue
Federico Nietzsche, quien dice: "la verdad no es un valor teórico, sino también una
expresión para designar la utilidad." Y según él, sirve para designar el poderío.
La raíz de la palabra, Pragmatismo, viene del griego y significa “trabajo”. El
pragmatismo se remonta a tradiciones antiguas de la filosofía griega y luego inglesa,
pero se le considera primordialmente como una filosofía del siglo XX, desarrollada
mayormente por los norteamericanos.
Bacon: Él insistía en que el método inductivo ayudaba a las personas ser más
experimentales en su enfoque del mundo. Enfatizaba en la experiencia humana. Esto
sirve de base al método científico que ha sido de importancia fundamental para el
pragmatismo. Los pragmáticos sostienen que al aplicar el método científico a los
problemas de la humanidad puede ayudar a lograr una vida mejor.

Locke: Al investigar la forma en la que los hombres logran conocer las cosas,
concluyó que la mente es una “tábula rasa” al nacer y que las ideas vienen por
experiencias sensoriales. Para el pragmatismo, la experiencia humana es el elemento
central en el proceso cognoscitivo.
Rousseau: Creía que el individuo es bueno por naturaleza; es la civilización
(sociedad) quien lo corrompe. Enfatizaba que la naturaleza y la experiencia están
estrechamente vinculadas. Su énfasis en el naturalismo en educación influyó en la
manera cómo los educadores pragmáticos veían al niño. Decía que los niños no eran
adultos en miniatura, sino organismos que pasan a través de varias etapas de
desarrollo. Sus teorías de aprendizaje influyeron a muchos educadores, tales como
María Montessori; educación centrada en el niño, educación guiada por los intereses
del niño.

Darwin: Postulaba que la naturaleza opera por medio de un proceso de evolución.


Que la realidad está en constante proceso de desarrollo; que es dinámica. Esto
influyó grandemente en el Pragmatismo que ve la educación como un proceso
estrechamente relacionado con el desarrollo biológico y social (Ozmon, 1990, pp. 125-
126).

Clasificación que distingue tres tendencias:


a) Tendencia amplia: es una clasificación excesiva y confusa que pretende incluir
como existencialistas a Sócrates, Pascal, Nietzsche y Sartre, entre muchos otros. En
realidad, considera e. a todos aquellos en los que predomina la antropología sobre
otras posibles “partes” del quehacer filosófico (Mounier).
b) Tendencia intelectual: otro francés (Jacques Maritain), un neotomista, mantiene que
ser existencialista es simplemente afirmar la existencia como un acto vivido y ejercido;
y, por otro lado, un planteamiento académico que permite desarrollar ideas y teorías.
c) Tendencia religiosa: algunos clasifican los e. según su dimensión religiosa. La
respuesta del ateísmo existencial ante la despersonalización (Sartre y Heidegger) y el
existencialismo cristiano ante el mismo problema (Jaspers y Kierkegaard).
Otros autores han distinguido otros tres tipos de e., fijándose en que el e. no consiste
en ser, sino en la relación con el ser:
d) E. negativo, es decir, pesimista porque entiende al hombre dirigido hacia la nada, a
la angustia y a la muerte (Sartre).
e) E. teológico, es decir, optimista por el convencimiento en la existencia de una
realidad absoluta que garantiza las posibilidades de realización del hombre
(personalismo cristiano).
f) E. positivo. ni pesimista ni optimista; las posibilidades de realización del hombre son
reales, no estando condenados a un fracaso irremediable pero tampoco la realización
es infalible (Merleau-Ponty).
Todas estas clasificaciones sólo se entienden si distinguimos entre actitud existencial y
pensamiento existencialista. Así llamamos existencialistas a los filósofos que mediante
el método fenomenológico (Husserl) pretenden un análisis sistemático de la existencia;
y filósofos de la existencia a los pensadores que adoptan la actitud que hemos descrito
antes, según las tendencias.
El Existencialismo:
El existencialismo es una filosofía contemporánea que es producto de las filosofías
tradicionales, pero al mismo tiempo un rechazo de ellas. Sus orígenes se remontan a
la obra del filósofo danés Soren Kierkegaard (1813 1855), a quién se le considera el
“padre de la filosofía de la existencia”.
Esta postura filosófica es me
nos sistematizada que las anteriores debido a varias razones:
- Resiste todo intento de sistematización
- Rechaza estructuras rígidas e inflexibles
- Rechaza sistemas filosóficos, políticos y sociales que consideran al hombre
como un objeto y destruyen su individualidad.
Antes la crítica que se les hacía sobre su falta de sistematización, existencialistas
como Jasper y Marcel, decían que “el existencialismo no es un sistema filosófico, sino
más bien un acto de filosofar”. (Kneller, 1958, p. 8)
Muchos filósofos existencialistas eran grandes literarios, novelistas, dramaturgos,
ensayistas. Esto puede ser la razón que ellos utilizaron un vocabulario propio para
expresar sus ideas, crearon términos para explicar sus conceptos de la realidad, del
hombre y de su problemática, todo esto lo hace una filosofía donde la sistematización
no existe al nivel de los demás.
Orígenes y Trasfondos Históricos:
Voluntarismo.
Plantea que lo que prima es la voluntad por encima de todo, es decir, lo que
caracteriza la acción humana a diferencia de un acontecimiento cualquiera, es
que la acción humana es voluntaria, el hombre actúa con plena voluntad.
REPRESENTANTE:
Sören Aabye Kierkegaard. (1813-1855), veía la realidad “no como un proceso
racional único y continuo, sino como un complejo de posibilidades”. Para él la
vida humana se caracteriza por estados de incertidumbre e inestabilidades, y
toda condición humana se caracteriza por la angustia. Que el hombre se
encuentra en una situación en la que su “yo” quería ser él mismo y al mismo
tiempo se niega a sí mismo y esto la causa desesperación.
Heidegger (1889) máximo exponente de la filosofía existencialista.

Ortega y Gasset (1883) pensador moderno que la influencia existen existencialista lo


convirtió en un pensador que reaccionaba contra todo sistema. Pensaba que el
hombre se hace a sí mismo mediante sus decisiones y acciones y que el hombre
estaba unido a sus circunstancias, “Yo soy yo y mis circunstancias”. (Riestra, pp. 235 –
236).

Vitalismo:
Concibe la vida como desarrollo de la conciencia y libertad mediante múltiples
procesos vitales que permiten la realización del ser humano en su concreta
realidad para conocerla por la experiencia adquirida y que se realiza en sus
vivencias.
REPRESENTANTE:
Federico Nietzsche (1844). Más influido en el existencialismo moderno.
Representa al grupo ateo del existencialismo. Declaró que Dios ha muerto. La
grandeza del hombre, según él, está en querer nada diferente de lo que es.
Hablaba del superhombre, que es la encarnación de la voluntad de poder
(Albagnano, 609). De los mencionados, Kierkegaard y Nietzsche, son las
fuentes que nutren los filósofos modernos.