You are on page 1of 4

ACTIVIDADES Y CONTENIDOS CONCEPTUALES: MORALES Y ÉTICAS

SOCIALES
La moralidad en la sociedad

La moral tiene una cualidad social, ya que esta solo se da en la sociedad, la cual responde
a las necesidades de ésta y cumple una determinada función en ella.

La moral como forma de comportamiento humano, tiene carácter social ya que es propio
de un ser, y aunque este se comporte como un ser individual, lo hace como un ser social.

Tres aspectos fundamentales de la cualidad social de la moral:

a) Un individuo al comportarse moralmente, está sujeto a determinados principios,


valores o normas morales determinados en una comunidad humana; donde se
admite y se tiene por valido determinados principios, normas o valores que valen
de acuerdo con el tipo de relación social dominante. El individuo no puede
inventar los principios o normas ni modificarlos de acuerdo con una exigencia
personal.
b) El comportamiento moral es un comportamiento individual y como de grupos
sociales, cuyas acciones tienen carácter colectivo, pero concertado, libre y
consciente. Se trata de una conducta que tiene consecuencias en un sentido u otro
para los demás, y que, por esta razón, es objeto de aprobación o reprobación. La
moral tiene un carácter social en cuanto que regula la conducta individual cuyos
resultados y consecuencias afectan a otros.
c) Las ideas, normas y relaciones morales surgen y se desarrollan respondiendo a
una necesidad social. La función social de la moral se basa en regular las
relaciones entre los hombres para contribuir así a mantener y asegurar
determinado orden social.

La moral cumple una función social muy precisa: contribuir a que los actos de los
individuos, o de un grupo social, se desarrollen en forma favorable para toda la
sociedad o para un sector de ella.
La ética en la sociedad
El ser humano es incapaz de vivir aislado. Para satisfacer sus necesidades, necesita
establecer vínculos con otros hombres, y de esta manera se van creando sociedades cada
vez más complejas.

Kant (1724-1804), define al hombre es por su insociable sociabilidad: “Su inclinación a


formar sociedad que amenaza perpetuamente con disolverla.”

Esta naturaleza ambivalente se refleja en los abundantes conflictos cotidianos que existen
en las sociedades: guerras, desigualdades sociales, racismo, exclusión, entre otros. El ser
humano se enfrenta, así, a problemáticas sociales que de alguna u otra manera debe
intentar resolver.

Pero no solo existen conflictos de tipo social; también nos encontramos con ellos en el
nivel individual: pleitos, asesinatos, humillaciones, etc. Cada ser humano posee un
carácter y una personalidad únicos e irrepetibles y a eso deben los frecuentes desacuerdos
y pugnas ya sea individuales o sociales.

De este modo la ética adquiere relevancia. El ser humano necesita reflexionar sobre
aquello que le ha correspondido vivir, sobre los conflictos que enfrenta y la mejor forma
de solucionarlos.

La ética es parte importante y fundamental en el desempeño de cada uno de los seres


humanos en su determinada comunidad, pero a su vez es algo propio e íntimo de cada
persona, la cual en su libertad humana escoge que reglas morales, jurídicas, sociales y
religiosas desea adoptar y cuáles no, independientemente del castigo o consecuencia que
esto le pueda generar, ya que no actúa en función de los castigos o sanciones sino de lo
que considera que es correcto o no.

Finalmente podríamos decir que el ser humano es ético cuando actúa en función de lo que
profunda y sinceramente considera que es lo mejor, adoptando los valores y principios
que desee, pero sobre todo siendo consciente de que sus acciones tienen consecuencias
sociales, judiciales, morales y religiosas, por lo cual debe estar dispuesto a afrontar dichas
consecuencias en relación con la manera que decida vivir.
LA IMPORTANCIA DE LA MORAL Y LA ÉTICA PARA EL HOMBRE Y LA
SOCIEDAD

 La moral se refiere a la conducta humana; es una forma específica de la conciencia


social que deriva de principios, normas y criterios valorativos que regulan la conducta
del individuo como integrante de una sociedad. Toda persona asume determinados
criterios morales que adquiere, mediante el aprendizaje, a lo largo de su vida y que le
indican "lo que es debido", lo que es bueno o malo. Los sistemas de valoración moral
tienen relación con las exigencias sociales de cada etapa histórica. El sentido social
de los conceptos morales puede variar de una época a otra, pero su contenido moral
se conserva aproximadamente igual. Los criterios o principios morales regulan las
interacciones diarias, pueden ser coincidentes entre distintas personas, susceptibles de
ser sustituidos por otros, o también descartados. Tal hecho tiene importancia desde el
punto de vista educativo.

 Tener una buena formación ética hará que se logre ser una mejor persona y ser mejor,
significará que puedan llegar a ser modelo para otras personas. Sí hacemos malas
acciones puede llevar a que las personas que te rodeen hagan malas cosas de manera
que ser éticos no solo te beneficiará a ti sino a lo demás. Otro ejemplo es la juventud
de hoy la cual tiene que preocuparse por recibir una buena formación ya que somos
el futuro y de donde todos nos beneficiaremos o perjudicaremos.

Todos debemos tener un comportamiento correcto en cada momento de la vida ya que


se nos presentan situaciones en las que hay que tomar decisiones analizando lo bueno
y lo malo de ellas, para así no perjudicar a los que nos rodean.
No sólo en situaciones morales sino en todas ya que lo moral va en cada cosa que
hacemos. De aquí sale la importancia de asegurarse que lo que uno haga sea lo
correcto.
BIBLIOGRAFÍA

Ojeda Olalla, M. E., Aeizmendi Mar, P., & Rivero Ojeda, E. (2007). ÉTICA una visión global de la
conducta humana. México: Pearson educación.