You are on page 1of 3

El juego, más allá del principio del placer,

la pulsión de muerte y el espacio psicoanalítico


Claudia Schutt
Fanny Elman Schutt

Resumen
freudiana se interesó sobre todo por el placer que
Partiendo del giro freudiano de los años 20, se obtenía el niño repitiendo lo que representaba la
relaciona el juego del fort-da con la partida. Esto le condujo a considerar cómo la
conceptualización a nivel teórico de la pulsión de pasividad del vivenciar se transformaba en una
muerte y a nivel práctico con el pensamiento y el actividad lúdica y a través de la misma lograba
espacio psicoanalíticos, entrelazados con la simbolizar algo que, aunque en sí mismo era
capacidad de simbolización que refleja el juego más displacentero, en virtud del juego se convertía en
allá del principio del placer. placentero.
Paraules clau: juego del fort-da, simbolización, El juego implicaba unos movimientos
principio del placer, pulsión de muerte. acompañados de fonemas verbales que le otorgaban
su sentido.
Abstract A partir de esta observación y de otras sobre los
Starting from the Freudian term of the 1920s, the sueños traumáticos y la transferencia, se
article relates the game of the fort-da with the replantearía el imperio del principio del placer que
conceptualization of the death drive in a theoretical junto con el principio de realidad dominaban hasta
level and the psychoanalytical thought and space in ese momento su concepción del funcionamiento
a practical level, intertwined with the ability of psíquico. Nace así un más allá del principio del
symbolization that reflects the game beyond the placer representado por la compulsión de repetición
pleasure principle. arraigada en la pulsión de muerte.
Freud pasa pues de lo reconocido más inmediato
Keywords: game of the fort-da, symbolization, poco a poco a su mayor abstracción.
pleasure principle, death drive. Algunos psicoanalistas posteriores no han
asumido dicha abstracción mientras las grandes
corrientes psicoanalíticas que han seguido la línea
En su obra Más allá del principio del placer de pensamiento freudiano la fueron aceptando con
(1920), S. Freud introdujo la nueva dualidad diferentes matices. Entre estos últimos, André
pulsional Eros-Tánatos y con ella el concepto más Green ha propuesto redefinirla como pulsión de
controvertido en su teoría: la pulsión de muerte. agresión-destrucción (2002 y 2007), vinculándola
Se inicia así su famoso giro de los años 20, estrechamente con la función de desobjetalización
basándose en la compulsión a la repetición y (2001) y con el trabajo de lo negativo (1995). Hay
utilizando en principio tres ejemplos, uno de los quien, como la psicoanalista francesa Nathalie
cuales sería el juego de un bebé de 18 meses, juego Zalsman, se permitió rebautizarla como pulsión
que entraría a formar parte de la historia del anarquista, al destacarla como garantía de la
psicoanálisis. diversidad y con ella de las opciones individuales
El niño en cuestión era uno de sus nietos y el contrarias a la masificación.
juego que su abuelo observaría muy atentamente, En el fondo, las diferencias entre unos y otros
recibiría el nombre del juego del carrete o del fort- residen para unos en la simplificación maniquea de
da. ¿En qué consistía? Simplemente, el niño concebir a Eros y Tánatos como fuerzas antagónicas
arrojaba el carrete con gran destreza desde su cuna, y extremas, mientras siguiendo la concepción
pronunciando su significativo fort (se fue) y luego freudiana, otros las consideran pulsiones que se
lo atraía hacia sí, saludando su aparición con un intrincan y desintrincan en un juego permanente
jubiloso da (aquí está). entre ellas, indispensable para la vida en general y la
El niño simbolizaba de este modo la partida de vida psíquica en particular.
su madre y luego su reaparición. Pero la reflexión Resumiendo mucho, se puede decir que Eros

C. S CHUTT Y F. ELMAN S CHUTT 59


introduce las turbulencias de la vida tendiendo a posible que bastante, aunque existía sin duda una
mantener los lazos objetales y Tánatos preside las continuidad con sus escritos técnicos, previos a la
desligazones pero introduciendo las variaciones y guerra y en los cuales había señalado el fenómeno
diferenciaciones en la vida psíquica y con ello la de la repetición en la transferencia y la importancia
diversidad. del trabajo de elaboración para superarla (Freud,
Impacta el hecho de que una obra freudiana que 1911 y 1914).
va a marcar un hito en su desarrollo teórico se apoye Volviendo al juego del fort-da, este siempre se
al comienzo en una observación tan directa y ha enfocado en el niño, sin tener en cuenta la
cotidiana como era el juego de su pequeño nieto. En importancia de la presencia del abuelo en la escena.
esto se mantiene fiel a una orientación predominante ¿Cuánto puede haber influido esa presencia
en todos sus escritos y además coherente con la demarcando un espacio en el cual ese observador
metodología psicoanalítica de ir de lo manifiesto a comprometido mantenía una actitud que no era la
lo latente, de lo más consciente a lo inconsciente. convencional?
En su texto El poeta y los sueños diurnos No intentó consolar al niño ni se abalanzó sobre
(Freud, 1907) ya había otorgado valor al juego en él tratando de evitar su angustia y su descarga
los siguientes términos: «Todo niño que juega se evacuativa en forma de llanto, sino que permaneció
conduce como un poeta, creando su mundo propio o atento observando y escuchando, abierto a
más bien situando los objetos del mundo en un reflexionar sobre lo que estaba aconteciendo. Como
orden grato para él», agregando que el poeta juega un psicoanalista.
con las palabras y a través de ellas con sus fantasías Para que el juego del fort-da ingresara en su
y sueños diurnos. obra y con ello en la historia del psicoanálisis, era
Eugene Mahón en The many meanings of play indispensable esa actitud receptiva, de ese abuelo
(1933) imaginó una narración dramatizada del juego creador en el momento de cuestionar sus ideas y de
del carrete, atribuyendo a su protagonista, el producir en ellas relevantes modificaciones.
pequeño Ernest Halberstadt el siguiente En la etapa posfreudiana, un psicoanalista
pensamiento mientras se desarrollaba el citado inglés, Donald Winnicott, se destacó en 1971
juego: introduciendo lo que él denominó fenómenos
transicionales para designar zonas intermedias entre
Estoy solo, Mamá me ha dejado. Me siento abando-
el niño y la realidad exterior, en los cuales se
nado, pero apelaré a mis recursos. ¿Qué pasa si arrojo desarrolla una ilusión, raíz de la creatividad,
esto y lo atraigo hacia mí de vuelta? desplegada en el juego (Winnicott,1971).
Cuando lo arrojo siento alivio de mi malestar y mi Más cerca de la actualidad, la revista francesa de
angustia desaparece a medida que controlo ese objeto psicoanálisis (Revue française de psychanalyse,
más pequeño que yo. 2004) dedicó un número íntegramente a la temática
Puedo imaginar el objeto arrojado pero que recuperaré del juego desde la perspectiva psicoanalítica. En él
como un héroe que controla la situación. Christian Godbrut, psicoanalista canadiense
También puedo imaginar que estoy arrojando a mi escribió: «El juego es pensamiento y el pensamiento
madre y que puedo recuperarla cuando quiera. es juego, ambos simbolizan vivencias». Y agrega
Es un juego maravilloso... que el pensamiento juego es un pensamiento móvil,
flexible, modificable, capaz de percibir una
Esta puesta en palabras puede homologarse a novedad, una influencia externa, y dejarse atravesar
una interpretación del juego, revelador de la gran por una emoción. ¿No es esto mismo lo que
riqueza de funciones psíquicas afectivas y creativas pretendemos alcanzar a través del trabajo
que moviliza aún en sus modalidades más psicoanalítico?
elementales. Cabe preguntarse qué supone pensar para un
Podríamos decir que anteriormente al desarrollo analista y su analizado. Luego de plantearse este
por parte de Melanie Klein de la técnica del interrogante A. Green (2001) responde: «En primer
psicoanálisis de niños, el punto de partida podría lugar escuchar y comprender, condición básica para
situarse en aquel día de 1919 en el cual Freud todo lo que sigue después, incluyendo la dimensión
presenció el juego de su nieto. Lo hizo conjugando imaginaria para poder ir construyendo lo implícito
su condición de abuelo con la de creador del de ese discurso».
psicoanálisis en pleno proceso de dar un giro en sus ¿Qué es lo que se construye entre ambos?
concepciones teóricas. ¿En cuánto influyó en las Dentro de lo posible la realidad psíquica del
mismas la guerra que acababa de finalizar? Es paciente.

60 INTERCANVIS 28 · JUNY 2012


Hablamos de analista y analizado, pero también
de un terapeuta y de un paciente. El psicoanalista
está implicado en la tarea de estimular la compleja
deriva desde lo pulsional hacia lo verbal, en íntima Bibliografia
conexión con lo intelectual y lo afectivo emocional,
FREUD, S. (1907). El poeta y los sueños diurnos. Obras
siendo su meta la cura.
Completas (Oc). Buenos Aires: Amorrortu Editores.
Esta relación de lo pulsional con la realidad
— (1911) Los dos principios del suceder psíquico. OC.
psíquica se expresa en niños a nivel lúdico o verbal — (1914). Recuerdo, repetición y elaboración. OC.
y cuando esto no es posible se producirán otras — (1920). Más allá del principio del placer. OC.
opciones pertenecientes al campo de la — (1937). Construcciones en el análisis. OC.
psicopatología. En este caso abarcando todo el GODBRUT, C. (2004). Rev ue française de psy chanaly se. Vol.
espectro de lo sintomático, de lo psicosomático o a 68 nº1.
través de descargas en actos compulsivos o de GREEN, A. (1995). El trabajo de lo negativ o. Buenos Aires:
trastornos psíquicos más graves. Los llamados casos Amorrotu Editores.
límites manifiestan en grado mayor esa dificultad — (2001). El tiempo fragmentado. Buenos Aires: Amorrotu
para pensar y llevar al terreno verbal sus emociones Editores.
y sentimientos, lo cual supone enormes obstáculos — (2002). Ideas directrices para un psicoanálisis
contemporáneo. Buenos Aires: Amorrotu Editores.
en los tratamientos, exigiendo una mayor
— (2007). Jugar con Winnicott. Buenos Aires: Amorrotu
flexibilidad en los encuadres.
Editores.
En definitiva, Freud nos ha ido conduciendo a lo MAHÓN, E. (1993). The many meanings of play . New Haven
largo de toda su obra, poco a poco, hasta el And London: Yale University Press.
reconocimiento de la dualidad pulsional como SCHUTT, B. (1998). Simbolización y juego. Presentado en la
matriz de la vida psíquica. Por otra parte, en la Asociación Psicoanalítica de Madrid.
práctica consideramos que se puede establecer una WINNICOTT, D. (1971). Realidad y juego. Buenos Aires:
cierta continuidad a nivel temporoespacial entre Gedisa Editora.
aquel ejemplo entrañable del juego del fort-da y lo
más específico y singular del espacio psicoanalítico.
O tal vez, de todo espacio psicoterapéutico, que Notas
dentro de los límites predeterminados de un
1. Además de los textos citados en la bibliografía, tuvimos
encuadre, se estimule la verbalización asociativa
en cuenta la línea de investigación de los trabajos
con la mayor libertad.
presentados por el psicoanalista Dr. Bernardo A. Schutt.
Un dato curioso, para terminar, digno de Estos giran en torno a la temática de la relación entre las
mencionar es el hecho de que aquel niño del carrete diversas facetas del juego, la simbolización y la realidad
sería el único descendiente (a excepción de Anna psíquica. Entre ellos destacamos una ponencia leída en el 37º
Freud) que se convertiría en psicoanalista, Congreso Internacional de la IPA en el año 1991 y otro en el
adoptando en su profesión el apellido materno y 10º Simposium de la Asociación Psiconalítica de Madrid
siendo conocido como Ernest Freud. celebrado en el año 2001.

Fanny Elman Schutt


Paseo de la Bonanova 56
08017 Barcelona
93 212 64 83
fanyelman@gmail.com

Claudia Schutt
c/ Costa Rica nº 1
28016 Madrid
91 359 03 36
666 30 51 05
claudiaschutt@gmail.com

C. S CHUTT Y F. ELMAN S CHUTT 61